El Quinto mundo by Javier Sierra by Javier Sierra - Read Online

About

Summary

Tess Mitchell, una joven estudiante de astrofísica de Arizona, descubre el cadáver de su profesor de Historia del Sistema Solar extrañamente mutilado en su despacho. Le falta el corazón. La policía y el FBI la interrogan pero no encuentran razones para retenerla ni pistas para resolver el caso. Paralelamente, en Madrid, Francisco Ruiz, profesor de la facultad de Ciencias de la Información, es agredido por un desconocido a causa de uno de sus reportajes alarmistas sobre el aumento de la actividad solar y muere cuando le extraen el corazón de cuajo, en un ataque muy parecido al que parece haber tenido lugar en Estados Unidos.

Estos hechos tienen lugar a la vez que diversos observatorios astronómicos detectan un incremento exponencial del número de manchas en la heliosfera y alertan sobre la posibilidad de estar ante los prolegómenos del “Big One”, la gran tormenta que podría dejar sin fluido eléctrico ni comunicaciones a una parte importante del planeta.

Tess, de repente, se da cuenta de que faltan pocas horas para el 21 de diciembre de 2012, el final de la “cuenta larga” del calendario maya y el punto de inflexión del llamado Quinto Mundo. Lo que está a punto de suceder va más allá de lo que ni ella ni nadie ha podido imaginar jamás… y explicará lo sucedido con esas extrañas muertes en puntos tan dispares del globo.

El quinto mundo es una novela corta de Javier Sierra que sólo se publica en formato digital y que fue escrita en 2009 para una antología de relatos de intriga publicada en los Estados Unidos y coordinada por el maestro del género, Clive Cussler.
Published: Atria Books on
ISBN: 9781451699791
List price: $0.99
Availability for El Quinto mundo: Una novela corta digital
With a 30 day free trial you can read online for free
  1. This book can be read on up to 6 mobile devices.

Reviews

Book Preview

El Quinto mundo - Javier Sierra

You've reached the end of this preview. Sign up to read more!
Page 1 of 1

Índice

El quinto mundo

Derechos de Autor Page

—SE HA METIDO usted en un buen lío, señorita.

Los ojos azules de Tess Mitchell relampaguearon cuando el jefe de policía de Tucson entró en la sala de interrogatorios donde la habían confinado. Había visto muchas veces su cara en las noticias de la tele.

—Mi nombre es Lincoln Lewis y soy el responsable de esta comisaría —dijo con rictus germánico y ademanes profesionales—. Sé que ha hablado ya con otros agentes, pero sería de gran ayuda si me despejara un par de puntos de su declaración.

—Claro.

—Por ejemplo, necesito que me cuente qué fue a hacer exactamente al despacho del profesor Jack Bennewitz hoy a las cuatro de la tarde.

—¿Se refiere a la hora en la que descubrí. . . el cadáver?

El policía asintió. Tess tragó saliva:

—A decir verdad, llevábamos un tiempo trabajando juntos en un proyecto relacionado con su especialidad. Yo le hacía el trabajo de campo y esta mañana conseguí algunos datos que creí le interesarían. Datos observacionales. Técnicos.

—Entiendo. ¿Y qué enseñaba el profesor Bennewitz?

—Teoría del Sistema Solar, señor.

—¿Tenía cita con él?

Tess no pudo disimular cierto rubor y bajó la vista a la mesa de madera y acero.

—En realidad, no la necesitaba —dijo—. Tenía su permiso para visitarle cuando lo considerara oportuno, y como sabía que a esa hora siempre estaba en su despacho, ocupado en sus tutorías con alumnos, decidí acercarme. Eso fue todo.

—¿Y qué se encontró al llegar, señorita Mitchell?

—Como le he dicho a sus compañeros, lo primero que me llamó la atención fue el silencio del Módulo B. Jack siempre hablaba a voces; cuando gritaba, y lo hacía con frecuencia, casi se le podía escuchar desde el otro lado del campus. Era un tipo muy vehemente, ¿sabe? Pero, la verdad, también me sorprendió