Vous êtes sur la page 1sur 171

SEP

Sistema Nacional de Educación Superior Tecnológica

Instituto Tecnológico de Tehuacán

Libro:

Mecánica de Suelos II

Rodolfo Crescenciano Medrano Castillo

Reporte final del año sabático Dictamen No. AS-1-152/2007

29/enero/2007 a 28/enero/2008

PRÓLOGO

El presente texto tiene la finalidad de brindar un apoyo a los alumnos que estudian la materia de Mecánica de Suelos II de la carrera de Ingeniería Civil en el Sistema Nacional de Educación Superior Tecnológica, en forma particular a los alumnos del Instituto Tecnológico de Tehuacán.

Este trabajo se encuentra estructurado de acuerdo al programa vigente de la materia de Mecánica de Suelos II, sin embargo no se pretende que sea el libro de texto de la materia, sino un libro que sirva como hilo conductor en el proceso de aprendizaje de la materia y que complementado con la investigación de otras fuentes, contribuya a la formación de nuestros futuros profesionistas.

Expreso un agradecimiento a la Dirección Nacional de Educación Superior Tecnológica y al Instituto Tecnológico de Tehuacán, por el apoyo que me ha brindado para la elaboración de este libro, a través de la autorización de un año sabático.

También deseo expresar mi amplio reconocimiento por su apoyo a la Academia de Ingeniería Civil y al Departamento de Ciencias de la Tierra, y muy especialmente al Ing. Eduardo López Sánchez, docente de esta Institución y reconocido profesionista en la región en el área de la Mecánica de Suelos, quien fue asignado a la revisión de este trabajo.

Por último quiero darle las gracias a toda mi familia que fueron testigos del esfuerzo realizado, que se veía reflejado en las horas que a ellos les quitaba para invertirlas en este trabajo y que sin embargo siempre me apoyaron, con cariño a mi esposa Lulú y a mi pequeña Fátima.

Tehuacán, Puebla a 14 de Enero de 2008

Rodolfo C. Medrano Castillo

CONTENIDO

CAPITULO 1. TEORÍA DE LAS REDES DE FLUJO.

6

1.1. Conceptos fundamentales matemáticos

6

1.2. Solución matemática de Forchheimer y solución gráfica de Casagrande

7

1.3. Trazo de la red de flujo, calculo de gasto, fuerzas de filtración, subpresiones, estabilidad y gradiente crítico

10

CAPITULO 2. DISTRIBUCIÓN DE ESFUERZOS.

24

2.1

Esfuerzos en la masa de suelo

24

2.2.

Ecuaciones de Boussinesq y Steinbrenner

28

2.3

Solución gráfica de Newmark y gráficas de Fadum

32

2.4

Incrementos de esfuerzo vertical bajo diferentes condiciones de carga

36

2.4.1 Carga lineal de longitud infinita

36

2.4.2 Carga de franja de ancho finito (B) y longitud infinita

38

2.5

Otras teorías:

39

2.5.1 Método 2:1

39

2.5.2 Westergaard

40

2.5.3 Burmister

41

2.5.4 Fröhlich

42

CAPITULO 3. ASENTAMIENTOS.

44

3.1 Tipo elástico

44

3.2 Asentamientos por consolidación

46

 

3.2.1 Asentamientos por consolidación primaria

49

3.2.1.1 Determinación de asentamientos

49

3.2.1.2 Porcentaje de asentamiento y tiempo de

55

consolidación

3.2.2 Asentamientos por consolidación secundaria

60

3.3 Expansiones

62

CAPITULO 4. CAPACIDAD DE CARGA.

67

4.1 Introducción

67

4.2 Teorías de capacidad de carga

67

 

4.2.1 Terzaghi

68

4.2.2 Prandtl

75

4.2.3 Hill

75

4.2.4 Skempton

77

4.2.5

Meyerhof

79

4.2.6 Zeevaert

CAPITULO 5. CIMENTACIONES E INTERACCIÓN CON EL SUELO.

5.1 Superficiales

5.1.1 Clasificación

5.1.2 Factores que determinan el tipo de cimentación

5.1.3 Aplicación de las teorías en los diferentes tipos de suelos

5.1.3.1 Forma generalizada de la capacidad de carga última

5.1.3.2 Criterios para la aplicación de la formula de la capacidad de carga última, según el nivel de aguas freáticas

5.1.3.3 Factor de seguridad

5.2 Profundas

5.2.1 Clasificación

5.2.1.1 Según la forma como transmiten las cargas al subsuelo

5.2.1.2 Según su proceso constructivo

5.2.1.2.1 Con desplazamiento

5.2.1.2.2 Con poco desplazamiento

5.2.1.2.3 Sin desplazamiento

5.2.2 Capacidad de carga en los diferentes tipos de cimentaciones profundas

5.2.2.1 Capacidad de carga de un pilote de punta Q p

5.2.2.2 Capacidad de carga de un pilote por la resistencia al esfuerzo cortante (suelo – pilote) de la superficie del fuste Q s

5.2.2.3 Capacidad de carga de una pila perforada

CAPITULO 6. EMPUJE DE TIERRAS.

6.1 Clasificación de los elementos de retención

6.2 Estado de reposo

6.3 Estados plásticos de equilibrio

6.4 Teoría de Rankine

6.4.1 Estado activo

6.4.2 Estado pasivo

6.4.3 Estado activo y pasivo en rellenos de superficie inclinada

6.4.4 Estado activo. Sobrecarga uniformemente distribuida

6.4.5 Estado activo. Profundidad de la zona de tensión y altura crítica, en suelos cohesivos

6.5 Teoría de Coulomb

6.5.1 Método de Culmann

83

85

85

85

87

87

87

89

91

97

97

97

99

99

100

100

100

101

102

106

107

107

108

112

113

113

115

120

121

121

123

123

6.6

Método semi-empírico de Terzaghi

127

6.7 Ademes

6.8 Dimensionamiento de muros

CAPITULO 7. ESTABILIDAD DE TALUDES.

7.1 Tipos y causas de fallas en taludes

7.2 Métodos de análisis

7.2.1 Método sueco – Casagrande

7.2.2 Método de las dovelas – Fellenius

7.2.3 Método del Círculo de fricción

7.2.4 Método Taylor

7.2.5 Fallas por traslación

7.3 Análisis de círculos críticos

7.3.1 Taylor

7.3.1.1 Suelos cohesivos

7.3.1.2 Suelos con cohesión y fricción

7.3.2

7.3.3

Fellenius

Jambu

7.4 Prevención y corrección de fallas en taludes

ANEXO 1. PROPIEDADES FÍSICAS DE LOS SUELOS.

ANEXO 2. CONSOLIDACIÓN UNIDIMENSIONAL (TERZAGHI)

BIBLIOGRAFÍA

132

134

138

138

139

140

142

146

148

149

150

153

153

155

156

159

160

162

167

171

CAPITULO 1

TEORÍA DE LAS REDES DE FLUJO.

1.1. Conceptos fundamentales matemáticos

La presión intersticial o de poro o tensiones neutras o subpresiones, que existe en un suelo, puede corresponder a condiciones hidrostáticas o las creadas por el flujo de agua a través de los vacíos del mismo. En este capitulo analizaremos las condiciones que se establecen producto de la filtración del agua en un suelo dentro de un flujo establecido o también denominado flujo estacionario, que se vuelve independiente del tiempo, tanto el flujo como la presión intersticial dentro de la masa del suelo.

La filtración en el suelo se produce cuando existe una carga hidráulica, como producto de las diferencias de presiones de poro en diferentes puntos del suelo según la trayectoria del agua, estudiado por Henry Darcy (1856) y estableciendo que el gasto de agua que pasa por un suelo es directamente proporcional a la sección transversal A y a la carga hidráulica h, e inversamente proporcional a la longitud del recorrido en el suelo l, expresándose matemáticamente:

h Flujo del Fig. 1.1 Diferencia de carga en piezómetros agua l ∆ h Q
h
Flujo
del
Fig. 1.1 Diferencia de carga en piezómetros
agua
l
∆ h
Q
=
kA
l

(1.1)

En donde k es una constante de proporcionalidad denominada coeficiente de permeabilidad y h/l es la relación de perdida de carga a través del suelo y se le denomina gradiente hidráulico i:

i

=

h

l

(1.2)

Por la ecuación de la continuidad en hidráulica sabemos que:

Q = vA

(1.3)

Igualando las ecuaciones (1.1) y (1.3), podemos escribir la siguiente ecuación que se conoce como la Ley de Darcy:

v = ki

(1.4)

Por lo que podemos decir que la velocidad del flujo es proporcional al gradiente hidráulico. Reynolds observó que esto es una característica del flujo laminar. Por lo que podemos considerar que prácticamente es aplicable al flujo en suelos.

1.2. Solución matemática de Forchheimer y solución gráfica de Casagrande

Para calcular el gasto de filtración de agua a través del suelo es necesario determinar la intensidad y la distribución de las presiones intersticiales, conocidas también como presiones de poro o subpresiones. Estas presiones de poro pueden determinarse construyendo una red de flujo con las líneas de flujo y las líneas equipotenciales, que representan la filtración del agua en un suelo incompresible como lo estableció Forchheimer (1917)

Las líneas de flujo representan los caminos que toman las partículas de agua dentro del flujo establecido.

toman las partículas de agua dentro del flujo establecido. Fig. 1.2 Líneas de flujo Las líneas

Fig. 1.2 Líneas de flujo

Las líneas equipotenciales son líneas en las cuales todos los puntos tienen igual carga hidráulica, o sea que si colocáramos piezómetros sobre alguna de estas líneas, el nivel del agua en todos seria el mismo.

Fig. 1.3 Líneas equipotenciales Las líneas de flujo y las equipotenciales, representan una red de

Fig. 1.3 Líneas equipotenciales

Las líneas de flujo y las equipotenciales, representan una red de flujo dentro de un

suelo.

representan una red de flujo dentro de un suelo. Para analizar Fig. 1.4 Red de flujo

Para

analizar

Fig. 1.4 Red de flujo

matemáticamente

el

flujo

bidimensional

dentro

de

un

suelo,

consideremos un prisma de dimensiones dx, dy y dz

Fig. 1.5 Partícula diferencial de suelo Dentro del cual fluya el agua producto de una

Fig. 1.5 Partícula diferencial de suelo

Dentro del cual fluya el agua producto de una carga hidráulica h, y los gradientes hidráulicos parciales están dados por:

i

i

x

z

=

=

δ

h

x

δ

h

z

El gasto de entrada esta dado por:

q

q

x

z

= k i A

x x

x

= k i A

z z

z

=

k

x

h

x

dydz

=

k

z

h

dxdy

z

El gasto de salida esta dado por:

q

q

x

z

dq

+ =

x

dq

+ =

z

k

x

k

z

(

(

i

x

i

z

+

+

di ) A

x

x

di A

z

)

z

=

=

k

x

k

z

(

h

2

h

+

x

x

2

(

h

2

h

+

z

z

2

 

(1.5)

(1.6)

(1.7)

(1.8)

dx

)

dydz

(1.9)

dz

)

dxdy

(1.10)

Considerando un flujo establecido y la partícula indeformable, el gasto de entrada es igual al de salida:

q

x

+ q = q + dq + q + dq

z

(

x

x

)

(

z

z

)

Substituyendo:

k x

h

h

h

2

h

h

2

h

dydz k

+

dxdy

=

k

(

dx dydz k

)

+

(

x

z

z

x

x

x

2

z

z

z

2

+

+

Reduciendo:

k x

2

h

2

h

+ k

x

2

z

z

2

= 0

 

(1.11)

dz dxdy

)

(1.12)

(1.13)

Siendo el suelo isótropo, la permeabilidad es igual en los sentidos x y z, por lo que

tenemos:

2

h

2

h

+

x

2

z

2

= 0

(1.14)

Esta ecuación diferencial conocida como ecuación de Laplace, describe matemáticamente muchos fenómenos físicos en la práctica, en este caso describe el fenómeno del flujo de agua bidimensional en un suelo isótropo. La solución de esta ecuación está constituida por dos grupos de funciones que geométricamente pueden interpretarse como dos familias de curvas ortogonales entre si.

El dibujo de la red de flujo fue sugerido por primera vez por Forchheimer como ya se comento y desarrollado posteriormente por Arthur Casagrande (1937). Éste método ofrece una visión directa del flujo de agua

Arthur Casagrande aporta las ideas para la construcción grafica de las redes de flujo. El método consiste en definir en cada caso las condiciones de frontera específicas del problema y trazar las dos familias de curvas respetando la ortogonaliadad, con lo cual se obtendrán soluciones aplicables a la práctica de la Ingeniería.

1.3. Trazo de la red de flujo, calculo de gasto, fuerzas de filtración, subpresiones, estabilidad y gradiente crítico

Trazo de la Red de Flujo.

En primer lugar se establece la región de flujo, que es común que se encuentre delimitada por el conocimiento a priori de las fronteras constituidas por dos líneas de flujo

y

dos líneas equipotenciales, como en el caso de tablestacados y presas de mampostería

o

concreto, en los cuales las líneas de corriente en las fronteras están definidas por su

geometría y podemos considerarlas de flujo confinado. Sin embargo en los casos de filtración en presas de tierra o en taludes, la frontera superior de flujo o superficie de agua libre, no está bien definida (flujo inconfinado). Proponiéndose para ello trazos de parábolas que se “ajustan” para que en la entrada se cumpla con la condición de perpendicularidad entre la primera línea equipotencial que corresponde al talud de aguas arriba de la presa y la primera línea de flujo, así como también las diferentes condiciones

de salida que pueden existir según el proyecto, en el cual la línea superior de filtraciones es tangencial al talud de aguas abajo o de acuerdo a las obras de drenaje que se proyecten para hacer “caer” esta línea hacia algún filtro, con lo que se pretenda dar mayor estabilidad a la estructura.

lo que se pretenda dar mayor estabilidad a la estructura. Fig. 1.6 Flujo inconfinado En el

Fig. 1.6 Flujo inconfinado

En el interior de la región, se dibujan las líneas de flujo imaginando el recorrido de la trayectoria de una gota de agua dentro del suelo, procurando que el gasto que pase en el canal de flujo formado entre dos de estas líneas sea el mismo en todos los canales.

Posteriormente se dibujan las líneas equipotenciales procurando que sean

ortogonales (que sus tangentes en ese punto de intersección sean perpendiculares) a las de flujo y la caída de carga hidráulica se mantenga constante. Situación que se cumple cuando el rectángulo curvilíneo que se forma con las líneas de flujo y equipotenciales tiene en promedio las mismas dimensiones, en donde l debe ser aproximadamente igual a

b

mismas dimensiones, en donde l debe ser aproximadamente igual a b Fig. 1.7 Rectángulo curvilíneo de

Fig. 1.7 Rectángulo curvilíneo de redes de flujo

Arthur

Casagrande

proporciona

los

siguientes

consejos

para

experiencia en estos campos a los estudiantes:

ingenieros

sin

1. Usénse todas las oportunidades posibles para estudiar la apariencia de redes de flujo bien hechas, tratando después de repetirlas sin tener a la vista el modelo hasta obtener dibujos satisfactorios.

2. Usualmente es suficiente trazar la red con un número de canales de flujo comprendidos entre cuatro y cinco. El uso de muchos canales dificulta grandemente el trazo y desvía la atención de los aspectos esenciales.

3. Debe siempre observarse la apariencia de la red en conjunto sin tratar de corregir detalles hasta que toda ella está aproximadamente bien trazada-

4. Frecuentemente hay partes de la red en que las líneas de flujo deben ser aproximadamente rectas y paralelas; en este caso los canales son más o menos del mismo ancho y los cuadrados deben resultar muy parecidos. Puede facilitar el trazo de la red el comenzarlo por esa zona.

5. Las redes de flujo en áreas confinadas, limitadas por fronteras paralelas (especialmente la superior y la inferior) son frecuentemente simétricas y las líneas de flujo y las equipotenciales son entonces de forma parecida a la elíptica.

6. Un error común en los principiantes es el dibujar transiciones muy bruscas entre las partes rectas y las curvas de las diferentes líneas. Debe tenerse presente que las transiciones deben ser siempre muy suaves y de forma parabólica o elíptica; el tamaño de los diferentes cuadros debe ir cambiando también gradualmente.

7. En general el primer intento no conduce a una red de cuadrados en toda la extensión de la región de flujo. La caída de potencial entre dos equipotenciales sucesivas correspondiente a un cierto número de canales con el que se intentó la solución, no suele ser una parte entera exacta de la pérdida total de potencial, de manera que al terminar la red suele quedar una última hilera de rectángulos entre dos líneas equiponteciales en la que la caída de carga es una fracción de h que haya prevalecido en el resto de la red. Generalmente esto no es perjudicial y esta última hilera puede tomarse en cuenta para el cálculo de n e , estimando que fracción de caída ha resultado. Si por razones de presentación, se desea que todas las hileras de cuadrados queden con el mismo h, podrá corregirse la red, cambiando el número de canales de flujo, bien sea por interpolación o empezando de nuevo. No debe intentarse convertir la hilera incompleta en una de cuadrados por correcciones locales puramente gráficas, a no ser que el faltante o sobrante de espacio en la hilera incompleta sea muy pequeño.

8. Las condiciones de frontera pueden introducir singularidades en la red.

9. Una superficie de salida en la red, en contacto con aire, si no es horizontal, nunca es ni línea de flujo ni equipotencial, de manera que los cuadrados limitados por esa superficie n pueden ser completos. Sin embargo estas superficies deben cumplir la condición de que se tengan iguales caídas de posición entre los puntos de ellas cortados por las líneas equipotenciales.

Calculo del gasto

El espacio entre dos líneas de flujo es un canal de flujo, procurando que el gasto a través de los canales de flujo sea el mismo y el número de canales de flujo lo determinamos como N f , en el siguiente ejemplo podemos contar cuatro canales de flujo.

Fig. 1.8 Canales de flujo La perdida de carga entre cualquier par de líneas equipotenciales

Fig. 1.8 Canales de flujo

La perdida de carga entre cualquier par de líneas equipotenciales es la una caída de carga o caída equipotencial la que denominaremos N e , en el siguiente ejemplo podemos contar siete líneas equipotenciales y seis caídas de carga

contar siete líneas equipotenciales y seis caídas de carga Fig. 1.9 Caídas de carga De donde

Fig. 1.9 Caídas de carga

De donde se considera que la carga hidráulica que se pierde entre dos líneas equipotenciales y corresponde a una caída de carga, será la diferencia entre el nivel de agua de entrada y de salida, lo que se conoce como carga hidráulica h, dividida entre el numero de caídas de carga.

h

´=

h

(1.15)

 
 

N

e

Es importante mencionar que en algunas redes de flujo, existen casos particulares en que la distancia promedio entre líneas equipotenciales y la distancia promedio entre líneas de flujo, es menor, por lo que en ese caso se debe considerar como una fracción proporcional de una caída de carga.

El gasto para un canal de flujo, por unidad de ancho de estructura (este caso corresponde a un tablestacado), se puede determinar de la siguiente forma:

q

j

= ki A

j

j

(1.16)

Donde k es el coeficiente de permeabilidad y es constante para un suelo isótropo.

El gradiente hidráulico es la pérdida de carga dividida entre la longitud del recorrido del agua entre las dos líneas equipotenciales:

i

j

=

h

N e
N
e

l

(1.17)

El área corresponde a la dimensión b, multiplicada por una unidad de longitud por ser un gasto unitario:

Substituyendo:

q

j

= k

A

j = (

b

)(1) =

b

∆ h

 

N

e

b

k

∆ 

h

l

(

) =

N

e

l

b

 

(1.18)

(1.19)

Como en una red de flujo l debe ser igual a b, entonces el último término se convierte en 1, quedando la formula:

q =

j

h

k

N

e

(1.20)

Considerando que en todos los canales de flujo se filtra la misma cantidad de agua el gasto unitario total, será:

Q

=

N

f

j

=1

q

j

=

k

h

N

e

N

f

(1.21)

Por lo que el gasto por unidad de ancho, lo podemos determinar por la siguiente formula:

Q = kh

N

f

N

e

(1.22)

En donde: k es la permeabilidad del suelo, h es la carga hidráulica determinada por la diferencia del nivel del agua a la entrada y a la salida, y N f /N e se conoce como el factor de forma.

Fuerzas de filtración, subpresiones, estabilidad, gradiente, gradiente crítico.

El flujo de agua a través de un suelo provoca presión en el agua intersticial que produce levantamiento del suelo o las estructuras sobre él, pérdida de resistencia del suelo o falla del mismo.

El esfuerzo del agua en el suelo llamado también esfuerzo neutro, en condiciones de aguas freáticas sin movimiento lo podemos determinar con las leyes de la hidrostática:

µ=γ w z

(1.23)

Pero cuando el agua esta en movimiento la formula anterior no aplica y la presión del agua debe determinarse con la red de flujo. La carga hidráulica h esta dada por la línea equipotencial respectiva descontando la elevación z del punto, de acuerdo al plano de referencia (cota cero). Por lo tanto la presión intersticial o de poro, la determinamos multiplicando el peso específico del agua por su carga hidráulica:

µ=γ w (h - z)

(1.24)

Si se desea determinar la presión de poro en un punto que se encuentre sobre la “n” línea equipotencial.

µ γ

=

w

h

1

n

h   − z

n

e

(1.25)

En donde h 1 es el nivel del agua de entrada.

En este caso aunque la presión es igual en todas direcciones (Ley de Pascal), puede ser distinta en diferentes puntos que tengan la misma altura, por la perdida de carga por el flujo.

Las estructuras que se encuentran en contacto en suelos con un flujo establecido de agua, sufre un empuje producto de las presiones intersticiales que se conoce como subpresiones, debido a que una parte de la estructura está en contacto con partículas de suelo y otra con los vacíos que en este caso están ocupados por el agua.

Para fines prácticos se considera que la fuerza ascendente de supresión U sobre una estructura, es la presión de poro multiplicada por el área de contacto A.

U=µA

(1.26)

Es importante mencionar que el valor de µ varia a lo largo de la base de la estructura. Algunos textos de obras hidráulicas consideran una variación lineal de las presiones de poro, determinando U como la resultante del diagrama de esfuerzos y su punto de aplicación con los criterios de los centros de gravedad.

Si la fuerza de supresión U es igual o mayor que la carga P de la estructura, se crea una zona de inestabilidad, por lo que en estructuras que trabajan por gravedad (peso propio) es importantísimo determinar correctamente la supresión, para aplicarse en los análisis de estabilidad.

Otro problema que se presenta en las obras hidráulicas como son las presas o tablestacados, es el fenómeno de “tubificación” o sifonamiento que se da en la zona de salida del agua próxima a la estructura, debido a si el suelo es arrastrado por el agua en su salida se forma un socavón y aumenta el gradiente hidráulico debido a que se acorta el camino del flujo en esa zona, por lo que se va abriendo conducto en dirección hacia aguas arriba.

Para determinar el gradiente hidráulico en un punto de la red, bastará dividir la caída de carga de las dos líneas equipotenciales entre la longitud del segmento de línea de flujo contenido en el cuadrado de referencia.

En las zonas donde predomina el flujo ascendente, estas fuerzas de filtración disminuyen el esfuerzo efectivo entre las partículas del suelo, con lo que se reduce la resistencia al esfuerzo cortante del mismo, provocando en la superficie que las partículas especialmente de arenas se separen unas de otras y se presenten como una suspensión en el agua intersticial quedando en condiciones de para que se presente el fenómeno de licuación, con lo que el suelo queda inestable; así como también en la superficie el suelo es arrastrado por el flujo del agua provocando el problema de turificación-

Para entender el fenómeno anterior se puede comprender mejor con el siguiente modelo.

Considérese un sistema que mantiene una diferencia de carga hidráulica h, que provoca un flujo ascendente sobre una arena.

carga hidráulica ∆ h , que provoca un flujo ascendente sobre una arena. Fig. 1.10 Efecto

Fig. 1.10 Efecto de fuerzas de filtración

La presión intersticial µ en la base de la arena, la podemos escribir como

µ=γ w (h+l)

(1.27)

El esfuerzo vertical σ v en la base de la arena es

σ v =γ s l

(1.28)

El estado crítico se da cuando la presión intersticial es igual al esfuerzo vertical.

Substituyendo

µ=σ v

γ w (h+l)=γ s l

Realizando operaciones

 

γ w

h+γ w l=γ s l

γ w

h=γ s l-γ w l

Factorizando l

 

γ w

h=(γ s -γ w )l

Donde

l

(

γ γ

s

w

)

=

l

γ

w

(1.29)

(1.30)

(1.31)

(1.32)

(1.33)

(1.34)

Como el gradiente hidráulico es la carga hidráulica entre la longitud de recorrido, podemos considerar como el gradiente hidráulico crítico i c :

i

c

=

(

γ γ

s

w

)

γ

w

(1.35)

El gradiente hidráulico que produce movimiento cerca de la superficie de suelo que no esté impedida de moverse, se llama gradiente crítico i c , dándose este cuando se aproxima a 1, debido a que el peso especifico saturado γ s de arena, es aproximadamente el doble del peso especifico del agua γ w . Cuando la superficie se encuentra inclinada el valor del gradiente crítico es menor, hasta hacerse 0 cuando el la inclinación del terreno es igual al ángulo de fricción interna del suelo.

Ejemplo

Determinar el gasto que se filtra, la presión de poro en los puntos donde las líneas equipotenciales se interceptan con el tablestacado y el gradiente de salida mayor. Se considera un suelo isótropo con una permeabilidad k=5x10 -5 m/s

Las cotas están en metros,

un suelo isótropo con una permeabilidad k =5x10 - 5 m/s Las cotas están en metros,

Se traza la red de flujo.

un suelo isótropo con una permeabilidad k =5x10 - 5 m/s Las cotas están en metros,

Determinación del gasto unitario que fluye debajo del tablestacado

Gasto por metro de ancho de tablestacado:

Donde:

Q = ∆

k h

N

f

L N

e

k=5x10 -5 m/s

h= 8.5-2 =6.5m

N f = 4

N e = 8

Q

L

=

()(

5

10

5

)(

6.5

4

 

 

8

)

En donde el gasto en un metro de ancho de tablestacado

Q

=

16.25

(

10

5

)

3 s
3
s

m

L

Determinación de las presiones de poro, para determinar las presiones de poro, establezcamos una tabla de cálculo.

=    µ γ  h − n ∆ h   −
=
µ γ
 h
n
∆ h   − z 
w
1
n
e

Donde

h=19-12.5=6.5m.

n e =8

h/n e =0.8125

Punto

Número

Altura de agua en el piezómetro

Altura del punto (cota) Z

Carga piezométrica [(h 1 - n ( h/n e ))-z] en

Presión de poro en T/m 2

de

caídas

 

n

(h

1 -n ( h/n e ))

m.

 
 

A 0

 

19.00

10.50

8.50

8.50

 

B 1

 

18.19

8.50

9.69

9.69

 

C 2

 

17.38

7.00

10.38

10.38

 

D 3

 

16.56

5.98

10.58

10.58

 

E 4

 

15.75

5.50

10.25

10.25

 

F 5

 

14.94

5.98

8.96

8.96

 

G 6

 

14.13

7.00

7.13

7.13

 

H 7

 

13.31

8.50

4.81

4.81

 

I 8

 

12.50

10.50

2.00

2.00

Determinación del gradiente hidráulico de salida.

i =

h

N e
N
e

l

2.00 2.00 Determinación del gradiente hidráulico de salida. i = ∆ h N e l ∆

h/n e =0.8125

l=2.06

Ejemplo

i=0.8123/2.06

i=0.39
i=0.39

Determinar el gasto que se filtra, la presión de poro en los puntos A, B, C y el gradiente de salida mayor. Se considera un suelo isótropo con una permeabilidad k=1x10 -6 m/s

Las cotas están en metros,

k =1x10 - 6 m/s Las cotas están en metros, Se traza la red de flujo

Se traza la red de flujo.

m/s Las cotas están en metros, Se traza la red de flujo . Determinación del gasto

Determinación del gasto unitario que fluye debajo del tablestacado

Gasto por metro de ancho de tablestacado:

Donde:

N

Q = k h

L N

f

e

k=1x10 -6 m/s

h= 30-20 =10 m

N f = 5

N e = 12

Q

L

=

()(

1 10

6

)(

10

)

5

12

En donde el gasto en un metro de ancho de tablestacado

Q

=

4.17

(

10

6

)

3 s
3
s

m

L

Determinación de las presiones de poro, para determinar las presiones de poro, establezcamos una tabla de cálculo.

 µ γ =     h − n ∆ h  
µ γ
=
 h
n
∆ h   − z 
w
1
n
 
e

Donde

h=30-20=10m.

n e =12

h/n e =10/12=0.83

Punto

Número

Altura de agua en el piezómetro

Altura del punto (cota) Z

Carga piezométrica [(h 1 - n ( h/n e ))-z] en

Presión de poro (subpresión)

de

caídas

 

n

(h

1 -n ( h/n e ))

m.

en T/m 2

 

A 4

 

26.67

18.00

8.67

8.67

 

B 6

 

25.00

18.00

7.00

7.00

 

C 8

 

23.33

18.00

5.33

5.33

Determinación del gradiente hidráulico de salida.

i =

h

N e
N
e

l

del gradiente hidráulico de salida. i = ∆ h N e l ∆ h / n

h/n e =10/12=0.833

l=2.22

i=0.833/2.22

i=0.375
i=0.375

CAPITULO 2

DISTRIBUCIÓN DE ESFUERZOS.

2.1 Esfuerzos en la masa de suelo

Los esfuerzos dentro de un suelo se producen por el peso propio del mismo o por cargas que se encuentren sobre éste. Con la finalidad de establecer un orden en este capitulo, empezaremos por analizar los esfuerzos verticales que se generan en la masa de suelo por el peso propio de los materiales.

En un suelo seco (sin N. A. F.), el esfuerzo vertical a una profundidad z puede calcularse considerando el peso del suelo que se encuentra encima de la partícula que se esté analizando. Así, considerando un suelo homogéneo con un peso específico γ constante, tendrá un esfuerzo vertical:

σ z =zγ

(2.1)

Si el suelo es estratificado y el peso específico de cada estrato es diferente, los esfuerzos verticales, serán la suma del peso de los diferentes estratos:

Ejemplo

σ

z

=

n

γ

i

=

1

i

z

i

(2.2)

Determinar el esfuerzo vertical en una partícula de suelo ubicada a 8 metros de profundidad en suelos estratificados, los cuales tienen los siguientes pesos específicos y espesores:

Suelo 1

γ 1 =1.6 t/m 3

z 1 =2 m

Suelo 2

γ 2 =1.8 t/m 3

z 2 =3 m

Suelo 3

γ 3 =2.0 t/m 3

z 3 =3 m

Las cotas están en metros.

Las cotas están en metros. ² ² ² Profundidad z γ Esfuerzo vertical Z=2 m (1.6*2.00)=3.20
² ² ²
²
²
²

Profundidad

zγ

Esfuerzo vertical

Z=2 m

(1.6*2.00)=3.20

 

σ z =3.20 t/m 2

Z=5 m

(1.8*3.00)=5.40

 

σ z =8.60 t/m 2

Z=8 m

(2.0*3.00)=6.00

 

σ z =14.60 t/m 2

 

En una masa de suelo existen esfuerzos que se generan por contacto de sus partículas y cuando el nivel de aguas freáticas es alto, existen esfuerzos dentro del agua que se encuentra en sus intersticios. Por lo que es importante analizar estos esfuerzos.

de aguas freáticas en la superficie y a una

profundidad z una partícula de suelo (para fines didácticos imaginemos un cubo de

Si

se

tiene un suelo con el nivel

dimensiones diferenciales), la cara superior paralela a la superficie del suelo estará sometida a un peso W producto de la columna que se encuentra encima de ésta,

W producto de la columna que se encuentra encima de ésta, Fig. 2.2 Partícula de suelo

Fig. 2.2 Partícula de suelo a una profundidad z

W=W s +W w

(2.3)

El suelo debajo del nivel freático se encuentra sometido a un empuje U (Principio de Arquímedes), de tal forma que el peso que aplica sobre la partícula solo el suelo, es el Peso Efectivo:

s =W s -U

(2.4)

Dividiendo los pesos entre el área de la superficie de la partícula (A), obtenemos los esfuerzos verticales

σ´ z = σ z - µ

(2.5)

En donde nos queda que el Esfuerzo Total (σ z ) es igual al Esfuerzo Efectivo (σ´ z ) más el Esfuerzo Neutro o Presión Intersticial ( µ).

σ z =σ´ z + µ

(2.6)

Esta ecuación es valida no solo para esfuerzos verticales sino en cualquier dirección, como lo enunció el Dr. Kart Terzaghi en El Principio del Esfuerzo Efectivo, que propone que en cualquier punto de una masa de suelo saturado, el esfuerzo total en cualquier dirección es igual a la suma algebraica del esfuerzo efectivo en esa dirección y la presión intersticial que es la misma en cualquier dirección.

Ejemplo

Determinar los esfuerzos verticales en suelos estratificados, a las siguientes profundidades 0, 4 y 10 metros, los cuales tienen los siguientes pesos específicos y espesores:

Suelo 1: ARENA SECA

γ 1 =1.7 t/m 3

z 1 =4 m

Suelo 2:

ARCILLA

γ 2 =1.9 t/m 3

z 2 =6 m

El Nivel del Aguas Freáticas NAF se encuentra a 4 metros y específico saturado de la arcilla.

Las cotas están en metros-

γ 2 es

el peso

saturado de la arcilla. Las cotas están en metros- γ 2 es el peso Esfuerzos verticales:
Esfuerzos verticales: ´ ² ² ² ² ²
Esfuerzos verticales:
´
²
²
²
²
²

Profundidad

Esfuerzo efectivo σ´ z

Esfuerzo neutro

Esfuerzo total

µ

 

σ

z

Z=0 m.

0

0

 

0 t/m 2

 

Z=4 m.

(1.7*4.00)=6.80 t/m 2

0

 

6.80 t/m 2

 

Z=10 m

6.80+(1.9-1.0)(6.00)

(1.0*6.00)=6.00 t/m 2

 

18.20 t/m 2

 

=12.20 t/m 2

 

2.2. Ecuaciones de Boussinesq y Steinbrenner

Boussinesq en 1883 propuso una solución al problema de determinar los esfuerzos en una partícula de suelo producto de cargas en la superficie, proponiendo un modelo que considera un medio homogéneo, elástico, isótropo y semi-infinito.

El incremento de esfuerzo vertical producto de una carga puntual esta dado por la ecuación:

3 3 3 P z 3 P z ∆ σ = = z 5 5
3
3
3
P z
3
P
z
σ
=
=
z
5
5
2
π
R
2
π
(
2
2
)
r
+
z
2

(2.7)

Fig. 2.3 Incremento de esfuerzo vertical en una partícula de suelo, producto de una carga puntual

Ejemplo

Determinar el incremento de esfuerzo vertical, causado por una carga puntual P=25 t. con x=1.0m y y=1.4m, a la profundidades de 0 a 10m a cada metro.

r =

σ

2 2 1.0 + 1.4 = 1.72 m 3 25 ( ) 3 z =
2
2
1.0
+
1.4
=
1.72 m
3 25
(
)
3
z
=
z
5
2
π
(
2
2
)
1.72
+ z
2

Diagrama de esfuerzos (Bulbo de presiones)

²
²

Profundidad

Incremento de

esfuerzo vertical

z=0m

 

∆σ z=0.00 t/m 2

 

z=1m

 

∆σ z=0.38 t/m 2

 

z=2m

 

∆σ z=0.75 t/m 2

 

z=3m

 

∆σ z=0.65 t/m 2

 

z=4m

 

∆σ z=0.49 t/m 2

 

z=5m

 

∆σ z=0.36 t/m 2

 

z=6m

 

∆σ z=0.27 t/m 2

 

z=7m

 

∆σ z=0.21 t/m 2

 

z=8m

 

∆σ z=0.17 t/m 2

 

z=9m

 

∆σ z=0.13 t/m 2

 

z=10m

 

∆σ z=0.11 t/m 2

 

Boussinesq. Incremento de esfuerzo vertical producto de una carga lineal de longitud finita esta dado por la ecuación:

p yz 3 1  1 2   +    2 2
p
yz 3
1
1
2
+
2
2
2
2
2
2
2
2
π
(
x
+ z
)
2
2
2
x
+
y
+
z
x
+
y
+
z
x + z

σ

z

=

+ z x + y + z x + z   ∆ σ z =

(2.8)

Fig. 2.4 Incremento de esfuerzo vertical en una partícula de suelo, producto de una carga lineal

Ejemplo

Determinar el incremento de esfuerzo vertical, causado por una carga lineal de p=20 t/m. con x=1.0m y y=4.0m, a la profundidades de 0 a 10m a cada metro.

σ

z

=

3 20 4 z 1  1 2   +  2 2 2
3
20
4
z
1
1
2
+
2
2
2
2
2
2
2
2
π
(1
+ z
)
2
2
2
1
+
4
+ z 
1
+
4
+ z
1
+ z

Profundidad

Incremento de

esfuerzo vertical

z=0m

 

∆σ z=0.00 t/m 2

 

z=1m

 

∆σ z= 1.58 t/m 2

 

z=2m

 

∆σ z=1.99 t/m 2

 

z=3m

 

∆σ z=1.61 t/m 2

 

z=4m

 

∆σ z=1.23 t/m 2

 

z=5m

 

∆σ z=0.95 t/m 2

 

z=6m

 

∆σ z=0.75 t/m 2

 

z=7m

 

∆σ z=0.59 t/m 2

 

z=8m

 

∆σ z=0.48 t/m 2

 

z=9m

 

∆σ z=0.40 t/m 2

 

z=10m

 

∆σ z=0.33 t/m 2

 
Boussinesq. Incremento de esfuerzo vertical producto de una carga bajo la esquina de un área
Boussinesq. Incremento de esfuerzo vertical producto de una carga bajo la
esquina de un área flexible rectangular cargada, esta dado por la ecuación:
2
2
2
2
2
2
2
2
2
w
2 xyz x
+
y
+
z
x
+
y
+ 2
z 
2 xyz x
+
y
+
z
1
σ
=
 + tan
(2.9)
z
2
(
2
2
2
)
2
2
2
2
2
2
(
2
2
2
)
2
2
4
π
z x
+
y
+
z
+
x y
x
+
y
+
z
z x
+
y
+
z
x y

Fig. 2.5 Incremento de esfuerzo vertical en una partícula de suelo, producto de una carga rectangular uniformemente distribuida

Steinbrenner. En este mismo caso existe el método de Steinbrenner, que presenta un mejor modelo del incremento de esfuerzos en el suelo a cualquier profundidad, con la siguiente ecuación (homologando la nomenclatura con el método anterior):

σ

z

=

Donde:

Q

tan

 

x x

(

2

+

y

2

)

2

(

xz R z

)

2π

1 y

(

z x

2

+

y

2

)(

R z

)(

z R z

)

2

x R

yz

+

 + z

y

2

(

2

(

x

+ z

2

+ z )R

2

)


2

2

2 2 2
2
2
2

R = x + y + z

Ejemplo

(2.10)

(2.11)

Determinar el incremento de esfuerzo vertical, causado por una carga rectangular de w=20 t/m 2 , con x=2.0m y y=4.0m, a la profundidades de 0 a 10m a cada metro.

R =

2 2 2 2 + 4 + z
2
2
2
2 + 4 + z

σ

z

=

 

  

20

4


z

2

π

tan

1

(

2

2

)

(

)

2(2) z R

2 2

+

4

z

2

+ 4

2

R

z

)(

z R

z

)

2

(

2

)(



+ 4 2

4 z

+ z

2

(

2

( 2

R

2

+

z

2

+ z )R

2

)


2

Profundidad

Incremento de

esfuerzo vertical

z=0.01m

 

∆σ z= 5.00 t/m 2

 

z=1m

 

∆σ z= 4.78 t/m 2

 

z=2m

 

∆σ z= 4.00 t/m 2

 

z=3m

 

∆σ z= 3.12 t/m 2

 

z=4m

 

∆σ z= 2.40 t/m 2

 

z=5m

 

∆σ z= 1.86 t/m 2

 

z=6m

 

∆σ z= 1.46 t/m 2

 

z=7m

 

∆σ z= 1.17 t/m 2

 

z=8m

 

∆σ z= 0.95 t/m 2

 

z=9m

 

∆σ z= 0.78 t/m 2

 

z=10m

 

∆σ z= 0.65 t/m 2

 

2.3 Solución gráfica de Newmark y gráficas de Fadum

Newmark, Desarrolla en 1942 un método gráfico que permite obtener los incrementos de esfuerzos en el suelo, considerando los criterios de Boussineq, en medio semiinfinito, homogéneo, isótropo y elástico, a través de la ecuación:

3

  2   ∆ σ  1  z = − 1 
2
σ
1
z
= −
1
2
w
1 +   r 
z
 

(2.12)

Fig. 2.6 Incremento de esfuerzo vertical en una partícula de suelo, producto de una carga

Fig. 2.6 Incremento de esfuerzo vertical en una partícula de suelo, producto de una carga circular uniformemente distribuida

Considerando una profundidad unitaria z, y determinando los radios de los círculos para incrementos de esfuerzos a cada 10%.

σ

z

 

w

r

0.1

0.269752

0.2

0.400496

0.3

0.518106

0.4

0.636962

0.5

0.766421

0.6

0.917614

0.7

1.1097

0.8

1.38709

0.9

1.90829

1

Tabla 2.1 Radios de la carta de Newmark, en función del porcentaje de esfuerzo

Con lo que se puede elaborar una carta de acuerdo a Newmark, dibujando circunferencias concéntricas y dividiéndolas en sectores más pequeños (en este caso a través de familias de rectas que pasan por el centro de las circunferencias), llamándole al porcentaje que representan cada uno de los sectores: valor de influencia.

Fig. 2.7 Carta de Newmark Ejemplo Determinar el incremento de esfuerzo vertical, causado en la

Fig. 2.7 Carta de Newmark

Ejemplo

Determinar el incremento de esfuerzo vertical, causado en la esquina de una carga rectangular de w=20 t/m 2 ., con x=2.0m y y=4.0m, a una profundidad de 2m.

causado en la esquina de una carga rectangular de w=20 t/m 2 ., con x =2.0m

Nivel

Sectores

Valor de

Influencia por nivel

influencia

5

0.005

0.025

5

0.005

0.025

5

0.005

0.025

5

0.005

0.025

5

0.005

0.025

5

0.005

0.025

4.5

0.005

0.0225

2.9

0.005

0.0145

9

2.2

0.005

0.011

10º

0.2

0.005

0.001

 

Σ=

0.199

El incremento de esfuerzo vertical es:

σ

z

= (20)(0.199)

σ

z = 3.98t / m

2

Fadum, Desarrolla en 1941 un método gráfico (semi logarítmico) que permite obtener los incrementos de esfuerzos en el suelo, considerando los criterios de Boussineq, en medio semiinfinito, homogéneo, isótropo y elástico, a través de las ecuaciones presentadas en forma adimensional introduciendo los parámetros

x y m = n = (2.13) z z Expresándose la formula para una carga
x
y
m =
n =
(2.13)
z
z
Expresándose la formula para una carga lineal:
z 
1
n
1
2
σ
+
(2.14)
z
2
2
2
p
2
π
2
2
2
   =
(
m
+
1)
m
+
n
+
1 
m
+
n
+ 1
m + 1
Abreviando
p
∆σ
 
z    = p
∆σ =
(2.15)
p o
z
o
z
p
z
Expresándose la formula para una carga rectangular:
2 σ  2 2 2 2 2  ∆ 1 2 mn m +
2
σ
2
2
2
2
2
1
2
mn
m + n +
1
 m
2
mn m + n +
1
z
1
=
+ n + 2   + tan
(
2
2
)
2
2
2
2
(
2
2
)
2
2
w
4
π
m
+
n
+ 1 +
m n
m
+
n + 1
m
+
n
+ 1 −
m n

(2.16)

Abreviando

σ

z

w

Ejemplo

= w

o

σ =

z

w w

o

(2.17)

Determinar el incremento de esfuerzo vertical, causado en la esquina de una carga rectangular de w=20 t/m 2 . con x=2.0m y y=4.0m, a una profundidad de 2m.

2 4 m = = 1 n = = 2 2 2 Según gráficas 0.2
2
4
m = =
1
n =
=
2
2
2
Según gráficas
0.2
0.15
wo(m, n)
0.1
0.05
0
0.01
0.1
1
10

n

Gáfica tipo Fadum para m=1

W o =0.20

Como se puede observar el incremento de esfuerzo vertical, es el siguiente:

σ

z

= (0.20) (20) = 4.0

σ = 4.00t / m

z

2

2.4 Incrementos de esfuerzo vertical bajo diferentes condiciones de carga

2.4.1 Carga lineal de longitud infinita, esta dado por la ecuación:

σ

z

2 pz

3

= π

(

2

x

+

z

2

)

2

(2.18)

Fig. 2.8 Incremento de esfuerzo vertical en una partícula de suelo, producto de una carga

Fig. 2.8 Incremento de esfuerzo vertical en una partícula de suelo, producto de una carga lineal de longitud infinita

Ejemplo

Determinar el incremento de esfuerzo vertical, causado por una carga lineal de p=20 t/m. con x=1.0m y a la profundidades de 0 a 10m a cada metro.

σ

z

2(20) z

3

= π

(1

2

+ z

2

)

2

Profundidad

Incremento de

esfuerzo vertical

z=0m

 

∆σ z=0.00 t/m 2

 

z=1m

 

∆σ z= 3.18 t/m 2

 

z=2m

 

∆σ z=4.07 t/m 2

 

z=3m

 

∆σ z=3.43 t/m 2

 

z=4m

 

∆σ z=2.82 t/m 2

 

z=5m

 

∆σ z=2.35 t/m 2

 

z=6m

 

∆σ z=2.00 t/m 2

 

z=7m

 

∆σ z=1.75 t/m 2

 

z=8m

 

∆σ z=1.54 t/m 2

 

z=9m

 

∆σ z=1.38

t/m 2

 

z=10m

 

∆σ