Comunicado de prensa Familia de Odo n Mendoza Soto

N° 3 4 de noviembre de 2012

El 23 de octubre pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) mandó por lo menos tres cartas a Bolivia. Una a la madre de la niña Patricia Flores; al menos una al Gobierno plurinacional y una a la esposa de Odón Mendoza, quién había presentado una denuncia por retardación de justicia contra “el poder judicial boliviano en su conjunto” el 8 de abril de 2009. Con estas cartas se evidencia que el denominado caso Patricia Flores es también el caso Odón Mendoza. Nosotros, en una llamada telefónica a Washington hace algunos meses, habíamos pedido que se reúna ambas denuncias puesto que el inicio a todo esto fue el asesinato de una niña inocente, pequeña víctima de la crueldad humana. Que con este crimen empezarían años de persecución de un hombre inocente y su familia, nadie podía imaginárselo pero, con esta carta, la CIDH dio inicio a que, por fin, se tome en cuenta la otra realidad – la de una familia que tiene que aguantar tantas cosas, a empezar con el trabajo de abogados para quienes la palabra ética parece ser una grosería. Y, es interesante ver en la prensa de domingo pasado, la visión truncada que tiene una ex-autoridad de los elementos de un proceso que cuenta, hoy en día, con 33 cuerpos. ¿Cuántos de estos habrá estudiado el Doctor? ¿Se habrá tomado la pena, un solo momento, analizar todo el trabajo que hicieron los defensores de Odón Mendoza? (y, son varios quiénes nos apoyan, ante todo jóvenes abogados y abogadas – el futuro de Bolivia). Nosotros seguimos luchando, no en contra, sino para – para que salga la verdad, para que una problemática tan importante como la lucha contra la violencia en contra de las niñas, niños, adolescentes y mujeres no tenga que sufrir del mal trabajo e intereses particulares y para que no se condene a un inocente. İJusticia y libertad para Odón Mendoza!

QUE SE HAGA JUSTICIA DE VERDAD

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful