Vous êtes sur la page 1sur 2

Devocional De Quin Te Quejas?

Pasaje clave: xodo 16.

Pasaron pocas semanas desde que salieron de Egipto y ya comenzaron los primeros problemas. El pueblo cambi la danza y la alabanza por terribles murmuraciones y quejas insoportables. Se quejaban continuamente, pero lo peor de todo era que an aoraban su vida vieja. Quin los entiende?! Se le quejaban a Moiss pero en realidad, a quin iban dirigidas sus quejas y crticas? (16:7-8). Hacia quin diriges generalmente tus quejas? No hace falta decir cosas en voz alta para quejarse, porque hay quejas del pensamiento. Y tambin hay quejas de las actitudes, por ejemplo cuando reaccionas con fastidio y malestar por las cosas que te mandan a hacer o que te dicen. Tal vez ni abres la boca pero esa reaccin fastidiosa es una manera de quejarte. Sabas que la queja es un pecado y que adems, te convierte en alguien amargado, egosta y pesimista, incapaz de ver las cosas buenas que te rodean y disfrutarlas? Sabas que la murmuracin es un grave pecado? Murmurar es hablar con otros mal de alguien sin que ste lo sepa. Entonces, cada vez que le sacas mano a alguien, o lo acusas, desprestigias o criticas, ests murmurando. Si te sucede algo o te sientes incmodo con alguien, no murmures con otras personas en su contra. Anda, da la cara y habla personalmente con l. No peques.

Sabas que toda queja y murmuracin hacia otros estn dirigidas a Dios? Sabes por qu? Porque es Dios quien puso a tu lado a esas personas y es l quien decide sobre tu vida. Otro grave pecado de este pueblo era que constantemente extraaba su vieja vida en Egipto (16:3, 17:3). Extraaban ser esclavos! Extraaban que los hicieran trabajar como unos burros! Extraaban que los tratasen como a animales! Estaban locos! Seguramente t dejaste cosas para seguir a Jess, todava las extraas? Los amigos, el sexo, los boliches, los porros, aquellas resacas, esos pecados o vicios que te ataban. Muy dentro de ti, quieres volver a todo aquello o ests disfrutando de todo lo nuevo y lo sano que hay en Jess? Prefieres aquellos palos que te pegaba Satans o la libertad que encuentras en Cristo? Extracto del libro: Desafos Para Jvenes y Adolescentes: xodo/Levtico Por Edgardo Tosoni