Vous êtes sur la page 1sur 800

COLECCIÓN TEXTOS JURÍDICOS UNIVERSITARIOS

 

,

• LA LIBRE COMPETENCIA Javier Aguilar Álvarez de Alba "'!

 

DERECHO INTERNACIONAL

l

.

~fj J ~~RIV~.o~.: P:~e~~~f¡tl f

.tI

'-

 

Francisco José Contreras Vaca

• DERECHO PENAL· 2a. ed. Irma Gnsetde Amuchategui Requena

1-.1,

'-J- .DERECHO INTERNACIONAL

 

PRIVADO - Parte General - 3a. ed.

• INTRODUCCiÓN A LA CIENCI.A POÚTICA - 2a. ed.

 

Francisco José Contreras Vaca

Eduardo AndradeSánchez

••

DERECHO CONSTITUCIONAL

• TEORÍA GENERAL DEL ESTADO

 

Y DERECHO INTERNACIONAL

Eduardo Andrade Sénchea

 

DE LOS DERECHOS HUMANOS

• DERECHO CONSTITUCIONAL - 28. ed.

 

Santiago Corcuera Cebezut

ElisurArteaga Nava

• INTRODUCCIÓN AL DERECHO ECOLÓGICO

 

HISTORIA DEL DERECHO EN MÉXICO Osear Cruz Barney

INTRODUCCIÓN A LA LEY DE CONCURSOS

Edgard Baquelro Rojas

 

MERCANTILES

• DERECHO CIVIL. INTRODUCCIÓN Y PERSONAS· 2a. ed.

 

Carlos Felipe Dávalos Mejta

 

TíTULOS y OPERACIONES

Edgard Bequeíro Rojas

 

DE CRÉDITO - Sa. ed.

Rosalia Buenrostro Báez

Carlos Felipe DávelosMejla

• DERECHO DE FAMILIA Y SUCESIONES

 

CONTRATOS MERCANTILES - 7a. ed.

Edgard- Baquetro Rojas

 

Arturo Díaz Bravo

Resella Buenrostro Báez

 

FILOSOFíA DEL DERECHO - 2a. ed.

 

LuísAlfonso DOTantes Tamayo

• TEORíA DEL DERECHO PARLAMENTARIO

 

JUICIO DE AMPARO Manuel Bernardo Espíncze Barragán

Bernardo BátizVázquez

 

• OBUGACIONES CIVILES - Sa. ed.

 

SOCIEDADES MERCANTIlES - 2a. ed.

 

Manuel García Rendón

Manuel Bejarano Sánchez

 
 

DERECHO INDIVIDUAL DEL TRABAJO

• DERECHO DEl. TRABAJO - 2a. ed.

 

Miguel Bermúdea Cisneros

 

Alena Garrido Ramón

 

DERECHO PROCESAL CIVIL - 6a. ed.

• DERECHO PARLAMENTARIO

 

Pablo de Bufalé Ferrer-Vldal

 

Cípríanc Gómez Lara

 

TEORÍA GENERAL DEL PROCESO· 9a. ed.

• DERECHO FISCAL CONSTITUCIONAL - 4a. ed.

 

Ctprteno Gómez Lara

Hugo Carrasco Iriarte

 

INTRODUCCIÓN A LA TEORÍA pOLíTICA

• JUICIO DE AMPARO - 3a. ed.

 

Certne Gómez Fróde

Raúl Chávez Castillo

.-

, • • TÉCNICAS DE INVESTIGACiÓN . ,. • - ~~ JURIDICA - 28. ed.
,
TÉCNICAS DE INVESTIGACiÓN
.
,.
-
~~
JURIDICA - 28. ed.
DERECHO INTERNACIONAL
PRIVADO - Parte General - 7 a. ed.
Leonel Pereenteto Castro
.
·
Sandra Luz Hernández Estévez
Rosalío LópezDuran
,
GARANTÍAS INDIVIDUALES
INTRODUCCiÓN Ai'E5TUDlo •
DEL DERECHO - 4a. ed.
Martha Izquierdo Mucíño
,
Leonel Pereznieto Castro
,
TEORÍA GENERAL DE LAS
DERECHO DE LA COMPETENCIA
OBUGACIONES - 28. ed.
Javier Martlnez Atercón
-
ECONÓMICA
Leonel Perezníeto Castro
-.
.
li
_
,
,
,
I
DERECHO ADMINISTRATIVO"'
-
-
Reneto Guerrero Serrau
-
~
,
.
lyll-4a.ed.
,.
>.
DERECHO INTERNACIONAL
.,
Rafael!. Martínez Morales
.'
PRIVADO - Parte Especia).
DERECHO ADMINISTRATIVO
Leonel Pereznieto Castro
-
·
,
J~,
111 y
IV - 3a. ed.
Jorge Alberto'SilvaSilva
"
Rafael L Martinez Morales
.
.
SISTEMAS pOLíTICOS
CONTEMPOÍlÁNEOS
1
DERECHO ROM~NO ~ ~a. ed.~.,
-
Gonzalo Reyes Salas
Marta Morineau Iduarte
Román Iglesias González
.
METODOLOGÍA JURlDlCA
,
.<.
Bartola Pablo Rodríguez Cepeda
DERECHO INTERNACIONAL~'
-
PÚBUCO - 2a. ed.
DERECHO FISCAL· 2a. ed.
Loretta Orliz Ahlf
.
Raúl Rodriguez Lobato
,
.
DERECHO PROCESAL CML - 8a. ed.
FILOSOFÍA DEL DERECHO - 2a. ed.
,
José Ovalle Favela
Vrctor Rojas Amand¡
,
TEORÍA GENERAL
DERECHO PROCESAL
-.
,.
DEL PROCESO· Sa. ed.
PENAL - 2a. ed.
José Ovalle Favela
Jorge Alberto Silva Silva
MEDICINA FORENSE· 2a. ed.
INSTITUCIONES DEL DERECHO
Francisco Javier
Tello Flores
OEL TRABAJO Y DE LA
SEGUmDAD SOCIAL
Javier Pauño Camarena
EL JUICIO DE
LABORAL
AMPARO EN MATERIA
DEONTOLOGiA JURÍDICA. LA ÉTICA EN EL
SER y QUEHACER DEL ABOGADO
Rafael Tena Suck
Huga !talo Morales
"
,
Víctor Manuel Pérez Valera
"
Director académico
LEONEL PEREZNlETO CASTRO
Universidad Nectone] Autónoma de México-ITAM
-
.
- .
 

COLECCiÓN LEYES COMENTADAS

.

-

.

 

LEY FEDERAL DEL TRABAJO COMENTADA Y CONCORDADA· 5a. ed.

LEGISlACIÓN ELECTORAL MEXICANA COMENTADA

Francisco Breña Garduño Juan Ignacio Oviedo

Zúñiga

LEY FEDERAL DE PROCEDIMIENTO

AndrésOviedo de la

Vga

ADMINISTRATIVO GuiA DEL EXTRANJERO

Maria Elena Mansllla y Mella

LEGISlACIÓN COMENTADA DE lA ADMINISTRACIÓN PÚBUCA FEDERAL Rafael 1. Martlnez Morales

Salvador Rangel Sol6rzano Karla Lara Salís

 
 

COLECCiÓN MANUALES DE DERECHO

 

• AMPARO EN MATERIAL FISCAL

Hugo Carrasco Inerte

EL PROCESO ORDINARIO CIVIL Alejandro Torres Estrada

FORMULARIO ESPECIAU2ADO EN EL PROCIDIMIENTO PENAL - 2a. ed. Georgina Ctsneros Rangel Enrique Feregrlno Taboada

GuiA PARA EL ESTUDIO DEL DERECHO

PROCESAL

CIVIL

René Casoluengo Méndez

FORMULARIO DE JUICIOS CMLES Y MERCANTILES Ramiro González Sosa

 

FORMULARIO ESPECIAUZADO EN

Ramón

Uriegas Mendoza

PATENTES DE INVENCIÓN, DISEÑOS

ARRENDAMIENTO INMOBIUARIO Georgina Cisne ros Rangel Enrique Feregrino Taboada

Y MODELOS

Jaime Delgado

INDUSTRIALES

Reyes

 
 

COLECCiÓN ESTUDIOS JUmDlcos

 

• MAQUIAVELO, ESTUDIOS JURÍDICOS

PROCESOS ELECTORALES

Y SOBRE EL PODER Ignacio G6mez-Palacio

Elisur Arteaga Nava

DERECHO MEXICANO DE lA

REESTRUCTURACIONES DE lAS INFORMACIÓN

SOCIEDADES MERCANTILES.

Ernesto VlIlanueva VilIanueva

lA FUNCIÓN JUDICIAL

 

REPERCUSIONES EN LOS SOCIOS Walter Frísch Phihpp

GARANTiAs CONSTITUCIONALES José Ovalle Favela

Benjamin Nathan Cardozo INTRODUCCiÓN AL DERECHO COMPARADO Konrad Zweigert

 

SERIE DE ARBITRAJE

• ARBITRAJE COMERCIAL INTERNACIONAL Rubén Santos Belandrc

EL ARBITRAJE COMERCIAL INTERNACIONAL EN MÉXICO· 2a. ed. Jorge Alberto Silva Silva

EL ARBITRAJE EN MÉXICO Gonzalo Uribani Carpintero ARBITRAJE EN INSTITUCIONES FINANCIERAS Pedro Zamora Sánchez

 
 

SERIE DE TEMAS JURÍDICOS SELECTOS

• LA NUUDAD PROCESAL

• Gabriel Moreno Sánchez Víctor Manuel Rojas Amandi

EL USO DE INTERNET EN EL DERECHO 2a. ed.

lA ACCIÓN DE INCONSTITUCIONAUDAD

CONTRATACIÓN INTERNACIONAL

 
 

Pablo Enrique Reyes Reyes EN EL SISTEMA INTERAMERICANO

lA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE EN EL nCAN y lA OMC Victor Manuel Rojas Amandí

Marina Vargas G6mez-Urrutia MARCO JuRiolco

 
 

lA

TEORÍA DEL BIEN JURiDICO

DEL lAVADO DE DINERO Pedro Zamora Sánchcz

EN EL DERECHO PENAL Raúl González-Salas Campos

 

COLECCiÓN ESTUDIOS MONOGRÁFICOS

EL COMBATE A lA PIRATERÍA EN INDIAS Osear Cruz Barney

lA PERSONALIDAD JURÍDICA

 
 

SOCIETARIA David Enriquez Rosas

 

-

C/)

o

,~,

'

IDerecho o •• -

Iinternacio-~a! -

Ipriv~d,?.-.-~,.

I Parte gene;al / ~séPtimaedición

C/)

O

U

.

C/)

O

E-<

><

E-<

Z

'O

U

U

~

~

J

O

U

. Leonel Pereznieto Castro

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

,

.

OXfORD

VNIVERSITY PRESS

OXFORD

VNIVERSITY PRESS

Antonio Caso 142, San Rafael, Delegación Cuauhtémoc, c.P. 06470, México, O.f. Tel.: 5592 4277, Fax: 5705 3738, e-mail: oxford@oupmex.com.mx

Oxford University Press es un departamento de la Universidad de Oxford. Promueve el objetivo de la Universidad relativo a la excelencia en la investigación, erudición y educación mediante publicaciones en~todo el mundo en

Oxford México

Auckland Bangkok Buenos Aires

Calcuta Chennai

Ciudad del Cabo Dar-es-Salaam Delhi Estambul Hong Kong

Karachi Kuala Lumpur Madrid Melboume Mumbai

Nairobi

Nueva York

Sao Paulo Shanghai Taipei Tokio Torontc

Oxford es una marca registrada de Oxford University Press en el Reino Unido y otros países. Publicado en México por Oxford University Press México, S.A. de c.v.

División: Universitaria Área: Derecho y Ciencias Sociales Colección Textos Juridicos Universitarios

Dirección académica:

Leonel Pereznieto Castro

Sponsor editor:

Maria del Carmendel Río Ye1mi

Edición:

Sara Giambruno Roca

Producción:

Antonio Figueredo Hurtado

Diseño de cubierta:

Rafael Mendoza de Gyves

DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO. Parte general

Todos los derechos reservados <O 2000-1999, respecto a la séptima edición por Leonel Pereznieto Castro Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse, almacenarse en un sistema de recuperación o transmitirse, en ninguna forma ni por ningún medio, sin la autorización previa y por escrito de Oxford University Press México, S.A. de C.V. Las consultas relativas a la reproducción deben enviarse al Departamento de Permisos y Derechos de Oxford University Press México, S.A. de C.v., al domicilio que se señala en la parte superior de esta página. Miembro de la Cámara Nacional de lalndustria Editorial Mexicana, registro número 723

ISBN 970-;;13-376-3

(ISBN 970-613-036-3 sexta edición)

Impreso en México

7890123456

Printed in México

0605040302

Se terminé de imprimir en el mes de septiembre de 2002 en

Litográfica Eros, S. A. de C. V.,

Calzada Tlatilco No. 78, Col. Tlatilco,

02860, México, D. F.,

sobre papel Bond Editor Alta Opacidad de 60 g

El tíreie fue de 2 000 ejemplares.

A la memoria del profesor Henri Batiffol, maestro y amigo.

ÍNDICE GENERAL

Prólogo a la séptima edición Prólogo a la primera edición Introducción Abreviaturas y siglas

Prólogo a la séptima edición Prólogo a la primera edición Introducción Abreviaturas y siglas
Prólogo a la séptima edición Prólogo a la primera edición Introducción Abreviaturas y siglas
Prólogo a la séptima edición Prólogo a la primera edición Introducción Abreviaturas y siglas

xv

xix

xxi

xxiii

PARTE 1

DERECHO DE LA NACIONALIDAD Y CONDICIÓN JURÍDICA DE LOS EXTRANJEROS

1

1

INTRODUCCIÓN AL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

3

1.1

CONTENIDO DEL DERECHO INTERNACIONAl. PRIVADO

 

4

Derecho de la nacionalidad

6

Condición jurídica de los extranjeros

6

Métodos para resolver los problemas derivados del tráfico jurídico

internacional

6

1.2

SITUACIÓN ACTUAL DE LAS RELACIONES JURíDICAS PRIVADAS INTERNACIONALES

7

Las personas y las relaciones familiares

 

7

1.3

EL DERECHO

INTERNACIONAL PRIVADO EN AMf':RICA LATINA y

EN M€xICO

9

1.4

OBJETO DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

12

 

Terminología

12

Diferencia formal entre el derecho interno y el derecho internacional

13

1.5

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

16

Escuelas de la Edad Media

17

Escuela holandesa del siglo XVII

19

1.6 ÉPOCAS MODERNA Y CONTEMPORÁNEA

19

1.7 FUENTES DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

20

 

Fuentes nacionales

20

Fuentes internacionales

22

2

DERECHO DE LA NACIONALIDAD Y LA NACIONALIDAD MEXICANA

32

2.1

CONCi:PTO Di: NACIÓN

33

Diferentes enfoques del concepto de nación

34

2.2 DIFERENTES ENFOQUES DEL CONCEPTO DE ESTADO

34

2.3 CONCEPTO DE NACIONALIDAD

35

 

El Estado que la

otorga

36

El individuo que la recibe

36

El nexo de la nacionalidad

36

2.4

NACJONJ\LlDAD MEXICANA

37

Antecedentes históricos

37

Adquisición de la nacionalidad mexicana

39

Doble nacionalidad

47

x

Derecho internacional privado

1

3

3.1

3.2

3.3

Determinación de la nacionalidad

, Prueba d~ la nacionalidad . pérdida de la nacionalidad Nacionalidad de las personas morales

.

LA CONDICIÓN JURIDICA DEL EXTRANJERO, ENMExICO

,

HISTORIA SUCINTA DE LA CONDICIÓN JUR1DICA DE LOS EXTRANJI<:ROS

Breve nota sobre la evolución histórica de la condición jurídica de los extranjeros en México

50

52

54

59

64

65

67

CONDICIÓN JURiDICA DEL EXTRANJERO KN MÉXICO. lNT8RNACIÓN y ESTANCIA DEL EXTRANJ¡':HO

68

Calidad migratoria de no inmigrante

69

Calidad migratoria de inmigrante

74

Otros conceptos en la condición jurídica del extranjero en México

77

RÉGIMEN DE LA PROPIEDAD INMUEBLE DEL EXTRANJERO EN MÉXICO

80

Regulación del régimen de la propiedad inmueble del extranjero en México

80

3.4

ALGUNAS CUESTIONES IiELATIVAS AL R~GIMEN DE LAS INVERSIONES EXTRANJERAS

82

Antecedentes de la inversión extranjera directa

82

Sociedades extranjeras en México

83

PARTE II

MÉTODOS PARA RESOLVER LOS PROBLEMAS DERIVADOS DEL TRÁFICO JURíDICO INTERNACIONAL

91

4

MÉTODOS MÁS USUALES: CONCEPTOS GENERALES

93

4.1

CONCEPTOS PRELIMINARES

94

Los métodos

94

4.2

DIFERENTES MÉTODOS

95

Sistema conflictual tradicional

95

Normas de aplicación inmediata

98

Normas materiales

100

Lex mercatorio

103

Derecho uniforme

105

Conflictos de competencia judicial

106

5

SISTEMA CONFLICTUAL TRADICIONAL (TENDENCIAS)

110

5.1

TENDENCIAS. PLANTEAMIENTO GENERAL

111

5.2

DIFERENTES TENDENCIAS

111

Origen de las tendencias modernas

112

5.3

CORRIENTE SUPRANACIONALlSTA

115

Internacionalistas

115

Universalistae

116

5.4

CORRu:Nn; INTEIiNISTA O TERRITORIALlSTA

118

Francia

118

índice general

Xl

Estados Unidos de América Latinoamérica

5.5 CORRIENTE AUTÓNOMA

Precursores Tendencia autónoma

6 PROBLEMAS PLANTEADOS POR EL SISTEMA CONFLICTUAL TRADICIONAL

6.1 ALGUNOS PROBLEMAS ESPECíFICOS

6.2 PROCESO DE CALIFICACIÓN

6.3

Primera escuela: calificación lex fori Segunda escuela: calificación lex causae Tercera escuela: método comparativo

EL ReeNvlo

6.4 CUESTIÓN PREVIA

6.5 CONCEPTO DE ORDEN POSLICO

6.6 FRAUDE A LA LEY

6.7 INSTITUCIÓN DESCONOCIDA

6.8 APLICACiÓN DE NORMAS EXTRANjERAS

,

'~j<

,

7

NORMAS DE APLICACIÓN INMEDIATA, NORMAS MATERIALES, DERECHO UNIFORME Y LEX MERCA TORIA

7.1

INTRODUCCIÓN

7.2

NORMAS

DE APLICACIÓN INMEDIATA

7.3

NORMAS MATeRIALES

7.4

D~:RECHO UNIFORME

7.5

LEX MERC.4.TORIA

120

122

131

131

133

138

139

144

144

145

147

148

154

157

161

163

163

169

170

170

177

181

183

8

CONFLICTOS DE COMPETENCIA JUDICIAL

189

8.1

ANTECEDENTES

190

8.2 COMPETENCIA DIRECTA

191

 

Competencia directa nacional

191

Competencia directa internacional

199

8.3 COMPETENCIA INDIRECTA

 

201

 

Competencia indirecta nacional

201

Competencia indirecta internacional

203

8.4 CoopeRACIóN JUDICIAL

 

205

 

Cooperación judicial

nacional

206

Cooperación judicial

internacional

207

8.5 ARBITRAJE COMERCIAL

215

9

DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO POSITIVO EN MÉXICO

219

9.1

DIPR SUSTANTIVO EN México

220

xii

Derecho internacional privado

9.2

APLICACIÓN GENERAL DE LAS LEYES MEXICANAS

223

Principio general de aplicación normativa

223

Art. 12, CCDF

227

Determinación del derecho aplicable

228

Aplicación del derecho extranjero

232

Disposiciones en

materia de domicilio

236

Disposiciones en materia de personas morales extranjeras de naturaleza privada

238

Otros ordenamientos en materia de DIPr

240

10

MÉXICO EN EL DERECHO CO)l,'VENCIONAL INTERNACIONAL

245

10.1

Los TRATADOS y LAS CONVENCIONES INTERNACIONALES EN EL SISTEMA JURíDICO MEXICANO

246

10.2

TRATADOS y

CONVENCIONES EN MAT~HIA DE DERI':CHO INTERNACIONAL PltiVADO

253

10.3

TRATADOS

DE LIBRE COMERCIO RATIFICADOS

POR MP.:XICO

255

Introducción

255

El sistema de solución de controversias en el TLC

258

Efecto de los sistemas de solución de controversias en el sistema jurídico mexicano

267

10.4

CONVENCIONES EN MATERIA DE DI~R APROBADAS Y RATIFICADAS POR MP.:xICO

274

Tratados de libre comercie suscritos por México

282

CONVENCIONES

 

283

1 Convención Interamericana

sobre Normas Generales de DIPr

283

2 Convención Interamericana sobre Domicilio de Personas Físicas

 

en el DIPr

286

3 Convención Interamericana sobre Personalidad y Capacidad de Personas Jurídicas en DIPr

289

4 Convención Interamericana sobre Conflictos de Leyes en Materia de Adopción de Menores

291

5 Convención de Naciones Unidas sobre Consentimiento para el

 

Matrimonio, Edad Mínima para

Contraerlo y su Registro

295

6 Decreto Promulgatorio de la Convención sobre los Derechos del Niño (DO 25 ene. 1991)

297

7 Decreto Promulga torio

de la Convención sobre los Aspectos Civiles de la

 

Sustracción Internacional de Menores

311

8 Convención sobre la Obtención de Alimentos en el Extranjero

(Firma 20 jun. 1956)

320

9 Fe de Erratas del Decreto de Promulgación de la Convención Interamericena sobre Conflictos de Leyes en Materia de Adopción de Menores

325

10 Convención Interamericana sobre Obligaciones Alimentarias

325

11 Convención sobre la Protección de Menores y la Cooperación en ~ Materia de Adopción Internacional

331

12 Convención Interamericana sobre Restitución Internacional de

Índice general

Xll1

13

Convención Interamericana sobre Tráfico Internacional de Menores

348

14

Protocolo sobre Uniformidad del Régimen Legal de Poderes, de Washington

355

15 Convención Interamericana sobre el Régimen Legal de Poderes para ser. Utilizados en el Extranjero

357

16 Convención Interamericana sobre Conflictos de Leyes en Materia de Letras de Cambio. Pagarés y Facturas

359

17 Convención Interamericana sobre Arbitraje Comercial Internacional

362

18 Convención Interamericana sobre Conflictos de Leyes en Materia de Sociedades Mercantiles

365

19 Convención de Naciones Unidas sobre Representación en la Compraventa Internacional de Mercaderías

368

20 Convención de Naciones Unidas sobre los Contratos de Compraventa Internacional de Mercaderías

375

21 Convención de Naciones Unidas sobre la Prescripción en Materia de

Compraventa Internacional de Mercaderías 395

22 Protocolo por el que se Enmienda la Convención de las Naciones Unidas sobre la Prescripción en Materia de Compraventa Internacional de Mercaderías

403

23 Decreto Promulga torio de la Convención sobre la Prescripción en Materia de Compraventa Internacional de Mercaderías

406

24 Decreto de Promulgación de la Convención de las Naciones Unidas sobre Letras de Cambio Internacionales y Pagarés Internacionales

415

25 Decreto Promulga torio de la Convención Interamericana sobre Derecho

Aplicable a los

Contratos Internacionales

437

26 Convención de Naciones Unidas sobre el Reconocimiento y Ejecución de Sentencias Arbitrales Extranjeras

441

27 Convención Interamericana sobre Recepción de Pruebas en el Extranjero

448

28 Convención Interamericana sobre Exhortos o Cartas Rogatorias

453

29 Protocolo Adicional a la Convención Interamericana sobre Exhortos o Cartas Rogatorias

458

30 Convención Interamericana sobre Pruebas e Información acerca del

Derecho Extranjero

471

31 Convención .Interamericana sobre Eficacia Extraterritorial de las

Sentencias y Laudos Arbitrales Extranjeros 474

32 Convención Interamericana sobre Competencia en la Esfera Internacional para la Eficacia Extraterritorial de las Sentencias Extranjeras

478

33 Protocolo Adicional a la Convención Interamericana sobre Recepción de Pruebas en el Extranjero

486

34 Convención de La Haya sobre la Obtención de Pruebas en el Extranjero en Materia Civil o Comercial

498

35 Decreto de Promulgación de la Convención sobre la Obtención de Pruebas

en el Extranjero en Materia

Civil o Comercial

506

36 Convenio entre los Estados Unidos Mexicanos y el Reino de España sobre Reconocimiento y Ejecución de Sentencias Judiciales y Laudos Arbitrales en Materia Civil y Mercantil

514

xiv

Derecho internacional privado

37

Convención por la que Suprime el Requisito de Legalización

 

de los Documentos Públicos Extranjeros (Firma 5 oc. 1961)

519

38

Acuerdo para la Exención del Pago de Impuestos a la Totalidad de Ingresos Derivados de la Operacióndel Tráfico Internacional de Barcos y Aeronaves

524

39

Acuerdo con Canadá para Evitar la Doble Imposición sobre los Ingresos Obtenidos de la Operación de Barcos y Aeronaves, en Tráfico Internacional

525

40

Acuerdo entre los Estados Unidos Mexicanos y el Reino de los Países Bajos para Evitar la Doble Imposición sobre los Ingresos Obtenidos de las Operaciones de Barcos en Tráfico Internacional

526

41

Acuerdo entre los Estados Unidos Mexicanos y Estados Unidos de América para el Intercambio de Información Tributaria

528

42

Decreto Promulgatorio del Convenio entre el Gobierno de los Estados

Unidos Mexicanos y el Gobierno de Canadá para Evitar la Doble Imposición y Prevenir la Evasión Fiscal en Materia de Impuestos sobre la Renta

534

43

Decreto de Promulgación del Convenio entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de Estados Unidos de América para Evitar la Doble Imposición e Impedir la Evasión Fiscal en Materia de

Impuestos sobre la Renta

550

44

Convenio entre los Estados Unidos Mexicanos y el Reino de los Países Bajos para Evitar la Doble Imposición e Impedir la Evasión Fiscal en Materia de Impuestos sobre la Renta

576

45

Decreto de Promulgación de la Convención de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos

594

46

Decreto de Promulgación del Acuerdo entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos sobre Privilegios e Inmunidades de la Organización en los

Estados Unidos Mexicanos

.

608

47

Decreto de Promulgación de la Declaración del Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos sobre la Aceptación de sus Obligaciones como Miembro

de la

Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos

612

ANEXO 1

 

635

A

Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal

635

B

Ley de Nacionalidad

639

C

Ley de Inversión Extranjera

645

ANEXO 2

 

661

ANEXOS

728

Glosario

733

Bibliografía básica

745

Bibliografia complementaria

754

índice onomástico

766

Índice de materias

769

PRÓLOGO A LA SÉPTIMA EDICIÓN

Cualquier obra de Derecho Internacional Privado en México está sujeta a un continuo cambio, pues la realidad que describe se transforma incesantemente máxime que, en nuestro caso, han transcurrido ya casi cuatro años desde la última edición. México es hoy un país en transición; después de permanecer cerrado al exterior durante casi SO años, debió abrirse y emprender su camino hacia la modernidad. Este profundo cambio se gesta como una revolución silenciosa en todos los rincones de la sociedad mexicana. Algo parecido ocurre en-muchos países latinoamericanos. Lo que más interesa. en la presente obra es el creciente tráfico jurídico internacional, como resultado de esa apertura, ya que el Derecho Internacional Privado es una materia sustantiva de primer orden en la regulación de ese tráfico, y se ha ampliado, además, por la paulatina participación de México en los procesos regionales de libre comercio, la cual requiere un mayor número de especialistas que hoy se están formando en las instituciones de educación supe- rior. A ellos va dirigida esta obra, con el anhelo de que pueda resultarles de provecho. El Derecho Internacional Privado, además, es una materia eminentemente formativa, para toda persona que quiera dedicarse profesionalmente a los asuntos jurídico-internacionales. Tiene la ventaja de dotar al estudioso de una nueva y amplia perspectiva de los instrmentos, métodos e instituciones de que se valen los operadores del comercio internacional y, en general¡ los especialistas en cues- tiones relacionadas con el tráfico jurídico internacional, para la solución de ca- sos en esta área del derecho. También, el Derecho Internacional Privado ubica convenientemente en el entorno jurídico a quienes han decidido dedicarse al estudio y la práctica del derecho interno, sobre todo hoy en día, en que mucho de lo interno tiene reper- cusiones en el ámbito internacional y viceversa. Regionalismo y multilateralis- mo, que preceden a la globalización ya la interdependencia económica, hacen del mundo un espacio cada vez más estrecho. La transformación de México no es sólo hacia el exterior; la misma aper- tura ha producido importantes cambios hacia adentro. El país ha iniciado el largo y azaroso camino hacia una sociedad abierta. El sistema jurídico mexica- no se modifica contiO:uamente.en diversas áreas. El haber permanecido cerrado por tantos años no le permitió evolucionar en áreas vinculadas con el comercio

xvi

Derecho internacional privado

internacional y, en los contados casos en que se creó alguna área de esta natura- leza, fue sobre bases muy Iímitadasy por lo general dependientes de la política económica del gobierno en turno. En tales circunstancias, y debido a que el cambio ha sido rápido, fue necesario ajustar y modificar instituciones y concep- tos del derecho estadounidense que, como se sabe, es un derecho construido sobre una amplia experiencia en materia de comercio internacional. Concreta- mente, en los últimos años se han trasladado al derecho mexicano a través de diversa normatividad, instituciones, conceptos y procedimientos de aquel dere- cho, como ha sido el caso de gran parte de la legislación de comercio exterior, y regulaciones varias en sectores como telecomunicaciones, energía, medio am- biente, competencia económica, protección al consumidor, etc. En el campo del Derecho Internacional Privado, los cambios también han sido de consideración, sobre todo por el creciente número de convenciones internacionales ratificadas por México, cuya normatividad ha pasado a formar parte del derecho positivo mexicano, Este movimiento reformista, que se extiende a toda América Latina, está en camino de dotar a México de un sistemajuridico moderno. Sin embargo, una transición de este tipo presenta muchos problemas. Se trata, en el caso de Méxi- co, de una labor creativa y permanente que con frecuencia falla, por la carencia de conocimientos por parte de funcionarios y legisladores, en materias de tráfi- co jurídico internacional, así como por la convivencia de dos sistemas jurídicos opuestos: el sistema de derecho codificado y formalista mexicano, y el estado- unidense basado en el common law. El primero ya llegó a ciertos límites y re- quiere cambios, nuevas instituciones, mayor flexibilidad, un poder judicial más preparado, honesto y eficiente; el segundo, producto de una cultura diferente de la mexicana, contiene instituciones de difícil percepción por los jueces mexica- nos; conceptos emanados de una diversa perspectiva, instituciones que atien- den a necesidades de una sociedad estructurada sobre bases distintas de lanues- tra y que, no obstante, puede. aportar un complemento importante en ideas e instituciones forjadas en contacto permanente con la experiencia internacional, las cuales en este momento hacen falta en México, para impulsar el desarrollo de estructuras económicas y jurídicas más sanas, más eficientes y más justas, que ofrezcan un bienestar social equilibrado para la sociedad mexicana en el siglo XXI. En el marco de tales transformaciones, la presente edición tiene como objetivo poner al día la obra en los aspectos esenciales de las reformas constitu- cionales en materia de nacionalidad, específicamente, por la introducción del concepto de la doble nacionalidad, defendido en estas páginas desde hace mu- chos años. Entre estas reformas, por otro lado, se expidió una nueva Ley de nacionalidad que modificó el panorama anterior en la materia y, por tanto, había que referir sus aspectos más relevantes. Se dieron también modificaciones, aunque menos espectaculares, en ma- teria de inmigración. Este rubro, que se mantuvo casi inmutable por lustros, desde hace años ha empezado a acusar la presión de una nueva realidad ínter-

Prólogo a la séptima edición

xvii

nacional. Lo mismo ha sucedido en materia de inversión extranjera. Agregamos dos breves notas: una acerca del efecto internacional de las normas de aplica- ción inmediata y otra sobre los conflictos de leyes en el sistema federal mexicano. El Senado aprobó en los últimos cuatro años tres convenciones internacio- nales más en materia de Derecho. Internacional Privado,* lo cual aumentó el número de convenciones en las queMéxico es parte, e incrementó la normativi- dad mexicana en la materia. Este auge normativo de los últimos años motivó al autor para escribir, junto con el profesor Jorge Silva Silva, la parte especial del Derecho Internacional Privado, que en un tomo diferente aparecerá a princi- pios del año próximo y en el que se da cuenta detallada de estas convenciones. Como sucede en cada edición, en esta séptima hemos aprovechado para releer el texto y en muchos aspectos darse cuenta que sus ideas han cambiado, ha cambiado la realidad, hay que corregir pequeñas fallas de lenguaje, precisar ideas, desarrollar conceptos y en menor medida, enmendar errores del tipógra- fo. Lo importante es que en cada edición haya algo nuevo que aportar. Nues- tro agradecimiento más sincero a los profesores mexicanos, centroamericanos y ahora sudamericanos, por utilizar este libro como uno de sus textos en clase.

Gracias a muchos de ellos por sus palabras de aliento y, sobre todo, por sus observaciones, críticas y comentarios que permiten ir mejorando esta obra, que a finales de este año cumplirá veinte años de haberse escrito, y diez y ocho de haberse publicado. Hemos procurado que este libro sea un modesto testimonio

de lo acontecido en estos años, especialmente en el panorama mexicano del Derecho Internacional Privado que, en muchos sentidos, se reproduce a lo largo de Latinoamérica donde los éxitos y problemas son comunes, producto de un vasto mestizaje que compartimos con mayor intensidad en lo intelectual. A pe- sar de nuestra larga tradición de desuniones, será indudablemente este factor el que un día, más allá de la retórica, sirva de punto de encuentro para nuestras sociedades, en especial en este nuevo camino que parece abrirse y en donde quizá habrá más presencia de nuestras sociedades y de sus anhelos, y menos barreras artificiales impuestas secularmente por los intereses particulares de nuestros gobiernos, por esos nacionalismos impregnados de dogmas engañosos,

por ese afán de mantener cautivas a nuestras sociedades en su encierro. Finalmente, pero no por ello menos importante, agradezco a la señora

María Amelía Mazón Rueda, mi leal e infatigable secretaria, su gran esfuerzo en poner en términos legibles el garrapateo que hago en cada edición de este

libro.

El autor Primavera de 1.998

* Una de ellas, la de La Haya, que suprime requisitos de legalización, ya fue promulgada y por tanto entró en vigor internamente, y dos más están en espera del decreto de promulgación; se trata de las convenciones interamericanas sobre el tráfico ilegal de mellares y sobre del-echo aplicable a los contratos internacionales.

PRÓLOGO A LA PRIMERA EDICiÓN

De todas las materias que integran el curriculum: de estudios de la carrera de abogado en México el derecho internacional privado ha sido una de las discipli- nas que menos atención han merecido por parte de los autores. Dentro de la muy escasa bibliografía; podemos anotar, como obras generales, la de José Al-

gara, Lecciones de derecho internacional privado, publicada en 1.889; la obra de Luis Pérez Verdía, Tratado elemental de derecho internacional privado, de 1908; la de Francisco J. Zavala, Elementos de derecho internacional privado, apaneci-

da en 1.903. Cuarenta años después, se publica la primera edición del Manual

de derecho internacional privado mexicano, de Alberto G. Arce (1943) y final-

mente, en 1974, ve la luz la obra del doctor Carlos Arellano García, Derecho internacional privado.

Es cierto que en los últimos cincuenta años han aparecido importantes obras monográficas en materia de nacionalidad, extranjería, conflictos de leyes y jurisdicciones algunas de ellas de relevante importancia, las cuales comprue- ban la inquietud que del estudio de dichos puntos sustentan las nuevas genera- ciones de juristas mexicanos. Sin embargo, en el ámbito de la docencia, se perci- be aún la 'ausencia de un verdadero texto dirigido a estudiantes y personas no iniciadas en esta disciplina, que constituya una guía útil para aquellos que des- pués pretendan profundizar en cualquiera de sus temas. Como parte integrante del mejor material didáctico de la Universidad Nacional Autónoma de México, se publica ahora este texto de derecho interna- cional privado, cuyo autor es el doctor Leonel Pereznieto Castro, dedicado pro- fesor e investigador de esta materia, recientemente designado coordinador de humanidades, quien goza ya de un reconocido prestigio como jurista. No obs- tante su juventud, el doctor Pereznieto Castro ha publicado una serie de impor- tantes obras en el campo de su especialidad. Después de obtener la licenciatura en derecho en nuestra Universidad Nacional, obtuvo el doctorado en la Univer- sidad de París, bajo la dirección del eminente iusprivatista Henri Batiffol, don- de presentó una tesis en relación con el principio territorialista adoptado en la legislación mexicana en torno al estado y capacidad de las personas. A su regreso a México, el autor publicó, bajo los auspicios del Instituto de Investigaciones Jurídicas, un volumen (que modestamente tituló Notas) acerca del sistema de conflictos en el derecho mexicano, prologado por el profesor Bati- ffol. Además de las obras citadas, el doctor Pereznieto ha publicado otros libros, numerosos artículos y monografías en revistas especializadas y ha sido el prin-

xx

Derecho internacional privado

cipal coordinador del 1 y II Seminarios Nacionales de Derecho Internacional Privado, los cuales, con la participación de distinguido';especialistas nacionales

y extranjeros, se han verificado en los otoños de 1977 y 1978.

La obra que ahora nos ocupa posee un gran valor didáctico; escrita confor- me a los modernos lineamientos de la pedagogía, se desarrolla de forma sencilla

y sin pretensiones, dirigida (como ya se indicó) a estudiantes universitarios que,

por simple definición son alumnos que necesitan un texto para cursar esta mate-

ria. Su exposición es amena y sencilla, incluso al abordar los problemas relati- vos a las reglas conflictuales, todavía materias esotéricas para muchos abogados. Importante característica de este texto es su actualización doctrinal. De la lectura de los diferentes capítulos, principalmente de aquellos que abarcan la

evolución doctrinal de los sistemas de conflicto y de las diferentes técnicas, plas- madas en distintas tendencias, se advierte la actualidad de la bibliografía con- sultada; después del análisis de las escuelas tradicionales, el autor examina los conceptos preconizados por los publicistas más modernos de Latinoamérica, Europa y Norteamérica.

Creemos que esta obra será más que bienvenida en nuestro raquítico pa-

norama bibliográfico, sin embargo, su mérito principal se halla en su intento de

constituir un útil instrumento didáctico en una materia de por sí dispersa y compleja.

JOSÉ L1JJS SIQUEIIlOS

Octubre de 1979

INTRODUCCIÓN

El derecho internacional privado ofrece al estudiante la oportunidad de entrar en contacto con una serie de problemas en los cuales se advierte la obligada

presencia de elementos extranjeros. En su formación académica, el estudiante

de derecho se ha enfrentado hasta el nivel que se encuentra en el curso de su carrera, de manera primordial a una problemática básicamente nacional, ya que, en todo caso, el derecho interno constituye lo que principalmente será el sustrato de su vida profesional. Sin embargo, es un imperativo impuesto por la realidad, particularmente por nuestra situación geográfica y por nuestro lugar histórico, que debe estar preparado para identificar, conocer y resolver los pro- blemas derivados del tráfico jurídico internacional, lo cual hace necesario que esté dotado de los conocimientos básicos que conforman esta materia. En razón de una exigencia didáctica y metodológica, hemos adoptado como plan expositivo el que a continuación reseñamos: en la primera parte de esta

obra, nos referiremos a cuestiones de carácter introductorio y al derecho de la nacionalidad; en seguida mencionaremos la condición jurídica de los extranje- ros, y finalizaremos con el estudio de los diversos métodos utilizables en la reso- lución de los problemas derivados del tráfico jurídico internacional, principal- mente con los llamados conflictos de leyes y de competencia judicial, además de

otros más recientes, como son las leyes de aplicación inmediata y de normas

materiales. De esta manera, nos ceñimos a lo establecido por los planes de estu- dio de varias facultades de derecho de Latinoamérica. Las ideas que se insertan en el presente trabajo representan el esquema mínimo que habilita al estudiante de derecho para entrar en contacto con el derecho internacional privado, y cumplir de esa manera con lo exigido por los programas de estudio vigentes. El desarrollo y profundización de dichas nocio- nes sólo podrán lograrse con base en un estudio más amplio y continuado. Una guía para lograr lo anterior, puede constituirla la consulta de la bibliografía citada al final del libro. Hago expreso mi reconocimiento a los profesores José Luis Siqueiros, Fer- nando Vázquez Pando, Claude Belair y José Ovalle Favela por sus importantes comentarios y observaciones. Asimismo, agradezco a Rose Marie Robledo y a Alfonso Ortiz su valioso apoyo en la corrección final del manuscrito. Mi recono- cimiento al profesor Héctor Fix Zamudio por su constante apoyo y a la División del Sistema Universidad Abierta, de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, así como a su excelente equipo de asesores que hicieron posible dar una forma más accesible a este breve texto.

El autor

1979

.ABREVIATURAS Y SIGLAS

d

ad

Amparo Directo

ALAf)[

Acuerdo Latinoamericano de Desarrollo e Integración

arto (s.)

articulo, articulas

cap. (s.)

capítulo, capítulos

CC

Código Civil

CCDF

Código Federal de Procedimientos Civiles

CCI

Cámara de Comercio Internacional

CIAD!

Convenio sobre Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones

C. Como

Código de Comercio

crorr

Conferencia Americana Especializada sobre Derecho

CNUDMI

Internacional Privado Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil

(UNCITRAL)

Internacional

DI'

Distrito Federal

DIP

Derecho Internacional Público

DIPr

Derecho Internacional Privado

frac. (s.)

fracción, fracciones

GATT

Acuerdo General sobre Aranceles y comercio

LE

Inversión Extranjera

INCOTERMS

Iniernational Comercial Terms

LG?

Ley General de Población

[,N

Ley de Nacionalidad

LNN

Ley de Nacionalidad y Naturalización

NU

Naciones Unidas

núm. (s.)

número, números, numeral, numerales

p. pp.

página, páginas

párr. (s.)

párrafo, párrafos

RECNM

Reglamento para la Expedición de Certificados de Nacionalidad Mexicana

SN

Sociedad de Naciones

SR';

Secretaria de Relaciones Exteriores

SECOFI

Secretaría de Comercio y Fomento Industrial

s. ss.

siguiente, siguientes

seco (s.)

sección, secciones

xxiv

Derecho internacional privado

t

(s.)

•tomo, tomos

.'

.t

TLCAN

'Tratado de Libre Comercio de América del Norte

UNAM

Universidad Nacional Autónoma de México

UNlDROlT

Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado

vol. (s.)

volumen, volúmenes

Derecho internacional privado

Parte general

PARTE 1.
PARTE 1.

PARTE 1.

DERECHO DE LA NACIONALIDAD y CONDICIÓN JURÍDICA DE LOS EXTRANJEROS

SUMARIO

1. INTRODUCCIÓN

AL DERECHO

INTERNACIONAL

PRIVADO

.

,

1.1 CONTENIDO DEL DERECHO INTERNACIONAL PRiVADO

1.2

Derecho de la nacionalidad Condición jurídica de los extranjeros

Métodos para resolver los problemas derivados del tráfico jurídico

internacional

SITUACIÓN ACTUAL DE LAS RELACIONES JURíDICAS PRIVADAS INTERNAClONALES

Las personas y las relaciones familiares

1.3 EL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO EN AMÉRICA LATINA y gN MÉXICO

1.'1 OBJETO DEL nsaacno INTERNACIONAL PRIVADO

Terminología Diferencia formal entre el derecho interno y el derecho internacional

1.5 ANTECEDENTES HISTÚlUCOS

Escuelas de la Edad Media Escuela holandesa del siglo XVIl

1.6 ÉPOCAS lVIODERNA y CONTEMPORANEA

1.7 FUENTES DEL OERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

Fuentes nacionales Fuentes internacionales

4

Derecho internacional privado

PROPÓSITOS

Al concluir el estudio de este capítulo, el alumno deberá ser capaz de:

Determinar el contenido del DIPr

Conocer la situación de las relaciones jurídicas privadas internacionales

Definir el objeto del DIPr

Diferenciar al derecho interno del derecho internacional y al DIP del DIPr Conocer los antecedentes históricos del DIPr Describir las fuentes del mismo

1.1 CONTENIDO DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

El contenido de los programas de estudio del DIPr varía según los temas que en cada país, universidad o centro de enseñanza se establecen en el currículo corres- pondiente. Esta diversidad tiene como base diferentes criterios. Veamos algu- nos de ellos. En Inglaterra y en Estados Unidos de América, el DIPr se circunscri- be al estudio de los métodos de los conflictos de competencia judicial y de los conflictos de leyes. En el caso de este último país, los casos de DIPr son muy frecuentes, debido a que cada estado de la Unión Americana tiene sus propias leyes y la diversidad de ellas obliga a buscar soluciones Conbase en los citados métodos. Por su cantidad, tanto la jurisprudencia como la doctrina en ese país son muy ricas en conceptos, lo que a su vez ha dado lugar a impor- tantes planteamientos doctrinales. Por lo general, autores y tribunales sólo se

refieren a casos internos; sin embargo, algunos autores han propuesto diversas

opciones para resolver casos internacionales, I pero casi siempre de acuerdo con un planteamiento tradicional, es decir, sin utilizar métodos diferentes de los conflictos de leyes o conflictos de competencia judicial. Sin embargo, Esta- dos Unidos de América ha participado en la discusión y adopción de convencio- nes internacionales de derecho uniforme; es decir, convenciones en las cuales se establece una normatividad común para los países parte en la misma, elimi- nando con ello los conflictos de leyes y, en ocasiones, los de competencia judicial. Asimismo, existe en ese país una tendencia hacia la codificación de leyes aplica- bIes para todos los estados que forman la Unión Americana y que se adhieren al código correspondiente. En particular, la codificación ha tenido éxito en mate- ria comercial. El resultado en ambos procedimientos es el mismo: tener un de-

recho uniforme.

Centrados en el estudio de los conflictos de leyes y de jurisdicciones están también los programas de las universidades italianas.

Introducción al derecho internacional privado

5

Además de los ya señalados, en Alemania suelen incluirse dos temas com- plementarios: el derecho de la nacionalidad y la condición jurídica de extranje- ros. Esta temática complementaria es desarrollada ampliamente por la doc- trina francesa. La razón de incluir dichos temas complementarios, en ambos, casos, parte del principio -por lo general aceptado en Europa continental- según el cual la ca acidad el estado civil de las personas se rige por la ley de su nacionalidad. De ahí que sea necesario definir previamen e quienes son naciona- -les y qUlénes extranjeros. Debido a la gran influencia que el derecho civil y la doctrina civilista fran- cesa ejercieron en los países de América Latina, con frecuencia se adoptó el plan de estudios del DIPr de las universidades francesas, que se divide en cuatro temas:

· derecho de la nacionalidad;

· condición jurídica de los extranjeros;

· método de los conflictos de leyes, y

· método de los conflictos de competencia judicial.

y · método de los conflictos de competencia judicial. Éste es el plan de estudios que,

Éste es el plan de estudios que, con algunas variantes, ha estado vigente

en la gran mayoría de universidades y centros de enseñanza del derecho en

México desde hace más de 60 años. Algunos autores iusprivatistas propusieron ampliar la temática del DIPr

con otras técnicas o métodos para la solución de problemas derivados del tráfico

jurídico internacional, como es el caso de las técnicas o métodos de normas de

aplicación inmediata' y de normas materiales' También se propuso que se in- cluyeran temas vinculados con el comercio internacional' Asimismo, la divi- sión tajante entre derecho comunitario y DIPr empieza a borrarse en algunos

temas, ya que hay autores que consideran que existe una necesaria vinculación

temática.

En la década de los ochenta se propuso en América Latina la pluralidad de métodos o técnicas para la solución de problemas derivados del tráfico jurídi- co internacional." Entre las razones que ha expuesto esta corriente está el que

son los iusprivatistas, a falta de otros especialistas, los que han tenido que abor-

dar temáticas diversas en donde existe una vinculación internacional, aunque

cabe señalar que en esta labor también han aportado sus luces varios reconoci-

dos mercantilistas.

Hace algún tiempo, el2 de septiembre de 1993, la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México aprobó sus nuevos planes de es- tudio en la materia de derecho internacional privado, y además de ampliarla a dos semestres incluyó la pluralidad de métodos para resolver los problemas derivados del tráfico jufídico internacional am lió también la temática ara

mc mr aspectos relacionados con el Tratado de Libre Comercio (TLC), temas que

abordamos en esta obra y de forma más detallada, en la parte especial. La pluralidad de técnicas, aunada a la amplitud temática del DIPr, requiere que su objeto sea delimitado para evitar que un contenido excesivo y

6 Derecho internacional privado no vinculado con la naturaleza propia del DIPr pueda afectar a
6 Derecho internacional privado no vinculado con la naturaleza propia del DIPr pueda afectar a

6 Derecho internacional privado

no vinculado con la naturaleza propia del DIPr pueda afectar a su estructura básica. Veamos ahora los temas que nos disponemos a tratar en esta obra y las

razones que nos conducen a ello. La temática general es la siguiente:

• derecho de la nacionalidad;

· condición jurídica de los extranjeros, y

· métodos para resolver problemas derivados del tráfico jurídico interna- cional.

DERECHO DE LA NACIONALIDAD

Su objeto es estudiar la relación de una persona en razón del vínculo politico y jurídico que la íntegra a la población constitutiva de un Estado. Se trata de una relación de derecho públíco y, por tanto, rebasa la naturaleza propia del DIPr. La razón de su inclusión entre los temas que se examinan en esta obra es que en Méxíco se han seguido tradicionalmente los planes de estudio de las universida- des en Francia, en donde el derecho de la nacionalidad, como ya se mencionó, constituye un tema previo para abordar la técnica o método conflictual.Adernás de la razón apuntada, el derecho de la nacionalidad que debería estudiarse en el curso de derecho constitucional ha sido relegado al DIPr. Sin embargo, cabe señalar que a pesar de la modificación en los planes de estudio de la Facultad de Derecho de la UNAM no se incluyó este tema, por lo que su tratamiento en esta obra será muy breve y sólo en beneficio de aquellas escuelas de derecho que aún

lo mantienen en su currículo.

CONDICIÓN JURíDICA DE LOS EXTRANJEROS

Las razones expuestas en el párrafo anterior con respecto al derecho de la nacio- nalidad y su inclusión en la temática del DIPr también son aplicables al tema de la condición jurídica de los extranjeros, con la diferencia de que este tema perte- nece al derecho administrativo.

de que este tema perte- nece al derecho administrativo. .Métodos para resolver los problemas derivados del

.Métodos para resolver los problemas derivados del tráfico jurídico ínternacíonal

Los métodos que se estudiarán en esta obra son los siguientes:

· conflictual;

· de normas de aplicación inmediata;

· de normas materiales;

· de lex mercatoria;

· de derecho uniforme, y

· de competencia judicial.

Introducción al derecho internacional privado

7

Nos ocuparemos de los mismos a partir del capítulo 6, cada uno de ellos con-un planteamiento general.ide manera sucesiva. En la tercera parte de la obra, titulada "Derecho internacional privado en México", nos referiremos al derecho internacional privado positivo en México, para concluir con un capítulo acerca de México en el derecho convencional internacional.'

1.2 SITUACIÓN ACTUAL DE LAS RELACIONES JURÍDICAS PRIVADAS INTERNACIONALES

Para su estudio, este tipo de relaciones puede diferenciarse en dos grandes ámbitos: el de las personas y las relaciones familiares, en el orden en que se

encuentran sistematizadas por el derecho civil y el de las relaciones vinculadas

al comercio internacional.

LAS PERSONAS Y LAS RELACIONES FAMILIARES

En él se comprenden las relacionadas con elementos extranjeros y su regula- ción, desde la capacidad y el estado civil de las personas: matrimonio, divorcio, filiación, hasta el derecho sucesorio, pasando por la adopción, legitimación, pa- tria potestad y tutela. También se comprenden temas que, por su actualidad e importancia, han sido objeto de regulación internacional, como las obligaciones alimentarias, la adopción de menores, la represión del tráfico ilícito de meno-

res, etcétera.

,V---- La regulación internacional de la persona y su familia se ha incrementado

/ en la medida que se producen más desplazamientos entre países por razones de trabajo o refugio político. En Europa, con los cambios políticos habidos en los antiguos países del Este, el desplazamiento de personas se ha intensificado. En América, varios millones de mexicanos y de otros latinoamericanos emigran hacia Estados Unidos de América en busca de trabajo y mejores niveles de vida. Estos movimientos migratorios provocan la necesidad de conocer las normas de DIPr para solucionar los problemas que se presentan. Sin embargo, cabe acla- rar' que no obstante este incremento en el tránsito de personas, cada día los derechos nacionales tienen menos diferencia entre sí. Se respetan los dere- chos humanos y con ellos regímenes de igualdad para las personas, por ejemplo, el derecho a heredar y ser heredero. Por otro lado, hoy en día son muy escasos los paises que no admiten el divorcio; la mayoría de edad a los 18 años y con ella la libertad para contratar se acepta en un gran número de países y este hecho disminuye la necesidad de solventar problemas de falta de capacidad. Asimis- mo, el derecho de familia en el DIPr se ha enfocado principalmente a dos proble- mas de la época: la represión del tráfico de menores mediante normas deriva- das de tratados internacionales, que aportan soluciones satisfactorias para los países miembros del tratado y que permiten la devolución de los niños a sus

8

Derecho internacional privado

,/

hogares y el otorgamiento de pensiones alimentarias y la adopción internacio- nal. Vinculadas al tema anterior también están las reglas en materia de adop-

ción que facilitan este acto del estado civil para evitar que largos y engorrosos

_ Otro tema tradicional del DlPr es la regulación de los bienes; sin embar- go, en este tema ha habido innovaciones considerables por lo que se refiere a los bienes muebles y entre éstos, los valores corporativos, bursátiles y financieros. De ahí que exista ya una especialidad sobre transacciones financieras interna- -

cionales, muy importante.

trámites

locales provoquen el tráfico ilegal de menores.

J-?

Los procesos de globalizacián. Las relaciones jurídicas vinculadas al co- mercio internacional se han incrementado en la medida en que éste ha crecido. / Hoy en día, el impulso al comercio internacional se ha acelerado gracias a los sorprendentes avances tecnológicos en el campo de las telecomunicaciones, que han servido de soporte al desarrollo de sistemas de cómputo en el ámbito inter- nacional. Éstos constituyen la base para el desenvolvimiento de cualquier pro- ceso en escala mundial."

La expansión del comercio y el acercamiento de las economías se ha queri- do expresar a través de conceptos tales como "globalización", "internacionaliza- ción" e "interdependencia". Conforme a los dos primeros se intenta connotar que se viven procesos industriales y comerciales de escala mundial. La "interde- pendencia" es su resultado; mediante este concepto se trata de significar que la

conexión de las economías nacionales es tal que lo que sucede en una, en mayor

o menor medida, repercute en las demás.

De acuerdo con las consideraciones anteriores, lo que nos interesa para

nuestros propósitos es que el acercamiento y, en muchos casos, la vinculación de las economías ha llevado a los gobiernos a modificar o a crear normas jurídi- cas que reduzcan o desaparezcan las diferencias locales en el tratamiento del comercio a fin de lograr una economía m undial más eficiente y provechosa para todos. Este proceso de uniformidad normativa es un medio para la solución de problemas que presenta el tráfico jurídico internacional y, por tanto, suscepti- ble de ser estudiado por el DIPr.

Otro proceso importante en el ámbito regional es la creación de zonas de libre comercio, mediante las cuales se establecen los instrumentos que promue- van el comercio entre países, o bien, se dota al comercio y a la integración indus- / trial avanzados de un marco normativo que los facilite y promueva. Asimismo, -lhediante este tipo de acuerdos se alcanza una coordinación económica regional que impulsa el desarrollo económico del área. Uniones de este tipo, como es el caso de la Com unidad Económica Europea, han tenido además objetivos geopo- líticos: la prevención de conflictos que históricamente desembocaron en guerras y prevenir las migraciones masivas. Lo que nos interesa para este curso es que gran parte de los instrumentos que constituyen un acuerdo de libre comercio son objeto de estudio del DIPr_ En Europa hubo una diferencia tajante entre DIPr y derecho comunitario que la

Introducción al derecho internacional privado

9

realidad se encargó de ir borrando. En América Latina, y en especial en México, no existe un acervo intelectual de tal magnitud que permita hacer esa división, por lo que es previsible que sea a través del DIPr como se aborden varios de estos temas como son el derecho mercantil internacional a la par que los efectos jurídicos internacionales en materia de competencia económica y muchas otras materias, siempre de acuerdo con los métodos del derecho uniforme, los siste- mas sobre solución de controversias y los conflictos entre derechos nacionales, entre otros, que se dan dentro del contexto de este tipo de acuerdos de libre

comercio.

1.3

EL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

EN AMÉRICA LATINA y

EN MÉXICO

El tema de este apartado es tan importante y trascendente que bien valdría

abordarlo en una obra en varios tomos. Sin embargo, nuestro deseo es simple- mente dejar apuntadas unas breves reflexiones que permitan al estudiante

tener un panorama de lo que acontece con esta materia en algunas universida-

des y centros de educación en América Latina. De manera general, se pueden diferenciar algunos elementos en materia de enseñanza en América Latina por grupos de países y por países. En primer lugar se encuentra el grupo de países que ratificó las Conven- ciones de Montevideo de 1889 y que en esa medida manifestaron su interés por el DIPr desde una época temprana. Este compromiso internacional motivó a algunos profesores civilistas e internacionalistas a darle énfasis a la enseñanza de la materia en sus cátedras. Los países ratificantes de las Convenciones de Montevideo de 1889 (Argentina, Colombia, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Perú) fueron también signatarios de la Convención sobre Derecho Internacional Pri-

/ vado (Código de Busuuruuuey de 1928; aunque los cuatro primeros paises men- cionados lo hicieron con reservas, reiteraron su interés por la materia. Una de las razones por las cuales, desde época tan temprana, estos países elaboraron y ratificaron convenciones en materia de DIPr fue que sus sistemas jurídicos, principalmente el Código Civil, se elaboraron sobre una base territorialista y, por tanto, los sistemas jurídicos permanecieron cerrados o semicerrados al trá- fico jurídico internacional. 7 Argentina y Uruguay, por su parte, se han destacado desde el siglo pasa- do por su producción bibliohemerográfica en la materia y por mantener una cátedra de DIPr en todas las universidades o centros de enseñanza del derecho. En ambos países ha habido, a lo largo de los años, muy destacados profesores de DIPr. Este desarrollo se debe a una gran tradición intelectual en el campo del derecho en general y que se ha reflejado en el DIPr. Perú tiene, a su vez, una de las más antiguas tradiciones en el campo del DIPr. Baste recordar que este país fue el precursor en el mundo de la primera

,

,

10

Derecho internacional privado

convención internacional en materia de DIPr: el Tratado de Derecho Inter- nacional Privado de Lima de 1878. Esa tradición se logró mantener a lo largo de casi dos siglos en la Universidad de San Marcos y ha dado frutos, ya que des- de 1984 Perú cuenta con uno de los códigos civiles que, en materia de DlPr, es el más avanzado en América Latina. Bolivia y Paraguay no se han significado por grandes aportes en la mate- ria; sin embargo, la Universidad Mayor de San Andrés, en Bolivia, se ha desta- cado por su cátedra de DIPr.' Colombia ha sido un país con una tradición intelectual ampliamente de- sarrollada en el campo del derecho y en especial del DIPr; la Facultad de Juris- prudencia del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario ha sido baluarte de la cátedra de DIPr. Actualmente hay un nuevo despertar del interés por la ma- teria desde una óptica más práctica gracias al ímpulso que le ha dado la Univer- sidad de los Andes. Además del primer grupo de países señalado, hay otros que fueron signa- tarios del Código de Bustamante y sólo nos referiremos a cuatro de ellos: Brasil, Chile, Panamá y Venezuela. Brasil tiene un desarrollo propio del DIPr, que quizá sea uno de los más antiguos en América Latina. La primera cátedra de derecho comparado se ins- tituyó en la Facultad de Derecho de Sao Paulo en 1827, de ahí que Brasil haya sido un país con una amplia y profunda producción bibliohemerográfica y que varios de los más destacados profesores latinoamericanos en el campo del DlPr procedan de ese país' Chile es un caso aparte. Con el primer Código Civil en América Latina (1855) y disposiciones en materia de DIPr, éstas establecieron, sin embargo, un territorialismo de tal magnitud que durante varios años hizo nulo el estudio de la materia y, por ende, una producción bibliohemerográfica reconocida. No obs- tante esta situación, la tradíción intelectual chilena en el campo del derecho acabó por imponerse y hoy en día Chile tiene sendas cátedras de DIPr eri sus universidades más importantes. Su creciente participación en el comercio in- ternacional ha provocado un renacimiento del interés por el DIPr, que se apoya en un cuadro de prestigiados y reconocidos profesores en la materia. Panamá no se destaca particularmente por una producción bibliohemero- gráfica importante en el DIPr; sin embargo, por ser 'un país abierto al comercio internacional con la antigüedad e intensidad que pocos países en el subconti- nente han tenido, sus universidades mantienen un interés permanente por la cátedra 'de DIPr. Los abogados panameños, por otro lado, son personas capaci- tadas en la práctica cotidiana y con gran interés por la temática del DIPr. Venezuela es otro de los países sudamericanos con una bien estableci- da tradición en el campo del DIPr. Sus dos primeros códigos civiles (1826 y 1873) transitan desde la.concepción territorialista hasta la personalista francesa e italiana. Con autores destacados en materia de DIPr desde el siglo pasado, cuenta desde hace varios años con profesores de reconocido prestigio internacional, principalmente de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universi-

.~

Introducción al derecho internacional privado

11

dad Central de Venezuela, quienes le han dado gran impulso no sólo al DIPr venezolano sino también al latinoamericano, sin dejar de contar importantes cátedras como la de la Facultad de Derecho de la Universidad de Zulia y ahora en una concepción más práctica, en la Universidad de Santa María. En Centroamérica, además del caso de Panamá, también es destacable la tradición que existe en Guatemala, donde la cátedra de DIPr de la Universidad de San Carlos ha desempeñado un importante papel en ese país. La situación centroamericana respecto del DIPr se ha mantenido gracias a varios de sus profesores que, no obstante las dificultades de toda índole, han seguido adelan- te con la enseñanza del DI~r. En este sentido, rendimos homenaje a los maes- tros encabezados por Ignacio Ellacuria, de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, masacrados por manos asesinas. Sin embargo, Centroamérica parece haber entrado en una nueva fase de su historia que impulsará a los pai- ses de esa área a participar en las corrientes del comercio internacional y con ello, seguramente, vendrá un renacimiento del interés por la materia. México es un caso aparte. Por las razones que se describen más adelante, después de más de 40 años con un sistema territorialista absoluto y en conse- cuencia, con una posición aislacionista respecto de las corrientes del DIPr, a partir de 1975 el sistema jurídico mexicano empezó a abrirse de manera rápida,

principalmente a través del sistema convencional internacional, al grado de liberalizar su sistema que ahora permite una adecuada integración jurídica con

países de sistemas jurídicos tan diferentes como son los de Estados Unidos de América y Canadá (con excepción de Quebec). Durante esos 40 años, salvo hon-' rosas excepciones, la enseñanza del DIPr en México fue deficiente, al igual que su producción bibliohemerográfica. El panorama actual es alentad~ry existen varios factores que apuntan en el sentido de promoción del DIPr en las cátedras de las diversas universidades y centros de enseñanza del derecho en el país.v Como ya se mencionó, la Facultad de Derecho de la UNAM modificó en septiem- bre de 1993 sus planes de estudio y otorgó al DIPr un lugar importante con una temática moderna. En diversas universidades del interior del país el interés por el DIPr se ha incrementado; por ejemplo, en la Universidad de Sonora existe una maestría en DIPr; en el Tecnológico de Monterrey y en la Universidad de Monterrey hay áreas especializadas en la materia o profesores dedicados a ellas. Después de 22 años se celebra el Seminario Nacional de DIPr y Comparado en diferentes universidades del interior del país, que sirve como órgano de promo- ción de la materia, y las ponencias ahí presentadas ya constituyen uno de los acervos heme ro bibliográficos más importantes del país.

De este breve recorrido puede concluirse que en Latinoamérica y en Méxi- co se tiende hacia el desarrollo del DIPr. Hay también una tendencia, aunque no mayoritaria, a romper los esquemas tradicionales del DIPr e insertar en su objeto de estudio temas que demanda la realidad internacional, especialmen- te el del comercio entre países. Aun en los casos en que existe resistencia al cambio, la formación de los nuevos juristas se da a través de materias tales como Derecho de los negocios internacionales o Transacciones jurídicas inter-

l

12 Derecho internacional privado

nacionales, temas cada día más difundidos en los medios académicos y en donde felizmente confluyen especialistas en DIPr con mercantilistas interesados en la realidad internacional. En todo caso, el DIPr constituye hoy en día una de las disciplinas básicas que además de mostrar los métodos para la resolución de problemas derivados del tráfico jurídico internacional, forma a los juristas en la problemática jurídica internacional de las relaciones privadas como pocas disciplinas lo han logrado hasta el momento.

1.4

OBJETO DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVAfO

La concepción tradicional asigna al DIPr el estudio del método de los conflic- tos de leyes. Se trata hoy en día de una concepción demasiado restrictiva. Algunos autores consideran que debe abarcar también el tema del conflicto de compe-

ya vimos, por cuestiones de tradición en México se inclu-

(f yen los temas del derecho de la nacionalidad y la condición jurídicavde los ex- tranjeros. Otros autores han propuesto incluir dentro del DIPr alguli~stemas del comercio internacional, especialmente aquellos que se vinculan cori.la rela- ción privada internacional. Otros más han propuesto, y ésta es una corriente . mayoritaria, estudiar los diferentes métodos que existen para resolver los pro- blemas que presenta el tráfico jurídico internacional. Esta pluralidad de méto- dos, sin embargo, presenta la necesidad de definir cuáles de esos métodos son ~ acordes con la naturaleza misma del DlPr de tal manera que su inclusión no afecte a la estructura de la materia. En el libro se sigue, desde su primera edición en 1980, esa corriente y, de hecho, fue la primera obra en México en adherirse a ella. También hay quien ha planteado, y es una tesis sugestiva, que el objeto del DIPr es la "relación priva- da internacional", ya que se trata de la relación básica que subyace en todas las concepciones doctrinarias sobre el objeto del DIPr que luego se separan a través de los diferentes métodos que utilizan. 10

ncía judícial

Como

,.({: En conclusión, podemos decir que el objeto del DIPr es el estudio de los

W diversos métodos que se emplean para la resolución de problemas derivados del tráfico jurídico internacional, siempre que ese tráfico se refiera a las relaciones de carácter privado.

TERMINOLOGíA

Antes de seguir adelante diremos algunas palabras en torno a la terminología con la que se ha conocido y, en algunos casos, se conoce al DlPr. Se sostuvo en el siglo pasado que, debido a que se trataba del derecho civil llevado a un nivel internacional, era más apropiado llamarlo derecho civil inter- nacional; sin embargo, esta denominación se quedó corta cuando en el mismo siglo pasado se incluyeron en el estudio de la materia otros temas no cubiertos por el derecho civil, como fueron algunos aspectos del derecho marítimo, de la

Introducciónal derecho internacional privado

13

/

/

propiedad industrial y del comercio. Durante mucho tiempo también se llamó a la materia derecho conflictual porque el único método para la resolución de los cOnflictos,derivados del tráfico jurídico internacional era precisamente el méto- do contlictual, que será uno de los que estudiaremos en esta obra (véase el capí·, tulo 4). En Inglaterra y en Estados Unidos de América se le sigue denominando conflict of laws. En algunos extremos hay autores que han discutido si el derecho conflic- tual es parte del derecho internacional privado, por tener aquél normas de de- recho público. En realidad, se trata de posturas doctrinarias ya superadas por la realidad. Hoy en día -y nos referimos a la bibliografía de los últimos 10 años en Europa y Estados Unidos de América- ya no hay quien discuta estas cues- tiones, sino que más bien se dirigen los esfuerzos hacia temas más prácticos. De esta manera, la cuestión de la terminología es un tema de relativo interés para los estudiosos de la materia. Una vez definido el objeto de nuestra disciplina, conviene que la ubique- mos en el contexto general del derecho, para lo cual procedemos a distinguir formalmente al derecho interno del derecho internacional y al derecho interna- cional público del DIPr.

DIFERENCIA FORMAL ENTRE EL DERECHO INTERNO Y EL DERECHO INTERNACIONAL

El derecho interno cuenta con naturaleza y características distintas que, por lo general, no existen en el derecho internacional y que son las siguientes:

a) Cada Estado tiene un conjunto de normas que constituyen un sistema jurí- dico. Por lo común, esas normas derivan de un cuerpo normativo supremo

denominado Constitución;

b) Por lo regular, cada sistema jurídico interno tiene prevista la existencia de un legislador o cuerpo legislativo que elabora y emite las leyes, así como de un cuerpo judicial que interpreta dichas leyes y juzga conforme a ellas;

c) También existe, en cada sistema jurídico, un órgano o una persona designa-:

da para aplicar las leyes que emite el legislador, y

d) El sistema juridico de cada Estado tiene, en principio, un ámbito material limitado y definido de aplicación coactiva que se circunscribe al territorio de dicho Estado.

En cambio, el derecho internacional tiene características y naturaleza di-

#' a)

o

. . entes de las descritas para el derecho interno:

.

No existe un conjunto definido de normas, ni éstas constituyen un sistema, ,

:y tampoco dependen de una Constitución. Hay una Carta de las Naciones

~ .;':~

Unidas que es la normatividad suprema para los miembros de esa organi- . zación. Sin embargo, con frecuencia, muchas de esas normas no son respe-

~y .'

,~f CdM sin ,O, sea posibl h""IM cumplir ni O""',, .1" Estados violado-

,

14

Derecho internacional privado

res. Existe un Consejo de Seguridad que está encargado de aplicar sancio- nes a países que actúan en contra del derecho internacional, pero ese Con- sejo se rige en realidad más por intereses políticos que jurídicos; b) La Carta de las Naciones Unidas prevé que la Asamblea General es su ór- gano supremo y que éste aprueba la normatividad internacional. En este sentido, podría ser semejante a un congreso o parlamento nacional, pero la . gran diferencia es que las normas que aprueba la Asamblea General de las Naciones Unídas no son, en sí mismas, obligatorias para los países miem- bros y menos aún para aquellos que votaron en contra. En cambio, en un congreso o parlamento las leyes aprobadas son efectivas y obligatorias para

/ toda la sociedad del Estado correspondiente;.

1: e) El Consejo de Seguridad de la ONU que se encarga, en casos extremos, de

1'b1:"4"'

aplicar normas internacionales es un órgano en el que s6lo están represen-

/:¿"'\ ]Y tados, de manera permanente, los países económica y militarmente más fuertes. De forma minoritaria y transitoria, están representados otros paí- ses. Sin embargo, este órgano sólo ejecuta normas internacionales cuando el interés político de alguno de los miembros permanentes de dicho Consejo prevalece, y Las normas de derecho internacional tienen, en principio, como ámbito de

aplicación, los territorios de aquellos paises que las acepten, y los espacios'

com unes de los Estados como es el mar o el espacio atmosférico.

.

,

No obstante estas grandes diferencias, la comunidad internacional tiende a unirse cada vez más. L" Cortina de Hierro ha caído y ya no hay más diferen- cias en Europa, salvo el' caso de guerras fratricidas locales y transitorias. Ha entrado en vigor el Tratado de Maastricht y con él la Unión Europea ha dado un paso más hacia su integración. Ha quedado constituido el Consejo de la Cuenca del Pacífico. México, Canadá y Estados U nidos de América han ratificado y ha entrado En vigor entre éstos el Tratado de Libre Comercio. México ya tiene firma-, dos otros con Chile y Costa Rica, Venezuela y Colombia, Bolivia y otros países. En fin, la tendencia hacia el acercamiento de los países es !In hecho histó- rico que tiende a darle mayor vigencia a la normatividad internacional.

Otros criterios de distinción entre el derecho internacional público y el derecho internacional privado

Criterio subjetívo. Los sujetos del DIP son los Estados y los organismos internacionales. Acorde con el desarrollo mundial, las llamadas organizaciones no gubernamentales- (ONG) participan de forma creciente e intensa en la discu- sión de ciertos temas álgidos tales como ecología, igualdad de derechos para las mujeres, defensa de los menores, etc., de manera muy cercana con los estados nacionales y los organismos internacionales. Este tipo de organizaciones no busca un reconocimiento internacional de la misma naturaleza de los organismos in-

Introducción al derecho internacional privado

15

ternacionales, pero su presencia se deja sentir cada vez más en los foros inter- nacionales a la hora de las grandes decisiones. Por otro lado, estas organizacio-

nes significan que los asuntos de la humanidad y del mundo han dejado de se,' temas reservados exclusivamente a los tradicionales sujetos del derecho inter-

nacionaL

Las personas físicas en lo individual también son sujetos del derecho internacional en la medida que existe un mayor compromiso de los estados nacionales en lo individual y en lo colectivo para la defensa de los derechos hu- manos. El comercio entre países suele estar condicionadoa la defensa' deIos derechos humanos. Hay más facilidad de comercio entre los paises que los res-

petan. Los

inversionistas saben que sus inversiones se encuentran mejor

resguardadas en paises democráticos que en otros en donde se violan los dere-

chos humanos.

En efecto, en los casos de violación a los derechos humanos, las personas

físicas pueden recurrir a las diversas comisiones internacionales, en las que

pueden entablar demandas en contra del Estado en donde se haya cometido la

violación.

Después del formalismo en la definición de los sujetos del DIP en el nivel

internacional empieza a suceder lo que en muchos países es una realidad: que

los ciudadanos cada dia toman más control de áreas que los gobiernos no prote- gen o desarrollan con el mismo énfasis que lo piden las personas y las comuni- dades. De esta forma, las organizaciones de individuos ocupan cada día más el sitio en donde los Estados no dirimen conflictos políticos pero requieren protec-

ción, ya sea por ejemplo en la preservación de especies en extinción, en el tráfico de estos animales, como en la protección de la capa de ozono o la contaminación

en los mares. Desde hace muchos años: en Europa se ha llevado a cabo un pro- ceso de unificación económica, política y monetaria, y los contornos del Estado

nacional han empezado a cambiar.

Por tanto, es previsible que en el futuro los sujetos del DIP modifiquen su forma actual y que incluso pudieran surgir nuevos actores aún no definidos hoy en día.

Criterio objetivo.

El origen de las normas del DIP es internacional y, excep-'

cionalmente, nacional. En el caso del D1Pr, el origen de sus normas es inverso:

nacional y excepcionalmente internacional.

.

,

El criterio anterior tiene, sin embargo, algunos matices. En el DIP actual la normatividad es de origen internacional, pero hubo épocas en que las leyes de las grandes potencias se proyectaban internacionalmente. Por ejemplo, durante más de un siglo el derecho que imperaba en los mares era el derecho inglés, y lo mismo sucedía en materia de usos y costumbres de gran parte del derecho mer- cantil internacional. Por su parte, el DIPr, aunque ha sido formado tradicional- mente por normas de derecho interno, en la actualidad, debido al creciente

número de convenciones y tratados internacionales en la materia, hay un incre- mento constante en normas de origen internacional.

16 Derecho internacional privado

Este último incremento en el desarrollo de las convenciones internacio- nales apunta hacia una mayor uniforrnización en las normas que rigen los dife- rentes aspectos del comercio internacional. En este sector, el número de con- venciones internacionales sobrepasa ya a la normatividad interna en materia de DlPr.

1.5

ya a la normatividad interna en materia de DlPr. 1.5 ! ~ . ANTECEDENTES HISTÓRICOS La

!

~

.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

La concepción moderna del DIPr se inicia en la Edad Media, con la escuela .italiana de los posglosadores. Antes de esta época hay un amplio número de antecedentes, de los cuales nos referiremos sólo a tres.

La pluralidad de leyes. Significa que en un momento determinado existe la posibilidad de aplicar una ley de entre varias que son susceptibles de ser aplica- das. En la Grecia clásica existieron ciudades-Estado con legislación, institucio- nes y autoridades propias. Con un considerable tráfico de personas y bienes entre esas ciudades-Estado se produjeron múltiples problemas acerca de qué

ley aplicar. Hans LEWALD ll nos informa de un caso, el de IsócRATEs. quien en su

famoso discurso "La Eginética" se refiere a un proceso realizado en Egine sobre

{' la validez de un testamento de un extranjero fallecido en esa ciudad, donde ? estaba domiciliado. En este proceso, IsócRATEs menciona que hubo cuatro leyes

{ [ susceptibles de ser aplicadas: la ley de Egine, por ser la ley del último domicilio

'1; ',r del difunto; una segunda ley, la del lugar de celebración del testamento; una í) ~ tercera, la del origen del testador (diríamos hoy en día: la ley de su nacionali- dad) y una cuarta ley: la del lugar en donde el heredero estaba domiciliado.

\~

.

la del lugar en donde el heredero estaba domiciliado. \~ . Personalidad de las leyes. Consiste

Personalidad de las leyes. Consiste en aplicar la ley en razón de la calidad de la persona. Esta tradición nace en Roma donde, durante el Imperio, a los ciudadanos romanos se les aplicaban las leyes deljus civile ya los extranjeros (a los peregrinos) eljus gentium que preveía"entre otras cosas, la aplicación de las leyes de su origen. Las relaciones entre ciudadanos romanos y peregrinos o entre peregrinos originarios de ciudades diferentes eran reguladas de acuerdo con eljus gentium.l; La aplicación de varias leyes alcanzó su mayor auge durante el último periodo del Principado, particularmente a raíz de la dominación romana sobre Egipto (que había conservado su autonomía jurídica). De esa manera, se produ- jo la aplicación del derecho egipcio, del derecho romano y del derecho griego, que había sido aceptado en gran medida por los egipcios.P A la caída del Imperio romano, las tribus que lo habían conquistado -galos, francos, visigodos, hunos, etc.- convivieron en el mismo territorio y cada tribu elaboró sus propias leyes a partir del derecho romano. Deben de haberse presentado problemas interesantes en la medida que la ley se aplicaba de acuerdo con el origen tribal, o la raza de cada individuo. 1

Introducción al derecho internacional privado

17

En su Historia del derecho, Paul ÜURLIAC señala que el sistema de la per- sonalidad de las leyes surge en esta época porque los reyes bárbaros, ocupa- dos en la guerra, trataban de conservar las cosas como estaban, y la forma era no mezclarse, vivir cada grupo por su lado: bárbaros con bárbaros, romanos con fiomanos. El hijo seguía la condición de su padre; las esposas la ley de sus mari-

/ dos; los miembros del clero la ley romana, pero habia muchas personas cuya ley no estaba fijada con precisión. Eljuez preguntaba a las partes bajo el imperio de qué ley vivian y las partes, al responder, hacian una professio juris. Después de cuatro siglos de vigencia del sistema, en el siglo x la fusión de razas hizo impracticable el sistema. Poco a poco la ley personal fue sustituida por la ley real, basada en las /ostumbres del lugar. Eljuez aplicaba la ley de la mayoría de los habitantes. En cada señorío aparecieron costumbres diferentes. Las costumbres territoriales surgieron con los señores feudales.

~

I /Territorialismo de las leyes.

Consiste en aplicar la misma ley, ley del fofo,

a todas las personas que se encuentren dentro de un territorio determinado, sin tomar en cuenta su origen.

Dentro de los territorios del otrora Imperio romano surgió el sistema feu- da!. El vasallo era titular de los exiguos derechos que el señor feudal le conce- día. Dentro de cada feudo sólo regía una ley: la que dictaba el señor feudal. El

/ .mandato del soberano se aplicaba por igual sobre personas, bienes o litigios (CAu\SSO, ME.JlERS, BAT1'IFOL, GILISEN).l1 El territorialismo o las tendencias terri- torialistas, aunque matizadas, volvieron asurgir y desaparecer, sucesivamen- te, a lo largo de la historia del DIPr.

ESCUELAS DE LA EDAD MEDIA

d1,-

¡ En el siglo Xl el monje IRNERIO descubrió en una biblioteca de Pisa, semiabando- nado y polvoso, el Codex secundus, que era la codificación más acabada del dere- cho romano. Lo llevó a Boloña, donde un nutrido grupo dé juristas lo estudiaron e hicieron sus comentarios (glosas) sobre diversas partes de la obra (MARGA-

DANT). A este movimiento se le llamó escuela de los glosadores.

¡;-- s'""

~ ~c----- .

Escuela de los glosadores. Dentro de esta escuela, dos autores establecie- ron las bases de los estatutos: en el siglo XII AZON, con su obra Summa codicis, y írolus DE Tocco con su glosa Stotuni non ligat nisi subditos"' (GUTZWILLER). Por su parte ACURSIO, con su glosa Ordinaria, variante de la anterior, es- tablece e! principio lex fori conforme al cual la ley debe tener un ámbito de aplicación en el espacio. De manera más precisa, dicho principio indica que el

juez debe aplicar invariablemente su propia ley en cuanto al procedimiento. A su vez, Jacobus BALDUINI establece una distinción importante: en materia de rocedimientos, el juez debe aplicar su propia ley (ad litem ordinanda) y en uanto al fondo de! asunto, en materia contractual (ad litem decidendam), la ley

18 Derecho internacional privado

¿

-O

del lugar en donde el contrato se hubiese celebrado. Estos dos autores contribu- yeron de manera considerable en la corriente estatutaria o escuela de los pos-

¡¡:-- glosadores (LEREBOURS·PIGEONNJÉRE, BATIFFOL y LAGARDE).

J

~ Escuela de los posglosadores. Floreció a finales del siglo XIII y durante el ~\x1siglo XIV. Bartola DE SASSOFERRATO es su autor más destacado y se le considera ~~ . el fundador del DIPr moderno, ya que en sus glosas hace una síntesis de todos

~ los estatutos que hasta la fecha existían en la materia y los tradujo en los prin- cipios que irían a regir hacia el futuro. Sus discípulos más destacados fueron:

Guillaume DE CUN, Baldus UBALDIS, Albericus DE ROSATA, Bartholomeus DE SALI- CE'I'O, Raphael FOLGOSIUS y Johannes BAP'I'ISTA CACCJOLUPUS. En Italia el feudalismo no tuvo las raíces profundas que alcanzó en el resto de Europa. La existencia de ciudades-Estado (principados, ducados, etc.), con sus propias leyes dentro de un territorio relativamente reducido, y el gran desarrollo del comercio provocaron la necesidad de contar con un sistema de solución al tráfico jurídico internacional que ahí se dio. De esa época provienen

gran parte de los principios que aún siguen vigentes.

Guillaume DE CUN distinguió entre estatutos (leyes) reales, que rigen Jos bienes, y estatutos personales, que rigen a las personas. Los primeros, con efec- to territorial: lex rei sitae, es decír, la ley de su ubicación rige a Jos bienes. Los segundos, con efecto extraterritorial: lex personae, rigen a las personas de acuerdo

con su origen (lo que hoy en día llamamos nacionalidad) (ME:IEHS).~""¡;::-"'"r.0"

Bartola DE SASSOFEHRATO consideró que debía existir un est't"to !Jrter~e. dio aplicable a los actos jurídicos y así propuso el principio locus regit actiun, que equivale a que la ley de la celebración del acto sea la que lo rija. En cuanto

a los efectos de los actos, Bartola propuso dos principios: Jos actos ilícitos serían

regidos por la lex loci commissi delicti (ley del lugar en donde se comete el ilícito), y los efectos de los actos por la lex loei soliuionis o lex loci executionis (ley del lugar de -ejecución) (MEJIEHS, G1J1'ZWILLER).

Escuela francesa del síglo "'-VI. Esta escuela, también conocida como la de los jurisconsultos coneuetudinarios, tiene importancia en el DIPr en la medida que dos de sus autores más destacados, con ideas distintas e incluso contradic- torias, formularon dos de Ios métodos que aún persisten en la materia. Charles DUMOLIN (Carolus Moí,INEAUX) (J 500·1566), bajo la influencia de

los posglosadores, redactó Un comentario al titulo de los feudos de la cosuunbre

de París. Sus glosas las realizó conforme a un método analítico y universal. Conforme a este método, no sólo desarrolló las ideas de los posglosadores, sino que estableció las bases para el surgimiento de las ideas supranaciona1istas (LI-:HEBOURS-PIGEONNIÉHE). El otro autor, Bertrand D'ARGENTRÉ (1519-1590), de origen noble y con ser-

vador, elaboró su glosa con el título La costumbre de Bretaña, y en ella delineó

el método dogmático y la idea sistemática del territorialismo. Su principio bási-

co fue finitas potestas, finitas jurisdictio et cognitio."' De ahí deriva otros dos

1

,

Introducción al derecho internacional privado

19

principios: los bienes inmuebles se rigen por la ley del lugar de su ubicación ! (lex rei siuiei, las personas se rigen por la ley de su domicilio y los bienes mue- '

/ -bIes por la ley del domicilio de su propietario que, en el siglo XIX, fue traducido como mobilia. sequntur personam, D'ARGENTRÉ justifica de manera excepcional la aplicación de leyes extranjeras con base en los principios de justicia y egui-

r/

v

Q

d:d (LAlNÉ). \ ('.,'--"" -::L -, <::,,~,-,~-y ,

-"'-~

(' '~SCUELA HOLANDESA DEL SIGLO XVII

. -.

,.

fJf i Los Países Bajos viven durante la primera mitad del siglo XVIl la dominación

española y austriaca, de la que se liberan como consecuencia de la Paz de West-

falia en 1648. Les años de ocupación dejan un sentimiento de profundo naciona-

lismo que se combina con una de las principales actividades holandesas: el

Q

/

_;

comercío. En un ambiente impregnado de sentimientos de independencia, las ideas territorialistas de D'ARGENTRÉ fueron aceptadas y desarrolladas por Nicolás BURGUNDUS (1588-1649) y Cristian RODENBURG (1618-1688) [BATIFFOL, GUTZWILLER]. Otros tres autores, Paul VOET (1610-1677), Ulrich HUBER (1636-1694) y Jean VOCT (1647-1714), se encargan de desarrollar las ideas que se conocen propiamente como la escuela holandesa. Las ideas básicas son las siguientes: la ley holandesa debe aplicarse de manera general a toda persona y a todo acto

jurídico en territorio holandés. Debido a que hay necesidad de combinar ese territorialismo con el comercio internacional, dichos autores aceptan la aplica- ción de la ley extranjera con objeto de preservar los derechos adquiridos fuera de Holanda, teoría que en el siglo XIX se desarrolla con el título de los Vested right.so los derechos adquiridos. Para explicar la aplicación de la ley extranjera, estos autores elaboran el principio de la Camitas, por el cual el soberano holan- dés, en un acto de generosidad, aceptaba la aplicación de dicha ley en su territo- rio (BATIf'FOL, GUTZWILLER).

¡ ~6 ÉPOCAS MODERNA Y CONTEMPORÁNEA

r Con objeto de sistematizar las principales ideas de autores del siglo XIX y media- dos del siglo xx y con ~inesexclusivamente pedagógicos, a continuación nos refe,- rimos a la clasificación elaborada por Jase DE YANGUAS MESstA, quien distingue tres grandes tendencias principales:

La que considera que el DIPr debe integrarse por una actividad supranacio- nal;

~

pf'J

a)

b) La que ubica al DIP(en un orden jurídico interno, y

e) La que le atribuye una posición autónoma en el marco general del derecho.

Dichas tendencias se denominarán, respectivamente, teorías suprcuuicio-

nalistas, internistas y territorialistas y teorios autánomos.

~

11 .0Ji

T:o::':::7~:::~::, Consideran que el DI"' debe

tener .0 co nte

nido normativo de naturaleza supranacional. Su origen está en DUMOLIN y pasa

/ a través de juristas de principios del presente siglo, quienes en esa época de

1/ manera ideal creian que debía existir una comunidad de estados vinculados ,Y.1" por una normatividad internacional (internacionalistas), y otros que propusieron

¿'" una comunidad juridica universal de personas (universalistas). La tendencia

"''/7 actual ha recibido una influencia muy amplia de estos pensadores en la medida

,¡/ " ,.J que un número cada dia mayor de normas de DIPr provienen de tratados y convenciones internacionales.

~~

«

Teorías territoríalistas o internistas.

deben tener un carácter nacional pues el derecho nace y se agota en el ámbito

interno. Su origen está en las ideas de D'ARGENTRÉ, ideas que han florecido en épocas de sentimientos nacionalistas o independentistas. Actualmente se ob-

Postulan que las normas del DIPr

13

e

J

'1

. rJ tF serva una clara tendencia a su desaparición.

0/b

« Teorías autónomas. Afirman que el DIPr debe elaborarse tanto con un con-

tenido normativo interno como internacional sobre la base del derecho compa-

rado. Los autores que se adhirieron a estas teorías expusieron sus ideas. entre

los años 1930-1960, y se considera que son quienes sentaron las bases del DIPr

contemporáneo.

El análisis de las tendencias autónomas se hará en la tercera parte de

esta obra.

~ 1. 7

fUENTES DEL DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

En este apartado aludimos a las fuentes del derecho en tanto producción o crea- ción normativa. El orden que se sigue en la exposición, así como las explicacio- nes correspondientes no obedecen a una jerarquía especial de esas fuentes, sino

sólo a la posibilidad de su confrontación documental. Limitarse a las fuentes constituye una interpretación parcial del problema de la creación normativa; sin embargo, este tratamiento tiene un claro objeto didáctico que ayuda a des- cribir al DIPr.

r:: . FUENTES NACIONALES

Cj

.

La ley. Cada Estado cuenta con un sistema específico de creación normativa. La gran mayoría de normas creadas mediante el proceso legislativo o jurispruden-

cial constituye a las normas materiales o sustantivas. En un número menor hay

otras normas, las adjetivas, que posibilitan la aplicación de las primeras, como

es el caso de las normas procesales, o bien, las normas de conflicto, que tienen por objeto designar a la norma que debe ser aplicable. El DIPr se nutre de am- bos tipos de normas, como veremos en la segunda parte de esta obra.

Introducción al derecho internacional privado

21

La ley, como fuente del DIPr, varía según el sistema jurídico de que se trate. En la mayoría de sistemas jurídicos, las normas de DIPr son escasas y se hallan diseminadas en todo el sistema. En México, las normas de DIPr se encuentran en los diferentes códigos civiles y de procedimientos civiles de las diversas entidades federativas. Tam- bién existen en la legislación federal como es el caso del C6digo de Comercio, la

Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, el C6digo Fiscal, la Ley de Propiedad Industrial, etcétera.

Cabe destacar que algunos sistemas jurídicos cuentan con un cuerpo más o menos homogéneo de normas de DIPr, como es el caso de Suiza, Polonia, Por- tugal, Grecia y Perú.

El arto 73·de la Constitucion: Política de los Estados Unidos Mexicanos

establece la facultad para el Congreso de legislar. El arto 116 del mismo ordena- miento faculta a los estados de la Federación para legislar en el ámbito de su competencia y los arts. 103 y 104 determinan la competencia de los tribunales federales. A su vez, en el arto 121 se establecen las bases generales conforme a

las que deben regirse los conflictos de leyes que surjan entre las entidades fede-_

rativas.

 

La jurisprudencia;

Los tribunales del Estado son los órganos encargados de

'\!J.terpretar.y aplicar las normas jurídicas. El criterio uniforme de interpreta-o ión en la aplicación de dichas normas constituye la jurisprudencia.

 

La interpretación por los tribunales de las normas jurídícas la hacen en

, casos concretos, y cuando esa interpretación es uniforme crea la fuerza del pre-

 

cedente, que suele ser obligatoria. En eI.DIPr, la jurisprudencia es importante

en la medida que permite a los jueces -a través de la interpretación- ampliar los supuestos de las normas jurídicas y con ello enriquecer criterios pu'ntos de ;ista y lo que es más importante: darle certeza a las personas en cuanto al

sentido y alcance de.las.normas jurídicas. Así, en algunos países el desarrollo del DIPr obedece casi totalmente a la jurisprudencia: Estados Unidos de América, Inglaterra, Francia, Alemania, Argentina, etcétera. Por otro lado, el desarrollo jurisprudencial ejerce influencia sobre la doc- trina: los autores analizan la jurisprudencia y derivan comentarios que más tarde son consultados por los jueces. Este circulo es provechoso para el desarro- llo del derecho y de sus instituciones.

En México, por las razones que se comentarán más adelante, la jurispru- dencia es caso inexistente: es previsible. sin embargo, que los tribunales mexi- canos tengan mucho que decir en los próximos años dado el incremento del áfiCO juridico internacional.

\ 1\ .

El arto 14 constitucional; el 19 del C6digo Civil para el Distrito Federal;

el 19 del C6digo Civil para el Distrito Federal; \J " los 192 y 193 de

\J " los 192 y 193 de la Ley de Amparo y el 259 del C6digo Fiscal de la Federaciáti establecen la importancia y fundamentación de la jurisprudencia.

~

~

22 Derecho internacional privado

¡La costumbre.

Es la actividad reiterada y constante de un grupo social en

cierta área específica de su vida. Cuando la costumbre es reconocida por el dere-

cho se convierte en normatividad jurídica. En el DIPr la costumbre es impor- tante, sobre todo en el área del comercio. En el derecho mexicano la costumbre es reconocida como fuente del dere-

cho

D

por el Código de Comercio, arts. 280, 304 Y 333, Y en la Ley Federal del

Trabajo, arto 17. El Código Civil para el Distrito Federal la reconoce en algunos

casos: arts. 997, 999, 2457, 2496, 2741, 2754 Y2760.

La doctrina. Las opiniones emitidas por los autores acerca de determinado

.• aspecto del derecho constituyen la doctrina. Se puede hablar de la doctrina pre-

dominante cuando la mayoría de autores se pronuncia en el mismo sentido so-

bre un determinado aspecto.

.

.

/

. ~.

'-J

¡J,

En el DIPr como en otras materias del derecho, la doctrina cumple una

. nales con encia;-de esa intcrpret-aGioo se originan teorías: segundo ¡as teorías sirven al legislador Q a les.jueces para desarrollar su trabajo, para dar!~ c ntenido. La doctrina extranjera puede tomarse en cuenta.

- En el DIPr, la doctrina reviste importancia en Europa, y en América Lati-

na sólo en algunos países: Argentina, Uruguay, Brasil, Chile y Venezuela, prin-

cipalmente. En México existió una doctrina importante en el siglo pasado. Durante casi 40 años a partir de 1932. Con la entrada en vigor del Código Civil para el Distrito Federal, seguido por la gran mayoría de códigos civiles de los estados, se estableció en México un sistema territorialista y con él la doctrina fue muy escasa hasta la década de los ochenta, cuando dio reinicio a una nueva corriente r doctrinal. El arto 14 .constitucional reconoce como fuente del derecho a la doc~:

) "la interpretación de la ley", que no debe ser tomada umcamente como fuente uevahdez de la 'uris rudencia sino también de la inter retación de los abo a- - os y e quienes estudian la le . El rece to constitucional no distingue.

e los tribu-

función doble: primero, inter r

r

.

UENTES INTERNACIONALES

; Tratados y convenciones. Son acuerdos de naturaleza internacional me-

§ ~ diante los cuales los estados establecen derechos y obligaciones a su cargo so-

J

~

bre diferentes asuntos de su interés.

L;:: ""2 En materia de DIPr existen convenios o tratados sobre diferentes temas:

f--'\r: nacionalidad, condición jurídica de los extranjeros y diversos aspectos del tráfi-

;¡;¡ \) ca jurídico internacional. En los primeros se establecen reglas generales para re-

',j" --J guIar la doble nacionalidad. En los segundos, hoy en día poco frecuentes, se reducen o eliminan las diferencias en el goce de derechos entre nacionales y extranjeros. Sin embargo, existe una tendencia cada vez más marcada por cele- brar acuerdos que ofrezcan diversas calidades migratorias a las personas y dife-

Introducción al derecho internacional privado

23

rentes regímenes de estancia. En los terceros el tratamiento de los diferentes aspectos se hace a través de diversos métodos, por ejemplo, mediante la elabo- ración de normas conflictuales que los jueces de los países parte del acuerdo deben consultar para cancel' el derecho aplicable; Otro método, consiste en esta- blecer normas sustantivas (derecho uniforme) que también deben ser consul- tadas pero de forma directa para encontrar en ellos la respuesta y finalmente, el método mixto, en el que se combinan normas de conflicto y normas sustantivas. La tendencia moderna es hacia el método de normas sustantivas, que se deno- mina derecho uniforme porque las mismas normas sustantivas rigen para to- dos los países firmantes del convenio o tratado y se aplican directamente por los

jueces nacionales.

'

Latinoamérica cuenta con una amplia tradición convencional en el campo

del DIPr, que puede dividirse 'en cuatro etapas. La primera se inició en 1878 con

el Tratado sobre Derecho Internacional Privado de Lima, Perú-s-primer trata-

do en materia de DIPr en el mundo- y concluyó con'el Primer Congreso de Montevideo de 1888-1889, en el que se aprobaron ocho convenciones sobre una amplia gama de temas: derecho procesal internacional, propiedad literaria y artística, patentes de invención, marcas de comercio y fábrica, derecho penal internacional, ejercicio de profesiones libres, derecho civil internacional, dere- cho comercial internacional y un protocolo a dichos tratados. En este congreso participaron Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.

La segunda etapa comenzó con la Primera Conferencia Internacional Americana de 1889-1890, en la que se creó la Unión Internacional de las Repú- blicas Americanas, y terminó con la Sexta Conferencia; en ésta se aprobó la Convención sobre Derecho Internacional Privado del 20 de febrero de 1928 (lla- mada Código de Bustamante). Esta Convención es un verdadero código de DIPr, constituido por 437 artículos que incluyen derecho civil, comercial, penal y pro- cesal. La Convención fue ratificada por 15 paises. México la firmó, pero no la ratificó. La tercera etapa empieza con la Séptima Conferencia Internacional Ame- ricana celebrada en Montevideo en 1933, en la que se adoptó una resolucióri acerca de métodos de codificación del derecho internacional público y privado, se crearon la Comisión de Codificación del Derecho Internacional y la Comisión de Expertos. Esta etapa se agotó en la Octava Conferencia Internacional Ame- ricana de 1948, en la que se constituyó la Organización de Estados Americanos

y se integró el Consejo Interamericano de Jurisconsultos como órgano perma-

nente de la institución. Más tarde, en la OEA funcionó el sistema de comision 3S para analizar asuntos muy precisos. Durante esta etapa se llevó a cabo la Se- gunda Conferencia de Montevideo (1939-1940), en la cual se aprobaron ocho tratados y un protocolo. Los temas de las convenciones fueron asilo y refugio politicos, propiedad intelectual, ejercicio de profesiones libres, navegación co- mercial internacional, derecho penal internacional y derecho procesal interna- cional. Los países participantes fueron Argentina, Chile, Colombia, Bolivia, Brasil, Paraguay, Perú y Uruguay.

24

Derecho internacional privado

Finalmente, después de muchos años de inactividad, una profesora y ju- rista venezolana en materia de DIPr, la doctora Tatiana DE MAEKELT, como di-

rectora jurídica de la OEA, se dio a la titánica labor de crear la Comisión Inter- americana Especializada en DIPr, conocida hoy en día por sus siglas CIDlP. Esta cuarta etapa comenzó en enero de 1975, con la celebración de las Conferencias Americanas Especializadas en DIPr (CIDIP) que se iniciaron en Panamá en 1975

y cuya quinta conferencia se celebró en la Ciudad de México en marzo de 1994. En la primera de las conferencias, la de la ciudad de Panamá, se aprobaron seis convenciones acerca de los conflictos de leyes en materia de cheques; del régi- men de poderes para utilizarlos en el extranjero; de letras de cambio, pagarés y facturas; de arbitraje comercial internacional; de exhortos o cartas rogatorias;

y de recepción de pruebas en el extranjero. De estas convenciones, México ha

ratificado las cinco últimas; por tanto son derecho positivo mexicano al igual que los demás asuntos ratificados. La Segunda Conferencia Americana Especializada en DIPr (cIDIP-n) se celebró en Montevideo durante abril y mayo de 1979 y en ella se aprobaron ocho convenciones que tratan los temas siguientes: conflictos de leyes en materia de

cheques; medidas cautelares; eficacia extraterritorial de las sentencias y laudos arbitrales extranjeros; el domicilio de las personas físicas en el derecho interna- cional privado; sociedades mercantiles; prueba e información respecto del dere- cho extranjero; y normas generales de derecho internacional privado. También se formuló el Protocolo Adicional a la Convención relativa a Exhortos y Cartas Rogatorias, firmada en Panamá. México ha ratificado las seis últimas conven-

ciones.

La Tercera Conferencia Americana Especializada en DIPr (cIDIP-m) se rea- lizó en La Paz, Bolivia, en mayo de 1984, y en la misma se aprobaron cuatro

convenciones referentes a los temas siguientes: competencia en la esfera inter- nacional para la eficacia internacional de las sentencias extranjeras; el Protoco-

lo Adicional a la Convención Interamericana sobre Recepción de Pruebas en el

Extranjero; adopción de menores; y personalidad y capacidad de las perso- nas jurídicas en el derecho internacional privado. México ratificó estas conven-

ciones. La Cuarta Conferencia Americana Especializada en DIPr (CIDIP-IV), cuya

sede fue nuevamente Montevideo, se llevó a cabo en julio de 1989; se aprobaron

en ella tres convenciones, las cuales trataron lo relativo a restitución interna-

cional de menores, obligaciones alimentarias y transporte internacional por carretera. México ratificó las dos primeras de estas convenciones.

En marzo de 1994 se llevó a cabo la CIDlP-V en la Ciudad de México. En ella se aprobaron dos convenciones: la primera sobre el derecho aplicable a los con- tratos internacionales, y la segunda, sobre el tráfico internacional de menores. México todavía no ha ratificado ninguna de estas convenciones. La CIDIP-VI se celebrará en Guatemala en 1998 y los temas se han concen- trado en materias de comercio internacional. El temario tentativo contiene los

siguientes temas:

Introducciónal derecho internacional privado

25

1. Documentación mercantil uniforme para el comercio internacional.

2. Los contratos de préstamos internacionales de naturaleza privada.

3. Conflictos de leyes en materia de responsabilidad extracontractual.

Como puede apreciarse, poco a poco se empiezan a dejar los temas de familia para enfilarse hacia los temas comerciale~y, específicamente, hacia t - aquellos vinculados con los procesos de libre comercio en el nivel internacional.

-

~

~]

\(f0 a costumbre internacional. El uso reiterado de ciertos principios en ma-

~ teria de DIPr provocó que se hayan incorporado en diversas legislaciones nacio-

-'- nales, o bien, que los jueces de diversos países los tomen en cuenta en sus deci- siones. Entre los principios más importantes destacan los siguientes:

~ a) Locue regit actum (la ley del lugar rige al acto). Así, por ejemplo, la ley

aplicable a un contrato es, de acuerdo con este principio, la ley del lugar de su celebración. En su origen, conforme a este principio se determinaba la lcy aplicable a la forma y al fondo de dicho contrato. Actualmente se le

/ considera, por lo general, únicamente en-cuanto a la forma. El arto 13, párr.

'IV del Código Civil para el Distrito Federal establece en su primera parte:

La forma de los actos jurídicos se regirá por el derecho del lugar en que se celebren.

Este principio implica que todos los actos solemnes -que cada día son menos- se realicen conforme a la ley del lugar en donde se celebraron, ley que regirá su forma, por ejemplo, el matrimonio, el divorcio, la adopción, la adquisi- ción de un bien inmueble, etc. (véase la Parte Il, capítulo 6, y Parte III, capítulo 9).

\ "'~) Lex rei sitae (la ley del lugar en donde los bienes se encuentren ubicados es

/' u

la ley que los rige). Esta ley determina quién es el propíetario de los bienes, a qué modalidades debe sujetarse su trasmisión, etc. El arto 13, párr. Hl del

Código Civil para el Distrito Federal establece: La constitución, régimen y extinción de los derechos reales sobre inmuebles, así como los contratos de arrendamiento y el uso temporal de dichos bienes, y los bienes muebles, se regirán por el derecho del lugar de su ubicación, Ol."que sus titulares sean

" l'-

c) Mobilia;sequnlur personara (los bienes muebles siguen a las personas). Como

"-J", veremos más adelante (Parte Il, capítulo 6 y Parte UI, capítulo 9), el derecho que regula a los bienes inmuebles tiene relación directa con el territorio y, por tanto, se le vincula con la soberanía de los estados, de abí que se preten- da que la ley aplicable sea la del lugar donde los inmuebles están ubicados. En el siglo XIX quedó establecido que los bienes inmuebles fueran regidos por la ley de su ubicación y los muebles por la ley del domicilio de sus pro- pietarios, por ser éste un punto de conexión más estable. Sin embargo, como señalamos en el párrafo anterior, la ley mexicana también sujeta a los bie- nes muebles al lugar de su ubicación. Ésta es la tendencia moderna, sobre todo porque gran parte de la riqueza de los países se encuentra en títulos

26

Derecho internacional privado

.

\'-.

"-l'

valor, valores bursátiles, etc., que se consideran bienes muebles y, por tan- to, resulta más recomendable que estén sometidos a la ley del lugar donde se encuentren que, por lo general, coincide con las instituciones u organis- mas que los emiten y sus registros correspondientes. En los casos que así no

sucede, para el tenedor de dichos títulos existe la certeza de que la ley que

les es aplicable es la de su propia residencia, si dichos valores se encuentran con él. La legislación mexicana en materia de competencia judicial adoptó _desde hace varios años el criterio anterior, o sea, el mobilia sequntur persa- nam que ahora comentamos. Éste es el caso de los Códigos'de Procedimien-

tos Civiles, Federal, y para el Distrito Federal, en sus arts. 24 y 156, frac. IV,

en ambos casos, que establecen como juez competente en materia de bienes

muebles, al juez del domicilio del propietario.

Lex [ori (la ley aplicable al procedimiento en lW juicio' debe ser la ley del tribunal en que dicho juicio se sigue). También se expresa mediante este

principio cuya traducción literal es "ley del foro", no sólo la ley del tribunal sino la ley local en general. Así, por ejemplo, la expresión: la calificación es lex [ori implica que la calificación se hará de acuerdo con la ley local sin que necesariamente sea la ley procesal (en este último sentido, véa.se La prime- ra escuela: calificación lex (ori).

d)

La jurisprudencia internacional. Los tribunales internacionales también emiten jurisprudencia. En estos casos, la importancia consiste en que significa

un precedente en un nivel en donde los juicios son poco frecuentes. Entre dichos

tribunales está la Corte Internacional de Justicia y su antecedente inmediato,

la Corte Permanente de Justicia Internacional y la Corte Permanente de Arbi- traje Internacional. Estos tribunales tienen por objeto juzgar casos vinculados a las relaciones internacionales entre países con la aplicación del derecho inter-

nacional público, de ahí que sólo en contadas ocasiones se hayan pronunciado

sobre casos o cuestiones de DIPr. Entre las pocas sentencias relacionadas al DIPr se cuentan las siguientes:

Dos sentencias (12 de julio de 1929) relativas a ciertos préstamos emitidos por entidades financieras privadas de Francia a los gobiernos serbio y bra- sileño, En virtud de que esos préstamos se realizaron con el producto de ahorradores particulares franceses, el gobierno francés, que en esa época

había desplegado una intensa campaña de ahorro, debió sustituir a las ins-

tituciones prestatarias como acreedor de la deuda para restablecer la con-

fianza en el público, y con ese carácter demandó, ante la Corte Permanen- te de Justicia Internacional a dichos gobiernos. Como era natural, en una deuda contratada originalmente con entidades financieras particulares de Francia, la documentación de la deuda (y más tarde su cobro) suscitó pro- blemas relacionados con el DIPr, problemas que la Corte tuvo que conocer y

resolver.

Otra sentencia (18 de noviembre de 1953) de la Corte Internacional de Jus-

ticia permitió que ésta se pronunciara acerca de cuestiones relacionadas

,

.

Introducción ni derecho internacional privado

27

con la nacionalidad de una persona física. En efecto, se trató del caso Notte- bohrn, en el cual una persona con este nombre y originalmente de naciona- lidad alemana fue expulsada de Guatemala, donde residía desde 1905 y, además, fue privada de los bienes que poseía en ese país mediante el se- cuestro de éstos que llevó a cabo el gobierno guatemalteco, a petición de Estados Unidos de América, por considerarlo nacional de un Estado enemi- go (Segunda Guerra Mundial). Sin embargo, Friedrich Nottebohm había "., obtenido (23 de octubre de 1939), en un procedimiento extremadamente . rápido (menos de 15 días) en que gozó de una serie de dispensas de trámite, la nacionalidad del Principado de Liechtenstein, nacionalidad que no fue reconocida posteriormente por Guatemala. De esta manera, Liechtenstein demandó a Guatemala ante la Corte, con el argumento de que se violaron los derechos de un nacional suyo. Entre otras cuestiones de interés, la Corte llegó a la definición de lo que consideró "la nacionalidad efectiva" en los términos siguientes: "La nacionalidad es un nexo jurídico que tiene como base un hecho social de relación; una solidaridad efectiva de existencia, de intereses, de sentimientos, unidos a una reciprocidad de derechos y debe- res." Precisamente esa "nacionalidad efectiva" no la encontró la Corte entre Nottebohm y el Principado de Liechtenstein, por lo que rechazó la demanda intentada por este último país contra Guatemala. e) En otra sentencia (28 de noviembre de 1958), la Corte debió conocer y pronunciarse nuevamente respecto de cuestiones de DIPr. De manera bre- ve, los hechos de este caso (Boll) son los siguientes: a la muerte de su espo- sa, Johannes BolI, de nacionalidad holandesa, según la ley de ese país

se convirtió en tutor de su hija María Elizabeth BolI. El 18 de marzo de 1954, a petición del padre y sin mencionar las nacionalidades de padre e hija (ambas holandesas), el tribunal de Norrkiiping, en Suecia (la ma- .dre fallecida era de nacionalidad sueca), registró la tutela del padre y, con- forme a la ley sueca, nombró a Emmil Lindwall corno curador. A su vez, el 5 de mayo de 1954 la oficina de menores de Norrkoping internó a la infante en una institución de educación protectora de la niñez. El padre presentó una apelación al gobiemo provincial de Ostergotland (Suecia) contra la de- cisión de internación de su hija y dicha apelación fue desechada (22 de junio de 1954). El 5 de agosto de 1954, el Tribunal de Dordrecht (Holanda) le quitó la tutela al padre, nombró tutora de la menor a Catharina Postema (5 de agosto de 1954) y ordenó que la menor fuese devuelta; sin embargo, se siguieron otras instancias hasta que finalmente la Corte Suprema Admi- nistrativa de Suecia, el21 de febrero de 1956, confirmó la sentencia original relativa a la internación de la menor BolI. En tales circunstancias, con base en la Convención de 1902 (de La Haya) que reglamenta el régimen de la tutela de menores y de la cual tanto Holanda como Suecia son partes, la primera demandó a la segunda ante la Corte Internacional de Justicia y, después de casi dos años, la Corte se declaró en favor de Suecia. Entre otras

28

Derecho internacional privado

la ley sueca que tiene por objeto la garantía social ha sido presenta- da por el gobierno sueco como ley de orden público, la cual se impone

no

puede suscribirse una interpretación de la convención que provoque un obstáculo a este punto de progreso social. La Convención de 1902,

en consecuencia, no ha creado obligaciones a cargo de los Estados y parte de un ámbito que queda fuera del alcance de dicha convención.

Esta sentencia, como se verá en la Parte JI de esta obra (Normas ma- teriales), dio lugar a que la doctrina volviera a discutir y por esa vía a de-

sarrollar lo que se llamó leyes o normas de aplicación inmediata, las cuales

actualmente constituyen un-método para la solución de conflictos derivados del tráfico internacional.

d) Finalmente, en el caso de la Barcelona Traction Light and Power, Ca. Ltd., la Corte conoció y hubo de pronunciarse, durante un largo juicio (1958-1970), acerca de una serie de cuestiones relacionadas con el DIPr, cama denega- ción de justicia, condición jurídica de los extranjeros, nacionalidad de las personas morales, reconocimiento internacional del procedimiento de quie- bra, participación de extranjeros en una sociedad e indemnización de éstos en tanto accionistas. Se trató de una sociedad constituida en Canadá con mayoría de accionistas belgas, cuyas actividades se llevaron a cabo en Es- paña, país en el que el tribunal de Reus (Cataluña) declaró a la sociedad en quiebra; en consecuencia, todos sus bienes fueron embargados y los miem- bros del Consejo de Administración (belgas) destituidos. Finalmente, des- pués de negociaciones con el gobierno español, el de Bélgica demandó a aquél ante la Corte Internacional de Justicia.

con este título dentro del territorio de dicho

país

(y por tanto)

La doctrina. Cumple la misma función en el nivel internacional de la que se le señaló para el caso del ámbito nacional. El Estatuto de la Corte Internacional de Justicia la menciona en el arto 38 como uno de los elementos que deben ser

tomados en cuenta para sus decisiones.

Las conferencias díplomáticas y los congresos.

Las conferencias diplo-

máticas son reuniones gubernamentales en las que se discuten y se aprueban . convenciones y tratados internacionales. En el ámbito del DIPr son significati-

vas las siguientes:

a) Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacio- nal (CNUDMI o, en inglés, UNCITRAL). Esta Comisión cumple tres funcio- nes básicas: es el foro en donde se discuten y elaboran convenciones en materia de derecho mercantil internacional; varias de las más importantes han salido de este foro. Segundo, se elaboran también "leyes modelo" en diferentes temas relacionados con el derecho mercantil. Estas "leyes mode- lo" más tarde son adoptadas por diversos Estados para completar su legisla- ción interna. En México, el Título Cuarto del Código de Comercio es la ley

Introducción al derecho internacional privado

29

modelo de CNUDMI sobre arbitraje comercial internacional. La tercera fun- ción que cumple esta Comisión es elaborar "contratos tipo" y "condiciones generales" para ser utilizados por quienes participan en el comercio inter-

nacional.

b) La Conferencia Permanente de La Haya sobre Derecho Internacional Pri-· vado. Fundada en 1955 en el ámbito europeo, actualmente es uno de los foros gubernamentales más importantes en todo el mundo. En este foro se han aprobado 33 convenciones en materia de DIPr sobre diferentes temas:

adopción, matrimonio, divorcio, ejecución de sentencias extranjeras, com-

praventa internacional de mercaderías, forma de los testamentos, etc. A partir de 1984 México es miembro permanente de dicha Conferencia y ya ratificó las Convenciones sobre Obtención de Pruebas en el Extranjero, la Convención sobre Adopción de Menores y la Convención sobre Sustracción Internacional de Menores.

c) Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado (UNIDROIT). Con sede en Roma, es un organismo gubernamental que se encarga de pre- parar proyectos de convenciones que más tarde son discutidos y aprobados en otros foros, o bien, sirve de foro para la aprobación de dichas convencio- nes. México participa activamente en este Instituto desde 1986.

d) La Conferencia Americana Especializada sobre Derecho Internacional Pri- vado (CIDIP) a la que ya nos hemos referido (tratados y convenciones).

En lo que concierne a congresos, reúnen a los especialistas en diversas

materias que participan a título personal y donde se discuten temas de interés académico o profesional a partir de ponencias que tales especialistas presentan. En el ámbito del DIPr, los congresos, seminarios o reuniones más importantes son los que se detallan a continuación:

a) El Congreso Internacional de Derecho Comparado que organiza la Acade- mia Internacional de Derecho Comparado (fundada en 1932) y se reúne cada cuatro años en diferentes ciudades del mundo. El derecho comparado es la base del DIPr; por tanto, una buena parte de los temas están dedicados a esta disciplina.

b) El Instituto de Derecho Internacional, fundado en Gante en 1873, que cele- bra reuniones cada cuatro años en diferentes ciudades del mundo y a los que asisten exclusivamente miembros del Instituto. Se abordan temas de derecho internacional público y de derecho internacional privado.

c) La International Law Association, fundada en La Haya en 1907, se reúne periódicamente en esta ciudad y trata temas de DIPr vinculados con el ejer- cicio profesional de la disciplina.

d) El Comité Francés de Derecho Internacional Privado, fundado en 1934, se- siona anualmente en la ciudad de París y en ocasiones en otras ciudades

francesas.

e) El Instituto de Derecho Internacional de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales del Uruguay, fundado en 1981, tiene las dos ramas: de derecho

30

Derecho internacional privado

internacional público y DIPr. Ha celebrado sesiones periódicas y publica sus memorias.

f) En México se celebra anualmente el Seminario Nacional de Derecho Inter- nacional Privado, fundado en 1976. Lo organizan la Academia Mexicana de Derecho Internacional Privado conjuntamente con la Asociación Nacional de Profesores de Derecho Internacional Privado y celebra sus sesiones en diversas universidades públicas y privadas de la República Mexicana. Sus memorias son publicadas por las universidades sede y los temas del DIPr que abarca son muy amplios.

A partir del décimo seminario celebrado en 1986 surgieron diversas pro-

puestas de reformas a la legislación civil, mercantil y procesal en materia de DIPr. Después de debatirse las propuestas, la Academia Mexicana de DlPr for- mó tres comisiones de las cuales salieron propuestas concretas para ser discuti- das durante el Undécimo Seminario Nacional, que se celebró en 1987. Las pro-

puestas presentadas y discutidas formaron los proyectos que la Academia presentó a las autoridades y que sirvieron de base a las reformas al Código

Civil, al Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, y para el Código Federal de Procedimientos Civiles, publicados el 7 y 12 de enero de 1988,

respectivamente. El mismo procedimiento se siguió para las reformas al Código de Comercio que entraron en vigor en 1989.

AUTOEVALUACIÓN

Conteste las preguntas siguientes:

1

¿Cuáles son las diferentes propuestas de contenido del DIPr?

2

¿Cuáles son los métodos para resolver los problemas derivados del tráfi- co jurídico internacional?

3

Mencione al menos cuatro de los aspectos sobresalientes del

DIPr en Amé-

rica Latina y en México.

4

¿Cuál es el objeto del DIPr?

5

Señale las diferencias formales entre el derecho interno y el derecho in- ternacional.

6

Explique brevemente los criterios de distinción entre el DIP y el DIPr.

7

¿Cómo explica el fenómeno de la pluralidad de las leyes?

 

8

¿En qué consiste la personalidad de las leyes?

9

¿Qué es el territorialismo de las leyes?

10

¿Cuáles son los rasgos más significativos de las escuelas de la Edad Me- dia (glosadores y posglosadores)?

11

¿Cuáles son y en qué consisten las dos tendencias que se desarrollan en

el

seno de la escuela francesa del siglo XV]?

12

¿Cuáles son los rasgos más distintivos de la escuela holandesa del siglo

XVII?

Introducción al derecho internacional privado

31

13 Mencione y describa brevemente las tres grandes tendencias principales

"

en el DIPr.

.

14 Describa brevemente el papel de la ley y de la jurisprudencia como fuen- tes nacionales del DIPr.

, 15 ¿Quéimportancia tiene la doctrina como fuente nacional del DIPr? 16 Explique los rasgos más 'relevantes de los tratados y las convenciones como fuentes internacionales del DIPr y, en especial, en América Latina. ¿En qué consiste la costumbre internacional como fuente del DIPr?

1i

18 Describa brevemente el impacto que ha tenido la jurisprudencia interna- cional como fuente del DIPr.

19 ¿Cuál es el papel de la doctrina como fuente internacional del DIPr?

20 ¿Cuáles son las principales conferencias diplomáticas y congresos en el DIPr?

NOTAS

En una obra reciente, uno de los autores líderes en Estados Unidos de América en materia de DIPr sostiene que ante los problemas que vinculan a las legislaciones de varios estados debe darse como

respuesta una justicia plunestatal en el sentido que se reconozcan las sentencias derivadas de este tipo

de juicios, independientemente de los tribunales nacionales que los hayan pronunciado. K.F. JUENGER,

Choice o/ JalO and muItistate jusHee, Martinus Nljhoff Dordrecht. 1993.

2 A NUSSBAUM. Principios de derecho internacional privado,s. cd

Buenos Aires, 1947 y Derecho monetario

nacional e internacíanal, Arayú, Buenos Aires, 1954. En Francia, el concepto de normas de aplicación inmediata (loisde police) fue vuelto a estudiar por Philon FRANCESCAKIS, Teoríe du renuoi et leseonflicts de systémes en droit intematicnat privé, Strey, París, 1958.

3 H. BATIFFOL, "Nota a la sentencia de la Corte de Casación francesa del 21 de junio de 1950", RCDIP, 1950, pp. 609 Y ss. A MIAJA DE LA MUELA, "Las normas materiales de derecho internacional privado", REDI, 1963, pp. 425 Y ss. J.A CARRILLO SALCEDO, Derecho internacíonai privado, Tecnos, Madrid, 1971, p. 111, entre otros.

4

Y. LoUSSUARN y J. BREDlN, Droit du commerce iníernatíonal.

s

En esta misma obra, en su primera edición de 198Q. Asimismo, J.R. TALlCE, "Objeto y método en el

derecho internacional privado", Exposiciones jonnuladas y trabajos presentadas en lassesivnes dedicadas al tema porel Instituto de Derecho ínternacícnaí Privado, celebrados en 1983 y 1984, Montevideo, 1986, p. 29

Yss. A. 8oGCIANO, Derecha isuernacíonai privado, Depalrna, Buenos Aires, 1988, t. l, p. 80, entre otros.

o

G. FEKETEKull', Y/le new agenda,Group of Thirty, Washington, 1992, p. 3.

7

A este respecto, consúltese L. PEREZNIETO CASTRO, "La tradition territoriallste en droit international

privé dans les pays d' Amerique Latine", Recueil des Cours de l' Academiede Droit Internatíonaí,