Vous êtes sur la page 1sur 2

Ante los últimos avances tecnológicos cada vez está tomando mayor

fuerza la idea del documento digital. Por la red existen portales que
permiten publicar y descargar libros o revistas en formato digital, es
más, Google viene desarrollando desde hace meses una biblioteca
virtual con miles de libros escaneados (Google Books). El único problema
de este servicio de Google es que muchos libros tienen CopyRight y si
bien podemos verlos a través del portal, sólamente están disponibles a
modo de consulta, no de descarga.-

Una de las bibliotecas virtuales más completas es Scribd, que usa la


tecnología Adobe FlashPaper, gracias a la cual se pueden visualizar
documentos de texto, presentaciones, excel, pdfs, etc., a través de una
interfaz desarrollada en Flash. Subir documentos es muy sencillo, en
pocos pasos podremos crear nuestra
pequeña biblioteca online y permitir
a otros usuarios leer, compartir y
descargar nuestros documentos.

Recientemente he encontrado otro


portal (Issuu) con un servicio similar
al de Scribd, con la diferencia de que
la presentación de los documentos es
mucho más creativa. Éstos se
visualizan a través de una interfaz
flash que nos los muestra como si
fuesen una revista real: con páginas
enfrentadas y la posibilidad de mover
las páginas de un lado a otro. Al igual
que Scribd, el servicio es totalmente gratuito.

Scribd es una de las herramientas de este tipo más


versátil. Permite compartir documentos en la mayoría de formatos
(Office, Open Office, Imágenes, PDF, etc.). Recordar que lo importante
no es que los documentos estén disponibles para otros usuarios (eso ya
existía) lo importante es que cualquier usuario puede publicar sus
documentos y que éstos muestran su contenido a través de un
navegador. Es decir, podemos consultarlo sin necesidad de
descargarnos el documento y ejecutar el programa, lo realizamos
directamete.

Issuu
Issuu permite conviertir documentos PDF en un objeto flash,
el cual puede ser insetado dentro de una página web. Su
peculiaridad es que da a los documentos un aspecto de revista
impresa, con giros de página, sombras entre las hojas, etc. por
ese motivo normalmente se utiliza para la publicación de revistas
y algunas bibliotecas lo están utilizando para publicar sus
revistas y boletines de novedades.

Ventajas e inconvenientes de estas herramientas


La principal ventaja de usar esta herramienta es que no
obligamos a nuestros usuarios a tener instalado nungún
programa para accecer a la información. Además nos perimite
una presentación más segura y visual de nuestros
documentos. Ninguna de las dos herramientas que hemos visto
permite la descarga de los contenidos, pero sí la impresión.

El no permitir a los usuarios la descarga de los contenidos


constituye a la vez una ventaja, si queremos proteger nuestros
documentos, pero un inconveniente si queremos darles más
difusión. Su contenido textual no es reutilizable y recuerdo los
problemas de accesibilidad. ¿Os ha resultado cómoda la
lectura de estos documentos? Supongo que es todo cuestión e
gustos.