Vous êtes sur la page 1sur 4

RESOLUCIÓN NÚMERO 1016

M ARZO 31 DE 1989

Por la cual se reglamenta la organización, funcionamiento y forma de los Programas


de Salud Ocupacional que deben desarrollar los patronos o empleadores en el país.
Todos los empleadores públicos, oficiales, privados, contratistas y subcontratistas,
están obligados a organizar y garantizar el funcionamiento de un programa de Salud
Ocupacional de consiste en la planeación, organización, ejecución y evaluación de
las actividades de Medicina Preventiva, Medicina del Trabajo, Higiene industrial y
seguridad industrial, tendientes a preservar, mantener y mejorar la salud individual y
colectiva de los trabajadores en sus ocupaciones y que deben ser desarrolladas en
sus sitios de trabajo en forma integral e interdisciplinaria.

El programa de Salud Ocupacional de las empresas y lugares de trabajo, será de


funcionamiento permanente y estará constituido por:

a) Subprograma de Medicina Preventiva


b) Subprograma de Medicina del Trabajo
c) Subprograma de Higiene y Seguridad Industrial
d) Funcionamiento del Comité de Medicina, Higiene y Seguridad Industrial, de
acuerdo con la reglamentación vigente.

El subprograma de Higiene y Seguridad Industrial, tiene como objeto la


identificación, reconocimiento, evaluación y control de los factores ambientales que
se originen en los lugares de trabajo y que puedan afectar la salud de los
trabajadores.
Las autoridades competentes exigirán los programas de Salud Ocupacional, dentro
de los siguientes términos establecidos de acuerdo con el número de trabajadores y
contados a partir de la vigencia de la presente resolución:

- Seis (6) meses para las empresas de 100 o más trabajadores.

- Doce (12) meses para las empresas de 25 a 99 trabajadores inclusive.

- Dieciocho (18) meses para las empresas de menos de 25 trabajadores.

RESOLUCIÓN NUMERO 2013


JUNIO 6 DE 1986

Por la cual se reglamenta la organización y funcionamiento de los comités de


Medicina, Higiene y Seguridad Industrial en los lugares de trabajo.
Todas las empresas e instituciones, públicas o privadas, que tengan a su servicio
diez o más trabajadores, están obligadas a conformar un Comité de Medicina,
Higiene y Seguridad Industrial.

Cada comité de Medicina, Higiene y Seguridad Industrial estará compuesto por un


número igual de representantes del empleador y de los trabajadores, con sus
respectivos suplentes, así:

- De 10 a 49 trabajadores, un representante por cada una de las partes.

- De 50 a 499 trabajadores, dos representantes por cada una de las partes.

- De 500 a 999 trabajadores, cuatro representantes por cada una de las partes.
- De 1000 o más trabajadores, cuatro representantes por cada una de las partes.

Cuando dos o más empleadores adelanten labores en el mismo lugar, podrán


convocar a sesiones conjuntas a los respectivos Comités de Medicina, Higiene y
Seguridad Industrial y adoptar de común acuerdo las medidas más convenientes
para la salud y la seguridad de los trabajadores.

Los comités de Medicina, Higiene y Seguridad Industrial existentes actualmente


seguirán funcionando hasta la terminación del período para el cual fueron elegidos,
cuando se renovarán de acuerdo a lo dispuesto en esta Resolución.

DECRETO 1295 DEL 22 DE JUNIO DE 1994

Por el cual se determina la organización y administración del Sistema General de


Riesgos Profesionales.

El Sistema General de Riesgos Profesionales es el conjunto de entidades públicas


y privadas, normas y procedimientos, destinados a prevenir, proteger y atender a
los trabajadores de los efectos de las enfermedades y los accidentes que pueden
ocurrirles con ocasión o como consecuencia del trabajo que desarrollan.

El Sistema General de Riesgos Profesionales tiene los siguientes objetivos:

• Establecer las actividades de promoción y prevención tendientes a mejorar


las condiciones de trabajo y salud de la población trabajadora,
protegiéndola contra los riesgos derivados de la organización del trabajo
que pueden afectar la salud individual o colectiva en los lugares de trabajo
tales como los físicos, químicos, biológicos, ergonómicos, psicosociales,
de saneamiento y de seguridad.
• Fijar las prestaciones de atención de la salud de los trabajadores y las
prestaciones económicas por la incapacidad temporal o que haya lugar
frente a las contingencias de accidente de trabajo y enfermedad
profesional.
• Reconocer y pagar a los afiliados las prestaciones económicas por
incapacidad permanente parcial o invalidez, que se deriven de las
contingencias de accidente de trabajo o enfermedad profesional y muerte
de origen profesional.
• Fortalecer las actividades tendientes a establecer el origen de los
accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales y el control de los
agentes de riesgos ocupacionales.

Todo trabajador que sufra un accidente de trabajo o una enfermedad


profesional tendrá derecho:

a. Asistencia médica, quirúrgica, terapéutica y farmacéutica.

b. Servicios de hospitalización.

c. Servicio odontológico.

d. Suministro de medicamentos.

e. Servicios auxiliares de diagnóstico y tratamiento.

f. Prótesis y órtesis, su reparación, y su reposición sólo en casos de


deterioro o desadaptación, cuando a criterio de rehabilitación se recomiende.

g. Rehabilitaciones físicas y profesionales.


h. Gastos de traslado, en condiciones normales, que sean necesarios
para la presentación de estos servicios.

RIESGOS PROFESIONALES

Puede suceder un accidente de trabajo que sobrevenga por causa o con


ocasión del trabajo, y que produzca en el trabajador una lesión orgánica, una
perturbación funcional, una invalidez o la muerte. También enfermedades
profesionales como consecuencia del trabajo.

AFILIACIÓN Y COTIZACIONES AL SISTEMA GENERAL DE RIESGOS


PROFESIONALES

Los trabajadores serán afiliados de forma obligatoria La afiliación por parte


de los empleadores se realiza mediante el diligenciamiento del formulario
de afiliación y la aceptación por la entidad administradora, en los términos
que determine el reglamento.

En aquellos casos en los cuales el afiliado perciba salario de dos o más


empleadores, las cotizaciones correspondientes serán efectuadas en forma
proporcional al salario base de cotización a cargo de cada uno de ellos.

Clasificación

La clasificación se determina por el empleador y la entidad administradora de


riesgos profesionales al momento de la afiliación.

Las empresas se clasifican por las actividades que desempeñan, de conformidad


con lo previsto en este capítulo y clasificación de empresa el acto por medio del
cual el empleador clasifica a la empresa de acuerdo con la actividad principal
dentro de la clase de riesgo que corresponda y aceptada por la entidad
administradora en el término que determine el reglamento.

De estos hay cinco clases de riesgos:

CL ASE RIESGO
CLASE I RIESGO MÍNIMO

CLASE II RIESGO BAJO

CLASE III RIESGO MEDIO

CLASE IV RIESGO ALTO

CLASE V RIESGO MÁXIMO

Derecho a las prestaciones

Todo afiliado al Sistema General de Riesgos Profesionales que, en los


términos del presente decreto, sufra un accidente de trabajo o una
enfermedad profesional, o como consecuencia de ellos se incapacite, se
invalide o muera.

Prestaciones económicas por incapacidad.


Incapacidad temporal, aquella que según el cuadro agudo de la enfermedad
que presente el afiliado al Sistema General de Riesgos Profesionales, le
impide desempeñar su capacidad laboral por un tiempo determinado.

Se considera como incapacitado permanente parcial, al afiliado que,


como consecuencia de un accidente de trabajo o de una enfermedad
profesional, presenta una disminución definitiva, igual o superior al 5%,
pero inferior al 50%, de su capacidad laboral, para la cual ha sido
contratado o capacitado.

PREVENCION Y PROMOCION DE RIESGOS PROFESIONALES

Corresponde al Gobierno Nacional expedir las normas reglamentarias


técnicas tendientes a garantizar la seguridad de los trabajadores y de la
población en general, en la prevención de accidentes de trabajo y
enfermedades profesionales. Igualmente le corresponde ejercer la
vigilancia y control de todas las actividades, para la prevención de los
riesgos profesionales.

DIRECCIÓN DEL SISTEMA GENERAL DE RIESGOS PROFESIONALES

El Sistema General de Riesgos Profesionales es orientado, regulado,


supervisado, vigilado y controlado por el Estado, a través del Ministerio
de Trabajo y Seguridad Social.

Está dirigido e integrado por:

Organismos de dirección, vigilancia y control:

El Consejo Nacional de Riesgos Profesionales.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, y de Salud.

Entidades administradoras del sistema - ARP.-

El Instituto de Seguros Sociales.

Las entidades aseguradoras de vida que obtengan autorización de la


Superintendencia Bancaria para la explotación del ramo de seguro de
riesgos profesionales.

El Gobierno Nacional reglamentará la administración y el funcionamiento


de los recursos del Fondo de Riesgos Profesionales.

En especial deberá atender la prevención de las actividades de alto riesgo, tales


como las relacionadas con la exposición a radiaciones ionizantes, virus de
inmunodeficiencia humana, sustancias mutágenos, teratógenos o cancerígenas.