Vous êtes sur la page 1sur 6

Lectura por palabras

Lectura por palabras Volver

Volver

4º Prueba 1

El chico de Júpiter
El chico de Júpiter
4º Prueba 1 El chico de Júpiter Elije la velocidad de la lectura

Elije la velocidad de la lectura

Lectura por palabras Volver 4º Prueba 1 El chico de Júpiter Elije la velocidad de la
V1 V2 V3 V4 V5 150 180 210 250 300 palabras por minuto palabras por minuto
V1
V2
V3
V4
V5
150
180
210
250
300
palabras por
minuto
palabras por
minuto
palabras por
minuto
palabras por
minuto
palabras por
minuto

Lectura por palabras

Lectura por palabras Volver

Volver

Curso: Prueba: 1 Título: El chico de Júpiter Velocidad: 150pps

Pedrito llamó a la próxima puerta. Era una casa con jardín, y se escondió detrás de un rosal. Cuando se abrió la puerta, Pedrito, dando un salto, salió de detrás del arbusto con todas las cacerolas tintineando y reflejando la luz del sol en todas direcciones.

-¡Soy el chico de Júpiter! gritó, y se acercó bailando a la señora que había abierto la puerta.

-¡Oh, qué gracioso! ¿Quién es usted? dijo la mujer. Pedrito paró de bailar y respondió:

-Soy el chico de Júpiter. Las cacerolas “Júpiter” son las mejores del mundo.

-A

ver

Deje

que

las

mire

-dijo

la señora ()-. Son

estupendas. Deje usted una de cada tamaño.

Un Plan Lector para nuestro centro

 

C.E.I.P “Benedicto XIII”- Illueca (Zaragoza)

 

Lectura por palabras

Lectura por palabras Volver

Volver

Curso: Prueba: 1 Título: El chico de Júpiter Velocidad: 180pps

Pedrito llamó a la próxima puerta. Era una casa con jardín, y se escondió detrás de un rosal. Cuando se abrió la puerta, Pedrito, dando un salto, salió de detrás del arbusto con todas las cacerolas tintineando y reflejando la luz del sol en todas direcciones.

 

-¡Soy el chico de Júpiter! gritó, señora que había abierto la puerta.

y se acercó bailando a la

-¡Oh, qué gracioso! ¿Quién es usted? dijo la mujer. Pedrito paró de bailar y respondió:

-Soy

el

chico

de

Júpiter.

Las

cacerolas “Júpiter”

son

las

mejores del mundo.

 

-A

ver

Deje

que

las

mire

-dijo

la señora ()-. Son

 

estupendas. Deje usted una de cada tamaño.

 

Un Plan Lector para nuestro centro

 

C.E.I.P “Benedicto XIII”- Illueca (Zaragoza)

   

Lectura por palabras

Lectura por palabras Volver

Volver

Curso: Prueba:1 Título: El chico de Júpiter Velocidad: 210pps

Pedrito llamó a la próxima puerta. Era una casa con jardín, y se escondió detrás de un rosal. Cuando se abrió la puerta, Pedrito, dando un salto, salió de detrás del arbusto con todas las cacerolas tintineando y reflejando la luz del sol en todas direcciones.

-¡Soy el chico de Júpiter! gritó, y se acercó bailando a la señora que había abierto la puerta.

-¡Oh, qué gracioso! ¿Quién es usted? dijo la mujer. Pedrito paró de bailar y respondió:

-Soy el chico de Júpiter. Las cacerolas “Júpiter” son las mejores del mundo.

-A

ver

Deje

que

las

mire

-dijo

la señora ()-. Son

estupendas. Deje usted una de cada tamaño.

Un Plan Lector para nuestro centro

 

C.E.I.P “Benedicto XIII”- Illueca (Zaragoza)

 

Lectura por palabras

Lectura por palabras Volver

Volver

Curso: Prueba: 1 Título: El chico de Júpiter Velocidad: 250pps

Pedrito llamó a la próxima puerta. Era una casa con jardín, y se escondió detrás de un rosal. Cuando se abrió la puerta, Pedrito, dando un salto, salió de detrás del arbusto con todas las cacerolas tintineando y reflejando la luz del sol en todas direcciones.

 

-¡Soy el chico de Júpiter! gritó, señora que había abierto la puerta.

y se acercó bailando a la

-¡Oh, qué gracioso! ¿Quién es usted? dijo la mujer. Pedrito paró de bailar y respondió:

-Soy

el

chico

de

Júpiter.

Las

cacerolas

“Júpiter”

son

las

mejores del mundo.

 

-A

ver

Deje

que

las

mire

-dijo

la señora ()-. Son

 

estupendas. Deje usted una de cada tamaño.

 

Un Plan Lector para nuestro centro

 

C.E.I.P “Benedicto XIII”- Illueca (Zaragoza)

   

Lectura por palabras

Lectura por palabras Volver

Volver

Curso: Prueba: 1 Título: El chico de Júpiter Velocidad: 300pps

Pedrito llamó a la próxima puerta. Era una casa con jardín, y se escondió detrás de un rosal. Cuando se abrió la puerta, Pedrito, dando un salto, salió de detrás del arbusto con todas las cacerolas tintineando y reflejando la luz del sol en todas direcciones.

 

-¡Soy el chico de Júpiter! gritó, señora que había abierto la puerta.

y se acercó bailando a la

-¡Oh, qué gracioso! ¿Quién es usted? dijo la mujer. Pedrito paró de bailar y respondió:

-Soy

el

chico

de

Júpiter.

Las

cacerolas

“Júpiter”

son

las

mejores del mundo.

 

-A

ver

Deje

que

las

mire

-dijo

la señora ()-. Son

 

estupendas. Deje usted una de cada tamaño.

 

Un Plan Lector para nuestro centro

 

C.E.I.P “Benedicto XIII”- Illueca (Zaragoza)