Vous êtes sur la page 1sur 1

A soga A punta o tizn Vistas en Planta

A sardinel o de canto

A corriente

Reglas de aparejos: 1) Entre hilada e hilada no deben existir coincidencia entre juntas verticales (llagas). 2) Se debe procurar la horizontalidad de las lechadas (juntas horizontales), para evitar el deslizamiento de las mismas. 3) En el arranque de pared, se colocan tantos como cabezas tenga la misma en dicho arranque. Primero debe determinarse la cantidad de cabezas que contiene la pared. Cabeza: es la punta de la pared o la cantidad de hileras (ladrillos colocados de soga) necesarios para completar el espesor de la misma.

A panderete vertical

A panderete horizontal A triscada 45 a 60

Vistas Laterales

Mampostera de ladrillos de mquinas: Esencialmente son iguales que los comunes, solo que su proceso de moldeo se dio a travs de mquinas, que como resultado dio un ladrillo mas homogneo en cuanto a su forma y a su resistencia. La construccin de paredes con estos ladrillos es similar a la de los macizos comunes, con algunas pequeas salvedades como por ejemplo, la posibilidad de utilizar un lecho o junta horizontal de menor espesor, en razn de su regularidad. Otra ventaja es que pueden venir con perforaciones, lo que los torna mas livianos y maleables y les otorga un mejor aislamiento trmico. Lgicamente la disposicin de las perforaciones es vertical, es decir paralela al sentido de las solicitaciones.
Ladrillo perforado para paramentos Ladrillo perforado normal

Mampostera de ladrillos cermicos huecos no portantes: La tcnica de colocacin del ladrillo hueco no es diferente a la del macizo (junta trabada), pero a pesar de ello, con los huecos no se puede obtener paredes portantes, dada la escasa resistencia a la compresin que los mismos presentan. Por esto es que su mayor utilizacin se da para fabricar paredes o tabiques de cerramiento o divisorias de ambientes interiores. Si estn expuestos a la intemperie, conviene vincularlos con mortero de cemento.
Para muros exteriores de cierre

Tabiques separatorios internos

Tabiques separatorios internos