Vous êtes sur la page 1sur 1

LENGUAJE Y DISCRIMINACIN, de Hctor Islas Azas

El lenguaje puede ser discriminatorio (o puede usarse para discriminar) de varias formas. La manera ms obvia es con eptetos ofensivos empleados para descalificar, tratar como inferiores o insultar a individuos o grupos particulares como "visionudos", "maracas", "chachas", indios, negrnes y un largo etctera. El lenguaje de la discriminacin se alimenta de la carne y la sangre de personas puestas histricamente en situacin de vulnerabilidad. El nio estigmatizado por vivir con una discapacidad, el indgena rechazado por su origen tnico, el individuo con preferencias distintas a la heterosexual, entre otros muchos ejemplos posibles, son cotidianamente vctimas de parodias, motes y apodos humillantes que afectan de manera severa su calidad de vida e incluso la imagen que tienen de s mismos, atentando contra su dignidad.

Tal situacin, por lo dems, no se resume en sucesos aislados. Ms bien por el contrario, nuestra cultura est traspasada por hbitos lingsticos que son a menudo vejatorios y ofensivos para quienes difieren en algn aspecto de la mayora. Y ello tiene lugar en todos los mbitos, desde la escuela hasta los juzgados, desde la casa familiar al sitio de trabajo.

Por ello conviene saludar con entusiasmo el trabajo de Hctor Islas Azas, cuarta entrega de la serie Cuadernos de la igualdad, donde el autor nos invita a reflexionar sobre el vnculo entre lenguaje y discriminacin, atendiendo a los variopintos aspectos de este ominoso fenmeno.

Estoy seguro de que el lector encontrar este ensayo interesante y revelador, ms an porque tambin nos muestra que no es preciso sacrificar la profundidad a la claridad de la exposicin.