Vous êtes sur la page 1sur 1

AGRADECIMIENTO A TI, A M Y A TODOS LOS QUE RECONOCEMOS QUE SOMOS UNO, HIJOS DEL MISMO PADRE

Desde el Paraguay, En el corazn de la cordillera, testigo Soy y testimonio doy, desde lo ms hondo de mi corazn y conectada a mi Ser, que reverencia a Tu Ser Elieser. En nuestro recuerdo, no muy lejano en el pasado, pero presente y vivo en nuestro corazn, bajo el frondoso rbol... dnde hoy nos orienta una estrella con los puntos cardinales, sentados disfrutamos del privilegio de tenerlo en nuestra casa, que siempre fue y es tu casa. Qued registrado en el ter el mensaje que a travs de ti nos fue manifestado, y que hoy, sin titubeos es una realidad. Tal como un da nos anunciaste, han transitado y transitarn sin dudas, hermanos de todo el mundo como: Rusia, EEUU, Francia, Inglaterra, Italia, Alemania, Checoslovaquia, Brasil, Argentina, Uruguay, Per, Ecuador, Mxico, y otros, tal como t nos predijiste aquel da. El lugar se ha convertido en un jardn, en donde las personas que vienen, sienten, se alimentan y vigorizan su espritu con la energa que irradia. Es como un oasis de Paz, para todo aquel viajero que busca saciar su sed y reverberar la esperanza, logrando la fortaleza necesaria para su reencuentro con el ser Crstico que todos portamos. Eternamente gracias hermano, por haber sido el canal sembrador de las semillas del Orden, el Amor y la Luz, en beneficio de los que hoy visitan el lugar, y en beneficio nuestro. Que nuestro Amado Padre los cuide, los Bendiga y los proteja, proveyndoles siempre de todo el Suministro Divino necesario para el Cumplimiento y la concrecin del Divino Plan en la Real Izacin del Planeta Tierra, en la Santa Estrella de la Libertad. Gracias! Arturo Y Olga