Vous êtes sur la page 1sur 24

La Defensa Francesa

Estrategia y armas sorpresa


para jugadores inquietos

Viktor Moskalenko

esfer@ editorial
Primera edición en Andorra, septiembre 2008

Edita Esfera Editorial


Apartat de Correus 2052
Principat d’Andorra

http://www.esferaeditorial.com
info@esferaeditorial.com

© Viktor Moskalenko, 2008


© Esfera Editorial, 2008

ISBN: 978-99920-906-9-5
Depósito Legal: AND.588-2008
Impreso en Andorra por Impremta Solber
Portada y maquetación: Esfera Editorial
Fotos: Archivos de Esfera Editorial y la
colaboración de la revista Peón de Rey

Todos los derechos reservados. Bajo las sanciones


establecidas en las leyes, quedan rigurosamente
prohibidas, sin autorización escrita de los titulares del
copyright, la reproducción parcial o total de esta obra
por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la
reprografía y el tratamiento informático, así como la
distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo
públicos.
La Defensa Francesa 5

Índice general

Bibliografía 6
Prólogo 7

CAPÍTULO 1: Los mosqueteros de la Dama Negra. 9


Variante del Avance - 1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5

Parte 1: Buscando Satisfacción. 3...c5 4.c3 ¤c6 5.¤f3 £b6 6.a3 o 5...¤h6 11
Parte 2: Laberintos del Antiguo Sistema. 3...c5 4.c3 ¤c6 5.¤f3 £b6 6.a3 c4 25

CAPÍTULO 2: Dogmas y Armas. 53


Variante Tarrasch - 1.e4 e6 2.d4 d5 3.¤d2

Parte 1: ¡Hola Tarrasch! 3...¤f6 4.e5 ¤fd7 55


Parte 2: Desviaciones Exóticas. 3...¥e7 y 3...c5 4.exd5 £xd5 97

CAPÍTULO 3: La magia de la Francesa. 131


Sistema Clásico - 1.e4 e6 2.d4 d5 3.¤c3 ¤f6

Parte 1: Los recursos de Morozevich. 4.e5 ¤fd7 132


Parte 2: Una Clavada Legendaria. 4.¥g5 ¥b4 144
Parte 3: La Ruleta Rusa. 4.e5 ¤fd7 5.¤f3 168

CAPÍTULO 4: Detrás de las Barricadas. 185


Variante Winawer - 1.e4 e6 2.d4 d5 3.¤c3 ¥b4

Parte 1: Mi Sistema en la Winawer. 4.e5 b6 187


Parte 2: Los caprichos de la Dama Negra. 4.e5 c5 5.a3 ¥xc3 6.bxc3 £a5 194

CAPÍTULO 5: Siete espadas Samurái (ideas sorprendentes). 217

Parte 1: El Tornillo de Kortchnoi. 2.¤f3 d5 3.e5 c5 4.b4 218


Parte 2: El Ataque Indio de Rey. 2.d3 d5 221
Parte 3: La paciencia y los temas de la simetría. 2.d4 d5 3.exd5 exd5 225
Parte 4: La tormenta en el flanco de rey. 3.¤c3 ¤f6 4.¥g5 ¥e7 5.e5 ¤fd7 6.h4 227
Parte 5: Anti-Winawer. 3.¤c3 ¥b4 4.¤ge2 231
Parte 6: Semi-Winawer. 3.¤c3 ¥b4 4.e5 c5 5.¥d2 234
Parte 7: La Antigua Winawer. 3.¤c3 ¥b4 4.e5 c5 5.a3 ¥xc3 6.bxc3 £c7 237

Índice de variantes 241


Índice de partidas y jugadores 246
6 La Defensa Francesa

Bibliografía

Finalmente, al presentar las variantes exclusivas para este libro, he utilizado los siguientes
recursos informativos:

• Programas: ChessBase 9 con MegaBase 2008, los CBM magazines y el Fritz 11.
• La Database del autor con aproximadamente 450 partidas propias, y otra base con más de
500 partidas jugadas en el servidor de Internet playchess.com (Nick: “CapNemo”).
• Yearbooks de la editorial New in Chess.
• “French Defence - Advance Variantion”. Evgeny Sveshnikov, tomos 1 y 2, Olms 2007.
• “Play The French”. John Watson, Everyman Chess 2003
• “Dangerous Weapons - The French”. John Watson, Everyman Chess 2007
• “The Complete French” (Tarrasch 3.¤d2, Winawer 3.¤c3 ¥b4). Lev Psakhis, Batsford 2003.

Símbolos ajedrecísticos:

² Pequeña ventaja blanca. ?? Muy mala jugada.


³ Pequeña ventaja negra. !? Jugada interesante.
± Clara ventaja blanca. ?! Jugada dudosa.
μ Clara ventaja negra. … Con la idea de.
ќ Decisiva ventaja blanca. x Debilidad / Mal ubicado.
° Decisiva ventaja negra. ™ Jugada única.
# Mate. ¹ Es mejor.
› Juego incierto. ” Centro.
© Compensación. ’ Diagonal.
ƒ Iniciativa. ‘ Columna.
‚ Ataque. » Flanco de rey.
„ Contrajuego. « Flanco de dama.
‰ Ventaja de desarrollo. ¬ Final.
† Ventaja de espacio.  Pareja de alfiles.
‡ Zugzwang. ® Alfiles de color opuesto.
! Buena jugada. ¯ Alfiles del mismo color.
? Mala jugada. ћ Peón pasado.
!! Excelente jugada. “ Tiempo.
Prólogo 7

Prólogo

En mi opinión, incluir la Defensa Francesa en su repertorio dota a cualquier ajedrecista de un


plus de prestigio. La diferencia principal de esta apertura respecto a las demás grandes defensas
estriba en que, en lugar de jugar de memoria largas líneas forzadas o teóricas, el jugador de la
francesa debe demostrar su comprensión de las posiciones típicas y de los conceptos de la aper-
tura, dado que conduce enseguida al medio juego y, por lo tanto, a la batalla real.

El libro de “La Defensa Francesa” pretende combinar diversos ingredientes: mi experiencia


general en esta apertura, conceptos y análisis de líneas creativas con el objetivo de crear un re-
pertorio combativo para los jugadores de negras al tiempo que se presentan abundantes ideas
agudas para las blancas.

En esta apertura, las negras construyen una fortaleza con el centro cerrado, por lo que las
posiciones más exitosas para la línea 1.e4 e6 son aquellas en las que el tiempo extra del blanco
apenas es influyente. Además, esta defensa está repleta de recursos estratégicos y tácticos, y
entre sus líneas, según muchos maestros, se cuentan las variantes más complicadas del aje-
drez. También cabe tener presentes sistemas olvidados que todavía rebosan posibilidades, líneas
agudas y exóticas, ideas originales y mucho más...

Los lectores de este libro encontrarán en él el método más sencillo e interesante de aprender
las variantes y los planes generales de esta apertura mediante el siguiente contenido y estructura
de cada capítulo:

• Origen histórico de cada variante (algunas fotos de los protagonistas y héroes).


• Ideas principales, recursos, consejos... etc.
• Análisis de las líneas más interesantes y partidas modelo.
• Partidas ilustrativas.
• Estadísticas, resúmenes y conclusiones.

¡Sin embargo, muchas preguntas quedan abiertas, tanto para los jugadores prácticos, como
para los adeptos más teóricos!

Mucha suerte en el estudio y la práctica de una auténtica apertura, ¡La Defensa Francesa!

¡Saludos a todos!
Gran maestro Viktor Moskalenko, Barcelona 2008
Variante del Avance 9

Capítulo 1
Los Mosqueteros de la Dama Negra
Variante del Avance - 1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5
Repertorio para negras
XIIIIIIIIY
9rsnlwqkvlntr0
9zppzp-+pzpp0
9-+-+p+-+0
9+-+pzP-+-0
9-+-zP-+-+0
9+-+-+-+-0
9PzPP+-zPPzP0
9tRNvLQmKLsNR0
xiiiiiiiiy
Dedicado a Gioacchino Greco y Evgeny Sveshnikov

Historia
La partida original de la Variante del Avance de la
auténtica Francesa data del año ¡1620!.
El famoso maestro italiano Gioacchino Greco
(1600-1634) atacaba con las piezas blancas (ver
comentarios de la partida 1).

Estrategia
El mejor método para aprender la auténtica
Defensa Francesa es comenzar con la Variante del
Avance 3.e5, el movimiento más natural del blanco
que cierra el centro inmediatamente y gana espacio
en el tablero.
Ahora ambos jugadores deben realizar rápida-
mente sus planes principales. Las blancas, preparar el
enroque corto y atacar por los flancos, mientras que
las negras buscarán el contrajuego con su habitual
El Gran Maestro ruso Evgeny Sveshnikov, ruptura ...c7-c5, el desarrollo del flanco de dama y el
nació en 1950. Hasta hoy, pretende dominar
ataque al peón central de d4.
en la variante del Avance con las piezas
blancas (recientemente ha publicado su
libro “Francesa - Variante del Avance”).
10 La Defensa Francesa

XIIIIIIIIY Entre otros importantes recursos del ejército negro


9 sn-wq-+n+0 durante la apertura está la ruptura clásica f7-f6, con
9zpp+-+pzpp0 la presión en el centro y, por supuesto, la maniobra del
9-+-+p+-+0 caballo: ...¤g8-e7-f5 o bien ...¤h6!
9+-zppzP-+-0 Con esta simple estrategia comienza la batalla.
9-+-zP-+-+0
9+-zP-+-+-0 ¡Recuerda!
• En muchas líneas que estudiaremos aquí, los planes
9PzP-+-zPPzP0 estratégicos no funcionan sin los trucos tácticos.
9+-+-+L+ 0 • Habitualmente, los dos caballos negros y el alfil
xiiiiiiiiy de rey blanco son las piezas más importantes en la
variante del Avance.

Direcciones
Una de las “pequeñas” ventajas que tiene el jugador negro contra el Avance (3.e5), es que sólo
necesita conocer bien una o dos líneas, mientras que el blanco debe estudiar a fondo todas las
ideas que existen.
A lo largo de los años de mi carrera había iniciado una búsqueda personal contra el sistema
3.e5, analizando en varias direcciones.

1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5 c5 4.c3 ¤c6 5.¤f3


XIIIIIIIIY
9r+lwqkvlntr0
9zpp+-+pzpp0
9-+n+p+-+0
9+-zppzP-+-0
9-+-zP-+-+0
9+-zP-+N+-0
9PzP-+-zPPzP0
9tRNvLQmKL+R0
xiiiiiiiiy
Tras las primeras jugadas naturales alcanzamos la posición crítica de la variante del Avance.
Las negras deben concretar ahora su estrategia y en este libro investigaremos dos de los posibles
planes:

1. Primero, pasamos por un juego semiabierto en la línea moderna con: 5...£b6 6.a3 ¤h6 o la
directa 5... ¤h6 (Capítulo 1: Buscando Satisfacción) nos enfrentamos contra otro avance:
7.b4.
2. Y luego volvemos al juego clásico de la Francesa, que es el bloqueo: 6...c4, que evita la
jugada 7.b4 (Capítulo 2: Laberintos del Antiguo Sistema).
Variante del Avance 11

Parte 1: Buscando Satisfacción

1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5 c5 4.c3 ¤c6 5.¤f3 £b6

5... £b6 6.a3 ¤h6 o desviaciones con 5...¤h6


XIIIIIIIIY XIIIIIIIIY
9r+l+kvl-tr0 9r+lwqkvl-tr0
9zpp+-+pzpp0 9zpp+-+pzpp0
9-wqn+p+-sn0 9-+n+p+-sn0
9+-zppzP-+-0 9+-zppzP-+-0
9-+-zP-+-+0 9-+-zP-+-+0
9zP-zP-+N+-0 9+-zP-+N+-0
9-zP-+-zPPzP0 9PzP-+-zPPzP0
9tRNvLQmKL+R0 9tRNvLQmKL+R0
xiiiiiiiiy xiiiiiiiiy
Historia
El autor del presente libro derrotó a Sveshnikov con las piezas negras en su variante favorita
del Avance de la Francesa en el año 1987. En esa partida preparé un plan totalmente nuevo y
creativo con el que obtuve una muy buena posición, pero logré la victoria sólo después de una
tensa y espectacular lucha. ¡I sentí como si hubiera
matado a un monstruo!
Aprovechando el momento, quiero agradecer al
Gran Maestro Sveshnikov por su juego tan comba-
tivo en las dos partidas comentadas en este apartado.
¡Ha sido un auténtico placer jugar contra él!

Introducción
En esta parte se presentan mis pasos más impor-
tantes en el aprendizaje de la variante del Avance.
Entre las numerosas posibilidades en la aper-
tura selecciono los planes más agresivos para las
negras. Las maniobras como 5...£b6/¤h6, preparan
el ataque directo al peón d4. Así que el blanco
no tiene tiempo para enrocarse y primero debe
defender su centro. Entonces, la reacción lógica es
la jugada 6.a3!?, preparando 7.b4 y luego ¥b2, que
parece ser la mejor manera de luchar por la ventaja
por parte del blanco. La tensa situación obliga al
El GM español Alexei Shirov ha usado en
ejército negro a buscar la satisfacción y a entrar en
ciertas ocasiones la Variante del Avance
para enfrentarse a la Defensa Francesa.
un juego bastante forzado, donde las piezas lucharán
contra los peones.
12 La Defensa Francesa

Nota histórica: Este fue el plan del famoso maestro alemán Louis Paulsen, inventado en 1879.
Curiosamente, otro maestro de Moldavia, unos 100 años después ha encontrado una idea similar
para las negras, la Variante Chebanenko de la defensa Eslava, d5-c6-a6-b5.

Direcciones
A) 5...£b6 6.a3 ¤h6
7.b4 Las blancas ganan aún más espacio y pretenden dominar en todo el tablero. Tras 7...cxd4
8.cxd4 ¤f5 9.¥b2 tenemos la posición principal de esta línea.
XIIIIIIIIY
9r+l+kvl-tr0
9zpp+-+pzpp0
9-wqn+p+-+0
9+-+pzPn+-0
9-zP-zP-+-+0
9zP-+-+N+-0
9-vL-+-zPPzP0
9tRN+QmKL+R0
xiiiiiiiiy
La primera pregunta clave es ¿qué alfil desarrollar antes? y la segunda ¿y qué hago
después? La búsqueda de las respuestas está dentro de la inolvidable partida 1: Sveshnikov-
Moskalenko (1987) y también en los análisis de la importante partida 2: Shirov-Gurevich.

B) 5...¤h6
Es una jugada más elástica que la directa 5...£b6, con una gran variedad de planes durante la
compleja apertura. Partida 3: Sveshnikov-Moskalenko (1993).
Variante del Avance 13

Buscando Satisfacción La presión al punto d4 molesta al blanco


y le impide desarrollarse tranquilamente. Otra
- Partidas -
manera de jugar de forma activa es la maniobra
francesa 5...¤h6!? (ver la Partida 3).
6.a3!?
1. Sveshnikov E. – Moskalenko V.
Es la primera posición crítica de la línea
URS-ch Norilsk, 1987
con 5...£b6 6.a3.
El blanco ya tiene una ventaja espacial en
Para mí, este fue un examen fuerte en
el centro y en el flanco de rey por el peón de
la Francesa, ya que me enfrentaba a un
e5. Sin embargo, el último movimiento quiere
gran profesor de la variante del Avance. Sin
conseguir más espacio sobre el flanco de dama
embargo, había preparado en casa una “bomba
con b2-b4.
sorpresa”.
Estoy seguro de que las otras dos jugadas
1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5
conocidas, desarrollo del alfil-f1, son opciones
La principal idea de las blancas en la
más flojas:
variante del avance es ganar espacio. Mientras
A) 6.¥e2 ¤h6! Esta dirección es mejor
las negras presionan el centro blanco.
que 6...¤e7. 7.b3 [Si 7.¤a3? cxd4 8.cxd4
3...c5 4.c3 ¤c6
¥xa3! 9.bxa3 ¤f5 10.¥e3 £a5+ con inicia-
También es posible jugar directo 4...£b6!?,
tiva de las negras. Cubles-Moskalenko,
este orden evita 5.¥e3, otro popular plan de
Canovelles 2000; o bien 7.¥xh6 gxh6
las blancas. Por cierto, la original partida del
(7...£xb2? 8.£d2 £xa1 9.0–0 ventajoso para
avance y de la auténtica Francesa data del
el blanco) 8.£d2 ¥g7 9.¤a3 cxd4 10.cxd4 0–0
año ¡1620!: 4...cxd4?! 5.cxd4 ¥b4+ 6.¤c3
11.0–0 f6 12.exf6 ¦xf6 13.¤c2 ¥d7 14.b4 ¥e8
¥xc3+? 7.bxc3 ¤c6 8.¥d3 (8.£g4!?) 8...¤ge7
15.b5 ¤e7 16.¤e5 ¤g6! 17.¤g4 ¦f8 18.g3
9.f4 ¤f5 10.¤f3 0–0 11.g4 ¤h4 12.0–0 ¤xf3+
h5„ Bakre-Petrosian, Dubai 2007] 7...cxd4
13.£xf3 ¥d7 14.£h3! g6 15.f5! ganando tras
8.cxd4 ¥b4+! (D)
15...exf5 16.gxf5 gxf5 17.¦xf5 ¥xf5 18.¥xf5
1–0 Greco-NN, Europa 1620. XIIIIIIIIY
5.¤f3 9r+l+k+-tr0
Si 5.¥e3 una interesante miniatura fue
5...£b6 6.£d2 ¥d7 7.¤f3 cxd4 8.cxd4
9zpp+-+pzpp0
¦c8 9.¤c3 ¤a5!? 10.¦c1 ¥b4 11.¥d3 ¤c4 9-wqn+p+-sn0
12.£e2?? (12.¥xc4™ ¦xc4=) 12...¤xb2! 9+-+pzP-+-0
13.¥d2 ¤a4! 0–1 Romero-Pomes, Cataluña
equipos 2005.
9-vl-zP-+-+0
5...£b6! (D) 9+P+-+N+-0
XIIIIIIIIY 9P+-+LzPPzP0
9r+l+kvlntr0 9tRNvLQmK-+R0
9zpp+-+pzpp0 xiiiiiiiiy
9.¢f1™ ¤f5 (9...0–0!?„) 10.¥b2 ¥e7
9-wqn+p+-+0 11.¤c3 0–0 12.¤a4 £d8 13.g3 f6! 14.exf6
9+-zppzP-+-0 ¥xf6 15.¢g2 £d6 16.¦e1 b6 17.¥b5 ¥b7
9-+-zP-+-+0 y las negras tienen mejores perspectivas.
Kupreichik-Piskov, Alemania-chT2 1998.
9+-zP-+N+-0 B) También existe una forma del gambito
9PzP-+-zPPzP0 6.¥d3. Por suerte, el negro no está obligado a
9tRNvLQmKL+R0 aceptar material. 6...¤h6!? (6...cxd4 7.cxd4
¥d7 8.0–0 ¤xd4 9.¤bd2÷) 7.0–0 cxd4 8.cxd4
xiiiiiiiiy
14 La Defensa Francesa

¤f5 (D). avance.


XIIIIIIIIY Completamente diferente es el juego
después de 6...c4!? que sería otro objetivo
9r+l+kvl-tr0 principal de este capítulo y que estudiaremos
9zpp+-+pzpp0 a fondo en la Parte 2.
9-wqn+p+-+0 Nunca me gustó la línea 6...¥d7 7.b4 cxd4
8.cxd4 ¦c8 9.¥b2 Las blancas amenazan
9+-+pzPn+-0 ¤c3-¤a4 con iniciativa. Y si entonces 9...¤a5
9-+-zP-+-+0 10.¤bd2 ¤c4 11.¥xc4 dxc4 12.¦c1 £a6
9+-+L+N+-0 13.0–0 (D)

9PzP-+-zPPzP0 XIIIIIIIIY
9tRNvLQ+RmK-0 9-+r+kvlntr0
xiiiiiiiiy 9zpp+l+pzpp0
En los años 80–90 la opinión teórica favo- 9q+-+p+-+0
recía al blanco después de 9.¥xf5 exf5 10.¤c3 9+-+-zP-+-0
¥e6, pero he conseguido fascinantes resultados
con las piezas negras en esta posición, siempre 9-zPpzP-+-+0
pensando que los libros pueden equivocarse. 9zP-+-+N+-0
Por ejemplo: 9-vL-sN-zPPzP0
11.¤e2 h6! (Evita el cambio ¥g5, y en el
futuro prepara g7-g5!?) 12.£a4 ¥e7 13.a3 9+-tRQ+RmK-0
0–0 14.b4 ¦fc8 Las negras dominan en todos xiiiiiiiiy
los aspectos. 15.¥d2 a6 16.¦fc1 g5! 17.£b3 También favorable a las blancas, por el tema
¤a5!? 18.£d3 ¤c4 19.¤e1 f4 20.g3 fxg3 de su mejor desarrollo y amenaza con d4-d5.
21.hxg3 ¥g4 22.¤c3 £e6 23.¥e3 b5 24.£f1 Táctica: si 13...¥a4 14.£e2 ¥b5 15.¦fe1
¦a7 25.£g2 ¤xe3 26.fxe3 ¦ac7 ganando sin c3? 16.£e3 cxd2 17.¦xc8+ ¢d7 18.¦xf8
problemas. Schenk-Moskalenko, Palma de ganan las blancas.
Mallorca 2000. 7.b4
6...¤h6! (D) Intentando conquistar el tablero con sus
XIIIIIIIIY peones.
Si 7.¥xh6? £xb2! 8.¥c1 £xa1 9.£c2 ¥d7
9r+l+kvl-tr0 a favor de las negras.
9zpp+-+pzpp0 7...cxd4 8.cxd4
9-wqn+p+-sn0 Todavía es floja 8.¥xh6?! Las blancas apro-
vechan la oportunidad de cambiar el caballo
9+-zppzP-+-0 antes de que llegue a f5. Las negras quedan
9-+-zP-+-+0 con una mala estructura, pero por otro lado las
9zP-zP-+N+-0 blancas pierden el par de alfiles. En mi opinión
esto es compensación más que suficiente por
9-zP-+-zPPzP0 las debilidades estructurales. 8...gxh6 9.cxd4
9tRNvLQmKL+R0 ¥g7 10.¤c3 0–0 (10...f6!?) 11.¥b5 a5„
xiiiiiiiiy Rozentalis-Berg, Stockholm 2005.
Es una auténtica maniobra de la Defensa 8...¤f5
Francesa, casi siempre con la intención de atacar Las piezas negras luchan contra la muralla
al peón d4. En la mayor parte de mis partidas de peones blancos.
hasta 2005, la instalación de £b6-¤h6, era 9.¥b2
mi contra-plan principal contra la variante del Otro momento clave de la apertura: el negro
Variante del Avance 15

tiene un dilema: ¿qué alfil desarrollar primero? ¢h8!?„ con idea de ¤g8 (13...f6?! 14.¤a4
Contra 9.¥e3 es interesante: £d8 15.exf6 ¦xf6 16.g5 ¦xf3 17.£xf3 ¤f5÷
A) 9...¥d7!? 10.¥d3 (Táctica: 10.¤c3? Grischuk-Johannessen, Reikiavik 2000).
¤xe3 11.fxe3 ¤xb4! 12.axb4 ¥xb4 13.¦c1 B) 12...f5!?N 13.exf6 (13.g5 ¤g4!) 13...
¦c8 14.£b3 £a5 15.¢d2 0–0© 16.¥d3 f6!? con gxf6 14.¤c3 ¤f7 con un juego complejo. López
iniciativa de las negras) 10...¤xe3 (10...¦c8!? Martinez-Moskalenko, Barcelona 2004.
Scavo-Moskalenko, Badalona 2002) 11.fxe3 10...a5!? (D)
¦c8 12.0–0 ¥e7 13.¤bd2 ¤d8!? 14.£e2 ¦c3„ XIIIIIIIIY
Baklan-Moskalenko, Donetzk (zt) 1998.
B) 9...f6!?„ (que por cierto, está bien 9r+l+k+-tr0
explicada en el artículo para NIC “Fighting for 9+p+-vlpzpp0
Equality” del GM Matamoros, YB72) 10.exf6 9-wqn+p+-+0
(10.b5?! ¤xe5! 11.dxe5 ¤xe3 12.fxe3 £xe3+
13.£e2 £c1+ 14.£d1 ½–½ Romanishin- 9zp-+pzPn+-0
Lputian, Yerevan 1988 y Movsesian-Lputian, 9-zP-zP-+-+0
New York op. 1998) 10...gxf6 11.¥d3 ¤xe3 9zP-+L+N+-0
12.fxe3 ¥h6 13.£e2 ¥d7 14.¤c3 ¤e7 15.0–0
0–0 16.¢h1 ¦ac8 17.¤d1 ¥g7 18.¤f2 e5 9-vL-+-zPPzP0
19.dxe5 fxe5 20.e4 d4 21.¦ac1 ¤g6 22.¦xc8 9tRN+QmK-+R0
¥xc8 23.g3 ¥h6 con clara ventaja negra. xiiiiiiiiy
Morozevich-Bareev, Monte Carlo 2002. Comienza mi contraataque.
9...¥e7 (D) Se ha explorado muy poco 10...0–0!?÷
XIIIIIIIIY donde las negras están bastante sólidas.
9r+l+k+-tr0 Nunca es tarde para volver a las compli-
caciones con: 10...¥d7 11.0–0 g6 12.¤c3!?
9zpp+-vlpzpp0 (12.¥xf5 exf5 13.¤c3 ¥e6 14.¤a4 £d8
9-wqn+p+-+0 15.¤c5 b6 16.£a4 ¦c8 17.¤xe6 fxe6 18.¦ac1
9+-+pzPn+-0 £d7 19.¦c3 ¤d8= Erenburg-Moskalenko,
Salou 2003) 12...¤fxd4:
9-zP-zP-+-+0 A) 13.¤xd5? exd5 14.e6? (¹14.¤xd4
9zP-+-+N+-0 ¤xd4 15.e6 ¤xe6 16.¥xh8 f6!³) 14...fxe6
9-vL-+-zPPzP0 15.¤xd4 ¥f6! con ventaja decisiva. Saldaño-
Moskalenko, Roquetas de Mar 2004.
9tRN+QmKL+R0 B) 13.¤xd4! La mejor chance para el
xiiiiiiiiy blanco 13...¤xd4 (para analizar es 13...£xd4!?
Lógicamente, es una buena jugada: el alfil 14.£e2÷) 14.£g4 ¤c6? (14...¤b3!?) 15.¦fe1
en e7 no molesta al enroque y apoya el caballo £d8 16.b5 ¤a5 17.¤xd5!ƒ Jonkman-
de f5, en caso de 10.g4 ¤h4! Moskalenko, Banyoles 2005.
Sin embargo, hoy esta más de moda En una reciente partida de alto ELO se
9...¥d7!?, gracias a famosas victorias negras jugó 10...a6 11.0–0 0–0 12.£d2 h6 13.¥c2
en 2005 (ver la siguiente partida). ¥d7 14.¥xf5 exf5 15.¤c3 ¥e6 16.¤a4 £b5
10.¥d3! 17.¤c3 £b6 18.¤a4 £b5 19.¤c3 ½–½
Tácticamente el peón d4 está protegido. Khairullin-Volkov, Sochi 2007.
La idea del gran maestro de Leningrado 11.¥xf5
Mark Tseitlin era 10.h4!?, preparando 11.g4 Pienso que este típico cambio casi siempre
cómodamente: 10...¥d7 (10...h5?! 11.¥d3²; favorece al negro. No olvidemos que el ¥f1
10...0–0!?) 11.g4 ¤h6 12.¦g1 es una de las piezas más importantes en la
A) también es posible 12...0–0 13.¤c3 Variante del Avance.
16 La Defensa Francesa

Más adelante las blancas encontraron


XIIIIIIIIY
11.£a4!? 0–0 12.b5 ¤h4 13.¤xh4 ¥xh4÷ 9rsn-+k+-tr0
Kiik-Kortchnoi, Stockholm 2003. 9+p+-vlpzp-0
O bien 11.b5 ¤cxd4 12.¤xd4 ¤xd4 …
13.£g4 ¤b3! 14.£xg7 ¦f8 15.¦a2 ¥d7„ y las
9-wq-+l+-zp0
negras están bien. 9+P+pzPp+-0
11...exf5 12.¤c3 ¥e6 9p+-zP-+-+0
En mi propia práctica descubrí que este alfil
no es tan malo como dicen los libros teóricos.
9zP-sNQ+N+-0
13.b5 a4!„ (D) 9-+-+-zPPzP0
XIIIIIIIIY 9tR-vL-mK-+R0
9r+-+k+-tr0 xiiiiiiiiy
16.¤g1!?
9+p+-vlpzpp0 El blanco también busca las mejores
9-wqn+l+-+0 casillas para sus piezas.
9+P+pzPp+-0 16...¤d7 17.¤ge2 £c7 18.¥d2 ¤b6
19.¦c1?!
9p+-zP-+-+0 Era mejor 19.0–0 0–0 20.¤f4 ¦fc8„
9zP-sN-+N+-0 19...£d7!
9-vL-+-zPPzP0 19...¤c4 20.¤xd5! ¥xd5 21.¤f4„;
19...£c4 20.£g3 g5÷
9tR-+QmK-+R0 20.¤a2 0–0 21.¥b4 (D)
xiiiiiiiiy XIIIIIIIIY
Este inesperado recurso fue la idea prin-
cipal de mi plan. La entrega posicional del 9r+-+-trk+0
peón a mejorará la posición del caballo en c6 9+p+qvlpzp-0
con la maniobra ¤a5-¤c4. De esta manera, las
negras ganan iniciativa en el flanco de dama.
9-sn-+l+-zp0
14.£d3 9+P+pzPp+-0
Con el tiempo, mis rivales probaron otras 9pvL-zP-+-+0
jugadas:
A) 14.0–0 ¤a5 15.¥c1 ¤c4 16.¤xa4 £xb5
9zP-+Q+-+-0
17.¤c3 £c6 18.¦b1 ¥xa3 (18...h6) 19.¥xa3 9N+-+NzPPzP0
¤xa3 20.¦b3 0–0μ Vasiukov,E-Moskalenko, 9+-tR-mK-+R0
Belgorod 1990.
B) 14.¦b1 ¤a5 15.£xa4?! 0–0ƒ 16.£d1?
xiiiiiiiiy
Las blancas encontraron la manera de
¤c4 17.a4? ¤xb2 18.¦xb2 £a5–+ Garrido
cambiar su pieza pasiva. Pero el caballo en c4
Fernández-Moskalenko, Barbera 2003.
será otra molestia.
14...¤b8
21...¦fc8 22.¦xc8+ ¦xc8 23.0–0 ¥g5!?
Puede ser un error psicológico. Ahora el
24.f4
caballo debe gastar más tiempos para llegar a
Después de esta jugada el caballo blanco
c4. ¡Pero no quería entregar material a un gran
no llega a f4.
maestro! Era más activo continuar mi plan
24...¥e7
inicial con 14...¤a5! 15.¤xa4 £a7 con una
Más ambicioso sería 24...¥d8!?
compensación completa por un peón.
25.¥xe7 £xe7 26.¤b4 £d7 27.¦c1?
15.¥c1 h6! (D)
Así el blanco pierde su peón de b5. Era
Una jugada muy útil en estas posiciones. El
mejor 27.¤c3 ¤c4„.
alfil en c1 no juega.
27...¦xc1+! 28.¤xc1 ¤c4
Variante del Avance 17

Ganando material, las negras conservan búsqueda de la iniciativa se olvida de defender


una clara ventaja. sus peones avanzados.
29.¤e2 £xb5 30.¤g3 g6 31.¢f2 £b6
32.¤f1? Como resumen del plan principal con
Permite una elegante entrega, que al final 5...£b6, 6...¤h6 y 9...¥e7, puedo asegurar que
dejará a las blancas sin peones. las negras tienen contrajuego en casi todas las
32.¤e2 £d8μ con ventaja (o 32...f6!?). líneas. Pero, a nivel personal no estaba satis-
32...¤xa3!–+ (D) fecho y me parecía que el blanco podía mejorar
XIIIIIIIIY su juego en ciertos momentos...
9-+-+-+k+0 2. Shirov A. – Gurevich M.
9+p+-+p+-0 Khanty Mansiysk, 2005
9-wq-+l+pzp0
En mi opinión, esta fue una partida impor-
9+-+pzPp+-0 tante en la variante del avance, que aumentó la
9psN-zP-zP-+0 popularidad de la línea 9...¥d7.
9sn-+Q+-+-0 Durante los análisis recomiendo estudiar a
fondo todas las líneas secundarias ¡son alter-
9-+-+-mKPzP0 nativas equivalentes!
9+-+-+N+-0 1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5 c5 4.c3 ¤c6 5.¤f3
xiiiiiiiiy £b6 6.a3 ¤h6 7.b4 cxd4 8.cxd4 ¤f5 9.¥b2
Una combinación similar al juego de damas: ¥d7!? (D)
entregas una, y luego comes tres o cuatro... XIIIIIIIIY
33.£xa3 £xd4+ 34.¢e1 £e4+! 35.¢d1 9r+-+kvl-tr0
£xf4 36.¤d2 £xh2 37.£xa4 £xg2 (D)
9zpp+l+pzpp0
XIIIIIIIIY 9-wqn+p+-+0
9-+-+-+k+0 9+-+pzPn+-0
9+p+-+p+-0 9-zP-zP-+-+0
9-+-+l+pzp0 9zP-+-+N+-0
9+-+pzPp+-0 9-vL-+-zPPzP0
9QsN-+-+-+0 9tRN+QmKL+R0
9+-+-+-+-0 xiiiiiiiiy
9-+-sN-+q+0 Una continuación creativa que permite el
9+-+K+-+-0 avance g2-g4. Ahora las jugadas normales
xiiiiiiiiy como 10.¥d3, 10.¤c3 o 10.¤bd2 pierden el
Sólo un caballo protege el “desnudo” rey de peón de d4.
las blancas. La partida está resuelta. 10.g4!
38.£a8+ ¢g7 39.£xb7 £g1+ 40.¢e2 f4 Naturalmente, el blanco elige la más agre-
41.¤c6 £e3+ 42.¢d1 ¥g4+ 43.¢c2 ¥f5+ siva de todas. Las blancas obtienen menos que
44.¢d1 f3 45.£b5 ¥d3 46.£xd5 f2 0–1 nada después de las alternativas:
A) Es interesante analizar la variante
En esta memorable batalla el gran maestro 10.¤c3 ¤fxd4 11.¤xd4 £xd4! 12.£xd4
Sveshnikov no ha mostrado ninguna idea ¤xd4 13.¤xd5÷ (D)
efectiva en su variante favorita ni para neutra- ¡Es similar a solucionar un rompeca-
lizar mi contraataque 10...a5, 13...a4! En la bezas! 13...¤c2+ 14.¢d2 ¦c8!? 15.¦c1 ¤xa3!
18 La Defensa Francesa

16.¤c7+ ¢d8 17.¤xe6+ ¥xe6 18.¦xc8+ ¢xc8 gxf6 13.¤c3 ¤f7 14.¤a4 £c7 15.¦c1 £f4„
19.¥xa3 ¥e7!?ƒ y las negras están muy bien y 16.¤c5 ¥xc5 17.dxc5 ¤ce5 18.¤xe5 ¤xe5
pueden seguir con a5-¢b8-¦c8-¦d8. (18...fxe5!?) 19.¦g3 con una posición de doble
XIIIIIIIIY filo. Short-Lputian, Batumi 1999.
B) 11.h3 f6! [La jugada auténtica de la
9r+-+kvl-tr0 francesa. Un poco lento es 11...¥e7 12.¤c3
9zpp+l+pzpp0 0–0 13.¤a4÷ Haba-Koutsin, Wattens 1999.
9-+-+p+-+0 Pero 11...¦c8!? 12.¤c3 ¤a5! ofrece una lucha
creativa 13.¤a4 £c6 14.¦c1 ¤c4 15.¦xc4?!
9+-+NzP-+-0 dxc4 16.¤c3 £b6 17.¥g2 a5!μ Shirov-
9-zP-sn-+-+0 Sadvakasov, Astana 2001] 12.exf6 [Si 12.¥d3
9zP-+-+-+-0 ¤f7 13.¤bd2 a5 (o bien 13...¤e7!? con otra
posibilidad de jugar ¥b5, cambiando los alfiles
9-vL-+-zPPzP0 blancos) 14.b5 ¤e7 15.a4 ¤g6 16.¥xg6 hxg6„
9tR-+-mKL+R0 Wiersma-Malakhatko, Bélgica 2005]12...gxf6
xiiiiiiiiy 13.¤c3 ¤f7!„ y las negras están sólidas.
¡B) 10.¥e2 resulta demasiado tranquila: Shirov-Berg, Tallinn rapid 2006.
10...¥e7 11.0–0 0–0 12.¥d3 g6„; 11.¤c3 (D)
C) 10.¥d3 es demasiado agresivo ¤cxd4 XIIIIIIIIY
(10...a5!?) 11.¤xd4 ¤xd4 12.¤c3 ¤c6 (12... 9r+-+kvl-tr0
a5!?) 13.¤a4 £d8 14.0–0 b6 15.¦c1 g6 16.¤c3
¥g7 17.¤xd5 exd5 18.e6 ¥xb2 19.exd7+ 9zpp+lsnpzpp0
¢f8! 20.¦xc6 £xd7= Reinaldo Castineira- 9-wqn+p+-+0
Malakhatko, Sanxenxo 2007. 9+-+pzP-+-0
D) Algo absurdo es 10.h4 ¦c8 11.h5 ¥e7
12.g4 (D) 9-zP-zP-+P+0
XIIIIIIIIY 9zP-sN-+N+-0
9-+r+k+-tr0 9-vL-+-zP-zP0
9zpp+lvlpzpp0 9tR-+QmKL+R0
9-wqn+p+-+0 xiiiiiiiiy
11...¤a5!?
9+-+pzPn+P0 Un recurso conocido en estas estructuras.
9-zP-zP-+P+0 El gran maestro Psakhis comenta en su
9zP-+-+N+-0 libro: “Las blancas han creado algunas debili-
dades en el lado de dama y las negras intentan
9-vL-+-zP-+0 explotarlas”.
9tRN+QmKL+R0 Esta jugada se ha hecho popular en los
xiiiiiiiiy últimos años. La alternativa equivalente es el
12...¤h6 (12...¤fxd4!? 13.¤xd4 ¥c5! movimiento del otro caballo 11...¤g6!?
14.bxc5 £xb2©) 13.¦g1 f6 (13...0–0!? 14.¤c3 A) 12.h4 h5! 13.g5 ¤a5 14.¤a4 £c6
¤a5„) 14.exf6 gxf6 15.¤c3 ¤f7 16.¤a4÷ 15.¤c5 ¤c4³ es favorable para las negras.
Shabalov-Kraai, Connecticut 2007. Sveshnikov-Ostenstad, Oslo 2008.
10...¤fe7 B) 12.¦c1 ¥e7 13.h4 £d8 (13...h5!) 14.¤b5
Es una retirada lógica, pero, puede que la a6 15.h5? (15.¤d6+ ¥xd6 16.exd6 £b8 17.h5
opción más dinámica sea 10...¤h6!? prepa- ¤f4 18.£d2 £xd6 19.¤e5 g5 20.hxg6 ¤xg6÷)
rando un contraataque clásico por el centro: 15...axb5 16.hxg6 fxg6μ Sveshnikov-Agrest,
A) también se jugó 11.¦g1 f6 12.exf6 Oslo 2008.
Variante del Avance 19

C) 12.¤a4 £d8 13.¤c5 (13.h4 h5! 14.g5


XIIIIIIIIY
b6 15.¥d3 ¤f4 16.¥a6 ¤e7 17.¤c3 ¤f5„ 9-+r+kvl-tr0
Nevednichy-Lputian, Ohrid 2001) 13...¥xc5 9zpp+lsnpzpp0
14.dxc5 £c7 15.£e2 Vysochin-Prezerakos,
Korinthos 2004 y ahora la mejor solución
9-wq-+p+-+0
para las negras es 15...0–0!? 16.h4 d4! con un 9sn-+pzP-+-0
contrajuego satisfactorio. 9-zP-zP-+P+0
12.¤d2
Es un movimiento defensivo.
9zP-sN-+-+-0
Durante el mismo año el blanco probó 9-vL-sN-zP-zP0
12.£c2!? ¤c4 13.¥xc4 dxc4 14.¤d2 £c6 9+-tRQmKL+R0
15.¤ce4 ¤c8 16.¤xc4 b5! con buena compen-
sación por el peón. 17.¤e3 £xc2 18.¤xc2 ¥c6
xiiiiiiiiy
14.h4!?
19.f3 (D)
¡No hay marcha atrás!
XIIIIIIIIY Después de 14.£e2?! ¥e7 15.£e3 0–0
9r+n+kvl-tr0 (15...¤h4!) 16.h4÷ f6 17.h5 ¤h8 18.¦c2 ¤c6
19.¤a4 £d8 20.exf6 ¥xf6 21.¤c5 e5!μ las
9zp-+-+pzpp0 negras explotan las desventajas del sistema
9-+l+p+-+0 blanco muy convincentemente (y después de
9+p+-zP-+-0 21...¤f7 la posición negras es sólida como una
roca según Psakhis).
9-zP-zPN+P+0 14...¥e7 (D)
9zP-+-+P+-0 XIIIIIIIIY
9-vLN+-+-zP0 9-+r+k+-tr0
9tR-+-mK-+R0 9zpp+lvlpzpp0
xiiiiiiiiy 9-wq-+p+n+0
19...¤b6! (posiblemente es peor 19...h5
ya que ahora este avance tiene poco sentido 9sn-+pzP-+-0
y cierra el alfil de f8. 20.g5 ¤b6 21.¢f2 ¥e7 9-zP-zP-+PzP0
22.h4 0–0 23.¤e3 ¤a4 24.¦ab1 a5© Sves-
hnikov-López Martínez, Stepanakert 2005)
9zP-sN-+-+-0
20.¤e3 ¤a4 (era mejor 20...¥e7! 21.¢f2 9-vL-sN-zP-+0
h5„ con una iniciativa completa por el peón) 9+-tRQmKL+R0
21.0–0–0÷ Molander-Johannessen, Stockholm
2005 y ahora 21...a5!? con contrajuego.
xiiiiiiiiy
Con un juego complicado.
12...¦c8
Merece tenerse en cuenta el sacrificio de
12...£xd4?! 13.bxa5 £xe5+ 14.£e2 es
doble filo: 14...£xd4!? 15.bxa5 ¤xe5÷.
favorable para el blanco.
15.g5
13.¦c1 (D)
Una jugada extraña.
Ambas partes todavía deben movilizar
Lógicamente es más interesante 15.h5!?
muchos recursos para un enfrentamiento serio.
¤f4 16.£f3 (16.¦c2!?) 16...¥g5 17.¤e2?
13...¤g6
(¹17.¦c2 ¤c6÷) 17...¦xc1+ 18.¤xc1 0–0
También se había probado 13...h5 14.¦c2!?
19.h6 g6 20.¤d3 ¤xd3+ 21.¥xd3 ¤c6 22.£g3
¤c4 (14...¤ac6!?) 15.¥xc4 dxc4 16.¤ce4
22...¤xd4 (ganaba 22...¤xb4!) 23.f4÷ ¥e7
¤d5 (16...¥a4!?) 17.¤xc4 ¦xc4 18.¦xc4 a5
24.£f2 ¤c6 25.£xb6 axb6 26.g5 ¤a7 27.¢e2
19.0–0 axb4 20.axb4 £d8„ con muy compli-
¦c8 28.¦c1 ¦xc1 ½–½ Grischuk-Kruppa,
cada posición. Ivanchuk-Bareev, Dubai 2002.
Elista 2000.
20 La Defensa Francesa

15...0–0 18.h5 ¥c6 19.¦h3 ¤h8 20.f4÷ (Gurevich).


De nuevo es interesante 15...£xd4 16.bxa5 17.h5 ¤f8 (D)
£xe5+ 17.£e2 £b8©. Las negras no igualan XIIIIIIIIY
con 15...h6 16.gxh6 ¦xh6 (16...gxh6!? 17.¦c2
¤c4 18.¤xc4 dxc4 19.h5 ¤f4 20.£g4?? ¤d3+ 9-+rtr-snk+0
21.¥xd3 cxd3 22.¦d2 ¦xc3 23.¥xc3 £c6–+ 9zpp+lvlpzpp0
Panarin-Erashchenkov, playchess.com 2005) 9-wq-+p+-+0
17.h5 (D)
XIIIIIIIIY 9sn-+pzP-zPP0
9-+r+k+-+0 9-zP-zP-+-+0
9zpp+lvlpzp-0 9zP-+-+-+-0
9-wq-+p+ntr0 9-vL-sNNzP-+0
9sn-+pzP-+P0 9+-tRQmKL+R0
9-zP-zP-+-+0 xiiiiiiiiy
Ahora las negras tienen mejores perspec-
9zP-sN-+-+-0 tivas, las piezas de Alexei Shirov no abrían el
9-vL-sN-zP-+0 “fuego” en esta partida.
18.¦g1 ¦xc1!
9+-tRQmKL+R0 Otra vez no está claro 18...¤c4 19.¤xc4
xiiiiiiiiy (19.¦xc4? dxc4 20.¤e4 ¥c6 21.¤f6+ ¢h8–+)
17...¤h4 (17...¤f8?! 18.¦c2 ¤c4 19.¤xc4 19...dxc4 20.£d2 ¥c6 21.¤f4÷ Gurevich.
dxc4 20.¥c1 ¦h8?! 21.£g4 a5 22.b5± 19.¤xc1
Thipsay-Barua, Calicut 2003; 17...£xd4!? 19.£xc1?! ¦c8 20.£d1 ¤c4ƒ.
18.bxa5 ¤xe5 19.£e2 ¥g5÷) 18.£g4 ¤f5 19.¥xc1?! ¤c4ƒ.
19.¥d3 ¥f8? (19...¢f8 20.¦g1 g6„) 20.¤e2?! 19...¤c6
(¹20.¥xf5 exf5 21.£f3ƒ) 20...¤c4 21.¤xc4 19...¦c8!?
dxc4 22.¥xf5 exf5 23.£g2 a5 24.¥c3 axb4 20.¦g4
25.axb4 ¦a8 26.d5 ¦a2 27.¢f1! £a6 28.¦e1!± 20.¤cb3 a5 21.b5 a4! 22.bxc6 (22.¤c5
Grischuk-Radjabov, Wijk aan Zee 2003. ¤xd4! 23.¤xa4 £a7μ) 22...¥xc6ƒ.
16.¤e2!? 20...¦c8 21.¤cb3 ¤d8! (D)
Con idea de 17.h5. Si 16.h5 ¤f4„. Resulta XIIIIIIIIY
sospechoso 16.¦g1? ¤xh4 (16...£xd4! 17.bxa5
£xe5+ƒ) 17.¥d3 g6? (17...£xd4!?) 18.£g4 9-+rsn-snk+0
¤f5 19.¥xf5 exf5 20.£h4÷ Potkin-Hug, 9zpp+lvlpzpp0
Estambul 2003. 9-wq-+p+-+0
Otra jugada crítica es 16.£g4!? ¥xb4!
17.axb4 £xb4„ 18.¦b1 ¦xc3 19.¥xc3 £xc3 9+-+pzP-zPP0
20.¦h3 £c7 21.¥d3 ¤e7 22.h5 (22.£f4 b5 9-zP-zP-+R+0
23.h5 ¤f5 24.¥xf5 exf5 25.¦a3 b4 26.¦aa1 9zPN+-+-+-0
¦b8 27.¦c1 ¤c4 28.¤b3 ¦b5 29.£f3 a5μ
Solodovnichenko-Del Rio Angelis, Castellde- 9-vL-sN-zP-+0
fels 2006) 22...¤f5 23.£f4 ¤c6 24.¥xf5 exf5 9+-+QmKL+-0
25.g6 fxg6 26.hxg6 h6 27.¤f3 ¤d8„ Fluvia- xiiiiiiiiy
González García, Badalona 2005. Con idea de 22...¥b5! El resto de la partida
16...¦fd8! fue impresionante: las negras mostraron un
Liberando la casilla f8. Es una maniobra verdadero estilo de la Defensa Francesa.
mucho más fina que 16...¤c4 17.¤xc4 dxc4 Tácticamente era interesante jugar 21...
Variante del Avance 21

a5!? 22.b5 ¤a7 23.a4 ¤xb5! 24.axb5 ¥xb5© tarde.


con muchas posibilidades para las negras. 33...£c2 34.gxf7+ ¢xf7 35.£xc2 ¤xc2
22.¤c5 36.¤h2?
22.£e2 ¦c2μ; 22.¥d3!? ¥b5 23.¥b1÷ Otra maniobra a ninguna parte.
22...¥b5 36...¦a4
Estratégicamente, el cambio de ¥c8x¥f1 36...b5!–+
casi siempre favorable para las negras. Nota: 37.¦f3?? ¤e1+ 0–1
¡recuerda que en la variante del avance, en Una gran victoria del GM “ucraniano-
muchas otras aperturas y sobre todo en abiertas, belga-turco” Mikhail Gurevich.
el ¥f1 es la mejor pieza blanca!
23.¦g3?! Resumen: en la línea moderna 9...¥d7,
23.¥h3!? a5; 23.¥g2!? ¤c6 (23...a5!? 24.a4 las negras están sólidas. Después de la
¥e8!) 24.g6 hxg6 25.hxg6 ¤xg6 26.¦xg6 fxg6 principal respuesta, 10.g4, la estructura de
27.£g4 ¤xe5!μ peones blancos está muy avanzada, pero les
23...¥xf1 24.¢xf1 a5! (D) falta acabar el desarrollo y su rey permanece
XIIIIIIIIY en el centro.
En muchas variantes los magníficos caba-
9-+rsn-snk+0 llos negros son piezas claves que inician la
9+p+-vlpzpp0 búsqueda del contrajuego en los momentos
9-wq-+p+-+0 críticos de la apertura, de toda compleja partida
y hasta el final. Por ejemplo 10...¤e7/¤h6,
9zp-sNpzP-zPP0 11...¤a5/¤g6, 21...¤d8!, 37...¤e1+.
9-zP-zP-+-+0
9zP-+-+-tR-0 3. Sveshnikov E. – Moskalenko V.
Rostov na Donu (op), 1993
9-vL-sN-zP-+0
9+-+Q+K+-0 1.e4 e6 2.d4 d5 3.e5 c5 4.c3 ¤c6 5.¤f3
xiiiiiiiiy ¤h6!? (D)
Comenzando un contraataque en el otro XIIIIIIIIY
flanco. 9r+lwqkvl-tr0
25.¥c3 axb4 26.axb4 ¦a8ƒ 27.¢g2 £b5
Con idea de 28...¤c6, 29...b6ƒ «. 9zpp+-+pzpp0
28.¤d3 9-+n+p+-sn0
Los caballos blancos son muy lentos en 9+-zppzP-+-0
esta partida. 28.h6 g6 29.£f1 £xf1+ 30.¢xf1
b6 31.¤d3 ¤c6ƒ. 9-+-zP-+-+0
28...¤c6 9+-zP-+N+-0
28...¥xg5 29.£g4‚ 9PzP-+-zPPzP0
29.£b1 ¦a3 30.¥b2 ¦a8 31.¤f3?
El blanco no quiere defenderse en los 9tRNvLQmKL+R0
apuros de tiempo. Era mejor 31.¥c3 ¥d8!μ (… xiiiiiiiiy
¤c6-e7-f5, ¥d8-b6, Gurevich). La salida directa del ¤g8 es otra posibi-
31...¤xb4 lidad creativa.
Ganando material y la batalla. 6.dxc5!?
32.¤f4 £c4! Según opiniones de los Grandes Maestros
Con idea de cambiar las damas. 33...£c2. Sveshnikov y Kortchnoi (especialistas en los
33.g6 diferentes colores) esta es la respuesta más
Por fin este avance, pero ya es demasiado peligrosa para las negras. Veamos otras ideas:
22 La Defensa Francesa

A) Creo que es un error tomar 6.¥xh6?!


XIIIIIIIIY
por ejemplo: 6...gxh6 7.¥d3 (si 7.dxc5 £c7!?) 9r+-wqkvl-tr0
7...£b6 (7...¥g7!?) 8.£d2 ¥d7!?„ 9.dxc5 9zpp+-+pzpp0
£c7! 10.£f4 ¥g7 11.£g3 0–0! con excelente
juego para las piezas negras.
9-+n+l+-+0
B) El Gran Maestro Viktor Kupreichik ha 9+-+pzPp+-0
probado conmigo 6.¥e2?! ¤f5 7.g4 (Necesito 9-+-zP-+-+0
atacar el caballo. Si 7.0–0 cxd4 8.cxd4 £b6„)
7...¤h4 (D)
9+-sN-+N+-0
XIIIIIIIIY 9PzP-+-zPPzP0
9r+lwqkvl-tr0 9tR-vLQmK-+R0
9zpp+-+pzpp0 xiiiiiiiiy
6...¥xc5
9-+n+p+-+0 El truco más famoso era 6...¤g4? 7.£a4!
9+-zppzP-+-0 y las negras no pueden recuperar ningún
peón. Kupreichik-Kaidanov, Lvov 1988 y
9-+-zP-+Psn0 Sveshnikov-Bareev, Cheliabinsk 1991.
9+-zP-+N+-0 7.b4!
9PzP-+LzP-zP0 Este avance tiene más lógica que el cambio
directo: 7.¥xh6?! gxh6 8.b4 ¥f8! (… ...¥g7)
9tRNvLQmK-+R0 9.b5 ¤e7 10.¥d3 ¥g7 11.0–0 ¤g6 12.¦e1
xiiiiiiiiy £c7 13.£a4 0–0 14.£d4 f6! con iniciativa
Pienso que esta posición es favorable para central para las negras. Almeida-Moskalenko,
las negras. 8.¤xh4 £xh4 9.¥e3 ¥d7 10.¤d2 Fuerteventura 1992.
[O bien 10.0–0 f6 11.f4 fxe5 12.dxe5 g5! 7...¥b6!
13.¤a3 0–0–0 14.¤b5 h5! 15.fxg5 hxg4 16.¥f4 Ahora volver con 7...¥f8?! es absurdo, ya
a6 17.¤d6+ ¥xd6 18.exd6 g3 (18...¦dg8!) que el blanco no ha jugado ¥xh6.
19.¥xg3 £xg5‚ Kupreichik-Moskalenko, 8.b5
Blagoveschensk 1988] 10...cxd4 11.¤f3 He probado otra posibilidad interesante tras
£d8 (11...£xg4!? 12.¦g1 £xg1+ 13.¤xg1 8.¥xh6 gxh6 9.b5 ¤a5!?N (9...¤e7 es similar
dxe3³) 12.cxd4 h5 (12...£b6!?) 13.gxh5 ¦xh5 a la partida principal) (D)
14.h4 con un juego complejo. Kupreichik-
Moskalenko, Lvov 1988.
XIIIIIIIIY
C) La jugada 6.a3 tras 6...¤f5 práctica- 9r+lwqk+-tr0
mente repite las Partidas 1 y 2. Aunque, John 9zpp+-+p+p0
Watson, en su libro “Dangerous Weapons: The
French” analiza profundamente, y con éxito, una
9-vl-+p+-zp0
creativa posibilidad: 6...f6!?„, donde hay 9snP+pzP-+-0
pocas partidas jugadas. 9-+-+-+-+0
D) Sorprendentemente la jugada más utili-
zada es 6.¥d3?! cxd4 (6...f6!? Watson) 7.cxd4
9+-zP-+N+-0
¤f5 8.¥xf5 exf5 9.¤c3 ¥e6³ (D) 9P+-+-zPPzP0
El blanco no tiene nada en esta estructura. 9tRN+QmKL+R0
También podemos ver ejemplos similares en la
Partida 1.
xiiiiiiiiy
Con idea de entregar el peón de h6: 10.¥d3
10.¤e2 ¥e7 11.h4 h6 12.¤f4 £b6 13.¦h3
(10.£d2 £c7 11.£xh6 £c5„) 10...£e7 11.0–0
g6 14.¢f1 0–0–0!? 15.¢g1 g5!ƒ Nunn-Mos-
¥d7 12.£c1 £f8 13.£f4 0–0–0! (con idea de
kalenko, Pardubice open 1994.
...¢b8, ...¦c8) 14.¤bd2 ¢b8 15.¤d4 £g7
Variante del Avance 23

16.¦fd1 (16.¦fc1 £g5!) 16...¦c8 17.¦ac1 ¦c7


XIIIIIIIIY
con un contrajuego activo por las columnas 9r+lwq-tr-+0
c y g. Nikolaidis-Moskalenko, Agios 9zpp+-+-mk-0
Nikolaos 1995.
8...¤e7
9-vl-+pzppzp0
Táctica: un interesante recurso para las 9+P+pzP-+-0
negras sería 8...¤g4!? 9.bxc6 ¤xf2 10.cxb7 9P+-+-+-+0
¥xb7 11.£a4+ ¢f8÷ con una posición muy
complicada.
9+-zPQ+N+-0
9.¥d3 ¤g6 9-+-sN-zPPzP0
9...¤g4 10.0–0 £c7 11.£e2 ¤g6 12.¥xg6 9tR-+-+RmK-0
hxg6 13.¥a3 ¥d7 14.¥d6 £c8 15.a4.
10.0–0 0–0
xiiiiiiiiy
15...¥d7 16.c4 fxe5 17.cxd5
Últimamente he jugado 10...£c7!? 11.£e2
17.¤xe5 ¥e8 18.¤df3 ¦c8„
0–0 12.¥a3 ¥c5 (12...¦d8!? 13.¥d6 ¦xd6
17...exd5 18.£xd5 ¥f5! 19.£xe5+
14.exd6 £xd6©) 13.¥xc5 £xc5 14.¤d4 f6
Casi pierde la dama. 19.£xb7+? ¦f7 -+
(14...¤f4!? 15.£f3 ¤xd3 16.£xd3 f6„;
19...£f6© (D)
14...¥d7!?³) 15.¥xg6 hxg6 16.exf6 ¦xf6„
las negras no tienen ningún problema. Rojas- XIIIIIIIIY
Moskalenko, Badalona 2007. 9r+-+-tr-+0
11.¥xh6 gxh6 12.a4
En caso de la natural 12.¤bd2 las negras
9zpp+-+-mk-0
pueden seguir 12...¤f4!? 13.£c2 ¢h8!ƒ y si 9-vl-+-wqpzp0
14.¥xh7? f5! 15.exf6 £xf6 con gran iniciativa 9+P+-wQl+-0
negra.
12...f6 (D)
9P+-+-+-+0
Asegurando el contrajuego. 9+-+-+N+-0
Puede que sea más ambicioso activar 9-+-sN-zPPzP0
primero la dama negra 12...£c7!? con presión
sobre los peones blancos c3 y e5.
9tR-+-+RmK-0
XIIIIIIIIY xiiiiiiiiy
Las negras equilibran el juego gracias a sus
9r+lwq-trk+0 dos alfiles bien activados.
9zpp+-+-+p0 20.¦fe1 £xe5 21.¦xe5 ¦ae8 22.¦xe8 ¦xe8
23.a5 ¥d8 24.¤c4 ¥f6 25.¦d1 ¦d8 26.¦xd8
9-vl-+pzpnzp0 ¥xd8 (D)
9+P+pzP-+-0 XIIIIIIIIY
9P+-+-+-+0 9-+-vl-+-+0
9+-zPL+N+-0 9zpp+-+-mk-0
9-+-+-zPPzP0 9-+-+-+pzp0
9tRN+Q+RmK-0 9zPP+-+l+-0
xiiiiiiiiy 9-+N+-+-+0
13.¥xg6™
No hay otra manera de defender el centro. 9+-+-+N+-0
13...hxg6 14.£d3 ¢g7 15.¤bd2 (D) 9-+-+-zPPzP0
Otra vez, vemos a Sveshnikov sin ninguna
ventaja.
9+-+-+-mK-0
xiiiiiiiiy
24 La Defensa Francesa

La partida lleva claramente al empate. 42.¤d3 ¥d5+ 43.¢d4 ¥h4 44.¤bc5 hxg4
(¤ ¥ 9/d en la “Enciclopedia de Finales”) 45.¤e4+ ¥xe4 46.¢xe4 g3 ½–½
27.¤d4 ¥d7 28.f4!? ¥e7 29.¤e5 ¥c8 Resumen: 5...¤h6 es otra interesante alter-
30.¢f2 ¥b4! 31.¤c4 ¥c5 32.¢e3 ¥d7 33.b6 nativa para las negras, con muchas posibili-
axb6 34.¤xb6 ¥c6 35.g3 dades para ambos colores.
35.¢d3 ¥xb6!= Sin embargo, respondiendo 6.a3 el blanco
35...¥g2 36.¢d3 ¥b4 37.¤b3 ¢f6 38.¢c4 puede regresar al camino de 5/6...£b6 7.b4
¥e1 39.g4 h5 40.¤d7+ ¢e6 41.¤dc5+ ¢d6 que ya está analizado en las Partidas 1 y 2.

Resumen de la parte 1: “Buscando Satisfacción”

Probablemente los planes con 5-6...£b6/ ¤h6, son la defensa negra más adecuada y dinámica
contra la variante del Avance. En la línea principal, o más moderna, después de 6.a3 y 7.b4, las
blancas intentan dominar todo el tablero. Defienden su peón en d4, ganan más espacio y tienen
una cómoda colocación de sus piezas ligeras (¥b2/¥e3, ¥e2/¥d3, ¤c3/¤bd2). Sin embargo,
las cosas no son tan claras y por su parte, las negras disponen de varias opciones para buscar el
contrajuego.

Las tres posiciones críticas en esta apertura son:

A1) 9...¥e7 10.¥d3 (D1).


A2) 9...¥d7 10.g4 (D2); desde el año 2005 esta línea es la favorita de las negras.
A3) 5...¤h6 (D3), desviaciones.
XIIIIIIIIY XIIIIIIIIY XIIIIIIIIY
9r+l+k+-tr0 9r+-+kvl-tr0 9r+lwqkvl-tr0
9zpp+-vlpzpp0 9zpp+l+pzpp0 9zpp+-+pzpp0
9-wqn+p+-+0 9-wqn+p+-+0 9-+n+p+-sn0
9+-+pzPn+-0 9+-+pzPn+-0 9+-zppzP-+-0
9-zP-zP-+-+0 9-zP-zP-+P+0 9-+-zP-+-+0
9zP-+L+N+-0 9zP-+-+N+-0 9+-zP-+N+-0
9-vL-+-zPPzP0 9-vL-+-zP-zP0 9PzP-+-zPPzP0
9tRN+QmK-+R0 9tRN+QmKL+R0 9tRNvLQmKL+R0
xiiiiiiiiy xiiiiiiiiy xiiiiiiiiy
En mi opinión, ambos colores tienen posibilidades de mejorar su juego durante la apertura,
gracias a los recursos tácticos para los momentos claves (ver de nuevo los análisis de las partidas
1-3). Hay numerosas líneas secundarias que son variantes equivalentes.
Con el tiempo y la experiencia descubrí que existe otra manera de lograr un juego satisfactorio
para las negras después de 6.a3 (!?), que veremos en la parte 2.