Vous êtes sur la page 1sur 4

¿ES PRÁCTICO EL PRAGMATISMO?

UNA MIRADA A CHARLES SANDERS PIERCE

JUAN DAVID MONSALVE GIL


profe_juanm@hotmail.com

RESUMEN: la creatividad, de mano de la lógica y una corriente filosófica


positivista, no puede ser accesible a descripción, clasificación o categorización
objetiva; por el contrario es impractico aventurarse a observar la creatividad con
meras hipótesis y esperar construir reglas o juicios que perduren ni atribuir
características. Argumentado en la visión histórica y filosófica de las bases
teóricas del pragmatismo, señalando un posible abuso de la teoría.

Palabras clave: creatividad, filosofía, empirismo, positivismo, pragmatismo

ABSTRACT: creativity in the hands of logic and a positivist line of philosophical


thought cannot be a source of description, classification or categorization; all the
contrary to venture forth to observe creativity with such basis will not give any
prosperous hypothesis, rules or judgments about creativity. Such argument is
based on the historical and philosophical vision of the basis of pragmatism,
pointing a possible misuse of such.

Keywords: creativity, philosophy, empirism, positivism, pragmatism

Conciencia de los procesos no implica procesos concientemente controlados,


comprendidos o mejorados; esta frase nunca se aplica mejor que cuando se habla
de procesos puramente mentales, ciertamente esto se debe a que algunos de
estos procesos desde el simple acto de caminar hasta leer o la creatividad
contienen elementos intuitivos internos e incluso inasibles para ser objeto de
estudio como refiere Sara Barrena (2008) a que la creatividad no es fenómeno de
laboratorio ni objeto de una sola disciplina.

Sin embargo, la complejidad de los procesos mentales, lo ajeno que pueden llegar
a ser a su comprensión no impide que al conocer las circunstancias que los
envuelven, su definición y características de un modo casi, pero no
exclusivamente, empírico encontremos herramientas que fomenten su desarrollo o
descartemos aquellas que lo coarten.
Sara Barrena (2008) enmarca estas ideas pero centrándose en la creatividad de la
siguiente forma:

Ese elemento de impredecibilidad y sorpresa no significa sin embargo que


no pueda darse una explicación coherente y acertada de la creatividad. Puede
realizarse una explicación rigurosa y profunda en la que se consideren los factores
que envuelve y sus condiciones de posibilidad (p. 13)

Esta autora se apoya en Charles S. Pierce, un autor de principios del siglo XX


rodeado de controversia y sobre el cual no pocos se ha pronunciado en forma
critica sobre su postura ideológica. Este autor que ha reaparecido en la última
década en la visión investigativa del lenguaje, pensamiento y semiótica; sobre
Pierce, en concreto sobre su pensamiento filosófico, afirman Rosental y Iudin
(2004) que no entiende, no ve como práctico, la confirmación objetiva mediante la
practica sino que se queda con aquello que satisfaga los criterios subjetivos del
individuo, como tal el pragmatismo transita por la misma senda del empirismo
radical aniquiladora de la metafísica. Otros autores del ámbito filosófico apoyan
aun más a una posición contraria al ejercicio, Goudge, T. (1950), o como un
pensador con cuatro sistemas distintos y sucesivos, Murphey, M. (1961). Hecho
que no pasa desapercibido por aquellos que emplean el discurso de Pierce, tal
como evidencia Jaime Nubiola (1991) de la Universidad de Navarra.

Los escritos de este autor son de carácter profundo y muchas veces fragmentario
de sus textos que aunado a la dificultad de acceder a ellos de manera ordenada,
la evolución de sus ideas y sus numerosas auto-correcciones han dado lugar a
muy distintas interpretaciones, hecho que ha suscitado la creación de un proyecto
de edición de Pierce conocido como Pierce Edition Project, en la Universidad de
Indiana, destinado a datar y editar las publicaciones de este autor en orden
cronológico a modo de facilitar la comprensión y el acercamiento a este autor. Hay
que reconocer además la posición y visión exclusivamente científicas de este
autor que con ese punto de partida indagó en las preocupaciones lógicas y
filosóficas.

Con tan solo este apartado puede deslumbrarse la posibilidad de que las
indagaciones de Pierce en el campo filosófico no vean aún una plena maduración,
no es este un juicio fundamentado simplemente en la no formación filosófica de
Pierce sino en sus múltiples etapas del pensamiento del autor.

Examinando el pensamiento de Pierce se revela desde un principio una postura


idealista del conocimiento: esto es el sujeto se acerca al objeto de conocimiento y
mediante la experiencia crea ese conocimiento, agregando el además la
imposibilidad de verdades a priori, donde ningún conocimiento es posible sin
conocimientos anteriores, ideas que pueden entrar en conflicto con varios
propuestos de autores como Kant, Descartes o Bergson. Agregándole además la
evaluación de su influencia filosófica en la corriente pragmatista, de la cual se
puede ver se desliga en varios de sus textos. Pero todo esto puede deberse a una
simple confusión en los términos empleados por el autor o la interpretación del
lector, mas este simple hecho solo apoya dos conclusiones: Pierce nunca se
propuso un trabajo filosófico sino que algunos problemas de la filosofía permearon
su labor científica y que su obra aún presta problemas en el ámbito académico
para su interpretación. Conclusiones ambas que son ciertas dados un recorrido de
comparación histórica de la obra del autor con la filosofía, y el hecho de que sus
escritos se encuentran inmersos en un proceso de reordenamiento para su
comprensión. Reconociendo además que estas conclusiones no impiden que del
pensamiento de Pierce se extraigan avances y productos significativos como son
su indagación en la semiótica, pero si debemos reconocer la existencia de estas
dos situaciones de fondo en caso de que se de un abordaje a la obra del autor.

A todo esto la visión de Charles S. Pierce se convierte en un claro oscuro teórico –


filosófico desde el cual se ha examinado un objeto: la creatividad. ¿Es congruente
aplicar el frió escalpelo de una lógica subjetiva a una fuerza originadora de ideas?
En el fondo la aplicación de una rigidez lógica, mezclada con subjetivismo dan
como resultado un positivismo, o mejor dicho un proto positivismo del cual se
extraen recomendaciones y pensamientos no tan incongruentes como pudieren
serlo. Las conclusiones señaladas por Barrena (2008) se apuntan por completo al
campo del lenguaje y de la educación, son ellas además de un corte general y el
ámbito de la educación es uno donde el pensamiento de Pierce es foráneo; el
abandono controvertido del objetivismo de su pensamiento no hace mas que traer
a la memoria histórica, si se mira con cuidado, al empirismo ingles y su ejercicio
de la teoría del conocimiento: Los autores británicos iniciaron su estudio del
proceso de la episteme desde una postura psicológica y legaron hasta su extremo,
desechando la lógica y la ontología configurando una visión donde no existe otra
cosa mas que la vivencia, la experiencia o la impresión solo que en el caso del
pragmatismo es quizás la lógica o una dialéctica contradictoria (tildada de
antidialéctica por algunos) la que es llevada hasta su máxima realización.

La fuerza de la creatividad se encuentra mas a tono como un elemento de la


metafísica, un juego mental con pocas o ninguna regla que trae a existencia
objetos reales o ideales a la persona que crea, combina, recrea o recombina
elementos por un acto volitivo y de esto no tenemos certeza incluso ya que el acto
de creación esta, muy seguramente, alejado de la voluntad del creador.

BIBLIOGRAFÍA

Barrena, S. (2008) Razón creativa y educación. [Versión electrónica] Utopía y


Praxis Latinoamericana, 40, 11-38.
Barrena, S. y Nubiola, J., Charles Sanders Peirce, en Fernández Labastida, F. –
Mercado, J. A. (editores), Philosophica: Enciclopedia filosófica on line. Extraido el
06 junio, 2009 de: http://www.philosophica.info/voces/peirce/Peirce.html#toc1

Goudge, T. 1950. The Thought of C. S. Peirce. Toronto: University of Toronto


Press

Morente, Manuel García (1943). Lecciones preliminares de filosofía. (2da ed.)


Bogotá, Colombia. Ediciones Universales.

Murphey, M. 1961. The Development of Peirce's Philosophy. Cambridge, Mass.:


Harvard University Press.

Nubiola, Jaime. (1991) C. S. PEIRCE: UN MARCO RENOVADO PARA


LA FILOSOFÍA DEL LENGUAJE CONTEMPORÁNEA. Comunicaciones: Rudolf
Carnap and Hans Reichenbach in memoriam, 13(15), 133-139

Rosental & Iudin (1965). Diccionario filosófico. (2da ed.) Bogotá, Colombia.
Ediciones Universales