Vous êtes sur la page 1sur 156
José Ignacio Ruiz. Olabuénaga Metodologia de la investigacion cualitativa 3. edicién 2003 Universidad de Deusto Indice Presentacién . .. Beeler telly 9 Capitulo 1; La investigacién cualitativa ....... u Primera PaRre La oportunidad de investigar cualitativamente Capitulo 2: El disefio cualitativo . 51 Capitulo 3: Control de calidad. 83 SEGUNDA PARTE La construccién del texto cualitative Capitulo 4: La observacién . 125 La entrevista . 165, Capftulo 6: Analisis de contenido . 191 ‘TeRCERA PARTE Del texto al lector De la interpretacién al lector... .. 215 Investigacién en —de— con el grupo . 247 Historias de vida... . mn lo 10: Textos no eseritos . : 307 Capitulo 11: El papel del ordenador personal . 315 Capitulo 12: Triangulacién 327 Bibliografia . 339 Capitulo 1 La investigaci6n cualitativa Una vieja polémica que, lejos de atenuarse parece acrecentarse cada 4a, es la que opone el planteamiento de investigacién denominado cuan- ‘ative al eualitativo. Una oposicién que va desde la incompatibilidad bsoluta que defienden algunos hasta la indiscriminaci6n total. Los de- ‘ensores de la incompatibilidad pretenden reclamar el recurso exclusivo 2 uno de ellos, los partidarios del andlisis cuantitativo afirmando que el tnilisis cualitativo earece de mecanismos internos que garanticen el ni- ‘| minimo de fiabilidad y validez, y los partidarios del andlisis cuglitati- ©, por st parte, afirmando que la supuesta neutralidad y precision de ‘edida de los datos cuantitativos no pasan de ser una mera afirmacién ‘olégica, resaltando el escaso valor explicativo de varianza aportado os tests estadisticos y ridiculizando el abuso esotérico de férmulas “a vez mis cabalisticas para el logro de unas definiciones de los fend- ‘Senos sociales progresivamente alejadas de la realidad social. ‘Los partidarios del andlisis cuantitativo ridiculizan el cardcter fantas- sorico y fantasioso, totalmente carente de rigor de control, de tas vi 1s ¢ historias de vida de los estudios cualitativos y éstos, a su vez, le- + de arredrarse, contraatacan ridiculizando no s6lo la incongruencia coe existe entre unas férmulas revestidas de ultrasofisticacién mateméti- = pero apoyadas en modelos substanciales de la realidad social esque ssaticos y escudlidos, sino resaltando ademés 1a nula validez predictiva 4 tales constructs aplicados a 1a planificacién o a la prospectiva social ‘Sea lo que fuere de esta disputa que, a nuestro entender, es més tribal « cientifiea, es cierto que se dan una serie de hechos y de aconteci- Sccotos que la explican y fomentan, Es evidente la neta superioridad de « savestigacién cuantitativa en cuanto al yolumen de su produccién, a la sefsticacién de sus métodos y 1a multiplicidad de sus técnicas, pero de