Vous êtes sur la page 1sur 11

QUE HAGO SI MI MEDIA NARANJA ES TORONJA

Introducción

David Olson (2000) de la universidad de Minnesota en EU, quien a estudiado a mas de 15 000 parejas, afirma que poco mas de 50% de ellas nunca serán felices, a menos que se entiendan y se toleren. Otros investigadores están de acuerdo como, strean (1985) comenta que 40% de los matrimonios son conchas vacías con poco amor, poco dialogo, poca satisfacción y poca comprensión. Las mujeres se preocupan más que el hombre por su relación de pareja, según el INEGI en 80% de los casos la mujer toma la iniciativa de divorcio. ¿Será porque la mujer es más exigente o critica, quiere más o por que el hombre le da menos? Si bien se sabe que hay causas atípicas que provocan conflicto o rompi- miento de las parejas, existen problemas observados con frecuencia como

1 Expectativas no cumplidas por ejemplo, pensar que el hombre continuara con las mismas atenciones que le brindaba a la mujer durante el noviazgo. La desilusión de cono- cer y no entender como es realmente la pareja.

Conflicto 2

parten, aceptan y realizan las mismas funciones del hogar.

por diferentes expectativas en los roles, como quien cocina, quien decide, quien trabaja fuera de la casa. No poder explicarse por que el hombre o la mujer com-

3 de dinero, muy comunes en la mayoría de los matrimonios.

Problemas

4 de comunicación, el conflicto más común entre las parejas según ha sido reportado por los terapeutas, psiquiatras y psicólogos. La mujer no entiende por qué el

hombre no le platica lo que le sucede en su trabajo y se limita a contestar con monosílabos como: Si, No, Nada, Igual etc. Y la mujer lo percibe como falta de cariño y confianza.

Problemas

Problemas 5

demanda.

en la vida sexual. Es común escuchar a algunos hombres decir “Mi mujer no me comprende”, con referencia a su negación para realizar el acto sexual cuando él lo

La 6

2003).Hay envidias y criticas “Les das demasiado” o “No seas tan duro con ellos “

satisfacción matrimonial desciende cuando nacen los niños. Los padres están en desacuerdo constantemente sobre la forma de educarlos y disciplinarlos (prado y Amaya

Diferentes 7

pañarme a la función de ballet” Es obvio que existen problemas de comunicación, intereses, dinero, expectativas y acuerdos en cualquier tipo de interacción humana, y mas cuando esta relación es intima, continúa y se ha pensado como duradera. Es una lástima que alguno de estos problemas llegue a ser causa de separación o divorcio y no deber- ían ser una justificación relevante para un rompimiento definitivo. La mayor parte de las dificultades y discusiones entre la pareja tienen por fondo una falta de comprensión o la ignorancia del origen de las conductas y reacciones cotidianas de pareja.

intereses. Buscan diferentes amigos, desarrollan nuevos intereses que van en direcciones opuestas. “No entiendo porque mi novio prefiere ir al futbol que acom-

La mayoría de las discusiones se producen por una interpretación o visión muy parcial y personal -única de los comportamientos de la otra parte. Hay que recordar que las conductas no solo tienen su principio en las experiencias y aprendizajes del medio, sino también en la biología y genética del ser humano. Al momento de nacer, el niño trae consigo toda una gama de componentes genéticos que predispondrán su desarrollo físico, intelectual y afectivo. La herencia proporciona herramientas y equipo que influye en ciertos comportamientos, pero además el medio y la educación se encargan de tallar y dar forma a la personalidad. En otras palabras, la biología nos predispone, pero el am- biente nos determina. En la actualidad existe una gran cantidad de estudios de la neurociencia y del cerebro (Barón-Cohen, 2003; Fisher, 2000; Gurian, 2002) que afirman que tanto la estructura como el funcionamiento del cerebro son diferentes en hombres y mujeres. Siendo así, es de mayor conveniencia conocer estas diferencias para conseguir una mejor comprensión y entendimiento de las conductas propias de uno y de otro género. La mayoría de los conflictos en la pareja son causados por una mala interpretación de los mensajes que recibi-

mos del otro como: “Ya no me quiere porque “, “me odia porque”, “no me comprende porque “o “ya no me trata o se fija en mi como antes porque”

debidos a interpretaciones erróneas originadas por visiones personales y parciales, van matando y apagando la relación de pareja y, desafortunadamente terminan con la conclusión: Ya no me quiere. Tengamos presente que el amor y la intimidad no se construyen a través de pocas grandes manifestaciones de afecto, sino de manifestaciones, no necesariamente grandes, pero si continuas. No ayuda mucho, para construir el amor, por ejemplo organizarle a la pareja una gran fiesta y serenata solo cuando cumple años. El amor no es un lago que pueda formarse con tempestades ocurridas en uno o dos días al año, por el contrario, es un lago que aumenta su volumen poco a poco, con las gotas de lloviznas de cada día. El amor de pareja crece con pequeños detalles, pero continuos, a través de toda la vida. Decirle al oído “te quiero” antes de salir al trabajo; abrazarla mientras caminan; respetarle su espacio y tiempo para ver el futbol; llevarle una flor; prepararle su platillo favorito aunque implique más trabajo; mandarle un saludo por internet, etc. La mujer necesita

sentirse especial, única e indispensable; y el hombre valorado, reconocido y respetado en sus intereses.

Estos comentarios,

LAS MUJERES Y LOS HOMBRES SOMOS SERES DISTINTOS QUE SE ATRAEN Y SE COMPLEMENTAN. EL PROBLEMA NO ES QUE SEAMOS DISTINTOS, SINO QUE NO LO SEPAMOS.

La armonía de una pareja depende en primera instancia del entendimiento y comprensión de sus conductas y reacciones; las cuales se explican por la configuración y dinámica de los procesos del cerebro, según el género masculino o femenino, para después pasar a un segundo momento que es la aceptación y, finalmente, llegar al nivel del amor incondicional, en donde los “dependes” ya no existen, porque se conoce la naturaleza del comportamiento de la pareja y se le acepta como es. Una de las causas del fracaso de la relación de pareja es la no aceptación de estas diferencias y vivir solo con la esperanza de que algún día desaparezcan.

EL HOMBRE ESPERA QUE SU MUJER NUNCA CAMBIE; LA MUJER ESPERA QUE SU HOMBRE CAMBIE ALGUN DIA. En la siguiente tabla se presentan diferentes conductas que pueden observarse o escucharse en la pareja, cual es la reacción o interpretación ante ella de la otra parte, y lo que sucede en el cerebro.

CONDUCTA QUE ESCUCHO Y OBSERVO

MI INTERPRETACION

LO QUE REALMENTE SUCEDE

Mi novio olvido que cumplimos 8 meses de noviazgo y cuando no se lo recordé me contesto:

No lo entiendo. Dos o tres días antes estuve pensando en nuestro octavo mes de estar juntos y él en cambio no solo l olvido, sino que no le dio ni la más mínima importancia. Es un desconside-

El cerebro de la mujer es mucho mas afectivo que el del hombre, Aun en las emociones inten- sas, el cerebro del varón se muestra pasivo.

¿y?

   

rado y creo que ya no me quiere.

 

esposa quiere que siempre este pegada a ella y me reclama porque ya no me abrazas o me tomas la mano como antes. Es que ya no me quieres?

Mi

Mi

mujer es una fastidiosa. ¿Por qué quiere que

La mujer tiene más activo el lóbulo parietal en su cerebro esto le produce más sensibilidad táctil que al hombre. La mujer para sentirse amada requiere el contacto físico.

la abrace o le tome la mano? Su conducta es muy infantil cuando madurara?

Mi esposo cuando llega de su trabajo no me platica nada. Cuando le pregunto cómo le fue, solo me contesta BIEN y si le vuelvo a preguntar que hubo de nuevo? Solo me responde NADA.

Mi

marido no me tiene confianza, porque no me

El cerebro del hombre es menos verbal que el de la mujer. Una niña desde, los tres años, habla con fluidez y claridad; en cambio el hombre, a esta misma edad, habla muy poco y todavía hasta balbucea. Los estudios muestran que en su expresión verbal, sobre todo de sus sentimien- tos, el hombre usa monosílabos. (Palabras de una sola silaba).

cuenta nada de su trabajo. Creo que tiene una amante en su oficina, porque cuando lo cuestio- no solo me contesta con una palabra. Me está engañando.

Mi mujer no me comprende porque cuando yo quiero hacer el amor, la mayoría de las veces se rehúsa

Mi

mujer busca cualquier escusa para no tener

El cerebro femenino tiene menor interés por el deseo sexual que el hombre, el estrógeno (hormona femenina)y el hipotálamo (parte del cerebro que estimula el deseo sexual), más pequeño en las mujeres, ocasionan que el impulso sexual sea menor que en los hombres. La mujer requiere ante todo de un ambiente de amor y romanticismo para que en su cerebro se active el deseo sexual.

que hacer el amor conmigo; “estoy muy cansada o me duele la cabeza”, mi mujer ya no me quiere, ya que no me complace en la cama.

Cabe advertir que varias de las afirmaciones que se hacen en este libro no son definitivas ni determinantes, ya que aun en el aspecto biológico existe una gran variedad de comportamientos femeninos y masculinos. El libro explica determinados comportamientos típicos del hombre y de la mujer, pero existe un buen número de excepciones. Es similar a la situación de una fiesta donde la mayoría de las personas altas son hombres; Pero esto en nada impide que nos encontremos con que la persona más alta de esa

reunión sea una mujer y no por ello es falsa la premisa de que la mayoría de los hombres en esa fiesta son más altos que las mujeres. Conviene pues tener presente que existe

una gran cantidad de salvedades, por causas biológicas o en razón de los diferentes ambientes y estilos de educación. Los autores han tenido el cuidado de no exponer un solo punto de vista, ya sea femenino o masculino, y menos minimizar o despreciar sus diferencias y similitudes para potenciarlos. ¿ QUE HAGO SI MI MEDIA NARANJA ES TORONJA?, es una obra dirigida por igual a hombres y mujeres; para ayudarles a comprender como la biología de cada género influye en determinadas conductas; para minimizar malos entendidos por comportamientos “inexplicables”; para promover el mutuo respeto e incrementar el amor incondicional y duradero hacia la pareja.

LOS ENIGMAS DEL HOMBRE Y LA MUJER

En las últimas décadas se an acentuado los problemas de la pareja y están a la vista de todos: divorcios, violencia intermarital, poca tolerancia y convivencia, problemas de

comunicación e infidelidad entre otros en los años veinte y treinta del siglo XX, el promedio de vida del adulto era de apenas 45 años; en la actualidad es, para los hombres de 72 y las mujeres de 76, y se pronostica que para el 2015 será de 80 años. No es lo mismo convivir y compartir una vida con una persona durante 20 o 30 años, que 50 o más. Cuando el sacerdote cierra el compromiso matrimonial con las palabras: Hasta que la muerte los separe… ¨parece que no está tomando en cuenta que pudiéramos llegar a vivir tantos años… Este es un comentario en broma, pero es un hecho que las parejas unidas actualmente vivirán mas años con su compañero (a) que antes y necesitaran, además de un amor incondicional, un conocimiento profundo de sus diferencias, pará que la tolerancia no sea vista como un acto de sacrificio y abnegación, si no de aceptación y privilegio. Una de las ilusiones más importantes de nuestra vida es independizarnos de nuestros padres y empezar a edificar nuestro propio destino, pero al lado de alguien que pueda acompañarnos en un crecimiento este sueño no es nada fácil hacerlo realidad y menos en un mundo donde el hedonismo, el confort y el consumismo (Rojas, 2002)

son valores apreciados sobre el

Sacrificio, la tolerancia y la carencia (Prado y Amaya, 2005) El amor es como un carbón encendido que se alimenta de la pasión y el deseo. Sin embargo, ese carbón va extin- guiéndose al menguar la pasión, y en la misma medida la relación comienza a empolvarse. Mientras la pasión y el deseo estén encendidos habrá novedad en la relación y no tendrá muchos problemas; pero estas emociones son pasajeras y en el transcurso del tiempo, meses o años, sin lugar a dudas, el polvo terminara por apagar cualquier pasión encendida.

SOLO EL TIEMPO MUESTRA EL COBRE DE LAS COSAS

Un amor fincado solamente en la pasión pronto se apaga, a medida que el polvo de las decepciones va mermando la relación y la intimidad de la pareja. En el curso de la convi-

vencia con una persona novio (a), esposo (a) construimos toda una serie de fantasías y expectativas sobre la relación, muchas de ellas fundamentadas desde MI punto de vista: desde propio genero masculino y femenino. Y por ende, terminamos por darnos cuenta de que nuestro príncipe azul no es tan azul y ni siquiera príncipe, sino un hombre de carne y hueso, que tiene por supuesto características positivas, pero carece de varias de las cualidades que le atribuíamos por la ceguera de la pasión y la obsesión. Algunas mujeres aun tienen la ilusión de que con un simple beso transformaran a su feo sapo en un príncipe encantador, tierno y detallista. Por su cuenta, el hombre supone que la mujer que conoció cuando eran novios, tierna, delicada y hasta dócil, no cambiara a través de los años… pero ¡oh sorpresa!

EN UNA PAREJA LA MUJER ES LA UNICA DE LAS DOS PERSONAS QUE AL CASARSE SE LIBERA DEL MANDO DE SUS PADRES Y TRAZA SU PROPIA VIDA DE ACUERDO CON SUS PENSAMIENTOS E INTENCIONES. EL HOMBRE ES EL UNICO DE LAS DOS PERSONAS QUE AL CASARSE PIERDE LA LIBERTAD QUE SUS PADRES LE DIERON Y VIVE BAJO EL MANDO DE SU MUJER, Y TRAZA SU VIDA DE ACUERDO CON LOS PENSAMIENTOS E INTENCIONES DE ELLA.

Las ideas expresadas en los párrafos anteriores podrían interpretarse como sexistas machistas o feministas o discriminatorias, pero esa no es nuestra intención. Muchas de

estas declaraciones no solo responden a estereotipos creados por cada uno de los géneros, sino también son el resultado de apreciaciones personales que al final será lo que

realmente guiara nuestras interpretaciones sobre las conductas de nuestra pareja.

¿Cuántas veces hemos escuchado las siguientes expresiones?

Las mujeres, en cuanto se casan, se vuelven mandonas. En cuanto nos pescaron, cambiaron.

Todos los hombres son iguales. En cuanto se casan ya no nos hablan y quieren llevar la misma vida de solteros.

Mi mujer llora por todo; hasta a veces pienso que es puro teatro.

Mi esposo solo quiere estar en casa y ver todo el día televisión los fines de semana ; no me quiere acompañar a la tienda o a cenar. Es un egoísta.

LA MUJER TIENE MUCHOS CUESTIONAMENTOS SOBRE LOS HOMBRES

¿Por qué no expresan sus sentimientos?

¿Por qué evitan la conversación?

Si los hombres no hablan mucho, entonces en una reunión de amigos ¿qué hacen en tanto tiempo?

¿Por qué les molesta que sean interrumpidos cuando ven televisión?

IGUALMENTE, EL HOMBRETIENE UNA GRAN CANTIDAD DE INCOGNITAS SOBRE LA MUJER

¿Qué hacen las mujeres en el baño tanto tiempo?

Que significado real tiene la palabra ¨NO¨ , o la expresión lo que tú quieras en una mujer?

¿Por qué responden tan emotivamente ante cualquier mínimo error u olvido?

¿Por qué no dicen claramente lo que quieren y pretenden que les adivinemos en pensamiento?

Desde el punto de vista, la analogía buscar y encontrar nuestra media naranja es un error, ya que el otro sexo tiene más diferencias que similitudes y hasta puede tratarse de una persona totalmente incompatible. Se dice que los polos opuestos se atraen positivos y negativos -. Estamos más de acuerdo con esta premisa, ya que aquí podemos encontrar nuestra complementariedad. SON LAS MUJERES TOMAN LAS COSAS DE FORMA PERSONAL.

CONSEJERO MATRIMONIAL No me importa que se comporte como hombre, lo que me molesta es que nunca se acuerde de comprarme algún detalle. Generalmente los hombres:

No se abrazan después de una reunión de negocios, pero les gusta hacer bromas y felicitarse unos a otros.

No se fijan en los uniformes de los jugadores del futbol, ni si la camiseta y los pantalones cortos hacen juego con los tacho nes.

No se dan cuenta de que su amigo se corto el cabello.

No se alegran de ir de compras y la mayoría sería feliz si desapareciera el día de san Valentín.

Nunca hablan sobre los arreglos de su boda.

No se entristecen si un viejo amigo no les habla por más de 10 años.

Necesitamos cambiar la idea de buscar y encontrar a nuestra media naranja por comprender y tolerar a nuestra media toronja. Si probamos una Toronja, lo más probable es que nos produzca una reacción de rechazo en el paladar por su sabor amargo, por ello, generalmente le agregamos un poco de azúcar para que nos resulte apetecible. Seamos consientes de que nunca podremos cambiar y transformar a una toronja en naranja, pero podremos comerla si estamos dispuestos a endulzarla. No cometamos el grave error de endulzar demasiado la toronja para convertirla en naranja porque solo conseguiremos que con el tiempo se convierta en fruta insípida que nos fastidiara y acabaremos por deshacernos de ella. Es importante que la toronja conserve su naturaleza y sabor diferente, acido y desagradable, ya que eso la hace distinta y especial. No solo la media toronja debe ser endulzada para ser aceptada por la media naranja necesita, de vez en cuando, ser amargada o agriada con un poco de acido o sal para que sea mejor aceptada por la media toronja. La vida en pareja requiere no solo reconocer las diferencias del otro para aceptarlas, sino también morir nosotros un poco cada día para crecer en el otro. TU PADRE DICE QUE COMO YO TRABAJO MUCHO, EL NECESITA DESCANSAR PARA MANTENER NUESTRAS DIFERENCIAS, POR QUE ASI SE FORTALECE NUESTRO MATRIMONIO.

IMPORTANCIA DE ENTENDER A NUESTRA MEDIA TORONJA BIOLOGICAMENTE

A pesar de que los hombres y las mujeres somos diferentes y muchas veces opuestos, por nuestra misma naturaleza existe una atracción natural y biológica que busca una

relación intima y mutuamente complementaria mediante una convivencia continua y casi permanente. A través de casi toda la historia de la humanidad, el hom bre tuvo la misión exclusiva de proveer alimentos y bienes necesarios a su mujer e hijos. Por ello, el hombre requería de atributos físicos, como la fortaleza, la resistencia y la dureza; y actitudes

antisociales como la cautela, el silencio y la paciencia, necesarias para la caza y la pesca. En cambio la mujer tuvo otras funciones totalmente distintas, ya que se dedicaba a criar y educar a sus hijos y a administrar el hogar. No requería de fortaleza física para atender a sus hijos, sino de factores emocionales como, la ternura, la comprensión y la compasión.

Y además las cualidades sociales como la empatía, la comunicación y la armonía, eran esenciales para forzar lazos de interacción con los suyos y su comunidad. Los roles y las funciones estaban bien definidos para el hombre y la mujer; existía una clara complementariedad. Sin embargo a partir de la primera y segunda guerras mundiales, la mujer

empieza a desempeñar funciones que antes eran exclusivas de los varones, como incursionar en los medios académico y laboral. Y aun más aun, a partir de los movimientos de la liberación femenina y la revolución sexual de los años sesenta y setenta del siglo XX, el hombre se adueña de funciones que eran exclusivas de mujeres, como compartir respon- sabilidades en la crianza y educación de los hijos y realizar labores domesticas; todo esto en pro de la igualdad y la equida d entre ambos sexos. Hoy día existe menor reconocimiento y aprecio entre las diferencias de género, debido a que en los últimos 35 años se ha buscado una mayor igualdad de derechos, responsabili- dades y obligaciones entre hombres y mujeres. Desafortunadamente, la tendencia para lograr una equidad entre los géneros se ha desviado, debido a un esfuerzo irracional por parecernos al otro sexo, conductual y físicamente, con el consiguiente rechazo de las diferencias propias que nos da nuestro propio sexo. Ahora son las muchachas adolecentes quienes toman la iniciativa para invitar a los muchachos al cine o utilizan palabras altisonantes para hablar, no solamente entre ellas, sino también cuando se dirigen a los mucha- chos; asimismo, consumen bebidas alcohólicas al mismo ritmo que los varones, e incluso en forma más acentuada. En cambio, los varones han transformado sus funciones de masculinidad hacia una mayor feminización, surgen los hombres metrosexuales. Esta palabra surge a mediados de los años noventa del siglo XX y primero fue usada para describir al hombre joven citadino comprensivo, paciente, empático, cooperativo que, además, está interesado en cuidar su belleza física y asiste a gimnasios, estéticas y salas de masaje. Preocupado por su apariencia, viste siempre a la moda (Amaya, 2005). Aun mas, los varones han olvidado conductas que fueron definidas como propias de su masculinidad por muchos años, como abrirle la puerta a una dama o cederle el asiento. Ahora los hombres tienen tendencia de igualdad de sexos ha provocado una mayor aceptación y compañerismo con el otro género, pero hemos perdido el respeto y la gentileza.

La equidad conoce, comprende y acepta las diferencias propias y las del otro sexo. Una relación de pareja exitosa puede predecirse cuando ambas partes se reconocen y aprecian

sus diferencias no solo físicas si no también intelectuales, cognitivas, sociales, emocionales y, por supuesto, cerebrales.

DIFERENCIAS ENTRE LOS CEREBROS DE HOMBRES Y MUJERES, EN ESTRUCTURA Y FUNCION

Una de las mejores formas de comprender a nuestra pareja es entender la organización y el funcionamiento del cerebro del sexo opuesto. El cerebro, en la edad adulta, pesa un poco menos de un kilogramo y medio, pero el cerebro del hombre pesa casi 15 % más que el de la mujer, es decir, que es un poco más grande. Al nacer, el cerebro pesa alrededor de medio kilogramo, con 100 billones de neuronas (células nerviosas) Un niño tiene un promedio de cuatro billones más de neuronas que una niña. “El Cerebro de mi Papa pesa mucho por eso se la pasa descansando”

El cerebro está dividido por hemisferios. El hemisferio izquierdo es un poco más grande en las mujeres que en los hombres, proporcionalmente; en cambio, en los hombres el

hemisferio derecho es un poco más grande. Algunas de las funciones más importantes que desempeña el lado izquierdo de nuestro cerebro son el habla, el lenguaje, la lectura y

la escritura; en cambio, el lado derecho tiene a su cargo funciones como la percepción y el desarrollo espacial, la capacidad musical, la creatividad y la imaginación.

La mujer tiene mayor número de conexiones dendríticas esto es, más conexiones entre las neuronas y por tanto tiene más materia o sustancia gris. En el hombre, los axones de las neuronas son más largos y por lo tanto tiene más materia o sustancia blanca. Estos hechos pueden explicar porque la mujer tiene mejores habilidades verbales y el hombre tiene mejor desempeño en tareas especiales (Gur, 1999)

En los estudios que el hombre focaliza la actividad cerebral en uno u otro hemisferio en forma separada. En cambio, la mujer utiliza los dos hemisferios simultáneamente al procesar el lenguaje. Esto se debe a que el cuerpo calloso (conjunto de fibras nerviosas que dividen y comunican ambos hemisferios) de las mujeres es 20 % más grande que el de los hombres. Este cuerpo calloso facilita la comunicación entre ambos hemisferios y en la mujer resulta en un mejor desarrollo del lenguaje y un pensamiento más holístico (integral.

A demás de los hemisferios, el cerebro está dividido en cuatro lóbulos: frontal, parietal, temporal y occipital. El lóbulo frontal es la parte del cerebro que se encarga de la volun-

tad, de la toma de decisiones, del control de la impulsividad y la agresividad, la responsabilidad, la intención de los actos, la motivación y el deseo de aprender. Alejandro Luria,

neuropsicologo ruso, llama a este lóbulo el cerebro de la civilización. El lóbulo frontal madura más rápidamente en la mujer que en el hombre, casi cuatro años más rápido. De aquí se desprenden varias desconsideraciones:

Una adolescente de 14 años, por lo general prefiere un novio mayor que ella. Los muchachos de su edad le parecen infantiles e inmaduros para sus intereses y ne- cesidades. Busca muchachos mayores de 16 o 17 años.

En un salón mixto o coeducativo es más difícil el control y la enseñanza que cuando se tiene, en salones separados, a niñas y niños. Las niñas generalmente están más atentas y realizan las actividades y tareas académicas que se les asigna. En cambio los niños, distraídos e inquietos, obstaculizan el avance escolar y obligan al profesor a dedicarles toda la atención, con lo que retrasan a las niñas en su aprendizaje.

La mujer esta más tempranamente lista para ser madre y adquirir las responsabilidades de la familia propia. En cambio, el hombre tarda un poco más en estar listo para formar un hogar.

Los lóbulos parietales, ubicados en la parte superior de la cabeza, tienen la función de regular la emoción y la percepción táctil. Los lóbulos temporales, ubicados en la parte superior de nuestras orejas, tienen la misión de interpretar y traducir voces y expresiones verbales en códigos verbales para su com- prensión. Y por último, el lóbulo occipital, en la parte posterior de la cabeza (por la nuca), tiene la tarea de la percepción visual.

Otra área importante del cerebro es el sistema límbico. Esta área, conocida también como el cerebro emocional, tiene la misión de controlar la vida afec- tiva de las personas y almacenar información en la memoria. Contiene componentes que regulan nuestro estado emocional como la ansiedad, el estrés y el miedo. Algunas zonas en esta área son la amígdala, el hipocampo y el hipotálamo. Gracias a la amígdala, las mujeres de 17 años son capaces de explicar con detalle y sin dificultad sus emociones. Esto solo ocurre en las mujeres, ya que su cerebro es más ¨afectivo¨ que en los hombres. En cambio, los varo- nes de 17, 30, o 50 años en todas las edades, estarán estancados en sus expresiones afectivas, En general, el hombre tiene mayor dificultad, no solo en reconocer si no en expresar, en forma abierta, sus emociones (killgore, 2001).

ESTILOS DE APRENDIZAJE ENTRE HOMBRES Y MUJERES Y SU CEREBRO

Las formas de aprender entre los géneros difieren sustancialmente; ahora, gracias a las aportaciones de la neurociencia, lo comprendemos mejor. Las niñas responden mejor a situaciones de aprendizaje no competitivas y de cooperación; en cambio, los niños son motivados mas afectivamente por am- bientes competitivos en donde existan claramente ganadores y perdedores. A las niñas les gusta tener metas claras y pedir ayuda a los adultos en la ela- boración de sus tareas; los niños casi no utilizan estas estrategias. Cuando las niñas necesitan hacer uso de las matemáticas tienden a usar un poco más sus dedos para contar; en contraste, los niños realizan estas operaciones aritméticas en sus cabezas o por medio del cálculo mental. Uno de los hallazgos más consistentes es en el proceso de la lectoescritura; las niñas prefieren leer novelas o historias cortas y los niños prefieren historias de ciencia-ficción, reales o de criminalidad. Existe evidencia biológica para la explicación de estas diferencias neuroanatomicas entre los sexos. En los siguientes capítulos se describirán e ilustraran diferentes comportamientos propios, tanto del hombre como de la mujer, para su comprensión y aceptación. Cada una de estas conductas explicitas de nuestro compañero (a) se explicara a partir de una perspectiva biológica y neurológica, con el fin de tener otro punto de vista en la interacción de pareja. RECORDEMOS QUE EL AMOR CERECE A PARTIR NO SOLO DEL DESCUBRIMIENTO DE LAS SIMILITUDES, SINO ADEMAS DEL ENTENDIMIENTO Y TOLERANCIA DE LAS DIFERENCIAS.

POR QUE MI HOMBRE HABLA SOLO EN MONOSLABOS?/ POR QUE MI MUJER NO DEJA DE HABLAR UN MOMENTO?

Si en nuestra familia tenemos un hijo y una hija, es fácil de observar que la niña es la primera en hablar y leer, incluso puede aprender un segundo idioma más rápido que el niño. Por lo común, el varón tarda más tiempo en hablar, e incluso puede darse el caso de padres que se preocupan por que su hijo de cuatro años se expresa verbalmente usando muy pocas palabras y con problemas de articulación. Podemos ver a la niña interactuando con sus muñecas y creando diálogos entre ellas; en cabio, el niño, al jugar con soldados e indios, no emplea diálogos, solo ruidos, como el disparo de una pistola o el gemido de un indio herido. Esto se debe a que el cerebro femenino está predispuesto al desarrollo verbal más rápido que el cerebro masculino. El doctor Barón Cohen (2003) afirma que en desarrollo temprano del hombre, la hormona testosterona disminuye el crecimiento del hemisferio izquierdo y acelera el crecimiento de su hemisferio derecho. Como lo explicamos en el capitulo anterior, el hemisferio izquierdo de las mujeres es un poco más grande y activo que el de los hombres. En el cerebro se localizan dos áreas; la de broca y la de wernicke. El área de Broca tiene la función motora del lenguaje; esto es, tiene cargo la articulación del habla. El área de wernicke desarrolla el aspecto semántico del lenguaje, es decir, tiene por función la comprensión del lenguaje verbal y escrito. Estas dos áreas son fundamentales, tanto para la adquisición como para la producción del lenguaje, y los estudios nos indican (Shaywitz, 1995),que en la mujer están mejor desarrolladas que en el hombre. En general, las mujeres hablan mejor que muchos hombres, por que oyen y escuchan mejor que ellos. El lóbulo temporal, encargado de la percepción auditiva, se desarrolla mas tempranamente en la niña que en el niño (Dehaene- Lambertz, 2000). Discriminar el lenguaje oído, por vía auditiva, ayuda a retroalimentar y a producir mejor el lenguaje oral. Los niños con hiperactividad y / o déficit de atención tienen algunos problemas del habla, ya que no tienen la oportunidad ni la capacidad de retroalimentarse o escucharse ellos mismos.

El hombre, cuando habla, expresa pensamientos y utiliza alrededor de 3000 palabras al día, en cambio, la mujer cuando habla exterioriza mas sentimien- tos y utiliza un poco mas de 8000 palabras al día. Por ello, debemos entender cuando el marido llega a casa se gasto sus 3000 palabras en su trabajo y su conversación se expresa con muchos monosílabos (palabras de una sola silaba). No debe sorprendernos que al preguntarle: ´¿Cómo te fue?¨conteste solamente ´Bien´ o a ´¿Qué hiciste?´ conteste ¨Nada¨. En cambio, debemos entender a las mujeres que se quedaron en casa. Sus 8000 palabras pueden estar casi intactas y necesitan gastarlas con su marido. El cerebro masculino responde mejor a las acciones. Algunos hombres nos han expresado su deseo de que existiera un control remoto, similar al de la televisión, con la tecla mute (silencio) para evitar el interrogatorio cuando llegan a casa: ¨¿Hubo algo nuevo?¨¿Por qué no me contestaste la llamada? ¿Dónde y que estabas haciendo?¿por que no me hablaste? Lo que los hombres debemos entender es que este cuestionamiento no tiene nada que ver con la actitud de desconfianza o celos: para la mu- jer, es una forma de iniciar la conversación. El cerebro femenino se alimenta de afectividad y de palabras y conversaciones cotidianas. Se recomienda que al menos dos veces a la semana la mujer tenga la oportunidad de salir con sus amigas a tomar un café, para que pueda acabarse sus 8000 palabras, o más si es posible. EL VOCABULARIO DOMINICAL DE MI MARIDO SE REDUCE A TRES PALABRAS: CERVEZA, FUTBOL Y MUEVETE!

Algunas mujeres buscan una interacción verbal con el hombre similar a la que tienen con sus amigas. Esto es un poco difícil, ya que los códigos y prefe- rencias verbales son diferentes: la mujer comunica sentimientos y emociones y el hombre comunica pensamientos. Mientras la mujer puede pasar horas verbalizando sus reacciones afectivas durante un evento, como una boda, en ese mismo evento probablemente el hombre solo exprese sus opiniones sobre la política o el último partido de futbol. La mujer comunica palabras con un fuerte peso emocional: ¨¡Que bella lucio la novia!¨ o ¨¡ Qué bonito adornaron la iglesia!¨.Mientras tanto, el hombre expresa su punto de vista sobre las elecciones del nuevo presidente o sobre la actuación del árbitro en el juego de futbol. La conversación de la mujer no solamente conlleva un peso afectivo en sus palabras, sino además asociación. La mujer, al hablar sobre un tópico, lo va ¨enriqueciendo¨ con otras ideas relacionadas de alguna forma con las palabras y conceptos expresados. Por ejemplo:

El marido llega a casa e inmediatamente lo aborda la mujer:

-¡Adivina que me paso hoy en la mañana¡ ¿Qué paso? Pregunta el hombre, con paciencia. Después de mi clase de aerobics-responde ella- Termine con mucha sed y se me antojo un licuado de mango. ¿Te acuerdas de los mangos que compra- mos en el súper la semana pasada? Pues nos engaño el dependiente, porque nos dijo que eran mangos de manila, pero no lo eran, ya cuando los abrías te dabas cuenta, el licuado sabia horrible. ¡Nunca había probado unos mangos tan feos! -Pero ¿Qué fue lo que paso, mi amor?- pregunta el incauto marido. ¿NO me interrumpas cuando estoy hablando! Responde indignada la esposa y continúa relatando lo sucedido. Cuando prendí la licuadora, ¿Qué crees que paso? Empezaron a salir chispas y humo. ¿Te acuerdas que tu compraste esta licuadora? ¿Y te acuerdas que te advertí que no compraras cosas bara- tas? Aquí está la consecuencia. Tu nunca me escuchas ni me haces caso; eres un terco. -Y luego, ¿qué paso? responde el hombre sin poder ya disimular su impaciencia. No vuelvas a interrumpirme- responde de inmediato la mujer- No me dejas explicarte. Te decía que como la licuadora se descompuso, fui a tu escritorio a buscar la garantía para llevarla a la tienda donde la compramos. No encontraba la nota en tu escritorio, porque tienes mucho desorden… ¡Cuantas veces te he dicho que le des una arreglada a ese escritorio, tienes un mugre ro! La verdad ¿he? -Pero, mujer, ¿Qué fue lo que te paso?- interviene de nuevo el marido ¡Nunca voy a acabar si me sigues interrumpiendo! Responde airada la esposa. Como trato de explicarte, si me dejas, por fin encontré la garantía en tu escritorio desordenado y fui a la tienda a cambiar la licuadora. Pero al llegar a servicios al cliente, no encontraban al supervisor para que aprobara el cam- bio y tuve que esperarme como media hora para que se apareciera y pudiera firmar el cambio. Luego, como ya estaba ahí, se me ocurrió a ponerme a bobear por la tienda… ¡y adivina que¡ ¿Las sabanas que me gustaron la semana pasada están en oferta! ¡Tenemos que ir este fin de semana antes de que se acaben! La mujer suspira con el recuerdo de las sabanas y da fin a su relato. -Pero, mujer, ¿Entonces qué fue lo que te sucedió? se atreve a volver a preguntar el pobre hombre. ¿No me estabas escuchando? Contesta la mujer, desesperada y enojada Hoy en la mañana se descompuso la licuadora, fui a la tienda a cambiarla y ahora tenemos una nueva. ¿Entendiste? El hombre hasta regañado resulto, porque no fue capaz de interpretar los mensajes ocultos detrás de todas esas palabras, que son:

Te quiero comunicar como me siento.

Te quiero hacer notar lo que para mí es importante: obediencia, orden y satisfacción de mis gustos.

No puedo decirte abiertamente lo que pienso porque me produce mucha angustia lastimarte, pero espero lo adivines.

Te demando que entiendas claramente mis pensamientos a pesar de que mis palabras digan otra cosa.

La mujer necesita comunicar sus sentimientos a las personas que aprecia y ama, y espera la misma respuesta de la persona con quien se comunica. Sin embargo, el hombre, en la mayoría de los casos, no es el mejor comunicador y la mujer lo interpreta como descortesía, egoísmo e indiferencia hacia su amor, lo cual puede llegar a provocar una separación. La mayoría de los estudios sobre la relación de pareja y matrimonio coinciden en que la causa más importante de divorcio es la comunicación. Sin embargo, no estamos de acuerdo del todo. La comunicación si existe entre el hombre y la mujer, pero con distinto código. En el hombre solo existe un objetivo al hablar: exponer ideas o puntos de vista y raramente tienen una connotación emocional. Al hablar, el hombre es parco, concreto, sintético e impetuoso. Se comunica solo cuando hay una necesidad de expresar algo y no es común encontrar hombres que se reúnan con el único propósito de pasar un rato charlando. La mejor forma de entrar en contacto de comunicación es a través de la realización de una actividad en común, como ir a pescar, presenciar un juego de futbol, ya sea en el estadio o por televisión, o jugar domino. La verbalización del hombre no es continua sino periódica: durante el medio tiempo en el futbol, al terminar una jugada de domino o al cambiar la carnada del anzuelo. La mujer debe aprender a respetar los momentos de silencio del hombre. La mujer comete el error de interrumpir constantemente al hombre en un partido de futbol con preguntas del tipo: ¿Por qué el si puede meter las manos y el otro no? O ¿Por que la persona de negro paro el partido y saco una tarjeta amarilla? AQUÍ ESTOY HAZME CASO La mujer necesita ser valorada, estimada y tomada en cuenta; sobre todo por su pareja. Desafortunadamente, el cerebro del hombre esta mas dispuesto a aislarse y alejarse de su contexto y esto incluye muchas veces a su mujer que tanto ama, pero no tiene que significar menosprecio ni carencia de afecto. Simón Barón Cohen (2003) afirma que el cerebro del hombre está predispuesto hacia el autismo: poca atención hacia el exterior, vive su propio mundo y concentra su atención en la actividad y no en la palabra. Uno de los mejores regalos que la mujer puede hacerle a su compañero es el sig.:

Es un día de domingo con tres partidos de futbol. Prepararle una rica botana y colocarle cerca de su sillón una hielera con algunas cervezas bien frías. Poner el control remoto de la tv donde el siempre lo deja o pueda verlo. Y lo más importante: la mujer se desaparece. Las formas como el hombre y la mujer experimentan su intimidad y comunicación son esencialmente opuestas. Mientras las mujeres esperan un intercam- bio verbal de ideas y sentimientos, el hombre prefiere y disfruta más el silencio. Si a los hombres no les atrae hablar con otros, entonces, ¿Qué hacen cuando están con los amigos? Las mujeres piensan que los hombres pasan la mayor parte del tiempo hablando de ellas cuando se reúnen, pero en realidad dedican poco tiempo a ello. Entre mujeres hablan más acerca de la familia, los hombres y la escuela de los hijos. En cambio, los hombres no interactúan si no es atreves de actividades de preferencias comunes. La conversación no es continua si no esporádica; lo importante es estar juntos realizando una activi- dad en común. Buscan constantemente excusas para reunirse, que involucran actividades motoras o intelectuales, como jugar billar, boliche o domino. En cambio, entre las mujeres la actividad pasa a un segundo término: si ganan o no es lo de menos; lo importante para ellas es la interacción verbal, afectiva y corporal. LOS HOMBRES PUEDEN VER UNA PELICULA COMPLETA SIN HABLAR NI PREGUNTAR; ¿QUIEN ES ESE O QUE SUCEDIÓ?

¿POR QUE MI HOMBRE NO PUEDE SEGUIR TRES O MAS INSTRUCCIONES AL MISMOTIEMPO?/¿POR QUE MI MUJER NO DEJA DE HABLAR UN MOMENTO?

El doctor Rubén Gur (1999) afirma que las mujeres tienen cerca de 15 a 20 % más de materia gris que los hombres, y este dato es muy importante en relación con las diferencias entre hombres y mujeres. La llamada materia gris (por su color) está constituida por las dendritas y el cuerpo de la neurona o célula nerviosa. El cuerpo es la parte más redondeada de la célula, donde se encuentra su núcleo. Las dendritas son ramificaciones que tienen la función de conectar entre sí. Los axones son prolongaciones de neuronas, que se especializan en transmitir los impulsos nerviosos desde el cuerpo celular, y constitu- yen la llamada materia blanca. En los hombres, los axones son más largos y prolongados que en la mujer. El cerebro de la mujer es más denso que el del hombre debido a su mayor numero de terminaciones nerviosas, y esto trae como resultado que ella tiene una mayor capacidad de relación cognitiva que el hombre. En un pequeño estudio que realizamos para comprobar esta información, pedimos a hombres y mujeres que expresaran verbalmente, en medio minuto, todas las palabras relacionadas con un concepto que les vinieran a la mente. Los conceptos fuente fueron, para los hombres, la palabra SOL y para las mujeres la palabra LUNA. Encontramos que los hombres solamente pudieron nombrar un promedio de ocho palabras, y en cambio las mujeres nombraron un promedio de 21. Además, algo que nos llamo la atención fue que el hombre verbalizo términos relacionados con la racionalidad, como energía, calor y luz; en la mujer sus términos estaban más relacionados con la emoción y mil cosas más, como amor,

playa, Gloria Trevi, tranquilidad, dormir, música y niña. Pero ambos tuvieron palabras comunes basadas en lo observable y concreto, como redonda, amari- lla, blanca, día y noche. Este pequeño estudio nos muestra la mayor capacidad que tiene la mujer para relacionar pensamientos, emociones y excede su conversación, ya que al llegar a su mente una palabra para expresar una idea, la dendrita de otra neurona la desvía hacia otra idea más. Como la ilustración de estos procesos, veamos un ejemplo de comunicación. OBJETIVO: Comunicar a los amigos (as) que mi hijo juega futbol y fue seleccionado para representar a su escuela en un torneo nacional.

a) Comunicación Hombre Hombre

1er.Paso: Crear contexto ¿Te acuerdas de mi hijo Pedro?

Contestación ¡Cómo no! El que es muy bueno para el futbol¨.

2do.Paso: Cumplir el objetivo de la comunicación ¨¡Adivina qué? Fue seleccionado en su escuela para representarla en el torneo nacional¨.

Reacción ¨Te felicito, sabía que lo iba a lograr. ¿Cuándo será el torneo?¨

3er.Paso: Dar detalles solo si es requerido ¨La próxima semana¨

Fin de la conversación ¨Hombre, pues le deseo lo mejor a tu hijo¨

b) Comunicación Mujer Mujer

1er.Paso:Crear contexto ¨ ¿Te acuerdas de mi hijo Pedro¨?

Contestación ¨ ¡Cómo no! El que juega futbol¨.

2do.Paso:Cumplir el objetivo de la comunicación, pero añade detalles ¨! Adivina qué? Fue seleccionado en su escuela para representarla el torneo nacional. Y mi hijo está muy ilusionado de ir a competir¨.

Reacción ¨Te felicito comadre, en cambio mi hijo está muy deprimido por qué no fue elegido por su entrenador¨.

3er.Paso: Reacción femenina para aminorar el dolor ¨No me digas, comadre…y me extraña, porque he visto a tu hijo jugar y la verdad, juega mejor que mucho de sus compañeros…¨

Se engancha en el aspecto afectivo ¨Pues yo pienso lo mismo, y ni se diga mi marido, está muy enojado, hasta quiere hablar con la directora para tratarle el asunto¨.

4to.Paso:Apoyo y recomendaciones ¨Haces bien, comadre, con hablar, pero ten cuidado porque la direc- tora de repente anda neuras ¡y cuidado!

Continua la reacción y relacionando las palabras ¨Si, desde que se divorcio, nadie la soporta. Por cierto, vi a su ex marido con otra muchacha¨

5to.Paso:Continua relacionando las palabras con sus dos hemisfe- rios ¨Si ya los vi abrazados… ¡y la muchachas mucho más joven que él!

Contesta y continua relacionando las palabras con dos hemisferios ¨Si, la conozco; es hija de la pareja que se peleo en la escuela. ¿Te acuerdas?

6to.Paso:Continua relacionando las palabras con sus dos hemisfe- rios ¨¡Cómo no! Si hicieron un teatrito, pero además, insultaron a la directora y mando a traer un policía¨

Responde y continua relacionando las palabras con sus dos hemis- ferios ¨Y la directora tuvo que suspender el día siguiente las clases por el escándalo… ¡Pero qué puntada de la directora! … piensa que las mamas no tenemos nada que hacer para cuidar a nuestros hijos. Pero si te diste cuenta … ¨

Por lo general, el hombre dirige la palabra a otro hombre solo cuando tiene la necesidad de comunicar una idea o un pensamiento. Y lo hace de forma breve, clara, ordenada y concreta. Por ello, algunas mujeres bromean diciendo: ´Hasta parece que les pagan por hablar’, haciendo referencia que el hombre le cuesta mucho trabajo hablar o habla poco. En cambio, la mujer no solo está preocupada por comunicar pensa- mientos, sino además, lo más importante, sus sentimientos. La conversación entre mujeres generalmente no tiene fin y casi nunca tienen tiempo para terminarla, ya que constantemente están relacionando sus ideas con nuevos acontecimientos y situaciones que reflejan su ne- cesidad de expresar sus emociones hacia los demás. ¨Tu corbata parece piel de cebra, La cebra es un animal africano, del que se alimentan los leones. Los leones huelen muy mal y no soporto su olor… ¿Por qué te gusta hacerme la vida tan pasada? La mujer no solo tiene sus ramificaciones dendríticas más extensas que el hombre, sino además se ha encontrado que sus dos hemisferios funcionan simultáneamente cuando se activa el lenguaje (como se menciono en la pag.2). Los dos hemisferios están dos por el cuerpo callo- so para transferir información de uno a otro y en la mujer es 20% más grande que en el hombre. En los mapeos cerebrales se observa que el funcionamiento del cerebro esta mas simétrico; esto es, lo que ocurre en un hemisferio acontece casi igual en el otro. En cambio, el funcio- namiento del cerebral del hombre es asimétrico, ya que cada uno de sus hemisferios trabaja en forma más independiente y aislada. Cuando un hombre expresa ideas de forma oral, solamente activa su hemisferio izquierdo, a diferencia de la mujer, que activa ambos. De estas afir- maciones puede desprenderse la siguiente conclusión:

El cerebro del hombre lo predispone para realizar una sola cosa a la vez, en cambio la mujer tiende a hacer varias cosas distintas simultá- neamente. Para la mujer es más fácil realizar distintas actividades mientras está cocinando. Puede planchar, hablar por teléfono, lavar ropa, darle de comer al bebe y ver la telenovela mientras está preparado la comida. Por el contrario, el hombre necesita concentrarse en una sola cosa pa- ra poder realizarla; es común ver y oír al hombre decirle a su mujer que se salga de la cocina mientras prepara algún alimento, para no olvi- dar lo que va a hacer en seguida. Para preparar la comida, el hombre necesita primero localizar y poner a la mano cada uno de los ingredien- tes, para en seguida acomodarlos en el orden en que serán usados; y al terminar de preparar el primer platillo repite la misma rutina para cada uno de los siguientes platillos. No es por nada que al hombre se le llame ´El señor de la carne asada ´ya que solo se concentra en poner- la, voltearla y sacarla. Efectivamente, puede pasarse horas asando carne y tomando cerveza sin que nada lo perturbe; una mujer, en cambio, se impacientaría y fastidiaría solamente de ver voltear la carne. El hombre está siempre presente ante la carne asada, desde poner el carbón

hasta que la última ceniza se apague y no deja que otra cosa que no sea la carne, cebollas o tostadas sean puestas en el asador. Es todo un arte el voltear la carne y discriminarla cuando esta lista, lo cual requiere de supervisión y de toda su atención. En cambio, la mujer abando- naría el asador contantemente para hacer otras cosas y calentaría absolutamente todo sobre el asador. Elementos que suele usar el hombre cuando asa carne: Media bolsa de carbón, un cerillo, un trinchador, limones y cerveza. Elementos que suele usar la mujer cuando asa carne: 3 bolsas de carbón autoencendibles; encendedor largo para fuego; dos abanicos eléc- tricos, uno para encender el fuego y otro para reducir el calor, un paraguas para el sol; varios refrescos de dieta, repelentes para mosquitos

y moscas, un espejo, varias revistas, Cosmopolitan o vanidades, una mecedora, un termómetro para verificar la temperatura del fuego, lisol

y maestro limpio para limpiar las parrillas del asador, diferentes tipos de cubiertos para la carne, cebolla, las tortillas y el queso, un televisor portátil para no perderse la novela, toallitas húmedas para limpiarse las manos, distintas especias, como suavizador de carne, pimienta, sal, ajo y hasta protector para gases, y además de todo esto, obliga a todos los niños a jugar en el patio para observar cómo se portan e invita a los demás comensales a salir junto con ella para poder platicar, ya que se aburriría de no tener otra cosa que hacer que asar la carne, sin ninguna otra preocupación. Las mujeres, con humor, han creado varios rumores sobre los hombres: Es peligroso un hombre que camina y mastica chicle a la vez: necesita tirarlo para no tropezarse y caer. Y otras dicen: un hombre que mira y mastica chicle a la vez, necesita tirar

el chicle o no entenderá lo que está viendo, o apagar la televisión por que puede ahogarse. Estos rumores no son del todo falsos, pues el ce-

rebro del hombre se concentra en una o dos cosas a la vez. Por ello, las mujeres confunden mucho al hombre cuando le solicitan un favor, pero incluyen al mismo tiempo dos o más instrucciones y luego e enojan por que les hicieron el favor a medias por que el hombre no siguió

las instrucciones al pie de la letra. No es que el hombre sea descuidado para realizar el favor, sino que su cerebro requiere que se soliciten pocos favores al mismo tiempo y con el mínimo de instrucciones. Nunca le pidan a un hombre: ¨ Ve al mercado y me traes…¨, pero antes del mercado pasas con la costurera y le pides…, y cuando salgas de la costurera pasas de una vez al banco y… de regreso a casa pasa con mi ma- dre y le dices …¨¿ Como pedirle un favor a un hombre y que lo haga bien? La clave está en la claridad, orden y brevedad del mensaje. Si ne- cesita que le traiga algo de la cocina, la mujer debería dirigirlo con instrucciones del siguiente tipo:

1. Quiero que vayas a la cocina en este momento.

2. ¿Ya estás en la cocina? Ahora abre el refrigerador.

3. ¿Ya lo abriste? Fíjate en el lado de la puerta del refrigerador.

4. ¿Ya estás viendo la puerta del refrigerador? Fíjate en la parte de abajo, donde están los refrescos.

5. ¿Ya viste los refrescos? Al lado de ellos hay dos cajitas: una amarilla y otra roja.

6. ¿Ya las viste? Tráeme la cajita roja, por favor.

El hombre no tiene problema de seguir las instrucciones anteriores, porque estas cumplen los requisitos para la comprensión verbal masculina: claras, en orden y breves. En cambio si la mujer se dirige al hombre diciendo. ¨Viejo, por favor tráeme la cajita roja que está en el refrigerador¨. Está al lado de los

refrescos, del lado de la puerta, por abajito. El hombre puede entender que tiene que ir al refrigerador y tomar un refresco rojo y se lo llevara a su mujer con el correspondiente enojo de la señora: ¨Tu nunca me escuchas. Siempre estas pensando en tus cosas, y haciendo tu regalada gana. La mayoría de las mujeres piensan que los hombres piensan y procesan los pensamientos igual que ellas, pero no es así, el hombre necesita organizar y jerarquizar sus pen- samientos antes de llevarlos a la acción. Los caballeros necesitas ayudar a las mujeres a ordenas sus ideas: ¨A ver vieja, primero, ¿Qué es lo más importan- te? O ¿Estás segura que eso es lo que quieres hacer? El hombre y la mujer difieren en el tipo de razonamiento y en el estilo para la solución de problemas. El hombre tiene predisposición a ser mas deductivo y la mujer más intuitiva. El hombre observa la totalidad de la realidad y luego la va descomponiendo en sus elementos hasta llegar a estudiarlos aisladamente. Por el contrario, la mujer estudia el contexto partiendo de sus elementos mínimos y los va agrupan- do hasta llegar a su totalidad. En los exámenes escolares de opción múltiple, donde aparece una pregunta y al menos cuatro opciones para elegir una correcta, las mujeres muestran gran dificultad para resolverlos, a diferencia de los hombres. Las estudiantes, al presentar un examen de opción múltiple, primero leen la pregunta, luego leen la primera opción y enseguida analizan y buscan diferentes relaciones de esta opción con la pregunta, y generalmente encuentran una relación significativa, aunque no necesariamente sea la mejor que se relaciona. Luego leen la segunda opción y repiten el mismo proceso anterior, y generalmente encuentran otra relación significativa con la respuesta, aunque no sea la mejor. Al terminar de leer todas las opciones, la alumna

encuentra que las cuatro opciones (a, b, c, d.) son correctas, ya que realizo un proceso de integración mas allá de lo visto en clase. En contraste, los hom- bres, aun sin haber estudiado mucho, encuentran más fácilmente la respuesta, ya que por su capacidad deductiva identifican las variantes mínimas de cada opción y deducen la que es correcta. La función deductiva se realiza en un solo hemisferio, en el derecho, y no es un proceso de ambos hemisferios si- multáneamente. Recomendamos, sobre todo a las mujeres, al presentar un examen de opción múltiple, que lean la pregunta pero no lean las opciones, sino que antes escriban la respuesta que consideren correcta en un papel y después la comparen con las opciones de respuesta que tiene la pregunta. Esto las ayudara a bloquear su razonamiento inductivo. LOS HOMBRES NO PUEDEN VER UN DEPORTE Y PLATICAR CON SUS ESPOSAS AL MISMO TIEMPO

A LA MUJER SE LE CONQUISTA POR SUS LOBULOS PARIETAL Y TEMPORAL, Y AL HOMBRE POR SU LOBULO OCCIPITAL

A través de la historia de la humanidad, el hombre y la mujer han desarrollado tácticas muy específicas para conquistar al sexo opuesto. Los hombres

cantan, componen versos y dicen piropos para conquistar a su amada. Por el contrario, las mujeres se maquillan, se visten con ropa atractiva y modifican su

cuerpo físicamente para atraer y conservar a su hombre y su amor. Gracias a los estudios sobre el funcionamiento del cerebro, ya tenemos una idea más clara de cómo un sexo conquista al opuesto. Primero analizaremos como se relacionan y hacen amistad niños y niñas, para entender sus predisposiciones biológicas y comprender posteriormente las maneras cómo interactúan los géneros opuestos. CARA A CARA VS HOMBRO A HOMBRO Las amistades entre niñas son diferentes de las amistades entre niños. Las niñas se reúnen para pasar el tiempo juntas. En cambio, los niños se reúnen para compartir un interés o realizar alguna actividad común. En una reunión, es común ver que un grupo de amigas vayan todas juntas al tocador, y el objetivo

es

continuar charlando. Por el contrario, es común observar que un grupo de amigos se reúnan para jugar domino o ver el juego de futbol. En los hombres

la

actividad es lo importante y charlar lo segundo, pero en las mujeres lo importante es la conversación, la actividad, lo secundario (sax, 2005). La diferencia

de relación es que las mujeres interaccionan cara a cara al dialogar y los hombres se relacionan hombro a hombro a través de una actividad.

El hombre va al gimnasio a realizar una actividad física, para la mujer es más bien un evento social

La conversación es el punto más importante de la amistad femenina. A las amigas les encanta hablar entre ellas y la clave para convertirse en la mejor amiga es intercambiar secretos que no pueda compartir con nadie más. Así, se confían entre ellas problemas, ilusiones y cuestiones personales. Los hom- bres son diferentes, a la mayoría no le interesa escuchar y menos guardar secretos del otro. Los hombres centran su relación en la actividad y no en la conversación. Cuatro niños pueden pasar horas frente a un videojuego sin intercambiar una frase completa; podremos escuchar gritos y exclamaciones,

pero muy pocos diálogos. La amistad femenina desarrolla más la intimidad que los niños. Si una niña esta frustrada o deprimida, busca a otras para recibir

su apoyo y comprensión. En cambio, cuando los niños están estresados o deprimidos, buscan estar solos.

COMPARACION DE LA DINAMICA DE LA AMISTAD ENTRE NIÑOS Y NIÑAS

 

Niñas

Niños

Forman grupos de amigos de …

Dos a tres niñas

Dos a cuarenta niños

La amistad se centra …

Entre cada una

En compartir un interés común, como un juego o una actividad

Los juegos y deportes son …

Una excusa para estar reunidas

Fundamentales para la relación

La conversación es …

Algo indispensable

Algunas veces innecesaria

Jerarquías

Destruyen la amistad

Construyen y organizan la relación

Las mujeres no deberían descalificar las actividades de los hombres, como ir a un partido de futbol, ir a pescar o jugar billar, ya que estará cerrando el mundo emocional el varón. La mujer puede describir que el hombre, mientras participa en estas actividades, expresa emociones que en otras circunstan- cias nunca lo haría. Si la mujer trata de comprenderlo aunque no esté de acuerdo, encontrara a un hombre abierto al dialogo y más sincero. Sin embargo, la mayoría de las mujeres piensan:¨Que desperdicio de tiempo estar esperando que un pez muerda la carnada¨ o ¨Que juego tan idiota; se la pasan persi- guiendo una pelotita¨, y esto ocasiona que se cierren los pocos canales de comunicación afectivos que tiene el hombre. Tengamos en cuenta que es atreves de actividades como el futbol, el basquetbol, la natación, los boy scouts, entre otras, que el hombre hace grandes amistades, y en la mayoría de los casos siguen frecuentando a esos amigos y realizando la misma actividad después de casados. Las niñas maduran mas tempranamente su lóbulo temporal supe-

rior, cuyas funciones más importantes son la discriminación y la percepción auditiva; así como su lóbulo frontal, cuyas funciones se centran la organización

y planeación de la vida, el autocontrol y la motivación, pero no sucede así con sus áreas relacionadas con el desarrollo visual y espacial. En cambio, en los niños maduran más pronto que en otras áreas del cerebro su lóbulo occipital y la corteza sensorio motora, que se relacionan con el desarrollo visual y motor.

LOS LOBULOS CEREBRALES DEL ENAMORAMIENTO Gary Champan (1992), en su libro Los cinco lenguajes del amor, afirma que el verdadero amor comienza cuando termina la euforia y las personas sienten un deseo profundo de tener intimidad y de ser amadas. Y para expresar este amor se necesita entender los lenguajes emocionales del amor, que se mani- fiestan a través de:

Palabras de afirmación, donde intercambian palabras de cariño y afecto.

Tiempo de calidad, donde hay convivencia a través de conversaciones o de alguna actividad.

Recibir regalos, ya sea materiales o con presencia física.

Actos de servicio, donde realzan actividades que a la pareja le gusta para agradarle o servirle, y ,

Contacto físico; la persona se siente amada cuando se le toca.

Gary Champan muestra un conocimiento real y efectivo del funcionamiento del cerebro en el ámbito del amor y la afectividad; sin embargo, no especifica qué tipo de lenguaje del amor es más significativo para el hombre o para la mujer. De acuerdo con los estudios del cerebro, a la mujer se le enamora por los lóbulos parietales y temporales, y al hombre por su lóbulo occipital. Una de las funciones más importantes del lóbulo parietal es su percepción y desarrollo del sentido táctil. La percepción táctil de la mujer es 10 veces más sensible que la del hombre. El contacto físico tiene un mayor significado emocional en las mujeres que en los hombres. La mujer busca estar cerca de las demás personas, abrazarlas, besarlas o tomarlas de las manos, sin importar el sexo, edad

o afinidad. Por el contrario, el hombre busca estar más distanciado y alejado físicamente, sobre todo de su mismo género. Cuando siente necesidad de

llegar a la intimidad con una mujer busca el acercamiento físico, pero al satisfacer su deseo se aleja nuevamente. El hombre busca el acercamiento físico

para satisfacer un deseo carnal, y la mujer un deseo emocional. Un adagio de la sabiduría popular se refiere a estas tendencias: El hombre necesita dar amor para satisfacer su deseo sexual y la mujer necesita dar sexo para recibir amor. Durante el noviazgo y los dos primeros años de matrimonio, la mujer

recibe una gran cantidad de afecto y cariño a través del contacto físico, como estar abrazados, tomados de la mano de las cinturas mientras caminan juntos

o ven la televisión por horas; ya que se vive la etapa del enamoramiento, que se caracteriza por el ardor y la excitación. Pero el tiempo se encarga de en- friar lo que inicio como pasión. El periodo de enamoramiento se caracteriza por una excitación y acaloramiento temporal que puede durar desde algunos meses a algunos años. El apasionamiento de la pareja comienza a disminuir cuando la rutina empieza a invadir la relación y es cuando al hombre se le olvida ver una película. El cerebro de la mujer lo interpreta como desvanecimiento del amor, y por su parte el pensamiento del hombre no alcanza a perci- bir la necesidad que tiene su pareja del contacto físico, ya que no la identifica como una necesidad propia.

El hombre requiere un mayor acercamiento físico hacia su mujer, aunque esto no tenga un significado afectivo para su cerebro, ya que el cerebro femenino demanda cercanía y rose físico para desarrollar una base afectiva y emocional estable en la vida de pareja y familiar. Por su parte, la mujer no debería obsesionarse porque su pareja evite u olvide la proximidad física. Recuerden que al hombre se le dificulta mostrar externamente su amor y considera suficiente su presencia para demostrarlo.

La mujer tiene una alta sensibilidad táctil por el desarrollo y actividad de su lóbulo parietal y por ello relación su proximidad táctil con su afectividad y se convierte en uno de los termómetros más importantes para valorar el cariño y amor que otras personas tienen hacia ella, especialmente su pareja. Además del tacto, a la mujer se le conquista mediante su lóbulo temporal. Una de las funciones más importantes de este lóbulo es la percepción auditiva. Los estu- dios nos muestran que el lóbulo temporal de la mujer es 10 o 12% más grande que el del hombre. La mujer tiene más capacidad auditiva que el hombre para percibir tonos, ruidos, y palabras, y por ello la niña desarrolla más rápido su habla en comparación con el niño. La niña, a partir de los tres años, en promedio, tiene ya muy buena fluidez y articulación verbal, en cambio, no es sino hasta los cuatro o cinco años que el niño varón alcanza ese nivel de desarrollo del habla. Una queja generalizada de las mujeres es: ¨Los hombres nunca escuchan¨ Esta afirmación tiene algo de cierto, debido a que el lóbulo temporal masculino procesa con menor calidad la percepción auditiva. Por ello, es común que los muchachos adolescentes escuchen a todo volumen su estéreo, pues requieren un sonido de mayor intensidad para apreciarlo. En cambio y en general, las muchachas adolescentes no requieren escuchar su música con un volumen tan alto, por tener mejor capacidad auditiva. Nos atrevemos a decir que el oído de la mujer es biónico por su capacidad de recep- ción. El hombre puede murmurar o hacer un comentario negativo de su mujer en voz baja a una distancia de 20 metros y la mujer puede reaccionar dicien- do, ¨Ya te oí, viejo condenado, no me estés criticando por qué vas a ver¨. Los hombres deben de tener mucho cuidado con lo que dicen, por que la mujer aun antes de que ellos lo digan, puede ya haber adivinado lo que van a decir. El hombre, aun cuando la mujer lo tome de la cabeza y le diga ¨Mírame a los ojos¨, ¿Me estas escuchando? Y el responsa Si al rato este preguntara: ¿Qué me dijiste? Puedes repetírmelo’ por algo el doctor Barón Cohen (2003), en su libro (diferencia esencial), tiene razón en afirmar que el funcionamiento del cerebro del hombre semeja al niño autista. El autista vive ensimismado en su mundo, no lo percibe si no es a partir de su propio y único mundo que es el. RAZONAMIENTO LINEAL MASCULINO:

Reglas del éxito

1. Futbol

2. Mujeres

3. Café

4. Mas futbol

5. Mas mujeres

6.

Más café

(¿se te ocurren otras?)

El cerebro de la mujer puede escuchar y hablar al mismo tiempo. El hombre habla o escucha en forma separada; la mujer necesita darle tiempo para que

procese lo que oye, reflexione y responda verbalmente. Cuando afirmamos que a la mujer se le conquista por el lóbulo temporal, queremos decir que el amor entra por el oído femenino; por ejemplo, una palabra bonita, un poema romántico o un buen piropo aceleran y activan su cerebro y producen una gran cantidad de serotonina (sustancia bioquímica producida por el cerebro que ocasiona un estado mental similar al enamoramiento). A la mujer le gusta escuchar palabras bonitas que expresen amor, cariño y afecto. Por ejemplo, decirle a una mujer: ¿Te dolió cuando te caíste? Ella responderá ¨pero no me he caído¨ Si, acuérdate cuando te caíste del cielo´. Con palabras de este tipo podemos ablandar cualquier aspereza o dureza de la mujer. O también, el hombre puede decirle a una mujer que toma el sol: ´por favor no tomes mucho el sol´ y ella responde Pero, porque no puedo tomar mucho el sol? Y el agrega ¿No sabes que el calor puede marchitar una flor tan bella´. A las mujeres les gusta escuchar palabras con un fuerte contenido afectivo y emocional; nunca se cansara de escuchar constantemente de su pareja: ´Te quiero´ o ´Te adoro´¨, ¨Eres la mujer de mi vida, sin ti no podría vivir¨. El cerebro femenino requiere en gran medida de estas palabras para mantener su cerebro estable y protegido de los trastornos emocionales comunes en las mujeres, como la depresión, un sentimiento pesimista y negativo de la vida, ansiedad, histeria o paranoia.

El hombre necesita hacer un gran esfuerzo por expresar su afectividad a su pareja. Como lo mencionamos en el cap.3, el hombre expresa pensamientos o

ideas, pero muy pocos sentimientos. Y esto se acentúa mas en el hombre debido a su enamoramiento se centra más en su sistema límbico, área del proce- so emocional del cerebro, cuyo sentimiento de amor se focaliza en la pasión y en la euforia, por lo tanto es un sentimiento temporal y pasajero. En cambio,

el sentimiento amoroso de la mujer se centra más en la corteza cerebral y muy poco en el sistema límbico y, por consecuencia, a la mujer se le enamora

más fácilmente con atenciones, palabras y actitudes y no solamente por el deseo o el instinto. Este punto lo veremos más a fondo en el cap. 8

Un estudiante universitario nos comento que sabia el secreto para conquistar a las mujeres y nos proporciono su formula : ¨Estar pendiente de los pequeños detalles y expresarle a ella que si nos importa. Por eje., preguntarle ¿Por qué no te has puesto aquel prendedor de gatitos que te pusiste hace un mes? O decirle extraño el perfume de jazmín que te ponías hace seis meses. A la mujer le gusta ser especial y ser notada en

lo que se pone, en lo que dice y en lo que hace. Esta receta no falla; las muchachas caen redonditas. Concluyo que era muy fácil conquistar a una mujer con

solo estar pendiente de esos pequeños detalles. En realidad, este universitario tiene mucha razón en la forma de interesar a una mujer: hay que ganar y juntar puntos con pequeños detalles. En general, la matemática de la mujer no es muy buena para ella vale lo mismo un punto llevarle una docena de rosas y llevarle una rosa cada día; así, para ella las flores sumaran en total 12 puntos y no solo uno si le llevamos el ramo de rosas en una sola vez. Si su pareja le lleva una gran serenata con tres grupos de mariachis una vez al año, esto sumara un solo punto: pero si cada semana le canta una canción con su guitarra, sumara 48 puntos en un solo año. Decirle TE AMO ¨que hermosa estas¨ o ¨que bien te vez con ese vestido¨ son puntos que acumulamos y se van sumando en la corteza cerebral de la

mujer. Cada uno de estos puntos se suma y nunca se resta, ya que la mujer por su cerebro emocional jamás olvidara cada uno de estos detalles. Aun mas, la mujer no requiere que aumentemos cientos de puntos cada semana para sentirse aceptada y amada; con solo 5 puntos a la semana es suficiente para mantener el amor en forma permanente y continua. Desafortunadamente, cuando el hombre pasa su periodo de pasión y euforia de enamoramiento, generalmente dos años después del matrimonio, ya no recuerda que los detalles de afecto activan el amor en la corteza cerebral de la mujer. HAY MUCHOS DETALLES QUE NO CUESTAN NADA Y COMPRAN CUALQUIER CORAZON. Las mujeres son muy predecibles en materia de amor: les gusta ver películas y leer novelas románticas, les encanta ser consideradas especiales e indispen- sables. Y alabadas con atenciones y pequeños detalles que las hagan sentirse únicas y amadas. El cerebro femenino ha sido creado para responder a todo estimulo afectivo en forma intensa y penetrante, el hombre, en forma consciente o involuntaria, ha encontrado siempre la forma de conquistarla. Pero no podemos decir lo mismo de la mujer hacia el hombre. El cerebro masculino no responde con la misma intensidad al afecto y cariño que la mujer, en otras palabras, es un misterio para ella comprender el proceso de enamoramiento del hombre. En los estudios neurológicos por medio del PET (tomografía de emisión de positrones) se observa una sobre activación del lóbulo occipital en el hombre cuando se ve a una mujer bella; en cambio, la mujer al ver a un hombre atractivo, su cerebro apenas reacciona. El cerebro masculino reacciona más impetuosamente al observar a una mujer bella que el cerebro femeni- no al ver a un hombre atractivo. El lóbulo occipital del hombre reacciona ardorosamente y de inmediato, debido a una producción masiva de testosterona (hormona masculina), la cual produce una sobre activación del sistema límbico y por consecuencia, deseo perentorio. Tanto el cerebro del hombre como el de la mujer tienen predisposición hacia la belleza física del sexo opuesto, pero el varón determina más la elección de su pareja por la belleza física que la mujer. La revista fortune (dic. 2003) publico un articulo donde se informa que la estatura promedio de los directores de las empresas estadounidenses es de 1.83m para el hombre y 1.74m para la mujer. Concluye que la estatura es un factor importante para atraer a otras personas. Loe bebes, desde los tres meses de edad, prefieren caras atractivas de adultos. estudios de resonancia magnética muestran que hay mayor actividad en el tallo cerebral masculino cuando contemplan a una mujer hermosa. El tallo cerebral es una de las partes más primitivas del cerebro de sobrevivencia, tiene a su cargo, por eje. Reacciones reflejas para proteger de un peligro su activación instintiva para comer y no morir de hambre. Uno de sus objetivos más importantes es satisfa- cer las necesidades primarias, y una de ellas es el sexo. El cerebro del hombre reacciona con más fuerza al contemplar a una mujer atractiva que el de la mujer al contemplar a un hombre atractivo. Por ello, es más frecuente que los hombres terminen divorciándose cuando trabajan rodeados de mujeres bellas. EL HOMBRE ES EL UNICO SER SOBRE LA TIERRA QUE LE TOMA FOTOGRAFIAS A SU AUTOMOVIL ¿Qué es lo que más le molesta a una mujer cuando la acompaña su pareja? Que pase una mujer al lado de ellos y que el hombre voltee a verla con interés. Para la mujer significa un insulto y una infidelidad y no alcanza a comprender: ¿porque la ve si yo estoy a su lado? El género femenino necesita entender que se trata de una reacción con una fuerte connotación biológica y casi refleja. El cerebro del hombre requiere de la testosterona (H, M) y la dopamina (neurotransmisor que estimula el cerebro) para sentirse satisfecho y pleno; y mediante la observación de mujeres se activan ambos componentes neuroló- gicos. Una buena noticia para las mujeres es que el cerebro masculino también se activa viendo automóviles deportivos y lo último en tecnología, como computadoras, cámaras de video y de fotografía, televisores y aparatos de sonido. Un hombre es capaz de pasar horas en una tienda de aparatos electróni- cos y tecnológicos y en una exposición de automóviles último modelo o deportivos. En este caso la mujer puede estar tranquila, ya que se trata de una reacción natural del cerebro del hombre. La mujer se da cuenta cuando su pareja posa su mirada en otra mujer o en un objeto, ya que la visión masculina se caracteriza por ser recta o de túnel. El hombre necesita fijar su mirada varios segundos en la persona u objeto para poder percibirlo bien y es aquí cuan- do la mujer lo descubre. En cambio, es muy difícil notar cuando una mujer ve a otro hombre, ya que su visión es holística o global; esto sig. Que mientras ve el aparador, los zapatos, los precios, además puede fijar la atención en el muchacho que está atendiendo a otra persona en la tienda. La visión femenina es global y el hombre no sabe que está viendo. Los zapatos, el precio o al muchacho. El hombre en cambio, necesita enfocar una cosa o una persona a la vez; si su visión en túnel le impide fijar la atención en varios objetos simultáneamente. La mujer, frecuentemente, se queja de que el hombre no puede encon- trar nada de lo que se le pide y esto se debe a su visión recta. En situaciones diarias podemos ver, por eje. Que el hombre busca una cerveza en el refrige- rador y al no hallarla le grita a su mujer: ¨Vieja, donde dejaste las cervezas.¨ y la mujer le contesta ¡están en la puerta del refrigerador¡ El hombre continua su búsqueda en el lugar que le indico su esposa y al rato que no la encuentre vuelve a preguntar ¨Vieja, no las encuentro¨, la señora contesta ´Abajo, a lado de la leche de dieta´ y el señor intenta encontrarla nuevamente y vuelve a gritar a su mujer, pero un poco más desesperado. No, vieja, no hay nada. ¿Dónde las pusiste?. La mujer también pierde un poco la paciencia, va hasta el refrigerador y se la da y resulta que la cerveza estaba exactamente al lado de la leche de dieta y en la puerta. El señor le responde ¨No me las escondas¨. La señora le contesta ¨No estaba escondida, estaba frente a tus ojos y no la viste. Parece que estés ciego¨ La visión de túnel tiene la característica de percibir solamente los objetos u personas en un campo visual muy reducido. Así, muchas mujeres se desesperan porque sus maridos son incapaces de encontrar lo que le solicitan; por eje. Viejo, me puedes traer el par de zapatos negros que tienen una hebilla en el empeine? Y el señor, con toda la intención del mundo, trata de encontrarlos entre un ciento de zapatos de colores, formas y usos distintos. Y el señor después de un esfuerzo sobrehumano y rindiéndose ante su incapacidad de encontrarlos le dice, Vieja, no puedo encontrarlos´, y la Sra. en vez de agrade- cerle el esfuerzo e ir ella a buscarlos, le contesta: Todos los señores son una bola de inútiles, no encuentran nada. Aun mas, la mujer puede pasar en frente de su pareja sin que él la vea, o incluso agitar la mano sin que el hombre la perciba. Para el cerebro del hombre es importante el aspecto físico de la mujer, por ello, no es de extrañar que el tienda a consumir más pornografía que la mujer. Es muy común que los adolescentes escondan bajo su cama u en su closet revistas con fotografías de mujeres desnudas, para en la noche cuando la testosterona alcanza sus niveles mínimos, sacarlas y verlas para reactivar su cerebro nuevamente. Esto no significa que el cerebro del hombre base sus respuestas solo en su instinto, por un lado, existe una predisposición biológica para actuar de esa forma, pero por otro lado, el cerebro es capaz de determinar y controlar sus conductas mediante el ejercicio de la voluntad y la educa- ción del carácter. Como se menciono en la introducción la biología y la herencia nos predisponen a comportarnos de una forma determinada, pero el medio y más específicamente la educación, contribuye a modelar estas preferencias neurológicas.

¿POR QUE MI MUJER NO PERDONA Y MENOS OLVIDA?/¿POR QUE MI HOMBRE OLVIDA NUESTRO ANIVERSARIO Y HASTA MI CUMPLEAÑOS?

Un refrán conocido dice ¨LA MUJER PERDONA, PERO NUNCA OLVIDA¨ La humanidad, a través de varios siglos, han podido comprobar y reconocer que la mujer tiene una memoria admirable. Los estudios de la neurociencia confirman este hecho. En la parte central de nuestro cerebro se encuentra el sistema límbico, que regula el aspecto emocional de la persona, y uno de los elementos neurológicos de que consta es el hipocampo, considerando como la puerta de entrada al proceso de aprendizaje y a la memoria. En el hipocam- po se deposita el contenido de la memoria de trabajo o de corto plazo, y contiene la información que puede ser recordada de inmediato, o cuando más en unos segundos o minutos. La función del hipocampo es crucial en el proceso de la memoria, ya que de aquí envía la información significativa a la corteza cerebral para ser almacenada en la memoria a largo plazo o permanente. La neurociencia demuestra que el hipocampo de la mujer es 15% más grande que

el del hombre y en la etapa de la adolescencia tiene un crecimiento acelerado (Feinstein, 2004). A demás su actividad neurológica conexión sináptica es mas alta y abundante que en el hombre. Una de las principales razones de que la mujer tengas mas conexiones en su hipocampo y mejor memoria es por la naturaleza de su cerebro emocional. Un cerebro afectivo activa casi toda su corteza, ya que la amígdala envía una serie de agentes bioquímicos y endorfi- nas que lo predisponen para la adquisición del aprendizaje y su permanencia en la materia gris.