Vous êtes sur la page 1sur 2

YO DIALOGO, TU TE OPONES...

por Raúl Sapena Brugada

Cuando fui padre por primera vez , comencé a interesarme


en la educación de mis hijos .Leía todo lo que caía en mis manos
sobre el tema , y asistía a cuanta conferencia se dictaba .. En
aquella época los pedagogos y psicólogos, intentaban convencernos
de la necesidad de dialogar con los hijos ( no sólo como alternativa
al castigo sino como una forma digna de comunicación ). El impacto
fue notable . Algunos salíamos tremendamente cuestionados . Otros,
en cambio ,decían espontáneamente y con toda sinceridad : eso es lo
que yo digo! O eso es lo que yo hago ! .Sinembargo , frecuéntemente
no habian comprendido el tema y ,en realidad ,se sentían
justificados en su preferencia por la manipulación verbalcastigo
físico . Pero no es eso lo que proponían los pedagogos . La
manipulación es tan mala como el castigo físico porque , cuando no
produce una rebeldía irredimible , crea unas reacciones como
gatillos que funcionan automáticamente y hacen a las personas
ansiosas y compulsivamente buscadoras del reconocimiento de los
demás . Y sin embargo se la siembra con el falso dialogo .
Lo mismo sucedió en el campo político con el avenimiento de
la democracia . " Intolerante yo ? "" Yo hablo con cualquier pobre
diablo " o " con mi peor adversario ". "aun con quienes solamente
quieren perjudicarme. "- etc. etc. . Últimamente esta tolerancia se
extiende a las agresiones no verbales y hasta a las medidas de fuerza
. Somos mas democráticos que los países del primer mundo.
honestidad desvergüenza en una conversación cínica o manipulativa .
Para dialogar hay que reconocer al otrodel dialogo. No le pasó a Vd. .
cuando utilizó por primera vez un radio transmisor , hablar
creyendo que lo escuchaban mientras el otro hacía exactamente lo
mismo ( sucede cuando ambos oprimen el botón del micrófono al
mismo tiempo. Un error puramente técnico ).
El diálogo es esencial para la democracia ,pero no nos
engañemos,ni escandalicemos :lo que quiere la gente ( fundada en
sus derechos constitucionales ), es . Es mas importante que
aprendamos a respetar a los demás que fingir un falso diálogo . El
dialogo auténtico surgirá , de todos modos, de la propia mecánica de
la comunicación si cumplimos con algunas condiciones mínimas , de
las cuales cito solo dos :1) No cortar la comunicación después de la
respuesta ( como lo hacen por ejemplo, los militares con el famoso
" puede retirarse"! ), y 2 ) Basar , de alguna manera , nuestras
respuestas en el parlamento del otro.
Si no tomamos estas precauciones ,con seriedad , el producto
no será un dialogo de verdad...- Salvo, por supuesto, que cambiemos
la conjugación del verbo dialogar. Se me ocurre una que refleja
bastante bien lo que en realidad hacemos cuando pensamos que
estamos dialogando :
Yo dialogo
Tu te opones
El inferfiere
Nosotros tenemos la razón
Vosotros criticais injustamente y
Ellos no entienden nada .