Vous êtes sur la page 1sur 13

SUMARIO EJECUTIVO

En resumen esta obra esta hecha para aquellos que quieren saber
sobre la cultura y el principal objetivo que tiene esta con el ser
humano y para los que piensan que la labor más útil de la cultura es
fortalecer nuestras vidas y ayudar a conocernos mejor.

Algo muy importante para guiarnos en el mundo moderno, para


saber como comportarse en este nuevo mundo, aclara lo que es la
cultura hoy en día y recupera la imagen perdida de la formación y
educación cultural.

Un lúcido e irónico recorrido por todos los saberes, las artes y las
letras de Occidente.

En la época que vivimos la ética se ha visto sustituida por lo fácil


que tenemos de ver la vida, la educación y el civismo por nuestros
actos consentidos, y la cultura ha sido desplazado por otras
circunstancias.

La cultura todo lo que hay que saber, es una obra que responde a
esa necesidad a que todos tenemos de encontrar la información
adecuada, de guiarnos en medio de tanto exceso de datos.

Para el autor lo malo de la enseñanza y el nivel educativo está muy


distorsionado sin llegar a un fin , un objetivo y es necesario
encontrar el modo de que los estudiantes puedan comunicarse y
orientarse a través de unos conocimientos acordes.
Fue precisamente esta apreciación lo que llevó al autor a plantearse
la necesidad de escribir esta guía cultural, esta tecnica que tubo el
autor para orientar al lector en distintos campos del saber: desde la
Historia a la ciencia, pasando por la política, la literatura, el arte, la
música.
RESUMEN DE LA LECTURA

Bueno en resumen del libro nos da entender que la ética del


esfuerzo se ha visto sustituida por lo fácil que tenemos de ver las
cosas y la cultura por un sucio mercado de productos totalmente
carentes de interés. nunca hemos asistido a una variedad y
diversidad de productos culturales accesibles al ciudadano medio
mínimamente comparable a la actual dado que ningún modelo de
sociedad del pasado es comparable al actual, que esa es otra. , por
ejmplo un producto como un cassette de la Orquesta Mondragón,
en el pasado era privativo de las elites político-económicas que lo
eran también culturales: sólo ellas podían pagar, y encargar como
producto de consumo privado, esta música celestial. Pero ahora,
cualquier desarrapado de medio pelo te consigue la cassette y se
pone a escucharla como si la entendiera, para horror y pavor de los
bienpensantes.

De lo que se trata, en consecuencia, es de indagar en la


complejidad, extremada en todos los órdenes de la vida, de extraer
los elementos de interés para el individuo y de interpretar
correctamente un entorno cada vez más inaprehensible. Para eso,
entre otras cosas, están los medios de comunicación, el sistema
educativo o las organizaciones políticas. Y para eso están también
los manuales de autoayuda y sucedáneos.
El libro trata también de que se critica la educación actual en todos
los niveles y el sistema educativo con especial énfasis en lo alemán
en todo el libro y se da una visión general sobre como debería ser la
educación correctamente para alcanzar los niveles de la ética
cultural , no enfocada hacia la memorización y si a la comprensión,
más enfocada hacia la dialéctica y la comprensión de los procesos
de diferente tipo, desde históricos hasta matemáticos.

En un contexto como el de la cultura, es más, la alta cultura o la


cultura clásica, como el que aborda este libro, el concepto “manual
de autoayuda” parece en principio una aporía. La adquisición del
saber y el disfrute de la cultura en toda su extensión no deberían
ser pasto de formulitas y resúmenes estereotipados como los que
hacen este tipo de publicaciones.

La estructura del libro compendia todo lo que a juicio del autor es


relevante a partir de una división en dos grandes partes, tituladas
“saber” y “poder”.

En la primera parte el “saber” , Schwanitz centra en la historia


de nuestra civilización (europea), empezando desde sus
fundamentos jadeo-cristianos, pasando por Grecia y Roma hasta el
comienzo de la actualidad. Hace un resumen por siglos de todo el
mundo, de Europa y de los países más influyentes en dicha época y
efectúa un resumen de la historia del mundo occidental
fundamentado, inevitablemente, en las herencias grecorromana y
judeocristiana a partes iguales, una revisión de la evolución del arte,
la literatura, la música, un “estado de la cuestión” ideológico y
filosófico, y una referencia final a la batalla de los sexos es decir, la
esclavitud sistemática a la que el modelo patriarcal sometió a las
mujeres hasta hace muy poco, y aun ahora; en la próxima comida
familiar mi madre me dará ración doble de postre.

El autor toma como relativo a Europa y, a partir de dos fuentes, la


Biblia y los relatos de Homero, va de Atenas a Roma, de Roma al
renacimiento y desarrollo de Europa durante la Edad Media y el
Renacimiento; pasa al proceso de cristianización de Europa, al
imperio de los tiranos y la época de decadencia, para plantear luego
la necesidad explícita de un renacer cultural.

El capitulo más interesante es el de la historia de la filosofía como


ciencia del saber, donde se junta ciencia, economía, filosofía... hace
un resumen de las grandes ideas y de los grandes personajes que
han circulado por la historia, explicando las grandes teorías de
manera comprensible.

En la segunda parte “el poder” es una reflexión más genérica


sobre, en esencia, cómo aplicar adecuadamente en el mundo de
hoy lo aprendido a raíz de la inmersión del individuo en lo que la
cultura tiene que ofrecer .

Esta segunda parte es más ensayo que la primera, que es mas


enciclopédica. Se habla de la parte oculta de la cultura, como es el

lenguaje (la forma de transmitirla), la inteligencia, se hacen


reflexiones sobre el saber, creatividad... es la parte más floja (o por
lo menos eso me parece a mi, no me ha gustado mucho y hasta me
he saltado alguna parte).
La primera parte es en su conjunto muy buena, un resumen
excelente y muy útil para encuadrar alguna obra. es también más
desestructurada y personal, y en realidad viene a responder a las
obsesiones del autor, lo cual no es necesariamente malo por
ejemplo, es divertido el capítulo dedicado a “lo que no hay que
saber”, casi volcado a la crítica del periodismo rosa-amarillo; el tío
debía –porque está muerto, por desgracia- veranear en España, y
está muy bien la revisión final dedicada a “lo que Usted debería
saber de otros países”. En realidad, esta breve lectura del carácter
nacional de estadounidenses, franceses, alemanes, ingleses, viene
a ser una colección de tópicos, es decir, se ajusta casi
perfectamente a la realidad (impagable la referencia a los españoles
y su obsesión por el honor, significada en frases tan grandes como
esta: En España imperan las normas más estrictas de una
grandeza contenida, como se pone de manifiesto en el flamenco o
en los movimientos del torero en una corrida de toros

El principal defecto de este libro es que se trata de un libro


publicado en Alemania y es, además, un libro pensado
exclusivamente para el público alemán. Esto quiere decir que, sobre
todo en algunos apartados muy localizados, la alemania de la forma
o expresión del saber que se esté describiendo es notoria, y
excesiva.

La historia, que a partir de 1871 pasa a ser directamente historia de


Alemania; en la literatura, donde el peso específico de las obras en
lengua alemana es claramente superior a lo razonable; y de la
filosofía qué les voy a contar No quieres más filosofía alemana .

Se critica mucho a la sociedad actual, sus bases irracionales y sus


creencias desalmadas. Hay capitulos que parecen una burla
completa, como el de "lo que no hay que saber", que enseña a no
hablar de futbol y en el resumimos el ejemplo que a los hombres,
excepto a los intelectuales, les convendría ignorar ciertas cosas,
sobre todo en materia de futbol. El que sea capaz de decir cómo
jugó el Schalke frente al Borussia Dortmund en 1969, quién metió
los goles y qué jugadores fueron sustituidos durante el partido, está
demostrando ser un experto en futbol; pero es bastante más difícil
que al mismo tiempo sea un conocedor de la obra tardía de Goethe,
incluidos sus trabajos de morfología. No obstante, después de 1969
se consideró que los intelectuales tuviesen conocimientos de futbol,
siempre que además se fuera marxista o al menos sociólogo y se
buscara el contacto con las masas trabajadoras".tambien se
recomienda que no se ve la televisión y a no leer revistas del
corazón.

Con este texto el académico alemán confirma su amor al arte y la


cultura, pero sobretodo al prójimo.

Dietrich Schwanitz dice que la fanfarronería lo único que delata es


la ignorancia. La cultura no se ostenta, no es un campo en el que se
busque el aplauso de los demás. Está totalmente prohibido
demostrar la inferioridad del interlocutor sometiéndolo a una batería
de preguntas; el esnobismo cultural es una prueba de incultura. La
capacidad de comportarse civilizadamente forma parte de la cultura,
cuyo verdadero objetivo es una comunicación libre de coacción.

También se dice que la cultura es la forma en que espíritu, carne y


civilización se convierten en persona y se reflejan en el espejo que
son los demás".
Creo que no importa cuánto se lea, ni qué tan rápido. Lo cierto es
que, en la actualidad es prácticamente imposible leer todo lo
necesario para considerarse un hombre universal.
Hay muy poca gente capaz, hoy en día, de tener un conocimiento
amplio sobre las bases de la cultura occidental. Aún los eruditos
deben discriminar mucha información y especializarse para poder
conocer un tema a profundidad.

En esta sociedad de conocimiento fragmentario, este libro es un


oasis en el desierto, una guía que enmarque algunas de las lecturas
indispensables que se deben hacer, con un marco histórico, social,
filosófico y, en general, cultural.

"La cultura" es un libro pensado para aquellos a quienes la vida no


nos alcanza para leer todo lo que tendríamos que leer y nos permite
tener una visión a ojo de pájaro, de cuáles son nuestros principales
huecos culturales, para que, el lector ocupado seleccione mejor su
próxima lectura, visita a museo o adquisición de material
discográfico.

Para mi gusto personal, tiene un defecto menor: está orientado a la


cultura alemana y el autor ignora a los grandes escritores
latinoamericanos modernos como Borges y García Márquez, sin
embargo, no se puede, en un texto tan conciso, cubrir toda la gama
cultural de los últimos 3,000 años.
Siempre recordaremos a Dietrich como un ser humano lleno de
amor a la cultura y al ser humano.
Este es un libro para aquellos que quieren tener una relación viva
con su cultura. Muchas veces el conocimiento se ha visto
encorsetado por fórmulas y barreras, y se ha alejado de su labor
más útil, que es enriquecer nuestras vidas y ayudar a conocernos
mejor. ¿Cómo y por qué surgieron la sociedad moderna, el Estado,
la ciencia, la democracia o la administración?
Este libro aborda los episodios remotos y centrales del Antiguo y
Nuevo Testamento; la emergencia de los Estados y la epopeya de
la modernización, las revoluciones y la democracia; la evolución de
la literatura, el arte y la música a través de sus grandes obras; el
desarrollo de la ciencia y la filosofía, el campo de batalla de las
ideologías, cosmogonías y teorías; pero también la educación que
dan los libros, los colegios o universidades, los periódicos y los
foros de opinión. Un cuadro cronológico, una breve relación de los
libros que han cambiado el mando y consejos de lectura aumentan
la utilidad de esta obra imprescindible.

aquí, en este breve espacio, no caeremos en la vana pretensión de


aclarar un aspecto de la vida del hombre tan esencial, como es el
concepto de cultura. Se da por sentado que se trata de un todo
complejo que se relaciona con ciencias, tecnologías, hábitos,
costumbres, creencias, organización del estado, etc.

En este caso se trata de la cultura europea, pero de allá llegó hasta


nosotros, de modo que nos guste o no somos depositarios de ella.
Schwanitz logra su objetivo: condensar en casi seiscientas páginas
una síntesis de la cultura del Viejo Mundo. Este esfuerzo, titánico,
por decir algo más o menos obvio, concluyó en que el presente libro
se haya convertido en lo que hoy se denomina “best seller”; y aquí
habrá que tomar el lugar común desde la perspectiva meliorativa.
Que hay más de algún libro valioso que pueda entrar en la
categoría de “best seller”, sin desmerecer su calidad.

La obra del puede considerarse como una Biblia cultural. Profesor


de cultura y literatura inglesa en la Universidad de Hamburgo,
parece que se hartó de la ignorancia de sus alumnos y se dedicó a
la tarea de demostrar que las momias no son los habitantes de
Egipto, que las pirámides no son montañas, que el Quijote no lo
escribió Shakespeare y etc. Entonces fue necesario hablar de
Platón, Aristóteles, La Ilíada, de la Biblia, de Grecia, del
Cristianismo, de la Edad Media, de la Edad Moderna, de la Reforma
y el nacimiento de los estados europeos, del siglo XVII, del XVIII,
con su Ilustración, modernización y revoluciones, de la Edad
Contemporánea, de la Segunda Guerra Mundial. Y agréguese, de
literatura, de arte, de filosofía, de las concepciones científicas del
mundo, de la historia y debate sobre los sexos, en fin. Y el remate
de la obra incluye una segunda parte con las reglas que rigen la
comunicación entre los intelectuales, más un capítulo extraordinario
que denomina “La casa del lenguaje”, más el mundo del libro y la
escritura, referencias clásicas, claras y enriquecedoras acerca de la
inteligencia, el talento y la creatividad. Y, como colofón, comentarios
plenos sobre los libros que han cambiado el mundo. Y por si fuera
poco, libros que el autor recomienda.

Todo lo anterior ha sido un intento de nuestra parte por incitar al


lector de este comentario a la lectura de esta obra valiosísima. La
historia de Europa es apasionante, tanto como la del arte y la
música. En este libro están los trazos fundamentales. Lo mismo que
las grandes ideologías y sus filósofos, junto con las concepciones
científicas de cada época. A estas alturas cualquier lector inteligente
entra en el delirio del conocimiento y la información, se deja llevar
por el autor, comparte la aventura del saberpor ejemplo. En el
capítulo llamado “El mundo del libro y la escritura”, plantea la
relevancia que tiene para nuestra cultura la metamorfosis del
lenguaje hablado en texto. Y aquí son dos los factores que están
matando a tal lenguaje hablado: la televisión, desde luego, donde
los ignaros suelen alcanzar categoría de dioses del Olimpo, así
como la pobre escuela actual, donde cada vez se concede menor
importancia a la expresión escrita. De aquí el autor lleva al mundo
de los libros. Y usted, lector, sabrá cómo ha de actuar en librerías y
bibliotecas, porque claro está que ante la inmensidad de las
publicaciones existentes uno se siente, a lo menos, un poco
desconcertado. Aquí hay una ayuda esencial.

Schwanitz aborda un asunto importante al final: lo que no habría


que saber. Toda esa trivialidad que es justamente lo que muchos
conocen: la vida privada de actores, del “jet set”, incluyendo el
modestísimo de Chile, y, consecuencialmente de futbolistas y
aprendices y ya buenas alumnas de meretrices que deambulan por
la televisión y el mundo de la farándula.

Este libro se dedica, en fin, a la “cultura culta”, pero también a la


otra que se ha ido disgregando de la contemporaneidad y que
paulatinamente se va alejando de nosotros como un cosmos del
saber sobre Schiller, Schopenhauer o Velásquez u Homero que ya
no sirven para nada. Salvo, naturalmente, que uno se interese por
la cultura.
Citas Notables

La ética del esfuerzo se ha visto sustituida por lo fácil que tenemos


de ver las cosas y la cultura por un sucio mercado de productos
totalmente carentes de interés.

un producto como un cassette de la Orquesta Mondragón, en el


pasado era privativo de las elites político-económicas que lo eran
también culturales: sólo ellas podían pagar, y encargar como
producto de consumo privado, esta música celestial. Pero ahora,
cualquier desarrapado de medio pelo te consigue la cassette y se
pone a escucharla como si la entendiera, para horror y pavor de los
bienpensantes.

El libro trata también de que se critica la educación actual en todos


los niveles y el sistema educativo con especial énfasis en lo alemán
en todo el libro y se da una visión general sobre como debería ser la
educación correctamente para alcanzar los niveles de la ética
cultural.

"La cultura" es un libro pensado para aquellos a quienes la vida no


nos alcanza para leer todo lo que tendríamos que leer y nos permite
tener una visión a ojo de pájaro, de cuáles son nuestros principales
huecos culturales, para que, el lector ocupado seleccione mejor su
próxima lectura, visita a museo o adquisición de material
discográfico.
aquí, en este breve espacio, no caeremos en la vana pretensión de
aclarar un aspecto de la vida del hombre tan esencial, como es el
concepto de cultura. Se da por sentado que se trata de un todo
complejo que se relaciona con ciencias, tecnologías, hábitos,
costumbres, creencias, organización del estado

Juicio Critico

La ética se ha visto dañada porque la gente en la actualidad le da


mas importancia y mas peso a las cosas por vanidad y por un
sucio mercado de productos totalmente carentes de interés y no por
aprender o concienciar en si una verdadera cultura.
Es por esto que el autor pone un buen ejemplo:

En la que un producto como un cassette de la Orquesta


Mondragón, en el pasado era privativo de las elites político-
económicas que lo eran también culturales: sólo ellas podían pagar,
y encargar como producto de consumo privado, esta música
celestial. Pero ahora, cualquier desarrapado de medio pelo te
consigue la cassette y se pone a escucharla como si la entendiera,
para horror y pavor de los bienpensantes.

El libro critica a la educación actual en todos los niveles y el sistema


educativo porque cree que esto esta totalmente errado sin lograr un
fin u objetivo en la actualidad y ve de una forma u otra como
debería ser la educación correctamente para alcanzar los niveles de
la ética cultural.
"La cultura" es un libro pensado para aquellos a quienes la vida no
nos alcanza para leer todo lo que tendríamos que leer y nos permite
tener una visión a ojo de pájaro, esto quiere decir que es muy
amplio la cultura y la vida seria muy corto en esta actualidad de
muchos conocimientos, y se busca nuestro beneficio y nuestros
principales lecturas culturales, para que, y para que así el lector
ocupado seleccione mejor su próxima lectura

aquí, en se trata de aclarar un aspecto de la vida del hombre tan


esencial en todo el transcurso que pasa este, como es el concepto
de cultura. Se da por sentado que se trata de un todo complejo que
se relaciona con ciencias, tecnologías, hábitos, costumbres,
creencias, organización del estado para que esto pasen por la vida
del hombre la reestablezca y la haga mejor

Centres d'intérêt liés