Vous êtes sur la page 1sur 1

Soy el rbol (Monologo)

Se abre el teln
Aparece un hombre con vestuario de rbol y caminando de un lado a otro del escenario va
comentando.

-Soy el rbol, y mi vida es la ms paradjica de todos los seres que habitamos
este planeta; y puede resultar pesimista o fatalista esto, pero es la realidad.
Sin m, tal vez ustedes no existiran, porque mi trabajo silencioso de producir
oxigeno a travs de la fotosntesis, es el proceso que mantiene la vida en nuestro
planeta, adems, mis hojas son como ventiladores para quienes se colocan
bajo mi cuerpo y muchos de nosotros juntos permitimos que la temperatura del
ambiente baje y sea ms agradable.

No se han dado cuenta que donde no estamos todo es inhspito?
Y aclaro lo que coment al principio con algunos ejemplos.
Nos talan para hacer lea de nuestros troncos.
Somos lo primero que derrumban cuando construyen alguna solucin
habitacional e igualmente a cada momento en las ciudades con argumentos tan
vacuos, como por ejemplo, que nuestras races tumban las casas.

Si damos fruto nos bombardean a palo y piedra y si son flores nos cortan
tallo, hoja y flor, pero solo utilizan la ultima.
Somos, segn algunos utpicos amos, los mejores amigos pero como no
ladramos ni mordemos como el perro, somos mascotas para dar y no recibir.

Quin se muda y se lleva un rbol?
Cuntos de ustedes han sembrado alguno?
Somos necesarios pero no indispensables.
Y nos escriben himnos, canciones, poesas y hasta somos testigos mudos de todo
tipo de romance, pero el amor hacia nosotros est representado por el
beneficio que demos.

A veces me pregunto que pasara si pudiramos caminar?
De seguro solo uno de un milln se quedara donde est actualmente y la
civilizacin se la pasara en un eterno vagar en busca de nosotros.