Vous êtes sur la page 1sur 2

Acción de amparo (ley 16.

986)

La acción de amparo es una resolución rápida, efectiva, para resguardar los derechos de las personas físicas o
jurídicas que se ven afectados de manera abusiva por alguna autoridad publica. La ley que regula la acción de
amparo ha sido creada en 1966, y, a pesar de su olvido durante las dictaduras es muy relevante su existencia.
En el Art. 6 de la ley 16.986 se establecen las características que debe cumplir la demanda para que la acción
de amparo proceda:
Artículo 6º — “La demanda deberá interponerse por escrito y contendrá:
a) El nombre, apellido y domicilios real y constituido del accionante;
b) La individualización, en lo posible, del autor del acto u omisión impugnados;
c) La relación circunstanciada de los extremos que hayan producido o estén en vías de producir la lesión del
derecho o garantía constitucional;
d) La petición, en términos claros y precisos.”
Esta es una enumeración taxativa de los requisitos formales que debe cumplir la demanda para poder identificar
los agravios y a los actores de los mismos.
En el Art.7 se aclara que la prueba que la persona afectada debe presentar es de gran importancia para
comenzar el proceso:
Artículo 7º — “Con el escrito de interposición, el accionante acompañará la prueba instrumental de que
disponga, o la individualizará si no se encontrase en su poder, con indicación del lugar en donde se encuentre.
Indicará, asimismo, los demás medios de prueba de que pretenda valerse.
El número de testigos no podrá exceder de cinco por cada parte, siendo carga de éstas hacerlos comparecer a
su costa a la audiencia, sin perjuicio de requerir el uso de la fuerza pública en caso de necesidad.
No se admitirá la prueba de absolución de posiciones.”
En el Art. 8 se regula el proceder del juez cuando los requisitos previos ya fueron cumplidos:
Artículo 8º — “Cuando la acción fuera admisible, el juez requerirá la autoridad que corresponda un informe
circunstanciado acerca de los antecedentes y fundamento de la medida impugnada, el que deberá ser
evacuado dentro del plazo prudencial que fije. La omisión del pedido de informe es causa de nulidad del
proceso.
El requerido deberá cumplir la carga de ofrecer prueba en oportunidad de contestar el informe, en la forma
establecida para el actor.
Producido el informe o vencido el plazo otorgado sin su presentación, no habiendo prueba del accionante a
tramitar, se dictará sentencia fundada dentro de las 48 horas, concediendo o denegando el amparo.”
Artículo 9º — Si alguna de las partes hubiese ofrecido prueba, deberá ordenarse su inmediata producción,
fijándose la audiencia respectiva, la que deberá tener lugar dentro del tercer día.
El Art. 12 da las características que debe cumplir la sentencia:
Artículo 12. — “La sentencia que admita la acción deberá contener:
a) La mención concreta de la autoridad contra cuya resolución, acto u omisión se concede el amparo;
b) La determinación precisa de la conducta a cumplir, con las especificaciones necesarias para su debida
ejecución;
c) El plazo para el cumplimiento de lo resuelto.”
La ley que regula la acción de amparo es muy clara en su proceder y demuestra el rápido accionar del recurso
para resguardar algo tan importante como los derechos de las personas. A su vez como lo muestra el Art. 15 no
es probable la negación de del recurso pero la ley prevé igual esta situación, pues se caracteriza por ser una ley
que no presenta lagunas.
Artículo 15. — “Sólo serán apelables la sentencia definitiva, las resoluciones previstas en el artículo 3º y las que
dispongan medidas de no innovar o la suspensión de los efectos del acto impugnado. El recurso deberá
interponerse dentro de 48 horas de notificada la resolución impugnada y será fundado, debiendo denegarse o
concederse en ambos efectos dentro de las 48 horas. En este último caso se elevará el expediente al respectivo
Tribunal de Alzada dentro de las 24 horas de ser concedido.
En caso de que fuera denegado, entenderá dicho Tribunal en el recurso directo que deberá articularse dentro
de las 24 horas de ser notificada la denegatoria, debiendo dictarse sentencia dentro del tercer día.”
El Art.18 muestra el ámbito de aplicación de la ley
Artículo 18. — Esta ley será de aplicación en la Capital Federal y en el territorio de Tierra del Fuego, Antártida e
Islas del Atlántico Sur.
Asimismo, será aplicada por los jueces federales de las provincias en los casos en que el acto impugnado
mediante la acción de amparo provenga de una autoridad nacional.
Acción de habeas corpus

La ley que regula la acción de habeas corpus es tan relevante para la protección de los derechos de las
personas como la que se encarga de regular la acción de amparo. El procedimiento del habeas corpus rechaza
la violación de los derechos humanos que se encuentran tutelados en la CN.
El art. 2 se encarga de regular el territorio en donde sera aplicada la ley:
Art. 2º – “Jurisdicción de aplicación. La aplicación de esta ley corresponderá a los tribunales nacionales o
provinciales, según el acto denunciado como lesivo emane de autoridad nacional o provincial. Cuando el acto
lesivo proceda de un particular se estará a lo que establezca la ley respectiva.”
El Art. 3 es claro al describir las situaciones en las cuales la acción del habeas corpus será procedente:
Art. 3° – “Procedencia. Corresponderá el procedimiento de hábeas corpus cuando se denuncie un acto u
omisión de autoridad pública que implique:
1° Limitación o amenaza actual de la libertad ambulatoria sin orden escrita de autoridad competente.
2° Agravación ilegítima de la forma y condiciones en que se cumple la privación de la libertad sin perjuicio de las
facultades propias del juez del proceso si lo hubiere.”
Art. 8º – “Competencia. Cuando el acto denunciado como lesivo emana de autoridad nacional conocerán de
los procedimientos de hábeas corpus:
1° En la Capital Federal los jueces de primera instancia en lo criminal de instrucción.
2° En territorio nacional o provincias los jueces de sección, según las reglas que rigen su competencia
territorial.”
Art. 9° – “Denuncia. La denuncia de hábeas corpus deberá contener:
1° Nombre y domicilio real del denunciante.
2° Nombre, domicilio real y demás datos personales conocidos de la persona en cuyo favor se denuncia.
3° Autoridad de quien emana el acto denunciado como lesivo.
4° Causa o pretexto del acto denunciado como lesivo en la medida del conocimiento del denunciante.
5° Expresará además en qué consiste la ilegitimidad del acto.
Si el denunciante ignorase alguno de los requisitos contenidos en los Nros. 2°, 3° y 4°, proporcionará los datos
que mejor condujeran a su averiguación.
La denuncia podrá ser formulada a cualquier hora del día por escrito u oralmente en acta ante el secretario del
tribunal; en ambos casos se comprobará inmediatamente la identidad del denunciante y cuando ello no fuera
posible, sin perjuicio de la prosecución del trámite, el tribunal arbitrará los medios necesarios a tal efecto.”
Art. 15. – “Prueba. Si de oficio o a pedido de alguno de los intervinientes se estima necesario la realización de
diligencias probatorias, el juez determinará‚ su admisibilidad o rechazo de acuerdo con la utilidad o pertinencia
al caso de que se trata. La prueba se incorporará en el mismo acto y de no ser posible el juez ordenará las
medidas necesarias para que se continúe la audiencia en un plazo que no exceda las 24 horas.”
Art. 20. – “Procedimiento de apelación. Concedido el recurso los intervinientes serán emplazados por el juez
para que dentro de 24 horas comparezca ante el superior, poniendo el detenido a su disposición. Si la Cámara
tuviere su sede en otro lugar, emplazará a los intervinientes para el término que considere conveniente según la
distancia.
En el término de emplazamiento los interviniente podrán fundar el recurso y presentar escritos de mejoramiento
de los fundamentos del recurso o la decisión.
La Cámara podrá ordenar la renovación de la audiencia oral prevista en los artículos 13, 14, 15 y 16 en lo
pertinente, salvando el tribunal los errores u omisiones en que hubiere incurrido el juez de primera instancia La
Cámara emitirá la decisión de acuerdo a lo previsto en los artículos 17 y 18.”