Vous êtes sur la page 1sur 2

DNA procarionte

Se llama procariota a las células sin núcleo celular diferenciado, es


decir, cuyo ADN se encuentra disperso en el citoplasma. Las células
que sí tienen un núcleo, es decir con el ADN encerrado tras una
cubierta membranosa se llaman eucariotas y constituyen las formas
de vida más conocidas y complejas, las que forman el imperio o
dominio Eukarya.

En la imagen se ve el esquema de una célula procariota. En el centro,


Nucleoide (ADN). Nucleoide (que significa Similar al núcleo y también
se conoce como Región nuclear o Cuerpo nuclear) es la región que
contiene el ADN en el citoplasma de las células procariotas. Esta
región es de forma irregular.

En las células procariotas, el ADN es una única molécula larga,


generalmente circular y de doble filamento, compactado y plegado,
que se encuentra ubicada en un sector de la célula que se conoce con
el nombre de Nucleoide, que no implica la presencia de membrana
nuclear. Es desnudo o no Histónico no esta combinado con Histonas
(proteínas nucleares) pues no hay Carioteca en células procariotas.
Posee una replicación específica llamada Bidireccional o replicación
Tetha. Dentro del Nucleoide pueden existir varias copias de la
molécula de ADN.

Este sistema para guardar la información genética contrasta con el


sistema existente en células eucariotas, donde el ADN se guarda
dentro de un orgánulo con membrana propia llamado núcleo. La
evidencia experimental sugiere que el Nucleoide está compuesto
fundamentalmente por ADN (60%), con pequeñas proporciones de
ARN y proteínas. Estos dos últimos componentes actúan como ARN
mensajero y como proteínas reguladoras del genoma.

El cromosoma procariótico está ligado a la membrana plasmática, no


contiene histonas, y no se encuentra rodeado por una membrana
nuclear. El cromosoma bacteriano, que contiene todas las
informaciones necesarias para el funcionamiento y estructuración
celular.
Las bacterias pueden contener además del cromosoma, moléculas de
DNA doble pequeñas y circulares, denominadas plásmidos. Esas
moléculas son elementos genéticos extracromosómicos, no
esenciales para la supervivencia bacteriana, y poseen mecanismos de
replicación independientes del DNA cromosómico. La ventaja de
poseer un plásmido es que puede contener genes de resistencia a los
antibióticos, tolerancia a los metales tóxicos, síntesis de enzimas, etc.