Vous êtes sur la page 1sur 2

La Lengua Oral: La comunicacin es un proceso, una accin, basada en

unas destrezas expresivas e interpretativas, por lo que la expresin oral


debe entenderse como tal, junto a la comprensin oral, la lectura y la
escritura
Aspectos generales de la expresin Oral: Los aspectos generales de la
expresin oral es el punto principal del presente trabajo: aspecto fnico,
verbalismo aspecto gramatical, los vulgarismos.
Aspecto fnico
Es el nivel de los fonemas y los sonidos a los que superponen el acento y
la entonacin. Los fonemas constituyen la imagen mental de un sonido de
la lengua que hablamos; es decir, si tenemos palabras como pero, reja,
era, etc., podramos observar que la pronunciacin de la e puede ser en
algunos casos ms abierta y, en otros ms cerrada, pero eso no cambia la
existencia de un solo fonema /e/ que como imagen abstracta est en la
mente. El sonido, en cambio, es lo que realmente pronunciamos, es de
naturaleza concreta y constituye la realizacin material del fonema.
El verbalismo
Es un error lexical que consiste en dar ms importancia a las palabras que
a los conceptos. Este error implica una falta conceptual, y se encuentra
muy generalizado.
El Aspecto gramatical
El aspecto gramatical o aspecto verbal, en lingstica, es una propiedad
que poseen los verbos y las perfrasis verbales, para sealar si la accin
que expresan ha concluido o no en el instante de referencia indicado en la
oracin, es decir, se refiere a los diferentes estados del desarrollo de la
accin expresada por el verbo.
Los Vulgarismos
Un vulgarismo es una expresin morfolgica, fontica o sintctica
empleada en lugar de la palabra correcta y que no se considera parte de la
llamada lengua culta. Sin embargo, muchas expresiones que antiguamente
se consideraban vulgarismos hoy se aceptan y son de uso comn (por
ejemplo, adeco en lugar de adecuo). Los vulgarismos no han de ser
necesariamente signos de ignorancia, sino que dependen del contexto (la
regin) en el que se halla el hablante. Hasta no hace mucho, no era raro
que se trataran como vulgarismos simples variantes del espaol, en
particular muchos giros americanos, como recin, no ms, etc., que
actualmente estn aceptadas como correcta.