Vous êtes sur la page 1sur 1

N° 186

jueves, 7 de enero de 2010

El PSOE bloquea las soluciones del PP


para salir de la crisis
El PSOE ha rechazado todas y cada una de las 48 proposiciones de ley
presentadas por el PP durante 2009 para salir de la crisis

El PP presenta una alternativa coherente a la errática política de ZP

Gobierno Socialista Alternativa del PP


Subida de impuestos Bajadas selectivas del impuesto de sociedades y el
IVA.
Incremento del paro Acuerdo Social, rebaja de las cotizaciones y
políticas activas de empleo
Caída de la competitividad Reformas estructurales e apoyar a los sectores
productivos inversión en I+D+i
Aumento del gasto supérfluo Austeridad, rebaja del gasto administrativo y
reducción de altos cargos y asesores
Aumento del déficit Recuperar la estabilidad presupuestaria
Cierre de empresas Reactivar la actividad económica: liquidez para las
familias y las PYMEs, y rebaja de impuestos.
Sin dialogo social Reforma laboral para abaratar la contratación y
combatir la temporalidad
Ahogar a la clase media Medidas de apoyo a las familias

El gobierno reconoce que el PP ganará


las elecciones
El gobierno ya reconoce en público lo que saben todos los españoles:
hasta que España no tenga un gobierno que gobierne es imposible que se
genere empleo

El número dos de economía, José Manuel Campa, admite ya en público que es


imposible volver a las cifras de empleo que recibió Zapatero al llegar al poder en esta
legislatura. El único partido que ha demostrado capacidad para recomponer el
desastre económico y social de las políticas neo-marxistas del PSOE es el PP.

Las soluciones que Zapatero ofrece a los más de 4 millones de parados son:
 Decir que el paro mejora porque cada vez quedan menos trabajadores para ser
despedidos.
 Decir que estamos en un buen momento para comprar una vivienda porque en
julio suben los impuestos y en 2011 suprimen las ayudas.
 Hacerse la foto con el presidente que prometió crear 800.000 puestos de trabajo y
dejó el poder con un 22% de paro: Felipe González.
 Amenazar con la reforma de las pensiones.

El gobierno cree que los españoles somos tontos