Vous êtes sur la page 1sur 4

Taller de composición

básica. Unidad 3. El
acompañamiento del piano.
Asignatura: Armonía I y II.

Curso 2009-2010
CIEM Federico Moreno Torroba
Profesor: Santiago Rodiño
Taller de composición básica. Unidad 3. El acompañamiento del piano.

TALLER DE COMPOSICIÓN BÁSICA

UNIDAD 3. EL ACOMPAÑAMIENTO DEL PIANO.

1. DISEÑO DEL ACOMPAÑAMIENTO

Nuestro objetivo final en el taller es componer una breve pieza para instrumento solista
(que ejecutará la parte melódica) y piano.

Existen infinitas posibilidades para escribir un acompañamiento. Pero por el momento,


intentaremos que el registro del acompañamiento sea lo más uniforme posible. El objetivo
es lograr el mínimo movimiento posible al pasar de un acorde a otro. Esta uniformidad del
registro ayuda a lograr coherencia armónica y una mayor comodidad de la práctica
instrumental.

Utilizaremos para el acompañamiento una técnica similar a la adaptación por enlace


armónico de la melodía. Es decir, notas comunes se mantienen y las demás se mueven lo
menos posible.

Para ello nada mejor que volver al final de la primera unidad. ¿Recordáis que teníamos ya la
forma musical elegida y la estructura armónica decidida? Buscad el último ejercicio que
consistía en escribir toda esa estructura para cuatro voces a la manera tradicional. Esta
escritura a cuatro voces nos servirá como boceto para el acompañamiento del piano,
siguiendo los pasos que exponemos a continuación:

• Primer paso: Distribución de las cuatro voces a dos manos. Escribiremos las
tres voces superiores (para las que habíamos elegido una posición cerrada) en la
clave de sol para la mano derecha. La voz de bajo (posiblemente reforzada en
octavas) se queda sola en la clave de fa para ser ejecutada por la mano izquierda.

• Segundo paso: Elegir un patrón rítmico. En vez de utilizar los acordes en


bloque como en la escritura a cuatro voces, nos basamos en un patrón rítmico, de
los que exponemos a continuación como ejemplo:

Modelo 1

Modelo 2

Unidad 3 Página 2
Taller de composición básica. Unidad 3. El acompañamiento del piano.

Modelo 3. Tipo Alberti.

Más modelos adjuntos en Anexo II (Libro de Armando Zenón Ballesteros).

No es necesario mantenerse absolutamente fiel al patrón rítmico. Si por razones de


conveniencia hay que modificarlo, como las modificaciones cadenciales de la melodía, o
incluso cambiarlo, podemos hacerlo pero siempre manteniendo la máxima de la
uniformidad y la facilidad para la práctica.

Analiza el acompañamiento del piano en el siguiente ejemplo.

Unidad 3 Página 3
Taller de composición básica. Unidad 3. El acompañamiento del piano.

2. EL ACOMPAÑAMIENTO EN RELACIÓN A LA MELODÍA

La melodía debe prevalecer, en lo que a sonoridad se refiere, sobre el acompañamiento.


Debe escucharse con total claridad y el acompañamiento debe favorecer y mejorar la
melodía, no estorbar y dificultar su escucha.

En cierto modo eso ya lo conseguimos por la instrumentación. Como la melodía la


escribimos para un instrumento diferente del piano, la diferencia de timbres ya contribuye a
la separación entre melodía y acompañamiento. Pero no es suficiente.

• En primer lugar, sólo escribiremos melodías para instrumentos que se muevan en


un registro medio-agudo, como el violín, la flauta, el oboe…etc. Escribir para
instrumentos graves sería mucho más difícil porque al moverse por debajo del
acompañamiento modificaríamos la base de los acordes y no estaríamos
manteniendo la estructura que previamente habíamos creado. Sin embargo un
registro agudo por encima del acompañamiento nos permite movernos con total
libertad sin modificar nuestra base armónica.

• En caso de que en algunos momentos la voz melódica coincidiese en el registro con


la parte aguda del acompañamiento debemos hacer coincidir las notas en las partes
fuertes, las disonancias y sus resoluciones, etc, para que no se produzca confusión.

• Puesto que el acompañamiento es instrumental no tenemos por qué respetar los


límites de tesitura de la voz humana. Podemos mover los acordes en tesituras más
graves o más agudas, dependiendo de lo que nos convenga.

Analiza el ejemplo anterior y fíjate bien en la posición de la melodía respecto al


acompañamiento.

Unidad 3 Página 4