Vous êtes sur la page 1sur 3

MI NIÑO Y SU OBJETO SUAVE ¿QUÉ PASA?

El objeto transicional

Por: EDGAR FABIÁN LONA FLORES

INTRODUCCIÓN

MI NIÑO Y SU OBJETO SUAVE ¿QUÉ PASA? El objeto transicional Por: EDGAR FABIÁN LONA FLORES

Cuando cualquier pareja que se convierten en padres, tienden a tener muchas preguntas al respecto de los acciones y comportamientos que su hijo puede llegar a tener, desde si juega mucho, si tiene que dormir a ciertas horas para ir a la escuela o en este caso, que se apropie de un objeto con cierta persistencia.

El

comportamiento de aferrarse a un objeto como el muñeco de trapo, el

trapo, la frazada, etc. no es para preocuparse. El objeto llamado “objeto transicional” tiene la función de calmar la ansiedad del niño ante la separación.

“Siendo los lazos emocionales un componente básico a los largo de la vida, Bowlby nos diría que la separación es una amenaza que despierta ansiedad e ira, aunque es considerada una reacción habitual(Campos ,2007). La apropiación de un objeto hará que se tranquilice. Cuestión de la que se hablará más adelante.

Es un pequeño que va en búsqueda de su madre cuando ella no está, y necesita algo para poder protegerse del sentimiento de angustia.

“Un niño que sabe que su figura de apego es accesible y sensible a

sus demandas les da

un fuerte y penetrante sentimiento de

seguridad, y la alimenta a valorar y continuar la relación” (John

Bowlby, s.f).

¿QUIÉN ASEGURA QUE ESTO ES VERDADERO?

El creador de esta información fue Donad Winnicott. Fue un psicoanalista ingles destacado por la elaboración en la teoría en el área infantil.

Winnicott se enfocó en el sistema psicoanalítico del niño que poco se estudiaba en ese entonces, además del apego que tiene el bebé hacia la madre y su creación del mundo psíquico del bebé.

¿QUÉ SIGNIFICA ESTE OBJETO PARA EL NIÑO?

Este objeto se le conoce como Objeto Transicional, donde el niño se apropia algo referente o que le recuerde a la madre, y como todos sabemos, debe de ser suave, afelpado y además de cálido para él.

"en un estado de buena salud el objeto transicional no entra (al aparato psíquico) ni es forzoso que el sentimiento relacionado con él sea reprimido. No se lo olvida ni se lo llora. Pierde significación, y ello porque los fenómenos transicionales se han vuelto difusos, se han extendido a todo el territorio intermedio entre la realidad psíquica interna y el mundo exterior tal como lo perciben dos personas en común, es decir, a todo el campo cultural” (Winnicott,

1971)

¿QUIÉN ASEGURA QUE ESTO ES VERDADERO? El creador de esta información fue Donad Winnicott. Fue un
 

Es

su

pertenencia

cuando

la

madre

no

se

encuentra

con

él,

y

el

aroma que se impregna es para seguir

sintiendo

que

está

acompañado

y

no

cambiar

la

situación

que

lo

ha

ido

acompañado por su

camino

a

su

independencia materna “aprende que hay un mundo afuera y un mundo adentro, y

con el fin de ayudarlo damos cabida a un mundo intermedio, que es al mismo tiempo personal y externo, “parte de mi” y “distinto de mi” (Winnicott, 1971)

Le

otorga

carácter

para

ir

creando

su

personalidad en una edad

determinada, donde se caracteriza para cuidar lo propio y tiempo después sepa

valorar lo que está en su posesión.

¿ENTRE QUE EDADES ESTO SUCEDE?

Entre toda

la información y

la

teoría

de

Winnicott no hay

una edad

específica, pero es importante dentro de parámetros de edad. Tampoco hay un término, esto lo decide el niño, es de las tantas decisiones que va a ir desarrollando y optando en esta etapa de su objeto.

con el fin de ayudarlo damos cabida a un mundo intermedio, que es al mismo tiempo

¿QUÉ DEBO DE HACER SI MI NIÑO PRESENTA ESTA CONDUCTA?

Dejar

que

poco

a

poco

esta

conducta

cambie con el paso del tiempo. No es

permanente y por transición del apego que

nos

habla

Bowlby,

siempre

tendrá

esta

vinculación

con

su

objeto,

donde

se

le

ofrezca calor, seguridad y un buen abrazo entre ellos. Es importante que su relación sea sana; al cualquier situación que presente violencia, conductas extrañas, es entrar en una plática con el niño.