Vous êtes sur la page 1sur 1

En la mitologa griega, Narciso (en griego, ) era un joven muy

hermoso. Las doncellas se enamoraban de Narciso, pero l las rechazaba. Entre


las jvenes heridas por su amor estaba la ninfa Eco, quien haba disgustado a
Hera y por ello sta la haba condenado a repetir las ltimas palabras de
aquello que se le dijeran. Por tanto, era incapaz de hablarle a Narciso de su
amor, pero un da, cuando l estaba caminando por el bosque, acab
apartndose de sus compaeros. Cuando l pregunt Hay alguien aqu?,
Eco respondi: Aqu, aqu. Incapaz de verla oculta entre los rboles, Narciso
le grit: Ven!. Despus de responder: Ven, Eco sali de entre los rboles
con los brazos abiertos. Narciso cruelmente se neg a aceptar su amor, por lo
que la ninfa, desolada, se ocult en una cueva y all se consumi hasta que
slo qued su voz.

Para castigar a Narciso por su engreimiento, Nmesis, la diosa de la venganza,


hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente. En una
contemplacin absorta, incapaz de apartarse de su imagen, acab arrojndose
a las aguas. En el sitio donde su cuerpo haba cado, creci una hermosa flor,
que hizo honor al nombre y la memoria de Narciso.