Vous êtes sur la page 1sur 12

Clásico Weber

Alejandro Osorio
Julio 2009

Crítica de la Filosofía de la Ciencia en


Max Weber
Ensayo

Pavel Nicola Morales Bustamante


“¿Domina en la ciencia algo distinto a un mero deseo de saber de
parte del hombre? Así es de Hecho. Algo distinto impera. Pero esto
distinto se nos ocultará mientras sigamos apegados a las
concepciones habituales sobre la ciencia.”

(Martin Heidegger)

2
Índice

Introducción 4

La Ciencia 5

El Progreso 5

La Neutralidad 6

El Método 7

Alienación Científica 8

De la Religión a la Ciencia 10

Bibliografía 12

3
Introducción

Hoy en día realizar una crítica a las Ciencias se volvería una crítica a todo ese mundo
donde estas se han formado, sería una crítica a todo el paradigma de la racionalización
científica que pretende tener el control sobre todos los aspectos de nuestra vida, salvo el
que más nos importa, él sentido. Pretendo criticar la ciencia, ya que el hacerlo significa
criticar todo el orden social existente. Lo que en el presente ensayo se pretende, en primer
lugar, es formular la idea de Ciencia de manera general desde uno de los autores clásicos de
la Sociología, Max Weber, quien por cierto plantea una idea de las ciencias bastante
apegada a la del sentido común: la ciencia en la línea del progreso bajo la bandera de la
Neutralidad, legitimada por la método científico. Pretendo levantar una crítica ha esta idea
de la ciencia. Solo en segundo plano pretendo formular una idea general de Política en base
al mismo autor, y establecer una relación entre la Política y la Ciencia, negando la
dicotomía que plantea Weber en el Texto, “El Político y el Científico”, es decir, plantearla
como una falsa dicotomía. Digo falsa dicotomía en el sentido de que muy lejos de estar
completamente separadas, la política con la ciencia, se encuentra muy ligadas manteniendo
el velo social, como diría Marx respecto a la religión; manteniendo el opio en el pueblo,
pero esta vez un opio científico.

En estricto rigor, lo que pretendo es levantar una crítica parecida a la que Marx le
hace a la religión en el Texto: “Crítica de la filosofía del Derecho de Hegel”, solamente
que esta vez remplazo el factor religión, por el factor ciencia. Abordar ésta como una nueva
“verdad revelada”, y que tiene igual influencia en lo social que la religión, siguen el mismo
orden, la misma alienación.

Una vez establecido lo que pretendo hacer, prosigo a estructurar mi ensayo:

La Ciencia

Durante siglos la humanidad construyo su historia bajo la tutela de la religión,


guerras, esclavitud, matanzas, grandes hazañas, grandes descubrimientos e inventos,

4
omnis!!, todo en el nombre de Dios o de la santa iglesia. Esa era la verdad revelada que
hizo funcionar a la humanidad a la melodía del señor. Hoy luego de grandes
transformaciones el mundo se ha visto secularizado de esa misticidad, el hombre ha
abandonado el sendero divino, para intentar camina de mano a la Razón. “La sociedad
occidental comenzó a devenir en amplios procesos de racionalización, en el que la
expansión de los ámbitos sociales han sido subsumidos a los criterios de la decisión
racional”1. Estos procesos de racionalización se expanden bajo el nombre de la
Globalización que Según Gray2 comenzaría aparecer ya en la época del colonialismo
europeo en el siglo XVI. En el camino de la razón el mundo ha devenido en un capitalismo
complejo, un mundo que pretende tener el control de todos los aspectos de la vida,
intentándolo inclusive en el de la muerte, matematizando cada instante, cada experiencia.
Aquí entramos al terreno de una nueva forma de la verdad, la verdad de
la racionalización científica, donde, como diría Weber, “todo puede ser dominado
mediante el cálculo y la previsión”3.
Me interesa plantear la Ciencia desde Max Weber, intentando tangencialmente
referirme al tipo ideal que plantea para el hombre de ciencia, me interesa en realidad la idea
de ciencia de manera General. En primera instancia vemos que el autor sostiene la idea de
ciencia bajo la lógica de cómo esta se muestra ante el mundo, y de manera mas bien
indirecta habla de ésta en el sentido de lo que verdaderamente es, es decir, lejos de lo que
pretende ser.

El Progreso

En primer Lugar quiero discutir la idea del progreso en la ciencia: “El trabajo
científico, en efecto, está inmerso en la corriente del progreso”4, esta línea de tiempo que
va siempre de menos a más, todo trabajo científico es siempre una contribución positiva, se
va acumulando… esa es la lógica del progreso, sin embargo esto no es tan simple como se
pretende, bien lo señalaría Thomas Kuhn diciendo que hay en la ciencia “Revoluciones
Científicas”, la idea de un cambio de paradigmas al interior de las ciencias.

“durante las revoluciones los científicos ven cosas nuevas y diferentes al


mirar con instrumentos conocidos y en lugares en los que ya habían buscado
antes. Es algo así como si la comunidad profesional fuera transportada
repentinamente a otro planeta, donde los objetos familiares se ven bajo una luz
diferente y, además, se les unen otros objetos desconocidos.” 5 (Thomas Kuhn)

Esto no lo debemos enmarcar única y esencialmente en lo científico, una revolución cambia


las forma de ver el mundo en todos los diversos aspectos de la vida, el arte, la filosofía, la
naturaleza, etc. Pero lo que nos importa aquí, es el hecho que esta nueva forma de ver en la
ciencia llega a establecer como la nueva forma de ver el mundo, como la nueva verdad:
“Tanto literal como metafóricamente, el hombre acostumbrado a los lentes inversos habrá
1 Habermas, Jurgen. ” Ciencia y técnica como ideología”, Madrid, Tecnos. 4ª edición,
2001, P.53
2 Gray, John. Falso amanecer, Los engaños del capitalismo global. Barcelona: Paidos, 2000; p. 272
3 Weber, Max. “El Político y el Científico”, Madrid, Alianza, 1ª edición, 1998, P.201
4 Ibídem, P.198
5 Kuhn, Thomas. La Estructura de las Revoluciones Científicas. Fondo de Cultura Económica. Argentina 2004.
P.176

5
sufrido una transformación revolucionaria de la visión”6. Dentro de las ciencias se
producen discusiones entre los científicos, por un lado aquellos científicos con una actitud
más revolucionaria, y por otro el de los científicos conservadores que luchan por dejar las
cosas como han sido siempre, en donde ellos son la verdad; esta tención es la que Kuhn
llamo “La Tensión Esencial”7. En este sentido no podríamos afirmar que la ciencia va
siempre con un saber Lineal, ya que las discusiones de esta tensión son puntos de vista
opuestos, antagónicos. Una vez establecido el nuevo paradigma científico, la ciencia
comienza a sumar adeptos, nuevos científicos que profeten su paradigma, su “Verdad”.
Como bien lo señala el profeso Carlos Pérez Soto: “Los científicos que ingresan a la
comunidad no ingresan para cambiar el paradigma sino para aplicarlo” (…) “Esto
implica, desde luego, que la comunidad científica tiene una actitud eminentemente
conservadora”8. Una vez aceptado el nuevo paradigma, las ciencias se cierran y no aceptan
comentarios, ni mucho menos críticas. Inclusive podemos notar esta misma aptitud en
Weber cuando dice: “En el aula es el profesor el que habla en tanto que los oyentes han de
callar; para hacer su carrera, los estudiantes están obligados a asistir a las clases del
profesor, y en ellas no se le permite a nadie hacerle críticas”9. A pesar que el autor apunta
aquí a porque los científicos no pueden hacer política desde su condición de hombre de
ciencia, lo que me interesa destacar es que el autor mismo forma parte de una ciencia
conservadora que no acepta críticas, ellos tienen su verdad, la verdad de un nuevo
paradigma. Así tenemos que finalmente “Parte de la respuesta al problema del progreso se
encuentra simplemente en el ojo del espectador”10, va a depender de la manera que se mire
el desarrollo científico, si se acepta todo como un progreso, o si es que momentos hay altos
y bajos.

La Neutralidad

En segundo lugar quiero abordar en Weber la idea de Neutralidad en la Ciencia11.


Aunque bien el autor no es tan explicito en esta idea, podemos deducirla desde la tesis
central del texto “El Político y el Científico”, El Político como el caudillo carismático, y el
Científico como el profesor. “En primer lugar no deben hacer política los estudiantes” (…)
“Pero tampoco han de hacer política en las aulas los profesores, especialmente y menos
que nunca cuando han de ocuparse de la política desde el punto de vista científico”12.
Cabria preguntarse aquí entonces, ¿Que se hace en la aula de clases?, pues obviamente que
la respuesta del autor seria ciencia. Hablar desde el lenguaje técnico, de manera Neutral,
que no influya en las posiciones de los estudiantes. Para Weber al igual que para muchos
otros autores la ciencia es una herramienta, una herramienta que supuestamente no hace
política… Pero, ¿Que es la política para el autor?, ¿Qué es eso que la ciencia no puede
ocuparse?: “Política significara, pues, para nosotros la aspiración (streben) a participar
6 ibídem. P.178
7 Ver los artículos de Thomas S. Kuhn, “La Tensión Esencial”, (1977), Fondo de Cultura Económica,
México, 1983. En particular el que lleva ese mismo titulo, que es de 1957.
8 Pérez Soto, Carlos. “Sobre un Concepto Histórico de Ciencia”. Chile, LOM 1998. P.162
9 Weber, Max, op, cit., P.214
10 Kuhn, Thomas, op, cit,. P.252
11 Todo lo contrario a lo que habría propuesto Augusto Comte para la disciplina encargada de mantener el
orden social, la sociología: La figura del sociólogo aquí estaba pensada claramente al estilo del profeta o de
caudillo, ya que justamente este es el especialista que entiende la complejidad social, por ende, el único con
las facultades necesarias para decir “que hacer”.
12 Weber, Max, op, cit., P.212-213

6
en el poder o influir en la distribución del poder entre distintos Estados o, dentro de un
mismo Estado, entre los distintos grupos de hombres que lo componen”13. Aquí ya nos
encontramos con un gran problema, y es el hecho que el autor traslada la política solo al
ámbito de la influencia en el Estado, esa es la política que le esta interesando a Weber, pero
esa no es toda la política. Hay política en un club deportivo, hay política en una
organización Okupa, Obviamente hay política en una sala de clases, es imposible separar la
política de alguno de los aspectos de nuestra vida social, y claramente, y es lo que nos
importa acá, hay política en la ciencia.
“¿Domina en la ciencia algo distinto a un mero deseo de saber de parte del hombre?
Así es de Hecho. Algo distinto impera. Pero esto distinto se nos ocultará mientras sigamos
apegados a las concepciones habituales sobre la ciencia”14. En esta cita Heidegger apunta
a que hay algo más en la ciencia que su mera apariencia, y es justamente esto lo que nos
interesa, la Técnica, la imposición de la Técnica. En nuestras vidas se nos inculca desde
pequeño un racionamiento de carácter científico, es ese el razonamiento que se nos impone
en nuestras vida, condiciona nuestra forma de ver, ser y pensar en el mundo, un pensar –
como diría Heidegger- calculante, matemático, completamente racional. Esta forma de
pensar legitima a la vez que naturaliza a las ciencias como el camino hacia la verdad.
Seguir sosteniendo que la ciencia no hace política, hoy es absurdo, inclusive aunque nos
remitamos a la definición de Weber, nuestro pensar matemático es determinante en nuestra
relación con la política en torno al estado, nuestro pensar matemático es de hecho político.
Es en este sentido que presento la separación que hace Weber entre lo Político y lo
Científico como una Falsa Dicotomía, muy lejos de estar separados, están completamente
de la mano, actuando juntos en el proceso de objetivación de la Verdad, a la vez que se
legitima el orden social.

El Método

Pero Entonces, ¿Qué hace a la ciencia ser ciencia?, o mejor aun ¿Qué es lo que tiene
el científico que una persona cualquiera no tiene?, esto es, El Método. Aquí nos
encontramos en el fundamento de la ciencia, inclusive Weber ya lo advierte, a la vez que
acepta este presupuesto: “Todo trabajo científico tiene siempre como presupuesta la
validez de la lógica y de la metodología, que son los fundamentos generales de nuestra
orientación en el mundo”15, justamente, son el fundamento de toda una visión de mundo,
pero lo importante en esta cita es la palabra Validez. Kuhn también ya lo señalaba: “La
observación y la experiencia pueden y deben limitar drásticamente la gama de las
creencias científicas admisibles o, de lo contrario, no habría ciencia”16. En este sentido, la
idea de la ciencia es que poseen un “método valido”. Es decir, un “medio verdadero”, bajo
esta lógica por supuesto que el método seria el medio hacia la verdad, sin embargo, el
problema aquí esta en el supuesto de la validez. En realidad el medio no es verdadero.
Hegel en la Introducción de su celebre obra “La Fenomenología del Espíritu”17 parte con
una critica a la lógica que tiene la cultura moderna, el racionamiento científico para acceder

13 Ibídem. P.84
14 Heidegger, Martin. “Filosofía, Ciencia y Técnica”. Santiago de Chile, Editorial Universitaria, 3a edición
1997. P.152.
15 Weber, Max, op, cit., P.209
16 Kuhn, Thomas op, cit., P.25
17 Véase la introducción: Hegel F, Georg. “Fenomenología del Espíritu. 1ª.ed., México, Fondo de Cultura
Económica, 1966.

7
a lo que conocemos o concebimos como verdad Absoluta: Critica en gran medida que el
modo para acceder a este conocimiento “absolutamente Verdadero” se encuentra
determinado por un médium que seria el conocimiento que se presenta como aparentemente
neutral, pero que en si mismo significa una verdad Relativa que deja en tensión y
contradicción el absolutismo verdadero. Hegel vendría a proponer que el problema se
encuentra en la estructura en sí y que ello nos significa una contradicción garrafal en
nuestro propio entendimiento. ¿Cómo la verdad absoluta puede estar fijada por un medio
que es verdad relativa?, no puede, de lo relativo nunca se puede deducir lo absoluto. La
cuestión de fondo bien lo explicita el profesor Carlos Pérez: “el método científico no es lo
que los científicos hacen, es lo que los científicos creen que hacen”18, lo peor en este punto,
es que es justamente el método el medio de legitimación de la ciencia… Pero entonces,
¿Qué legitima a la ciencia si no es el método?, En realidad Nada. Podríamos decir que en
realidad hay algo que los legitima, y es los grandes avances técnicos que la ciencia se
atribuye, que muchos hombres realizaron en nombre de la ciencia, como si ellos (los
avances) dependieran de ésta (La ciencia).
Ya entramos a un punto clave que nos ayudara a precisar argumentos ya expuestos:
“el método científico es la ideología de la comunidad científica (…) la ciencia es la
ideología de la modernidad (…) el método es la ideología de la ideología, es la ideología
de los profesionales que administran la ideología dominante en la sociedad moderna”19. Es
decir, mediante el supuesto de validez del método se legitima no solo la ciencia, si no que
también lo hace la ideología dominante en la sociedad moderna, la sociedad burocrática.
Tenemos entonces que la ciencia en realidad si hace política, una política al estilo de la
teología en la edad media, una política incuestionable y, muchas veces, incomprensible.

Alienación Científica

A la vez que se legitima la ciencia, que dice saber un método, esta se aleja de lo
social, la que no sabe el método. La ciencia pertenece al científico, no a la sociedad, ésta
solo debe decir amen. Esto produce un gran problema, una Alienación Científica. La
verdad ya no se encuentra en la razón de la mano del hombre, la verdad se encuentra de la
mano de la Racionalización Científica. ¿Dónde esta la alienación?, apoyémonos entonces
en Marx: “La apropiación del objeto resulta ser una alienación a tal punto, que el obrero,
cuanto más objetos produce, menos puede poseer y más cae bajo la dominación de su
producto: El Capital” –Ahora en el sentido religioso- “Cuanto más cosas pone el hombre
en dios, menos conserva en sí mismo”20, siguiendo esta lógica, mientras mas le atribuimos a
la ciencia, menos conserva la sociedad, es decir fortalecemos lo que nos domina, la verdad
(por cierto verdad humana) se la entregamos a la ciencia; construimos desde la sociedad
algo que esta por sobre ésta, es decir, nuestra relación con la ciencia es una relación
Enajenada. Weber ya lo advierte: “La ciencia ha entrado en un estadio de especialización
antes desconocido y en el que se va a mantener para siempre”21, y lo peligroso aquí, que
mientras más compleja se vuelva la ciencia, más incomprensible, más difícil será romper
con esa alienación, Por ejemplo ver los datos económicos de un país, una persona común y
corriente basta que mire 10 segundo al respecto y luego desvía su atención porque
18 Pérez Soto, Carlos, op, cit., P.193
19 Ibídem.
20 Marx, Karl. “Manuscritos de 1844: economía, política y filosofía”. 1ª.ed. Buenos Aires: Estudio, 1972. P.101-
102
21 Weber, Max, op, cit., P.192

8
prácticamente no entiende nada. El lenguaje técnico esta alejado de lo social, y mientras
más lejos, más fácil resulta legitimar una verdad, más fácil resulta dominar. Esta verdad
puede ser legitima, pero no una verdad verdadera, u objetiva (ya vimos esto en la sección
anterior, pero fortalezcamos aun más esta idea). Cuantas veces he escuchado la afirmación:
“esta científicamente comprobado”, como afirmando la veracidad de lo que se dice, como
si en ello no existiese duda alguna.

“Desde luego hay una diferencia radical entre la manera en que los
científicos operan y las certezas lógicas que pueden ofrecer. A pesar que no
pueden ofrecer certeza alguna, operan como si las tuvieran.” (…)
“Pregúntenle a un físico relativista de qué está seguro, a un físico cuántico de
qué está seguro, y dirán que nada, dirán que estas son sólo teorías, son las
mejores teorías que tenemos, pero nada definitivo”22. (Carlos Pérez Soto)

En la alienación científica sucede que se le atribuye el desarrollo Técnico y


Tecnológico principalmente a las ciencias, se cree que son estas las que han permitido
llegar a tener aparatos como la Televisión, la radio, los computadores, la estufa, el lápiz,
etc, etc. Es entonces cuando se hace preciso diferenciar entre el desarrollo de las ciencias, y
el desarrollo Técnico/Tecnológico. Es cierto que ha habido grandes avances en la historia
de la humanidad que se han realizado en nombre de la ciencia, o en nombre del capitalismo,
pero que no implican que hayan surgido gracias a la ciencia o el capitalismo. Es necesario
considerar que el hombre de por si es un ser que crea, que transforma la naturaleza, a la vez
que se transforma a si mismo. “Lo único que pueden hacer los animales es utilizar la
naturaleza exterior y modificarla por el mero hecho de su presencia en ella. El hombre, en
cambio, modifica la naturaleza y la obliga así a servirle, la domina”23. Desde miles y miles
de años el hombre ha venido transformando su entrono, creando las cosas mas maravillosas
que ha imaginado. Desde el periodo Paleolítico donde el hombre dormía en cuevas, y solo
se alimentaba de lo que la naturaleza le ofrecía, a la revolución Neolítica donde el hombre
intervino directamente en la naturaleza para conocer la agricultura, domesticar los animales
salvajes, crear maquinarias, crear la escritura, y muchos otros avances técnico/tecnológicos
que se realizaron en nombre de la humanidad (Ver más abajo Tabla 1: Datos Históricos). Es
necesario entender que mientras más se le atribuya a la ciencia lo que por derecho le
corresponde a la humanidad como conjunto, más grande será el control sobre todos y cada
uno de nosotros, mientras más alimentemos a la ciencia, estará más cerca de convertirse en
el nuevo dios de la sociedad moderna.

Tabla 1 Datos Históricos


Edad Procesos
Paleolítico -El hombre del paleolítico utiliza todo tipo de materiales para fabricar
1.200.000 – 10.000 a C instrumentos. El uso de la piedra nos permite conocer qué tipo de utensilio
fabricaban estas gentes.
-Se Utilizan cuevas y abrigos naturales como vivienda.
-La base económica de esta población es la caza, la pesca y la recolección de frutas
silvestre: el hombre no produce alimentos: se limita a tomar lo que proporciona la
naturaleza.
Neolítico -Descubrimiento de la agricultura, la domesticación de animales, la rueda, el
22 Pérez S, Carlos, op, cit., P.52
23 Engels, Friedrich. “Marx y Engels, obras escogidas”, editorial progreso Moscú. Capitulo: El Papel del Trabajo
en la Transformación del Mono en Hombre. P.379

9
Hacia 8000 – 3000 a C tejido, la cerámica, y, por último la escritura.
-La economía Neolítica diverge de la paleolítica como una economía de
producción.
Edad del Bronce -Con la llegada de las técnicas metalúrgicas el Mediterráneo occidental, se produce
2.º milenio a C una auténtica colonización por vía marítima en dirección E-O.
-Profunda transformación en la estructura de las primitivas comunidades
peninsulares, introducción en la península una seria de novedades técnicas y
espirituales.
-La edad de Bronce significara para Europa un periodo de Paz comercial.
Edad de Hierro -Hierro como metal abundante y fácil de obtener, presenta pocas dificultades para
Hacia 800-450 a C su elaboración, una vez conocida la técnica.
-La paz comercial que transcurre en la Edad de Bronce se rompe con a llegada de
la Edad de Hierro.
-La forja del hierro permite a cada cual fabricar sus armas.
Fuente: Atlas Histórico Cronológico, Lexis 22.

De la Religión a la Ciencia

El filósofo alemán, antropólogo y crítico de la religión, Ludwing Feuerbach, mostró


que la religión es una ideología que se encarga de prometer en el más allá las satisfacciones
que se nos son rehusadas aquí en el mundo real. Éste autor propone que la cuestión de
fondo en los problemas sociales se encuentra en el análisis y la refutación de la religión. Lo
que me interesa aquí es notar cómo Feuerbach identifica que las promesas de la religión son
la expresión que se encarga de sostener otro orden, un orden oculto, el de la Alienación 24.
Bauer profundizo aun más ésta crítica, hallando la relación desde la historia entre la
Alienación Política y la Alienación Religiosa.
Marx en su texto “Crítica a la Filosofía del Derecho de Hegel” plantea de manera
clara que la alienación religiosa no hace más que encubrir la alienación política, por lo que
es necesario abandonar el opio sagrado, para poder pasar a crítica toda la miseria del mundo
real:

“Por lo tanto la tarea de la histórica consiste en descubrir la verdad del


más acá, una vez que se ha hecho desaparecer el más allá de la verdad. La
tarea de la filosofía, la cual está al servicio de la historia, es, después de
desenmascarar la forma sagrada de alienación humana, desenmascarar la
alienación bajo sus formas no-sagradas. La crítica del cielo se vuelve, de este
modo, la crítica de la tierra; la crítica de la religión, la crítica del derecho; la
crítica de la teología, la crítica de la política.”25 (Karl Marx)

Mi planteamiento aquí es que hoy la ciencia esta ocupando el lugar de la religión en


el pasado, por lo que toda la crítica expuesta hacia la religión puede ser redirigida hacia la
ciencia. Digo que la alienación religiosa ha sido remplazada por la alienación científica. La
legitimidad de Dios ha sido remplazada por la Legitimidad del Método. “Ninguna ciencia
carece por entero de supuestos previos y ninguna puede demostrar su valor a quienes
rechazan estos supuestos”, al igual que la religión no puede demostrar su valor a quienes
rechazan a dios, es así que ambas, la religión y la ciencia, requieren de Fe, de una Fe
Ciega. Weber se equivoca al decir: “nadie puede tener hoy dudas en el fondo de su ser que
24 Ver Feuerbach, Ludwing. “La esencia de la religión”, 1ª.ed. Madrid, España, Pagina de Espuma, 2005.
25 Marx, Karl. “Crítica de la filosofía del derecho de Hegel”. 1ª.ed. Buenos Aires, Argentina, Del Signo,
2004. P.51

10
la ciencia es ajena a la idea de dios”26, porque pareciese que en el fundamento la ciencia y
dios tienen mucho más en común, que lo que pretenden tener de diferentes. De esta manera,
hoy se hace necesario superar esta primera barrera, la de la alienación científica, para poder
pasar a una crítica de la alienación política.
Pretender que la Política y la Ciencia se encuentran separadas –Como lo hace Max
Weber-, es pretender mantener la Alienación Científica, para ocultar la Alienación Política.
Plantear esta dicotomía, es seguir dándole el opio científico al Pueblo, ¿Para qué?, pues
para que no se reconozca en la política, para que los movimientos sociales caminen a
oscuras, caminen sin rumbo, para que su lucha no de fruto… Por ello es necesario superar
la ciencia.

Bibliografía

Atlas Histórico Cronológico, Lexis 22, Barcelona España, 1984

Engels, Friedrich. “Marx y Engels, obras escogidas”, editorial progreso Moscú. Capitulo:
El Papel del Trabajo en la Transformación del Mono en Hombre.

Feuerbach, Ludwing. “La esencia de la religión”, Madrid, España, Pagina de Espuma, 1ª


edición. 2005.

Gray, John. Falso amanecer, Los engaños del capitalismo global. Barcelona: Paidos, 2000.

26 Weber, Max, op, cit., P.207

11
Habermas, Jurgen. ” Ciencia y técnica como ideología”, Madrid, Tecnos. 4ª edición, 2001

Heidegger, Martin. “Filosofía, Ciencia y Técnica”. Santiago de Chile, Editorial


Universitaria, 3 ª edición, 1997.

Hegel F, Georg. “Fenomenología del Espíritu. México, Fondo de Cultura Económica,


1ª.edición, 1966.

Kuhn, Thomas. La Estructura de las Revoluciones Científicas. FCE. Argentina 2004.

Kuhn, Thomas. “La Tensión Esencial”, (1977), Fondo de Cultura Económica, México,
1983.

Marx, Karl. “Crítica de la filosofía del derecho de Hegel”. Buenos Aires, Argentina, Del
Signo, 1ª edición, 2004.

Marx, Karl. “Manuscritos de 1844: economía, política y filosofía”. Buenos Aires: Estudio,
1ª edición, 1972.

Pérez Soto, Carlos. “Sobre un Concepto Histórico de Ciencia”. Chile, LOM 1998.

Weber, Max. “El Político y el Científico”, Madrid, Alianza, 1ª edición, 1998,

12