Vous êtes sur la page 1sur 1

OSWALD SPENGLER

El alma egipcia, dotada excelentemente para la historia e impulsada hacia el infinito con
primigenia pasin, sinti el pasado y el futuro como la totalidad de su universo; en cuanto
al presente, que se identifica con la conciencia vigilante, aparecile como el lmite estricto
entre dos inconmensurables lejanas. La cultura egipcia es la preocupacin encarnada
correlato anmico de la lejana ; preocupacin por lo futuro, que se manifiesta en la
eleccin del granito y el basalto para materiales plsticos [7], en los documentos tallados
sobre piedra, en la organizacin de un magistral sistema administrativo, en la red de
canales de irrigacin [8]. Iba unida necesariamente a la preocupacin por el pasado. La
momia egipcia es un smbolo de orden mximo; eternizbase en ella el cuerpo de los
muertos, del mismo modo que la personalidad, el ka, adquira duracin eterna por medio de
las estatuas, repetidas a veces en numerosos ejemplares y labradas con una semejanza o
parecido a que los egipcios daban un sentido muy elevado.
Existe una profunda relacin entre la manera de interpretar el pasado histrico y la
concepcin de la muerte, que se manifiesta en las formas funerarias. El egipcio niega la
corrupcin; el antiguo la afirma mediante todo el lenguaje de formas de su cultura. Los
egipcios conservan la momia de su historia; fechas y nmeros cronolgicos. De la historia
griega anterior a Soln no nos queda nada, ni un ao fechado, ni un nombre. cierto, ni un
suceso tangible lo cual da al resto conocido un acento exagerado ; y en cambio
sabemos casi todos los nombres y nmeros de los reyes egipcios del milenio tercero, y los
egipcios posteriores conocanlos, naturalmente, sin excepcin alguna. Como terrible
smbolo de esa voluntad de durar yacen hoy en nuestros museos los cuerpos de los grandes
faraones, con sus rasgos personales perfectamente reconocibles. Sobre la refulgente
cspide de granito pulimentado, en la pirmide de Amenemeht III, lense an hoy estas
palabras: Amenemeht contempla la belleza del Sol. Y del otro lado: Ms alta es el alma
de Amenemeht que la altura de Orin, y se rene con el universo subterrneo. Esto
significa la superacin de todo lo transitorio y actual, y es lo menos antiguo que cabe
imaginar.