Vous êtes sur la page 1sur 4

Historia de las religiones en Colombia [editar]

Eran múltiples las expresiones religiosas de los amerindios de la actual Colombia antes de la llegada de los
españoles. Los hallazgos arqueológicos muestran una gran riqueza cultural, especialmente en la zona andina
asociada a los pueblos de la familia Chibcha o Muisca. Los relatos de corte sagrado dejados por los ancestros
y que sobrevivieron a la implantación de la cultura española evidencian una cosmología variada y la búsqueda
afanada del hombre americano ancestral por encontrar el sentido a la existencia.

La preponderancia del catolicismo romano tiene hondas raíces en los procesos de conquista y colonización
por parte de España después de 1492. En dicho proceso, la imposición de una cultura europea de corte
católico determino la exclusión de cualquier otra manifestación religiosa en el suelo colombiano. El siglo XVI
fue además un tiempo de profundas convulsiones socio-políticas en Europa con el enfrentamiento entre los
católicos fieles al Romano Pontífice y los seguidores de la Reforma Protestante iniciada por Lutero y Calvino.
Ello no sólo influyó en la actitud de los conquistadores españoles en sus nuevos dominios de ultramar,
provocando además el establecimiento en Cartagena de Indias de la Inquisición española, con el fin de
salvaguardar la ortodoxia religiosa - cultural. Por otra parte, las influencias tridentinas y barrocas dieron un
sello particular al catolicismo establecido en el país, presente todavía en tiempos contemporáneos.

Durante el proceso de independencia iniciados a principios del Siglo XIX, varios clérigos criollos
simpatizaron con la causa patriota y participaron activamente como agitadores, capellanes y aún soldados.
Varios de ellos incluso llegaron a ingresar a la masonería cuyas logias se establecieron por esos años con gran
aceptación de parte de las elites locales. Luego de un proceso dubitativo, el Vaticano reconoció en 1835 al
nuevo estado independiente y estableció relaciones formales con este, iniciando además un proceso de
romanización eclesiástica. Al tiempo, las elites liberales en el poder presionaron por el establecimiento de un
estado cada vez más libre el influjo eclesiástico, lo que provocó choques de poder con la institución clerical
que no estaba dispuesta a ceder su espacio en la sociedad. En este conflicto se destacan episodios como la
expropiación de bienes eclesiásticos, llevada a cabo por Tomás Cipriano de Mosquera en 1861-63, la
declaratoria de tuición de cultos (1861) extrañamientos de obispos, supresión de comunidades religiosas
(1861) o la expulsión de los Jesuitas (en dos oportunidades: 1851 y 1861). Finalmente, los intentos del
gobierno radical por establecer un sistema educativo "neutro" en material religiosa degeneró en una guerra
civil (1877) donde participaron activamente varios obispos y clérigos. A partir de 1886 las relaciones entre
ambas potestades se regularizaron de nuevo con el establecimiento de una nueva constitución centralista, que
reconocía a la Iglesia Católica como fundamento de unidad nacional. En 1887 se firmó un concordato con la
Santa Sede, en el cual se le otorgaba a la institución eclesiástica el control del sistema educativo colombiano,
privilegio que mantuvo hasta la reforma concordataria de 1973.

El quiebre a la hegemonía total del catolicismo comenzó a darse tímidamente con la llegada -auspiciada por
los liberales- a mediados del siglo XIX de la Iglesia Presbiteriana, que actuaba fundamentalmente entre
sectores urbanos acomodados. A comienzos del siglo XX llegan otras iglesias protestantes históricas, como
los bautistas y evangélicos. Pero es a partir de los años 60, gracias a cambios sociales, económicos y
culturales que se dan en el país -modernización, urbanización, alfabetización, etc- que el panorama religioso
comienza a cambiar visiblemente. De Estados Unidos arriba el pentecostalismo, de corte fundamentalista y
proselitista, con creciente aceptación, especialmente entre los grupos populares. También hace su aparición
otras iglesias y sectas de origen cristiano, como los Adventistas, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los
Últimos Días, Testigos de Jehová. Avanzado el siglo XX irrumpen con fuerza otras iglesias cristianas en
Colombia como la Iglesia Misión Cristiana Internacional Casa de Dios,Iglesia de Dios Ministerial de
Jesucristo Internacional]]; si a ello se añaden otros grupos religiosos minoritarios, como el Judaísmo, el Islam,
el Hinduismo se obtiene una creciente diversidad del panorama religioso en el país, manteniéndose el
predominio del catolicismo.

Tal diversidad fue reconocida en 1991 en la nueva constitución de Colombia, que declara al país plural en los
ámbitos cultural, étnico y religioso.

Principales grupos religiosos en Colombia [editar]


 Iglesia Católica.
 Iglesia Cristiana
 Pentecostalismo.
 Protestantismo.
 Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional
 Iglesia Adventista del Séptimo Día.
 Testigos de Jehová.
 La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
 Iglesia Episcopal en Colombia, Comunión Anglicana.
 Islamismo.
 Budismo y religiones del Lejano Oriente.
 Judaísmo.
 Iglesia Ortodoxa.

La Iglesia católica, también conocida como la Iglesia católica apostólica romana, es la iglesia cristiana más
grande del mundo,1 regida por el Papa y con sede en la Ciudad del Vaticano. De acuerdo con el Anuario de
Estadísticas de la Iglesia, el número de bautizados en el catolicismo a nivel mundial en 2007 era de 1147
millones (17,2 % de la población mundial).2

Se conoce como Iglesia católica apostólica romana o como Iglesia católica romana; fuera del Catolicismo se
hace esta distinción por aquellos que sostienen que las iglesias de la Comunión Anglicana y las Iglesias
Ortodoxas se reconocen a sí mismas como parte de la "Iglesia, una, santa, católica y apostólica" del Credo y
que también son católicas (tanto en sentido etimológico como en todo el contenido del término) si bien no es
la única diferencia el no estar bajo la autoridad del Papa, o bien se trata de personas procedentes de países en
los que el habla ha adoptado esta expresión debido al uso intenso por parte de comunidades relevantes de
anglicanos y otros protestantes y de ortodoxos. Sin embargo, existen Iglesias en plena comunión con el obispo
de Roma que, al tener tradiciones litúrgicas distintas, no añaden el término "Romana". Por lo tanto, para
englobar a las Iglesias orientales católicas y la Iglesia Católica Romana se usará el término más general
Iglesia Católica, tal como está en el título del artículo.

En los países en los que el culto católico es mayoritario, a la Iglesia católica se le conoce normalmente con el
término la Iglesia, término que en países como Suecia se aplicaría a la iglesia nacional luterana, o en
Rumania, Bulgaria, Montenegro, Serbia, Georgia, Rusia, Albania, Etiopía, Armenia, la ex República
Yugoslava de Macedonia o Grecia, a la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa.

Desde los años 1960 se comienzan a utilizar otros términos que hacen referencia a distintas formas de
entender la naturaleza y objetivos de la Iglesia católica, tales como Sacramento de Cristo, Pueblo de Dios,
Cuerpo de Cristo y Esposa de Cristo.

El cristianismo es una religión monoteísta de origen semita que se basa en el reconocimiento de Jesús de
Nazaret como su fundador y figura central. Sus seguidores creen que Jesús es el hijo de Dios, así como el
Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, muriendo en redención de los pecados del género
humano, y resucitando después su muerte.

Ya desde los primeros tiempos de difusión de las ideas de Cristo y de las diferentes escuelas que formaron los
discípulos suyos al final de su vida y su ministerio históricos, biográficos y humanos, 2 surgieron diferencias
muy significativas respecto del papel e importancia de Cristo, de su rol redentor, de su naturaleza, y de su
posterior deificación, y de muy numerosas cuestiones doctrinales referentes a su predicación, ideas y
enseñanzas, la selección de textos que pudieron haberlas descrito de forma más correcta —el Nuevo
Testamento, los llamados Logia (dichos o palabras) de Jesús, o bien, los evangelios y escritos gnósticos y
apócrifos—, y la interpretación —textual o contextual— de sus cuerpos de textos sagrados.

De hecho, de los 12 que fueron investidos como apóstoles de forma original, sólo 5 de ellos dejaron
documentos que fueron admitidos en el Canon del Nuevo Testamento, el resto de los 12 —incluyendo a
Iscariote—, y algunos de los mismos otros 5, pasaron a la historia como autores de documentos gnósticos,
que, al paso de los siglos, llegaron a perderse, y a ser considerados como apócrifos.

Debe tenerse en cuenta que el nombre de cristianos ha sido compartido desde entonces, a través de los siglos,
y no siempre de formas muy armónicas, por grupos numerosos de creyentes, cada cual, a su vez, llegó a
desconocer como cristianos a grupos con posturas dogmáticas concretas diferentes. Dicho de otra forma, el
nombre de cristianos es el nombre común de grupos tan distintos entre sí como los gnósticos, arrianos,
cristianos ortodoxos, calcedonios, católicos romanos, cátaros o albigenses, templarios y masones,
angloepiscopalianos, grupos preprotestantes, protestantes y paraprotestantes de todas las tendencias, y grupos
numerosos con posturas dogmáticas concretas bastante más disímiles.

A través de los siglos, todos estos grupos de discípulos reconocen a Cristo como su Maestro, y no pocos de
ellos como su Salvador o Redentor, e, incluso, su Rey, Señor o Dios Omnipotente, acogiendo con gusto y
proverbial cariño todas sus enseñanzas —aquellas que en su nombre les fueron entregadas—, y han
reivindicado estos hechos de múltiples maneras, hasta con la entrega de sus vidas.

IGLESIA PENTECOSTAL

Las iglesias pentecostales, son agrupaciones de personas cristianas evangélicas las cuáles tienen como
objetivo proclamar el Evangelio de Jesucristo por todas las naciones realizando milagros, sanidades y
manifestaciones otorgadas por el Espíritu Santo, tales como la glosolalia o don de lenguas. Su doctrina es
compartida en la mayoría o muchos puntos. Está basada en cuatro principios doctrinales fundamentales:

 Jesucristo sana.
 Jesucristo salva.
 Jesucristo bautiza con el Espíritu Santo.
 Jesucristo viene.

El acto de hablar en idiomas extranjeros o lenguas angélicas es una de sus principales características. Cuando
un creyente habla por primera vez en nuevas lenguas se dice que ha sido bautizado con el Espíritu Santo y
cuando lo hace de forma periódica después del bautismo, se dice que tiene el don de hablar en lenguas.

Una iglesia pentecostal puede trabajar de forma independiente o estar afiliada a una organización religiosa de
mayor cobertura. A pesar de la gran diversidad de las iglesias pentecostales y organizaciones, en conjunto,
son las que tienen mayor crecimiento en el mundo, con aproximadamente 600 millones de adherentes y
constituyen más del 80% de las iglesias protestantes. En resumen la iglesia pentecostal es parte del
envangelismo por su casi similitud que actualmente mantiene diminutas diferencias como la vestimenta,
forma de adoración, etc.

Creencias Generales

A pesar de las diferentes corrientes del Pentecostalismo y de la diversidad de organizaciones religiosas que
hay entre ellos, se puede decir que mantienen cuatro verdades fundamentales que las unen en cuanto a
doctrina.

Jesucristo salva. Las iglesias pentecostales creen en la salvación como un don o regalo recibido por gracia
obrando únicamente a través del sacrificio de Jesucristo en la cruz, y el cuál se recibe solo por fe.1
Jesucristo bautiza con el Espíritu Santo. La doctrina que distingue a los pentecostales de las demás iglesias
es el énfasis que le dan al bautismo con el Espíritu Santo. Junto a esta doctrina se aceptan las manifestaciones
del Espíritu de Dios como las señales, prodigios, milagros y dones que son para la edificación de la iglesias y
testimonio a los no creyentes.2

Jesucristo sana. Las iglesias pentecostales creen en la curación divina como una promesa de Jesucristo y
como un efecto de su sacrificio en la cruz. Muchos pentecostales han experimentado curaciones en sus
cuerpos a través de la oración de fe.3

Jesucristo viene. La escatología pentecostal, se centra en el pronto regreso de Jesucristo a la tierra, dividido
en dos momentos, el arrebatamiento de la iglesia y el regreso después de la Gran Tribulación. Las iglesias
pentecostales no proclaman alguna fecha para este suceso, sino que alientan a sus creyentes a vivir en
consagración, santidad y trabajo cristiano.4

De igual forma, las iglesias pentecostales comparten ideas similares a las iglesias protestantes aunque varían
en su interpretación.

La Biblia. Las iglesias pentecostales, están de acuerdo que la Biblia es la palabra de Dios, infalible y pura.
Cada corriente o iglesia puede utilizar la traducción bíblica que considere.

El Bautismo en Agua. Sacramento. Esta doctrina puede variar en cuánto a la forma en que se debe bautizar a
las personas, ya sea en "el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo", o solamente "en el nombre de
Jesucristo". Algunas iglesias la consideran fundamental para la salvación, otras la consideran importante, pero
no fundamental para salvarse.

La Santa Cena. Sacramento. La mayoría de las iglesias pentecostales practican este sacramento, ya sea de
forma mensual, semanal, anual o según la forma de interpretación bíblica.

Se denominó Protestantismo a la revolución religiosa planteada a principios del siglo XVI en contra de la
Iglesia Católica, y que provocó la fractura de la unidad religiosa europea.

Un monje, Martín Lutero, profesor de Teología, encabezó el movimiento, argumentando que la Iglesia se
había separado de las enseñanzas bíblicas de Jesús, en quién se basa el cristianismo, desafiando la autoridad
del Papado.

Su ruptura con la Iglesia Católica-Romana puso en marcha la Reforma Protestante, con doctrinas como el
sacerdocio universal, que implicaba una relación personal directa del individuo con Dios sin ninguna
institución de por medio o la libre interpretación de las Sagradas Escrituras