WOMEN’S LINK WORLDWIDE Y FUNDERES Y EL CASO PATRICIA FLORES

A. Resumen
Estas dos ONGs están mintiendo y manipulando los hechos en el caso del asesinato y violación de la
niña Patricia Flores, caso que presentan desde hace 4 años ante instancias internacionales de
defensa de los derechos humanos. La niña Patricia fue encontrada, asesinada y violada, más de 4 días
después de desaparecer, en un depósito situado en la entrada de su escuela, en La Paz, Bolivia.
Dichas ONGs hacen creer que la niña hubiera fallecido dentro de su escuela el día en que desapareció
(el 27 de agosto de 1999) cuando todos los documentos del expediente judicial dicen otra cosa. Hay
testimonios fehacientes que la niña salió de la escuela antes del inicio de clases el día en que
desapareció y la autopsia de ley determinó que la muerte ocurrió el domingo 29 de agosto de 1999.
Las pruebas de ADN, hechas tanto a muestras biológicas de la víctima como a todas sus pertenencias
(su ropa y sus útiles escolares fueron encontrados junto a ella) apuntan a un violador en serie de
niñas de nombre José Luis Flores López quién, en el momento en que ocurrió el crimen, era parte de
un grupo de sin techos, alcohólicos y drogadictos, que solía estar en inmediaciones de la escuela,
ubicada en una zona roja de la cuidad de La Paz.
En el año 2000, el FBI estadounidense analizó varias evidencias, tanto del caso de la niña Patricia
como las de otro caso de violación a una niña, ocurrido pocas semanas después en la ciudad de El
Alto, y llegó a la conclusión fehaciente que en ambos casos, José Luis Flores es el presunto autor. El
FBI determinó también que el regente de la escuela, Odón Mendoza, quién fue arrestado y acusado
del crimen dentro del lapso de tiempo de 24 horas que el gobierno había dado a la policía para
resolver el caso a pesar de presentar inmediatamente coartadas fuertes, no tiene nada que ver con el
crimen.
Después de 20 meses de detención preventiva, Odón Mendoza fue liberado por orden del Tribunal
Constitucional en 2001 y apelando sentencias que lo condenaron con argumentos tan ridículos como
manchas de sangre en un folder suyo (analizadas por el FBI que determinó que era su sangre), logró
que la Corte Suprema de Justicia de Bolivia anulara su condena a 30 años de cárcel sin derecho a
indulto, a fines de 2009.
En el año 2010, la familia Flores, representada por la madre, Martha Velásquez, empezó con
campañas mediáticas contra Odón Mendoza, apoyada por las ONGs Funderes y Women’s Link
Worldwide que presentaron el caso ante instancias internacionales para poder hacer presión sobre el
gobierno boliviano.
El 23 de marzo de 2012, en medio de una histeria mediática fomentando un odio sin límites contra él
y su familia, Odón Mendoza fue detenido nuevamente y sigue detenido hoy en día, más de 3 años
después. La ley dice que una detención preventiva no puede durar más de 3 años – con la detención
entre 1999 y 2001 con la misma acusación, su duración sobrepasa 5 años hoy en día pero Odón
Mendoza no puede salir puesto que se le está negando su derecho constitucional a poder presentar
una solicitud de cesación de detención preventiva.

2
Desde hace inicio de 2013, la inocencia de Odón Mendoza está nuevamente probada mediante
pruebas de ADN con que el laboratorio criminológico boliviano IDIF (Instituto de Investigaciones
Forenses) analizó absolutamente todas las evidencias del caso.
Los resultados son fehacientes – el IDIF no encontró ningún ADN de Odón Mendoza en las
pertenencias de la víctima y ningún ADN de la víctima en su ropa de él (35 cosas de él fueron
analizadas entre camisas, pantalones, ropa interior, zapatos etc. etc.). Sin embargo, el IDIF encontró
el ADN de José Luis Flores en la vagina de la víctima, en su guardapolvo, su polera, su chompa y su
panty, así como en un pedazo de papel higiénico encontrado en el depósito.
A pesar de estos resultados clarísimos, Flores fue absuelto y Mendoza condenado…todas estas
ilegalidades tienen una relación estrecha con el hecho que el gobierno boliviano, alarmado tanto por
el ruido mediático como la resonancia internacional del caso, intervino directamente en el caso y que
el Ministro de Educación se puso abiertamente del lado de la familia Flores, firmando documentos
legales sin temer las contradicciones flagrantes que contenían.
En este momento, el caso está en la fase de apelación – la defensa de Odón Mendoza presentó un
recurso de casación de 60 páginas, detallando las numerosas violaciones a sus derechos humanos
que se le hace desde hace casi 16 años y las ONGs están de vuelta ante una institución internacional
de derechos humanos – por eso, presentamos aquí las mentiras y manipulaciones con que Women’s
Link Worldwide y Funderes operan desde hace años, empezando con el documento que presentaron
ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, CEDAW:
http://tbinternet.ohchr.org/Treaties/CEDAW/Shared%20Documents/BOL/INT_CEDAW_NGO_BOL_2
0873_E.pdf
B. Las mentiras a lo largo de 5 años
En el año 2010, la entonces poco conocida ONG estadounidense Women’s Link Worldwide, con
oficinas en Madrid/España y Bogotá/Colombia, decidió tomar el caso Patricia Flores de Bolivia para
hacer de este un “problema regional” (tuit del 6 de junio de 2012).

Su primera aparición pública en este caso, junto a la boliviana Funderes, que tenía el mismo perfil
bajo, fue en una audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el 24

3
de octubre de 2011, en compañía de la bien conocida ONG Centro de Derechos Reproductivos (CDR),
sobre “violencia sexual en instituciones educativos en las Américas”

Allá, el caso fue presentado con varias mentiras por la representante de Women’s Link Worldwide
Katherine Romero, quién se ocupó del caso durante unos años con pleno respaldo de la cofundadora y presidenta Vivana Waisman como lo demuestra su “me gusta” en el facebook personal
de K. Romero:

4

Toda la sesión ante la CIDH fue grabada y puede ser vista o escuchada con estos enlaces:
http://www.cidh.org/audiencias/143/07.mp3 (audio)
http://www.oas.org/OASPage/videosasf/2011/10/102411_RubenDario_V1_9am.wmv (video)
A min. 24:05 del inicio del video, K. Romero dice: “(…) la historia de Patricia Flores y su madre. Un día
de agosto en 1999, como todos los días, Martha Velásquez entrega al cuidado del personal del plantel
de la escuela pública Vicenta Juaristi Eguino la vida y el desarrollo de la menor. (…)”
Hoy en día, en su documento (curiosamente entregada en inglés no más, a pesar de ser ONGs
hispanohablantes) lo dicen así: At 8.30h on the morning of August 27th 1999 Mrs. Martha Velásquez
had accompanied her daughter, Patricia, into her school. (A las 08:30 de la mañana del 27 de agosto
de 1999, la Sra. Martha Velásquez acompañó a su hija Patricia a su escuela).
C. La víctima fue vista caminando fuera de su escuela antes del inicio de clases
Desde el inicio de este caso doloroso, la madre de la niña Patricia Flores y sus defensores cambian
constantemente el horario de su llegada a la escuela en aquella mañana. En su primera declaración
ante la Policía Técnica Judicial (PTJ), Martha Velásquez hubiera declarado, según el informe policial1
haber dejado a la niña a horas 08:15.
Y esto tiene su importancia, ya que la acusación contra Odón Mendoza, quién fue condenado a pesar
de todas las pericias de ADN diciendo que no hubo contacto alguno entre él y la víctima, se basa
sobre que él, supuestamente hubiera secuestrado a la niña en la entrada. Ahora, en las escuelas
bolivianas, antes de iniciar clases, se procede a la formación en los patios a las 08:30 y todos los
testimonios concuerdan que la niña no estuvo. Es entonces imposible que la madre la hubiera dejado
a horas 08:30 no más.

1

Foto n° 1: resumen de la investigación hecha por rapto propio, fs. 52

5
En el primer cuerpo del expediente judicial existe la declaración del padre de la víctima relatando,
dentro del marco de su búsqueda efectuada inmediatamente después de constatar que no había
asistido a clases el 27 de agosto de 1999, que fue vista caminando fuera de la escuela, a una hora en
que era imposible volver a ingresar a la escuela porque la puerta de ingreso estaba cerrada. Según su
declaración dentro de la investigación por rapto propio la niña entró en una tienda y “le compró
pipocas y se quedó caminando por el lugar hasta las 09:30 aproximadamente.” 2
Hay más elementos en el expediente: la declaración de la entonces directora D. M. V.: “en horario de
clase nadie tiene el ingreso a la escuela permitido, e ignoro si acataban esta orden; inclusive compré
un candado a fin de que la portera lo coloque en la reja para que a horas 8:45 impidiendo el ingreso
de los padres al establecimiento”… 3
Por la proximidad de la declaración del Sr. César Flores con la desaparición de la niña, el apego del
padre – “había una relación estrecha entre padre e hija (Patricia) muy filial (…)” podemos leer en una
pericia psicológica hecha en 2013 – podemos concluir que este testimonio tiene un valor
preponderante en la posible explicación de las circunstancias de su desaparición.
Hay más indicios sobre este punto en las siguientes declaraciones: Declaración indagatoria de la
profesora A. L. R. sobre el sábado 28 de agosto “(…) una niña indicó que (….) tenía 50 centavos en la
mano, indicando que se bajó hacia la calle Indaburo, ante esto la directora, mi persona y la hermana
mayor de la niña que llevaba una foto, indagamos por el lugar, estableciendo que finalmente ingresó
a una tienda y con 50 centavos compró un chisito y la Sra. de la tienda la reconoció al ver la foto,
con estos nuevos antecedentes la hermana de la niña se fue a la P.T.J.” 4
La profesora A.M.V. declaró lo siguiente el 4 de septiembre de 1999: “El día lunes 30 de agosto mis
alumnos me dijeron que vieron a Patricia en la calle Pichincha el día viernes 27 de agosto cerca a la
puerta de la escuela.” 5
La madre diciendo que “su hija estaba delicada de salud y estaba bajo tratamiento, además dijo que
si alguna persona le decía que vayan, ella puede irse (estaba enferma)” declaración de la regenta
F.M.A.Vda. de M. 6
Y, él a quién la policía, que había recibido la orden del gobierno de encontrar al culpable dentro de
un plazo no mayor a 24 horas, acusó de haber secuestrado a la niña, ni siquiera entró sólo a la
escuela como se puede corroborar en estos testimonios: en el primer cuerpo del expediente hay la
declaración del Odón Mendoza, hecha el 2 de septiembre de 1999 en la tarde: “Quiero indicar que el
día viernes 27 de agosto del presente año, al promediar las 08:10, nos encontramos en la puerta de
la Escuela con A. V. donde este me invitó una hamburguesa la mitad, una vez que terminamos
entramos a la Escuela.” 7

2

Foto n° 2: declaración de César Flores R. del 31/08/1999. a fs. 49
Foto n° 3: acta de audiencia de declaraciones informativas del 03/11/1999, declaración de D. M. V., a fs. 647
vlta.
4
Foto n° 4: acta de declaración indagatoria del 30/03/2000, declaración de A.L.R., a fs. 1504
5
Foto n° 5: declaración de A.M.V.P. del 04/09/1999, a fs. 93
6
Foto n° 6: declaración de F.M.A.Vda. de M. del 01/09/1999, a fs. 13
7
Foto n° 7: declaración ampliatoria de Odón F. Mendoza Soto del 02/09/1999 (minutos antes de ser detenido),
a fs. 133
3

6
Versión corroborada por el Sr. N. A. V. G. en su declaración del 7 de septiembre de 1999: “Yo llegué
más antes que el regente entre la 08:00 a 08:10, esto recuerdo porque cuando llegué yo volví a salir
a comprarme un san(d)wich y entonces yo lo vi venir a Fernando incluso lo invité de mi san(d)wich
(…). Después del san(d)wich yo entré primero y él por mí detrás y se saludó a la secretaria a doña
Marina (…)”. 8
Lo menos que podemos decir es que hubo animación en el lugar entre las 08 y 08:30 de la mañana ¿será por eso que las ONGs que tienen un gran interés a “probar” que la niña falleció dentro de su
escuela, están cambiando la hora en que la madre la había dejado detrás de las rejas del ingreso?
D. La familia de la víctima se queja de mala atención de parte de la policía
La siguiente afirmación en el documento presentada ante la CEDAW sobre cómo la denuncia por
desaparición fue tratada nos parece también muy cuestionable ya que las ONGs denuncian un
tratamiento desigual de parte de los órganos de investigación que la documentación del expediente
no corrobora.
For its part, the Technical Judicial Police (later replaced by the Special Force Against Crime) refused to
instigate an immediate search on the basis that the complaint was initially made by the Patricia’s
aunt and not her parents. Officials expressed that they would only begin proceedings if the complaint
was formally made by Patricia’s parents, Mr. and Mrs. Flores, who did so accordingly on Monday
August 30th. It took until Tuesday August 31st, four days after the initial report of her disappearance,
before an investigating case officer was finally assigned to Patricia’s case.
Se reprocha a la policía su requerimiento de que los representantes legales de la menor presenten la
denuncia y no una tía y también el hecho que la investigación sólo hubiera empezado el martes 31 de
agosto, cuatro días después de la desaparición de la niña. Ahora, en el expediente se puede constatar
que le denuncia, que hace referencia clara a los testimonios citados aquí arriba sobre el hecho que la
menor habría sido visto “caminar por inmediaciones de la calle Pichincha e Indaburo” (calles que se
encuentran dos cuadras más abajo de la escuela), fue entregada el lunes 30 de agosto a horas 10:20
a la Fiscalía a pesar de tener como fecha el sábado 28 y que fue transmitida el mismo día a la Policía
Técnica Judicial, división Familia y Menores. 9
A horas 14:45 el día después de presentar la denuncia, el padre fue interrogado (ver foto n° 1) y se
recibió, el mismo día a horas 12:00, las declaraciones de dos menores, alumnos del establecimiento
educativo que habían señalado haber visto a la niña Patricia Flores el día anterior, acompañada de
una “chica un poco más grande que ella”. 10
No hay nada más en el expediente que podría corroborar la denuncia sobre un rechazo intencional
de parte de la policía de proceder a las investigaciones requeridas.
E. La niña no falleció el día en que desapareció

8

Foto n° 8: declaración de N.A.V.G. del 07/09/1999, a fs. 135
Foto n° 9: denuncia a la Fiscalía hecha por César Flores y Martha Velásquez, a fs. 48 y 48 vlta.: “por las
referencias que nos dan, habrían visto a la niña caminar (…)”
10
Foto n° 10: declaración prestada por la menor M. R. U. de 9 años de edad, a fs. 57
9

7
Luego, el documento habla de la autopsia de ley, llevada a cabo el 1 de septiembre a horas 17:00, es
decir unas 18 horas después de encontrar el cuerpo sin vida de la menor, calificándola extrañamente
cómo “autopsia inicial”:
The initial autopsy conducted shortly after the discovery of her body indicated that "the girl's body
had different types of bruises, hematomas, multiple trauma, sexual violence and asphyxiation by
strangulation.
Aún más, en una nota a pie de página
[n° 10: Sagárnaga, Raúl Alberto. Internal Judicial Dossier: report by forensic doctor. See also the Court
ordered expert report: Delgado, Claudia. Expert Forensic Report on the case of the murder of Patricia
Flores Velasquez in La Paz-Bolivia (2012). Prepared for Judge Amalia Morales (Second Judge of first
instance in the Departmental Court of Law (…) )],
el documento introduce un informe que fue descartado por la jueza citada, Amalia Morales Rondo,
en su resolución 27/2014 porque “lejos de coadyuvar con la celeridad y veracidad de la
investigación (…) no (ha) mostrado mayor interés (…) (fs. 14419).
Esta manera de menospreciar la autopsia y sus resultados es constante en las acusaciones de estas
dos ONGs, ya que dicha autopsia concluyó, el miércoles 1 de septiembre, a una data de la muerte de
aproximadamente 72 horas, lo que significa que la menor hubiera fallecido el domingo 29 de agosto
de 1999. Los dos médicos forenses a cargo de la autopsia confirmaron este dato en varias ocasiones
en audiencias públicas como la del 6 de marzo de 2001 donde el Dr. Antonio Torrez Balanza declara
lo siguiente: “Pregunta.- Según la data de la muerte del protocolo que establece setenta y dos horas
el día miércoles, ¿cuándo habría fallecido la menor? Respuesta.- Tendríamos que regirnos a la data
de la muerte aproximada con carácter retrospectivo, aproximadamente tres días antes. Se debe
contabilizar las horas; con un cálculo retrospectivo, si el martes en la noche se hizo el
levantamiento, según la data de muerte valdría suponer que la muerte ocurrió el día domingo”. 11
En la audiencia del 13 de junio de 2013, los peritos del laboratorio criminal del Estado plurinacional
de Bolivia, IDIF (Instituto de Investigaciones Forenses), encargados de revisar la autopsia del año
1999, declararon no poder confirmar fehacientemente las 72 horas porque tuvieron que
pronunciarse sobre fotografías no más, pero admitieron que no hay elementos para pensar que la
data de la muerte fuera de más de 72 horas.
Con este dato, además de los elementos importantes sobre las circunstancias de su desaparición, se
cae por completo la hipótesis de una violación y asesinato cometidos dentro de una escuela pública y
les quitaría a estas ONGs un caso con el que se hicieron conocer en el escenario internacional de los
derechos humanos.
F. Las mentiras sobre el Auto Supremo del 16 de noviembre de 2009, anulando la condena de
Odón Mendoza
Como vamos a demostrar más abajo, Funderes y Women’s Link Worldwide están presionando al
gobierno de Bolivia a través de instituciones tan reconocidas e imprescindibles como la CIDH o el
Comité de la ONU contra la Tortura (CAT) para lograr su propósito, hacer condenar al regente de la
11

Foto n° 11: declaración del Dr. Antonio Torrez Balanza en la audiencia ratificadora ante el juez Armando
Pinilla Butrón, 06/03/2001 a fs. 2321

8
escuela y no a un violador en serie de niñas condenado de nombre José Luis Flores (pariente del
padre de la víctima menciona la sentencia del años 2009 de la Corte Suprema de Justicia de Bolivia
(http://tsj.bo/detalle-de-autos/?auto=117157) quién había dejado, según los resultados de las
pruebas de ADN que el IDIF hizo a absolutamente todas las evidencias del caso a requerimiento de la
jueza Morales, su ADN en varias prendas de vestir de la niña así como en la muestra vaginal tomada
en la autopsia del 1 de septiembre de 1999.
Es igualmente revelador, cómo el documento habla de dicha sentencia, llamada Auto Supremo en
Bolivia:
Since August 1999, a series of prosecutions, appeals and annulments ensued culminating in a decision
by the Supreme Court in 2009 ordering that the judicial process be restarted.
Según estas ONGs, la Corte Suprema hubiera determinado que el proceso volviera a fojas cero
cuando en realidad, el Auto Supremo n° 453/2009 del 16 de noviembre de 2009 sólo anuló la
condena del regente, Odón Mendoza con el siguiente razonamiento: “(…) aplicando la disposición
contenida en el numeral 4) del artículo 307 del Código de Procedimiento Penal de 1972, con
referencia a lo establecido por el Auto (de Vista) emitido el 14 de octubre de 2008 por la Sala Penal
Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz en el proceso abierto contra varias
personas como consecuencia de la violación y asesinato de la niña Patricia Jacqueline Flores
Velásquez, ANULA OBRADOS hasta fojas 3642 inclusive, y DISPONE que la mencionada Sala Penal
Primera, sin esperar turno, y previo sorteo, haga efectiva la subsanación y pronuncie el fallo que
corresponda.”
El mencionado artículo del abrogado Código de Procedimiento Penal, introducido en 1972 por el
entonces gobierno de facto del general Banzer mediante decreto, señala lo siguiente: “Se anulará lo
obrado y se repondrá la causa hasta el vicio más antiguo, cuando del examen del proceso resultare
haberse incurrido en las causales previstas en el artículo 297 de este Código o se hayan infringido
otras disposiciones sancionadas expresamente con nulidad. En este caso se devolverá el expediente
para que el tribunal o juez haga efectiva la subsanación y pronuncie el fallo que corresponda.”
El Art. 297 señala lo siguiente: “ARTICULO 297.- (Causales de nulidad). 7) Falta de los requisitos
esenciales que deba contener el fallo.”.
El Auto Supremo utilizó esta disposición porque “el Tribunal de Alzada, al emitir el Auto de Vista
recurrido, no advirtió que el Juez del Plenario procedió a una valoración inadecuada de las pruebas
de cargo y descargo, con pleno rechazo de las procedentes del Departamento Federal de
Investigación de los Estados Unidos de América, conocido como FBI por sus siglas en inglés respecto a
su nombre propio de "Federal Bureau of Investigation" (fojas 2135 a 2183), razón por la cual, en lo
concerniente a la causa abierta contra Odón Fernando Mendoza Soto, corresponde aplicar la
disposición contenida en el numeral 4) del artículo 307 del Código de Procedimiento Penal de 1972 de
conformidad a la regla establecida por el numeral 7) del artículo 297 del mismo Código.”
En su primera presentación pública del caso, ante la CIDH, la representante de Women’s Link
Worldwide dijo lo siguiente:
En 2003, después de 6 años de transcurrido los hechos, el juez de la causa condenó al regente de la
institución a 30 años de prisión por los delitos de violación y homicidio de la menor, dejando de lado a

9
otros presuntos responsables. Transcurrido 12 años, el caso se encuentra en la completa impunidad,
la Corte Suprema de Justicia, en 2009 emitió la sentencia mediante la cual manifestó que de por
existir diversas fallas en el manejo de las pruebas se deja en libertad al primer responsable y se (…)
la anulación del proceso.
Una mentira en cada frase…la primera sentencia fue pronunciada el 14 de mayo de 2003 (resolución
Nº 13/03 del Juzgado Sexto de Partido en lo Penal, La Paz), es decir 3 años y algo más de 8 meses
después del crimen y como se puede evidenciar sin lugar a dudas, la Corte Suprema escribe
“valoración inadecuada de las pruebas” lo que no es, en absoluto, lo mismo que “fallas en el manejo
de las pruebas”.
Estas son claras manipulaciones para encaminar el caso hacía donde quieren estas ONGs – hacer
responsable al Estado plurinacional de Bolivia por un hecho supuestamente cometido por sus
funcionarios.
En su informe para el Comité contra la Tortura (CAT), las dos ONGs escriben lo siguiente:
(http://tbinternet.ohchr.org/Treaties/CAT/Shared%20Documents/BOL/INT_CAT_NGO_BOL_12858_E
.pdf )
Since August 1999, a series of prosecutions, appeals and annulments ensued culminating in a decision
by the Supreme Court in 2009 ordering that the judicial process be restarted, excluding the
investigation stage.
Escribir que la Corte Suprema hubiera anulado todo el proceso incluyendo la etapa de investigación
es otra mentira. En realidad, el Auto Supremo, que se ubica entre fs. 3708 – 3711 del expediente,
anuló unas 60 fojas; precisamente las que lo preceden hasta e incluyendo el Auto de Vista (es decir la
sentencia de la segunda instancia) a fs. 3642. En estas fojas no se encuentra ningún documento de
investigación, sino diferentes notificaciones y los recursos de casación que motivaron la decisión de
la Corte Suprema. En Bolivia las anulaciones se hacen de fin a principio y no de cero hacia adelante.
Tratamos varias veces de tomar contacto con Women’s Link Worldwide, con este y otros argumentos
pero nunca recibimos una respuesta. Sin embargo, parece que vieron lo que mandamos puesto que
ahora, en su ponencia ante el comité CEDAW lo escriben así:
The Supreme Court of Justice’s 2009 order to restart the judicial investigation stage and Superior
Court of La Paz’s order to begin the judicial process again from the investigative stage is the result
of finding several errors in the initial investigation.
Sin embargo, esto es una mentira también puesto que el por tanto del Auto Supremo no deja lugar a
tales interpretaciones – escribiendo “con referencia a lo establecido por el Auto (de Vista) emitido
el 14 de octubre de 2008 por la Sala Penal Primera de la Corte Superior del Distrito Judicial de La
Paz es entonces absolutamente claro que la anulación sólo concierne esta resolución.
De todos modos, la máxima instancia judicial no hubiera abierto el paso a un nuevo proceso ya que
Constitución Política del Estado, promulgada el 7 de febrero de 2009 (es decir 9 meses antes del Auto
Supremo) estuvo plenamente vigente y que su Art. 117.II es clarísimo: Nadie será procesado ni
condenado más de una vez por el mismo hecho.
Si en la normativa internacional de protección de los derechos humanos, el principio del ne bis in
idem protege a sentencias ejecutoriadas, el sistema interno boliviano va más allá y es totalmente

10
abusivo alegar que la Corte Suprema hubiera determinado algo que va en contra de la Ley Suprema
de su país.
G. Las mentiras sobre las evidencias
La lista de los supuestos errores “significativos” según estas ONGs, demuestra ante todo su afán de
manipular. Sin presentar ni una sola prueba y a pesar de los elementos que están en el expediente,
afirman barbaridades. Hay que destacar que le expediente no sólo estuvo a disposición de forma casi
permanente de los y las abogados bolivianos de Funderes sino que su copia fue enviada hasta
Colombia (según el informe de Santiago Reina Camacho: “al parecer no se tuvo acceso a la totalidad
del expediente y adicionalmente a que algunas de las copias allegadas no eran fácilmente legibles.”).
Afirman por ejemplo que se quebrantó la cadena de custodia al mandar evidencias al extranjero,
These significant errors included mishandling the initial complaint that Patricia Flores was missing
and failure to immediately search for her; unjustified judges and prosecutors recusals; mishandling of
evidence and lack of a chain of custody, as evidenced by sending evidence to laboratories abroad;
refiriéndose a la colaboración del FBI en una época en que no se pudo hacer una prueba de ADN en
Bolivia. En el expediente se encuentra la forma en que las evidencias a analizar fueron entregadas, en
Bolivia, al representante del FBI, respetando estrictamente la cadena de custodia12, entonces, las
afirmaciones de estas ONGs no pueden ser menos que manipulaciones intencionales de datos
importantes del expediente para excluir las pruebas fehacientes sobre la autoría de un violador en
serie de niñas condenado.
En su afán de hacer presión sobre el Estado boliviano mediante instituciones internacionales, no
temen dar falsa información como esta:
the intentional loss of pages from the case file; intentional manipulation of the FBI expert reports;
and subsequent emergence of new evidence boxes (in 2014) that were not analyzed from the
beginning of the case.
Absolutamente todo en esta tres líneas es mentira – no se perdió ninguna página del caso.
Representantes de Funderes, cuyas mentiras nos motivaron a solicitar a la CIDH (donde se encuentra
nuestra denuncia desde hace 6 años) investigue un posible fraude en la denuncia de parte de estas
ONGs, hicieron en los últimos años varias campañas mediáticas sobre la supuesta pérdida de algunas
páginas de los informes del FBI. Sin embargo ni una sola vez, estas denuncias públicas fueron
respaldadas por alguna prueba. En todos estos años, nunca se ha presentado una denuncia penal
respecto a esta afirmación y las ONGs hacen caso omiso de un principio jurídico importante: la cosa
juzgada. La Corte Suprema de justicia de Bolivia se tomó más de dos años para revisar el expediente
en su totalidad y resume el caso de la siguiente manera:
“(..) 5.- d) Cursan en obrados los informes de análisis de ADN efectuados por el FBI sobre muestras de
sangre, cabello, pelos púbicos, pelo axilar, saliva y prendas de vestir pertenecientes a Patricia Flores,
José Luis Flores, Odón Mendoza, Reynaldo Flores, Edgar Torrico, Eduardo González y Alex Valle, según
los cuales los pelos púbicos recogidos en el cuerpo de la víctima tienen las mismas características
microscópicas que los de José Luis Flores López, pariente del padre de la víctima. El ADN
12

Foto n° 12: informe sobre comisión de coordinación con la Embajada de EE.UU. respecto al caso de la niña
Patricia Flores, a fs. 661

11
encontrado en la falda de la niña no coincide con el de Odón Mendoza sino con el de José Luis
Flores. (…)
9.- Analizado ese petitorio, se concluye que, efectivamente, el Tribunal de Alzada, al emitir el Auto de
Vista recurrido, no advirtió que el Juez del Plenario procedió a una valoración inadecuada de las
pruebas de cargo y descargo, con pleno rechazo de las procedentes del Departamento Federal de
Investigación de los Estados Unidos de América, conocido como FBI por sus siglas en inglés respecto a
su nombre propio de "Federal Bureau of Investigation" (fojas 2135 a 2183), razón por la cual, en lo
concerniente a la causa abierta contra Odón Fernando Mendoza Soto, corresponde aplicar la
disposición contenida en el numeral 4) del artículo 307 del Código de Procedimiento Penal de 1972 de
conformidad a la regla establecida por el numeral 7) del artículo 297 del mismo Código.”
Mediante campañas de prensa, la ONG Funderes hizo creer a la población boliviana que se hubieran
perdido dos hojas de las más de 50 páginas que mandó el FBI a la policía boliviana a lo largo de casi
un año de apoyo a la investigación cuando, en realidad, en el primer envío (todo en inglés) se
encontraron dos páginas sobre otro caso boliviano en que el FBI también estaba coadyuvando. El
entonces juez de instrucción mandó este primer informe a la embajada de Estados Unidos (que había
tramitado el apoyo del FBI) y lógicamente, estas dos páginas faltan en el informe en español – seguro
que se las hicieron llegar al juzgado competente por el otro caso. Lo fehaciente respecto a los
resultados del FBI es su informe final de dos páginas y media, escrito en español y donde el agregado
legal del FBI para Bolivia explica en 15 puntos, cómo el FBI hizo la investigación, cómo llegaron a la
conclusión que el presunto culpable es José Luis Flores y cómo se excluye la participación de Odón
Mendoza en el crimen.
Este informe fue autentificado por el entonces cónsul de Estados Unidos 13.
H. Acusando a Odón Mendoza con mentiras
En 2011, ante la CIDH, la representante de Women’s Link Worldwide afirmó, sin presentar una sola
prueba que:
(…) esta situación generaliza violencia (…). En todos los casos prevaleció el testimonio del agresor
por encima de la vida y los derechos de las víctimas. (…) Cuarto: no se aplicaron estándares
internacionales en materia de investigación. En el caso Patricia, se desestimaron evidencias forenses
vitales para perseguir a los agresores. Y por último, se hizo un uso excesivo de mecanismo de
recepción en un circuito de tráfico de influencias dentro de la magistratura y el sistema de justicia. A
la fecha, en el caso Patricia, 14 jueces del circuito penal se han inhibido de conocer el caso, alegando
causales por fuera de la ley procesal.” (Min. 26:58)
Ya se puede notar su estrategia para “defender” su causa – acusar con mentiras, manipular los
hechos y calumniar a un hombre inocente a pesar de que pruebas de ADN totalmente contundentes
respalden su afirmación “yo no cometí el crimen”.
Hoy, después de recibir varios mensajes de la familia de Odón Mendoza, su discurso se volvió alguito
más prudente, enfocándose en argumentos jurídicos. Sin embargo, todo lo afirmado sobre la falta de
aplicación de leyes de protección contra la violencia hecha a las mujeres y niñas no es sostenible ya
que, cuando el proceso empezó, no existían estas leyes en Bolivia (lo que cambió en los últimos años
13

Fotos n° 13: “I, the undersigned consular officer of the United States of America 8…) “, a fs. 2712 – 2715

12
y lo saludamos) y que una abogada debería conocer un principio esencial de protección de todos
contra arbitrariedades estatales, el de no-retroactividad.
Fifteen years after the crime, on August 19, 2014, the Bolivian court issued the judgment 27/2014,
which sentenced the prime suspect to 30 years in prison without the right of pardon for the crimes of
rape and aggravated murder, and one year for dereliction of duty to protect children in custody of
education authorities against the former director of the Public School12. The decision does not
mention reparations to the family of the victim, who have fought for Patricia´s case for 15 years. The
decision also fails to measures of non-repetition. The judge failed to consider the protection of the
rights of the girl child and did not apply a gender perspective in the judgment. The facts are not
framed as a form of violence against women and girls, as stated by the regional conventions to which
Bolivia is party. The Court does not address the lack of access to justice either. Also, no action was
taken regarding the irregularities in the case, despite the powerful case law that exists in the region
regarding the due diligence that must be followed in cases of violence against women, in its various
manifestations.
Además, las ONGs están celebrando un fallo que tiene un fuerte olor a corrupción, ya que uno de los
vocales firmantes (es decir uno de los jueces de segunda instancia) se lo detuvo 6 semanas después
de firmar la confirmación de una sentencia absolutamente arbitraria y hasta ridícula. 14
(…) In May 2015, the Departmental Court of La Paz issued sentence 89/2015 on appeal, which
confirmed the first instance ruling and extended the sentence against the former director of Patricia´s
School by "exist full proof of the crime of dereliction of duty and concealment".
La jueza Morales inventó una enfermedad de transmisión sexual que se llamaría “Balano Prepusitis”
y que se hubiera constituido “en una limitación para que este (es decir Odón Mendoza) pueda tener
relaciones sexuales, lo cual habría hecho que el imputado haya hecho uso de otros medios, como
un palo de escoba (…)” para luego, 8 líneas más abajo, afirmar que la otra enfermedad inventada el
“Estafolicoco Albus” que se transmitiría “por contagio; y en los análisis clínicos médicos realizados al
cadáver de la niña, se determinó que en dichas muestras se presentaba esta enfermedad, lo cual
también conlleva a deducir que Odón Mendoza, habría tenido contacto genital con la menor (…)”
El 24 de junio pasado, la defensa de Odón Mendoza entregó un recurso de casación de 60 páginas,
detallando todas las violaciones a sus derechos constitucionales y humanas que se le hizo en estos
últimos años, especialmente protagonizadas por la abogada de la ONG Funderes en Bolivia y el
hecho que las abogadas de Women’s Link Worldwide también lamentan en su documento que un
condenado tenga la posibilidad de apelar, demuestra a cabalidad que a estas personas no le
importan los Derechos Humanos.
Patricia´s family had to wait almost sixteen years to obtain a judgment in their daughter’s murder
and, even now, the possibility that it can be appealed still remains.

14

El vocal López tiene detención preventiva en el penal San Pedro, Página Siete del 10/06/2015
http://www.paginasiete.bo/nacional/2015/6/10/vocal-lopez-tiene-detencion-preventiva-penal-pedro59461.html

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful