Vous êtes sur la page 1sur 12

FUNCIONAMIENTO DE LAS F UENTES C ONMUTADAS

Introducción

Tanto los equipos electrónicos de consumo como otros dispositivos industriales poseen circuitos cada vez más complejos, de más alto rendimiento y de re- ducido tamaño, lo que lleva a un aumento de la inte- gración hasta en la fuente de alimentación. Las fuentes de alimentación han seguido este ca- mino, permitiendo el diseño de circuitos cada vez más confiables por medio del uso de la “conmuta- ción” para mejorar el rendimiento. De esta manera, las fuentes de alimentación conmutada también han evolucionado y hoy están presentes en la mayoría de los equipos electrónicos. Una fuente de alimentación, es todo sistema que adapta la energía disponible (la red eléctrica general- mente) a las necesidades de un equipo. Toda fuente de alimentación debe cumplir las si- guientes tareas:

- Rectificación y Filtrado: Conversión de una

tensión alterna en una continua.

- Estabilización: Minimización sobre la tensión

de salida de las irregularidades producidas en la red

(cortes de energía, variaciones de tensión, etc.) y en la carga.

- Control: Establecimiento de los parámetros que se deben presentar a la carga.

Existen fuentes de alimentación lineales que se

caracterizan por utilizar como elemento de control, un transistor en serie con la carga, que disipa una po- tencia igual al producto de la diferencia de tensión entre la entrada y la salida, multiplicado por la co- rriente de carga máxima. Esto significa que la regu- lación se consigue con un bajo rendimiento, ya que el transistor debe disipar la energía que no consume la carga, provocando pérdidas elevadas que hacen que el rendimiento sea bajo. Para minimizar las pérdidas y así tener un rendi- miento mayor, se coloca en la entrada de la fuente li- neal un transformador reductor de la tensión de red, para que la tensión aplicada al transistor regulador se acerque a la de salida (figura 1). Otra forma de aumentar el rendimiento y así no tener que usar transformadores grandes y pesados es mediante el empleo de fuentes de alimentación con- mutadas que utilizan un transistor de potencia en conmutación. De esta forma la potencia disipada en el transistor es muy inferior a la disipada en las fuen- tes lineales (figura 2). En estas fuentes, cuando el transistor está blo- queado, la corriente a través de él es prácticamente nula y en estado de saturación. La caída de tensión en sus terminales es pequeña, con lo cual en todo momento la potencia disipada en el transistor con- mutador es muy baja. En estas fuentes, la tensión de red se rectifica y filtra directamente (sin el uso de un transformador), posteriormente se “muestrea” o conmuta mediante el

Figura 1
Figura 1

REPARACIÓN DE TELEVISORES DE ULTIMA GENERACIÓN

S DE U L T I M A G E N E R A C I

Figura 2

transistor conmutador y por medio de un filtro L-C se obtiene el nivel medio de la onda pulsada. Algunas fuentes conmutadas poseen un transfor- mador que adapta la tensión pulsada a un nivel más adecuado, aunque su uso no es siempre necesario. A continuación damos algunas características que diferencian a las fuentes conmutadas de una fuente lineal o regulada sencilla:

- Las fuentes conmutadas conmutan la señal a

rectificar con una alta frecuencia (15kHz a 1MHz)

frente a los 60Hz ó 50Hz de las fuentes lineales, con lo cual se reducen las dimensiones de los elementos reactivos (bobinas, condensadores o capacitores, y transformadores).

- El transistor conmutador disipa menos poten-

cia que el regulador de una fuente común, obtenien- do un rendimiento muy superior.

- Las fuentes conmutadas tienen más componen-

tes que las reguladas, lo que acarrea una menor fia- bilidad y un diseño más complicado.

- Operan con señales que tienen grandes deriva-

das de tensión y corriente (dv/dt, di/dt) por lo que abundan los ruidos y se produce un rizado (ripple) considerable.

- Normalmente las fuentes conmutadas necesitan

carga para funcionar y trabajan con potencias ma- yores que las comunes debido a su alto rendimiento (pueden llegar a 2kw en poco espacio).

Existen muchas formas de clasificar a las fuentes conmutadas, pero en principio las podemos dividir en:

- Forzadas

- Resonantes

A su vez, las forzadas pueden o no tener transfor- mador y las resonantes aprovechan el paso por cero

de la tensión o la corriente para conmutar y dismi- nuir aún más las pérdidas en conmutación. Las fuentes forzadas sin transformador, a su vez pueden ser directas donde la energía se transmite di- rectamente a la carga, o indirectas, y se caracterizan porque en un principio la energía se almacena en un componente magnético y/o capacitivo y posterior- mente se transmite a la carga. Bajo el mismo esquema topológico que hemos explicado recién, podemos tener fuentes que em- pleen transformador. El uso de transformadores a su vez posee ventajas y desventajas, las ventajas son:

- No precisa grandes bobinas cuando hay mucha

diferencia entre la tensión de salida y la de entrada

pues el transformador acerca ambos valores.

- Se pueden colocar salidas múltiples con sola- mente un elemento conmutador.

- El uso del transformador significa una aisla-

ción galvánica entre la entrada y la salida, evitando así el uso de chasis vivo o caliente.

- Se puede operar en una mejor zona de trabajo.

En cuanto a las desventajas en el uso del transfor- mador, podemos mencionar las siguientes:

- Poseen tamaño y peso elevado.

- Aumentan las pérdidas por histéresis y foucauld (se generan pérdidas en calor).

Las fuentes conmutadas generalmente pueden operar de dos maneras, dependiendo de la forma que tenga la corriente por la bobina. Si durante cada pe- ríodo la corriente cae a cero la fuente trabaja en mo- do de funcionamiento discontinuo. Si por el contra- rio, la corriente no cae a cero lo hace en modo de funcionamiento continuo, figura 3. Sea cual fuere el modo de funcionamiento de una fuente conmutada, siempre existe una dependencia

FUNCIONAMIENTO DE LAS LAS FUENTES CONMUTADAS

Figura 3
Figura 3

entre la tensión de salida y la carga, lo cual hace que no tengamos una regulación perfecta. Para minimizar esta dependencia se emplean re- cursos en el camino de la realimentación (trabajando en lazo cerrado). Para ello se debe comparar la ten- sión que deseábamos a la salida, con la que hay, y ac- tuar en consecuencia (figura 4). Además, con este sistema también se corrigen problemas que se pue- dan dar en la salida, como consecuencias de varia- ciones en la entrada (rizado, caídas de tensión, etc.). Para “cerrar” el lazo de realimentación se emplea un controlador que puede actuar de varias maneras:

- Control en Modo Tensión: se obtiene la señal de control por medio de una señal de “error” que de- pende de la diferencia entre la tensión y la referen- cia (figura 5). - Control en Modo Corriente: La señal de error, controla el máximo valor de corriente que se em- pleará para controlar la tensión en la carga median- te un circuito de gestión, que es generalmente un flip-flop. En este caso se emplea un resistor de bajo valor en el camino de la salida para sensar el valor de la corriente (figura 6).

Figura 4
Figura 4
Figura 5
Figura 5

Ahora bien, para explicar el funcionamiento de una fuente de este tipo, recordemos que los componentes electrónicos se dividen en pasivos y activos, según su forma de operación:

son pasivos aquellos que pre- sentan un comportamiento úni- co, que puede variar desde una simple carga hasta un almacén de energía; en tanto, los ele- mentos activos son aquellos cuyo comportamiento varía en relación a las tensiones aplica- das. Entre los primeros tene- mos a la resistencia, al conden- sador y a la bobina, mientras que en el segundo grupo tene- mos a los diodos, transistores y dispositivos semiconductores en general. Justamente, el con- cepto de impedancia se aplica sólo a los componentes pasivos (teóricamente lo deseable es que los componentes pasivos no presenten el fenómeno de impedancia). Estudiando el comportamiento en DC (continua) de estos ele-

REPARACIÓN DE TELEVISORES DE ULTIMA GENERACIÓN

S DE U L T I M A G E N E R A C I

Figura 6

mentos, se puede observar lo siguiente: la resisten- cia ofrece una cierta oposición al flujo de la corrien- te, las bobinas permiten su paso sin estorbo alguno y el condensador se comporta como un circuito

incrementa la oposición al paso de la corriente en su interior. La impedancia de un capacitor y una bobina se calcula de la siguiente manera:

abierto una vez que ha terminado de cargarse. Sin embargo, cuando a estos componentes se les aplica

Zc = 1 /( 2 . ππ . f . C)

una tensión alterna, la situación cambia, ya que tan- to en el condensador como la bobina muestran un

ZL = 2 . ππ . f . L

comportamiento que recibe el nombre de impedan- cia, y que tiene un efecto particular según el compo- nente. Cuando circula una corriente en el interior de una bobina, se produce un campo magnético, el cual no cambia de dirección fácilmente; esto significa que si

donde π es igual a 3,1416; C es la capacidad del capacitor y L es la inductancia de la bobina.

Puede observar, que en el primer caso el paráme- tro de la frecuencia se encuentra como divisor, lo que

a

este elemento se le aplica una tensión de AC, el

significa que a mayor frecuencia existirá una menor

campo en su interior, comienza a presentar una cier-

impedancia; y por el contrario, para la bobina la fre-

ta

oposición al paso de la corriente en su interior. Es-

cuencia se encuentra como multiplicador, lo que sig-

te

fenómeno es justamente la "impedancia inducti-

va". En cambio, los condensadores se cargan en un sentido, y si en un momento dado se invierte la pola- ridad, la tensión del dispositivo se suma al nuevo voltaje de alimentación, por lo que la corriente fluye más fácilmente, oponiendo una baja resistencia a la corriente alterna. Este comportamiento tan peculiar es lo que recibe el nombre de "impedancia capaci-

tiva". La impedancia de un condensador es inversa- mente proporcional a la frecuencia, esto es, mientras más rápido oscile la señal de entrada, el condensador se comportará crecientemente como un corto-circui- to; y al contrario, una bobina tiene una impedancia directamente proporcional a la frecuencia aplicada, esto es, conforme aumenta la frecuencia también se

nifica que a mayor frecuencia habrá mayor impedan- cia.

¿Y esto qué importancia tiene en los circuitos que estamos explicando? La respuesta es la siguiente: al diseñar un trans- formador, uno de los parámetros críticos es la fre- cuencia de operación a la que será sometido, ya que es un factor que determina el número de espiras tan- to del primario como del secundario, así como el ca- libre del alambre empleado. Por ejemplo, en el diseño de un transformador de baja frecuencia (digamos 50Hz), se precisa de un nú- mero elevado de espiras en el lado primario, para evitar que circule por este segmento un gran flujo de corriente que pueda dañar al dispositivo, por lo tan- to, si se requiere que el transformador maneje una

FUNCIONAMIENTO DE LAS LAS FUENTES CONMUTADAS

Figura 7
Figura 7

corriente apreciable, debe combinarse una magnitud considerable de espiras con un alambre de calibre re- lativamente grueso, lo que finalmente da por resulta- do un transformador de dimensiones muy grandes y muy pesado. Y si además, se requiere que este trans- formador sea capaz de trabajar en distintas regiones o países, deben colocarse bobinados adicionales pa- ra que a su entrada se puedan conectar líneas de AC de 110, 120, 220 ó 240 volt, según el caso, incremen- tándose aún más el peso y volumen del dispositivo. En cambio, un transformador que es alimentado en su primario por una frecuencia de oscilación ele- vada, requiere de muchas menos espiras que en el ca- so contrario, lo que da por resultado un dispositivo más compacto y de menor peso, aunque con algunas características que lo hacen especial. Justamente, lo que se pretende en las fuentes que utilizan conmutador, es alcanzar una frecuencia de oscilación muy superior a la que se dispone en la lí- nea de alimentación, de ahí la configuración presen- tada anteriormente. Sin embargo, se presenta un pequeño inconve- niente: las láminas convencionales empleadas en la construcción del núcleo de los transformadores tradi- cionales, no son capaces de responder con la sufi- ciente rapidez al elevar la frecuencia de la señal ma- nejada por encima de los 200Hz, por lo que deben emplearse otros materiales como la ferrita. Pero a su vez, los núcleos de ferrita no son elementos fáciles de obtener (de hecho, existen pocas compañías a ni- vel mundial que los producen), por lo que resultan considerablemente más caros que los núcleos con- vencionales. Pero aún más, el circuito conmutador y el de con- trol también incrementan el costo de las fuentes con- mutadas en relación a las de tipo regulado simple, y de hecho esa fue la tendencia en los primeros años en que se aplicaron estos circuitos de alimentación a

aparatos de uso doméstico. Sin embargo, con la pro- ducción masiva y el abaratamiento de los dispositi- vos electrónicos en general, el costo de las fuentes conmutadas se ha ido reduciendo, incluso hasta nive- larse en algunos casos con el de las tradicionales. Una de las principales ventajas de las fuentes conmutadas, es la posibilidad de ofrecer una salida estable a pesar de que la tensión de alimentación su- fra variaciones considerables. Para explicar en qué se fundamenta esta flexibilidad, es necesario recordar el concepto de tensión o voltaje promedio. Para calcular la tensión promedio o RMS, prime- ramente se aísla un solo ciclo de la frecuencia de en- trada (figura 7A); posteriormente se le da a esa señal una forma como si hubiera atravesado por un rectifi- cador de onda completa ideal, o sea, sin pérdidas (fi- gura 7B); luego se calcula el área que existe entre la curva y el nivel de masa (figura 7C); y por último se divide el resultado entre el tiempo en que tarda en completarse el período (figura 7D), de los que final- mente se deduce una tensión de DC que representa fielmente al nivel de AC de la entrada. Este cálculo se simplifica considerablemente cuando en la entrada se tiene una señal pulsante de una sola polaridad. En tal caso, la tensión promedio de la señal estará dada por la fórmula anexa a la fi- gura 8. Por lo tanto, si aumenta el tiempo en que la señal está en alto y disminuye el lapso en que está en bajo, la tensión promedio se incrementará; y por el contra- rio, si aumenta el tiempo de apagado y disminuye el tiempo de encendido, la tensión promedio descende- rá.

Este es justamente el principio en el que se ba- san las fuentes conmutadas, al momento en que el transistor conmutador conduce, en los extremos del primario se aplica la tensión de entrada en su totali- dad por lo que en los secundarios se tiene una tensión proporcional a éste (dependiendo de la relación de espiras entre primario y secundario). Y por el contra- rio, (cuando el transistor se corta, no existe induc- ción en los bobinados), por lo cual a la salida no hay tensión pulsante en alta frecuencia. Basta solamente con colocar un diodo y un con- densador de mediana capacidad, para que ese volta-

Figura 8
Figura 8

REPARACIÓN DE TELEVISORES DE ULTIMA GENERACIÓN

S DE U L T I M A G E N E R A C I

Figura 9

je se nivele y se expida una alimentación práctica- mente constante. Y aquí es donde se demuestra una ventaja adicional de las fuentes conmutadas: una configuración correctamente diseñada puede evitar la necesidad de incluir reguladores de voltaje, ya que por medio de una realimentación entre alguna de las salidas del transformador y el circuito controlador de conmutación, es posible manejar el ciclo de trabajo del dispositivo conmutador, de tal forma que sea ca- paz de mantener efectivamente un nivel de voltaje a la salida sin necesidad de más componentes, impli- cando un ahorro de costos. De hecho, más adelante se muestran algunos circuitos en los que se tiene es- ta situación. Anteriormente hemos realizado una “clasifica- ción” de las fuentes conmutadas, sin embargo, pode- mos realizar una forma distinta de agruparlas aten- diendo al parámetro modificado para efectuar la re- gulación:

Figura 10
Figura 10

FUNCIONAMIENTO DE LAS LAS FUENTES CONMUTADAS

Figura 11
Figura 11

1) Tipo PAM o moduladoras de amplitud de pulso. 2) Tipo PWM o moduladoras de ancho de pulso. 3) Tipo FM o moduladoras de frecuencia.

Cada uno de estos tipos se puede reconocer me-

diante una simple extracción de señales en el oscilos- copio, a la salida de alguno de los bobinados y co- nectando la fuente a un variac. Si al disminuir el ni- vel de AC de entrada, la señal muestra una variación en la altura de los pulsos de salida, nos enfrentamos

a una fuente PAM; si, por el contrario, lo que varía

es el ancho de los pulsos, la fuente será tipo PWM; y finalmente, si lo que cambia es la frecuencia de ope- ración, tendremos una fuente tipo FM (figura 9). Expliquemos ahora con mayor detalle cómo ope- ra una fuente conmutada. Para ello, consulte los pro- cesos de la figura 10 conforme se vayan citando. Cuando el conmutador se encuentra "apagado" (cortado) no permite el paso de la corriente, en cuya

situación la tensión del embobinado es de cero. Pero una vez que este elemento se "enciende" (se satura)

la tensión alcanza súbitamente el nivel VC (10B); no

obstante, por las propiedades inductivas del embobi- nado primario del transformador la corriente no apa- rece de inmediato, sino que comienza a crecer lenta- mente dependiendo del valor de la inducción. La figura 10C muestra este comportamiento de ascenso gradual. En teoría, el valor de la corriente podría llegar a ser infinito, aunque a partir de cierto nivel se fundirían los componentes de la fuente, en caso de no existir protecciones. Si el transistor se apaga después de un determinado tiempo, al que lla- maremos Won (figura 10D), la corriente en el prima- rio crecerá tan sólo hasta ese momento, pero dado que la inductancia actúa como almacén eléctrico, el flujo del primario no desaparece de improviso, per-

maneciendo por un tiempo a través del diodo volan- te (figura 10E). Si después de un segundo momento (al que deno- minaremos Woff) el transistor vuelve a encenderse, nuevamente se repetirá todo el ciclo anteriormente descrito (figura 10F). Y como un transformador induce en su secunda- rio las variaciones de corriente observadas en su pri- mario, el resultado será como el de la figura 10G. La tensión de salida máxima (Vsmax) está dada por la relación entre el número de vueltas del prima- rio y del secundario, por el valor máximo alcanzado por la corriente del primario y por el material mag- nético utilizado en el núcleo del transformador. Una vez que se tiene la tensión a la salida, basta con colocar un diodo y un condensador para eliminar el rizo (ripple) resultante, y como la frecuencia de los pulsos inducidos es muy alta, el valor del condensa- dor puede ser relativamente pequeño y no por ello se producen caídas de voltaje (en la figura 11 se ejem- plifica mejor esta situación). Este aprovechamiento de los pulsos de alta frecuencia tiene una ventaja adi- cional: como los bobinados del secundario trabajan por muy cortos períodos de tiempo, prácticamente no tienen oportunidad de calentarse, por lo que una fuente conmutada trabaja más "en frío" que una tra- dicional, disminuyendo así el riesgo de fallas. Además, los bobinados cortos permiten el em- pleo de alambres más delgados que los empleados en una fuente convencional. (Como una simple prueba, si conoce a alguien que se dedique a la reparación de computadoras, pídale que le muestre una fuente des- tapada y chequee usted el calibre de los alambres empleados; seguramente le sorprenderá observar que son muy delgados. Y aún más cuando se entere que fuentes de 200W pueden proporcionar un máximo de 23A en su línea de 5V). Gracias a esto, las fuentes conmutadas son mucho más eficientes que las de ti- po regulado: alrededor de un 90% contra un 50-60%, respectivamente.

LAS FUENTES CONMUTADAS DE LOS TELEVISORES:

PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO

¿Qué etapa de un TV o de un vídeo, lidera el campeo- nato de fallas? La fuente de alimentación pulsada. ¿Qué etapa es infaltable en todos los equipos de elec- trónica de entretenimiento? La fuente de alimentación pulsada.

REPARACIÓN DE TELEVISORES DE ULTIMA GENERACIÓN

¿Cuál es la etapa que más cambios y adelantos adop- tó durante los últimos 10 años? La fuente de alimentación pulsada. ¿Qué etapa de un TV fue menos tratada en forma teó- rica y práctica por los autores? La fuente de alimentación pulsada. Siempre la fuente

A no dudarlo, la fuente de alimentación de un equipo

moderno es el “Talón de Aquiles” de los técnicos electró- nicos. La razón es que esa etapa es siempre del tipo pulsa- da o conmutada para abaratar costos y que por fuerza, en ella se desarrollan las máximas potencias eléctricas del equipo. Y donde hay potencia eléctrica hay calor y donde hay calor puede haber fuego, si no trabajamos con todos nuestros conocimientos y si no empleamos los adecuados dispositivos de carga y aislación. En la jerga se dice: “La fuente no te perdona” como

queriendo decir que en otras etapas se puede trabajar por tanteo (mis alumnos saben que a esa forma de trabajar la llamo “el método del indio Tocapotee” y es muy empleada

en la actualidad por una gran legión de técnicos improvi- sados, aparecidos de la nada, en estas épocas de elevado índice de desempleo). Ahora bien, si uno está trabajando en la etapa de FI puede cambiar materiales aleatoriamente y probar sin mayor peligro. Pero si cambia materiales de la fuente de alimentación y prueba; lo más probable es que el material se queme y peor aún pueden quemarse todos y ca- da uno de los circuitos integrados del TV (si por ejemplo la fuente arranca sin regulación).

Si no sabe arreglar una fuente conmutada, si no tiene

un adecuado método de prueba, o no posee los instrumen- tos necesarios para realizarla, absténgase de repararla, por- que un TV de última generación sale muy caro y en los

tiempos que corren los clientes no abundan y son todos muy nerviosos. Un “Banco de prueba de fuentes”, eso es lo que Ud. necesita para no arriesgar su vida y la de sus TVs. Actualmente, cuando se acerca un cliente a un negocio de electrónica, en lugar de saludar esgrime el siguiente la- tiguillo: quiero un presupuesto exacto, porque si me sale caro no lo arreglo porque estoy muy mal económicamen- te. En estos casos por lo general tragamos saliva y pensa- mos:

¿Cómo le digo a este buen hombre que si yo hago un presupuesto exacto ya realicé el 90% del trabajo porque sólo me queda cambiar el/los componentes dañados? Tengo que decirle que sí, que con mucho gusto voy a hacer un presupuesto exacto, gratuito y urgente, porque el cliente siempre tiene razón y si me contrata para hacerle un servicio a cambio de dinero, él puede poner las reglas de la contratación hasta cierto punto. En una palabra, que hay que disponerse a realizar un presupuesto exacto (y además gratuito).

¿Cómo reemplazo la fuente de alimentación para sa- ber si el resto del equipo funciona o fue arrastrado a una muerte precoz por la falla de la fuente? En estos tiempos es muy común encontrarse con equi- pos que ya fueron intentados reparar por otros técnicos (y por otros no técnicos, incluido el propio usuario). La respuesta es que hay que poseer una fuente de po- tencia, que se arma con un Variac, un puente de diodos y un electrolítico. Ahora que si Ud. no tiene un Variac o no quiere gastar 90 dólares en uno, puede hacer una fuente del tipo variac electrónico tal como veremos más adelante. Pa- ra evitar sorpresas le decimos aquí que para reparar TVs incluyendo la fuente pulsada, Ud. debe tener una fuente Variac electrónico, un téster digital y un téster analógico sí o sí, no hay alternativa. Si tiene osciloscopio, será de gran ayuda, pero vamos a tratar de evitar su uso como ele- mento imprescindible. Algunos de los circuitos que describiremos se mues- tran no son simples impresiones en tinta. Estarán dibuja- dos en un laboratorio virtual Workbench y/o Livewire y podrán ser simulados en su computadora sin gasto alguno, si Ud. posee estos simuladores, ya que los archivos se po- drán bajar desde nuestra página web. Si Ud. tiene un Workbench 5.1 o 6.1 (Multisim) o un LiveWire puede en- trar nuestra página web: www.webelectronica.com.ar y con las claves que le daremos tomar los archivos *.ewb, msm, o .lvw y correrlos en su simulador para desplegar un circuito “vivo” al cual le podrá realizar todos los cambios deseados para analizar su comportamiento. En el momento actual las fuentes son tan complicadas que muchas veces debemos recurrir a aplicar un método para repararlas. En este curso Ud. aprenderá a generar mé- todos seguros de reparación.

Principios Fundamentales

Me gustaría saber quién fue el científico que recibió la primer descarga inductiva sobre su humanidad, porque se- guramente él fue el inventor de la fuente conmutada. En efecto, cualquier estudiante curioso que esté trabajando con inductores y baterías de baja tensión, va a terminar ge- nerando alguna descarga sobre su cuerpo. Todos saben que las baterías de baja tensión no producen descargas peligro- sas, por eso es común manipularlas sin precaución. Pero si su circuito tiene algún inductor, debe tener cuidado porque teóricamente no existe un límite a la tensión que se pueda generar. Los 12V de la batería se pueden transformar en miles de voltios si se utiliza un inductor adecuado. Suponemos que Ud. tiene un conocimiento general so- bre el uso del laboratorio virtual que utiliza normalmente. Por lo tanto sólo le indicaremos los detalles importante en cada caso. Si no posee este conocimiento, lo invitamos a adquirir algún libro o CD de nuestra editorial en donde se

FUNCIONAMIENTO DE LAS LAS FUENTES CONMUTADAS

Figura 12
Figura 12

explica su funcionamiento. Dada la gran similitud que existe entre el EWB (Electronic Workbench), el Multisim o el LW (LiveWire) sólo le daremos indicaciones para uno de ellos y realizaremos un comentario sobre las variantes necesarias para usar los otros laboratorios virtuales. Para empezar, vamos a armar un pequeño circuito co- mo el que mostramos en la figura 12 en Multisim y en la figura 13 en LW para aprender los principios fundamenta- les de la fuentes pulsadas.

Nota para usuarios de LW: En el LW la llave pulsador SW1 no es tan real como en el Multisim. Para que la simu- lación sea más real se debe agregar un capacitor de 10pF sobre la llave, como se puede observar en la figura 13. Además se debe ajustar el tiempo de simulación haciendo click en la solapa tool > simulation > timming control y ajustar allí la ventana "time base" en 1µsS. Luego se deben ajustar los ejes del gráfico a + - 1kV y a 120µS. Por últi- mo, la llave “pulsador” debe predisponerse para ser opera- da con la tecla A aunque también puede operarse con el mouse haciendo click sobre ella. Observe que sólo tenemos cuatro componentes: una batería de 12V, una llave controlada por la barra espacia- dora del teclado, un inductor de 1mH. Además, tenemos

conectado un osciloscopio so-

bre la llave. Por defecto, el os- ciloscopio está ajustado con una base de tiempo de 0,5S/div es decir que para recorrer toda la pantalla de izquierda a dere- cha demora 5S. La escala verti- cal del osciloscopio la predis- ponemos en la menor sensibili- dad posible, que es de 5kV/div, En esas condiciones encende- mos la mesa de trabajo con la llave basculante de arriba a la derecha y el experimento se po- ne en marcha. Observe que el haz del osciloscopio demorará 5 segundos en llegar a la de- recha de la pantalla (de acuerdo a la computadora que está usando), el tiempo real puede coincidir con el indicado en el reloj del experimento que se observa en la parte inferior a la izquierda de la pantalla del WB. Si el circuito es más complicado, el programa tarda más en realizar los cálculos y la graficación. Entonces el reloj del experimento avanzará más lentamente, de modo que para graficar un segundo de la experiencia virtual se pueden tardar 10, 20 o más segundos reales. Cierre la llave con la barra espaciadora durante un se- gundo y vuelva a abrirla. (Nota: si la llave no opera, lleve el puntero del mouse a la mesa de trabajo y pique con el botón de la izquierda, allí comenzará a operar la llave; lo que ocurrió es que el control seguramente se encontraba activo sobre el osciloscopio. Observe que cada vez que abre la llave, luego de dejarla cerrada por 1 segundo apro- ximadamente, se produce en la pantalla del osciloscopio un pulso de unos 3kV positivos seguido por otro de 3kV

negativos. Este es un fenómeno inesperado pero explicable. Ocu- rre que un inductor es un componente reactivo del tipo de

los capacitores, y un componente reactivo acumula e inter- cambia energía. El capacitor guarda esa energía en forma

de energía eléctrica y

el inductor en forma

de energía magnéti- ca. La energía puede ser acumulada lenta- mente y luego ser extraída a una gran velocidad o vicever-

sa. De acuerdo al cir- cuito esto puede pro- ducir sobretensiones

o tensiones reduci-

das que resulten inte- resantes para el dise- ño de fuentes pulsa-

Figura 13
Figura 13

REPARACIÓN DE TELEVISORES DE ULTIMA GENERACIÓN

das. Observe el lector que las tensiones se consiguen como efecto de transferencias de energías y no como disipacio- nes en resistores. En el primer caso, si trabajamos con compo- nentes reactivos puros (capaci- tores e inductores ideales) las transformaciones se realizan con un elevado rendimiento. En el segundo caso, dada la gene- ración de calor, la transforma- ción se realiza con un pésimo rendimiento y sólo pueden ser realizadas en sentido descen- dentes de las tensiones (si a una fuente de 12V se le conec- ta un divisor resistivo sólo se puede esperar que la tensión baje). Analicemos el caso de nuestro sencillo circuito. Cuan- do la llave se cierra, comienza a circular corriente por el inductor.

¿Qué valor tendrá esa corriente inicial? Sin ninguna duda debe comenzar con un valor nulo que se va incrementando poco a poco. La razón es muy simple: un capacitor se opone a los cambios de tensión sobre sus placas. Si está cargado con 100V y lo quiero descargar con un resistor observaremos que la tensión sólo cambia gradualmente. Al mismo tiem- po puedo observar que si no conecto ningun resistor sobre él; es capaz de mantenerse cargado por un largo periodo de tiempo, lo cual significa que su resistencia de aislación es muy alta (tenga en cuenta que un capacitor real es muy pa- recido a uno ideal). Como una importante conclusión po- demos decir que un capacitor se opone a los cambios de tensión. El inductor es casi como la contrapartida del capacitor. Se opone a los cambios de corriente y lo hace de la única manera posible; generando fuerzas contraelectromotrices, es decir que genera una tensión que a su vez genera una corriente que se opone al cambio de la corriente original. Llegado a este punto, el lector estará pensando que re- cuerda muchas manifestaciones de la vida diaria del capa- citor como acumulador de energía, pero no recuerda ni una sola del inductor. Por ejemplo, muchas veces recibió una descarga por andar manipulando algún capacitor que había quedado cargado desde mucho tiempo atrás. Pero no re- cuerda que algún inductor le haya producido ningún efec- to por alguna carga recibida con anterioridad. Por lo tanto parece que los inductores no son capaces de acumular energía. Desde luego que no es así. Hay dos hechos que nos ha- cen equivocar escandalosamente: A) un inductor real tie- nen elevadas pérdidas, por lo que se descarga muy rápida-

nen elevadas pérdidas, por lo que se descarga muy rápida- Figura 14 mente y B) para

Figura 14

mente y B) para que mantengan acumulada la energía magnética se los debe poner en cortocircuito y no en cir- cuito abierto como es el caso del inductor. Como vemos, el inductor y el capacitor son antagóni- cos en todo. El capacitor necesita que las cargas acumula- das estén quietas en el dieléctrico y por eso se lo mantiene abierto. En cambio el inductor necesita que las cargas cir- culen para producir un campo magnético y por eso se lo debe mantener en cortocircuito. Volvamos a nuestro experimento virtual para afianzar el conocimiento adquirido. Qué le parece que puede ocu- rrir, si en lugar de mantener la llave cerrada por un tiempo de 1 segundo la mantenemos cerrada por 10 segundos. La respuesta es evidente y se confirma en la práctica. Generan una mayor tensión que ahora puede llegar a los 10kV o más (figura 14).

¿Por qué razón la sobretensión generada depende del tiempo en que la llave está cerrada? Es así porque la corriente se establece lentamente y el campo magnético acumulado depende de la corriente cir- culante. Así se produce algo similar a lo que ocurre con el capacitor, en donde la energía eléctrica acumulada depen- de de la tensión a la que fue cargado. Por lo tanto, si la lla- ve sólo se cierra un tiempo mínimo, el campo magnético acumulado también será mínimo y la manifestación de es- te campo al abrir la llave, será prácticamente inexistente. El pequeño resistor de 1µen serie con el inductor nos permite observar el crecimiento de la corriente con el otro haz del osciloscopio. Vea la figura 15 en donde ambos os- cilogramas están superpuestos. Realice varias pruebas, anotando el valor de sobreten- sión y la corriente final, hasta que pueda comprobar que la sobretensión es proporcional a la corriente final. Del mis- mo modo, deberíamos encontrar una relación entre la in- ductancia y la sobretensión. Si realizamos otras medicio- nes con un valor de inductancia 10 veces menor se podrá observar que la sobretensión es proporcional al valor de la inductancia. Ya sabemos que la sobretensión es proporcio-

FUNCIONAMIENTO DE LAS LAS FUENTES CONMUTADAS

nal al valor de inductancia y a la corriente final. Nos queda por determinar qué ocurre si llega- mos al mismo valor de corriente final cambiando el valor de la tensión de fuente en lugar de cambiar el tiempo en que la lla- ve está cerrada. Cambie la ten- sión de fuente por un valor 10 veces menor y vuelva a probar. Se observará que la sobreten- sión hace caso omiso a cómo se llegue al valor final de corrien- te, sólo dependerá de ese valor final. Ahora conocemos el fenó- meno y sabemos cómo variarlo, pero aún no explicamos cómo se produce esa sobretensión. Es muy simple y fácil de compren- der. El inductor se opone a que cambie el valor de corriente cir- culante por el circuito. Mientras la llave está cerra- da la corriente va creciendo, por ejemplo hasta llegar a 1A. Al abrir la llave se produce un cambio notable en la resis- tencia del circuito que pasa de unos pocos Ohm (en general la resistencia del bobinado) a un valor prácticamente infinito. En el circuito que utiliza- mos el inductor es ideal y no tiene resistencia. La única resistencia existente es la agregada de 1µevidentemente despreciable. El inductor, por lo tanto, trata de modificar la tensión para que siga circulando 1A y ge- nera una sobretensión sobre la llave abierta, con el fin de que circule corriente por un circuito abierto. En la práctica se llega a generar tal tensión, que se produce un arco en la llave (observe cómo las leyes de la electrónica tratan de cumplirse aún en las peores condiciones y si no hay resis- tor donde hacer circular corriente, se lo crea haciendo sal- tar un arco en el aire). Ahora vamos a cambiar los valores del circuito para obtener tensiones y corrientes más norma- les. Por ejemplo, es conveniente cambiar el valor de L por 1Hy y el de la resistencia en serie por 0,001. De este mo- do, si abrimos la llave cuando la tensión sobre el resistor en serie es de 1mV podemos estar seguros de que la co- rriente de corte es de 1ª (vea la figura 16).

La Forma de la Señal de Sobretensión

Hasta ahora sólo observamos la sobretensión como un pulso sin detalles. Llegó la hora de expandir la escala hori-

Figura 15
Figura 15
Figura 16
Figura 16

zontal del osciloscopio para observar cuál es la ley de varia- ción de la tensión. En principio debe considerar que el osci- loscopio de su WB tiene memoria, lo cual facilita las obser- vaciones de nuestro fenómeno (se trata de un fenómeno que no es repetitivo). En efecto, si fuera repetitivo podríamos utilizar el sincronismo de la base de tiempo (que opera co- mo el sincronismo de cualquier osciloscopio real) para de- tener las imágenes. Nosotros vamos a emplear el carácter de osciloscopio con memoria para detenerla. Simplemente ter- mine la simulación con la llave general de la mesa, amplíe el osciloscopio y ubique el pulso de sobretensión sobre la pantalla con el cursor que se encuentra debajo de la misma (figura 17). Es como si volviéramos el tiempo atrás y lo ubicára- mos donde más nos interesa. Inclusive podemos variar las escalas para obtener imágenes ampliadas en el tiempo o con mayor sensibilidad vertical. Esto es lo que hicimos en la figura 18. Observe la forma de onda inferior (corriente). Vea que no tiene cambios bruscos; sólo que cuando la lla- ve se abre, la corriente que estaba aumentando comienza a disminuir exponencialmente hasta hacerse nula. Para com- pletar el ejercicio vamos a agregar un capacitor sobre la llave (figura 19). Aquí tenemos un interesante efecto de transferencia de energía y disipación, que debemos analizar con todo dete-

CLUB SABER ELECTRÓNICA

13

REPARACIÓN DE TELEVISORES DE ULTIMA GENERACIÓN

Figura 17
Figura 17
Figura 18
Figura 18
Figura 19
Figura 19

nimiento. En principio, éste, un circuito muy utilizado des- de principios del siglo XXI. Salvo por los valores de los componentes, se trata del circuito de encendido de un au-

tomóvil. Todo comienza cuando los platinos se cierran. Allí co- mienza a circular una corriente creciente. En ese momento el capacitor está en cortocircuito y por lo tanto descargado. Cuan-

do el platino se abre, el inductor tiene su máxima energía en for- ma de campo magnético. El in- ductor tiene dos componentes conectados sobre él; un resistor

y un capacitor.

En principio puede olvidarse del resistor, que analizaremos más tarde. El inductor debe mante- ner la corriente circulando y lo hace utilizando al capacitor. Cuando un capacitor es recorri- do por una corriente, se carga. El resultado es que comienza a aparecer una tensión sobre el capacitor que se hace máxima cuando el inductor entregó toda la energía que tenía acumulada (la corriente es igual a cero y se puede decir que campo magné- tico y corriente son proporcio- nales). Allí no termina el fenómeno, ahora es el capacitor el que está plenamente cargado y por lo tanto lleno de energía. Esa ten-

sión queda aplicada al inductor

y por el comienza a circular una

corriente en el sentido contrario al anterior. Si no existiera el resistor de 1klos intercambios de ener- gía magnética (L) y eléctrica (C) se producirían sin pérdida y durarían una eternidad. Pero el resistor existe y en cada ciclo transforma energía en calor ha- ciendo que los picos máximos sean cada vez más pequeños hasta llegar a cero. Esta señal tiene nombre, se llama oscilatoria amortiguada y es el in- tercambio de energías que sigue la ley más común de la fí- sica.

14 CLUB SABER ELECTRÓNICA