Vous êtes sur la page 1sur 1

Romanos 8:9

Mas vosotros no vivs segn la carne, sino segn el Espritu, si es que el Espritu de Dios mora en
vosotros. Y si alguno no tiene el Espritu de Cristo, no es de l.
Un texto muy interesante, lleno de implicancias.
La carta de los Romanos est dirigida a todos los amados de Dios que estn en Roma, llamados a
ser santos. No cabe duda entonces, la carta est dirigida a cristianos, integrantes de una iglesia, la
de Roma. Y se afirma que no viven segn la carne, sino segn el Espritu.