Vous êtes sur la page 1sur 15

Contenido

Introducción

1. Principios Físicos y Normativos


1.1. Fundamentos Teóricos
1.2. Regulación y normatividad

2. Calentadores de Agua

2.1. Tipos

2.2. Funcionamiento

2.3. Ventajas y Desventajas

3. Calentador Solar de Tubos de Vacio

3.1. Funcionamiento

3.2. Componentes

3.2.1. Colector de energía solar

3.2.2. Tanque de almacenamiento

3.2.3. Conexiones

4. Beneficios Ambientales

5. Beneficios Económicos

6. Presentación Modelo DCT 470

6.1. Instalación y requerimientos mínimos

6.2. Costos

6.3. Contacto
1. PRINCIPIOS FISICOS Y NORMATIVOS.

1.1. FUNDAMENTOS TEORICOS.

¿Qué es un calentador solar de agua?

Es un sistema que calienta agua sólo con la energía proveniente del sol y sin consumir gas o electricidad.

¿Cómo es?

Un calentador solar de agua consta principalmente de tres partes: El colector Solar, que se encarga de
capturar la energía del sol y transferirla al agua; el termo tanque, donde se almacena el agua caliente; y
el sistema de tuberías por donde el agua circula. En las ciudades donde se alcanzan temperaturas muy
bajas durante las noches, los calentadores deben estar provistos de un dispositivo que evite el
congelamiento del agua al interior del colector solar.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de un calentador solar de


agua es muy sencillo: El colector Solar se
instala normalmente en el techo de la casa y
orientado de tal manera que quede
expuesto a la radiación del sol todo el día.
Para lograr la mayor captación de la
radiación solar, el colector solar se coloca
con cierta inclinación, la cual depende de la
localización de la ciudad donde sea
instalado. El colector solar está formado por
aletas captadoras conectadas a tubos por
donde circula el agua, lo cual permite
capturar el calor proveniente de los rayos y
transferirlo al agua que circula en su interior.

¿Cómo circula el agua por todo el sistema?

Esto se logra mediante el efecto denominado “termosifónico”, que provoca la diferencia de


temperaturas. Como sabemos, el agua caliente es más ligera que la fría y, por lo tanto, tiende a subir.
Esto es lo que sucede entre el colector solar y el termotanque, con lo cual se establece una circulación
natural, sin necesidad de ningún equipo de bombeo. Y ¿cómo hacemos para mantener el agua caliente?
Precisamente, esa es la función del “termo tanque”, el cual está forrado con un aislante térmico para
evitar que se pierda el calor ganado.

¿Para qué nos sirve?

Para nuestro aseo personal y algunos quehaceres domésticos, requerimos agua caliente. Para ello,
normalmente utilizamos un calentador, que conocemos como “boiler” y que funciona con gas, o en
algunos casos utilizamos leña. Entonces, si instalamos en nuestra casa un calentador solar de agua del
tamaño adecuado, en épocas de mucho calor y en lugares donde hay mucho sol, todo el año servirá, no
sólo para bañarnos, sino para cubrir todas las necesidades de agua caliente. Incluso en los días los días
muy nublados, el “boiler” servirá para calentar, parcialmente, el agua que requerimos para el aseo
personal.

¿Cuánto dura?

Un buen calentador solar de agua puede durar funcionando hasta 15 ó 20 años, es decir, varios años más
que un “boiler”.

1.2. REGULACION Y NORMATIVIDAD.

El calentamiento de agua con energía solar es una tecnología muy probada y usada en el mundo. Países
de Europa y Norteamérica, cuya ubicación con respecto al sol es menos favorable que la de México,
utilizan calentadores solares de agua con mucha mayor intensidad que nosotros. Por ejemplo, en
Alemania, sólo durante 1998 se instalaron 470 mil m2, mientras que en México hasta el año 2000, se
tenían instalados apenas un total de 373 mil m2 de Calentadores solares de agua.

Norma Calentadores Solares en México.

Por el momento la única norma que hemos encontrado que exista en México para calentadores solares,
es una que fue publicada en el Diario de La Federación el 18 de febrero del 2005 y que entro en vigencia
el 14 de octubre de ese mismo año, llamada:

“Norma Mexicana Energía Solar, Rendimiento térmico y funcionalidad de colectores solares para
calentamiento de agua. Métodos de Prueba y Etiquetado (NMX-ES-001-NORMEX-2005)”.

Fue elaborado por el Comité Técnico de Normalización Nacional para Energía Solar NESO-13, que
encabeza la Asociación Nacional de Energía Solar, que establece las especificaciones técnicas para el
aprovechamiento de la energía solar en el calentamiento de agua en albercas, fosas de clavados,
regaderas, lavamanos, usos de cocina, lavanderías y tintorerías.

Programa para la Promoción de Calentadores Solares en México

Línea de Acción 1: Regulación.

De manera conjunta con el Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la Construcción y


Edificación (ONNCEE) se elaboró e implementó el Dictamen de Idoneidad Técnica (DIT) que certifica un
ahorro mínimo de gas L.P. de 13.5 kg/mes para los sistemas de calentamiento solar de agua que se
someten a este proceso. El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit)
exige el DIT a las empresas que quieren ofrecer sus equipos en el marco de la “Hipoteca Verde”

El Comité Técnico de Normalización Nacional para Energía Solar, “NESO 13”, de Normex elaboró varias
normas voluntarias que se publicaron en el Diario Oficial de la Federación:

NMX-ES-001-NORMEX-2005, Energía Solar - Rendimiento térmico y funcionalidad de colectores solares


para calentamiento de agua-Métodos de Prueba y Etiquetado.

NMX-ES-002-NORMEX-2007, Energía Solar - Definiciones y Terminología.


NMX-ES-003-NORMEX-2007, Energía Solar - Requerimientos mínimos para la instalación de sistemas
solares térmicos, para calentamiento de agua.

Además existe el siguiente proyecto de norma: PROY-NMX-ES-004-NORMEX-2009, Energía Solar-


Evaluación térmica de sistemas solares para calentamiento de agua método de prueba.

En febrero de 2009 se publicó la Norma Técnica de Competencia Laboral (NTCL) para la certificación de
instaladores de calentadores solares de agua. Esta NTCL se elaboró de manera conjunta con el Consejo
Nacional de Normalización y Certificación de Programa para la Promoción de Calentadores Solares de
Agua en México (Procalsol) Avances 2007-2009 y Plan Operativo 2009-2010.

Línea de Acción 2: Financiamiento e incentivos económicos.

Línea de Acción 3: Información.

Línea de Acción 4: Gestión.

2. CALENTADORES DE AGUA.

2.1. TIPOS.

Existen tres tipos principales de calentadores


de agua solares:

- los colectores planos,


- los sistemas de colección y
almacenamiento, y
- los colectores de tubos evacuados.

Calentadores solares de agua pasivos y activos.

Los sistemas para calentar agua pueden ser tanto pasivos como activos. La ventaja de usar sistemas
pasivos es que son menos costosos que los activos y generalmente duran más tiempo. La desventaja de
usar sistemas pasivos es que el tipo de sistema no es tan eficiente como un sistema activo.

Hay dos tipos decir demás pasivos de calentadores solares. Los de recolección y almacenamiento son
ideales para el uso residencial, pero deben ser usados en donde las temperaturas no baje más allá de 0°.
Los sistemas de termosifón son sistemas costosos de colección y almacenamiento y trabajan al permitir
el agua caliente suba a través del sistema y el agua fría para que para ser calentada.

Los calentadores de agua solares activos pueden ser de sistemas de circulación directos o indirectos. En
un sistema de circulación directo el agua circula a través de los colectores y después hacia la casa. Éste
tipo de sistemas trabajan mejor en climas templados en donde no se registren heladas.
Los sistemas de circulación indirecta son ideales para casas en áreas en donde se experimentan el viento
frecuentemente. Estos sistemas bombean el calor transferido a través de un fluido a través de los
paneles solares para lograr el intercambio de calor. Esto es lo que calienta el agua del sistema.

Cada uno de estos calentadores de agua solares trabaja de una manera diferente para lograr el objetivo
de capturar la energía del sol y usarla como agua caliente.

2.2. FUNCIONAMIENTO.

Los colectores solares planos usan cajas aisladas o con una placa de absorción para calentar el agua.
Cuando se usan para calentar agua de albercas se puede prescindir de la caja aislada.

Los sistemas de recolección y almacenamiento operan al permitir el paso del agua fría a través del
colector solar, el cual calienta el agua poco a poco.

Los colectores de tubos evacuados usan tubos de vidrio y metal para calentar el agua. Éste tipo de
calentadores frecuentemente se usan para propósitos comerciales más que para residenciales.

2.3. VENTAJAS Y DESVENTAJAS.

¿Por qué en México no es tan común el uso de Calentadores Solares?

Calentar agua con energía solar a la temperatura a la que la usamos para bañarnos o para algunos
procesos industriales es un proceso relativamente muy simple: solo necesitamos una superficie que se
caliente con el sol (digamos un metro cuadrado de lámina de cobre), que esté en buen contacto térmico
con tubería (digamos también de cobre) por donde pasa el agua que se va a calentar y las conexiones al
agua fría (de entrada) y al agua caliente (de salida). Estos dispositivos, por lo tanto, se pueden construir
con equipo básico de plomero y con materiales disponibles en cualquier tlapalería mayor. Por supuesto,
este arreglo simple puede tener muchos detalles de materiales, de arreglos de tubos y aletas, de formas
y medios de contacto térmico, de cajas con vidrios y aislantes, de tanques y de una variedad de aspectos
de instalación y operación. Por lo mismo, un equipo de calentamiento solar puede tener muchos diseños
y, por lo mismo, una variedad de precio.

Asimismo, México tiene condiciones geográficas de latitud y clima que son excelentes para utilizar estos
equipos de calentamiento solar de agua en hogares e industrias, además del hecho que, cuando menos
en los hogares, el calentar agua en el hogar llegar a representar hasta el 50% del consumo de gas (ya sea
LP o natural) en el hogar. Igualmente, en México existe una importante industria del turismo con una
gran cantidad de hoteles con albercas que en una buena parte del año requieren de calentamiento. Esto
significa que, muy claramente, existe un gran mercado para el calentamiento solar de agua en México.
No es sorpresa, por lo mismo que acabamos de señalar, que en México existan más de cincuenta
fabricantes registrados y, además, operen varias empresas que importan equipos manufacturados en
otras partes del mundo. Sin embargo, los niveles de aprovechamiento son todavía muy bajos con
relación al potencial y comparativamente a países con menor recurso solar. ¿Por qué es así?

El precio de los combustibles.

La competencia a la energía solar viene de los combustibles fósiles como el gas LP, el gas natural, el
diesel y el combustóleo (estos dos últimos para usos comerciales e industriales). Hasta hace pocos años,
el precio de estos combustibles tenía un subsidio importante, lo que hacía poco atractivo el buscar
alternativas como la solar. Sin embargo, estos subsidios han ido desapareciendo, en particular para los
usos comerciales e industriales, aumentando el costo de operación de los equipos y abriendo espacio en
el mercado a los equipos solares. Esto se refleja en el hecho, señalado por la propia industria, que su
principal mercado en México en la actualidad está en instalaciones como hoteles y albercas mayores.

Desconocimiento de la tecnología.

Quizá la razón más importante para que no sea tan generalizado el uso de calentadores solares en los
hogares es que la mayoría de la gente desconoce la existencia de esta tecnología. Esto tiene que ver con
el hecho de que la industria solar en México no tiene todavía la capacidad económica para, por ejemplo,
tener un inventario puesto en exhibición en tiendas donde el público en general los vea, lo cual es un
reflejo del nivel casi artesanal de la mayoría de las empresas. Existen, sin embargo, esfuerzos de varios
de estos fabricantes que, trabajando hacia el futuro, han hecho donaciones de equipos a instituciones de
educación superior para que alumnos de carreras técnicas. Igualmente, en un esfuerzo conjunto pero
modesto, fabricantes afiliados a la Asociación Nacional de Energía Solar (ANES) y la Comisión Nacional
para el Ahorro de Energía (CoNAE) han mostrado en ferias hechas para ese propósito los equipos a
comunidades en el centro del país.

Costo inicial.

La segunda razón, en nuestra opinión, es que la mayor parte del costo (casi todo) se tiene que pagar
antes de tener el primer litro de agua caliente, por lo que el mercado, dada la limitada capacidad
financiera de las empresas de este sector, está limitado a los usuarios capaces de cubrir ese costo inicial.
En este sentido no es una sorpresa que buena parte de lo que se ha vendido en México se ha instalado
para calentar albercas, ya sea de domicilios privados o de negocios que, además de tener los recursos
para invertir, tienen una alta facturación por combustibles utilizados en las calderas para calentar el
agua. Es también común denominador el hecho de que los problemas con las instalaciones aparecen en
el primer año de su operación, aunque no hay registros sobre qué tan comunes son y, quizá más
importantes cuántos se resuelven y cómo.

¿Cómo vamos a conseguir un calentador si la industria no puede garantizar la calidad de sus productos
e instalaciones?

Nuestra respuesta es que deben existir normas para equipos e instalaciones, las cuales, no
necesariamente tienen que ser de obligación general pero si de obligación a las empresas que quieran
participar en programas de fomento con apoyo de recursos públicos. CLa industria del calentamiento
solar de agua tiene en México un gran un gran futuro. Lo que es urgente, son las normas para equipos y
sistemas, y aquí el Estado, a través de la Conae, debe seguir apoyando a la industria.

A su vez, es más que indispensable una evolución de los empresarios solares más allá de las mejoras
tecnológicas en equipos ni sistemas, sino a formas novedosas de llegar a los posibles clientes,
convencerlos de los claros beneficios de sus productos y servicios y mantenerlos satisfechos por los
quince años que, cuando menos, debe durar un sistema de calentamiento solar de mediana calidad.

Finalmente, cuando se hayan hecho estas tareas, el Estado, a través de la Secretaría de Energía o la del
Medio Ambiente, deberá instrumentar un programa que facilite la compra de estos equipos que
permiten cuidar recursos no renovables, el medio ambiente y la economía
3. CALENTADOR SOLAR DE TUBOS DE VACIO.

3.1. FUNCIONAMIENTO.

Existen dos configuraciones básicas de los calentadores solares de agua:

Sistema termosifónico o de circulación natural.

El calentador solar de agua de baja presión, está


compuesto por un depósito acumulador de agua
que se encuentra en contacto directo con los
tubos captadores de energía y por los cuales el
agua circula por el efecto de termosifón: el tubo
al vacío recibe al agua fría de la parte inferior del
termo tanque, el agua se calienta gracias a la
energía solar absorbida, una vez caliente el agua
asciende por el tubo y regresa nuevamente al
tanque, dando inicio una vez más al mismo ciclo.
Sistema de circulación forzada.

En este caso el depósito que acumula el agua caliente, no necesita estar ubicado cerca de los tubos
captadores de energía, ya que la circulación del agua se consigue gracias a una bomba circuladora que la
impulsa desde el depósito hasta los tubos.

Calentador con termo tanque.

Este tipo de calentador solar trabaja basado en el Principio Básico de Termosifón, el cual muestra como
el agua al calentarse se hace menos densa y asciende, mismo efecto que provoca que el agua fría, baje.

Está compuesto por una serie de tubos al vacío, elementos que captan la energía del sol y la transforman
en calor; un depósito acumulador de agua caliente o termo tanque, donde se evita que el agua caliente
pierda temperatura; y una base o estructura metálica, que sostiene al termo tanque y da la inclinación
necesaria para captar la mayor cantidad de energía solar.

El funcionamiento básico de este calentador es,


como ya se mencionó en el Principio Básico de
Termosifón, donde el tubo al vacío recibe agua fría
de la parte inferior del termo tanque, se calienta
gracias a la energía solar absorbida y una vez
caliente, el agua asciende por el tubo regresando
de nuevo al tanque dando inicio una vez más al
mismo ciclo.
En este proceso, el elemento captador de energía
solar es el tubo al vacío, el cual consta de dos
superficies cilíndricas concéntricas y fabricadas con
un material cristalino llamado borosilicato; entre
estas dos superficies se efectúa el vacío que evita la
pérdida de calor recibido gracias a su capa selectiva de absorción de nitruro de aluminio en la pared
exterior el tubo interior. Los tubos al vacío son capaces de absorber hasta un 80% del total de luz solar
que les llega, logrando que la energía disponible para calentar el agua sea mayor.
Calentador con intercambiador de calor.

Este tipo de calentador solar cuenta igualmente con tubos de vacío y el proceso del calentamiento del
agua es igual que en el de termosifón (el agua más fría ocupa los tubos, estos reciben la radiación solar y
al calentarse se acumula en el termo tanque). Aquí la diferencia es que el calentador, cuenta con un
serpentín de cobre en el interior de su tanque que permite la circulación de agua a presión, dentro del
mismo.

El agua caliente se encuentra dentro del tanque y cuando el hidroneumático hace circular agua fría por el
serpentín, ésta se calienta sólo por la transferencia de calor que le cede el agua del depósito. Este
calentador es ideal para las viviendas que cuentan con un sistema hidráulico presurizado como los
hidroneumáticos. Además puede aplicarse en aquellas casas que cuentan con calefacción por suelo
radiante o bien en cualquier proceso donde se utilice agua caliente a presión.

Calentador “Heat Pipe”.

En este tipo de calentador solar sus tubos de vacío


son llamados tubos de calor o “heat pipe”, en los
que a diferencia de los tubos de vacío normales, el
agua no circula por su interior, sino que la energía
solar absorbida es transmitida por las aletas de
aluminio introducidas en una varilla de cobre al
interior del tubo, misma varilla que contiene en su
interior un alcohol de bajo punto de ebullición que
se vaporiza y sube hasta el condensador, el cual
transmite el calor al agua que circula en el colector;
al ceder su calor, el vapor se condensa y baja otra
vez por el tubo de cobre y da inicio de nuevo al
ciclo.

La ventaja de este sistema es que el depósito puede estar ubicado donde se desee y no sobre el colector.
Esto permite mayor flexibilidad en el diseño de la instalación, y en los lugares fríos facilitará situar el
depósito en un lugar protegido disminuyendo pérdidas térmicas. Este sistema de circulación forzada es
un poco más complejo que el temosifónico, pues además de necesitar una bomba circuladora se debe
incorporar un sistema de control que encienda y apague la bomba de manera que sólo circule el agua
cuando la temperatura de los colectores sea superior a la del depósito.

La tecnología Heat Pipe permite una


inclinación desde 15° a 90°C pudiéndose
proyectar la instalación para infinidad de
aplicaciones. Este calentador permite la
medición de la temperatura de salida sin
necesidad de instalar elementos adicionales
en el circuito de agua, ya que posee una
abertura para la inserción del sensor
directamente en la salida. Al utilizar la energía
solar para calentar el agua, se reduce el
consumo de gas y energía eléctrica hasta un
85%.
Los calentadores de tubos al vacío tienen el mismo principio de trabajo que los
colectores de plato plano, o sea, la radiación es recibida por el absorbedor y
llevada en forma de calor hacia un tanque acumulador. La diferencia consiste en
que el absorbedor está formado por tubos en los cuales se ha hecho vacío para
disminuir las pérdidas de calor y dentro del tubo van colocadas las secciones del
plato absorbedor.

Algunos modelos están formados por tubos sencillos de vidrio, los cuales tienen en
su interior un sector de plato plano de absorción acoplado a un tubo metálico por
donde fluye el líquido. En otros modelos el absorbedor suele ser un tubo interior
con tratamiento óptico selectivo, lo que mejora todavía más la eficiencia del
colector. Entre el tubo interior y el exterior, ambos concéntricos, existe vacío.

Hay varios modelos de colectores de tubos al vacío, en dependencia del movimiento del fluido y el
método de transferencia de calor utilizado. Los principales son:

•Tubos termosifónicos

•Tubos en U.

• Tubos calóricos.

En todos los casos, los tubos van directamente acoplados al tanque-termo o a un cabezal, por donde
fluye el agua o líquido a calentar.

Calentador solar de tubos termosifónicos.

En el caso de los tubos termosifónicos,


el agua del tanque-termo fluye
directamente por dentro del tubo
interior, y su movimiento dentro del
mismo se debe al cambio de densidad
del agua más caliente, la cual sube, y
la menos caliente, que baja (Fig. 4). En
este caso, la presión del tanque-termo
se trasmite al tubo de vidrio. Estos
calentadores no resisten sobrepresión
y normalmente trabajan a presión
atmosférica. No necesitan
intercambiadores de calor, ya que
calientan el líquido directamente. Si
un tubo se rompe, el sistema se queda
sin agua. Las ventajas son su alta
eficiencia y su relativo bajo costo.

Existe un modelo en el cual el tubo interior, por donde fluye el agua, no es de vidrio sino de metal
(preferentemente cobre) y, por lo tanto, puede trabajar a presión de varias atmósferas. Sin embargo,
son más costosos. Como estos calentadores trabajan con circulación natural, requieren una inclinación
mínima de 20° con relación al plano horizontal.
Calentador solar de tubos en U.

En los calentadores de tubos en U el agua (o


líquido) fluye por un tubo metálico (comúnmente
de cobre) de pequeño diámetro, doblado en U, que
va situado dentro del tubo al vacío y acoplado a la
superficie captadora (absorbedora) por medio de
una aleta metálica (de cobre o aluminio).

En algunos casos cada tubo lleva un reflector en su


parte inferior con el objetivo de ganar el máximo
de radiación solar. Estos calentadores suelen
trabajar con circulación forzada, por lo que pueden
situarse horizontalmente.

Calentador solar con tubos calóricos.

El calentador de tubos al vacío con tubos calóricos ha significado un gran avance en la tecnología de
transferencia de calor, aplicada en este caso al calentador solar. En este modelo, por dentro del tubo de
vidrio no fluye el agua, sino que tiene en su eje central un tubo calórico para transmitir el calor solar
ganado al agua del tanque-termo o cabezal.

El tubo calórico forma un sistema cerrado de evaporación-condensación y suele ser un tubo metálico
largo y fino, herméticamente cerrado, el cual contiene un líquido en equilibrio con su vapor (gas) a
determinada presión (vacío) y temperatura. Si la temperatura aumenta, aumenta la fase gaseosa; y si
disminuye, aumenta la fase líquida. La temperatura de cambio de fase (líquido-gas-líquido) depende de
la presión, la cual cambia directamente proporcional al cambio de temperatura. La presión (vacío) dentro
del tubo se selecciona de tal forma que la evaporación empiece a 25 °C, lo que garantiza el
funcionamiento del colector solar aún con baja radiación.

La parte superior del tubo calórico va introducida en el agua del tanque-termo o cabezal. De esta forma,
cuando la parte que está expuesta a la radiación solar (dentro del tubo de vidrio al vacío) se calienta,
genera vapor y éste sube. Cuando este vapor se pone en contacto con el agua del tanque-termo, la cual
está más fría, se condensa, y baja en forma líquida por gravedad a la parte baja del tubo calórico. De esta
forma se completa el ciclo.

El tubo de vidrio que se somete al vacío suele ser


de borosilicato, por sus buenas condiciones
ópticas y resistencia mecánica. En este tipo de
colector se requiere que los tubos tengan una
inclinación mínima de 20° con respecto a la
horizontal, para que el fluido condensado baje por
gravedad.
3.2. COMPONENTES.

La imagen muestra los principales componentes de un calentador solar de tubos evacuados.

Componentes del tubo evacuado:


1. Tubo exterior
2. Tubo interior
3. Vacio
4. Superficie selectiva (Nitrato de aluminio)
5. Gletter de bario (Elemento de absorción
mantiene el vacio)
6. Capa de barium puro

Componentes del Heat pipe:


1. Tubo capilar
2. Unión entre metal y el tubo evacuado
3. Tubo de boro silicato de alta resistencia
4. Vacio
5. Aleta de captación con superficie selectiva
4. BENEFICIOS AMBIENTALES.

Cuando se utiliza un calentador solar de agua se está aprovechando de manera eficiente una energía
limpia, renovable, y segura. Se contribuye de manera importante en la reducción de gases de efecto
invernadero causantes del cambio climático, y se mejora de forma significativa la calidad del aire ya que
disminuye significativamente el uso de combustibles fósiles.

Como un ejemplo de los beneficios ambientales generados por el uso de calentadores solares,
resaltaremos que, de acuerdo con la Asociación Nacional de Energía Solar20 (Anes), si en México se
instalaran cinco millones de metros cuadrados de calentadores solares, en menos de 10 años, el gas LP
equivalente dejado de consumir en los siguientes 20 años sería de 15 millones de toneladas, lo que
además evitaría lanzar a la atmósfera casi 30 millones de toneladas de CO2 (dióxido de carbono),
principal gas de efecto invernadero causante del cambio climático.

De esta forma, al usar un calentador solar, estaremos contribuyendo a que esta meta se logre. Esto
significa que hicimos una compra ambientalmente sustentable. Lo cual es parte de ser un consumidor
inteligente y responsable. Por otro lado, los beneficios también se pueden observar en un aspecto
económico: mejora el gasto familiar. Mensualmente, una familia de 5 personas, puede ahorrar21 entre
80 y 100 Kg. de gas, dependiendo del sistema y la operación que se le de al calentador solar. Si se
considera que el precio del gas LP en julio de 2004 era de poco más de 7 pesos por kilogramo, el ahorro
mensual será de 560 a 700 pesos. De tal suerte que la inversión inicial al adquirir el calentador solar se
puede recuperar, de acuerdo con diversos especialistas, en un plazo de tres a 5 años. Después de este
tiempo el agua caliente utilizada es ¡completamente gratis! Además, los problemas de abasto y de
transporte de combustible disminuyen. Incluso, de acuerdo con algunos fabricantes, en días
medianamente nublados se
Puede contar con agua caliente que puede alcanzar temperaturas cercanas a los 45°C. Temperatura que
aun es confortable para el baño, sin embargo, si en esos días se prefiere mayor temperatura, o se
presenta alguna emergencia, siempre estará el “boiler” para respaldar el sistema, siendo este el único
momento en que se usara gas destinado a este fin.

5. BENEFICIOS ECONOMICOS.

El ahorro que puedes esperar de un calentador solar de agua depende de varios factores, tales como el
tamaño del equipo, la cantidad de energía solar disponible en tu localidad, y muy importante, la cantidad
de agua caliente que ocupes y la forma en
que la ocupas. El ahorro mínimo en un
equipo residencial es del 80% en el
consumo actual de gas que ocupan para
calentar agua. El sistema se amortiza en
promedio en un año y ocho meses. La
gráfica no uno muestra el porciento de
sustitución promedio del boiler de gas por
un equipo solar. Como se observa en la
gráfica hay meses donde todo el tiempo
utilizamos energía solar 100% gratuita, en
estos meses no pagamos un solo peso
para calentar agua.
6. PRESENTACIÓN MODELOS DCT 470

6.1. INSTALACION Y REQUERIMIENTOS


MÍNIMOS.

Se recomienda que estos se instalen en las


azoteas de las casas, orientados hacia el sur
(ya que nos encontramos en el hemisferio
norte), de tal manera que queden expuestos
a la radiación solar todo el día. Se deberá
evitar sombras sobre el calentador, por lo
que se sugiere que el tinaco quede del lado
norte del calentador solar9. Si existen muros
o pretiles deberán estar tan separados como
las alturas de los mismos.

El colector solar debe colocarse con cierto grado de inclinación, lo que permite aprovechar
eficientemente la radiación. No obstante, la inclinación a la que se debe colocar el colector dependen de
la localización de la ciudad donde se pretenda instalar, sin embargo, se recomienda, que esta sea
aproximadamente 10° más, que la latitud del lugar de instalación. En el caso de la ciudad de México10 la
inclinación debe ser de 15°. La posición del termotanque debe permitir que este se llene por gravedad,
por consiguiente debe colocarse por lo menos 30 cm., sobre el nivel superior del colector. De tal suerte,
que los tinacos que sean abastecidos por los calentadores solares, deberán estar como mínimo 50 cm.,
sobre el nivel de los calentadores solares. Es frecuente y recomendable que el calentador solar y el
“boiler” se instalen en serie, es decir, uno después del otro. De esta forma, si usted tiene boiler en la
casa también puede instalar el calentador solar y alternar su uso. Por ejemplo en el caso de días muy
nublados o si se requiere más agua caliente que lo normal, el “boiler” respalda al sistema solar
garantizando que siempre habrá agua suficientemente caliente.

Diámetros de los ductos y roscas. En todos


los calentadores con termo tanque, las
entradas son exteriores y de ¾”. En los
calentadores con manifold las entradas son
de 1”. Tubería Pex Para la instalación de los
calentadores solares Funco-Sol se
recomienda que la tubería y conexiones sean
de sistema Funco-Pex o de otro material que
soporte temperaturas superiores a 85°C.

Presión del agua. El calentador solar por


termosifón no debe ser alimentado con agua
a una presión mayor de 0.5 kg/cm2; cuando
la línea de alimentación sobrepase esta
presión debe utilizarse un vaso de expansión,
o bien, usar los calentadores de circulación
forzada.
6.2. COSTOS.

Precios actualizados al 15 de Marzo de 2010, en Moneda Nacional, sin IVA. Más costo de Instalación.

6.3. CONTACTO.

Ventas en México: Matríz Querétaro:


Karlo Gilberto Contreras López Diseño y Construcción
de Tequisquiapan S.A. de C.V.
karlogcl@prodigy.net.mx
www.dicno.com.mx
044 55 28972461
01 442 2227017