Vous êtes sur la page 1sur 16

J\rr§chlHñ-

rcücAürr

ffi§ffiffiffi$§ffi§&ffi

ffi§& .mffiffiffiffi

MICHEL FOUCAULT

}fICROTI§ICA

DEL

PODER

Edición y traducción de

Julia Varela y Fernando Alvarez-Uría

TERCERA EDICION

tlls EmcIouES m

'"'T,¡iinl:Y;i"il:,T);;;f;'l:::ff i:o"'

Tltulo original:

MicroPhYsique

duPouwr

TERCERA EDICION 1992

Diseño de la cubierta:

Roberto Turégano

@ de la edición original Michel Foucault

@ de la edición Para EsPaña

Las Ediciones de La Piqueta '

@ Ediciones EndYmión

C/ .CruzYetde,22

28004-Madrid

ISBN:84-7?31-102'l

Deoosito Legal:

M-36'42ó- 199 I

trnét * en óráficas Garcia Rico

C/. Maria del Carmen, 30

2801l-Madrid

INDICE

Nietzsche, Ia Genealogía, la Historia

Más allá del Bien y del Mal

§obre la justicia popular. Debate con los maos

Los intelectuales y

cault-Gilles Deleuze

el poder. Entrevista Michel i.;;-

Entrevista sobre la

Poder-Cuerpo

prisión: el libro y su método

Preguntas a Michel Foucault

sobre la Geografia

.

.

.

Curso del 7 de enero de 1926

Curso del 14 de Las relaciones de

enero de lg26 poder penetran en los cuerpos

r

.

.

Poderes y estrategias

.

.

.

.

I

3l

45

77

87

103 ill

125

139

r53

t63

175

NIETZSCHE,

ir,,LA

]i¡ILA

GENEALOGIA,

HISTORIA*

l.

I,,

La-genealogfa

es gris; es meticulosa y pacientemente

sendas embiouá¿as, s"i;ü"r;

,r1

f" documentalista. Trabaj" sábre

1:ltdas, muchas veces

reesCritas.

]"'p!i_'ü'}'il;r;ül'"o-o

gÉnesis-lineal-es,

eupación de la utiüdad, todi ta

ros insreses, ar describir r*1

al or.trnar, po, e¡empiá, .;; L ;;;;,.i.'

hístoria á.

;

Ia

¡4

mo.al,

aI;

¡rrur

como

"oÁ"

§¡

.i'

a.rl*'r"-aii."-

il;-o'"",;ffi;

"iiáo,'lrr

'"u"¿o

l""t"r,-r"pj;;,,dir:

feneatogra una tarea

,,r"oor, fuera de

;;;

;;

los

""¿"

ins-

,:,.las palabras hubiesen guardado r" t

l,:f:j,ti:

1r

queridas

!

no

T_'Iluocá;

hubiese

I !11es,

trampas. De.-a.9uj r. a.rir"

indispensable: percibii la

como.si o,.

conocido invasiones,

p"i"i

singuh;iáaJá.iJ,

encontrarlos

toda finalidad monótona;

T¡:T"

y en aquello que-pasa

rr de historia -los sentimiántos,

:, tintos-; captar

allf donde'

por

no

,."

desapercibido

.l

á*oi, i"-conciencia,

su retorno, pero en absoluto

para trazar la

las dife-

i curva lenta de una evolución, sino

p"ru-r rr"ontrar

,, f1:.: escenas en las que han jugado diferentes papeles; definir

incluso el punto de su ausencú,-.t

*o*.rrio;;';íil'*il;

.

La

pUF,

Hyppotite".

"Nietzsche,

Ed.

Genealogie,

paris,

i§ií.

I.,Histoiren

pZü

ül¡ii.

en «Hsy¡l¡nqfe a

Jean

Michel Foucault

*;;;;;"iG"

tenido

Iugar (Platón

en Siracusa no se convirtió en Mahoma"')'

exige, por-tanto'

"pil"dot'

el §aber minucioso' gran

paciencia' Sus omonumentos

"grandes

errores

.".r,iJuá-á. máterialei

.añ;;;,

t,

no debe

deiribarlos a golpe d6

benéficos,, sino de upeq"eñas

blecidas

En

Por

un método severo'

genealogía,ro,. opo.,. profunda del filósofo-

t"

sabio; se opone

por d;;;;;;til"

i¿."it'

las sisnilicaciorr",

oponJ u la

2'

verdádes sin apariencia' esta-

resumen, lr".táin t"carnizamiento-en

"

t"

f it'o'i" como

al despliegue

la erudiciÓn' La

la.visión de águila y

á"tiá" a la mirada escrutadora del

metahistórico de

y at tot

indefinidos teleolÓgicos' Se

búsqueda del norigen"'

2.

Se encuentran en Nietzsche dos empleos de la palabra

.rnptto

con términot

Ú.

ttta

fijado: se lo encuentra en alter-

Entstehung'

Herkunft'- 4b:

la' moral'

en. la Gava Cienc-in' se

conocimiento' tanto de una como de una Herkunfta '

marcado' Ocurre en efecto

a otro término: el primer

i"itt t"t"t

d'e

al

"o

por ejemplo' habla

sentimiento de la falta' de su

ursp:ru;;

nancia

hunft, Geburt. La Geiiijegra

Aní;:

;"

;;;;;;;"s

;;i;,';?.t".i0.,

;r;;;";g, ";i;;

q"Ñi.i^.r*'lo

"

relación

,o*o

como

"r

átútiv

párrafo

de

d.-iu uisbrur¿sr;

de

" ru ragica v al

"i^-

níit'n",¿g:'

está

oposición

aiÁ*;"a'

(win¿""oqruzrg)

empt.o ¿.ii¿t-i""

sitúa en

Humano,

humano' sitúa frente a frente

que

busca la metaffsica'

que'^por tY P-111t: -

Ocurre

tambrén

irÓúico

I

p:ry:1tlt:

Ii.iis.tt *ilagroso

v l,os"análisis

irf""r."'.".tii

que

ño, .j.mplo,

(Ursprang)a.

;;;'p;;;1",

;á;;á.

ü.

ir"y

de una filosofíi

histórica

oies üb.er Hethunft und A-nfang'

de un modó

(Jrsprung sea utilizado

qué

¿en

r"

*olli

.o,,.ÑÁts'

6'

consiste este fundarnento ongtnano

q'tg

se busca.desde Platón?

Puaenaa 9'ico:.u'

origen de

la

uEn horri-

*i:l

o'.:i",

religión (Ursy11ryg)

cierto sentimiento metaflsico

invención.(Erf;ndund,

L111

en un secreto ce

qr. buscar este

ñ;;¿"t.rr.,

ti,"auu en un

r

rrrr"

del más allá?

simplemei,

en un

,r., piá

artificio (KunststücÉ)'

ái*i.rr,o

de magia

juego de manos,

fabricación,

de los

.r,

negra, en el trabajo

Sc/¿¡¿orzkünstler

La Gata

i"Ááho,

,

t

éiiiá,toá¡"

La

Cayl

5 Aurora,

t

,

Ciencia,

Ciencia,

S 102.

S 7 .

d'emasiado húmano,

s

d.e tn morat,

!!, !-o

300'

ll0,1ll,

s

I51 v

S

3' ^

-S

Y s a

et Aurora' S 62;

grandes errores' S 7'

''i;'i;;"'C;;r,¿,

14.

353.'.También

a'út'

Los

()anealogial,

crrpk,ii

áll'í

Nietzsche, la genealogla, la historia

Para el uso

de _tod.os

estos términos, y para los juegos

";;;-i;,

texros

más significa-

del texto, es

origen de Ios pre.

,

a Herkunft.

propios del término

tivss es et

*1,llo"

Jurc¡os

Ursprung,

prórogo ¿r.licr"Zl;;;".-;;;"mienzo

et objeto

de la investigr.:á;

morales; el

;;;

et

término utilizado .rrorr

"oat,--ü"

recuerda

;"""á;;;

',"

Después Nietzsche vuerve

encuesta

en su propia vida;

filosofia y

ligrafiaba" ta

arribuir a Dios el

historia de esta

él «ca-

que

-pr.[r,r"l"

el tiempo

C*rt-ie

justáÁerri.

*ir.".',ermino

i"rros que

;;";;j;;

"i.trr'.t

si

en el que

habÍa

origen del mal

cual

aice

(lrsprung;.i

sonreír y respecto a la_

una búsqueda de Ia

que le hace ahora

qr.r.

se trataba de

para

cErEC- r

terizar un poco más adeünt.á

evoca-los análisis

propr¿mente

paul Reez. Después

comenzaro.

con Humano, dernasiado humano;

¿t

ryrnySflhypothesen

Herkunft

no es

término

muchos textos de

Y,

sin

p"." f"r".r.rizarlos, habla

aq,ri et

empleo

p;;i;;g"";

del

consagrados al

y det

castigo.

que

palabra

Ahora bil;,-

sin a"a"

HuryaJro,

d"*;i"d;-ii*on, "rlii.".iliri*.

1199§is

.rió,

á;

origen de la moratid."l_df-h

embargo, en todos

había sido

i"-j.,r,i"iu

la

a.r"rrolios,

utilizada entonces era

Geneatogía, y el,t

valer una

oposiciór,

diez

(Jrsprunga. Como si en la

r;"-il;;;';el

r,ri

años

;;;;;;

texro Nietzsche

y

(Jrsprung,

ffa kunft

aii.r-. p.ro muy pronto,

términos,

a un uso neutro y

Nietzshe

pJlü"

época de ta

quisiese'hacer

que no habÍa utilizado casi

tras la utilización especificada d.

ü:H,::,::s

últimos párrafos a'r

¿Por qué

Nietzsche gerrealogista

búsq-ueda

pura posibilidad,

misma, su forma

accidental v

rechaza,

ras ocasiones, la

primer lugar se esfuerza-por

deiorige\(U;;*"g,t?

recoger

iu

allÍ

ar

menos en cier-

porque en

de la

anterior a tod.o

il1;

dado,, lo .aqus-

podido

Ia ásencia exacta

,".oiJo.-;;;;

cosa, su- más

replegada sobre sÍ

identidad ."id"d;;;.;;;

*ó;;iy

aquello que es externo,

origen, es

Ilo mismo" de una

intentar encontrar ao q.re

;;;;;"

imag-en exactamente

las p-eripeci",

adecuada a sÍ; es tener

tener

por adventicias toda

;;;-lr"

lugar, todas las trampas y todos'los Jirfrr.t.'Es intentar levan-

7

f.a

plittdttngen.

-.

¡

En Humano,

prung der

s En el

;i il'it',"01 ",'rJ'"

obra

de p. Rer

: se llamaba lJrsprung der moralischen Em-

4¡urr¡l

aforismo 92 se titulaba U¡s_

IJrsbrung

y

Herhunft

i [;'d,

son

";i:

Gerechtigheit.

phopio

demasiado humano, el

!r

iexto d,e la Genea_logía,

'

de m a nera

;;; ts;#í;q,i"á.;i;

r0

Michel Foucauh

tarrasmásc.aras'PTi.X."#L1",:'TjJ;:il:,::':ilIi,ltL:,

dad' Pues bien' t11 :' 1';;;?;

iu'r.,.runsica, qué es Io que

"r,

ii;::'if{ fil*::::'# ;::

#'*:rl§*!;'¡,"P:.-l# rur

:R:?#1tT:"::.'T::"&',,,.,""'i"i":*'"":':üiilJ:;'rt:;

,'^

li*"""rt'l:i""'s::x';::'lm:"',:1"'xi"il'J"TJ"'"'"

a la veraao!""i;i;tt

la pasión

t'iliili'"

delos mét,odos

científicos? Esto

;El apeso

.rr.io de

o"'rJ""ii"t' de su odio

':i#;;;-;"iot'du'"

recÍproco' de sus

de la necesidad de

d.iscusiones fanáticas

triunfar -armas

sonales-rr.

:Ifitu

¡ión

de

lo larso de luchas per-

r'"*utá " oy-lt

lY.:1

«lnven-

""tl*t"iIlá1"d"-''

'll-átl

ésta

¿Será ta

u"Ia"a¡-nn realidad'

las clases dlrlgentes»I2'

lu.

.oru,l'""

ti

no es más que una

Lo que'se'encuentra

u 'aeilida1

al comienzo

1in.el'eservada 1ie su

;idades

histórico d.

llil."-.;;rt'::::tttlhi,,'.'l"l'l;',,11;i:',:y':i:ff

;,il'H;#'"" il' "'ou"p"5

t""r

ár

o, ""it}.'il'ti

retorna en

la concep:[";tü;1"

til;il;A;;

cosas se encuentra

se desea creer que

fección; que

i" t,rrci"

fi;;

Ia

an' " meta'sic a que iomienzo de todas las

es lo' más precioso v esencial"rs:

cosas estaban en su Per-

de las manos del creador' o de

*t*t

-

:1.:t:ti ""r";ffi tf '.:i

cuerPo' ant'

"-r.,

X;J'':1.1,'.'"'::'i",Ti:iil

"^*"

.f oaso

de

paloma,

""-*"o"'itnzos-las

'ittii""t'

o'i*tt

salieron

sombra ati

á; la caída' antes del

I'Hil";.-'::Il*;"':i.ff

siempre una

teogonra' t:'^"r::-"-:.;

l"*ij**:T".1'".:',*'*üi:*,':?:;lJd;ü'i"iü"¿"''

Y

t'ace' d-esi"'ür el sentimi:1t: ut la soberanía"del

t'.,

divino: esto se convrrtro

del hombre

t'*"''o u:t"'iiuiaf'

rr'iJrnU*

""imiento

n"tt

puerta

la

1-l'

mueca de lo que

su simio que saitará a

comtn'ó- por

*ftrn" tendÉ

origen.ligado a los 1.: o]t:-t:

absolutamente

:::g1.'urito

positivo' que hará

oSe buscaba

;""'-t;;;""at

ahora en

t'n

' está el mono»r{'

Ilesaría u

l"i,toaa"

En

'"',

Z"'""'L'"

tirará oor su vestido'

fin, último ilrr"i"il;i

+

'"

ros: el origen '"#;;;;

retrotraído, y

"""1iá'-" todo conocimiento

tt

Aurora,

'ri'it'r'áir'r-,

S 123.

demasiad.o humano' s 34

tr'Plr,¡u¡srn y su sombra' S 9'

'3

tt

lbid

S 3.

Aurora, S 49.

,\liatzsche, la genealogia, la historia

ll

pqi_Ull un saber que, sin embargo,

lo recubre, y no cesa, en su

habladurla, de desconocerlo; esiarÍa Iigado a esta articuración

lnevitablemente perdida en la que la veidad de ras cosas enraza

con una verdad de los discursos

que la oscurece al mismo

la histori" q". oUfig;

"

tiempo y la pierde. Nueva crueldad he

invertir la relación y.a

detrás de la verdad,

abandonar la búsqueda *ade¡qs6s;t.,-

srempre reclente, avara y comedida, está la

la

er largo conocimiento de ra

inalterable16. y ade¡ias ra cuestión misma

que ella se procura para refutar el

apariencia, Ia manera en la que

*a, t.r¿e

proliferación milenaria de los errores. No cñamos verdad permanece verdad cuando se le arranca

verdad, especie de eror que tiene

poder ser refutada sin duda porque

historia la ha hecho

más'nque la

venda;

hemos vivido demasiado para estar persuadidos de ello,l5. La

para sf misma el poder de no

de Ia verdad, el de¡echo

error o para oponerse a la

poco a poco se hace arcesible a los

sabros, reservada despües

a un

que jugará a la vez el papel de Ia con-

únicamente a los hombres piadosos, retirada

mundo inatacable en el

solación y del imperativo,

rechazada en fin .orná id." inútil,

-¿todo

esto no es una his-

por nombre verdad?

superflua, refutada en todos sitios

toria, la historia de un error que lleva

La verdad y su reino originario han teniáo su historia en la his-

toria. Apenas salimos nosotros na ia hora de la más corta

sombra,, cuando la luz ya no parece ve¡iir más ni del fondo del

cielo ni de los primeros momenros del dia17.

Hacer la genealogÍa de los valores, de la

moral,

del

ascetismo, del conocimiento no será por tanto partir a la bús-

minusvalorando como inaccesibles todos

los.episodios.d;e[* historia; será por el contrario

queda de sr¡ «origen»,

o.rp"rr.

.rr1",

meti;cu:losidadés y en los azares de escrupu,losa atención a su derrisoria

los comienzos; prestar una

malevolencia;

prestarse

a

verlas surgir quitadas las máscaras, con el rostro del otro; no

tener pudor para ir a buscarlas allí donde están *orevolviendo

Ios baios fondos" -;

en el que ning"una

dejarles el tiempo para remontar er laberinto

mantenido bajo

verdad nunca jamás Ias ha

su protección. EI genealogista necesita de la historia p"r, .oi-

jurar la quimera del origen un poco como el buen filósofo tiene

necesidad del médico para conjurar la sombra del alma. Es

ts Nietzsche contra

t6

Wagner, p

I.g Gaya Ciencia, S 26b y S I10.

tr, El Crepúsculo-d-e

los ídoios, como el mundo.verdad se convierte

unatmente en una lábula.

t2

Michel Foucault

preciso

saber reconocer los sucesos de la historia' sus sacudidas'

las victorias afo¡tunadas'

cuenta de iá, comienzos,

las.derrotas mal digeri'

de los atavismos v de las

il;;;Ñ"t,

;;r,

;,I; á;

t.r.ri.i"tt como hay qrr. t"btt diagnosticar 'las enfermedades

del

cuerpo, los estados de debilidad y de energla'

para juzgar lo que es un

i*."ri¿"'a.t, r

i

su§ trastornos

discurso filosófico' La

, .rr, ,.rir,.rrcias

iilil;;;.",

d"bilidades, sus furores secre-

iár, t*'st""des agitaciones febriles y sus slncopes' es el cuerpo

;i;-;

áet der"nii. Hay que ser metafísico para buscarle un

del origen' I

alma en la lejana idealidad

3. Términos corno Entstehung

o Herkunft indican mejor

que ursprung el objeto propio de la geneaiogla' Se los traduce

á.

otaü"rio-po, .o.ig"n»,

pro es precrso rntentar restituirles

su

---

utilización aProPiada.

lterkunft .i l"-frr.rr,.,

la proced'encia; es la vieja pertenen-

.i";;;;í;"

ótn rr

,"o'i

-"1 ¿. ,",,grt, el de tradición' el que se estable-

de Ia mlsma

altura o de la misma bajeza-' la Herkunft hace intervenir a la

no se trata precisamente

¿",i."aqrrellos

rrácia

el análisis de

o.l tipo socialle. Sin ernbargo,

á.

."ruar.r., genéricos q,r.

.rr.orrrr"i en un individuo-,

un-sentimiento o una idea' los

Y.decir

.

p.t*i"n asimilarlo a otros

'este es

griego o .rr. es'inglés*;-sino

de la semejanza,

"pi,,t'

se'imaginan'haber

.o"rráo ái

de percibir'todas las

á"i.át irtills singulares',

,"ir

r,

él y formir

oi"-.",.gotia

subindividuales que pueden entrecru'

todas las.marcas diferentes: los

llegado

hasj-a el límite de. su

el alma doble; se equivo-

qot tierién

illí donde el Yo se inventa

el genealogisra parte a. la bús-

los comienzos innombrables que

marca casi borrada que no

histórico-; el análisis de-la

pulular' en los

al Yo y hacqr

suce§os perdidos hasta

una'ralz diflcil de desenredar' Lejosde ser

un tal origen permite desem-

[rJr"t p?* por,.rl",

;i;;;

-pi.jiá"¿

,, o *.¡ot'i"ttntaban como podían to":tto^I3.:

constltuyeron'"

' filrr

caron con mucho,

la mezcolanza de razas de las que ellos se

donde el alma pretende unificarse,

,rrr"la.rrti¿"d ó una coherencia,

q".¿" del comienzo -de

á.jr" ;

sospecha de color, e§ta

-áitoti"i

un

poco

sabría engañar a un oio

o o

a.tt.iu

permite

il*:;;;;1";"t-á;;"

ahora.

sÍntesis vacÍa, mil

" r",-j plo'

S 20d,242'

,

La Gaya Ciencia'^S-

2441

Geircalogla I'§ 5'

s

348't4s;

135; Más allá del Bien y del

.".

"'-í;L;

lvlat,

c;y;'-i¡i"ii",

S 244.

Más attá"', s 260'

20 Má; allá

Nietzsche, l.a genealogía, la historia

l3

La procedencia permite también encontrar

bajo el aspecto

único de un carácter, o de un concepto, la proiiferación de

Sucesos a través de los cuales (gracias a los que, contra los que)

genealogla no pretende remontar el tiempo

ge han formado. La

para restablecer una gran continrridad por encima de Ia

dispersión del olvido. Su objetivo no es mostrar que el pasado

está todavía ahl bien üvo en el presente,

animándolo áún en

)

§ecreto después de haber impuesto en todas las etapas del ,

recorrido üna forrna dibujada desde el comienzo. Nadi que sei

asemeje a la evolucién de una especie, al destino de un pueblo. l

Segrrir la filial . compleja de la

procedencia, es al cóntrario

le es propia: es

-o

de

ai contrario l

apreciación,

aquello que existe y es

que

mantener lo que pasó-en Ia dispersión que percibir los accidentes, las desviaciones Ínfimas Ios retornos completos-, los errores, los fallos

los malos cálculos que han producido

válido para nosotros; es descubrir que en la raTt de lo

conocemos y de lo que somos no están en absoluto la verdad ni

i

i

el ser, sino la exterioridad del accidentezl. por esto sin duda

todo origen de la moral, desde el momento en que no es

venerable -ylaHerkunft no lo es nunca- se conüerte en crl-

tica 22. -J. f.hgror" herencia esta que nos es trasmitida

rr¡ediante una

tal procedencia. Nietzsche, en numerosas ocasiones, asocia los

términos de Herkunft y Erbschaft. pero no nos equivoquemos;

esta herencia no es en absoluto una adquisición, un saber que

se aiumula y se solidifica; es ¡nás bien un

conjunto de pliegues,

hacen ineitable y,

de fisuras, de capas hetéiogéneas que lo

desde el interior o por deba.io, amenazan al frágil

heredero: *ia

injusticia y la inestabilidad en el espíritu de ciertos hombres, su

desorden y su ausencia de medida son las últimas consecuencias

de innumerables inexactitudes lógicas, de ausencia de profun-

didad, de conclusiones prematuras, de las

hicieron culpables,2s. La búsqueda de

funda, al contrariot remueve

que los anteceiores se

la procedencia no

aquello que se percibfa inmóvil,

muesra la heterogeneidadl

mismo. ¿qué con-

¿qué saber? Hagamos un-poco el

--de aquel que coleccilna los

fragmenta lo que se pensaba unido;

de aqueflo que se imaginaba conforme a sÍ

vicción la resistirá? Aún más,

análisis genealógico de los sabios

hechos y los registra cuidadosamente, o de aquel que demues-

zt Cenealogí! III, 17. Abkunft del

zz

Crepúsculo,

sentimiento depresivo.

Razones de la filosofia

2, Aurora, S 247.

lvlichel Foucault

tra y refuta- ;

su Herkunft descubriÉ Pronto

los papeleos del

o.tiU""" o las diatribas del abogado -su

atención aparentemente desinteresada, en

padre-24 en su

su «puro» aferra-

r miento a la objetividad.

'

E, fin la procedencia

se enraiza en el cuerpoz5' Se inscribeen

Mala respiración'

re§pecto al cual

-los

cuando los padfes cambian

en la realidad del más allá o

eterno, es el cuerpo de los niños quien

q,

-simples

sea

retoños

nece§ar¡o

no

Porque

Por ále3arst de la verdad

it"

sopottá; €D su- vida y

el sistema nervioso, en el aparato digestivo' mala alimentación, cuerpo aeUil v abatido

orosenitores han cometiáo errores;

i*

"ei

,ot

por la causa,

creen

p1."i

"

a ralor de lo

sufrirá las consecuencias. Bajeza, hipocresla

del error-; ho en el sentido socrático,

equivocarse para ser malo,' tampoco

origina.ia,

,r,

Lrr.r,.,

sírro porque es el cuerpo

,

,r, f.r"rr" y en su

debilidad, Ia sanción de toda

a la inversa' el origen

verdad o error, como lleva en si también,

-la

procedencia-. ¿Por

¿fo"

qué los

¿Por

vida contemplativa?

existencia un valor siprernó?

como verdad absoluta tras imiginaciones

uDurante las épocas

bárbaras

si el

debilita,

si se

hombres han inventado la

qre han concedido a este género-de

qué han aeordado admitir

que-la

vigor del í'ndiüiduo

-con§tituyen?

se

encuentra fadgado o enfermo' r¡elar¡cólico o

sir't deseos y sin

«lebilitado y por consiguieme Je modo temporafi

ñ;;il,

á!.it,

;;;".

;;;;.i;

sá .orrui"rt.-en

uilx hombre

át"*

peligroso

&

y

, tr*rk

p"tuit"t

*-á"r."irá

y

relativamtn'te mejor' es

sus ideao pesimistas no se formulan

de"reflexiones' En este"estado de

en pensador v.anunciador' s bien su

sus supersniciones'26'

á

GuerPo'

El

cuerpo

-y

el

la alimentación'

i-"i"si;.iA* desarrollará

;;d;

.ii*",

il;;;

sB

.ltf -

r.,r.rr,r":.t

;;;;

i;

relaciona to"

es

.*ig-.

á1

el lugar de la ÍIerhunft:-sobre el cu€rpo' se

los sucesos paiados' de él nacen los

Íot e*ores; en él se enuelazan v

tambiénen él.se desatan' entran en

desfdÉcimie"t* v

exlx€§Í¡n, pero

unos

de pronto §e

lucha,

se borraÉ

s"aje-los

d;i

Yo

a otros y continúan su inagotable

de insaripe6n de los sucesos (mientras

lhs'-idkas los disuelven)'

y

ihter¡ra' Prestar la

lugar de

quimirera de una

conflicto.*ni.""tp":

ore-"i f

iil.t;;i#

sugrerñcie

tt""

(al cual

24 La GaYa Ciencia,

25 lbid.:

"Der

S 3ffi-349'

MenscÑñ"'-d'uu*

Auflósungszitalters"' der die

im Leibe hat' (s 200)'

r.rur.'t""Ii

"i"á'i.iraliisou Her&unft

zt Aurora, S 42.

Nietzsche, la gonealogía, la historia

I5

unidad substancial), volumen en perpetuo derrumbamiento.

La genealogía, como el análisis de la procedencia, se encuentra

por tanto en la articulación del cuerpo y de la historia. Debe

mostrar al cuerpo impregnado de historia, y a la historia como destructor del cuerpo.

4.

Entstehung designa más bien

la emergencl'a, el punto

ley singular de una

de surgimiento. Fs el

aparición. Del mismo modo que muy frecuentemente uno se inclina a buscar la procedencia en una continuidad sin inte-

rrupción serÍa un error dar

principio y la

cuenta de la emergencia por el

hubiese aparecido,, desde el la contemplación, como si el

término final, Como si el ojo

principio de los tiempos, para

castigo hubiese tenido siempre por destino dar ejemplo. Estos

fines aparentemente últimos, no son nada más que el actual

episodio de una serie de servilismos: el ojo sirvió primero para

Ia caza y la guerra; el castigo fue sometido poco a poco a la

necesidad de vengarse, de excluir al agresor, de liberarse en

relación a la vlctima, de meter miedo a los otros. Situando el presente en el origen, la metaflsica obliga a creer en el trabajo

oscuro de un destiño que