Vous êtes sur la page 1sur 16

El APRENDIZAJE: RETOS Y DESAFIOS DEL NUEVO MILENIO

AUTORES:

JENNIFER JARA MORÁN

JEANETTE QUIROZ GUEVARA

NANCY VÁSQUEZ ESPINOSA


TEMAS AVANZADOS DE APRENDIZAJE
PRIMAVERA 2010
INDICE

I.- RESUMEN

I.- INTRODUCCIÓN

II.- EL APRENDIZAJE Y LA SOCIEDAD EN REDES

III.- ROL DEL DOCENTE EN LOS ECENARIOS DE APRENDIZAJE

IV.- EVOLUCIÓN DE LA TECNOLOGÍA EDUCATIVA

V.- CONCLUSIÓN

VI.- REFERENCIAS
RESUMEN

En la actualidad los sistemas de enseñanza están evolucionado esto supone


profundos cambios en la estructura y organización de las instituciones educativas
afectando fundamentalmente los ambientes instructivos convencionales. Aparecen
nuevos ‘escenarios’ para el aprendizaje (el hogar, el puesto de trabajo, el centro
de recursos de aprendizaje,..), donde la utilización de estas tecnologías pretende
mejorar tanto el acceso del usuario a los materiales, como la intercomunicación
entre éste y el tutor. Estos cambios tienen efectos considerables, tanto en la
concepción del alumno-usuarios de estos nuevos ambientes de aprendizaje, como
en el rol del profesor y en la función de las instituciones que administran la
enseñanza. Estos nuevos contextos para el aprendizaje requieren, a nuestro
entender, ser abordados desde la perspectiva del aprendizaje abierto, ya que así
toman sentido los cambios en relación al alumno, en relación al profesor y en
relación a las claves organizativas. SALINAS, J. (1997)

En la actualidad los sistemas educativos de todo el mundo se enfrentan al desafío


de utilizar las tecnologías de la información y la comunicación para proveer a sus
alumnos con las herramientas y conocimientos necesarios que se requieren en el
siglo XXI, en el área educativa los objetivos apuntan a mejorar la calidad de la
educación por medio de la transformación de contenidos y métodos, originando la
“experimentación, la innovación, la difusión y el uso compartido de información”.
UNESCO (2008)
I.- INTRODUCCIÓN

Al inicio de este nuevo milenio la educación enfrenta complicados desafíos.


El concepto de escuela como un sitio al que acudir todos los días y en el cual una
persona experta nos enseñaba algo se ciñe más a una propuesta tradicional que
en su momento sirvió conforme a las necesidades del país, en este momento la
educación exige una visión mucho más amplia y de acuerdo a las necesidades de
esta época que nos sorprende cada día con innovaciones que ni en sueños
pensábamos ver.

La escuela se está convirtiendo en un espacio de aprendizaje colectivo en


el que el papel docente se redefine como parte del proceso de enseñar y
aprender, (DIAZ BARRIGA, F. 2006) mismo espacio en el que las formas cambian.
La frase "los alumnos no son como los de antes" no puede ser más cierta, les ha
tocado vivir en un mundo nuevo con nuevas formas de aprender y en el que el
papel de la escuela consiste en una forma más de acceder al conocimiento.

Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) están cambiando las


formas de trabajo, y los medios a través de los cuales las personas acceden al
conocimiento, se comunican y aprenden (DIAZ BARRIGA, F. 2006). Por ello,
resulta paradójico cómo dentro de una institución educativa se puede estar
investigando con los últimos procesos y herramientas científicas al mismo tiempo
que se sigue "enseñando" con una tecnología convencional (ANUIES 2002), esto es
debido, a la escasa formación del profesorado respecto al conocimiento y uso de
la tecnología, además de existir problemas relacionados con la actitud de los
profesores hacia los nuevos medios.

Se puede decir que sin una adecuada formación del profesorado, no es posible
desencadenar la "revolución tecnológica" que la escuela está demandando. Los
docentes nos encontramos preocupados por cómo enfrentar esos retos
tecnológicos y sociales, si consideramos que la finalidad de la educación es
transmitir los conocimientos de una generación a otra, y en reflejo a estos
aspectos nos preguntamos ¿Cómo hacerlo? ¿Qué guía seguir? ¿Qué
necesitamos saber hacer? ¿Cuáles son las competencias que un educador actual
debe desarrollar? Y es que esta es una preocupación, y más aún cuando vemos
los resultados de ENLACE y otros exámenes que se aplican a nuestros alumnos y
desencadenado la gran incógnita ¿Hacia dónde queremos ir? ¿Qué papel debe
jugar la sociedad ante los nuevos retos educativos?

Con lo anterior en mente, y tomando en cuenta la inmensa cantidad de


información a la que se enfrentan los estudiantes a diario, este artículo manifiesta
consideraciones emergentes del aprendizaje bajo sus implicaciones y procesos
educativos proyectados a una nueva sociedad.
II.- EL APRENDIZAJE Y LA SOCIEDAD EN REDES

Cada época ha tenido sus propias instituciones educativas, adaptando los


procesos educativos a las circunstancias. En la actualidad esta adaptación supone
cambios en los modelos educativos, cambios en los usuarios de la formación y
cambios en los escenarios donde ocurre el aprendizaje SANTOS, A. (1994). Este
proceso de cambios, en uno de los marcos donde mejor se refleja es en el
ambiente instruccional, en el marco donde se desarrollan los procesos de
aprendizaje. Es indudable que la aparición de los medios de masas (radio, tv,
etc...) han afectado a la forma en que los ciudadanos aprendemos. Sin embargo el
desarrollo de estos medios no ha afectado profundamente a la institución
educativa. Los ambientes instruccionales, tal como los conocemos, han
comenzado a transformarse en la actualidad para adaptarse a la sociedad de la
información.

Hoy en día las exigencias de la sociedad son mayores, debo reconocer que el
aprendizaje está basado en resultados. En la que los estudiantes pueden hacer,
así como aquello que saben, involucrando la construcción y recopilación de sus
saberes mediante su contexto y práctica (DÍAZ BARRIGA & HERNÁNDEZ, 1998). El
aprendizaje ha pasado de ser lineal, memorístico y reproductivo a un proceso
dinámico, complejo, y con un impacto formativo, involucrando competencias
cognoscitivas (DIAZ BARRIGA, F. 2006).
Resulta obvio que la capacidad de penetración de las TIC alcanza a la mayor
parte de la actividad humana planteando nuevas necesidades educativas, la
sociedad del conocimiento, los aprendizajes y la formación son dos conceptos que
reflejan el contexto social, económico, cultural y político en el cual se desarrollan.
Sin embargo el aprendizaje dentro de una sociedad debería ser una cuestión muy
importante dentro de las organizaciones políticas de los diferentes países, por lo
que la formación y los aprendizajes pretenden preparar a las personas para poder
interactuar de forma más eficiente (TEDESCO 2003).

Cabe mencionar que los sistemas de aprendizaje y los procesos formativos parten
de una realidad, identificada generalmente como necesidad, por lo cual la
sociedad del conocimiento, va de la mano con los cambios tecnológicos, porque
estimula la dimensión más activa y transformadora de estos procesos, que en
comparación con la sociedad industrial, los aprendizajes se concebían y estaban
presididas por una estabilidad, es decir que los procesos de aprendizaje estaban
sujetados al resultado de dicho aprendizaje y no al saber cómo se aprende o
desencadena dicho aprendizaje (DIAZ BARRIGA, F. 2006), es evidente que los
aprendizajes y la formación en la sociedad del conocimiento son una apuesta a
futuro.

No obstante dentro de esta sociedad el procesamiento y la transmisión de


información se convierten en las fuentes fundamentales de productividad y poder,
que modifican totalmente los conceptos de la cultura del trabajo de la sociedad
industrial, si bien cabe mencionar que la sociedad industrializada supuso grandes
transformaciones en el conjunto de los procesos educativos, la cual genero la
llegada de una nueva sociedad que conocemos como la sociedad de la
información, por lo que centrarse en el ambiente de aprendizaje, no puede
reducirse al análisis de la organización del espacio y el tiempo educativo, los
cuales se han considerado elementos fuertemente afectados por el impacto de las
Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). (SALINAS, 1995)
A pesar de que la aparición del internet fue un fenómeno paradigmático el cual ha
transformando profundamente la vida de las personas, independientemente de
que es una tecnología hoy en día es una herramienta o medio de comunicación
que brinda interacción y organización social. La existencia de una red de redes
que sustenta este fenómeno, se asocia a la existencia de estructuras abiertas y
que se pueden expandir sin límites, por lo que “ahora se aprende sin tener que ir a
la escuela e incluso se aprende sin necesidad de leer” (SIMONE, 2001; LÓPEZ
CARRASCO 2008b)

III.- ROL DEL DOCENTE EN LOS ESCENARIOS DE APRENDIZAJE

El rol docente es crucial en el logro de los objetivos que plantea cualquier


programa formativo y es aun más crítico en el caso del uso de TIC para su
formación ya que a futuro se plantean varios desafíos en el que nos
cuestionaremos sobre el ¿Cómo mantener y desarrollar a un grupo de docentesy
que esté actualizado en el uso y aplicación de TIC para la formación? ¿Se debe
actualizar y formar a todos o solo a algunos? ¿Existe el suficiente grado de
alfabetización tecnológica para asumir los nuevos lenguajes y cambios requeridos
por el uso de TIC en la formación? En este ámbito, al igual que con las tecnologías
en sí mismas, los cambios suelen suceder a un ritmo acelerado.

Si bien en años anteriores las nuevas tecnologías y la incorporación en los


procesos productivos como: talleres y equipos didácticos, pusieron en aprietos a
instituciones para actualizar a sus docentes, hoy en día el grado de presencia de
TIC en la vida ciudadana es radical tal y como se ha estado viendo, tiene el rango
de “competencia digital” (LÓPEZ CARRASCO, M.A. 2008b).

La aparición de nuevos ambientes de aprendizaje tienen sentido en los cambios


que afectan a todos los elementos del proceso educativo (objetivos, contenidos,
profesores, alumnos,...). Los cambios en educación, a cualquier escala, para que
sean duraderos y puedan asentarse requieren que cualquier afectado por dicho
cambio entienda y comparta la misma visión de cómo la innovación hará que
mejore la educación: los profesores, administradores, padres y la comunidad
educativa entera deben estar involucrados en la concepción y planificación del
cambio desde el primer momento (DIAZ BARRIGA, F. 2006).

La comprensión de lo que suponen estos cambios puede entenderse mejor


mediante lo que (RHODES, D. 1994) describe como construcción de escenarios. Un
escenario viene a ser la descripción, en detalle, de lo que estamos concibiendo o
imaginando. Si bien consideremos que los escenarios de aprendizaje propiciados
por las nuevas tecnologías nos ayudarán en el diseño y creación de ambientes de
aprendizaje adecuados a las nuevas coordenadas espacio-temporales, a los
nuevos objetivos educativos, etc., de tal forma que podamos comprender cómo los
cambios afectan a los estudiantes, profesores, centros y a la comunidad. Estos
nuevos escenarios pueden referirse, tanto al impacto que la introducción de las
TIC tiene en la enseñanza convencional, como a la configuración de nuevos
escenarios para el aprendizaje.

Ello requiere modelos pedagógicos nuevos y un fuerte apoyo de tecnologías


multimedia interactivas, por lo que las redes de comunicación introducen una
configuración tecnológica que potencia este aprendizaje más flexible y, al mismo
tiempo, la existencia de nuevos escenarios del aprendizaje, podemos contemplar
tres escenarios HILTZ, S. (1992) y SALINAS, J. (1995) “Aprendizaje en casa,
aprendizaje en el puesto de trabajo y aprendizaje en un centro de recursos de
aprendizaje o centro de recursos multimedia”, cabe señalar que el diseño de cada
uno de estos escenarios no es la disponibilidad tecnológica, si no las
características de los elementos del proceso instructivo y en especial el usuario
del aprendizaje, ya que no son los mismos usuarios o bien no pretenden los
mismos aprendizajes, ya que aprenden desde su hogar, desde el puesto de
trabajo, entre otros (ANUIES 2002; LOPEZ CARRASCO 2008a)

El docente siempre va a tener presente un gran reto, del cual obliga a


cuestionarse sobre la pertinencia de los procesos educativos y el aprendizaje
como un agente transformador de la realidad, como docentes la palabra “enseñar”
involucra más que un simple contenido, en lo personal, el adaptarse a los
alumnos , y a sus procesos intelectivos, a sus pre-conceptos derivados de la
experiencia y a sus aptitudes (DÍAZ BARRIGA & HERNÁNDEZ, 1998).; es un
rasgo primordial que como docente nos permite alcanzar algunas evidencias
necesarias que ayuden a determinar el logro de objetivos, tomando en cuenta que
la implementación de la formación de competencias que actualmente demanda
una transformación radical, más no inmediata, quizás de todo un paradigma
educativo, sobre todo en los esquemas de formación tan arraigados por la
tradición.

Los profesores del siglo XXI deben de reconocer que enseñar es un llamado a
aprender a pensar, hacer, sentir, ser, junto con otros (LÓPEZ CARRASCO, 2008b)
por lo que el uso de nuevas tecnologías se inscribe dentro de un programa más
amplio del municipio llamado "Tecnologías para educar", que incluye el
fortalecimiento del equipamiento tecnológico, nuestra sociedad dentro del Internet
exige cambios en el mundo educativo, y que hoy en día con mayor razón los
profesionales de la educación tenemos múltiples razones para aprovechar las
nuevas posibilidades que proporciona la TIC para impulsar este cambio hacia un
nuevo paradigma educativo más personalizado y centrado en la actividad de los
estudiantes

Además de la necesaria alfabetización digital de los alumnos y del


aprovechamiento de las TIC para la mejora de la productividad en general, el alto
índice de fracaso escolar, la creciente demanda de la sociedad y el aumento del
alumnado en las aulas, constituyen poderosas razones para aprovechar las
posibilidades de innovación metodológica que ofrecen las TIC y así lograr una
escuela más eficaz e inclusiva. (TEDESCO 2003)
IV.- EVOLUCIÓN DE LA TECNOLOGÍA EDUCATIVA

La evolución de las tecnologías de la información, en el contexto preciso por una


sociedad de servicios, plantea nuevos desafíos a la educación, ya que en el futuro
la obtención y organización de la información se convertirá en la actividad vital
dominante para una parte importante de la población, al mismo tiempo que las TIC
contribuyen al apresurado cambio que exige nuevas destrezas y cambios en los
objetivos, pueden contribuir a su logro y dominio (TEDESCO 2003). En ello reside
uno de los papeles cruciales que las TIC pueden desarrollar en el sector
educativo.

En efecto, este doble rol constituye uno de sus grandes desafíos, atender a las
nuevas necesidades educativas que la evolución de la sociedad y la evolución
misma de las TIC generan, y la anticipación de las necesidades educativas que la
evolución futura planteará. Las circunstancias tecnológicas, culturales y sociales
en las que se desenvuelve la actual sociedad exigen, por otra parte, nuevos
objetivos a la educación. (STONIER T. 1989) señala algunos de los objetivos que
comienza a requerir nuestra sociedad y que complementan, necesariamente, la
educación para el empleo predominante en el actual sistema educativo.
Los cambios en la práctica pedagógica suponen la integración de distintas
tecnologías, herramientas y contenidos digitales como parte de las actividades que
apoyen los procesos de enseñanza - aprendizaje en el aula, por lo que nosotros
como docentes debemos saber dónde, cuándo (también cuándo no) y cómo
utilizar la tecnología digital (TIC), logrando en el alumno la representación de su
conocimiento; así como poder identificar el reflejode lo que aprendió y cómo es
que llegaron a conocerlo; y que a su vez nos permita dar soporte a la construcción
de su significado y poder generar un pensamiento profundo (JONASSEN, D.H
1995).

Los docentes deben estar en capacidad de utilizar las TIC durante las actividades
realizadas y deben garantizar el acceso equitativo al uso de las TIC (UNESCO,
2008).

En lo que respecta a la metodología dentro de la comunidad de aprendizaje


podríamos adoptar el modelo de PAOLO FREIRE, que sugiere abandonar el
concepto tradicional de la educación “bancaria” (el profesor emite conocimientos y
el alumno los acumula y almacena para luego volcarlos en un examen).

Es interesante y muy ilustrativo el concepto descrito por ETIENNE WENGER, para


el que “desde el principio de la historia, los seres humanos han formado
comunidades que cumulan su aprendizaje colectivo en prácticas sociales
comunidades de práctica”.... que define el conocimiento como un acto de
participación”, por lo que (FREIRE, 2001) propone una pedagogía en el que los
alumnos se convierten en participantes activos en una comunidad de aprendizaje
que existe dentro de un contexto social, y asumen la responsabilidad de su propio
aprendizaje.
V.- CONCLUSIÓN

Hoy en día el empleo de las Nuevas Tecnologías en los centros escolares está
bastante difundido. Sin embargo es aún necesaria la sistematización de estos
recursos que permiten al alumnado progresar más eficazmente en su aprendizaje.
Son muchas las contribuciones que las TIC ofrecen al campo educativo, abriendo
amplias posibilidades en las modalidades formativas; y para ello exige la
participación activa de los principales actores del sistema, el alumno y el docente.
(LÓPEZ CARRASCO, M.A)

En referencia a esto, el presente trabajo expuso ampliamente la importancia de la


información permanente del docente en un área tan importante como la
tecnología. Dejando a un lado un conjunto ciertamente numeroso de docentes
que o no se ven capacitados para hacer uso de los más modernos recursos
digitales o estiman que la enseñanza tradicional siempre ha enseñado más y
mejor (aquí se incluiría el grupo de docentes anterior), la mayoría de maestras y
maestros, profesoras y profesores sienten la obligación de alfabetizarse
digitalmente para hacer una buena praxis de los ordenadores (UNESCO 2005).
Esto les sumerge en la formación continua tan necesaria en nuestra profesión.
De lo expuesto se puede decir que la alfabetización científica y tecnológica implica
un compromiso por parte del estado para que ésta sea alcanzada por todos y para
todos.

Las ventajas de este tipo de alfabetización para una sociedad son variadas, ya
que va desde el auto cuidado, hasta la toma de decisiones de toda una
comunidad, contribuyendo al progreso social, cultural y económico de un país
UNESCO (2005).

El tema de alfabetización en ciencias y tecnologías no es menor ni de corto plazo,


sin embargo, es primordial que dentro de las escuelas se enseñe ciencias con el
fin de que los alumnos logren aplicar sus conocimientos en problemas de la vida
cotidiana (DIAZ BARRIGA, F. 2006).

Con el propósito de solucionar y generar nuevas formas de conocimiento, y no


como ocurre normalmente que se aplican estrategias de enseñanza aprendizaje
de tipo mecanicista , por otro lado , el uso de las tecnologías debe ser fomentada
no sólo dentro de la escuela sino que también fuera de ella (LÓPEZ CARRASCO,
M.A. 2008b) , en este aspecto , los medios de comunicación masivo son clave en
la alfabetización científica y tecnológica ya que ellos pueden generar instancias
de instrucción rápida y en situaciones inmediatas .

Para poder lograr un serio avance es necesario capacitar y actualizar al personal


docente, además de equipar los espacios escolares con aparatos y auxiliares
tecnológicos, como son televisores, videograbadoras, computadoras y conexión a
la red LÓPEZ CARRASCO, M. A. (2008a). La adecuación de profesores, alumnos,
padres de familia y de la sociedad en general a este fenómeno, implica un
esfuerzo y un rompimiento de estructuras para adaptarse a una nueva forma de
vida; así, la escuela se podría dedicar fundamentalmente a formar de manera
integral a los individuos, mediante prácticas escolares acordes al desarrollo
humano.
VI.- REFERENCIAS

TEDESCO, Juan Carlos (2003). "Los pilares de la educación del futuro". En: Debates de educación
(2003: Barcelona)

JONASSEN, D. H. (1995).Supporting communities of learning with technology: A vision for


integrating technology with learning in scholls. Educational Technology, 35(4), 60-63.
Contexto Educativo - Revista digital de Educación y Nuevas Tecnologías
www.contexto-educativo.com.

UNESCO (2008) Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
Estándares de Competencias en TIC para Docentes.

UNESCO (2005). Hacia las sociedades del conocimiento, Mayenne, Francia, Ediciones UNESCO

Díaz Barriga & Hernández, (1998). Estrategias Docentes para un Aprendizaje Significativo. México,
D.F.: McGraw Hill.

DIAZ BARRIGA, F. (2006). Enseñanza situada. Vínculo entre la escuela y la vida. México: Mc Graw
Hill.

ANUIES 2002. Plataformas tecnológicas para la educación superior a distancia. Pag. 10

SANTOS, A. (1994). Modelo de uso de medios de Salomon: Implicaciones para el desarrollo de


software educativo. Ponencia presentada en el X Simposio Internacional de Computación en la
Educación, México, D.F.

SALINAS, J. (1995): Organización escolar y redes: Los nuevos escenarios del aprendizaje.

SALINAS, J. (1.997): Nuevos ambientes de aprendizaje para una sociedad de la información.


Revista Pensamiento Educativo. PUC Chile. 20, 81-104.

HILTZ, S. (1992): El Aula Virtual: Software para el aprendizaje colaborativo. En BARRET, E. (Ed.):
Sociomedia. The MIT Press, Cambridge (Massachusetts)
RHODES, D. (1994). Sharing the vision: Creating and Communicating Common Goals, and
Understanding the Nature of Change in Education.
(Compartiendo la visión: Crean y comunican objetivos comunes, y comprender la naturaleza del
cambio en la educación)

STONIER,T. (1989): Education: Society’snumber (Educación: el número de la Sociedad)

WENGER, ETIENNE, Temas e Ideas: Comunidades de Práctica

FREIRE (2001), Paulo, Pedagogy of the Oppressed; 3a edition.

LÓPEZ CARRASCO, M.A. (2008b). Las herramientas de la lectoescritura digital en la era de la


sociedad red. Revista Internacional de Ciencias Sociales y Humanidades/International Journal of
Social Sciences and Humanities. Vol XVIII, No. 1,pp 73.

SIMONE, R (2001). La tercera fase. Madrid: Taurus.

LÓPEZ CARRASCO, M. A. (2008a). Aprendizaje situacional: una perspectiva integradora. Instituto


Multidisciplinario de Especialización. Memorias del congreso miradas constructivistas y su
incidencia en la práctica docente. Oaxaca, México.