Vous êtes sur la page 1sur 22

LA

COMPETENCIA

IMPERFECTA

1
ESQUEMA

• INTRODUCCIÓN.

• LA COMPETENCIA IMPERFECTA.

• Concepto de competencia imperfecta.


• Diferencias entre competencia perfecta e imperfecta.
• Equilibrio en competencia imperfecta.
• Tipos de competencia imperfecta.
• Causas de que existan los Monopolios.
• El Monopolio Natural.
• Características del Monopolio.

• EL FUNCIONAMIENTO DEL MERCADO MONOPOLÍSTICO.

• EL COSTE SOCIAL DEL MONOPOLIO.

• LA REGULACIÓN DEL MONOPOLIO.

• LA DISCRIMINACIÓN DE PRECIOS.

• EL MONOPSONIO.

2
INTRODUCCIÓN

Existen diferentes tipos de mercado y en base a las características de cada


uno, los productores realizarán una producción y venderán a un precio. Este
funcionamiento distinto al de Competencia Perfecta se debe a diferentes causas,
son mercados de Competencia Imperfecta.

Las empresas monopolísticas, al igual que las competitivas, aspiran a


maximizar los beneficios. Pero en los mercados competitivos los compradores y
vendedores, que buscan su propio interés, son conducidos inconscientemente por
una mano invisible que les lleva a unas decisiones de consumo y producción
eficientes en la asignación de recursos. En cambio, como las empresas
monopolísticas no tienen el freno de la competencia, el resultado de un mercado
con un monopolio no suele ser el que más conviene a una sociedad.

Cuando el mercado no funciona correctamente el Estado puede intervenir


para mejorar los resultados del mercado.

3
LA COMPETENCIA IMPERFECTA

Una industria es de competencia imperfecta cuando las empresas oferentes


influyen individualmente en el precio del producto de la industria. Las empresas
concurrentes no actúan como precio-aceptantes, sino como precio-oferentes o
precio-determinantes puesto que de alguna forma imponen los precios que rigen
en el mercado.

DIFEENCIAS ENTRE COMPETENCIA PERFECTA E IMPERFECTA:

• La diferencia entre la competencia perfecta y la imperfecta puede


expresarse en términos de la elasticidad precio de la demanda. En el
caso de la empresa competitiva la curva de demanda es
completamente elástica (Ex,p = ∞), mientras que en el caso de la
competencia imperfecta la empresa se enfrenta a una curva de
demanda con una elasticidad precio de la demanda finita.

• En los mercados de competencia imperfecta, por lo general, hay


limitaciones a la entrada de nuevas empresas en la industria lo que
provoca que el número de empresas sea menor que en la competencia
perfecta.

• Gráficamente, la diferencia básica entre la competencia imperfecta y la


competencia perfecta se recoge en la figura siguiente. En el caso de la
competencia perfecta la empresa se enfrenta a una demanda individual
que es completamente elástica, indicando que puede vender todo lo
que desee al precio de mercado. En el caso de la empresa no
competitiva, la demanda a la que se enfrenta tiene pendiente negativa,
de forma que para poder incrementar sus ventas, tendrá
necesariamente que reducir el precio de su producto.

4
P P

D
q q

EQUILIBRIO EN COMPETENCIA IMPERFECTA:

El equilibrio de toda la empresa tiene lugar cuando ésta maximiza el


beneficio.

En los mercados no competitivos el equilibrio de la empresa se alcanza


cuando se cumplen las siguientes condiciones:

• El ingreso marginal es igual al coste marginal (IMg = CMg).


• El precio es mayor o igual que el coste variable medio (P ≥ CVM).
• La pendiente de la curva de coste marginal es mayor que la pendiente
de la curva de ingreso marginal.

Dado que en el equilibrio de la empresa en competencia imperfecta resulta


siempre que P > CMg, estos mercados actúan con ineficiencia económica (al ser
los precios mayores que en competencia perfecta donde P = CMg) y
consecuentemente producen una menor cantidad que en los mercados
competitivos. Las empresas no competitivas pueden producir en el equilibrio una
menor cantidad de bien que la marcada por el mínimo de los CVM, si sus
condiciones de equilibrio se lo permiten.

5
Las empresas en competencia imperfecta no tienen definida la función de
oferta. La curva de oferta sólo se tiene definido un punto, el punto de oferta, que
es distinto para cada función de demanda a la que se enfrenta.

TIPOS DE COMPETENCIA IMPERFECTA:

• Monopolio: existe un único oferente de un bien o servicio. Un verdadero


monopolista no tiene ningún rival identificable. Un monopolista tiene
poder de monopolio en el sentido de que al enfrentarse a toda la
función de demanda, tiene poder para afectar al precio de mercado
cambiando su nivel de producción.

• Oligopolio: existen ciertas barreras a la entrada, no tan fuertes como en


el monopolio. Las industrias que se comportan generalmente como
oligopolios contienen empresas que precisan de una gran aportación de
capital, es decir, que suponen unos grandes costes fijos de primer
establecimiento, lo que desincentiva la entrada de nuevas empresas.

• Competencia monopolística: existe una gran variedad de bienes, y cada


empresa produce uno que es sustitutivo cercano de los demás
(restaurantes en un determinado barrio). Una empresa se enfrenta, al
contrario de una empresa competitiva, a una curva de demanda
decreciente, puede elegir aquél precio que maximice sus beneficios. Al
ser un vendedor pequeño, su actuación no tendrá respuesta por parte
de los competidores. A medio y largo plazo, si entran empresas en este
mercado, la demanda del bien comenzará a bajar hasta llegar a una
situación de beneficio cero. Asigna un papel muy importante a los
gastos de publicidad.

• Monopolio de Demanda o Monopsonio: existe una única empresa en un


área geográfica que demanda la práctica totalidad de un factor de

6
producción (factor trabajo, es decir, una empresa fijará el salario que
maximice sus beneficios por el lado de la demanda de factores
productivos).

CAUSAS DE QUE EXISTAN LOS MONOPOLIOS:

Se suelen apuntar cuatro razones para justificar la aparición del monopolio:

• El acceso exclusivo a ciertos recursos: el control de un factor productivo


de forma exclusiva por una empresa o de las fuentes más importantes
de las materias primas que son indispensables para la producción de un
determinado bien puede determinar que dicha empresa se configure en
monopolista.

• Las patentes: es frecuente la explotación con carácter de exclusividad


de ciertas técnicas que previamente han sido patentadas. En estos
casos, y durante un tiempo determinado, se premia la innovación
concediendo un cierto poder monopolístico.

• La franquicia legal: es frecuente que determinados servicios se


concedan, por parte de las autoridades gubernamentales o locales, con
carácter exclusivo a ciertas empresas, dando lugar a los denominados
monopolios legales.

• Acceso a la tecnología: cuando una empresa es competitiva y se


enfrenta a una curva de costes marginales que es siempre decreciente,
esta empresa querrá siempre aumentar su tamaño, pues es más
eficiente cuanto mayor es. Es más eficiente que toda la producción la
realice una sola empresa, pues conseguirá menores costes de
producción.

7
EL MONOPOLIO NATURAL:

Un monopolio puede surgir como consecuencia de que las características


técnicas de algunas industrias que hace que no deba entrar más de una empresa
en ellas. Se puede decir que el monopolio natural se debe a que, dado el tamaño
del mercado y la estructura de costes de la industria, el bien se produce en el
tramo descendente de la curva de costes medios. La disminución de los costes
durante todo el rango de producción requerido se debe a la existencia le unos
costes fijos muy elevados, de forma que al aumentar la producción el coste medio
total disminuye.

Los monopolios legales pueden ser:


• Estatales: es gestionado por la Administración Pública.
• Regulados: es gestionado por una empresa privada, regulada por la
Administración Pública.

Frecuentemente los precios que cargan por sus servicios los monopolios
estatales y los regulados son precios «políticos» inferiores a sus costes, lo que
genera pérdidas que son cubiertas con cargo a los presupuestos públicos. En
otras ocasiones, sin embargo, los precios de venta son superiores a los costes y
los beneficios generados son una fuente de ingresos para el Estado o los entes
locales.

CARACTERÍSTICAS DEL MONOPOLIO:

• Existe una sola empresa.


• Hay fuertes barreras de entrada de empresas al mercado.
• Se vende un único producto o servicio.
• No existe competencia.

8
EL FUNCIONAMIENTO DEL MERCADO MONOPOLÍSTICO

En competencia perfecta si las empresas decidían producir una unidad


más, obtenían siempre por esa unidad adicional el precio de mercado, por lo que
el Ingreso Marginal que se define siempre como el incremento de Ingreso Total
generado por producir una unidad más era siempre el precio de mercado. En el
monopolio esto no es así, sino que IMg = ∆IT/∆X = P2 – X1(P1 – P2), siendo P2 el
precio de la última unidad vendida y X1(P1 – P2) la pérdida de un ingreso derivada
de vender X1 unidades a un precio menor P2. Por lo tanto, el ingreso marginal ya
no es el precio de mercado, sino que siempre será menor que el precio de
mercado.

La elasticidad de la demanda es la variación porcentual que experimenta la


demanda de un bien al cambiar el precio en un 1%.

dX PX
EX,P = ----- * ------
dPX X

PX
IMg
E = ∞

E = 1

E = 0
0 X

9
Se define el ingreso marginal como el incremento de ingreso total generado
por una unidad más de producción.
dIT
IT = X PX IMg = ------
dX

IM, IMg, P

8 E=∞
E>1
6
E=1
4

2 E<1
IM=D
0 E=0
1 2 3 4 5 6 7 8
-2 Cantidad producida por la empresa
IMg
IT

15

10

IT

0 1 2 3 4 5 6 7 8
Cantidad producida por la empresa

10
Si la elasticidad está comprendida entre infinito y uno, el ingreso marginal
es positivo, aumentar la producción en una unidad tendrá como resultados
incrementos del ingreso total, justo hasta el punto donde la elasticidad es igual a
cero. En esta situación el ingreso total es el máximo. A partir de dicho punto si
incrementamos la producción el ingreso marginal es negativo, y por ello el ingreso
total se reduce.

La empresa monopolista estará en equilibrio cuando al incrementar la


producción en una unidad, la variación de los ingresos y los costes sea igual. Por
tanto, el nivel de producción que maximiza el beneficio del monopolista es aquel
en el que el ingreso marginal es igual al coste marginal (IMg = CMg).

El equilibrio del monopolio puede estar en cualquier tramo del coste


marginal, a diferencia de la Competencia perfecta.

La cantidad de máximo beneficio será QA, pues si se produce una unidad


más a partir de O*, los beneficios disminuirán, dado que CMg > IMg, mientras que
si se produce una unidad menos los beneficios aumentarían al incrementarse el
nivel de producción, pues IMg > CMg.

Una vez precisado el nivel de producción de equilibrio queda determinar el


precio al que van a venderse esas unidades producidas. Este será aquel que los
consumidores estén dispuestos a pagar por la cantidad Q*. Este precio es P*,
pues es el que en la curva de demanda corresponde al nivel de producción Q*.

Para este nivel de producción, no sólo IMg = CMg, pues las pendientes de
las curvas de IT y CT son iguales, sino que también se alcanza el beneficio
máximo.

11
CMg, CM, P
CMg

CTM
Bfo

Img = CMg
CMg < IMg D

Q* IMg Q

La curva de costes marginales del monopolista no es su curva de oferta, a


diferencia de lo que sucede en competencia perfecta. El monopolista no tiene
curva de oferta propiamente dicha.

El monopolista cuando selecciona su producción de acuerdo con la


fórmula IMg=CMg, puede estar obteniendo tanto beneficios como pérdidas. Como
ocurre en el caso de la competitiva, la regla IMg = CMg sólo nos asegura que si
obtenemos beneficios, éstos son máximos y, si obtenemos pérdidas, éstas serán
mínimas. Para saber qué ocurre con los resultados económicos necesitamos
conocer la función de los costes totales medios.

En las figuras siguientes se recogen dos situaciones distintas. La empresa


obtiene beneficios monopolísticos en la primera figura mientras que la reflejada en
la figura segunda incurre en pérdidas. En definitiva, un monopolista sólo puede
obtener beneficios monopolísticos si, al nivel de producción de equilibrio, la curva
de demanda de su producto se encuentra por encima de su curva de coste total
medio.

La persistencia a largo plazo de una empresa monopolística que obtenga


beneficios extraordinarios sólo puede justificarse si existen barreras naturales

12
(rendimientos crecientes a escala) o artificiales (patentes, concesiones y licencias
administrativas o el control de una fuente de materias primas) a la entrada en la
industria.
CTM, IMg, IMg

CMg

P* CTM
Beneficios

D
IMg
0 Q* Q

CTM, CMg, IMg


CTM
CTM CMg
P*
Pérdidas

IMg D
0 Q* Q

13
EL COSTE SOCIAL DEL MONOPOLIO

En un mercado de competencia imperfecta el precio será superior al


ingreso marginal y, en el equilibrio, tendremos que P es mayor que CMg. Esto
indica que el consumidor está forzado a pagar un precio superior que tendría que
abonar en competencia perfecta. Pero dado que la combinación precio-cantidad
de equilibrio ha de estar sobre la función de demanda, un mayor precio supone
una menor cantidad producida y vendida.

IMg, CMg, P

Equilibrio del monopolio IMg = CMg


CMg
Pm
coste social
Pc Equilibrio competitivo P=CMg
IMg=CMg
D

0 Qm Qc Q
IMg

El monopolio, en comparación con la competencia perfecta, reduce la


producción y eleva el precio.

Al analizar la figura anterior cabe preguntarse por qué el monopolista no


produce una cantidad superior a Qm, pues de hecho los consumidores estarían
dispuestos a pagar un precio superior al IMg por las unidades adicionales del bien,
hasta que se alcanzase el nivel de producción Qc. El monopolista no satisface
estas demandas, ya que el IMg es menor que el CMg para todo nivel de
producción superior a Qm.

14
La curva de demanda nos dice el precio que están dispuestos a pagar los
consumidores por una unidad adicional del bien. Así, la curva de demanda, D, de
la figura anterior muestra que al nivel de producción Qm el valor que dan los
consumidores a una unidad adicional de producción es Pm. Por otro lado, la curva
de coste marginal, CMg, indica el coste de producir una unidad adicional.

Al nivel de producción Qm el coste marginal de producir una unidad


adicional viene dado por el segmento QmA. Por tanto, en el nivel de producción
Qm, como en todos los niveles en los que el precio es superior al CMg, la
sociedad en su conjunto se beneficiaría si aumentara la producción. Sin embargo,
el monopolista no lo hace, pues el aumento de la producción bajaría el precio y
esto no le beneficiaría. Precisamente actuar de esta forma es la razón por la que
el monopolio conlleva un coste para la sociedad.

Para medir este coste social vamos a analizar comparativamente el


equilibrio competitivo y el equilibrio del monopolio. Una industria competitiva se
situaría en el punto donde el coste marginal es exactamente igual al precio y, por
tanto, al valor marginal que dan los consumidores a una unidad adicional de
producción. El monopolista, por el contrario, limita la producción donde el precio es
superior al CMg.

El coste del monopolio derivado de la reducción de la producción es igual a


la suma de las diferencias entre el precio que están dispuestos a pagar los
consumidores y el coste marginal, para todas las unidades comprendidas entre el
nivel de producción monopolístico y el competitivo.

Así pues, el coste social del monopolio es en realidad el beneficio al que


renuncia la sociedad, al reducirse la cantidad producida desde el nivel competitivo
hasta el nivel de producción del monopolio.

15
LA REGULACIÓN DEL MONOPOLIO

Los gobiernos suelen intervenir ante los monopolios en un intento de


proteger a los consumidores y de preservar la competencia. El Estado puede
tomar varias actitudes:

• Propiedad y gestión estatal: la eficiencia exige producir allí donde el


precio y el coste marginal sean iguales, pero esto no va a ser posible si
dejamos a la competencia funcionar, pues la industria incurriría en
pérdidas. La empresa que opere aquí no tiene otra opción sino cobrar
un precio que sea superior al coste marginal. El Estado puede hacerse
cargo del monopolio, ya que su objetivo no es la maximización del
beneficio. El Estado podría producir donde el precio fuera igual al coste
marginal, y a favor de la eficiencia, absorber las pérdidas que se
generaran.

• Regulación estatal de los monopolios privados: la propiedad del


monopolio se deja en manos privadas, pero se le imponen una serie de
normas de funcionamiento que limiten la fijación de precios. El
problema que plantea este sistema es que una comisión reguladora
nunca podrá saber cuál será la tasa de rendimiento competitiva en un
período. Si la tasa de rendimiento que se marca es inferior a la
competitiva, la empresa terminará ofreciendo servicios de baja calidad,
e incluso podrá llegar a la quiebra. Si la tasa de rendimiento fijada es
superior a la competitiva la empresa obtendrá unos beneficios mayores
de lo normal.

• Contratación exclusiva de un monopolio natural: las autoridades deben


especificar claramente que tipo de servicio hay que prestar, y pedir
entonces a las empresas privadas que presenten sus ofertas. Aquella
que presente la más baja será aquella que se lleve el contrato.

16
• Aplicación rigurosa de las leyes anti-monopolio: la administración
prohíbe las fusiones de empresas que constituyen una gran parte del
mercado. Esta fusión da origen a un Cártel y estas empresas
maximizan sus beneficios de igual forma que lo haría un monopolio.

• Política basada en el Laissez-Faire: consiste en dejar actuar al


monopolista de forma que maximice sus beneficios, produciendo donde
ingreso marginal y coste marginal sean iguales.

17
LA DISCRIMINACIÓN DE PRECIOS

Cuando un monopolista cobra precios diferentes a diversos clientes no por


razones de localización, se dice que hay discriminación de precios. Las
condiciones para que se dé discriminación de precios son dos:

• Que el mercado pueda fraccionarse y que el monopolista sea capaz de


identificar cada una de esas fracciones o segmentos de mercado.

• Que no exista reventa, esto es, que los consumidores no especulen con
las unidades del bien obtenidas a distintos precios.

La razón económica de que se discriminen los precios estriba en que


diferentes consumidores están dispuestos a pagar distintas cantidades de dinero
por un mismo bien, de forma que pueda ser rentable para el vendedor
aprovecharse de ello. En este caso el vendedor dividirá el mercado del bien en
varios submercados, de hecho en tantos como funciones de demanda distintas
tengan sus demandantes.

Un monopolista practica la discriminación de precios cuando cobra precios


distintos a cada tipo de comprador en función de las diferencias entre sus
elasticidades de la demanda.

En la vida real la discriminación se asocia con el carácter del producto. Así,


los artículos que exigen la instalación por el vendedor pueden ser más difícilmente
revendidos que los que no la requieren.

La discriminación de precios perfecta es aquella en la que el monopolista


cobra a cada consumidor, por cada unidad que adquiere, un precio igual a la
disposición marginal a pagar de ese consumidor por la correspondiente unidad del
bien. De esta forma el monopolista se apropia de la totalidad del excedente del

18
consumidor que genera el mercado cuando todas las unidades se venden al
mismo precio.

El monopolista discriminador de precios maximiza su beneficio en aquel


nivel de producción para el cual el precio cobrado por la última unidad es igual al
coste marginal y no cuando IMg = CMg. Los beneficios totales del monopolista
serán ahora más elevados, tanto por el mayor nivel de producción como por la
apropiación del excedente del consumidor.

P, CMg Apropiación del excedente del consumidor

CMg

0 Q* Q

La posibilidad de llevar a cabo una discriminación de precios perfecta


requiere de toda una serie de condiciones que hacen muy difícil la utilización de
este procedimiento de discriminación en la práctica.

En primer lugar, ha de aceptarse que el monopolista es capaz de identificar


a cada uno de los consumidores procediendo a una segmentación del mercado
individuo por individuo. En última instancia, la dificultad que esto encierra no es
tanto la imposibilidad de llevarlo a cabo en la práctica como el elevado coste que
ello representa para la empresa.

La segunda condición básica que se requiere para realizar una


discriminación de precios perfecta es la de descartar cualquier posibilidad de que

19
los consumidores especulen con las unidades del bien obtenidas a distintos
precios. Si esto fuera posible, la discriminación resultaría totalmente inviable, ya
que aquellos consumidores que adquiriesen las unidades a los precios más bajos
podrían venderlas a los que están dispuestos a pagar un mayor precio por ellas,
aunque éste sea menor que el que les exigiría el monopolista.

20
EL MONOPSONIO

Un monopsonio es un monopolio de demanda.

Llamando W = F(L) a la función inversa de la oferta de trabajo (W es el


salario y L el número de trabajadores), el monopsonio maximiza sus beneficios,
siendo el beneficio la diferencia entre ingresos y costes.

B = IT – CT
IT = X*PX
CT = W*L + CF
IMgL = dIT/dL = PX * PMgL = IMgL
CMgL = dCT/dL = (dW/dL * L) + W = W (1 + 1/EW,L) = CMgL

PX * PMgL = W (1 + 1/EW,L) Equilibrio

W, CMgL CMgL

CMgLm A
SL
Wc C
Wm

a IMgL
0 Lm Lc L

El equilibrio del monopsonio está en el punto A, donde el coste marginal e


ingreso marginal son iguales. En equilibrio el monopsonista contrata Lm
trabajadores y les paga un salario Wm, según indica la oferta de trabajo.

El equilibrio competitivo se sitúa en C, donde oferta de trabajo y demanda

21
de trabajo en condiciones de competencia se cortan. Un mercado competitivo
contrataría, en las mismas condiciones que el monopsonio, Lc trabajadores a un
salario Wc. Se contratan más trabajadores y se les paga más que un una situación
de monopsonio.

22