Vous êtes sur la page 1sur 1

Una iglesia que ora

Cuando yo era apenas un joven convertido, la primera cosa que me


llam la atencin, leyendo los Hechos de los Apstoles, fue el hecho
de que aquellas asambleas locales vivan en una ambiente de oracin. Hicieron reuniones de oracin a menudo. Oraban cada vez que
se dio la oportunidad. Oraban para que fuesen abiertas las puertas; y
despus de haber pasado por las puertas abiertas, oraban por
guianza y denuedo en su ministerio.
Oraban en sus hogares y cuando se reunan en la iglesia. Oraban en
sus crculos privados y oraban ante el sanedrn. En prctica, vivan
arrodillados.
A fin de que los apstoles pudiesen "persistir en la oracin", eligieron
a siete hombres de buen testimonio, para que estos administrasen los
negocios materiales de la iglesia. Tan poderosos eran en la oracin,
que fueron capaces de revolucionar, en gran manera, al mundo
conocido.
Una verdadera iglesia, basada en la Biblia, siempre ser poderosa en
oracin. Jorge Mller dijo en una de sus cartas a Hudson Taylor en
China: "Si vas a ganarte esa provincia para Cristo, tendrs que
hacerlo arrodillado".
Una de nuestras ms imperiosas necesidades es el de avivar nuestras
reuniones de oracin. Una de las manifestaciones ms poderosas del
Espritu, en cuanto al poder de avivamiento, es el restablecimiento de
las genuinas reuniones de oracin.

Por Jaime Stewart