Vous êtes sur la page 1sur 1

Rojo, Carmn.

Al despertar, miro el horizonte y observo el tono brillante del cielo al


amanecer.
Carmn el cielo con tonos violceos cuando el sol vuelve a nacer,
Y te recuerdo.
Tierna tu mirada, frgil tu sentir, violenta tu risa que me hace tan feliz.
Te marchaste cuando ms te necesitaba y vi tu fulgor como se apagaba,
En torno mo, pero no dentro de m
Y te necesito.
Tu compaa consoladora y tu mano tibia que en mi mente rememora,
El calor de mi ms tierno hogar.
Por ms que lo intento, no logro acertar
Del porqu, con tanto tiempo que ha pasado, t ests ah
En una lgrima ahogada, en mis pensamientos rotos que con temor una
noche reun.
Y te sueo.
Te encuentras tan serena, tan feliz y yo yo no puedo acallar mi corazn,
Que se quiere salir de mi pecho y robarte como un vulgar hampn.
Y as, entre sollozos me despido con la esperanza de volver a verte,
En el encarnado amanecer, en el rojo encendido del clavel que adornaque
adorna tu muerte.