Vous êtes sur la page 1sur 1
LA GRAN PAZ El amor Ala par de los conflictos que surgen, en gran medida desde la conciencia tranquila, y del deseo de supervivencia, entre las personas existe también un movimiento hacia los otros, el anhelo de unirse a ellos y la curiosidad, el deseo de conocer- se mas. El comienzo de este movimiento lo constituye el amor entre el hombre y ta mujer cuando ambos provienen de fami lias distintas. A través de la nueva pareja, también ambas fami- lias se acercan y forman un clan en cuyos limites reina la paz. El intercambio La otra forma en que familias y grupos diferentes se acercan y abandonan el temor reciproco, intercambio: él dar y el tomar. Como esta forma ofrece ventajas para ambas partes, Tas une aGn més. A veces, luego de un tiempo, también se fusionan ante la amenaza por parte de otros grupos y, juntos, aseguran sus probabilidades de supervivencia. Cuando en un conflicto se necesitan aliados, éstos se unen en contra de un enemigo comin de afuera. De esa forma hacen mas intenso el intercambio y la adhesién entre si. De esta manera, la amenaza externa y el enemigo externo contri- buyen (sirven) a la paz interior. La conciencia Al mismo tiempo, este grupo desarrolla una conciencia comin, bajo cuya influencia los miembros ponen un limite frente a aquellos que se encuentran fuera de su grupo. Bajo la influencia de la conciencia se sienten mejores que los demés y los menosprecian. Todo aquello que sirve al grupo propio, y lo que éste exige como condicién para poder perte-