Vous êtes sur la page 1sur 1

Orientación y Tutoría

20 de Abril de 2009

Prof.. Ricardo Caudillo Silva.


Informe.

Sin duda alguna la Orientación y tutoría es un espacio que va relacionado tanto el


alumno, docente y escuela en general.

Es un hecho irrefutable que nos enseña a reflexionar sobre todas las aristas presentes
que vienen a coadyuvar en el aprendizaje del alumno; y que dicho espacio es cubierto
por uno de los profesores de las asignaturas que cursa el estudiante y que veo en
muchos de los casos no lo es así.

El asumir el papel de Tutor le brinda al profesor sin querer de herramientas inherentes a


él y muchas de las veces de una gran lupa para seguir fiscalmente no sólo al alumno si
no también a aquel que funge como tutor y que desgraciadamente muchas de las veces
es tan precaria nuestro conocimiento sobre la materia que no la ejercemos como tal. O
simplemente le damos un sesgo intencional debido a una carga de trabajo, a la dinámica
del momento, a la falta de comunicación, a factores familiares etc.

Sin embargo creo que la Tutoría para que tenga la connotación y relevancia como las
asignaturas tronco del (plan de estudios) tiene que esperar un buen rato, pues, sin ir a
buscar tan lejos el porque de éste comentario lo podemos palpar cabalmente en nuestro
centro de trabajo; pues no ha gozado de mucha afición por ésta.

En relación a la participación de los estudiantes ante La Orientación y Tutoría se da de


acuerdo a como lo aborde el Tutor, si él le agrega por lo menos la importancia necesaria
ante los muchachos con toda seguridad éstos últimos responderán a las expectativas que
guarda celosamente la tutoría de lo contrario será una más.

La actividad del alumno en la escuela secundaria la podemos leer, tocar, sentir y oler
por aquellos que estamos frente a grupo, no necesariamente tienes que ponerte el traje
de Tutoría para saber cuáles son las travesuras, artilugios, modas, conductas, conflictos,
mentalidades, valores, gustos etc. en el joven; y darles en ese momento una solución y
brindarles el apoyo que necesita el joven, que si no lo hacemos todo esfuerzo a futuro
será irrelevante para ellos y dejaremos de ser el guía con el cual puedan conversar,
reflexionar, imaginar y explorar de cercas sus experiencias, necesidades e intereses
como estudiante.

Para finalizar solo mencionaré que no se trata de encontrar el hilo negro o de inventar la
rueda porque ya existen, se trata de que debemos de darles a los muchachos el apoyo
que infinita de la veces buscan y que nosotros no lo hacemos.

Prof.. Ricardo Caudillo Silva