Vous êtes sur la page 1sur 1

JESÚS DE MONASTERIO Y AGÜEROS

Nace en la villa de Potes (Cantabria) el 21 de marzo de 1836. Recibió de su padre

las primeras clases de violín, a los cuatro años. En 1845, tras haber permanecido

por algún tiempo en Madrid, realizó su primer viaje a París y a Bélgica donde

perfeccionó su técnica violinística y recibió las enseñanzas de Fétis y de Gevaert

logrando el Premio de Honor de violín. De regreso a Madrid es nombrado violinista

de Honor de la Capilla Real y recibe el título de miembro honorario de la Academia

de Roma, iniciando su carrera concertística por diversos países europeos; ilustres

pianistas como Meyerbeer le acompañaron al piano. Declinando invitaciones de

prestigiosos centros musicales europeos regresa a España, es nombrado profesor

del Real Conservatorio de Madrid, ciudad en la que funda, en 1863, la Sociedad de

Conciertos en la que se interpretarían por vez primera en España las más

importantes obras de cámara del clasicismo y del romanticismo. Fue asimismo

director de orquesta, actividad en la que deja constancia de su interés por divulgar

la música de compositores españoles y por elevar el nivel técnico e interpretativo

de los músicos. En 1873 es nombrado académico de la Real Academia de Bellas

Artes de San Fernando. Por esos años crea, junto a Arrieta y Eslava, una

Asociación con el fin de abrir el Teatro Real y promocionar la Ópera española.

Tiempo después participaría en la Sociedad para la Restauración de la Música

Sagrada, donde se pone de manifiesto su vocación musicológica revisando la obra

de Cabezón en el Monasterio de El Escorial. En 1894 es nombrado Director del Real

Conservatorio de Madrid, ciudad de la que fue un entusiasta animador de la vida

cultural. Jesús de Monasterio nunca perdió el contacto con su tierra de origen,

donde regresaba asiduamente en temporadas estivales. Falleció el 28 de

septiembre de 1903 en Casar de Periedo (Cantabria).