Vous êtes sur la page 1sur 6

FEMINISMO: en pie de Guerra.

Por: E. Tatiana Castillo

El feminismo, un argumento más para excusar la ambición del poder.

La palabra poder “se utiliza para hacer referencia a la facultad,


facilidad o potencia de hacer algo. El poder implica también tener
más fuerza que alguien y vencerle en una lucha física o en una
discusión”1. Teniendo en cuenta la segunda acepción y el contexto
histórico que nos ha rodeado por años, puedo afirmar que desde el
principio de los tiempos la raza humana ha tratado de luchar por
conseguir el poder.

De acuerdo a la teoría Cristiana, Caín mató a Abel por verse en una


situación competitiva al tratar de agradar a Jehová, su Dios. Eva
comió la manzana pensando en ser como Dios. Recordemos que Dios
se caracteriza por su inmenso poder y soberanía.

Y bien, todo estado organizado concentra el poder en instituciones o


personas naturales para que lo representen y lo ejerzan. Pero
también surgen guerrillas que se levantan contra ese ejercicio
legítimo. No han sido más que grupos al margen de la ley que buscan
el empoderamiento sobre pueblos y territorios que no les pertenecen
y para ello se arman. A todo esto le argumentan diferencias
ideológicas, y por supuesto dicen propender el bienestar del pueblo.

Y entre tantas ideologías que se han gestado durante el transcurrir de


la humanidad en la historia y el mundo presente, ha surgido el
feminismo como “la que defiende los intereses de las mujeres; para
lo cual elabora un conjunto de teorías sociales y ejecuta diversas
prácticas políticas… En general, los feminismos realizan una crítica a
la desigualdad social de las mujeres frente a los varones, y reclaman
la promoción de los derechos de las mujeres. Cuestionan la relación
entre sexo, sexualidad y el poder social, político y económico.

“El feminismo como movimiento social ha sido principalmente


visibilizado como un movimiento de las sociedades occidentales en el
siglo XX. Si bien sus raíces vienen de mucho antes, se crea a partir de
la conciencia acerca de las desigualdades causadas por los géneros y
de la búsqueda de la justicia social”2.

El feminismo “nace en el siglo XVIII, durante la Revolución


Francesa”3. Porque en épocas pasadas la mujer siempre jugó un
papel sumiso en la sociedad, o mejor dicho, no tenían partida dentro
del sistema: no era considerada ciudadana, no podía votar en
elecciones políticas, no podía acceder a la educación superior,
tampoco ejercer un cargo público.

Pero en consecuencia a los movimientos sociales femeninos y la


perseverancia de unas cuantas líderes sociales, se ha logrado
introducir en una participación mas activa, socialmente hablando.

Otra acepción menciona: “La palabra feminisme aparece en la lengua francesa


a partir de 1837 para definir la doctrina que preconiza la extensión de los derechos
y papel de la mujer en la sociedad. En los últimos años la teoría feminista ha
forjado conceptos nuevos para el análisis de la condición femenina”4.

Las mujeres se han igualado a los hombres en sus condiciones y han


defendido sus derechos. Pero a pesar de los alcances se siguen
quejando porque aún la sociedad está fuertemente marcada por el
machismo.

Ni aún los estados comunistas se han preocupado por favorecer a la


mujer como un agente social diferente al hombre, pues su
planteamiento es la igualdad. Por otra parte, los estados capitalistas
están más lejos de los anhelos feministas, tal como lo menciona
Michel Pablo en su texto Liberación de la Mujer (1960): “La sociedad
capitalista moderna, con sus lunática idolatría por el dinero -el
supremo valor de toda civilización agonizante- también anima a las
mujeres a explotar hasta el límite su disfraz de meros objetos
sexuales frívolos y superficiales. La forma en que las mujeres
modernas siguen ciegamente los antojos de modas absurdas es una
demostración clara de esta regresión -más que progresión- de las
mujeres”5.

Frente a este panorama, la mujer se ha fortalecido presentándose


como víctima de toda realidad social. Es ella la que dice verse
afectada por el progreso y el retroceso. Entre tanto conflicto ha
abusado de su condición débil para imponer sus intereses y criticar la
organización y las políticas sociales.

YA SON PATADAS DE AHOGADO…


Me encontré con un blog en internet, llamado Rosa Luxemburgo,
donde describe el aborto como una situación de libertad del género
femenino. Cosa desagradable. “En un debate sobre el aborto, en
cierto modo se refleja el estado de la situación de la mujer a nivel
general. La familia sigue siendo la gran prisión estatal que recluye en
tercer grado a la mitad de la población”6. También dimensiona a la
familia como una organización que aprisiona y esclaviza a la mujer a
labores domésticas por las cuales no recibe retribución alguna.

¿Hasta que punto llegará la lucha? Si bien es cierto la mujer y la


humanidad en general está expuesta a condiciones incómodas por
circunstancias que no le podemos exigir a papá gobierno que
solucione. Pero el aborto no es un apoyo convincente ni la razón más
argumentada para que se fundamenten los actos de rebeldía y de
liberación social.

Se trata más bien de establecer a la mujer como un ser integro que


enseñe y no que se destruya. En el I Congreso Internacional de
Investigación Científica, que se realizó en la Universidad Mariana de
Pasto, la Dra. Marina Lurday mencionaba que la mujer es un actor
social que busca el desarrollo comunitario y lucha por él. Pero en una
postura como la del aborto se está deslegitimando a la mujer como
un agente de construcción de tejido social.

Este pensamiento rebelde y anárquico de la mujer, es un


pensamiento moderno. Pero surge aquí una pregunta ¿Qué importa
más a las feministas, ganar valor social o desintegrarse hasta el
punto de lo rechazable?

El aborto parece una salida para cientos de madres que hoy en día no
tienen las condiciones para responder por un hijo. Pero la salida más
inteligente debería basarse en la construcción de valores sociales
donde el género femenino se regenere y no se degenere.

Aunque parezca un concepto machista, la mujer disfrutaba de


mejores condiciones cuando estaba relegada a una provisión
masculina. La razón. Sencilla: cada uno jugaba su papel y lo jugaba
bien.

Hoy en día encontramos mujeres maravilla a la vuelta de cada


esquina, mujeres que quieren hacer de papá, mamá y dios en un
hogar que con el tiempo se les va saliendo de las manos.

Las manifestaciones y acciones para persuadir a la liberación se encuentran por donde


se quiera ver.

“Queremos hacer pública nuestra voz sumando las de todas las


personas que estén de acuerdo con las preocupaciones y
reivindaciones que dan contenido al Manifiesto Igualdad de Género
ante la crisis y para ello estamos promoviendo la recogida de
firmas y apoyos a nuestra propuesta.
¡Suma tu voz a la nuestra!”
Igualdad de Género frente a la crisis económica. 7.
Otro ejemplo tomado de un blog que realiza acciones políticas para
mover población que apoye iniciativas feministas. Es un intento más
para hacerse fuertes. Para hacerse sentir.

Cuando pienso en las feministas recuerdo a las Amazonas. Me aterro.


Me preocupa que se llegue a tal punto de ambición de poder donde
no importe más que la anarquía y la insubordinación. Lo que me
tranquiliza es que en la leyenda de las amazonas, los hombres eran
erradicados totalmente de la Aldea, pero en la sociedad actual las
mujeres aún se suicidan cuando su pareja las traiciona. Falta mucha
fuerza para gestarse tal revolución.

POSTURAS
En la antigüedad las esperanzas eran otras. Las ideas políticas que
movían a las guerrillas se fundaban en pensamientos de cambio y
mejoramiento de la calidad de vida de la población.

Recuerdo a una valiente que demostró ser aguerrida en sus


propósitos hasta el punto de morir por una causa. Antes de morir
pronunció palabras que creo no se volverán a oír en las luchas
sociales. “Viles soldados, volved las armas contra los enemigos de
vuestra patria. “¡Pueblo indolente! ¡Cuan diversa sería hoy vuestra
suerte, si conocieseis el precio de la libertad! Ved que aunque mujer
y joven, me sobra valor para sufrir la muerte y mil muertes más”.
Policarpa Salavarrieta.8.

Pero lo que hoy se lee en periódicos son sólo palabras de


inconformidad. Volvemos a las quejas y reclamos. En un periódico (9)
encontré:

“Madres de la Constitución --- por Montserrat Boix


La Constitución también tuvo madres. Hoy se celebra el 30
aniversario de la Constitución Española y los medios de comunicación
se afanan en entrevistar a los "padres de la Constitución"…”

No podemos ignorar que el feminismo, como movimiento social, ha


venido desarrollándose a través del tiempo, y seguirá creciendo en
fundamentos y batallas ganadas. El feminismo se describe en dos
grandes olas. “El feminismo de la primera ola está caracterizado por
una lucha por la igualdad, en particular igualdad de derechos, como
el derecho al voto, el derecho al trabajo, el derecho a estudiar,
etcétera.

Los movimientos sociales y políticos ocurridos en Francia en 1968


inauguraron lo que se conoce como la segunda ola de feminismo,
tanto en Francia como en el resto del mundo.
Esta segunda ola se caracteriza por un cambio en las prioridades. La
búsqueda de la igualdad es sustituida por una afirmación de la
diferencia*. Dicho de otro modo, ya no era el objetivo principal ser
consideradas como un igual a los hombres, sino ser reconocidas
como un género diferente, con necesidades distintas y con las
mismas oportunidades”

Pero debe quedar claro algo: Cada intento humano por alcanzar el
poder sufrirá la deshonra de perecer, sino se hace legítimamente
ante Dios y ante la ley humana.

REFERENCIAS:

1. Esta es una definición tomada de la página Web:


http://definicion.de/poder/

2. Concepto tomado de (http://es.wikipedia.org/wiki/Feminismo)

3. Texto Web usado:


webs.uvigo.es/sexualidad/genero/informacion_de_interes.pdf

4. Definición tomada de:


http://www.portalplanetasedna.com.ar/feminismo.htm

5. Texto extraído de:


http://www.marxists.org/espanol/pablo/1960/mujer.htm

6. Tomado de: http://rosaluxemburgo.wordpress.com/2009/10/28/.

7. Tomada de: http://feminismoantelacrisis.wordpress.com/

8. Policarpa Salavarrieta: (Guaduas, 26 de enero de 1795 -


Santafé de Bogotá, 14 de noviembre de 1817) fue una heroína de la
independencia de Colombia, también conocida como La Pola, actuó
como espía de las fuerzas revolucionarias y murió fusilada en Bogotá
durante la reconquista española.
Tomada de: http://es.wikipedia.org/wiki/Policarpa_Salavarrieta)

9. Tomada del periódico: http://www.mujeresenred.net/spip.php?


rubrique27
*: Referencia del texto consultado: Walsh, Lisa et.al, Contemporary
French Feminism, Oxford, Oxford University Press, p.2

10. Tomado de:


http://sepiensa.org.mx/contenidos/2009/hist_femini_1.htm