Vous êtes sur la page 1sur 1

Autores:

Juan José Lázaro de la Osa (1), Mª Dolores Rodríguez Gálvez (2), Mª Dolores Mañas (3),
Irene Pernía Rodríguez (1), Agustín Santamaría Marín (1), Mª José Pacheco de la Casa (1)
(1) MIR de Medicina Familiar y Comunitaria de Ciudad Real
(2) Médico de Familia C.S. de Piedrabuena (Ciudad Real)
(3) Servicio de Medicina Interna del Hospital General de Ciudad Real

Objetivo y Método: Introducción :


La tuberculosis (TBC) es una enfermedad ampliamente extendida por
todo el mundo. La meningitis tuberculosa es la forma más severa de TBC
extrapulmonar representando el 5%, apareciendo de forma sutil con
cefalea y trastornos mentales, o de forma aguda con confusión mental,
letargo, alteración del sensorio y rigidez de nuca. Responde bien al
tratamiento con antituberculosos y la mayor incidencia de hepatitis
tóxica se da con la asociación de Isoniacida y Pirazinamida.

Se trata de un varón de 74 años sin alergias medicamentosas


conocidas, con hipertensión arterial, diabetes tipo 2 y
fibrilación auricular. Fue diagnosticado de neoplasia vesical
y tratado con resección transuretral. Ingresó en Urología
por orquiepididimitis aguda abscesificada realizándose
orquiectomía con granulomas tuberculoides en AP.
Comenzó con cefalea y desorientación témporo-espacial con
TAC normal en Urgencias, siendo dado de alta con sospecha
de cuadro depresivo. Acude de nuevo a urgencias por persistencia del cuadro y fiebre e ingresa en
Medicina Interna. Se le realiza punción lumbar con LCR compatible con meningitis tuberculosa. En TAC
torácico, imágenes compatibles con TBC residual. Inicia tratamiento con Isoniacida, Rifampicina,
Pirazinamida y Etambutol. Ingreso posterior en Medicina Interna con aumento de transaminasas por
hepatitis tóxica secundaria a antituberculosos. Se retira toda la medicación manteniendo sólo el
Etambutol y añadiendo Ciprofloxacino.
En Atención Primaria, en estrecha colaboración telefónica
con especialista de zona, se realizan determinaciones
seriadas de enzimas hepáticas hasta normalización de los
valores y se comienzan a reintroducir los tuberculostáticos
de uno en uno, con monitorización de enzimas hepáticas,
presentando nueva elevación enzimática tras administración
de Pirazinamida por lo que se retira y se continua con
Ciprofloxacino hasta finalizar los 12 meses de tratamiento.

-Es importante sospechar reactivación de TBC en ancianos inmunodeprimidos por


neoplasia.