Vous êtes sur la page 1sur 1

la dehesa

UN PAISAJE
AGRARIO TÍPICO
DE
EXTREMADURA

La dehesa es un paisaje agrario (paisaje natural modificado por el


hombre para obtener productos agrícolas)
tria de transformación. Por últi-
Pero no todos los paisajes La dehesa ha conseguido
mo, el fruto de la encina, la be-
agrarios modifican en igual una transformación del llota, es alimento indispensable
medida el paisaje natural. medio sin aniquilarlo. del cerdo ibérico.

Pensemos en los paisajes de vega, La dehesa ha logrado una correcta El pasto de la dehesa es la base
como el visible en las Vegas del Gua- convivencia entre hombre y medio. El de una ganadería extensiva de
diana. Allí, la presencia natural ha sido hombre aprovecha su entorno pero sin excelentes productos: bovina
reducida a la mínima expresión, solo destruirlo por completo. (para carne y lidia), porcina y
resultando evidentes elementos huma- Para ello el primer paso es aclarar ovina.
nos (parcelas, acequias, canales, siste- el bosque típico, ya sea de encinas o
Por último, el bosque aclarado
mas de riego, pueblos, caminos...). alcornoques, lo que permite introducir
permite producciones pequeñas
Los cultivos intensivos transforman usos agrícolas, ganaderos o forestales:
de cereal, también con aprove-
el paisaje en su totalidad, resultando
Aprovecha la leña resultante de chamiento extensivo, caracteri-
de ello producciones muy elevadas zado por amplios periodos de
la poda (ramoneo) como com-
pero aniquilando la vegetación y fauna barbecho para regenerar unos
bustible directo o para conseguir
naturales. suelos pobres.
carbón. El alcornoque, además.
proporciona corcho, materia
prima de una importante indus-

El relieve característico es la llanura meseteña, una penillanura antigua repleta de materiales


¿Cómo es el medio na- profundamente erosionados que, presentes en la superficie, resultan en suelos pobres.
tural en la dehesa? El clima de estas zonas es el mediterráneo continentalizado, de temperaturas cálidas en ve-
rano y con presencia de heladas en invierno. Las precipitaciones son escasas e irregulares,
con una acusada sequía estival.
La vegetación asociada es el bosque mediterráneo, formado por especies perennifolias,
singularmente encinas y alcornoques. Su degradación provoca la aparición de formaciones
más bajas, con matorrales aromáticos y/o espinosos.