Vous êtes sur la page 1sur 55

HISTORIA DEL DERECHO MEXICANO

Marco Antonio Ortiz Porras

INDICE

DERECHO PRECORTESIANO
1. DERECHO OLMECA
2. DERECHO MAYA
A).- EL DERECHO MAYA DE FAMILIA
B).- EL DERECHO PENAL MAYA.
3. DERECHO CHICHIMECA.
4. DERECHO AZTECA
A).- EL DERECHO PÚBLICO AZTECA.
B) SISTEMA AZTECA DE FAMILIA
C) EL SISTEMA PENAL AZTECA

SUPERVIVENCIA DEL DERECHO PRECORTESIANO

DERECHO HISPÁNICO

DERECHO NOVOHISPANO

1. EL DERECHO INDIANO
2. LA ORGANIZACIÓN DE JUSTICIA
3. ORGANIZACIÓN TERRITORIAL-ADMINISTRATIVA DE LA NUEVA
ESPAÑA
4. LA REAL HACIENDA EN TIEMPOS VIRRENALES

EL DERECHO PENAL DE LA NUEVA ESPAÑA

LA TRANSICIÓN HACIA LA INDEPENDENCIA

EPOCA DEL SANTANISMO


REALIDAD SOCIAL MEXICANA A MEDIADOS DEL SIGLO XIX
EL DERECHO EN LIBERALISMO
ÉPOCA JUARISTA
EL PORFIRIATO
1.- DERECHO CONSTITUCIONAL.
2.- NORMAS INFERIORES A LA CONSTITUCIÓN
3.- DERECHO PRIVADO.
4.- DERECHO MARCANTIL.
5.- VIDA BANCARIA
6.- MINERÍA.
7.- MATERIA PENAL
8.- MATERIA FORENSE.
9.- MATERIA ADMINISTRATIVA
10.- LA SALUBRIDAD PÚBLICA
11.- EN MATERIA FORESTAL.
12.- EN MATERIA DE EDUCACIÓN
13.- MATERIA MILITAR Y NAVAL.
14.- REPARTICIÓN DE LA TIERRA
15.- RELACIONES INTERNACIONALES

LA REVOLUCIÓN MEXICANA

LEGISLACIÓN EXPEDIDA DURANTE LA REVOLUCIÓN MEXICANA

LA CONSTITUCIÓN DE 1917

DESARROLLO JURÍDICO POSREVOLUCIONARIO A LA CRISIS DE 1982


1. DERECHO CONSTITUCIONAL
2. EL DERECHO ADMINISTRATIVO
3. JUSTICIA ADMINISTRATIVA, 1920-1982
4. DERECHO PENAL ENTRE 1920 Y 1982
5. DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO ENTRE 1920 Y 1982
6. DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO, 1920-1982
7. EL DERECHO AGRARIO, 1920-1982
8. EL DERECHO LABORAL ENTRE 1920 Y 1982
9. EL DERECHO MERCANTIL ENTRE 1920 Y 1082
10. DERECHO CIVIL ENTRE 1920 Y 1982

EVOLUCIÓN DEL DERECHO MEXICANO DESDE EL COMIENZO DE LA


“CRISIS MEXICANA” A NUESTROS DÍAS
1.- DERECHO CONSTITUCIONAL
2.- DERECHO ADMINISTRATIVO
3.- SECTOR PARAESTATAL
4.- INJERENCIA EN LA ECONOMIA PRIVADA
5.- SALUD Y ECOLOGÍA
6.- RELACIONES ENTRE ESTADO E IGLESIA
7.- DERECHO FORENSE
8.- DERECHO PENAL
9.- DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO
10.- DERECHO AGRARIO
11.- DERECHO LABORAL
12.- PROTECCIÓN DEL COMSUMIDOR
13.- DERECHO CIVIL
14.- DERECHO MERCANTIL

CONCLUSIÓN
BIBLIOGRAFÍA

INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo con el fin de realizar el servicio social que lleva como título
“HISTORIA DEL DERECHO MEXICANO” y que todo estudiante debe realizar para
bien de la sociedad, en donde aplicara sus conocimientos, y en este caso se
plasman los conocimiento de investigación, aplicando técnicas de investigación
jurídicas en todo su esplendor, en este presente trabajo hago una recopilación de
temas basados en la historia del derecho del como se ha desarrollado
técnicamente desde los comienzos de las primeras civilizaciones, en nuestro
territorio de Mexicano como lo es el DERECHO PRECORTESIANO, en donde se
encuentran las culturas más importantes por su desarrollo tales como la; Olmeca,
Maya, Chichimeca, Azteca, en el que la mayor parte de su derecho se caracteriza
por ser consuetudinario, pero ya existe una clara visión de definir los delitos y los
castigos para cada uno de ellos, por otra parte se ha criticado su crueldad del
como castigar al delito, pero fue una forma en que todos estaban enterados y así
todos los habitantes de esa época lo pensaban para realizar sus conductas
antijurídicas, ejemplo de ello lo plasmamos en las primeras paginas.

Posteriormente con la conquista de los españoles, los cuales impusieron su


religión y costumbres, cambio radicalmente el derecho., primeramente veremos
como adquieren su forma de derecho de los españoles, en el capitulo del
DERECHO HISPÁNICO, posteriormente veremos también como el derecho
español es impuesto en México, para los habitantes de origen netamente
mexicanos y españoles, tal como lo plasmamos en el tema del DERECHO
NOVOHISPANO, en donde se plasma algunos de los derechos de los indios de
esa época. Una de las etapas importantes para México el la independencia, cuyo
evento histórico aun se encuentra en nuestras constubres mexicanas, para que
nunca se nos olvide nuestra independencia, el derecho de esa época lo podemos
ver en el tema de TRANSICIÓN HACIA LA INDEPENDENCIA.

Posteriormente plasmamos la problemática y la lucha por el poder de


SANTANISMO. Veremos los hechos históricos y del derecho en el tema siguiente
llamado REALIDAD SOCIAL MEXICANA A MEDIADOS DEL SIGLO XIX.
También describimos la trascendencia del DERECHO EN LIBERALISMO.
Detallamos la formación del derecho en el tema de la ÉPOCA JUARISTA, cuyo
renombre de Juárez es recordado en toda la nación. De igual forma el periodo tal
vez más criticado por la historia de México, junto con su derecho, también
debemos de reconocer que mucho de ese derecho da pauta a muchas normas
que hoy en día las seguimos teniendo (pero ya cambiado), y lo plasme en el tema
del PORFIRISMO. Este régimen es derrocado por la sed de lucha y de cambio,
por parte de aquellos mexicanos que anhelaban un estado de derecho amplio, es
por esto que en el capitulo de la REVOLUCIÓN MEXICANA, y LEGISLACIÓN
EXPEDIDA DURANTE LA REVOLUCIÓN MEXICANA veremos la forma en que se
constituyo la máxima ley que nos rige que es la CONSTITUCIÓN DE 1917, hecha
por los ideales constitucionales de nación.

En seguida recogí hechos importantes sobre el panorama detallado de los


acontecimientos políticos de los gobiernos posrevolucionarios, así como de la
historia del derecho en el tema de DESARROLLO JURÍDICO
POSREVOLUCIONARIO A LA CRISIS DE 1982.
Aunado a esto se describen la creación y desarrollo de las diferentes ramas del
derecho mexicano, en el capítulo de; EL COMIENZO DE LA “CRISIS MEXICANA”
HASTA NUESTROS DÍAS. Leyes que han servido para que en México existe
democracia y bienestar social para todos, solo falta que tengamos en mente de
cada uno de loa mexicanos una cultura política de desarrollo.

DERECHO PRECORTESIANO

1. 1. DERECHO OLMECA

IX y I a.C. Poco y vago se sabe de los aspectos jurídicos de la cultura olmeca, la


figura femenina no figuraba en un estatus importante dentro de la sociedad, pero
es cierto que para construir sus esculturas motivaron la existencia de esclavos,
sometida a una elite, en donde se dividen en dos clases una llamada
conquistadores y la otra conquistados, dicha elite de los conquistadores eran
principalmente los sacerdotes, fue un imperio de caracteres teocráticos (reyes-
sacerdotes) con su centro en actuales estados de Veracruz, Tabasco, Oaxaca,
Chiapas, Guerrero y Morelos.

2. 2. DERECHO MAYA

IV y X d.C. El sector del derecho maya que mejor conocemos por las
descripciones de los primeros observadores españoles es el derecho político del
nuevo imperio. Es discutible hasta qué grado éste coincidían con el viejo imperio;
el arte de éste nos de poco apoyo para saber si es lícita o no tal extrapolación. El
nuevo imperio era una confederación de ciudades-estados, unidas por un lenguaje
y una cultura comunes.
En cada ciudad-estado gobernaba un halah uinic, con la ayuda de un consejo de
nobles y sacerdotes, dirigía la política interior y exterior del Estado, además podría
nombrar a los bataboob, administradores y jueces con funciones militares y
religiosas, de las aldeas adscritas a su ciudad-estado, en cada aldea había un
consejo de ancianos, así como dos o tres consejeros municipales, responsables
de los barrios de cada municipalidad.
Nobles, sacerdotes, comerciantes y artesanos fueron sostenidos por la gran masa
de agricultores, que pagaban tributo al halah uinic, por debajo de esta clase se
encontraba los esclavos, producto de las guerras, de la venta de niños, o seres
que habían nacido como tales, también por ciertos delitos podían caer en la
esclavitud (en tal caso a veces una esclavitud temporal, con el fin de indemnizar a
la víctima). Se desarrolaron en la actual región de Piedras Negras, Palenque,
tulum y chichón-itzá

A).- EL DERECHO MAYA DE FAMILIA.


• hubo ritos de pubertad, después de los cuales los adolescentes tenían que
vivir hasta su matrimonio o hasta los 18 años en casas comunales
• el matrimonio era monogámico, se presenta una especie de poligamia
sucesiva.
• Hubo un fuerte tradición exogámica: dos personad del mismo apellido no
debían casarse.
• El novio entregaba ciertos regalos, ya que tenían el sistema del “precio de
la novia”, que aún en algunas partes del territorio mexicano todavía se usa.
• La herencia se repartía entre la descendencia masculina
• Se usaba ya la figura jurídica del tutor para los menores de edad.
• Cada familia recibía una porción de tierra para su uso personal.
• La mujer ni siquiera podía entrar en el templo o parcipar en los ritos
religiosos.

B).- EL DERECHO PENAL MAYA.


• El derecho penal era severo
• En el caso de infidelidad el marido ofendido podía optar entre el perdón o la
pena capital del ofensor, y a la mujer sólo era repudiada.
• En el caso de homicidio intencional se aplicaba la pena del taleón
• El robo se sancionaba, grabándole en la cara de los ladrones el símbolo del
delito.
• Un mérito del primitivo derecho maya era la diferenciación entre el dolo e
imprudencia en materia de incendio y homicidio.
• El ahogamiento en el senote sagrado, era tan sólo alguno de los castigos.
• No había apelación, el juez, el batab decidía en forma definitiva y los
tupiles, policías-verdugos, ejecutaban la sentencia inmediatamente, a no
ser que el castigo fuera la lapidación por la comunidad entera.
• Había una responsabilidad de toda la familia del ofensor por los daños y
perjuicios.

3. 3. DERECHO CHICHIMECA.

Cultura que se desarrollo en el noroeste del país del actual territorio mexicano,
entre el río Lerma, el lago de Chapala y el actual Durango. Su o5rganización
política era rudimentario, los cuales vivían dispersos en pequeños grupos de
recolectores de tunas y vainas de mezquite, o dedicados a una agricultura
primitiva, cada grupo tenia un jefe hereditario, y con fines militares o para
migraciones colectivas solían formarse confederaciones transitorias.

• La organización de la familia llamada la atención el sistema de la


“residencia matriarcal”: el hogar se forma alrededor de la madre.
Entre las clases sociales faltaba la de los sacerdotes. Aunque la existencia del luto
y una antropología mágica indican que hubo, cuando menos, rudimentos de una
vida religiosa, ésta de ningún modo produjo las impresionantes manifestaciones
artísticas y teocráticas que conocemos en otras culturas precortesianas. Los
chichimecas adoptaron elementos de las regiones superiores que allí habían
encontrado.

4. 4. DERECHO AZTECA.

SIGLO X AL XV. Su poder radico en gran parte del centro del país (llegaba hasta
los océanos pacíficos y atlántico, Oaxaca, Yucatán) y se caracterizo por ser
netamente guerreros y conquistadores, es por eso que alcanzaron gran poder
militar y administrativo en todas las regiones en que dominaban.
Su derecho se manifestó en la construmbre, y muy poco en códices y a menudo
íntimamente ligadas a la religión tan conocidas de todos los que no habían
necesidad de ponerlas por escrito, sin embargo, la inclinación habitual de la gran
masa indígena ante el poder de los miembros de la élite (el rey, los nobles, y en
menor medida los sacerdotes y comerciantes) creó gran incertidumbre para la
posición jurídica de los humildes.

A).- EL DERECHO PÚBLICO AZTECA.


• El emperador azteca a menudo podía determinar quién sería el gobernante
en las naciones aliadas. Este imperio no tuvo un derecho uniforme: la
política azteca era la de no quitar a los pueblos subordinados su propia
forma de gobierno o su derecho, lo importante es que el tributos llegara en
forma convenida.
• Era pueblo agricultor, se vestían ya con tejidos, se organizaron en clanes,
con autonomía, con un sistema de patrilineal y patrilocal, propiedad
colectiva de ciertos terrenos, con propias tradiciones religiosas, leyendas
sobres sus antepasados comunes, la costumbre de casarse dentro del
calpulli (endogamia), dedicados a una misma profesión.
• La clase de nobles además de tener una base en la sangre tolteca, recibió
un apoyo en el sistema de la tenencia de la tierra, en tiempo de la conquista
la sociedad azteca se encontraba en transición de la tierra de propiedad
comunal a la propiedad privada.
• Obtuvieron un sistema judicial capaz de absolver la sorprendente
litigiosidad de los indígenas, ayudaron a mantener orden administrativos en
esta admirable estructura política, fundamentalmente neolítica.
• Al lado del rey, se formaron grupos de nobles, los cuales formaban grupos
de consejeros permanentes.
• También a lado del rey se encontraba importantes grupos de presión (la
nobleza y el sacerdocio), que dieron al ambiente político un color
oligárquico, teocrático, e incluso gerontocrático.
• El rígeme de la propiedad del maíz pertenecido más bien al derecho público
que al privado, ya que era la base del poder público.
• Las tierras pertenecían al rey en lo personal.
• Algunos productos de las tierras conquistadas eran para pagar los tributos y
tenencias.
• Existían normas de comercio

B) SISTEMA AZTECA DE FAMILIA


• El matrimonio fue potencialmente poligámico. Había la construmbre de
poderse casar con la viuda de un hermano, el matrimonio podría ser por
tiempo indefinido.
• El divorcio era posible con la intervención de la autoridad en algunas de las
causas como son; incompatibilidad, sevicia, incumplimiento económico
esterilidad, pereza de la mujer, etc.
• El cónyuge culpable tenia que dar la mitad de sus bienes
• Los hijos se quedaban con el padre y las hijas con la madre
• La mujer tenía que esperar un tiempo para después casarse
• Existía el derecho de la patria potestad, el cual implicaba poder vender a los
hijos como esclavos.
• En materia de sucesiones, la línea masculina excluía la femenina.

C) EL SISTEMA PENAL AZTECA


• El derecho penal de los aztecas es muy sangriento, y por sus rasgos
sensacionalistas es la rama de derecho mejor tratado por los primeros
historiadores.
• La pena de muerte se ejecutaba de forma tan cruel como, la quema en la
hoguera, el ahorcamiento, ahogamiento, apedreamiento, azotamiento,
muerte por golpes de palos, el degollamiento, empalamiento y
desgarramiento del cuerpo.
• Otras penas fueron la esclavitud, la mutilación, el destierro definitivo o
temporal, la perdida de ciertos empleos, destrucción de sus casas o
encarcelamientos en prisiones que fueron de lenta eliminación.
• Las penas más ligeras fueron las de cortar o chamuscar el pelo.
• A veces, los efectos de los castigos se extendieron hasta los parientes de
cuarto grado.
• Los autores y cómplices recibían el mismo castigo.
• El homicidio se castigaba con la pena de muerte, salvo que la viuda
abogara por la esclavitud.
• La riña y las lesiones sólo daban lugar a indemnización.
• Se castigaba con la pena de muerte la homosexualidad de ambos sexos,
violación, estupro, incesto y adulterio.
• Entre los delitos figuró la embriaguez pública o de los nobles dentro del
palacio, se le pondrían la pena capital.

LA COMPETENCIA para conocer de los asuntos estaba dividida de la siguiente


forma, hubo una jerarquía de tribunales aztecas comunes, desde el juez de
elección popular, anual, competente para asuntos menores, pasando por un
tribunal de tres jueces vitalicios, para asuntos más importantes, hasta llegar por un
sistema de apelación, al tribunal monarca, que se reunía cada 24 días.
Paralelamente a la justicia azteca común encontramos la justicia especial para
sacerdotes, asuntos mercantiles, asuntos de familia, delitos de índole militar,
asuntos tributarios y asuntos relacionados con arte y ciencia.

EL PROCEDIMIENTO era oral mediante protocolo, el proceso no podía durar más


de 80 días y los tepantlatoanis correspondían en groso modo a la actual figura de
Abogado.
LAS PRUEBAS eran, la confesional, testimonial, presunciones, careos, a veces
documental y juramentos liberatorio.

SUPERVIVENCIA DEL DERECHO PRECORTESIANO

En algunas regiones de México han sentido poco la influencia de nueva


civilización, traída por los españoles, ya como los indios de la sierra Alta de
Chiapas, en Quintana Roo, algunas regiones remotas de Yucatán, Campeche, los
Tarahumaras, Yaquis, los Seris, Coras, etc. Encontramos prácticas jurídicas
consuetudinarias, cuya base se buscaría en balde en la legislación de las
entidades en cuestión. El derecho precortesiano sobrevive, no al margen de la
legislación oficial, sino incorporado a ella. Tratándose de este punto se debe tener
cuidado de no considerar cualquier confidencia entre el derecho moderno y el
precortesiano como producto de filiación entre ambos sistemas: muchas figuras
del derecho nacen del sentido común en idénticas necesidades sociales, y no
indicar que el sistema nuevo sea una promulgación de otro anterior. Auque la
corona española no quiso eliminar todo el derecho precortesiano, y autorizo la
continuación de la vigencia de las costumbres que fueran compatibles con los
intereses de la corona y del cristianismo (leyes de indias) la superioridad de la
civilización hispánica impulso a los mismos indios a abandonar a menudo
innecesariamente sus costumbres, en beneficio del sistema nuevo.

DERECHO HISPÁNICO

Desde el siglo XII hasta el comienzo del siglo XIX, el derecho romano tuvo que
imponerse al tradicionalismo de los campesinos y de las clases feudales; encontró
cierto apoyo en frecuente alianza con el derecho canónico. Éste había recibido
más consistencia por la elaboración del decreto de graciano, y más tarde por las
decretales, como una de las obras importantes bases jurídicas de la iglesia y como
la iglesia acepto el derecho romano como derecho supletorio, esta alianza de los
“dos derechos” logró cambiar el tono del sistema jurídico español de la edad
media.
LA SIETES PARTIDAS fueron propuestas originariamente como una legislación
modelo en la que los juristas y legisladores españoles podrían inspirarse para sus
innovaciones o interpretaciones, pero un siglo después, bajo el régimen del
bisnieto de Alfonso el Sabio, (o sea Alfonso XI) alcanzaron oficialmente en Castilla
la categoría de derecho supletorio, mediante el ordenamiento de Alcalá. Estas
partidas contienen una versión popularizada de normas romanistas, en mezcla con
figuras de inspiración visigótica feudal y canónica. En el curso de los siglos.
Encontraron importantes comentaristas (Gregorio López, sobre todo) que
mediante sus glosas acercaron las siete partidas más aún a las obras de los
posglosadores.
Otras importantes legislaturas hispánicas de la edad Media eran el mencionado
Ordenamiento de Alcalá de Henares (1348), que además de varias otras normas,
sobre todo de derecho civil, penal, procesal y feudal, contenían un intento de
jerarquizar las diversas fuentes del derecho medieval castellano, en la forma
siguiente: primero debía aplicarse este ordenamiento mismo; luego los fueros real
y locales (considerándose probablemente el Fuero Juzgo como supletorio de los
locales) y, finalmente, las Siete Partidas, en silencio de los demás fuentes.
El hecho de la continuada utilización del derecho romano, a pesar de la prohibición
de 1505, fue reconocido por una norma expedida, en 1713, por el consejo de
castilla, que cuando menos intenta el papel del derecho romano al de ser derecho
supletorio.
Como el derecho hispánico, en su desarrollo posterior a la conquista, seguía
siendo un sistema supletorio del muy fragmento derecho indiano, es indispensable
en un panorama de la historia del derecho mexicano, esbozar las grandes líneas
del derecho peninsular desde la conquista (1519-1521) hasta el momento en el
que los caminos del derecho mexicano y del español se separaba (1821). Así,
debemos mencionar la Nueva recopilación, promulgada en 1567 bajo Felipe II
(doce libros, con más de 4 000 leyes).
A partir de 1810, una rama especial del derecho español llegó a tener gran
importancia para nuestro país: la rama constitucional. Durante la guerra de
independencia entré España y el invasor francés (1808-1814) surgieron dos
constituciones, la de Bayona y la que emano de la resistencia española (1810-
1814), mejor llamada coma la;
LA CONSTITUCIÓN DE CÁDIZ. En estas cortes trabajaron distinguidos delegados
mexicanos, acostumbrándose a la practica parlamentaria que luego iniciaría en el
México independiente, e imbuyéndose de argumentos acerca de la libertad del
comercio, la separación de la iglesia y del Estado, etc., que más tarde jugaría un
importante papel en la vida constitucional mexicana, pero en otro punto de vista
esta constitución de Cádiz era importante, pero Fernando VII, la derogó y solo tuvo
vigor casi tres años. En 1820 la revolución liberal contra el régimen de Fernando
VII obligó al monarca readmitir la Constitución de Cádiz y fue precisamente el
miedo a esta obra liberal, es decir, “impía” y “peligrosa”, el que impulsó al clero y a
las criollos mexicanos a forzar la independencia mexicana, utilizando como
instrumento a Ituride (1821). A partir de este momento, la interesante historia del
derecho español deja de ser parte de la historia del derecho mexicano

DERECHO NOVOHISPANO

1. 1. EL DERECHO INDIANO
En la historia del derecho indiano, debemos distinguir entre dos fases: una fase
inicial, en la que se discute los fundamentos ideológicos de este derecho
(cuestiones como la del derecho adquirido de los indios respecto de sus tierras, la
posibilidad de hacerles esclavos, o la de repetir a los indios entre los españoles,
como recompensa de su conducta en la fase de la conquista), y otra fase a partir
de mediados del siglo XVI, cuando estas bases comienzan a consolidarse; existe
una tranquila organización administrativa del inmenso territorio.
Una primera fuente del derecho es la legislación. De esta fuente emana una
avalancha de cédulas reales, provisionales, instrucciones, ordenanzas, autos
acordados, pragmatismos, reglamentos, decretos, cartas abiertas, etc. Algunas
normas del derecho indiano valían sólo en algunos territorios ultramarinos
españoles, otras en todas las indias occidentales.
Desde 1535, la corona comprendió la necesidad de colocar a un representante
personal a la cabeza de la nueva España, el virrey, que colabora con la audiencia
para consolidar lo alcanzado y evitar recaídas.
A pesar de la aureola de poder de Madrid había otorgado al virrey, la audiencia de
México nunca se subordinó completamente a la voluntad virreynal en materia
administrativa y mucho menos aún en materia judiacial. La figura del consulado
figura en México en (1593) en donde la nueva España tuvo su primer consulado
en la ciudad de México, y afines de la fase virreinal también se establecieron
consulados en Veracruz, Guadalajara y Puebla. La existencia de estos consulados
añadió otro renglón más al catálogo de fuentes de fricción, existentes en la Nueva
España. Dentro del consulado de México hubo una perpetua lucha entre dos
facciones: “los monrtañeses” y “los vizcaínos”, también entre el consulado de
México y los demás consulados de la nueva España hubo conflictos.

2. 2. LA ORGANIZACIÓN DE JUSTICIA.
La justicia estaba sujeta a un régimen de múltiples fueros, con tribunales
especiales según la materia de controversia o las partes del litigio, todos los
tribunales pronuncian sus sentencias a nombre del rey, y éste podía intervenir en
los procesos mediante instrucciones ad hoc: la justicia virreinal estaba lejos de ser
una justicia independiente.
Casos de poca importancia entre colonos, podían ser juzgados ante un alcalde
ordinario con apelación ante el cabildo (eran pequeñas audiencias: le
correspondían funciones judiciales, administrativas y legislativas. Su función
judicial era más bien de apelación, correspondiendo la primera instancia a los
alcaldes ordinarios.
En 1591 un juzgado general de Indios se estableció en México, a cuya
organización y cuyo financiamiento se dedican las cédulas reales del 19 de Abril
de 1605 y 5 de octubre de 1696.
Mediante un ligero aumento del tributo, el “medio real de ministros”, los indios
mismos cubrieron el gasto respectivo. Este nuevo juzgado no incluía la
competencia de los alcaldes mayores y corregidores: los indígenas estaban libres
para optar entre estos órganos jurisdiccionales. Además desde 1591, la corona
dispuso que a cada audiencia debía ser adscrito un “protector de indios”.
Paralelamente, para aquellos litigios entre indios y españoles, que hubieran sido
resueltos en primera instancia por corregidores o alcaldes mayores, hubo
apelación ante la audiencia.
3. 3. ORGANIZACIÓN TERRITORIAL-ADMINISTRATIVA DE LA NUEVA
ESPAÑA
EN 1718, Felipe V, de la casa barbón, introdujo en España el sistema de
intendencias, y en 1786 se introdujo en la nueva España (México) por José de
Gálvez, cuando era ministro universal de las indias, expidió la Ordenanzas real
para el establecimiento e instrucción de intendentes de ejército y provincia en el
reino de la nueva España, con reglas para la administración de justicia, la fiscal y
la militar, y el fomento de la economía agrícola, industrial y minera. Esta
ordenanza es como una especie de Código administrativo a veces, incluso, con
matices de constitución para la Nueva España. Bajo un nuevo sistema, los
gobernadores, corregidores y alcaldes mayores fueron sustituidos por doce
intendentes y sus subalternos, encargados de la justicia, el cobro fiscal, el fomento
económico y la organización de la milicia local. La repartición del territorio en
intendencias (México, Puebla, Guadalajara, Oaxaca, Guanajuato, Mérida,
Valladolid, San Luis Potosí, Durango, Veracruz, Zacatecas y Sonora) fue básica
para la división territorial que hallamos más tarde en la primera federación
mexicana.

4. 4. LA REAL HACIENDA EN TIEMPOS VIRRENALES


Los beneficios que la corona recibió de la colonización del nuevo Mundo no
consistían en tales dividendos, que como socio de las empresas descubridoras le
tocarían, sino que le llegaron por una serie de canales fiscales distintos, los cuales
analizaremos los principales tales como son:

A).- MINAS: las minas (como todo el subsuela) pertenecían a la corona,


independientemente de la concesión de mercedes sobre el suelo mismo, y sólo
podían ser exploradas mediante autorización especial, que fijaba en cada caso el
porcentaje del producto minero que debían entregarse al agrario (generalmente
una quinta parte). Lo mismo vale respecto de la búsqueda de oro en lecho de ríos
y de salinas. Las ordenanzas de 1573, confirman el principio de que la cuota
normal era de un 20%.

B).- MONOPOLIOS: hubo ciertos productos que sólo podían explorarse por la
corona misma como naipe, azogue, pólvora, canela y pimienta, también la lotería
estatal, organizada en 1769, dejaba ganancias a la corona. Desde 1719, también
la distribución de nieve de las cimas del popocatépetl y del pico de Orizaba dio
lugar aun estanco. Como otro estanco puede considerase el monopolio estatal del
correo, el tabaco.

C).- TESOROS Y BIENES MOSTRENCOS: de los tesoros encontrados,


desviándose al respecto el derecho indiano del romano, una mitad era para el rey
y la otra para el descubridor y los bienes o cosas que se encontraban y no se
localizaba su dueño, eran para la corona.

D).- PROPIEDADES: la corona tenían la propiedad de tierras, aguas, montes y


pastos en las indias, concediendo su propiedad luego, mediante merced, a
ciudades, comunidades de indios o particulares, al comienzo gratuitamente, pero
luego más frecuentemente en forma onerosa.

E).- VENTA DE OFICIOS PÚBLICOS: la venta de ciertos oficios públicos aportaba


dinero a la corona. La administración pública bajo la casa austriaca fue plagada
por el sistema de venta de oficios públicos. Esto quiere decir que los puestos de
corregidores y alcaldes mayores eran vendibles y casi todos los puestos públicos
también.

F).- DIEZMO: la posición dentro del registro patronato permitía a la corona cobrar
los diezmos y aunque también tuvo que sostener el culto, generalmente quedaba
un margen disponible, oficialmente de una novena parte.

G).- TRIBUTO: También, existió el tributo a cargo de los indios adultos (las indias
quedaban generalmente exentas, según una cédula real de 1618). Si se trataba de
indios “encomendados”, la corona no recibía tal tributo (sólo desde fines del siglo
XVII, cuando la encomienda ya estaba en plena decadencia, el encomendado
debía entregar a la corona parte de los tributos cobrados por él), pero tratándose
de indios realengo, cuya cantidad aumentaba con la gradual liquidación de la
encomienda, todo el tributo era para la corona.

H).- IMPUESTO AL COMERCIO: hubo múltiples impuestos relacionados con el


comercio, como la famosa “alcabala” el cual fue un impuesto sobre ingresos
mercantiles, las organizaciones de comerciantes que antemano debían pagar a la
corona cierta cantidad anual para cobrar luego el impuesto por propia cuenta, de
acuerdo con la tarifas de las variadas mercancías vendidas.

I).- PAPEL SELLADO: ciertos actos jurídicos debían constar en papel sellado,
antecede de nuestro impuesto del timbre.

J).- IMPUESTOS A FUNCIONARIOS PUBLICOS: los funcionarios civiles debían


pagar un impuesto personal. La mesada, y la media anata (mitad de un sueldo
anual en el momento del nombramiento).

K).- CONCESIÓN DE TITULOS NOBILIARIOS: para los títulos de conde o


marques, la corona cobraba un derecho llamado “de lanzas”, que podían consistir
en una cantidad fuerte, por una vez, o intereses al 5% sobre esta cantidad,
anualmente.

L).- DONATIVOS FORSOZOS: fueron solicitados por la corona por en caso de


emergencia, ejemplo de ello, era que tenían que dar de donativo la cantidad de un
peso, por cada indio o casta y dos pesos por español o noble, reclamado por el
ministro de indias en agosto de 1780.

M).- CONFISCACIÓN DE BIENES: la confiscación de bienes como testigo de


ciertos delitos, y la pena del “comiso y de los descaminos” de ciertos bienes
(contrabando).
EL DERECHO PENAL DE LA NUEVA ESPAÑA

Múltiples son las fuentes del derecho penal, aplicando n este país durante los
siglos virreinales. El derecho indiano contienen normas panales dispersas en las
leyes de indias. Varias cédulas reales combaten la tendencia de ciertos jueces de
moderar las penas previstas en las normas penales, o de conciliar las partes en
los juicios penales, recordándoles que su trabajo no es el de juzgar las leyes, sino
de ejecutarlas. Supletoriamente tuvo aquí en vigor del derecho penal castellano,
que proporciona la mayor parte de las normas aplicadas en las Indias. Este
derecho en su aspecto penal no es muy homogéneo: como su fuente debemos
mencionar el FUERO JUZGO, EL FUERO VIEJO, EL FUERO REAL, LAS SIETE
PARTIDAS, EL ORDENAMIENTO DE ALCALA, LAS ORDENANZAS REALES,
LAS LEYES DE TORO, LA NOVISIMA RECOPILACIÓN, SIETE PARTIDAS, la
materia probatoria penal se encuentra combinada con la probatoria civil, este
derecho penal de las Partidas combina la tradición romana con la germánica,
dejando sentir a veces cierta influencia del derecho canónico

LA TRANSICIÓN HACIA LA INDEPENDENCIA

La detención de Fernando VII (1808) por Napoleón, en Bayonne, Francia y su


renuncia bajo intimidación, la cual abrió el camino al trono español para el
hermano de Napoleón José (“pepe botella”). La manifiesta debilidad de España,
varios factores más contribuyeron a la independencia de México y la mayor parte
de la América Española. Entre ellos figuran: el rencor de los cultos y prósperos
criollos por el monopolio del poder político que los peninsulares (“gachupines”) se
arrogaban; el ejemplo de los Estados Unidos de Norteamérica e incluso el éxito de
la revolución de los esclavos negros, a la que Haití debe su independencia de
Francia; la ideología de la iluminación de Montesquieu, Voltaire, Rousseau y
Raynal tan popular en su época, tan olvidado en la actualidad, posturas que
habían logrado penetrar en la nueva España a pesar del endurecimiento
intermitente de la política de la censura, la recuperación de las ideas de la
Revolución francesa, y el triunfo de esta, también jugo un papel importante el
impacto de la popular obra de Alejandro Von Humboldt que, por tono de masiado
optimista sobre las potencialidades económicas de la nueva España y el impacto
de los gastos bélicos de este país estaba impidiendo que la Nueva España
pudiera realizar un enorme auge económico general. También se añade desde
1811 el ejemplo de otros países hispanoamericanos, como es la independencia de
Paraguay, la de Venezuela, la de Argentina, de Chile, Colombia, Bolívar, de Perú,
y la resistencia de las clases superiores novohispánicas contra la reimplantación
de la liberal CONSTITUCIÓN DE CÁDIZ, en 1820. En este momento conoceremos
algunas características de esta constitución y empezaremos por decir que fue
promulgada el 18 de marzo de 1812. Por la corte de España, de Fernando VII,
esta constitución fue liberal, sin abandonar, empero, la idea monárquica y el
monopolio de la religión católica. Esta constitución fue la primera formal que regio
a México, la cual fue una obra buena para aquella época, entre sus principales
derechos son:
• Se definen los territorios de “la nueva España”
• Bases para una representación nacional
• La separación de poderes
• Abolición de la tortura y de confiscación
• El castigo debe referirse directamente al delincuente y no a miembros de su
familia
• Alcanzar la libertad bajo fianza
• Inviolabilidad del hogar
• Publicidad del proceso y la garantían de los reos
• Excepciones y privilegios en materia fiscal
• Desde 1808, muchos criollos de la Nueva España pensaron que el
momento era oportuno para obtener una independencia regional,
eliminándose para siempre la discriminación de la era objeto por parte de
los penisisulares o “gachupines”. El ayuntamiento de México, tomó la
iniciativa, disfrazando sus ideas como manifestación de lealtad al rey
Fernando VII y alegando que éste había abdicado bajo presión “algo que
México no debía reconocer como válido”. Pero otros se consideraron
amenazados por ideas de una independencia criolla, antipeninsular, e
hicieron fracasar el plan del ayuntamiento

Esta crisis de autoridad, causada por la discordia entre los ricos criollos y los
poderosos peninsulares, no tuvo resultados convenientes para ninguno de los dos,
sino que preparó al camino para un movimiento popular de indios y mestizos, que
tuvo un comienzo visible en la famosa proclamación del emocional sacerdote
Hidalgo, en septiembre de 1810.
Después de la batalla en el puente calderón, el 17 de enero del 1811, Hidalgo,
grande como carismático líder de los oprimidos, pero incompetente como jefe
militar fue sustituido por el sensato Allende. Sin embargo, ya era demasiado tarde
para salvar la causa de los insurgentes.
Luego de la ejecución de Hidalgo y Allende, la lucha de los Insurgentes fue
continuada por Morelos. En 1813 éste convocó al Primer Congreso de Anáhua, en
Chilpancingo, que debían preparar una constitución para la nueva nación. Un
reglamento previo, obra de Quintata Roo, sobre todo, estableció el sistema para la
elección de los diputados (11 de septiembre de 1813), pero sus 59 artículos
también contienen normas constitucionales que van más allá de dicha finalidad.
Posteriormente, el 14 de septiembre de 1813, Morelos público los
SENTIMIENTOS DE LA NACIÓN, en 22 artículos, en este escrito se proclama
entre otros derechos:
• la libertad de América
• el monopolio del catolicismo
• la soberanía popular; depositada en tres poderes
• la exclusiva concesión de empleos (públicos) a “americanos”
• la limitación de la inmigración a extranjeros artesanos capaces de instruir
• la necesidad de moderar la opulencia y la indigencia
• la ausencia de privilegios
• la abolición de la esclavitud y tortura
• el 12 de diciembre como día nacional
• un impuesto del 5% sobre ingresos.

El 14 de septiembre de 1813, se inauguró el congreso de Chilpancingo, también


llamado el congreso de Anáhuac, congreso que, por los acontecimientos militares,
tuvo una existencia ambulatoria. Entre los resultados de este congreso hallamos la
declaración de la independencia absolutoria de la nueva España, del 6 de
noviembre de1813, y varios decretos y manifiestos, pero su principal logro fue el
decreto constitucional para la libertad de las América Mexicana (CONSTITUCIÓN
DE APATZINGÁN) de 242 artículos, sancionados el 22 de Octubre de 1814, ya no
en Chilpancingo, sino en Apatzingán, esta constitución que nunca tuvo vigencia,
pero que no merece ser archivada entre los múltiples planes, sin eficiencia, con
que la historia latinoamericana está plagada, ya no muestra planes, sin eficiencia,
con que la historia latinoamericana está plagada, ya no muestra la tendencia de
continuar la monarquía, con Fernando VII como soberano de México, sus autores
son, además de Morelos, Quintana Roo, López Rayón, Cos varios otros, entres
sus derechos se declaran:
• soberanía popular
• establecimiento y división de los tres poderes
• igualdad de la ley para todos
• el principios de nullum crimen sine lege y que la pena debe ser personal
contra el reo
• la tiranía y arbritarios los actos ejercidos contra un ciudadano sin las
formalidades de la ley
• todo ciudadano se reputa inocente mientras no se declare culpable
• se establece el derecho de audiencia

Esta constitución fue interrumpida por su derrota de Morelos, cerca de Valladolid


(Morelia), y fue infligida por Iturbide, el secreto admirador de Napoleón, a quién
tomó por modelo, Morelos fue ejecutado en 1815, y durante unos años los criollos
y “gachupines” gozaron de nuevo de una relativa paz, bajo el rey Fernando VII.
En 1820 la rebelión liberal del coronel Rafael de Riego, obligó al rey Fernando VII
a acatar la Constitución de Cádiz, que fue promulgada por segunda vez en México
el 3 de mayo de 1820, junto con la constitución regresaron las principales leyes
liberales, elaboradas por la primera corte. Los poderosos de la nueva España
(incluyendo la Iglesia) recordaban de pronto los antiguos ideales de un México
independiente, que permitía guardar fuera del país aquella impía obra
revolucionaria, la Constitución de Cádiz. Surgió así el plan de la Prodesa; Agustín
de iturbide se colocó de lado de estas ideas, reconciliándose con los guerrilleros
de Guerrero, último resto de la insurrección de Hidalgo, Allende y Morelos, lo cual
dio lugar al Plan de Iguala (24 de Febrero de 1821), este ofreció la corona de
México independiente a Fernando VII, creo una nacionalidad mexicana, en que
peninsulares, criollos, mestizos e indios gozarían de iguales derechos. El nuevo
virrey, Juan O´Donojú, precisamente en camino para México, este plan de Iguala
mediante los tratados de Córdoba del 23 de Agosto de 1821. Estos tratados
encargaron a Iturbe el gobierno provisional, junto con un consejo de 38 miembros,
que debían preparar un congreso constituyente. El 28 de Septiembre de 1821,
Iturbide proclamó solemnemente la independencia del Imperio Mexicano.
Posteriormente el congreso Constituyente se presentó, con 120 miembros. Éste,
después de varias sesiones no muy pragmáticas, y bajo el impacto de una
emocional manifestación militar-popular (18 de mayo de 1822), nombró a Iturbide
emperador, el 21 de Julio de 1822.
Visto a posteriori; la presentación de los criollos y del alto clero, de la nación la
independencia, era innecesaria: en 1823 Fernando VII barrió nuevamente el
liberalismo y hasta su muerte; en 1833; España sufrió bajo un régimen que
hubiera encantado al predominante contingente conservador de la élite mexicana
de aquellos días.

EPOCA DEL SANTANISMO

En el segundo Congreso Constituyente obró en tres etapas. Primero confirmó la


idea de implantar el sistema federal (“voto por la reforma de república federal”, 12
de Junio de 1823); luego expidió el 31 de enero de 1824 el acta constitutiva, de 36
artículos, confirmando de nuevo el federalismo, y añadiendo otros principios
básicos más como el bicamerismo (dos cámaras) y finalmente expidió, el 4 de
Octubre de 1824, la Constitución Federal. En estas obras dominó el espíritu de los
liberales, miguel Ramos Arizpe y además se inspiraron en la Constitución de
Cádiz y en la norteamericana.
Gómez Farias, asistido por Zavala y por el erudito ex sacerdote José María Luis
Mora, lanzó una legislación precursora de las Leyes de Reforma; insistiendo en
que la nación mexicana había heredado el Patronato Real, combatiendo la mano
muerta, aboliendo los diezmos, prohibiendo la política desde el púlpito; además,
negó el paso a unas bulas. También limitó la jurisdicción de tribunales militares y
eclesiásticos, para evitar que protegiera a influyentes, no estrictamente
pertenecientes a la casta clerical o militar.
Con la reacción de Santa Anna contra la política de su activo y liberal
vicepresidente, Gómez Farías, se inició una nueva fase en el santanismo, que
también requería una nueva expresión constitucional. El Congreso establecido el 4
de enero de 1835 después de algunos meses, se declaró, el tercer Congreso
Constituyente; primero produjo las Bases para la nueva Constitución (23 de
Octubre de 1835) y luego, del 15 de Diciembre de 1835, al 6 de Diciembre de
1836 las Siete Leyes Constitucionales, que además de contener importantes
“derechos del hombre”, establecen los principios centralistas, plutocráticos
(ingreso mínimo para poder fungir como ciudadano) y de tolerancia religiosa,
creando además el supremo Poder Conservador, o sea, una comisión de cinco
personas que deben guardar la constitución y sostener el equilibrio constitucional
entre los poderes; comisión sólo responsable ante Dios y la opinión pública…las
principales facultades de este Supremo Poder eran:

A. Decidir sobre la nulidad de leyes o derechos anticonstitucionales si lo pide


el poder ejecutivo, la Suprema Corte de Justicia o cuando menos 18
miembros del poder legislativo.
B. Decidir sobre la nulidad de actos anticonstitucionales del poder ejecutivo, a
petición del poder legislativo o de la Suprema Corte.
C. Decidir sobre la nulidad de actos de la Suprema Corte, “nacidos en
usurpación”, a petición de uno de los otros poderes. Así, en forma muy
imperfecta, se cumplía con una fracción de la enorme tarea, poco después
asumida por el juicio de Amparo”.

El costoso, pomposo e ineficaz régimen de Santa Anna, le costó el trono en 1844,


siendo su sucesor el liberal Herrera, quien tuvo la mala suerte de que, bajo se
régimen, explotara el problema Texano (sin resolver desde 1838, ya que México
nunca había reconocido la independencia texana). Como el Congreso de Estados
Unidos no quiso adoptar Texas (los Estados norteños se opusieron a la añadidura
de un Estado que reconociera la esclavitud) y como Texas tenía miedo a los
intentos mexicanos de recuperarlo, quiso colocarse bajo protectorado británico.
El espíritu de la doctrina Monroe fue más fuerte que la preocupación por el
equilibrio entre los estados esclavistas y antiesclavistas, y los Estados Unidos
aceptaron la entrada de Texas a la unión en 1846. esta decepción costó la
presencia a herrera, cuyo sucesor, después de breve intervalo, fue Gómez Farías,
quien, mediante el Acta Constitutiva y de Reforma, 1847, devolvió al país la
Constitución de 1824 y entre ellas encontramos al acierto de Mariano Otero: el
artículo 25, que concede competencia a los tribunales federales para proteger a
los habitantes de la república “en el ejercicio y conservación de los derechos que
le conceden esta constitución y las leyes constitucionales, contra todo ataque de
los poderes legislativos y ejecutivo, ya que la federación, ya de los estados,
limitándose dichos tribunales a impartir su protección en el caso particular sobre el
que verse el proceso, sin hacer ninguna declaración general respecto de la ley o
acto que lo motivare. Con esto, las grandes líneas del amparo ya restaba lista:
control por la justicia federal, a petición de particulares agraviados por violación de
sus derechos constitucionales, y con efecto limitados al caso concreto (o sea, sin
convertir la corte en un organismo derogado de leyes). Se nota, sin embargo, que
las violaciones de los derechos constitucionales por el poder judicial, aún queda
comprendidas en los casos en que se puede solicitar amparo.
Como una especie de preconstitución, Santa Anna público en Abril de 1853 sus
Bases para la Administración de la República, que debían regir hasta la
promulgación de una nueva constitución. El hecho de que Alemán muera poco
después, privó a México del hombre que quizás hubiera tenido el prestigio
sufieciente para frenar las extravagancias de Santa Anna, mismas que pronto lo
llevaron hacia la venta de otra parte del territorio, la Mesilla, en el sur del Nuevo
México y Arizona, por 10 millones de dólares (tratado Gadsen, 1854).
La serie de derrotas que caracteriza el santanismo, y el total desprestigios
internacional de México que les acompañaban, a veces nos hace olvidar que, en
los mismos años México también produjo una serie de loables leyes. Además,
fueron publicadas, en esta época, famosas colecciones de leyes y decretos
mexicanos, como las de Basilio José Arrillega, Galván (el constitucional), Juan R.
Navarro, Vicente García Torres y otros.
En relación con el derecho privado, fue importante el Código de comercio,
elaborado por el ministro de Justicia de Santa Anca, teodosio Lares, y que estuvo
en vigor entre mayo de 1854 y noviembre de 1855. Cuando este código fue
derogado en 1856, más bien por aversión política respecto de todo lo que
recordaba a Santa Anna, que por defecto de calidad, algunos de los estados
promulgan código de comercio locales, inspirados en el Código Lares (mientras
que los demás regresaron a las Ordenanzas de bilbao).
En 1833 y en 1842 se publicaron nuevas ediciones de la Ordenanza Militar
española de 1768, con sus adiciones españolas y más tarde sus adiciones y
modificaciones mexicanas. También seguía teniendo gran importancia la obra
española didáctico-doctrinal para el derecho militar. Los juzgados militares de
España y sus Indias, por Félix Colón de Larriétegui, el 28 de de marzo de 1842,
Santa Anna también autorizó el uso oficial de una didáctica mexicana, que al igual
que el tercer turno de Colon, contiene múltiples formularios de derecho militar, el
Catecismo práctico criminal de juicios militares, de Miguel maría de Azcárate,
publicado en México, en 1834.
El 18 de Octubre de 1841 Santa Anna reorganizo el ejercito; el 17 de enero de
1842 creó las “fuerzas rurales”, a cargo de pueblos y hacendados, a la disposición
del presidente; pero la gran reforma militar de esta fase va ligada al nombre de
arista, creador de la primera Ordenanza General del Ejercito Mexicano, de 1852,
que muestra un loable intento de restablecer la disciplina, de reducir el volumen
del ejercito y de eliminar la lava. Esta reforma, empero, no era duradera y, ya en
1853, Santa Anna cambió todo el sistema, refundiendo las guardias de los estados
con las fuerzas federales, y creando así un ejercito a sus disposición personal, de
unos 70 000 hombres, fuerzas considerables que no salvó, sin embargo, ya que,
en gran parte, se volvió contra él durante la próxima crisis.
El descontento con el régimen del dictador, que ya estaba envejeciendo y a cuyo
lado ya no figuraba la compensatoria personalidad de Lucas Alemán, preparó el
camino para un grupo de liberales (Comonfort, Álvarez, Juárez y otros), que bajo
la bandera del Plan de Ayutla (1854) derrocaron a Santa Anna. Luego vemos a
Juan Álvarez como presidente, y poco después a Comorfort (con Benito Juárez
como ministro de Justicia).

REALIDAD SOCIAL MEXICANA A MEDIADOS DEL SIGLO XIX

En el siglo pasado, “el indio” era un fenómeno de muchas facetas. En el norte


vivían los “salvajes”, no incorporados a la civilización y estructura estatal
mexicanas, enemigos de los blancos, defendiendo ferozmente sus campos y sus
costumbres. Además existían pequeños propietarios, que a menudo también
podían aprovechar terrenos comunales; sus contactos con el mundo blanco no
siempre habían sido favorables y a través del siglo XIX, observamos varías
revoluciones de los campesinos, especialmente en Yucatán, Sierra Gorda, San
Luís Potosí y Guerrero (“guerras de castas”), precursores de la revolución de
1910. A veces reclamaban la devolución de tierras, arrebatadas ilegalmente desde
la conquista, y se conocen algunos casos en que realmente obtuvieron resultados
positivos.
Además hubo indios, ocupados en la minería (que continuaba ofreciendo salarios
superiores a los vigentes en otras ramas de la economía) y en la industria, una
enorme cantidad de “léperos” (25% de la población de la capital, por ejemplo), no
incorporados en el sistema económicos del país, pintoresco, divertidos,
deshonestos, pero con su propio código de honor y que generalmente afectaron
simpáticamente al observador extranjero. Subsiste en aquellos años el problema
de los indios nómadas, en el norte del país, que México trataba de disciplinar
mediante respectivas, ya que eran una vida excepcionalmente ruda, en aquellas
regiones. Las invasiones de los indios norteamericanos alcanzaron incluso
Zacatecas y Durango y en los estados de Chihuahua y Durango aprobaron leyes
que establecieron premios por cada “indio de armas” muerto o ligeramente más
altos prisioneros.
En general debe admitirse que los proletariados perdidos con la independencia,
mientras que la corona española les habían concedido cierta protección, que no
era puramente teórica, u un mínimo de tranquilidad, ahora las clases privilegiadas
locales podían tratarles a su antojo, u la independencia local, favorecida por el
federalismo, hacía la situación peor para ellos. Además, ellos llevaron gran parte
del paso de las guerras civiles y otras. El igualitarismo formal de la era liberal les
resultaron peor que antes, el paternalismo cristianote los reyes de la casa
austriaca.
La clase media era raquítica; las profesiones liberales (con excepciones de la de
abogado) se encontraban principalmente entre las manos de extranjeros. La clase
media nacional comprendía una crecida cantidad de burócratas (a menudo
producto de la tendencia de recompensar favores).

EL DERECHO EN LIBERALISMO

El primer presidente bajo la nueva constitución fue comonfort, y como


vicepresidente figuró BENITO JUÁREZ, el obstinado puritano legalista, en gran
parte educado hacia la ideología liberal por Melchor Ocampo, a quien había
encontrado durante su exilio en Nueva Orleáns, en los últimos años del antanismo.
En materia legislativa, el primer triunfo de la causa liberal dio lugar a dos
importantes leyes, la ley Juárez (o sea, la ley de administración de Justicia y
orgánica de los Tribunales de la federación) y la ley Lerdo.
La “ley de administración de justicia y orgánica de los Tribunales de la federación”
del 23 de noviembre de 1855:
• abolió el fuero eclesiástico en asuntos civiles y daba opción a los clérigos
para que se sometieran a este fuero o al común, en materia penal (aunque,
de acuerdo con el derecho canónico, el fuero eclesiástico no es
renunciable).
• Su artículo 42 suprime el fuero militar, salvo por delito puramente militares o
mixtos, cometidos por los individuos sujetos al fuero de guerra (más tarde,
• el artículo 13 de la Constitución de 1857 iba más lejos aún, exigiendo una
estricta conexión del delito con la disciplina militar para el que el fuero de
guerra pudiera ocuparse de el.

La ley Lerdo ataco el poder económico de la iglesia. Esta ley de Desamortización


(1856), en realidad un decreto es el ejemplo de cómo de leyes bien intencionadas
pueden resultar catrastoficas para el país, por el hecho de basarse en
consideraciones ideológicas abstractas y no tomar en cuenta la reliad concreta del
medio social en que trabaja.
La idea básica es de permitir que toda persona que trabajara la tierra de una
corporación eclesiástica o comunidad de indios pudiera comprarla durante un
plazo de tres meses, por una cantidad basada en la capitalización en la renta que
paga, esta operación quedaría grabada por un impuesto relativamente alto.
Después de esos tres meses cualquier tercero podría denunciar la tierra en
cuestión, reclamándola en las condiciones arriba mencionadas, pero recibiendo un
premio de una octava parte sobre el precio.
La falta de fondo por parte de los campesinos, y su miedo de su excomunión
explica que esta ley haya acentuado a la tendencia hacia el latifundismo,
destrozando al mismo tiempo, la propiedad comunal de ciertos grupos de indios,
que ha menudo habían logrado sobrevivir a los ataques ilegales que los
terratenientes le habían lanzado durante la fase virreynal.
A demás la iglesia, que así se vería privada de toda propiedad raíz que no
necesitará directamente para el mismo culto, quedaría expulsada de la explotación
agrícola, a la cual se había dedicado, a menudo con gran beneficio no sólo de ella
misma sino de la economía mexicana en lo general (observamos de paso que el
peón de las haciendas eclesiásticas recibía generalmente un mejor tratamiento
que su colega, trabajando en un latifundio privado), también debe reconocerse que
gran parte de los beneficios obtenidos por la iglesia por la aceptada explotación de
sus bienes raíces se utilizaron para fines de enseñanza, hospitales y de
beneficencia pública. Finalmente debe criticarse la ley lerdo por:
A. dejar a la iglesia el producto neto de la venta, financiando así la rebelión
eclesiástica contra el gobierno liberal (este error fue corregido más tarde
por las leyes de reforma, de Juárez, de 1859, que preveían confiscación sin
indemnización alguna).
B. otros golpes para la iglesia fueron de la erogación del decreto del 26 de
junio de 1854, (de Santa Anna) sobre la sanción estatal de los votos
monásticos, el 26 de Abril de 1856.
C. el 7 de Abril de 1856, la derogación del decreto del 19 de Septiembre de
1853; que readmitían a los jesuitas.
D. La ideología liberal corresponde también la secularización del registro civil
(ley del 27 de enero de 1857) y de los comentarios (ley del 30 de enero de
1857).
E. Por su parte, la ley Iglesias (1857), debía a la iniciativa de José María
Iglesias, prohibía cobrar los derechos parroquiales a personas que apenas
tenían lo necesario para vivir (11 de Abril de 1857).
A esta época no solo debemos disposiciones de índole ideológica. La ley sobre la
administración de Justicia u orgánica de los Tribunales de la federación, que ya
hemos mencionado, además de su actitud anticlerical contiene varias
innovaciones pragmáticas, y además, en otras materias, el nuevo gobierno
esperaba poder modernizar el país. El 13 de Marzo de 1857 se ordenó el
deslizamiento de terrenos baldíos de la republica, como punto de partida para una
política de colonización; el 15 de Marzo de 1857 se adopto un sistema métrico
decimal francés, y el 22 de abril de 1857 se adelantó en la legislación sobre vías
de comunicación (ley de administración de caminos y peajes). Una ley del 4 de
Mayo de 1857, inspirada en la ley de enjuiciamiento civil, de España, de 1855,
vino a modernizar el procedimiento ante los tribunales del Distrito y Territorios.
Sin embargo, no sólo mediante leyes ordinarias los nuevos gobernantes querían
reformar el país; era necesario apoyar su política en una nueva constitución que
diera expresión a la ideología liberal de aquella época. Por lo tanto, se convocó a
un séptimo Congreso Constituyente Mexicano, presidio por Ponciano Arriaga
(congreso cuyo historiador era Francisco Zarco). Este congreso deliberó desde el
18 de febrero de 1856. Para el intervalo hasta que entrara en vigor la nueva
constitución, el presidente Comonfort expidió el 15 de Mayo de 1856 un estatuto
orgánico provisional de la República mexicana (1856).
Al comienzo del año siguiente, 1857, la nueva constitución estaba lista para ser
firmada. Su tono era tan anticlerical (para aquella época) que el papa mismo, Pío
IX, católico que participara en su formalización. Sin embargo, el 12 de febrero los
miembros del congreso la firmaron. Esta constitución contiene en la sección I del
título I una importante lista de los derechos sociales. Además, en sus artículos 101
y 103 reglamenta el juicio de amparo, continuando la línea que va desde el poder
conservador a la constitución yucateca de 1840, al proyecto minoritario del 1842,
las bases de 1843, hasta el artículo 25 del acta de reforma de 1847.
El aspecto criticable de esta constitución fue que, como reacción al santanismo,
puso al ejecutivo a tal punto bajo el control del congreso, que fuertes presidentes,
como Juárez y Porfirio Díaz, enfrentándose con enorme tensiones, o vislumbrado
grandes posibilidades, no pudieron acatar totalmente. A menudo, la alternativa no
era su existencia de 60 años, la constitución de 1857 nunca tuvo una plena
eficacia; la élite en el poder consideraba generalmente que era un documento
demasiado noble como para mezclarlo en la vil política y decidió no acatarla. En
1861, el gobierno mexicano se enfrentaba con dos graves problemas:
A. los restos de la resistencia militar conservadora (General Márquez), y la
pobreza del erario (y, por lo tanto, la imposibilidad de pagar el ejército). El
primer problema llevó hacia el intento de Juárez de atraerse a los
conservadores mediante una política conciliatoria, lo cual causó su
alejamiento de Melchor Ocampo (que poco después fue fusilado por
Márquez).
B. El segundo problema llevó hacia la emisión del papel moneda (12 de
Septiembre de 1862), por primera vez en México, e hizo necesaria la
declaración unilateral, por Juárez, de una moratoria en cuanto a toda la
deuda extranjera, lo cual, a su vez, motivó la intervención armada de
España, Inglaterra y Francia, concertada en el Pacto de Londres, en
octubre de 1861. Cuando España e Inglaterra se dieron cuanta de que
Francia no había venido en plan de cobradora, sino para establecer para
Napoleón III una zona de influencia francesa, administrada por una persona
se su confianza, se retiraron (primavera 1862).

De 1862 a1864, las tropas francesas, con ayuda de los conservadores, se


dedicaron a su misión civilisatrice, napoleón III habían encontrado a la persona
que podrían administrar México en sentido favorable a sus intereses: Maximiliano
de Habsburgo. Éste, amargado por discusiones con su hermano, el emperador
Francisco José, y con su ambiciosa esposa carlota, que no estaba satisfecha con
la bucólica tranquilidad del castillo de Maximiliano en Miramar (sobre la costa
adriática), fue convencido por diplomáticos mexicanos de que él interés de su
religión y la verdadera voluntad del pueblo mexicano requerían que él aceptara el
trono de México.
Entre tanto (después de una llamativa derrota en Puebla, el 5 de Mayo de 1862)
los franceses habían expulsado a Juárez de la capital. Maximiliano firmó un pacto
con napoleón III, prometiendo el pago de 260 millones de Francos por la ayuda
militar francesa entre 1864 y 1867, tiempo que necesitaría por consolidar su poder,
y en mayo de 1864 Maximiliano y carlota llegaron a Veracruz (pendiente de la
llegada del nuevo soberano, México había sido gobernado por una Regencia de
los generales Almonte y J.M. Salas, y el arzobispo de Labastida).
Maximiliano, hombre de buena voluntad hacia México, pronto se encontró aislado:
su negativa para revocar la legislación juarista lo hizo sospechoso a los ojos de los
conservadores. Sobre todo en relación con el problema pendiente de los bienes de
la iglesia, Maximiliano no quiso obedecer a la presión del arzobispo De Labastida
y del vaticano; declaró públicamente que su poder serían transitorio, y sólo lo
conservaría el tiempo preciso para crear en México un orden regular y para
establecer instituciones sabiamente liberales.
Otra muestra de sinceridad del liberalismo de Maximiliano fue el decreto del 26 de
febrero de 1865, que confirma la libertad religiosa y la nacionalización de los
bienes eclesiásticos. Juárez por otra parte rechazo la invitación para ser consejero
personal. El fin de la guerra civil norteamericana alimento la guerrilla en México
con grandes cantidades de armas, ahora disponibles en el norte, y cuando el
ejercito francés tuvo que regresar antes del plazo previsto (por la amenaza
bismarckismo), Maximiliano quiso abdicar. Carlota, empero, logró evitar esta, y
emprendió una visita a Europa para organizar una acción de auxilio: después de
algunas decepciones, al respecto, enloqueció (en 1927), finalmente murió en
Bélgica) Maximiliano. Después de vacilar mucho, decidió quedarse, y se enfrento
con dignidad a su hado.
Mocionaremos algunas leyes de la legislación imperial que de ningún modo
merece el descuido en el que habitualmente la conservamos. Su fundamento era
una ley del 16 de Julio de 1863 sobre la Asamblea de Notables y sobre el poder
ejecutivo, seguida por las bases para el nuevo Imperio, del 11 de julio de 1863 y
finalmente el Estatuto provisional del imperio Mexicano del 10 de abril de 1865.
Sobre estas bases, Maximiliano y sus colaboradores se dedicaron a una minutaría
labor legislativa:
• Mencionemos la organización de los misterios (12 de Octubre de 1865)
• La ley orgánica de la administración Departamental Gubernativa (1° de
Noviembre de 1865)
• La Ley sobre la policía General del Imperio (1° de Noviembre de 1865)
• La creación del periódico oficial (Diario del Imperio)
• El 31 de diciembre de 1964 y las normas sobre la forma de promulgar las
leyes
• Del 1° de noviembre de 1865, la ley electoral del Ayuntamiento (1° de
Noviembre de 1865)
• La ley sobre Garantías Individuales del 1° de Noviembre de 1865 y sobre la
libertad de trabajo, de la misma fecha
• La nueva organización militar (25 de noviembre de 1863), aplicándose
temporalmente el derecho militar francés, desde el 17 de noviembre de
1863
• Las normas sobre el cuerpo diplomático del 23 de Junio de 1864 y del 2 de
agosto de 1865
• Sobre el cuerpo consular (12 de Agosto de 1865)
• La reorganización del notariado (21 de Diciembre de 1865)
• La ley del contencioso administrativo y su reglamento (21 de Enero de 1864
y 1° de noviembre de 1865)
• El regreso a al ley de Administración de Justicia del 29 de Noviembre de
1858 (con modificaciones) mediante al ley del 15 de julio de 1863 y la del
31 de Julio de 1863
• La organización de los tribunales y juzgados del imperio del 18 de
Diciembre de 1865
• La del Ministerio público, del 19 de Noviembre de 1865
• El arreglo de la deuda exterior (14 de junio de 1864) e interior (30 de
septiembre de 1864)
• Contribuciones de fincas urbanas y rústicas (29 de Julio de 1863)
• La de los giros mercantiles y establecimientos industriales (29 de Julio de
1863) e inquilitario (30 de Septiembre de 18639)
• La organización del tribunal de cuentas (31 de Octubre de 1865)
• Normas en materia minera (6 de Julio de 1865)
• De colonización
• En materia penal (3 de Octubre de 1865)
• Penitenciaria (13 de Mayo de 1865; 24 de Diciembre de 1865)
• El establecimiento del Banco de México como banco emisor (1° de Enero
de 1864).
• En materia de educación pública era importante la ley del 27 de Diciembre
de 1865, que acabo con el principio de la gratuitidad de la enseñanza (salvo
que los padres exhibieran una constancia de pobreza). Esta medida ha sido
criticada aunque, efectivamente, es mejor este sistema que una instrucción
pública teóricamente gratuita pero ineficaz por falta de fondos. Además, ¿es
realmente necesario regalar este servicio público a los que tienen medios
para pagar lo que sus hijos cuestan a sus escuelas?
• Mencionaremos aún, en relación con el fenómeno de la cultura, la ley del 16
de Junio de 1864 sobre la conservación de los documentos Históricos.

ÉPOCA JUARISTA

En 1867, Juárez entró una vez más en la capital y un decreto del 20 de agosto de
1867 anuló con efecto retroactivo la legislación del segundo Imperio. Esta tercera
victoria del liberalismo, comenzó equivocadamente: el presidente lesionó la
sensibilidad de un joven general, Porfirio Díaz, quien nunca olvidaría este detalle
(pronto oímos de una revolución en Oaxaca, instigada por él).
Además, no había dinero, de modo que el ejército fue reducido drásticamente, lo
cual lesionó intereses. Una sequía, en 1869, agravó más la situación. Sin
embargo, gracias al nuevo sentido de nacionalidad que las desgracias de los
últimos años habían dado a México, a la energía del discutible general Sóstenes
Rocha, y a figuras como Matías Romero, los próximos años no constituyeron un
fracaso total.
En cuanto a la legislación durante los últimos años de Juárez: en 1867, Sebastián
Lerdo de Tejada propuso en balde aquellas reformas que hubieran podido hacer
funcionar la Constitución de 1857, tratando de devolver cierta independencia al
ejecutivo frente al congreso, pero no tuvo éxito (sólo el 13 de Noviembre de 1874,
cuando era presidente, logró algunas de sus propuestas: el retorno al bicamerismo
y la reintroducción del veto presidencial).
México había sufrido una total desorganización en materia militar, cosa natural en
un ambiente de guerra civil, mezclado con intervención extranjera. Habían surgido
múltiples fuerzas irregulares, improvisadas a menudo dedicadas al saqueo. Así se
impuso la gran reforma del ejército mexicano, de septiembre de 1867.
Desde 1867 observamos también un serio esfuerzo para mejorar la educación
pública. A este tema se refiere la Ley orgánica de la Instrucción Pública en el
Distrito Federal, del 2 de Diciembre de 1867, que da una nueva base a la
educación pública distrital, colocándola bajo la égida del positivismo (A, Comte),
corriente antimetafísica, pragmática. De esta organización nació la Escuela
Nacional Preparatoria, como base a las diversas carreras profesionales, con un
bachillerato variable según las necesidades de éstas.
Un importante propulsor de estas medidas fue Gabino Barreda, el cual por ser
convencido positivista, introdujo un tono pragmático, antimetafísico en la
educación. La enseñanza pública era gratuita desde 1867 y, además, desde 1869,
es laica. Desde entonces, México ha insistido en estos rasgos de la enseñanza
(en la actualidad, la educación impartida por la federación, los estados y los
municipios es gratuita y a toda educación, impartida por el estado o por
particulares, tratándose de la primaria, secundaria, normal, obrera o campesina,
debe ser ajena a cualquier doctrina religiosa; a demás, la educación primaria es
obligatoria, aunque, por otra parte, nos falta todavía escuelas para toda la juventud
escolarizable).
También merece mención la ley del 30 de Mayo de 1868, en la que se trata de
esbozar cierta “clasificación de rentas”, o sea, distribución entre los estados y la
Federación de categorías de impuestos. Como en los intentos anteriores (4 de
agosto de 1824, 17 de septiembre de 1846, 27 de abril de 1847, 29 de mayo de
1853 y 12 de Septiembre de 1857) esta ley tampoco llevó hacía una delimitación
exhaustiva en esta importante materia.
De igual forma es importante mencionar, La ley de Orgánica del Amparo, del 20 de
Enero de 1869, además, varias normas jurídicas, sin fondo ideológico especial
(por ejemplo, el establecimiento de la obligatoriedad de las leyes por el hecho de
publicarse en el diario oficial, 16 de Agosto de 1867; la reforma de la moneda del
28 de Noviembre de 1867; la importante Ley Orgánica de Notarios y actuarios del
Distrito Federal, 29 de Noviembre de 1867; una ley sobre la protección de
antigüedades nacionales, 28 de Agosto 1868 y el establecimiento del semanario
judicial de la federación, 8 de Diciembre de 1870).
El 15 de junio de 1869 se introdujo en el procedimiento penal del Distrito federal el
jurado popular, sistema que no dio buen resultado y que en la actualidad es
reducido al nivel mínimo por la constitución; y el 4 de Diciembre de 1869 se
introdujo la libertad bajo fianza.
Más importante aún seria el movimiento codificador mexicano, en los próximos
años. En primer lugar debe mencionarse, al respecto, el Código civil para el distrito
federal y el Territorio de la Baja california, del 13 de diciembre de 1870.
Ya la Constitución de Cádiz, en su artículo 159, había previsto la elaboración de
un código civil, pero, a pesar de esto y de la moda codificadora desencadenada
por el ejemplo de napoleón, México tardó mucho en sustituir el confuso derecho
civil, heredado de la fase colonial, por un propio derecho, sistematizado
concisamente en un código moderno. Un intento privado de Vicente González
Castro, no llamó la atención, y la historia del código comienza cuando Juárez
encargó a Justo Sierra (padre) hacer un proyecto. Éste fue publicado en 1861
(póstumamente) y sometido a una Comisión Revisora, que después de una
interrupción, continuó funcionando bajo el imperio para producir en 1866, los
primeros libros del código, antes mencionados. Después de la caída el Imperio,
una nueva comisión, con Yánez, Lafragua, Montiel, Dondé y Eguía Lis hizo
todavía algunas modificaciones, y finalmente el 13 de Diciembre de 1870, fue
promulgado el Código civil para el Distrito Federal y la Baja California, que sirvió
como modelo para las diversas entidades de la República. Este código se inspiro
en la corriente clásica en los códigos civil español que, en 1852, había publicado
García Goyena (sus famosas concordancias, obra llena de interesantes datos de
historia del derecho y de derecho comparado), y también al código civil chileno,
obra de Andrés Bello (1855).
Desde 1862, una comisión había estado trabajando para un código penal del D.F.,
que debía sustituir el conjunto heterogéneo de normas, heredadas de la fase
virreynal, modificadas y adicionadas por diversas normas emanadas de las
autoridades del México independiente. Los trabajos fueron interrumpidos de
Maximiliano (durante el cual fue declarado aplicable el código francés), pero una
nueva comisión (Antonio Martínez de Castro, José María Lafragua, Manuel Ortiz
de Montellano y Manuel M. de Zamacona), que pudo aprovechar el proyecto para
el Código Penal Español de 1870, trabajó desde 1868 y produjo el Código penal
para el D.F y B.C. (1871) del 7 de Diciembre de 1871, que comenzó a regir en el
D.F. y el territorio de la Baja California, y, además, en toda la República en materia
federal, desde el 1° de abril de 1872. También este fue limitado por los estados de
la República (con la excepción del Estado de México).
Poco después de una precaria reelección en una lucha electoral en la cual
figuraban Sebastián lerdo de Tejada y Porfirio Díaz como adversarios, Juárez
muere, en 1872. Le sucedió S. Lerdo de Tejada, culto y capaz, caracterizado por
su desconfianza en las inversiones norteamericanas, desconfianza que lo llevó al
extremo de combatir el contacto ferrocarrilero con el poderoso vecino: “entre
fuerza y debilidad conviene mantener un desierto…”
Bajo su régimen fue promulgado el Código de procedimientos civiles para el
Distrito Federal, y el Territorio de la Baja California (13 de agosto de 1872).
Además, como ya mencionamos, el 13 de Noviembre de 1874 se restableció el
bicamerismo. Importante era, sobre todo, para la incorporación de los principios de
las Leyes de Reforma a la constitución en 1873. También merece atención la Ley
del timbre, del 1° de Diciembre de 1874.
La creciente impopularidad del nuevo presidente preparó el camino para la
revolución de los porfiristas (Plan de Tuxtepec). Poco después, Lerdo salió de la
República y de 1876 a 1910, Porfirio Díaz dirigió los destinos del país. México
hubiera podido encontrar una suerte peor.

EL PORFIRIATO

De 1876 a 1911, México vive de nuevo bajo un despotismo ilustrado, hasta hace
poco bastante desacreditado, pero desde mucho puntos de vista comparables al
régimen de los mejores Barbones. Los principales medios para conservar el poder
era el divide et impera y la censura, sólo como último recurso, Porfirio Díaz
recurrió al crimen político.
En materia jurídica anotamos algunas obras importantes de la época así como
autores importantes tales como:
• JACINTO PALLARES. El Poder Judicial, El Derecho Mercantil Mexicano.
• JOSÉ MARIA LOZANO. Tratado del Derecho del Hombre.
• IGNACIO VALLARTA. El Juicio de Amparo y el Writ of Habeas Corpus;
votos; cuestiones constitucionales.
• EMILIO RABASA. El Juicio Constitucional, La Constitución y la Dictadura,
Organización Política de México.
• J.A. MATEO ALARCÓN. Lecciones del Derecho Civil.
• VERDUGO. Principios del derecho Civil Mexicano.
• MONTIEL Y DUARTE. Derecho Público Mexicano.
• CASTILLO VELASCO. Derecho Administrativo y amparo.

De la abundante legislación de esta época, queremos mencionar los siguientes


derechos;

1.- DERECHO CONSTITUCIONAL.


La prohibición constitucional de la reelección en el constitucionalismo mexicano
desaparición por etapas: el 5 de mayo de 1878 se prohibió al presente y a los
gobernadores la reelección para los cuatro años inmediatamente siguientes a su
régimen; pero el 21 de Octubre de 2887 ya se permitió por una sola vez la
reelección inmediata, y el 20 de diciembre de 1890 desapareció de la constitución
toda alusión a este tema.
Otras importantes modificaciones constitucionales, correspondientes al porfirismo,
han sido la del 2 de junio 1882, que atribuyen al ejecutivo la facultad que antes
tenían el congreso, de conceder protección a inventos y mejoras: la del 15 de
Mayo de 1883, que suprime el jurado en delito de imprenta (muy en perjuicio de la
franqueza de la prensa); la del 14 de Diciembre de 1883 a la que nos referiremos
más adelante; la del 29 de Enero de 1884, que versa sobre la competencia de los
tribunales federales; y del 1° de Mayo de 1896, que suprime las alcaldadas y
prohíbe a los estados la emisión de timbres fiscales.

2.- NORMAS INFERIORES A LA CONSTITUCIÓN.


La corriente de los grandes códigos mexicanos, distritales y federales, ya iniciada
bajo Juárez, se continúa con brillo, y alrededor de ellos hallamos mucha otras
leyes, generalmente de buen nivel técnico.

3.- DERECHO PRIVADO.


Catorce años después del Código Civil de 1870, el Distrito Federal recibió un
nuevo código de esta materia. Las principales diferencias entre el Código Civil de
1884 y el anterior fueron la (no muy acertada) supresión de la Portio legítima
(figura tan recomendable para reducir los efectos dañinos del capricho del testador
en perjuicio de los miembros de familia más cercanos), la supresión de la integrum
restitutio y la interdicción por prodigalidad.
Observemos aquí que los códigos civiles de 1870 y 1884, y los códigos de los
estados, inspirados en ellos, no permitían la disolución del vínculo matrimonial por
divorcio, sino sólo la separación de los cónyuges.

4.- DERECHO MERCANTIL.


Una enmienda constitucional del 14.XII. 1883 otorgó a la Federación en 1883, la
facultad exclusiva de legislar en esta materia, incluyendo las instituciones
bancarias (y en la materia minera), y ya en 1884 México recibió su primer Código
de comercio federal (Código Barranda), inspirado en el código italiano de 1882 (ya
el 11 de diciembre de 1885 el código Barranda sufrió una importante reforma).
También se elaboró poco después una ley especial (10 de Abril de 1888), para
reglamentar la sociedad anónima (al año después, esta materia volvió a entrar en
el segundo Código de comercio (1890), para independizarse, nuevamente, en
1934).
Entre tanto, en 1885, España había promulgado su código de comercio, y ya en
1889 México recibió un nuevo código en esta materia, que tomó en cuenta
algunas soluciones españolas (este código entró en vigor el 1° de Enero de 1890).
Este código todavía es vigente (sin embargo, no queda más que un torso de la
obra original, ya que una tras otra, importantes materias del mismo encontramos
reglamentación en leyes federales especiales, sobre todo a partir de 1932; ya
desde 1929 hubo varios proyectos para un nuevo código de comercio, siendo el
último de 1960, pero ninguno prosperó). Mencionemos aún, en relación con esta
materia, la ley sobre el Extravío y la caducidad de Títulos de Crédito, de 1898.
Además, el 28 de noviembre de 1889, México recibió una ley sobre marcas,
sustituidas después por la del 17 de Diciembre de 1897, y el 7 de Junio de 1890
una ley de Patentes, inspiradas en los derechos belgas y francés. Para hacer el
ambiente más atractivo, se suprimió el 2 de Junio de 1896 el principio de la
explotación forzosa, necesaria para conservar una patente. En 1903, las leyes
anteriores fueron sustituidas por una de Marcas Industriales y de Comercio y otras
de Patentes (en la que aún falta el examen de la novedad de la inversión en
cuestión, o de la existencia de patentes previas). El 7 de Septiembre de 1903,
México se adhirió a la Conversión de París, de 1883, para la protección de la
propiedad industrial.

5.- VIDA BANCARIA.


Ya mencionamos el banco de Avío, que funcionó en México del 16 de Octubre de
1830 al 23 de septiembre de 1842. Más éxito tuvo el Banco de Londres y México y
Sudamérica, originalmente con sede en Londres, que por iniciativa de Guillermo
Nevogold, funcionó en México desde 22 de junio de 1864 (la sucursal mexicana
fue fundada bajo el amparo de las leyes del imperio de Maximiliano, pero la
concesión fue revalidada en virtud de la ley del 20 de agosto de 1867).
El 21 de Agosto de 1889 la razón social fue trasformada en Banco de Londres y
México; S.A. Desde 1872 funcionaba en México también un banco hipotecario, y
en 1881, bajo la presidencia de González, el banco Nacional de México, con
capital francés, vino a enriquecer el panorama bancario de este país. Desde
entonces era frecuente la creación de nuevos bancos, mucho de los cuales
emitían sus propios billetes, de modo que le era imposible al gobierno llevar a
cabo una sensata política monetaria y crediticia central. Sólo en tiempo
posrevolucionarios, México logró centralizar la emisión de papel moneda en
manos del gobierno federal. El 19 de Noviembre de 1897, una ley sobre
instituciones de crédito vino a organizar esta esencial rama de la vida económica.

6.- MINERÍA.
La legislación respectiva fue revisada y moderada en varias ocasiones:
• • Las ordenanzas de 1784 de 1784 ya era démodées. Un cambio
constitucional del 14 de diciembre de 1883 federaliza esta materia (el hombre
detrás de este medida fue Carlos Pacheco)
• • La ley de Delegación de facultades Legislativas, del 15 de diciembre de
1883 prepara luego el camino para el código federal minero del 22 de
Noviembre de 1884
• • Después la Ley Minera (1892) del 4 de julio de 1892.
Esto acerca la propiedad sobre el subsuelo al régimen común de la propiedad y
hacen desaparecer el principio de la explotación para la conservación de los
derechos mineros (1892). Esto, junto con la general mejora del ambiente
económico y político de México, atrajo al país la American smelting and refining
Co., la Cananea Consolídate Copper Co. Y otras grandes empresas mineras.
Desde 1900, también la industria petrolera comenzó a desarrollarse. Importantes,
al respecto (Gran Bretaña, el Águila.) la ley Petrolera del 1° de enero de 1901
sigue la tendencia liberal que desde 1884 se manifiesta en materia minera.
Observamos que la “ley minera de 1909 inicia un modelo y tardío regreso en el
largo camino de las concesiones exageradas al capital extranjero”: el grito de
“México para los mexicanos” (en realidad: “México para los mexicanos con algo de
dinero”, ya comienza a penetrar inclusive en las altas esferas del gobierno.

7.- MATERIA PENAL.


El código del D.F., de 1871, fue modificado varias veces bajo el porfirismo (26 de
Mayo de 1884; 22 de Mayo de 1894; 6 de Junio de 1896; 5 de septiembre de
1896, el 20 de Junio de 1908 se estableció la pena de relegación en el derecho
penal distrital. Una comisión, presidida por miguel S. Macedo, que había
elaborado un amplio proyecto estaba listo, la revolución ya había comenzado. Sin
embargo, el proyecto en el Código penal del D.F. 8al mismo tiempo código penal
federal) de 1931
En materia penitenciaria distrital se refiere la ley del 14 de Septiembre de 1900, y
el reglamento de la Junta de Vigilancia de Cárceles del 20 de septiembre de 1900.
En materia penal federal cabe mencionar los derecho del 30 de Noviembre de
1889 y 11 de febrero de 1890 sobre la libertad provisional y bajo caución, la ley
reglamentaría de los artículos 104 y 106 de la Constitución federal, del 6 de Junio
de 1896, que establece reglas especiales en cuanto a la responsabilidad penal de
altos funcionarios federales, la reglamentación de la extradición, de 1897, y la ley
reglamentaria del artículo 113 de la constitución federal, del 12 de septiembre de
1902, que reglamenta la extradición interestatal, dentro de la República.

8.- MATERIA FORENSE.


En ésta se dio un importante acontecimiento reflejado en el mundo hispánico: la
promulgación de la ley de Enjuiciamiento civil Española, de 1855, a su vez basada
en la tercera Partida. Esta obra en realidad un código influyo en el código de
procedimientos civiles y territorios federales del 9 de Diciembre de 1871,
totalmente reformado el 15 de septiembre de 1880, y también en el interesante
código Béistegui de Puebla, del 10 de septiembre de 1880.
Finalmente surgió de la discusión sobre los defectos de estas obras, y del estudio
de la literatura española respectivamente, el importante código del 15 de Mayo de
1884, que por varias generaciones hasta 1928, dominaría la práctica forense del
distrito federal y serviría de modelo a los códigos procesal-civil de los Estados.
Importante, también, son el código de procedimientos civiles federales, del 6 de
Octubre de 1897, y el Código federal de procedimientos civiles, del 26 de
Diciembre de 1908. Por su común inspiración en la mocionada ley española,
existen un mismo “aire de familia” en estos códigos federales y en los distritales,
ya mencionadas.
En materia procesal-penal el porfiriato produjo los códigos distritales del 15 de
septiembre de 1883 que ya admite amparo contra sentencias civiles. Desde el 6
de Octubre de 1897, esta materia queda absorbida por el Código de
procedimientos civiles federales del 5 de febrero de 1909. Sólo en 1919 el amparo
llegaría de nuevo a ser objeto de una legislación aparte.
En cuanto a la organización judicial, mencionaremos que también la
reglamentación de los juzgados (federales) de Distrito y de los tribunales de
Circuito en 1896.
También a la justicia administrativa le tocó su turno, dentro de este enorme
movimiento de organización y modernización de la vida oficial: en 1898 se publicó
la Ley sobre el contencioso-Administrativo.

9.- MATERIA ADMINISTRATIVA.


En materia fiscal son importantes la lucha del porfirismo contra las alcabalas, la
nueva ley general del timbre de 1887, los diversos aranceles (8 de noviembre de
1880, 30 de Junio de 1885, 1° de Marzo de 1887, 23 de Octubre de 1891) y la
supresión de la zona libre (30 de junio de 1905) que desde 1858 habían existido
en Tamaulipas, considerándose que la extinción de la extensión de la red
ferroviaria ya había acabado con el aislamiento que, en 1858, habían justificado la
creación de dicha zona. Además, muchas nuevas normas se referían a la
organización interna del fisco, a la facultad económico coactiva (8 de Agosto de
1888), y al arreglo de la deuda nacional, interior y exterior.
Entre las medidas para ofrecer al país una base organizada para su ascenso
económico, debemos mencionar también las referentes a pesas y medidas, el
sistema métrico, y el sistema monetario (normas de 1905).
A estas medidas de higiene administrativa general podemos añadir también
múltiples normas sobre la materia de correo, como el primer código postal del 1°
de Octubre de 1883, o el código postal del 13 de Octubre de 1894, la organización
del catastro, en estos años, y la reglamentación de la expropiación, el 31 de Mayo
de 1882, 12 de junio de 1883 y el Art. 8 del decreto del 3 de Junio de 1901.
Se contribuyó a la unificación nacional mediante la ley ferrocarrilera del 16 de
Diciembre de 1881, el reglamento de 1883 para la construcción, conservación y
servicio de ferrocarriles, un decreto (muy centralista) del 5 de Junio de 1888 y la
ley del 29 de abril de 1899. La importancia del obrero ferrocarrilero para la
economía y administración del país hizo de éste un elemento expuesto a agitación
política, y hallamos varias medidas porfiristas dirigidas contra los movimientos
sociales que surgieron en el medio ferrocarrilero.
También la Ley de Extranjera y naturalización de 1886, obra sobre todo, de
Ignacio L. Vallarta (y cuya exposición de motivos es todo un trato de la materia)
merece especial mención. En 1909 se añadió a esta materia una ley sobre la
inmigración.
De, importancia básica era, además, la ley orgánica de secretarías de Estado, del
13 de mayo de 1891. Además, hubo una abundante legislación sobre los deberes
de los funcionarios públicos.
En cuanto al derecho de aguas debe mencionarse la Ley (muy centralista) de Vías
de comunicación y de Aguas, del 5 de Junio de 1888, el decreto del 6 de junio de
1894, que autoriza concesiones para el aprovechamiento de aguas federales para
riegos e industria y otros decreto del 18 de Diciembre de 1896, que prevé un
ratificación federal de las concesiones locales para la utilización de la aguas
federales. La federación de la materia de aguas (y de las vías generales de
comunicación) recibió un fundamento constitucional mediante la reforma del 20 de
junio de 1908, cuyo resultado es la ley del 18 de diciembre de 1908 sobre al
aprovechamiento de aguas de jurisdicción federal (reglamento del 31 de Enero de
1911). Las ideas fundamentales de esta ley pasaron luego al quinto párrafo del
artículo 27 de la Constitución de 1917.

10.- LA SALUBRIDAD PÚBLICA


Progresaba bajo el porfirismo, Inter alia bajo el impulso de los congresos médicos
nacionales, desde 1876, y por las actividades del Congreso Superior de
Salubridad que, desde 1880, pública también su importante boletín. Al doctor
Eduardo Liceaga debe el país el código Sanitario de 1891, poco después
mejorado mediante los códigos sanitarios del 10 de Septiembre de 1894 y de 30
de Diciembre de 1902.
Además de la ya existente ley del 2 de Febrero de 1861 sobre la beneficencia
pública, ya mencionaba, México recibió ahora normas sobre la beneficencia
privada (7 de Septiembre de 1899 y 23 de Agosto de 1904), tema que tienen
zonas de condominio con el de la salubridad.
Al lado de todos estos aciertos figura, empero, un desacierto: en 1900, la apertura
del túnel de tequizquiac condenó a muerte, finalmente, los largos del Valle de
México, lo cual ha provocado problemas más serios de los resueltos, además de
convertir atractivos paisajes en zonas malsanas, áridas, carentes de interés. Al
lado de la sistemática deforestación del país, este ejemplo ilustra cuán frecuente
este bello país ha sufrido en sus aspectos ecológicos y estéticos, por la
indiferencia o mala información de sus gobernantes.

11.- EN MATERIA FORESTAL.


Debemos mencionar la actividad del “apóstol del árbol”, ingeniero Miguel Ángel de
Quevedo, el cual, desde el comienzo del siglo, consiguió que el gobierno
emprendiera tareas de reforestación e iniciara la enseñanza forestal. A pesar de
sus méritos, debe reconocerse que este hombre fue el punto de partida para
aquella actitud “romántica” frente al árbol a la que debemos la equivocada política
de las vedas estériles, que convierte el bosque mexicanos rinden a la economía
nacional sólo un diez por ciento de lo que sería posible. Lo adecuado es proteger
al bosque en su totalidad, pero sacrificar el árbol cuando llega a su madurez.

12.- EN MATERIA DE EDUCACIÓN.


Fue meritoria la labor del porfiariato en beneficio de la educación media y superior
(tratándose de educación primaria, sus resultados han sido modestos).
Interesante, al respecto, fue el experimento de la Escuela Modelo de Orizaba, con
Laubsher y el suizo rébsamen, desde 1883; constituyó un gran estímulo para la
teoría y practica de la pedagogía en México. El veracruzano Carlos A. Carrillo
colaborando con Rébsamen, inicio una reforma de la escuela elemental, y creó la
Sociedad Mexicana de Estudios Pedadagogicos, en aquella misma época.
Es también la época de los congresos pedagógicos de 1889 y 1891 ( de los cuales
el segundo subraya la necesidad de una especial educación rural y de una
información nacional del criterio sobre la educación); desgraciadamente, la
enemistad entre Baranda y José Ives limantour impidió varias de las necesidades
reformas, aunque algunos proyectos importantes llegaron al diario oficial como
obligatoria en el Distrito y los Territorios federales la instrucción elemental, laica y
gratuita, con un sistema de maestros ambulatorio, en caso de necesidad (su
reglamento salió en 1891).
Importante son también el decreto del 19 de Mayo de 1896 que otorga facultades
al ejecutivo federal para reglamentar la instrucción primaria pública en el D.F., la
ley del 19 de Diciembre de 1896 (Ezequiel A. Chávez) sobre la enseñanza
preparatoria en el D.F., y los territorios, la reforma de la enseñanza jurídica del 30
de Diciembre de 1897, y el plan de estudios preparatorios, de 1901, de seis años,
reducido a cinco años en 1907. En 1910, cuando fue restablecida la Universidad
se decretó la incorporación de los estudios preparatorios en la organización de la
universidad. Una gran mejora se presentó el 16 de Mayo de 1905, cuando fue
creada la secretaria de Instrucción pública y Bellas artes.
El brillo que en materia de humanidades y ciencias naturales circundaba a las
sugirió a la intelectualidad mexicana la idea de colocar nuevamente una
universidad en el centro de la cultura nacional. El gran propulsor de esta iniciativa
fue desde luego, Justo Sierra, y el 22 de Septiembre de 1910, la Universidad
constituida por la ley del 26 de Mayo de 1910, fue inaugurada (o, quizás,
reinaugurada: la cuestión de la continuidad entre la Universidad de 1910 y la que
fue clausurada en 1865 es controvertida).
Desde el comienzo del porfiriato también observamos la preocupación del
gobierno por la enseñanza técnica, no universitaria, y por la formación de
maestros para escuelas primarias. En 1979 se público el Reglamento de las
Escuelas regionales de Agricultura. Tampoco fue descuidada la educación de
adultos.

13.- MATERIA MILITAR Y NAVAL.


Las ordenanzas del 24 de Marzo de 1881 sustituyeron en varios puntos la
Ordenanza Naval de 1793. merece especial atención la total refundición del
derecho militar en esta fase (código de justicia militar del 16 de Septiembre de
1892, luego derogado por el 11 de Junio de 1894; Ordenanzas de Ejercito y de la
Armada, 15 de Junio de 1897; ley de Organización y Competencia de los
Tribunales Militares del 1° de Agosto de 1897 Y luego del 13 de Octubre de 1898
reformada el 19 de Febrero de 1909; ley de procedimientos Penales en el Fuero
de Guerra del 15 de Agosto de 1897; ley Penal Militar del 30 de Agosto de 1897 y
luego del 13 de Octubre de 1898; ley Penal para la Armada del 31 de Agosto de
1897). Poco después vino la Ley Orgánica del ejército Nacional (30 de Octubre de
1900)

14.- REPARTICIÓN DE LA TIERRA.


Una grave problema nacional era el de procurar que tantas tierras baldías llegaran
paulatinamente a ser colonizadas por mexicanos o, a falta de mexicanos
interesados, por extranjeros, importantes materias que desde la Constitución de
1857 correspondía claramente a las autoridades federales.
Un intento de repartir los terrenos baldíos entre personas que realmente
establecieran allí sus ranchos, se encuentra en las leyes de colonización del 31 de
mayo de 1875 y del 15 de Diciembre de 1883. Esta última previó que compañías
dislindadoras determinan exactamente en que tierras no habían títulos suficientes,
para declararlas propiedades nacional y fraccionarlas en beneficio de
colonizadores que recibirían un máximo de 2 500 ha. Por persona. Por sus
servicios, tales compañías deslindadotas recibirían una tercera parte de los
terrenos en cuestión. Como resultaba difícil encontrar a colonizadores adecuados,
la ley del 26 de Marzo de 1894, vino a confirmar los derechos adquiridos por las
compañías sobre los terrenos así deslindando, eximiéndoles de sus obligaciones,
y el resultado final de esta política, en vez de un fraccionamiento de la tierra entre
pequeños propietarios, fue un aumento de los latifundios; además, los indios
individuales a núcleos de indios, incapaces de probar debidamente sus derechos,
perdieron los terrenos insuficientes titulados. Todo intento de protesta los abusos
de las compañías deslindadotas y los grandes terratenientes fue suprimido con
ayuda de la temida policía rural, aplicándose en caso serios incluso la “ley fuga”.
Desde 1890 es evidente la intensificación de la política de reducir a propiedad
particular los “ejidos” de los pueblos, y los terrenos “de común repartimiento”. En
relación con esta materia también debemos mencionar la clasificación de los
terrenos baldíos del 9 de Febrero de 1885, reformada el 26 de Marzo de 1894 y el
decreto del 28 de Noviembre de 1896, que autoriza el ejecutivo para que ceda
gratuitamente baldíos a los labradores pobres y a nuevos centros de población y
del decreto del congreso del 30 de Diciembre de 1902, que establece nuevas
bases para la clasificación, el deslinde y la enajenación de los terrenos baldíos.
En 1910, un 80% de los campesinos no tenían tierra propia, mientras que unas
tres mil familias tenían en su poder la casi totalidad de la tierra utilizable del país.
Con este aspecto sobrio del porfirismo se relaciona también la serie de injusticias
cometidas en perjuicio de los yaquis, en el fin de privarlos de sus tierras (por
ejemplo, la ejecución del líder Cajeme, autentico héroe popular, y la venta de miles
de yaquis como esclavos, sobre todo a los terratenientes de Quintana Roo).
También los mayas fueron víctimas de represión, en 1884.
El sistema de las deudas transmisibles de padres a hijos, apuntadas en las tiendas
de raya, habían creado una forma moderna de esclavitud. Sólo si el nuevo amo
estaba dispuesto a liquidar la deuda, un peón podía cambiar de hacendado; si
salía sin dejar la cuenta saldada, la fuerza pública lo devolvería a su original amo
acreedor.

15.- RELACIONES INTERNACIONALES.


En esta materia se observa, por parte del México porfirista gran actividad,
firmándose múltiples tratados (para el arreglo pacífico de los conflictos
internacionales, 1901; para el arbitraje obligatorio; para la protección de la
propiedad industrial, 1903; y otros) y adhiriéndose México a diversas
convenciones multilaterales (de amistad, comercio, navegación, protección de
marcas. De propiedad literaria, industrial, extradición, etc.) A esta fase pertenece
también el arbritaje respecto del Chamizal. Recordamos también que México fue
seleccionado como sede de la Segunda Conferencia de la Unión Panamericana
(actualmente la OEA), en 1901- 1902.

LA REVOLUCIÓN MEXICANA

Tras la reelección de don Porfirio, Francisco I. Madero había huido del país, y
probablemente hubiera abandonado sus ambiciones políticas, si Doroteo Arango
(Francisco Villa) y Pascual Orozco no hubiera iniciado un movimiento armado, que
indujo a Madero a regresar para colocar su Plan de San Luís Potosí (octubre de
1910) entre las manos de estos caudillo.
Así fue desencadenado un movimiento, cuyo alcance Madero nunca hubiera
podido pret, el cual costó cerca de un millón de vidas, y que llevó hacia resultados
políticos que él mismo (y sobre todo sus opulentos familiares) habrían
contemplado con consternación. Este movimiento, la Revolución Mexicana, llegó a
ser una de las auténticas revoluciones latinoamericanas (a lado de la boliviana, la
fracasada revolución guatemalteca, y la cubana); revoluciones que no
sustituyeron una élite por otra, sino que afectaron profundamente la reestructura
social y el modo de pensar. En ella hallamos como motores, por parte de la élite
revolucionaria, idealismo combinado con indignación por la situación existente; y
por parte de varios elementos, arriba y abajo, afán de aventura y sed de botín.
Después de la revolución armada, durante la fase de su “institucionalización” (que
continuó hasta la segunda guerra mundial), la motivación de los líderes fue a
menudo el idealismo (nacionalista o con perfiles ideológicos supranacionales) y a
veces también la simple búsqueda del poder y de ventajas materiales:
• es muy difícil determinar en qué proporción estos diversos ingredientes
psicológicos de la Revolución Mexicana contribuyeron a sus resultados, y
siguen contribuyendo a la revolución ha aumentado la capitalidad social en
México, ha mejorado la distribución de la tierra, y ha aumentado la
sensibilidad política, abriendo al mismo tiempo la opinión pública para ideas
sociales progresista, y moderando la influencia del clero y del capital
extranjero; todo esto sin limitar excesivamente la libertad de expresión.

Como resultado, desde hace varios decenios México se destaca favorablemente


de otros países latinoamericanos, y aunque la critica siempre es útil para que las
autoridades no se duerman, mucha de las explosiones emocionales contra los
herederos oficiales del idealismo de la revolución carecen de la objetividad que
proporcionarían la retrospección histórica y la comparación con otros países que
se encuentran en vía de desarrollo.
Desde la abdicación de Porfirio Díaz, el 7 de Junio de 1911, francisco I. Madero
entró en la capital y un presidente interino comenzó a preparar elecciones
honradas. En esta época también se puso en contacto con Emiliano Zapata, jefe
de una confederación de guerrilleros, hombre de una observancia fidelidad a “su
gente”, no tanto interesado en ideología supranacionales o siquiera en un general
socialismo agrario nacional, sino más bien en el problema concreto de la
distribución de la tierra en Morelos (en aquella época la cuarta región azucarera
del mundo, después de Hawai, Cuba, Puerto Rico, lo cual había estimulado la
acaparamiento ilegal de tierras comunales por parte de los grandes productores).
Zapata ofreció terminar su rebelión en el momento que el nuevo gobierno lograra
imponer una reforma agraria.
En Octubre de 1911, mediante elecciones limpias, Madero salió elegido como
presidente y Pino Suárez como vicepresidente. El nuevo gobierno, empero, no
inspiró mucha confianza en cuanto a su voluntad y capacidad para imponer un
eficaz Reforma Agraria, ya pronto, el 28 de Noviembre de 1911, Zapata y sus
colaboradores presentaron el Plan de Ayala, que previo la entrega de una tercera
parte de los latifundios a los campesinos y la confiscación total de las tierras de los
hacendados que se opusieran el plan.
Como repercusión de este plan, Madero comenzó luego a preparar seriamente
una reforma Agraria, lo cual provocó una rebelión desde la derecha (los terrazas,
de Chihuahua, con pascual Orozco). Victoriano huerta supo derrotar a los
arozquistas, lo cual concedió a este prestigio que pronto sería tan fatal para
Madero como hubiera sido una victoria de Orozco.
Inmediatamente después, Madero tenía que enfrentarse a las compañías
petroleras (Shell, Standard y Águila), inquieta por los proyectos de reforma agraria
y laboral
La antipatía provocada por la actuación interesada de los familiares del presidente
(por ejemplo: su hermano Gustavo, con su “porra”, la desconfianza por parte de
los agraristas, y por otra parte la del capital nacional y extranjero,
sobrecompensaron finalmente la impresión del idealismo y bondad que produjo
Madero.
A pesar de la peligrosa victoria de Madero sobre Orozco, para cualquier
observador objetivo era evidente que no duraría mucho tiempo más un régimen
que, a pesar de haber comenzado en un ambiente de entusiasmo general, ya era
criticado desde los ángulos tanto socialistas como conservador.
La política, en gran parte privada, del embajador norteamericano Henry Lane
Wilson, provocó, en 1913, la “decena trágica”, del 9 al 18 de febrero; ésta terminó
con el plan de la Ciudadela (¡firmando en la embajada norteamericana!), que
previó la sustitución de Madero, fueron muertos “accidentalmente”; Huerta, como
presidente, provocó mucha oposición, que pronto cristalizó en el Plan de
Guadalupe, de Venusiano Carranza, Gobernador de Coagula, éste se unió
precariamente con Pancho Villa, y más firmemente con Ávila Obregón, Henry L.
Wilson, entre tanto, habían sido destituido, y reemplazado por John Lihn, el cual
mandó a Washington favorables informes sobre Venustiano Carranza.
Estaba claro que la alianza entre zapatistas, villistas y carransistas no era
duradera. Los zapatistas y del villismo, Venustiano Carranza prometió cada vez
claramente que su atención no se limitaría del campesino y del obrero; así, el
movimiento constitucionalista cambió, del respecto de la constitución, a la idea de
la modificación de la misma.
Un trágico incidente en esta época fue la ocupación norteamericana de Veracruz,
que dio lugar a un juicio arbitral internacional (1914), en realidad, fue
consecuencia de la política de Washington, dirigida contra Huerta: Estados
Unidos, había decretado un “embargo” sobre armas destinadas a las tropas de
Huerta, y esta medida fue amenazada por un cargamento de armas, procedentes
de Alemania, que llegaba a la costa veracruzana, de modo que Washington
decidió ocupar Veracruz con el fin de dar eficancia a dicho bloqueo.
Desgraciamente, esta medida fue aprovechada por Huerta, y disminuyó
ligeramente el desprestigio de este impopular gobernante, sin poder salvarlo.
Cuando Huerta fue derrotado en 1914, y abandonó el país (llevándose parte del
erario), se puso de manifiesto la controversia latente entre villa y Carranza, que la
Convención de Aguascalientes no pudo suavizar, y el resultado fue que Carranza
y obregón, desde Veracruz, organizaron la guerra civil contra Villa y Felipe
Ángeles, ligados con Zapata (entre tanto, Eulalio Gutiérrez fue nombrado como
presidente interino). La tensión entre las dos grandes fracciones encontró su cargo
en Celaya, donde Obregón perdió su brazo, ¡pero Villa mucho más! Desde
entonces, éste se contentó con ataques locales fronterizos contra los americanos,
que provocaron la expedición punitiva por parte de Pershing. Esta actitud de Villa
obedeció al deseo de provocar dificultades internacionales para los triunfadores:
Carranza y Obregón, pero no tuvo mayores consecuencias.

LEGISLACIÓN EXPEDIDA DURANTE LA REVOLUCIÓN MEXICANA


Durante la revolución observamos una interesante legislación progresista, a
menudo de carácter local (había fracasado un intento del 17 de Septiembre de
1913 de ampliar el concepto de “comerciantes”, incorporados en él a todos los
agricultores, con el fin de hacer una ley federal para el trabajo agrícola).
A partir de 1914, varias leyes locales impusieron nuevas normas laborales
estipulando salarios mínimos, cancelando deudas de obreros (como en Tabasco),
y fijando jornadas máximas. Son de especial interés las leyes respectivas de
Jalisco (Aguirre Berlanga); de Veracruz (Cándido Aguilar, 4 de Octubre de 1914 y
9 de Octubre de 1914), y de Yucatán, donde Salvador Alvarado, promulgó un
grupo de leyes sociales “las cinco hermanas”: una ley agraria, una fiscal, una
catastral, una que organiza el municipio libre, y una de trabajo, creando esta última
las Juntas de Conciliación y un Tribunal de Arbitraje para conflictos laborales,
individuales y colectivos.
Trascendente, desde luego, fue la ley del 6 de Enero de 1915, obra de Luís
Cabrera, que prevé restituciones de tierras ilegalmente quitadas a comunidades
de campesinos (sin que procediera el argumento de la prescripción) y también
dotaciones mediante la expropiación de haciendas colindantes con grupos de
campesinos, que no tuviesen tierras suficientes. Esta ley fue el punto de partida
para gran parte del artículo 27 de la Constitución de 1917.
Sin embargo, las reformas durante la revolución no se limitaban a las materias
agrarias y laborales; para dar una presión de la actividad legislativa durante estos
turbulentos años, concretándonos a las normas expedidas por la fracción que
finalmente triunfaría (salvo cuando señalamos expresamente lo contrario), y sin
ambiciones de presentar un panorama completo, mencionaremos los siguientes
decretos y leyes.
En cuanto al derecho de familia encontramos importante modernizaciones, como
la introducción del divorcio (29 de Diciembre de 1914), la ley del 29 de enero del
1915 que reforma varios artículos del código civil distrital en materia de familia, del
9 de Abril de 1917, luego absorbida por el código civil distrital, de 1928. Uno de los
resultados de esta reformas es la igualdad entre marido y esposa en cuanto a la
autoridades dentro del hogar (una innovación a la que la familia mexicana sólo
lentamente pudo ajustarse y que todavía en muchos hogares no corresponde a la
realidad; sin embargo, el derecho legislativo puede ser buen educador, aunque
requiera a menudo algunas generaciones para su labor).
Otras innovaciones en materia civil son la prohibición del pacto de retroventa
(decreto del 2 de Abril de 1917) y la nueva reglamentación de los créditos
hipotecarios que hallamos en el decreto del 3 de Abril de 1917. Varias normas se
refieren también al intento de formar el castro de la República.
En materia monetaria y financiera hubo muchas nuevas normas, en tiempo de la
revolución, reglamentada la emisión del papel moneda, el tratado que recibiría la
moneda expedida por las autoridades, distintas de las constitucionalistas, medidas
contra falsificación de billetes, etc.
El rápido descanso del valor adquisitivo del papel moneda hizo necesaria la
interesante Ley de Pagos del 15 de Septiembre de 1916, suspendida pocos
meses después, el 14 de Diciembre de 1916, desde cuya fecha el régimen
constitucionalistas decretó una moratoria general; de ésta quedaba exceptuadas
las rentas ( que fueron drásticamente reducidas por el decreto en cuestión).
Numerosas medidas se refieren al aumento de la deuda pública. Al final de la
revolución también se expidieron normas sobre el funcionamiento de una comisión
dependiente de la Secretaria de hacienda, que debían conocer de las
reclamaciones por daños, sufridos como consecuencias de la revolución, hallamos
en esta fase también múltiples normas fiscales (modificaciones de derechos
aduanales, de impuestos a al minería, de contribuciones directa dispuestas por la
ley de 1896, etc.). Loable fue también, bajo Carranza, la modernización de la
Dirección de contabilidad y Glosa (organismo creado en la fase porfirista),
mediante la ley orgánica del departamento de Contraloría, de 1918.
Otra rama del derecho revolucionario se refiere a la validez que debía concederse
a los actos, celebrados con intervención de autoridades distintas de las
constitucionales, y a la validez del pago de impuestos, hecho a tales autoridades.
Algunas medidas se refieren al derecho penal, como, el 4 de Diciembre de 1913,
la reintroducción de la ley del 25 de Enero de 1862, que sanciona severamente los
delitos contra la independencia y seguridad de la Nación. En 1916, estalló una
importante huelga contra el gobierno de Carranza, para protestar contra el pago
de los salarios en los devaluados billetes constitucionalistas, contra la cual
Venustiano Carranza reaccionó mediante el decreto del 1° de Agosto de 1916, que
sancionaba, incluso con pena de muerte la agitación laboral, algo que no sólo creó
aversión contra Carranza en medio laborales, sino que impulso a la consagración
constitucional del derecho de huelga, en el posterior artículo 123 constitucional.
Otras medidas se refieren la organización de los tribunales del Distrito federal (los
Tribunales de Justicia Constitucionalista, del 30 de Septiembre de 1914), o los de
la Federación (ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, 2 de Noviembre
de 1917), y el fuero militar.
Curiosa es la prohibición de las corridas de toros (11 de Octubre de 1916), por
poner en peligro, sin la menor necesidad, la vida de un hombre, y constituir un
“placer malsano”. Mencionemos ahora los principales datos de este periodo,
relevante para la historia de la educación.
En Diciembre de 1913, bajo el gobierno de Victoriano Huerta, se había
promulgado una nueva ley sobre la segunda enseñanza, que se aparta del
principio positivista de ir de las materias abstractas y general hacia la más
concretas y complejas, y que separa nuevamente la segunda enseñanza de la
Universidad. Esta ley no tuvo mucho tempo en vigor: en Septiembre de 1021 el
estudio preparatorio se ajustó de nuevo a la Universidad. Desde el 7 de Enero de
1916, la enseñanza estatal, universitaria y preparatoria, dejó de ser gratuita. El 15
de Enero de 1916, la segunda enseñanza sufrió otra vez una amputación: en 1901
había comprendido seis años; desde 1907, cinco y ahora se redujo cuatro. Como
medida temporal, justificada por el descenso de la economía mexicana y por la
necesidad de que la juventud saliera lo más pronto posible de las escuelas para
ayudar a la reconstrucción del país, esta reducción del programa podía justificarse.
Más criticable, empero, fue la supresión de la Secretaria de Instrucción y Bellas
Artes, y la descentralización total de la enseñanza, en cuyo esencial campo
dominada, hasta el régimen de Obregón, la iniciativa municipal.
Importante es también la reforma que se hizo el 25 de diciembre de 1914 al
artículo 109 de la constitución en un intento de fomentar a la democracia
municipal, y la supresión de la vicepresidencia (decreto del 29 de Septiembre de
1916). Al derecho marítimo se refiere la Ley Orgánica del Cuerpo de Prácticos de
los Estados Unidos Mexicanos, del 10 de Junio de 1916. Mencionemos finalmente
la Ley electoral del 19 de Septiembre de 1916, y la ley nueva Ley de Secretaria de
Estado, del 25 de Diciembre de 1917.

LA CONSTITUCIÓN DE 1917.

La situación social, económica y política de fines del siglo XIX y la primera mitad
del XX originó la REVOLUCIÓN MEXICANA. Los campesinos no eran dueños de
las tierras que trabajaban y sufrían una vida llena de injusticias, pues los
propietarios, en lugar de explotar la tierra, explotaban a los hombres. Los obreros
carecían de derechos e intolerables condiciones de trabajo pesaban sobre ellos.
Las desigualdades entre las clases sociales eran cada vez más profundas. La
Constitución de 1857 había cedido su vigencia a la dictadura de un hombre, y el
pueblo de México, por alcanzar la democracia y la justicia, empuño las armas en lo
que puede llamarse la primera revolución social del siglo XX.
Después del triunfo de Carranza- Obregón, el camino estaba libre para la
elaboración de una nueva constitución cuya cuna era la ciudad de Querétaro, y
cuyo biógrafo es Félix F. Palavicini.
A la creación y al funcionamiento del Congreso Constituyente respectivo se refiere
las leyes del 15 y 19 de Septiembre 1916.
La influencia personal de Venustiano Carranza en esta obra fue mínima; los
artículos más importante (27 y 123) están más bien ligados a nombres
revolucionario como Andrés Molina Enríquez, Luís cabrera y Múgica. Para la
elaboración del artículo 123 fue importante el discurso de un diputado de Yucatán
(región que ya había producido un nuevo derecho laboral, como hemos visto), el
obrero Héctor Victoria. También Heriberto Jara jugó un papel loble, y a Froylán
Manjares se debe la colocación de las bases del derecho obrero en un artículo
aparte, 123 (y en un título aparte, el sexto), en vez de añadirse estos principios al
artículo 5, referente a la libertad económica. En materia educativa, es esencial el
artículo 3° de la Constitución de 1917, en cuyo proyecto el término de “laica” como
alternativa se propuso “racional” dio lugar a series discusiones.
Para la relación entre Estado e iglesia son importantes el artículo5, que prohíbe
los votos religiosos, el artículo 24, que establece la libertad religiosa y prohíbe
actos de culto fuera de los templos o casa particulares, y el artículo 130, que
establece la base a la que debe sujetarse el culto religioso y la disciplina religiosa
externa.
Varias actos anticlericales, durante la revolución, había anunciado ya este tono de
la nueva constitución. La verdadera o supuesta ayuda del clero al “usurpador”
Victoriano huerta (las conferencias de torreón) ofrecía una justificada o cuasi
justificación para medidas anticlesiales; durante la revolución hubo detenciones y
fisulamiento de sacerdotes; muchas monjas abandonaron sus conventos; altos
clérigos salieron al destierro; en San Luís Potosí la confesión sólo fue permitida en
artículo de muerte y en presencia de un funcionario público, etc.
Otro artículo importante es el 115, con las bases para la organización del
Municipio libre.
Esta constitución de 1917 fue una declaración de guerra multilateral, dirigida a los
hacendados, los patrones, el clero y las compañías mineras (que perdieron sus
derechos al subsuelo). El efecto potencialmente peligroso de la constitución,
empero, fue suavizado por el hecho de que Venustiano Carranza logró tranquilizar
a la iglesia y a las compañías petroleras, mediante promesas de que, abajo su
régimen, la constitución no tendrían una eficacia total.
Después de tantos procesos y problemas el proyecto de Carranza sufrió
importantísimas modificaciones, de tal modo que la Constitución que promulgó el 5
de febrero de 1917, es, no una reforma a la de 1857, aunque de ella hereda
principios básicos, como son: formas de gobierno, soberanía popular, división de
poderes y derechos individuales, sino una nueva ley, que olvidando los límites del
derecho constitucional clásico y vigentes entonces en el mundo. Recogió en sus
preceptos los ideales revolucionarios del pueblo mexicano. Les dio forma y creó
instituciones que los realizaran en la vida futura del país.
Los diputados constituyentes fueron hombres que sentían como propia la angustia
de un pueblo que habían luchado por alcanzar un existir más digno y más justo
para todos. En general. Los constituyentes eran jóvenes, algunos sin gran
experiencia política, pero todas sus limitaciones las suplieron con una profunda
visión de la realidad mexicana. Conocían, por haberlo viviendo, los enormes
problemas nacionales; contemplan cómo el pueblo habían generosamente
sacrificado la paz con la ilusión de crear un México mejor, y con honradez la Ley
Suprema que establecía, al margen de la doctrina constitucional clásica, los
derechos del trabajador y las bases de la reforma agraria.
La CROM se juntó a Obregón, en 1920, y aquel mismo año Venustiano Carranza,
ya en camino para el exilio, fue asesinado. Con el próximo régimen, de Álvaro
Obregón, comienza la fase del México moderno, producto de su revolución, pero
también una fase característica por las tentativas de suavizar ciertas esperanzas
radicales que esta revolución había transmitido a la Constitución de 1917: en
sinergia, el idealismo revolucionario, el aburguesamiento de los líderes y el
impacto de la economía y tecnogía moderna, han estado creando el multifacético
México que hoy conocemos, criticamos y gozamos.
La Constitución Mexicana de 1917 es la primera en el mundo en declarar y
proteger lo que después se han llamado garantían sociales, ósea, el derecho que
tiene todos los hombres para llevar una existencia digna y el deber del Estado de
asegurar que así sea. Mientras las garantías individuales exigen al Estado una
actitud de respeto para las libertades humanas, pues estas forman un campo
donde el poder estatal no debe penetrar, las garantías sociales, por el contrario,
imponen a los gobernantes la obligación de asegurar el bienestar de todas las
clases integrantes de la comunidad.

DESARROLLO JURÍDICO POSREVOLUCIONARIO A LA CRISIS DE 1982

Las consecuencias inmediatas de la revolución fueron, en parte, transitorias: el


relajamiento de la moral pública, el hambre, el vandalismo, etc. Sin embargo, la
herencia más importante que nos dejo la lucha de 1910 a 1920 ha sido de índole
ideológica, en forma de un mayor permeabilidad a las ideas progresistas y de
índole sociológicas, en forma de una mayor capitalización social. Pero después del
asesinato de Venustiano Carranza se inició la fase, de 1920 a 1982, en la que se
institucionalizaron muchos logros de la Revolución. Luego, en el otoño de 1982, se
manifestó la profunda y larga “crisis mexicana”, con lo cual comenzó un nuevo
capitulo en la historia de nuestro país. Pasaremos, rama por rama, por el derecho
mexicano de los últimos sesenta y cinco años, señalando las principales
innovaciones en cada una de ellas.

11. DERECHO CONSTITUCIONAL


La base del derecho constitucional sigue siendo hasta la fecha la Constitución de
1917, las principales modificaciones en 1917 han sido: la añadidura de “garantías
sociales” a las individuales en primer lugar, dentro del artículo 27; originalmente
dedicado al derecho en beneficio de la comunidad. Allí se incorporó ahora la base
de la reforma agraria. En segundo lugar, fuera del capitulo de las “garantías
individuales”, se introdujeron otras garantías sociales mediante la añadidura del
artículo 123, con las bases del nuevo derecho laboral. Es sobre todo en estos
artículos 27 y 123 que uno pudo ver cómo el antiguo liberalismo individual estuvo
cediendo su lugar a un nuevo ambiente de intervencionismo estatal, por que la
garantías, además, ya no figura como derechos preestatales y superestatales sino
que quedan sujetas a la soberanía estatal.
Las garantías individuales fueron suspendidas provisionalmente, a causa de la
guerra, en 1942, pero reestablecidas el 28 de Septiembre de 1945.
Durante la vigencia de esta constitución ha sido notable de la facultad legislativa
desde el paralemento hacia el poder ejecutivo (mediante formal delegación o sin
ella), y el incremento del poder de la Unión frente a las facultades de los estados.
Esta centralización antifederal encuentra un puntó de partida en la Constitución,
que concede el senado la facultad, reglamentada por la Ley publicada el 29 de
Diciembre de 1978, de declarar que en algún estado ha desaparecido el orden,
sustituyeron luego al gobernador por otros interino. También el juicio de amparo,
concediendo al poder judicial federal la potencial última palabra en toda clase de
asuntos administrativos, judiciales y legislativos de índole local, tiene efectos
centralizadores; pero además existe la dependencia financiera de los estados
respecto a la federación, y la práctica del PRI de decir desde el D.F. quiénes serán
candidatos a puestos locales, incluso municipales.
La constitución sufrió desde la Revolución gran número de modificaciones (más de
trescientas), sobre todo en sus artículos 3, 18, 27, 30, 34, 43, 49,51, 54, 59, 73,
79, 82, 83, 88, 89, 115, 123, 135, dentro de estos artículos se modifico algunos
aspectos importantes tales como;
A. La ampliación del periodo presidencial de cuatro a seis años
B. La introducción de diputados de Partido
C. La concesión del derecho de voto a las mujeres
D. Ejercicio de los derechos inherentes a la ciudadanía a 18 años
E. La ampliación de la facultad de las cámaras de citar a ciertos altos
funcionarios con el fin de obtener informes
F. La equiparación jurídica de los sexos
G. Representación proporcional en el nivel municipal
H. Facultades para los estados y municipios de contraer créditos
económicamente justificados
I. Derecho al trabajo digno
J. El deber de los padres de preservar el derecho de menores a la satisfacción
de sus necesidades.

Es importante señalar que debe existir una enmienda a la tarea de poner orden
sistemático en los Art. 27, 123 y 73, ya desfigurados por tantos parches, o al
traslado del tema del Ministerio Público desde el Capitulo del Poder judicial (al que
dicho ministerio no pertenece) al capitulo del Poder ejecutivo (donde sí tendría su
lugar debido)

12. EL DERECHO ADMINISTRATIVO


Muy importante para la modernización del marco administrativo que don Porfirio
había dado al país fue el gobierno de Plutarco Elías calles, y la respectiva aleada
de innovaciones continuó aún bajo la “diarquía”, hasta 1930.
Otras avalanchas de reformas y ampliaciones del derecho administrativo
sobrevinieron durante la segunda posguerra, fenómeno general en el mundo
occidental. Además del crecimiento del derecho administrativo, llamada la
atención su penetración en campo de derecho privado (mercantil, civil), como en
los demás países modernos de las familias en sentido neoliberal. Desde fines del
porfiriato, una actitud más científica frente al derecho administrativo se habían
dejado sentir en México, a través de autores como Berthélemy, para luego florecer
en la fase posrevolucionaria en obre como las de Gabino Fraga, Gustavo R.
Velasco, Antonio Carrillo Flores y otros. Un grave problema relativo el derecho
administrativo es siempre, además de la rapidez con la que suele modificarse su
contenido, el hecho de que el jurista, para poder ser un buen especialista en esta
rama del derecho, debe cambiar su conocimiento jurídico con cierto dominio de
varios temas económicos y técnicos (por ejemplo nadie puede ser especialista en
materia del derecho de vías de comunicación, sin comprender las grandes líneas
de la técnicas de radiocomunicaciones, etc.). En la búsqueda de un esquema
satisfactoria para esta materia inmensa, en la que todo se relaciona con todo, es
buscar la cuadratura del círculo. Sin embargo, debemos explicar el derecho
administrativo de acuerdo con el presente esquema.

A. A. ESTRUCTURA ADMINISTRATIVA DEL ESTADO.


• Poder ejecutivo
• Estructura del Poder Ejecutivo
• Patrimonio el Estado (inmuebles nacionales, recursos minerales, sector
paraestatal, deuda pública
• Ingresos del Estado
• Población
• Territorio nacional (delimitación del territorio, comunicaciones,
asentamientos, derecho municipal
• Distrito Federal

B. B. INJERENCIA EN LA ECONOMÍA PRIVA


• Rectoría estatal de la economía
• Inversión extranjeras

C. C. BIENESTAR POPULAR
• Salud y ecología
• Cultura (educación, conservación del patrimonio cultural, libertad de prensa

D. D. PRESERVACIÓN DE LA INDEPENDENCIA NACIONAL


• Relaciones entre estado e iglesia
• Defensa nacional

E. E. JUSTICIA ADMINISTRATIVA
Lo cual veremos el derecho que se encuentran dentro de este punto ya que para
este trabajo es de gran importancia señalar los acontecimientos del derecho en
esta fase de la historia:

1. 1. JUSTICIA ADMINISTRATIVA, 1920-1982


Junto con el crecimiento absoluto y proporcional de la administración pública, y el
crecimiento de la legislación administrativa, también era necesaria ofrecer al
público un sistema de recursos contra decisiones administrativas ilegales o
inconvenientes. A este respecto encontramos en las diversas ramas de la
administración soluciones propias, de reconsideración, revisión jerárquica, y
tribunales administrativos especiales.
Un primer ejemplo de estos últimos es el Tribunal fiscal de la Federación, creando
por la ley de justicia fiscal (30 de Agosto de 1936) redactada por A. Cortina, M.
Sánchez Cuén y A. Carrillo. Este tribunal forma parte del Poder Ejecutivo, pero
dentro de él goza de un alto grado de independencia. En 1946, una reforma al
artículo 104-1 constitucional autorizó al Congreso a crear recursos ante la
Suprema Corte respecto de las sentencias de este Tribunal y de otros Tribunales
administrativos. Luego (1971) se creó un Tribunal especial, también fuera del
Poder Judicial, para lo administrativo-contencioso distrital.
Agotado los recursos administrativos, generalmente queda a la disposición del
público, el amparo (incluso, si el derecho administrativo requiere mayores
requisitos que la ley de amparo para obtener la suspensión del acto reclamado,
desde 1950 ya no es necesario agotar los recursos administrativos).
Junto con el crecimiento de la actividad estatal, gana terreno la idea de la
responsabilidad patrimonial del Estado por los actos antijurídicos realizados por
sus funcionarios y empleados en el ejercicio de sus funciones. La ley de
Depuración de Créditos a cargo del Gobierno Federal, del 31 de Diciembre de
1941, la ley de Responsabilidades de los Funcionarios, y los Códigos civil y penal
del D.F., ya ofrecen puntos de partida para tal responsabilidades, sin presentar
aún un sistema claro y eficaz.

2. 2. DERECHO PENAL ENTRE 1920 Y 1982


En esta fase también fue promulgado, bajo Portes Gil, el nuevo Código Penal
(D.F) de 1929 (de 1228 artículos, que es mucho), cuyo padre fue José Almaraz
Harris, una obra inspirada en la escuela Positiva, con, entre muchos rasgos, un
largo catálogo de atenuantes y agravantes, y muchas innovaciones, en teorías
recomendables, pero irrealizables dentro del marco de la economía del México de
entonces.
En 1931 este código fue sustituido por el código actual (de unos 400 artículos),
más eclécticos y pragmáticos (Alfonso Zabre, Luís Garrido, Ernesto G. Garza,
José Ángel Cenicero, José López Lira y Carlos Ángeles).
Este código ha sido modificado varias veces, a cuyo respecto merece mención
especial (a causa de la confusión que ha creado en la mente de muchos) la
reforma del 30 de Octubre de 1941, que creó los delitos de disolución social.
Mencionaremos. Además, la labor de la Comisión de Reforma, de 1942.
Durante los últimos regímenes hubo cambios importantes en el panorama de la
delincuencia. El fenómeno de los estupefacientes comenzó a mostrar aspectos
altamente inquietantes en el mundo de la juventud y provocó reacciones
legislativas (como la de 1968 o de 1970). Desde luego, la reforma respectiva no
puedo limitarse al Código penal; también el Código federal de procedimientos
penales y el código sanitario tuvieron que ser reformados.
Otra rama de los delitos que de pronto tuvo gran auge fue la aeropiratería, y
México se adhirió, a varias convenciones internacionales como la de Tokio (1968 y
1969), la de la Haya (1970 y 1972) y la de Montreal (1974). Con Cuba se aprobó
un convenio especial en 1973.
La situación política interna, a menudo crítica (sobre todo, desde los desórdenes
de 1963), motivó la aprobación por parte de México, del convenio del 2 de Febrero
de 1971 (OEA) sobre el terrorismo (1974), y una revisión de nuestro sistema penal
ditrital-federal en cuento a los delitos cometidos por pandillas (1968) y a los delitos
contra la seguridad de la Nación (1970). Además hubo varias reformas al Código
penal distrital.
El proyecto oficial de un código penal tipo, que debe contribuir a la información de
la legislación penal mexicana (porte Petit), de 1963. Por lo pronto seguimos
teniendo en la actualidad gran diversidad de códigos penales (32) y procesal-penal
(32 de los estados y uno de la Federación).
Una enmienda del 23 de Febrero de 1965 al artículo 18-IV constitucional, prevé
medidas especiales para menores infractores, generalizados obligatoriamente una
idea que el Distrito federal y en varios estados ya estaba poniendo en práctica
desde hace mucho tiempo. El 2 de Septiembre de 1974 se mejoró el sistema
distrital, al respecto, por la introducción de los Consejos tutelares para tales
menores.
La constitución de 1917 había introducido al respecto el requisito de una
autorización especial de la Cámara de diputados, para una acusación penal de
ciertos altos funcionarios, y para todos, alto y bajo, la intervención del jurado
popular. Se tuvo que esperar hasta los últimos años del cardenismo, para ver
publicadas las normas reglamentarias respectivas, completadas al comienzo del
régimen de Ruiz Cortines mediante el principio de la investigación de
enriquecimiento inexplicable. En la segunda mitad del régimen de López Portillo,
se publicó una segunda Ley sobre este tema (1980), pero la gran innovación
sobrevino al comienzo del régimen de Miguel de la Madrid.
La importancia de la nueva Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia
del D.F. (31 de Diciembre de 1971), que, bajo la inspiración del procurador Sergio
García Ramírez, introdujo un ambiente más técnico y moderno en esta rama. El 4
de Enero de 1980, una nueva Ley sobre la Responsabilidad de Funcionarios
federales y Altos Funcionarios de los Estados, vino a introducir más rigor en esta
rama del derecho penal.
Para aquel derecho especial que es el derecho militar penal, recordemos lo dicho
sobre las reformas de 1929 y 1933. Una reforma constitucional del 22 de Octubre
de 1971 abrió la puerta para el control de armas de fuego y explosivos, y dio lugar
a la ley de 1972.
En materia penal también los estados aportaron varios aciertos y experimentos
interesantes, entre los que destaca el código de defensa social, de Veracruz de
1954 (Porte Petit), también tuvo una notable influencia en Códigos penales locales
como el de sonora (1949), Guerrero (1953) y Michoacán (1962), interesante para
esta rama son también el trato con los Estados Unidos, sobre el intercambio de
prisionero (1977) y el tratado de extradición con este país (1980).
Grave problema en relación con esta materia sigue siendo: la falta de una carrera
judicial; la total discrecionalidad del Ministerio Público en cuanto a la decisión de
no consignar y de archivar una denuncia, a cuyo respecto al amparo no procede,
la corrupción, sobre todo a nivel del Ministerio Público, la falta de un casillero
judicial nacional; y en parte resultado de lo anterior un lato grado de impunidad
En esta materia ha sido importante la creación, en 1976, del Instituto NACIONAL
DE Ciencias penales, dedicados a la investigación, pero también a la formación de
agentes del ministerio público y de la Policía Judicial

3. 3. DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO ENTRE 1920 Y 1982


Recordamos primero los puntos esenciales de la política mexicana en relación con
dos grandes organismos internacionales: la ONU y la OEA (antes Unión
Panamericana). Desde el 12 de Septiembre de 1932, México entró en la sociedad
de Naciones, declarando empero, que su entrada no implica un reconocimiento de
la doctrina Monroe, mencionada en el Art. 21 del Pacto respectivo, juzgó luego un
papel loable en relación con el ataque del Japón a China (1933) y de Italia a
Etiopía (1935-1936). También llamo la atención firme de México en relación con el
drama español, Sobre todo, Isidro Fábela hizo, primero en la Sociedad de
Naciones, luego en la corte internacional de justicia, para mejorar la reputación
internacional del país.
Desde el comienzo de esta organización. México ha sido miembro de las Naciones
Unidas, en las que siempre desempeño un papel activo, defendiendo el principio
de la no-intervención, y colaborando en todo lo que podía contribuir a la paz, al
arbitraje internacional, al anticolonialismo, al a condena del racismo y al desarme.
Además abogó por la desnuclearización de nuestra región y por el desarrollo del
tercer Mundo. También colaboró en el marco del tratado de Montevideo (18 de
Febrero de 1960) con el intento de formar una zona de libre comercio
latinoamericano.
Nuestro país se adhirió a las convenciones de Ginebra del 29 de Septiembre de
1958, sobre el mar territorial (1966), la del 27 de Abril de 1956 sobre la plataforma
continental (1966) y la de 29 de Abril de 1958 para la conservación de la fauna
marítima (1966). El 20 de Diciembre de 1968, se publico en el diario oficial nuestra
adhesión a la convención de Brúcelas que, en 1948, había revisado el sistema
internacional para la protección del derecho de autor (sistema iniciado en Berna,
en 1886 y varios veces reformado).
El 3 de Febrero de 1944 se celebró el Tratado de aguas Internacionales entre los
Estado Unidos y México, que posteriormente, por no fijar concretamente la calidad
del agua que los estados Unidos debe entregar a México, dio lugar al conflicto
sobre la salinidad del río Colorado, que causa daño a la agricultura del valle de
Mexicali, este interesante caso de contaminación en un plan internacional recibió
una solución en el “acta 242” del 30 de agosto de 1973 que prevé que Estados
Unidos lleve las aguas contaminadas al Golfo de Cortes.
La creciente desconfianza respecto de las empresas transnacionales, indujo a
México a colaborar con la comisión respectiva de las naciones Unidas,
encargadas de la formulación de un proyecto para el Código de Conducta de estas
empresas.
México nunca ha renunciado a sus derechos históricos sobre Belice, pero el hecho
de que Belice haya comenzado a organizarse automáticamente, ha inducido a
México a no formular reclamaciones en perjuicio de la autónomamente de la
población de Belice. Sin embargo, México no permitirá que Guatemala intente
poner a Belice bajo su influencia.
Orto grave problema internacional ha sido la situación que surgió una América
central, y el abandono de nuestra política de abstencionismo al respecto, de
manera que durante la fase final del periodo contemplado en este capítulo, nuestra
crisis económica-financiera a menudo se vio aplicada por una inconformidad con
la actitud de Washington respecto al problema de Nicaragua y el Salvador. Los
refugiados políticos de Guatemala, radicados temporalmente en México cerca de
la frontera de su país, también han dado lugar a incidentes de cierta importancia,
con acusaciones recíprocas entre México y Guatemala.

4. 4. DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO, 1920-1982


La parte medular de las normas sobre la compleja materia del conflicto espacial de
los sistemas legales, se encontraban desde 1932 en el código civil del Distrito
federal, en los artículos 12 al 15, los cuales, por su tendencia de reducir la
aplicabilidad del derecho extranjero a un nivel mínimo, fueron siempre
considerados como excesivamente nacionalistas e incompatibles con el tono
general de esta materia en el campo comparado. Desde la crisis de 1982 estamos
remediando estos, como veremos.

5. 5. EL DERECHO AGRARIO, 1920-1982


Dentro de la reglamentación del artículo 27 constitucional, se destaca la ley de
Ejidos (1920), la creación de la procuraduría de Pueblos, que debían patrocinar
gratuitamente a los pueblos en relación con sus trámites de restitución (1921); en
1923, esta procuraduría ha sido incorporada al departamento de asuntos
indígenas; l a abrogación de la Ley de Ejidos y la Publicación de nuevas bases
para la subsecuente Legislación Agraria (1921), el Reglamento Agrario (10 de
Abril de 1922), que introduce la pequeña propiedad inafectable; la ley
Reglamentaria sobre la Repetición de Tierras Ejidales y Constitución del
Patrimonio Parcelario Ejidal (1925); la Ley de Dotaciones y Restituciones de
Tierras y Aguas (1927). La Ley del Patricio Ejidal de 1927, que reforma las normas
sobre la repartición de tierras ejidales y la constitución del patrimonio parcelario
ejidal, la nueva Ley Dotaciones y Restituciones de Tierras y Aguas, de 1929, que
intenta reducir el tiempo que pueden dura los tramites agrarios, las reformas el Art.
27 del 9 de Enero de 1934 reforma precursora del código agrario del 22 de Marzo
de 1934, que Inter Alia, introduce el requisito de la pequeña propiedad agrícola (22
de marzo de 1934, 23 de Septiembre de 1940) y el más sistemático, del 31 de
Diciembre de 1942, la importante ley Federal de la Reforma Agraria (16 de abril de
1971), producto del régimen Echeverrista, bajo el cual el respectivo departamento
recibió, además, rango de secretaria.
También se trabajo en reformas para; la lucha contra el latifundio, creación de la
Ley de Tierras Ociosas del 28 de Junio de 1920, además del decreto del 2 de
Junio de 1923 sobre al Ley de Tierras Libres, que prevé que los mexicanos
mayores de 18 años reciban terrenos nacionales bajo la condición de ocuparles o
a su explotación durante dos años consecutivos, este decreto fue sustituido por la
Ley de Terrenos Baldíos y Nacionales, Demasías y excedencias, (1950), la
expedición de la Ley de colonización del 5 de Abril de 1926 y del 9 de Abril de
1968 se publicó el Reglamento de Colonias agrícolas. Desde el 10 de Febrero de
1926 existe el Banco Nacional de Crédito Agrícola, y la Ley del 16 de Marzo de
1926 prevé a la creación de bancos ejidales.

6. 6. EL DERECHO LABORAL ENTRE 1920 Y 1982


Punto de partida para esta rama del derecho posrevolucionario ha sido, desde
luego el Artículo 123 constitucional. Durante los primeros años hubo duda sobre la
competencia de las juntas de Conciliación y Arbitraje, allí previstas, respecto de
conflictos individuales de trabajo (la constitución hablada de “capital” y “trabajo”,
no de patronos y obreros) y sobre todo, dudas sobre el carácter de las juntas. En
1924, la Suprema Corte de Justicia decidió claramente que las juntas eran
tribunales y eliminaba toda duda sobre su constitucionalidad, actitud luego
confirmada por un famoso estudio del Lic. Narciso Bassols.
Mencionaremos algunas reformas y leyes creadas a favor el trabajador tales
como: el 27 de Septiembre de 1927, se dio el decreto de constitucionalidad
debatida, creó la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y las Juntas Federales
de Conciliación, luego en 1929 se reconoció la conveniencia de sustituir el
pluralismo de las leyes locales, reglamentarias del artículo 123 constitucional. El 6
de Septiembre de 1929, se expidió la Ley federal del Trabajo, cuyo autor puede
considerarse a Eduardo Suárez. La tercera reforma de este artículo, relativa al
derecho de huelga (1938), la quinta reforma, que extendió las garantías
constitucionales laborales a los servicios públicos (1960), y la séptima reforma
(1962), que pone las bases concretas para la participación en utilidades, previstas
en forma abstracta desde 1917. Bajo la presidencia de Díaz Ordaz, en 1970 se
expidió la nueva Ley federal de Trabajo, entre cuyas reformas sobresalen la de
1976, centrada alrededor de lo laboral procesal (Jorge Truena Barrera).
Es importante también el Estatus de los Trabajadores al servicio de los Poderes
de la Unión, del 25 de Septiembre de 1938, la ley Federal de los trabajadores al
Servicio del Estado, reglamentaria del Apartado B del artículo 123 constitucional
(1963), y la creación de la Ley de Pensiones Civiles de Retiro, del 12 de Agosto de
1952. También podemos mencionar el Reglamento para el Trabajo bancario con
prohibición de sincalización y huelga, desde el 29 de Noviembre de 1937
reformado algunas veces. En régimen de Ávila Camacho se debe la base para el
sistema del Seguro Social, en México (Ley del 19 de Enero de 1043; varias veces
enmendada y renovada). El 30 de Diciembre de 1959, por la Ley del Instituto de
Seguridad y servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), tanto el
ISSSTE como el IMSS extienden constantemente su benéfica acción a nuevas
capas del mundo proletario. Bajo el régimen de Echeverría, se notó una
preocupación especial por el problema de la vivienda obrera (reforma
constitucional publicada el 14 de Febrero de 1972; y la Ley del INFONAVIT, del
mismo año). Intentos de disminuir el impacto de la inflación en el sector obrero
fueron la creación del fondo nacional de Protección al Consumo de los
Trabajadores (control de calidad y precios de ciertos productos). Las oficinas del
Trabajo, creadas en 1911 como dependencias de la secretaria de Fomento, se
independizó el 30 de Noviembre de 1932, convirtiéndose en secretaria del trabajo
(1940) y en 1946 en Secretaria del Trabajo y Prevención Social, desde el 11 de
Octubre de 1933 funciona, además, en esta materia la Procuraduría de la defensa
del Trabajo.

7. 7. EL DERECHO CIVIL ENTRE 1920 Y 1982


La dogmática, junto con las ideas socialistas y la modernización general del
ambiente mexicano, impulsó hacia un rejuvenecimiento de la legislación civil, y
siendo el código civil del Distrito y territorios federales (1928-1932), el habitual
código modelo para las entidades de al República, el gran acontecimiento
posrevolucionario en este materia ha sido la expedición del Código Civil Distrital
de 1928, elaborado desde fines de 1926. Este código entró en vigor el 1° de
Octubre de 1932.
Otras reformas al Código Civil distrital bajo estos últimos regímenes han sido;
• La introducción del nuevo límite de la mayoría de edad (1970),
repersecución de la reforma constitucional.
• Además quedaron fuera del Código Civil el decreto sobre la congelación de
ciertas rentas del 10 de Agosto de 1942.
• La reforma del artículo 1915 de dicho código, se ajusta el sistema a la
realidad de la inflación, pero deja muchos aspectos del tema en estado
insatisfactorio.
• Las legislaturas de los Estados han impulsado en buscar senderos propios
para su derecho civil que ya no pueden considerarse como simples
variaciones sobre el tema del Código Civil distrital.
• Ligada al derecho civil se encuentra la formación del Notariado, cuya
materia, en el distrito Federal, recibió una nueva reglamentación legal, en
1980.
Durante este periodo, varios problemas se asomaron alrededor del derecho de
familia: La cuestión de si conviene separar esta materia de los códigos civiles, la
multifacético discusión alrededor del aborto, del control de la natalidad en sus
múltiples formas, y de la eutanasia, además de la repersecución de varias
innovaciones en el campo médico, como son la técnica de los trasplantes y, con
ella, la donación o venta de órganos, el análisis de ADN para al determinación de
la paternidad, los cambios de sexo, el arrendamiento o préstamo de la matriz, la
congelación de embriones, la inseminación artificial, etc.

8. 8. EL DERECHO MERCANTIL ENTRE 1920 Y 1082


Las primeras innovaciones importantes fueron, en 1924, una reglamentación
especial de la suspensión de pagos y establecimientos bancarios (14 de Agosto
de 1924), una reglamentación de los bancos refaccionarios (29 de Septiembre de
1924), luego el 24 de Diciembre de 1924, una Ley General de Instituciones de
Crédito y Establecimientos Bancarios, y una ley que crea la Comisión Nacional
Bancaria.
La ley que rige el Banco de México (25 de Agosto de 1025) el cual recibió el
monopolio de la emisión de moneda, incluso papel moneda. La ley de Crédito
Agrícola del 10 de febrero de 1926 y luego la que reglamenta el banco Nacional de
Crédito Agrícola (15 de Marzo de 1926). El 31 de Agosto de 1926, una nueva Ley
General de Instituciones de Crédito y Establecimiento Bancario sustituyó a la de
1924, y absorbió las mencionadas leyes sobre suspensión de pagos
refraccionarios, bancos de fideicomiso, compañías de fianzas y almacenes
generales de depósito (reglamentados por una ley porfiristas del 16 de febrero de
1900). También de 1926 son la Ley General de sociedades de seguros, entre
tanto varías veces reformadas.
De 1931 debe mencionarse la Ley Monetaria y la próxima gran innovación fue la
Ley General de Instituciones de Crédito, del 28 de Junio de 1932, basta ya no en
una distinción entre diversos tipos de bancos, sino en una clasificación de
determinadas operaciones bancarias.
Una gran serie de leyes empezaron a dividirse la cuales originalmente se
encontraban en el Código de Comercio como lo son:
• • Ley de Títulos y Operaciones de Crédito (27 de agosto de 1932),
inspirada en las concesiones de Ginebra sobre las letras de cambio y
pagarés (1930) y los cheques (1931).
• • La Ley general de sociedades Mercantiles (de 1934), inspirada en la
doctrina italiana (DÁmelio, Vivante), y la Ley de Sociedades de
Responsabilidades Limitada de interés Público (de 1934).
• • La Ley de Instituciones de Seguro, inspirada en el derecho de Suiza
y Francia, así como el proyecto Mossa, enriqueció el conjunto de leyes
federales especiales que circundadan al código de comercio.

En 1940 se expidieron varias normas para reglamentar el comercio de valores de


bolsa coma; la Ley que Establece Requisitos para ka Venta al Público e Acciones
de Sociedades Anónimas, en 1941 debe mencionarse la nueva reglamentación de
las Instituciones de Crédito y Organizaciones Auxiliares, la Ley de Cámaras de
comercio y de la Industria, la creación de Banco nacional de Fomento Cooperativo
y, sobre todo, la nueva Ley Orgánica del Banco de México; y de 1942 merece
mención la reforma del derecho relativo a las quiebras y la suspensión de pagos.
La Ley de Inversiones y Marcas de 1976, redujo el plazo para la protección de
inventos de 15 a 10 años, de 1950 debemos mencionar la Ley del Ahorro Nacional
(30 de Diciembre de 1050); y de 1051 la Ley de Sociedades de Inversión. Ley
Federal de protección al Consumidor (5 de Febrero de 1970, 22 de Diciembre de
1975).
Muchas de estas nuevas leyes repiraron un ambiente incompatible con el neo-
liberalismo que desde 1982 se introdujo en México, de manera que tuvieron que
suavizar en los años posteriores a la crisis de 1982.

EVOLUCIÓN DEL DERECHO MEXICANO DESDE EL COMIENZO DE LA


“CRISIS MEXICANA”

La crisis económica mexicana de 1982 había tenido una larga gestación,


caracteriza sobre todo por un endeudamiento irresponsable, hecho bajo la ilusión
de una gran prosperidad futura, basada en nuestras riquezas petroleras. Después
de los triunfos de la OPEP durante los setenta, empero, el mercado petrolero se
desquició gravemente en 1981, y el fundamental desequilibrio financiero de
México surgió a la luz del día en Agosto de 1982.
Veamos las innovaciones jurídicas más destacadas de 1982 hasta nuestros días.
La evolución jurídica debe valorizarse coma parte del conjunto general de los
problemas nacionales, a menudo tendremos que mencionar los factores meta-
jurídicos con que nuestro derecho está conectado.

1.- DERECHO CONSTITUCIONAL


De la Madrid, al comienzo de su régimen. Modifico el Cuarto título de la
Constitucional, en intento de dar más eficacia al sancionamiento de ciertos actos
indebidos de funcionarios públicos, en 1983 vació el contenido de los Artículos 25
y 26 de la Constitución hacia otros lugares dentro de aquel capítulo de las
garantías individuales, y puso en los mencionados artículos los principios de la
“rectoría estatal” en materia económica. Además se introdujo u sistema de dos
sesiones ordinarias de nuestro congreso, cambiando la fecha del informe
Presidencial, y modificando también algunas fechas en cuanto a la transmisión
sexenal del poder.
Entre los demás cambios constitucionales (los cuales son muchos) durante el
periodo de 1982 a 1997, conviene mencionar el cambio del sistema educativo,
necesario por las nuevas relaciones entre la iglesia y el Estado; la formal
obligatoriedad de la educación secundaria (1993); el reconocimiento del
pluriculturalismo de la nación mexicana (1992); la modificación del sistema
Agrario, con una capitis deminutio del ejido y la posibilidad de que sociedades
mercantiles se dediquen a la agricultura (1992); la autonomía del Banco de México
respecto del ejecutivo Federal (1993); la duplicación diputados de Partidos (1986)
y la introducción del principio de proporcionalidad en las Cámaras de Senadores,
junto con el aumento de los senadores de 2 a 4 por entidad, además de la
generalización de la Presidencia federal debe ser de hijo de mexicanos que a su
vez sean mexicanos por nacimiento, la reforma zedillista de la S. Corte (1994); la
separación entre la PGR y la asesorías Jurídicas del gobierno federal (1994); el
fortalecimiento del sistema de defender la Constitución mediante la creación de las
acciones de inconstitucionalidad (reforma al artículo 105, en 1996), y la revisión
total de la relación entre Estados e Iglesia, heredada de la fase juarista y la de
Revolución Mexicana (enmienda del Artículo 130, en 1992).
Se modifico el perfil del Distrito Federal, por la creación de la actual Asamblea de
Representantes, fase intermedia en el camino hacia un congreso local.
La intima relación con la materia constitucional se encuentra el nuevo Código
Electoral, del 12 de Febrero de 1987, bajo cuyas normas se llevaron acabó las
elecciones del verano de 1988. Fue creado un Tribunal de lo Contencioso
Electoral. En 1997, la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en
Materia federal fue otro paso hacia un sistema electoral federal equitativo.

2.- DERECHO ADMINISTRATIVO


A este respecto, una Ley federal del Mar (8 de Enero de 1986) es el logro principal
de este periodo.
Una proposición de Miguel Gonzáles Avelar, de pedir la anulación del arbitraje
acerca de la isla de Clipperton (un asunto que cobró un nuevo interés a la luz de la
posibilidad de minería submarina desde aquel atolón el momento parece no haber
tenido mucha repercusión práctica.
En años recientes se ha creado la Secretaria de Seguridad Pública Federal, con la
nueva policía federal preventiva.

3.- SECTOR PARAESTATAL


La ley de Entidades Paraestatales del 14 de mayo de 1985 vino a dar una
estructura más clara al impuesto económico de la federación, que por otra parte
ha sido menguada gradualmente, en estos años. La liquidación del gran parte del
sector paraestatal (la privatización de importantes inversiones estatales, sobre
todo bajo Salinas) fue aprovechada, no tanto para la liquidación de nuestra
desuda, sino para el programa de solidaridad, que favorece a los marginados.

4.- INJERENCIA EN LA ECONOMIA PRIVADA


Una nueva Ley del 5 de enero de 1983 revisa las directrices para la planeación
apuntando hacia una economía mixta en un ambiente democrático y con respecto
a las garantías individuales. Un papel central, al respecto, correspondía a la
Secretaria de programación y Presupuesto, que actuaba siempre en delicado
balance con la Secretaria de Hacienda y Crédito público, balance no siempre
exento de fricciones y conflictos.
El 13 de Enero de 1986 salió un nuevo Reglamento para detallar la importante
facultad presidencial, otorgada por el artículo 131 de la Constitución, de tomar
medidas en cuanto a importación y exportación. Además, el reglamento contra
prácticas mercantiles indeseables (1986) facilitar la lucha contra prácticas como el
“dumping”. El nuevo Reglamento de la Ley Minera (Ley Reglamentaria del artículo
27 Constitucional, en Materia Minera) de 1990 amplía el acceso del capital
extranjero a esta rama mediante una mayor tolerancia hacia el fideicomiso a favor
de grupos extranjeros para explotación y exploración.
Victima de la tendencia noe-liberal, la Ley Federal de Atribuciones del ejecutivo
Federal en Materia Económica, que desde 1950 había servido para congelar
precios o fijar un México para ellos y otras formas de intervención estatal en la
economía, fue finalmente derogada por la Ley Federal de competencias
Económicas (1992), que también hizo perder la vigencia a diversos reglamentos y
decretos, basados en la antigua ley. Esta nueva Ley federal de Competencia
Económica también vino a sustituir la antigua Ley Antimonopolio de Abelardo
Rodríguez (19349 con las normas que luego vinieron a completarla.
Otro importante producto de legislación económica en tiempo del salinismo, fue la
Ley de Comercio exterior (1993), que, por ejemplo, prevé las cuotas
compensatorias en caso de que México sea víctima de prácticas desleales de
parte de otros países.

5.- SALUD Y ECOLOGÍA


En la rama de salubridad hubo gran actividad, cristalizando en la Ley General de
salud (1984) y luego la Ley de Salud del D.F. (1887). La proliferación del SIDA, en
este periodo colocó a las autoridades ante tareas nuevas, incluyendo las de
orientación general del público (este nuevo problema también requerirá de cierta
normas penales, como en el supuesto de contagio imprudencial).
El creciente interés del público por la materia ecológica, y la progresiva
involucración de ONGs al respecto, condujo hacia la promulgación de una tercera
Ley Federal sobre la ecología, la actual Ley General del Equilibrio Ecológico y la
Protección al Ambiente.
La pesca, ahora objeto de una propia secretaria de estado, ha sido reglamentada
varias veces desde la importante Ley de 1972, quitándose a la luz del neo-
liberalismo trabas a la iniciativa privada y algunos monopolios que habían tenido
cooperativas. En 1981 se publicaron normas vigentes para el Distrito federal,
contra la crueldad hacia los animales.

6.- RELACIONES ENTRE ESTADO E IGLESIA


A fines del 1991 el gobierno dio el gran paso, proponiendo una reforma AL Artículo
130 y a otros artículos constitucionales que habían albergado un radicalismo
anticlerical, con sorprendente facilidad, estas propuestas obtuvieron las mayorías
necesarias. Entre cosas, las iglesias recuperaron en esta forma su personalidad
jurídica (la cual, desde luego, también implica ciertas responsabilidades fiscales.
No hay miel sin hiel…).
Una Ley de asociaciones Religiosas y Culto Público de 1992 reglamenta ahora
esta delicada materia de la relación entre el Estado y las iglesias. Todas éstas
deben registrarse, y el poder ejecutivo decidirá hasta qué grado pueden tener
propiedades inmobiliarias.

7.- DERECHO FORENSE


En los últimos años se han presentado muchas reformas parciales en nuestros
códigos fundamentales sobre esta materia, pero generalmente se considera que,
en medio de la crisis, no es oportuna la elaboración de códigos completamente
nuevos.
Una innovación radical, empero, fue emprendida en nuestro sistema de amparo,
como consecuencia de la reforma al artículo 107 constitucional, que encontramos
en fecha 10 de agosto de 1987, que llevó hacia la reforma a la Ley de Amparo,
publicada el 5 de enero de 1988. Se trataba de un traslado fundamental del control
de legalidad hacia los Tribunales Colegiados de Circuito (actualmente, al
comienzo de 1998, más de ochenta), mientras que la Suprema Corte conserve
básicamente el control de la constitucionalidad, y la tarea de eliminar
contradicciones entre decisiones divergentes que lleguen desde el nivel de
circuito, además de gozar de una facultad de atraerse las controversias sobre su
legalidad que le parezcan de importancia especial.
Luego, en los primeros días, se presentó en esta materia un auténtico terremoto,
con la Reforma judicial de Zedillo. Los 26 Ministros de la S. Corte fueron
pensionados, y sustituidos por once ministros, ya no inamovibles sino nombrados
por 15 años. Todo lo referente a la supervisión y el nombramiento de los demás
jueces federales fue quitado a estos ministros, y entregados a un Consejo de
judicatura (en el cual el impacto directo del Poder Ejecutivo es mínimo).

8.- DERECHO PENAL


Como una de las promesas electorales de Miguel de la Madrid había sido la
moralización de la vida pública, al comienzo de su régimen se presentó un
conglomerado de nueva normas acerca de la responsabilidad de funcionarios
públicos. Se trataba de:
a) Una enmienda constitucional de los artículos 108 a 114 (todo el título IV), con
eliminación del jurado popular y la introducción del concepto de “servidores
públicos”.
b) Una nueva Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos (1982) de la
que resulta Inter alia que también los empleados del sector paraestatal son
“servidores públicos”.
c) Enmiendas al Código Penal distrital (también aplicables a casos federales).
d) La creación de una nueva secretaría de Estado, la Secretaria de Contraloría
general de la federación, como centro estratégico de la lucha respectiva.

Además, de la Madrid ordenó, el 10 de Diciembre de 1982, una Consulta nacional


sobre la Administración de la Justicia y la seguridad Pública, que luego dio lugar a
una nueva Ley Orgánica de la Procuraduría de la Republica (1983) y un nuevo
Código Federal de Procedimientos Penales.

Sin, embargo, el empeoramiento de la situación económica, y la penetración de


los intereses del narcotráfico en muchos niveles de la política y de la economía,
desde luego han tenido un impacto muy negativo en el desarrollo de la
criminalidad, a cuyo respecto las autoridades no perciben más que una punta del
icebeg: las victimas de delitos patrimoniales a menudo ya no presentan su
denuncias.
Un interesente paso ha sido la despenalización del cheque sin fondos. Una de las
grandes preocupaciones de nuestra procuraduría ha sido la lucha contra el
narcotráfico que, evidentemente, tiene su dimensión trasnacional, agraviada por el
nuevo sistema norteamericano de la “certificación”.

9.- DERECHO INTERNACIONAL PÚBLICO


Es importante para México que, desde 1987, el gobierno estadounidense deba
certificar anualmente si otros países colaboran lealmente con la lucha contra las
drogas, para que estos países puedan continuar gozando de ciertos favores
económicos; luego, el congreso estadounidense, en caso de tener dudas acerca
de la sinceridad de la política antidrogas del país en cuestión, puede anular esta
certificación, en cuyo caso la presidencia norteamericana puede declarar
eventualmente que, de todos modos, “por razones de Estado”, permitirá que siga
las medidas de apoyo económico.
México no pudo hacer mucho para suavizar el impacto de la Ley Simpson-Rodino
(1986) sobre nuestro “indocumentados” en Estados Unidos, que agravan nuestro
problema de desempleo, además de privarnos de las diversas que suelen
corresponder a las remesas desde los Estados unidos, a los familiares.
Es natural que México se haya acercado a los demás países latinoamericanos que
tienen grandes deudas externas (“Club de Cartagena”). Sin embargo, hasta ahora
han tenido a la presión por parte de ciertos grupos políticos para una repudiación
unilateral, aunque fuera parcial, de la deuda externa.
La situación política de Guatemala ha dado lugar a un importante influjo de
guatemaltecos hacia el sur de nuestro país; en parte viven en campos especiales,
para cuyo manejo estamos bajo cierta vigilancia de parte de la organización que
tienen la ONU para los refugiados.

10.- DERECHO AGRARIO


En 1991, salinas dio otra sorpresa, al tocar enérgicamente una institución
tradicionalmente considerada como “intocable”: el ejido. Modificó la Constitución
introduciendo una libertad mayor individual del campesino en su decisión de
quedarse dentro del sistema ejidal, o de sustituir sus derechos ejidales por formas
más tradicionales de propiedad y abriendo el campo para la inversión de parte de
sociedades anónimas, inclusive con participación extranjera, cuyo terrenos pueden
tener hasta 25 veces el tamaño máximo que la Ley ahora permite que individuos
tengan en propiedad: un cambio megatónico en esta materia: Nuevos tribunales
agrarios están actualmente ocupándose de la tarea, antes atribuida a la secretaría
de la Reforma Agraria, de dirimir las controversias agrarias pendientes.

11.- DERECHO LABORAL


La política del gobierno, hasta 1994 en las manos expertas del ministro Farell, se
enfrentaba a una tarea delicada: la de mantener la paz social a pesar de la
mengua del poder adquisitivo de los salarios mínimos, y en la fase de los “Pactos”,
la de convencer a la masa de la necesidad de la política antiinflacionario, con sus
topes de los aumentos salariales.
La Ley Simpson-Rodino hizo regresar a muchos indocumentados a nuestro país,
donde encontraron una economía en bajada, y una agricultura afectada por
precios oficiales nada favorables y a menudo, por graves daños ecológicos (como
en la Mixteca).

12.- PROTECCIÓN DEL COMSUMIDOR


La segunda Ley Federal de Protección al Consumidor (1992), más eficaz que su
predecesor de 1975, introduce en México el fenómeno de las acciones de grupo,
class action, que la Procuraduría federal de la Defensa del Consumidor puede
ejercer en representación de todo un grupo de consumidores, no individualmente
señalados.

13.- DERECHO CIVIL


Entre los nuevos códigos estatales destacan el de Quintana Roo, por su estructura
original, que recuerda el Código Civil Alemán. Este código hace un intento de
reglamentar el sistema del “tiempo compartido”. En Hidalgo (1983) y en Zacatecas
(1986) Ha prosperado la tendencia del derecho familiar de salir de los códigos
civiles, para tener un propio domicilio en Códigos familiares. (En Hidalgo el Código
Familiar queda incluso completado por un Código de Procedimientos Familiares.).

14.- DERECHO MERCANTIL


En materia bancaria, la tremenda lopezportillista que apareció 2l día 2 de
Septiembre de 1982, sobre la nacionalidad de las instituciones privadas de crédito
(con algunas excepciones), llevó hacia la trasformación de éstas en Sociedades
Nacionales de Crédito.
En ajuste al sistema norteamericano desaparecieron los “certificados de
inversión”, que establecían a favor del inventor un monopolio temporal menos
complejos que el otorgado por una patente.
En las nuevas normas sobre la propiedad industrial desapareció tácitamente la liga
obligatoria entre marcas extranjeras y nacionales, medida echeverrista que a
causa de las protestas por parte del mundo de los negocios, habían sido objeto se
suspensiones anuales; además, el plazo de protección en materia de inventos,
después de su reducción echeverrista de 15 a 10 años, fue de nuevo aumentado a
14 años.

CONCLUSIONES

En el presente trabajo realice un semblanza de manera general de las leyes que


han estado vigentes durante la vida de México, así como desde el comienzo de las
culturas precortesianas, cabe hacer mención que hace mucha falta en el quehacer
legislativo para promover leyes más justas y equitativas, es importante reflexionar
hoy en día del como realizar las leyes fiscales, las cual es el uno de los temas más
sonados en la actualidad y que creo que es un punto interesante para la vida de
México, pero esto se deberá tratar muy especialmente ya que estamos hasta el
tope de los gobierno y partidos que sólo buscan su beneficio personal, cuando
debería ser para el país, esto se les ha olvidado a los hombres que llevan las
riendas de la Administración Público que de uno o de otro modo nosotros lo
hemos puesto, esto será posible cundo se cambie la forma y estructura de la
políticas, en el presente trabajo vemos con claridad que han existido hombre
hombres concientes de libertad, de democracia y de justicia, pero la finalidad del
trabajo es que se comprenda del como se va concibiendo la cultura de Ley en
donde todos tenemos parte, y que cada día más se va moldeando por los
principios del ciudadano mexicano y que cada uno de nosotros nos toca llevarla a
cavo, para que México siga teniendo un Estado de Derecho.

BIBLIOGRAFÍA
Emilio O. Rabasa, Gloria Caballero, MEXICANO; ÉSTA ES TU CONSTITUCIÓN.,
Editorial, Miguel Ángel Porrúa, Octava Edición, México, 1993.

Ignacio Burgoa, EL JUICIO DE AMPARO, Edit. Porrúa, 3ª, edición, México, 1950.

Martha Morineau Idearte, Román Iglesias Gonzáles, DERECHO ROMANO, Edit.,


Harla, 2 da. Edición, México, 1992.

Guillermo F. Margadant S., INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA DEL DERECHO


MEXICANO, Editorial, Esfinge, decimoctava edición, México, 2001.