Vous êtes sur la page 1sur 2

MAMACHAP COCHARCAS

Mayrapaq:

Mamallay, Kay karu llaqtakunapim kachkani,


chayna hina uyayquitam paranu qawachkani
sonqoykitam maskaskani qina tapuchkani,
Imanasqa kay kausayqa kausaychu.

Qamchu nanayta qayamuranki,


Icha tayta wallalluchu yuraq chukchawan
llapa huaytakunanta sonqonman aparun,
icha huk runakuna allin kausayta pakarun.
Kaypim kachkani mamallay
Sonqoykitam maskani kausay kutimunanpa,
Tinyallawan llakikunata tukuyta munani,
waqrallawan qallin kausayta punkupi machkani
chayna mana imatapis ñoqa vidallaypi Kanchu.
Hinaptinsi,
Pillpintunu ancha takiykunata kausanaypa apamuranky
chayna qina kaptin,
mamallay qoyllor ñawiyki llapa waytakunta tusuchin
qinaptinsy orkuna qaparispa qanaq pachapaman qayamun ,
wallallupis sutiykita weqeywan quchata rurarun.
Chayna llapa waqeykunuwan ñankunata ruranky,
llapa kausay kayninta wasikunaman ninanu willanky
maquiykiwan llapa llakiykunata puyunu, qatun mayupi chinkachinky.

TRADUCCION

Para Mayra:

Madrecita mía, estoy en tierras que nunca debí haber conocido,


Pero eso no me impide evocar tu dulce rostro con olor a lluvia
Y preguntar a tu corazón,
porqué esta vida ya no es vida.
Acaso de tus manos brotó el dolor y el llanto
o el padre wallalu con su cabellera blanca
se llevó todas las flores hacia su corazón
y desde allí grita a todos los humanos de la tierra.
Estoy aquí nuevamente madrecita
buscando la profundidad de tu corazón para vivir
Y desde allí con mi tinya quiero acabar con el dolor,
con mi waqra busco felicidad en cada corazón humano
pero no los encuentro porque hoy vivo entre fantasmas.
Y cuando eso sucede,
tus ojos que brillan como estrellas en el firmamento
en el cielo los cerros recogen su lamento,
hasta el wallallu pronuncia tu nombre en su lago de flores
para que encuentres mi ser pero éste ya no quiere existir.
Allí madrecita, cantas como la torcaza para que vuelva a vivir,
mientras que los humanos siembran caminos y esperan
que tus manos vuelvan a reconstruir el sentimiento muerto,
cual fuego que se viene consumiendo en los pueblos
y quieres que las penas se vayan como nubes hacia los ríos.