Vous êtes sur la page 1sur 2

- 1 SOCRATES

T 1
l r
I
Hounnn
HUMANISMO
socRAT|co tambiénhonia, Tí esti
Véase

f ras un interésjuvenil por las cuestio- Por estemotivo, el problema lógico-meta-


I nes cientÍlicas.Sócratesconcentrósu fisico de la definicion conceptual (tí es-
atenciónen las protlemáticasdel hombre, ti), el aspectode la predicaciónsocrática
asumiendo como propia la famosa ins- más desarrolladapor Platón, es sólo una
cripción que domina el frontispicio del de las líneasde desarrolloque se originan
templo de Delfos: Conócetea ti mismo. en sÓcrates,aunquedestacapor ser la más
De hecho,el diálogosocráticoconsistíaen importante. Un numeroso grupo de dis-
un examendel alma: las preguntasque él cínulos. los denominadossocraticosme-
planteabaa sus ciudadanosa través de la nores,prefirió interesarsepor los conteni-
mayéutica (+) eran, sobretodo, de tipo dos éticos y humanÍsticos del maestro,
ético-educativo,y sólo secundariamente desarrollandotemasque, en el transcurrir
de naturalezalógica. de dos generaciones, fueron retomadospor
Tal como cuenta Platón, <todo aquel que las escuelashelenísticas(-).
se ponga arazorr r con é1,cualquieraque
sea el argumento tratado, es arrastradoa En realidad,en toda la entera historia del
las espiralesdel discurso e, inevitable- pensamientono puede datarsela exis-
mente,estáobligadoa seguiradelantehas- tencia de ningún otro filósofo que haya
ta que no lleguea ser conscientede si mis- gozadode un mayor número de acólitos
mo y a decir de qué forma vive y de qué y de más diversa orientación. AntÍstines,
forma ha vivido>. por ejemplo,llevó a extremosnegativos
Los sofistas (---) ya habian anticipado es- la desconfianzasocráticacon respectoa
ta tendenciahacia la antropología (estudio la búsquedadel placer (que se debeacep-
de los problemasdel hombre), aunquesus tar sólo cuando no contradicela razón),
intereseshumanísticosadolecíande una y anticipó temas del cinismo, enfatizan-
fuerte indiferencia éticay de una postura do la autarquía ('->),la capacidadde au-
escéptica.Por el contrario,lo que impre- todominio, de soportar las fatigasy de
sionó enormementea los contemporáneos bastarsea uno mismo. De estaforma, lle-
fue la firme voluntad de Sócratesde unir gó a afirmacionesextremadamentera-
íntimamenteel discursoteóncosobrelavir- dicalescomo las que a continuaciónse
tud con suseleccionesde vida personales. cita: <Preferiríaenloquecera sentir pla-
cer>; <La carenciade gloria es un bienu,
Las vicisitudesque en el año 399 a.C. lle- <Si tuviesea Afrodita entre las manos,la
varon a su incriminación (por los delitos matarÍa>.
de corrupción de los jóvenesy por la in- Por otra parte,Aristipos interpretó las en-
troducción en la ciudad de divinidadesex- señanzasde Sócratesen un sentido dia-
tranjeras)y, sobre todo, su serenaacepta- metralmentecontrario:sostenÍaque el pla-
ción de la condena a muerte, tan dura cer, en cualquierade sus formas, siempre
como injusta, supusieron un aconteci- esun bien y siempreha de buscarsede for-
miento decisivo en toda la filosofía occi- ma activa, lo que constituye una antici-
dental y el primer momento de contacto pación del hedonismopredicadopor el epi-
entre filosofíay coherenciade vid,a('--,¡. cureísmo (--+).

78
SOCRATES

SócratesbebeIa cicu-
Lastresimágenesreproducidas en es- ta, de G. L. David
ta página,la versión neoclásicadel (1810).Por la cohe-
rencn con que aceptó
la muerte según sus
propias ideas,la figu-
ra de Sócratesha sido
asumida por la tradi-
Sonimágenesque ilustran mucho ción como la del ver-
másel interésde la llustración (+) dadero filósofo. A
p o r l a p e d a g o g í(a+ ¡ O u . l a p r o b a - c-onsecuencia de ello, la figura del pensador (de cuyasverda-
ble realidaddel verdaderoSóirares. deras do^ctrinassabemos,in realidad, muy poco) ira queda-
Ciertamente,están muy alejadasde do transformadaen un sÍmbolo ambiguo,'del que cadá epo-
la irreverenteimagen antigua del ca ha elaboradouna variante propia.
Sócratessilénico(-). Asimrsmo, en
los diálogosplatónicos,
Sócrates nuncadeja de
ser un personajetur-
bador,capazde asom-
brar con comporta-
mientosalejadosde la
n o r m a .P o r e i e m p l o ,
Plarónnarra lá deipe-
didade los familia¡es
antesde la ejecuciónen
términosmuy diferen-
tes de cómo lo hace
Canova,quien trans-
formaal filósofo griego
en un afectuosopadre
de familia.

Arriba,A. Canova,5ó-
crates bebe la cicuta
(1787).Abajo,A Cano-
va,Sócrates sedespid,e de
suslamíliares( I 787). En
la nanaciónde Platón se
muestraclaramente la
indolenciade Sócrates
por el llanto de los fami-
liares,a quienesdedica
pocasy rápidaspalabras,
puesdeseaquedarsecon
los verdaderoscompa-
ñerosde su vida.

79