Vous êtes sur la page 1sur 1

¿CREATIVO Ó INNOVADOR?

El ser humano por naturaleza es generador de ideas, y éstas constituyen el insumo


principal para lograr innovaciones. Es indispensable manejar muchas de ellas para que
pueda concretarse una innovación. Ideas que provienen del entorno inmediato, que surgen
como producto de comentarios, de la observación atenta de productos existentes o aquellas
que proceden directamente del interior de la mente humana. Para Hubert Jaoui, la
creatividad “es la capacidad de resolver problemas”, pero debe agregarse a ello la fluidez y
originalidad para hacerlo. No siempre se puede decir que después de la creatividad se
desencadena una innovación. Se puede ser innovador a pesar de no tener creatividad; sin
embargo, son más exitosos aquellos que llevan una mezcla de ambas cosas. ¿Y cómo
podemos saber qué tipo de persona somos? Una persona creativa se reconoce por tener un
perfil artístico, lo cual se demuestra con sus productos. Característica primordial es ser uno
mismo, saber escuchar, estar motivado y no temer a los desafíos, soñador, alegre, curioso,
sensible, con sentido crítico y de la estética, autosuficiente, dinámico, con mucha confianza
en sí mismo y ganas de triunfar. Creer en la interdisciplinariedad, dudar de sus propias
soluciones y aceptar las críticas, es fundamental para ser creativo. La creatividad no se
impone, comienza con la convicción del ser humano de poder explorar terreno
desconocido, asumiendo riesgos sin ningún tipo de temor. Para innovar es necesario ser
observador, compartir ideas, centrarse en algo específico (no querer abarcar varias cosas a
la vez), y sobre todo, ser persistente. ¿Reúne usted cualidades que definen a un ser creativo
e/o innovador? Descúbralo y comience a ser protagonista en la construcción de un
verdadero camino hacia la competitividad.