Vous êtes sur la page 1sur 7

Prelación de créditos

Causas de preferencia y clases de


créditos
Créditos preferenciales
Primera clase: tienen privilegio
Segunda clase: tienen privilegio
Tercera clase: tienen hipoteca
Cuarta clase: tienen privilegio

Créditos no preferenciales
Quinta clase: quirografarios o comunes, no
tienen privilegio ni hipoteca.

1
Preferencia (1-2)

Ciertos créditos gozan de preferencia y ello


constituye una excepción al principio general de
igualdad de los acreedores.
Las preferencias de las que gozan ciertos créditos,
determinan que un crédito se pague con antelación a
otro. Las preferencias deben interpretarse
restrictivamente, lo cual da lugar a que no sea
procedente su aplicación analógica. En este sentido
se pronuncia el artículo 2508 del Código Civil,
cuando expresa que la ley no reconoce otras causas
de preferencia que las instituidas en los artículos que
le preceden.

Preferencia (2-2)

Las causas de preferencia son solamente el


privilegio y la hipoteca. Estas causas son
inherentes a los créditos, para cuya
seguridad se han establecido, y pasan con
ellos a todas las personas que los adquieren
por cesión, subrogación o de otra manera
(Art. 2493 C. C.)

2
Clasificación de las preferencias
Tomado de León Darío Cadavid Gaviria,
Derecho civil obligaciones, McGraw-Hill,
Bogotá D. C., 2000, págs. 321 y 322
•Preferencias generales
•Preferencias especiales

Preferencias generales
• Son aquellas que pueden hacerse efectivas (o afectan) todos los
bienes embargables del deudor, cualquiera que ellos sean
(artículos 2496 inciso 1y 2506 del Código Civil) pero no dan
derecho de persecución contra terceros. Tienen preferencia
general los créditos de primera y cuarta clases.
Por ejemplo, los créditos de primera o cuarta clase gozan de la
respectiva preferencia, cualquiera que sea el bien embargable
sobre el cual se persiga su pago. Afectan por tanto también a
los bienes destinados al pago de los créditos de segunda y
tercera clases. No dan derecho de persecución en el sentido que
a medida que ellos van saliendo del patrimonio del deudor
dejan de estar afectados a la prenda general de los acreedores.

3
Preferencias especiales
• Son aquellas que sólo afectan (o sólo pueden hacerse efectivas en)
determinados bienes embargables del deudor, en forma tal que el
acreedor sólo goza de tal preferencia especial cuando persigue el
bien especifico y no cuando persigue otros. Tienen preferencias
especiales los créditos de segunda y tercera clases.
Por ejemplo, el crédito del posadero sólo goza de preferencia
cuando este pretende obtener el pago de su crédito sobre los
bienes introducidos por el huésped a la posada. El crédito del
transportador sólo goza de preferencia cuando persigue el pago
de su crédito sobre la mercancía transportada. El crédito del
acreedor prendario, sea esta con o sin tenencia, sólo goza de
preferencia cuando persigue el pago de su crédito sobre el bien
afectado a la prenda. El acreedor hipotecario sólo tiene
preferencia cuando persigue el pago de su crédito sobre el
inmueble hipotecado.

Preferencias especiales

Por ejemplo, si en el ejercicio de la acción real


hipotecaria es rematada la casa y el producto del remate
no alcanza a cubrir totalmente el crédito hipotecario, tal
acreedor, en ejercicio de la acción personal (no de la real
que ya se agoto) puede perseguir el pago del saldo
insoluto en los demás bienes embargables del deudor,
pero ya como un acreedor común o quirografario de la
quinta clase.

4
Créditos de primera clase
1. Créditos laborales
2. Créditos por las costas judiciales que se causen
en interés general de los acreedores
3. Créditos por las expensas funerales necesarias
del deudor difunto
4. Créditos por los gastos de la enfermedad de que
haya fallecido el deudor
5. Créditos por suministros alimentarios
6. Créditos fiscales por impuestos devengados
7. Créditos del damnificado contra el asegurado y
créditos del beneficiario del seguro de vida
contra el asegurador en liquidación obligatoria

Créditos de segunda clase


1. Créditos del posadero u hotelero
2. Créditos del transportador contra el
remitente
3. Créditos del acreedor prendario con o sin
tenencia.
4. Créditos del comisionista

5
Créditos de tercera clase
A esta clase corresponden los créditos
hipotecarios, según lo expresado por
el artículo 2499 C. C.

Es importante tener en cuenta que el


derecho real de hipoteca podrá recaer
sobre bienes inmuebles, sobre naves
y aeronaves

Créditos de cuarta clase


Estos créditos aparecen relacionados en el
artículo 2502 del C.C., del cual los numerales 3 y
6 fueron derogados por el Decreto 2820 de 1974,
artículo 70.
Los créditos de cuarta clase sólo tienen lugar
después de cubiertos los de las tres primeras
clases de cualquier fecha que estos sean. La Ley
1116 de 2006 (nueva ley de insolvencia) agregó
aquí los de los proveedores de materias primas e
insumos para la producción o prestación de
servicios del deudor

6
Créditos de quinta clase

Los créditos pertenecientes a esta clase


son denominados quirografarios o
comunes, no gozan de ninguna causa de
preferencia y se pagan sobre el remanente
de la masa de bienes del deudor.
De los créditos de quinta clase forma parte
lo que no se haya pagado de los de
segunda y tercera clase.