Vous êtes sur la page 1sur 5

V ACERCA DEL MAL LLAMADO ABORTO

TERAPÉUTICO Y DE LA MUERTE INDIRECTA DEL


EMBRIÓN (ABORTO INDIRECTO)
V La vida humana empieza con la concepción. La genética
demuestra que desde el momento que el ovulo es
fecundado, se inaugura una nueva vida, se trata de un
nuevo ser humano que se desarrolla por sí mismo, pues
su ADN es distinto del de sus progenitores.
V El aborto, es decir la muerte provocada de un individuo
humano en las primeras etapas de su vida, es siempre un
acto moralmente malo.
V El principio ético de vigencia universal según el cual ³el
fin no justifica los medios´ debe estar presente en
cualquier circunstancia.
V Provocar abortos para evitar muertes maternas es tan
contradictorio como combatir la muerte ocasionando la
muerte.
V ABORTO TERAPÉUTICO:
V Se ha ideado al expresión aborto terapéutico para hablar de la
interrupción de la vida del niño por ³cuidar´ la salud o la vida
de la madre. Con esa expresión se da a entender que el
cirujano puede matar al niño con el fin de salvar a la madre.
Sin embargo es necesario aclarar que el mal llamado aborto
terapéutico, en realidad difiere mucho de una terapia. Abortar
no es terapia indicada para ninguna enfermedad humana; el
niño en el vientre de la madre no es un virus, ni una bacteria
que tengamos que eliminar para curar a la madre.

V Persigue en forma deliberada y directa matar al niño que está


siendo gestado.

V Es ilícito pues constituye el asesinato directo de un ser


humano inocente.
V §  
  §     
 
 
V § rt  rión    tr  tr
, s c
scc
 t  r     tr t  t
é c
, cy f     

s  t r   ñ
q stá s 
gst 
s 
cr r   r
gst t q stá gr t fr .

V S   s t c
s   s q c
rr  gr
    
 r y t  é    ñ
 

q s   c


ctú tt 
s  r  
s    s 
s   s,
rcrí   s. E t s c s
s   c
 ct r 
  ³ r c
 
 fct
´ q st c 
s g t:
Es ét c  trc  q rúrg c   q s s g 
s
fct
s, 

(s  r     h j

   r) y
tr

 
(rt  
 
s 
s), s s    c
 c
s:
V. Que el fin del cirujano sea obtener un efecto bueno (salar a
la adre o salar a su hijo) y se liite a eritir o tolerar el
alo (la uerte de uno de los dos).
2. Que la uerte no se busque ni coo fin ni coo edio,
aunque se eea coo consecuencia ineitable.
3. Que el efecto ieo e inediato que se o onga el
ciujano sea sala una de las dos idas, y la uee de uno
de los dos s lo se olee con disguso o desagado y jaás
se la quiea.
4. Que exise una causa o ocionadaene gae aa acua
la uencia de la o eaci n).
. Que no exisa oo edio eficaz aa conseui sala las dos
idas.
V No es oalene ilício en la edida de que se haa odo
lo osible o ala abién la ida del niño.

Centres d'intérêt liés