Vous êtes sur la page 1sur 3

EMILIO O LA EDUCACION

JUAN JACOBO ROUSSEAU


RESUMEN
J. JAVIER ELIZARRARÁS MONROY

Es el caso del “Emilio”, una obra consagrada a la manera de educar al


niño y que piense y actúe como niño, de tal forma que una educación pensada
en términos de adulto necesariamente le resulta impropia e inaplicable.

Rousseau afirma que a los hombres los endurece la educación,


nacemos débiles y por ello necesitamos de fuerzas, de asistencia y de
inteligencia. Todo cuanto nos falta al nacer, y cuanto necesitamos siendo
adultos, se lo debemos a la educación.

En este primer libro el “Emilio” encontramos que su temática gira


alrededor del niño, el niño que no articula clara y adecuadamente el lenguaje
de sus mayores.

Rousseau insiste en seguir la naturaleza. Dice en su primer párrafo “todo


sale perfecto del autor de la naturaleza; en las del hombre todo degenera…” de tal
manera que recomienda sujetarse a las necesidades naturales y obrar, siempre
que se pueda, por uno mismo, sin pedir ayuda innecesaria.
“Todo lo que necesitamos siendo adultos, se lo debemos a la educación. La
educación es efecto de la naturaleza, de los hombres, o de las cosas…” La educación
es un arte. Tenemos disposiciones primitivas que consisten en que nacemos
sensibles y, desde que nacemos, excitan en nosotros diferentes impresiones
los objetos que nos rodean; luego que tenemos conciencia de nuestras
sensaciones, aspiramos a poseer o evitar los objetos que las producen según
nos gusten o desagraden. Estas disposiciones de simpatía o antipatía crecen y
se fortifican a medida que aumenta nuestra sensibilidad y nuestra inteligencia,
pero nuestros hábitos modifican nuestras opiniones, por lo que menciona
Rousseau que deberemos dejar actuar a la naturaleza.

Para Rousseau, hay tres tipos de educación: la educación de la


naturaleza (desarrollo de nuestros órganos y de nuestras facultades innatas),
ésta educación no depende de nosotros, pues está determinada desde el
momento de la concepción1. La educación de los hombres (el uso que, de los
mayores, aprendemos a darles a nuestros órganos y facultades), es el cambio
propio de la labor del maestro, y depende plenamente de la relación que se
establece entre el preceptor y su discípulo. La educación de las cosas (la
experiencia que tenemos que tenemos de los objetos que nos afectan); ésta
está sujeta, en mayor o menor grado, al azar y directamente relacionada con
las experiencias vivénciales del niño.

La educación es un arte, y por tanto, depende menos de los


conocimientos del preceptor que de su ingenio y habilidad para transmitirlos, y
para ganarse la buena voluntad de su discípulo.

“La educación primera es la que mas importa, y esta sin disputa compete a las
mujeres; si el autor de la naturaleza hubiera querido fiársela a los hombres, les hubiera
dado leche para criar a los niños”. La verdadera nodriza es la madre y el
verdadero preceptor es el padre, por lo que opina Rousseau que quienes no
puedan o no quieren encargarse de la crianza y formación de sus hijos, deben
renunciar a sus derechos de padre a favor de otro que sí esté dispuesto. Un
preceptor que realice su función desinteresadamente y se convierta en el mejor
amigo (en el sentido amplio de la palabra) de su discípulo, por lo que a cada
preceptor debería corresponderle un solo discípulo, y cada discípulo, un solo
preceptor.

La educación natural debe hacer al hombre apto para todas las


condiciones humanas. Debe honrar a sus padres, pero solo a su ayo debe
obedecer.

Los primeros años de vida de un niño hay que dedicarlos


exclusivamente a formar al infante en las necesidades naturales: se le enseña
a obedecer solo por necesidad, no por temor, y a no pedir lo que pueda obtener
por sí mismo. “la educación del niño comienza desde su nacimiento, y debe impedirse
que adquiera hábitos de los cuales pudiera llegar a ser esclavo. Hay necesidad de

1
Rousseau menciona desde el nacimiento, pero considero que quiso decir desde el momento
de la concepción, ya que es en ese momento donde se determina las características del
desarrollo orgánico.
colocarlo en estado de ser siempre dueño de sí mismo y hacer en todas las cosas su
voluntad” Casi al mismo tiempo aprende el niño a hablar, a comer y andar.

OPINION PERSONAL

La obra el Emilio o de la Educación, esta enfocada al descubrimiento del


niño, es decir, el descubrimiento de que el niño existe como un ser
sustancialmente distinto del adulto y sujeto a sus propias leyes de evolución, en
donde cada edad y cada etapa de su vida tiene su peculiar madurez y
característica educativa, en donde es necesario dejar a la naturaleza el
desarrollo de la educación.

Podríamos decir que para Rousseau; la enseñanza del niño durante su


desarrollo es necesario la observación y la experimentación. Todo lo demás lo
adquiere por inducción.

La educación deberá estar basada en la libertad desde el nacimiento, y


se deberá evitar que adquiera hábitos de los cuales pudiera llegar a ser
esclavo; resaltando la importancia de la figura materna en esta etapa de
desarrollo del infante, mencionando que las obligaciones deben ser reciprocas.

Al dejar que los niños manipulen todo (por naturaleza son


investigadores) dentro de su libertad, facilitará su aprendizaje.

Para finalizar: Rousseau concibe a la educación desde el punto de vista


integral, total, libre, gradual, natural y humana, donde el infante adquiere los
cimientos de una educación que le permite desarrollarse como ente libre,
pensante y actuante, capaz de afrontar con éxito los nuevos conocimientos.